Connect with us

Policial

Delincuentes asesinaron a un policía federal y a un pasajero durante un asalto a un colectivo en Barracas

Avatar

Published

on

Ocurrió arriba de un coche de la línea 100. El efectivo murió de al menos dos disparos. Otro de los usuarios del servicio resultó herido y permanece internado

Un policía federal y un pasajero fueron asesinados a balazos, minutos antes de la medianoche de ayer, durante un violento asalto a un colectivo en pleno barrio porteño de Barracas. En medio del tiroteo arriba de la unidad, otro de los usuarios resultó herido y permanece internado, según confirmaron fuentes policiales a Infobae.

Todo ocurrió en la calle Vieytes, entre Quinquela Martín y Suárez, a las 23:40, en el coche 4845 de la línea 100. De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, dos delincuentes subieron al colectivo y amenazaron al chofer y a los pasajeros que estaban en la parte delantera con la intención de robarlos. Segundos después, uno de los ladrones se dirigió al fondo y sacó un arma para asaltar al resto de los usuarios del servicio.

La víctima tenía 28 añosLa víctima tenía 28 años

Fue entonces que el oficial, ubicado en la parte media trasera izquierda del colectivo, se incorporó del asiento y se identificó como policía para evitar el robo. Justo en ese momento se desató la balacera. “Apenas dio a conocerse empezó la balacera. Ahí empezaron a los tiros y me agaché para cubrirme”, relató Pablo, el chofer del colectivo. “Están todos regalados, esto es un asalto”, gritaron los delincuentes apenas subieron a la unidad, de acuerdo con lo que contó el colectivero en diálogo con TN.

Esteban Lagos, el oficial asesinadoEsteban Lagos, el oficial asesinado

Luego del intercambio de disparos, uno de los ladrones escapó por la parte trasera, mientras que el otro quedó al lado del conductor. “Me empezó a amenazar con el arma para decirme que le abriera la puerta porque yo había puesto en marcha el colectivo pero debía esperar a que se detuviera para poder abrirle. Fue por eso que no me disparó”, agregó Pablo. De acuerdo con el testigo, uno de los delincuentes -el que escapó por el fondo- es un hombre de unos 45 años. El otro sería un joven de no más de 30. “Gracias al policía estamos vivos”, expresó.

El oficial Lagos tenía 28 añosEl oficial Lagos tenía 28 años

Las primeras informaciones señalan que el delincuente le disparó al menos dos veces al efectivo –uno de los tiros dio en la espalda– mientras que los otros dos civiles resultaron heridos en medio del tiroteo. En cuanto al otro pasajero muerto, trascendió que se trata de un hombre de 43 años, identificado como Roberto Juan Bonifacio, un barrendero con domicilio en la localidad bonaerense de Sarandí. Aún se desconoce si todos los disparos salieron de la misma arma. De acuerdo con Pablo, el herido comenzó a moverse de un lado para el otro dentro de la unidad. “El otro señor se sentaba, se acostaba. Pensamos que había convulsionado. Después nos enteramos que también murió”, lamentó el chofer. “Hoy ya sé que si salgo no sé si vuelvo”, añadió.

El policía murió al poco tiempo en el hospital Churruca, mientras que uno de los pasajeros perdió la vida en el Argerich. El otro permanece internado tras recibir un disparo en el pie, aunque fuera de peligro.

Se desempañaba en la División MitreSe desempañaba en la División Mitre

Luego del asalto, los delincuentes se dieron a la fuga mientras que el chofer se acercó con los heridos hasta la comisaría vecinal 4D, en la calle California al 1850. Desde allí fueron derivados a los distintos centros de salud por personal del SAME. De acuerdo con lo que pudo saber Infobae, el uniformado asesinado fue identificado como Esteban Nicolás Lagos, un joven de 28 años integrante de la División Mitre de la Policía Federal (PFA) con domicilio en la localidad bonaerense de Ezpeleta e integrante de la fuerza desde el año 2017.

Play

El momento en que uno de los pasajeros heridos ingresa al Argerich

La causa fue calificada como doble homicidio en ocasión de robo, disparo de arma y lesiones. Intervino la Fiscalía Criminal y Correccional Nro 12 a cargo del fiscal Martín López Ferrando. Los imputados son dos hombres mayores de edad, cuya identidad aún no fue establecida.

El oficial Lagos estaba en la fuerza desde 2017El oficial Lagos estaba en la fuerza desde 2017

Otro crimen de un policía federal en menos de una semana

El crimen del oficial Lagos ocurrió a solo cinco días de la brutal muerte del policía Diego Di Giacomo (29), asesinado también a balazos cuando se enfrentó a cuatro delincuentes que quisieron asaltar una heladera en Ramos Mejía.

Según se puede observar en los videos de las cámaras de seguridad, se registró un fuerte tiroteo entre el efectivo y la banda. Luego del ataque, los ladrones se dieron a la fuga, mientras que Di Giacomo fue trasladado a un centro de salud de la zona, pero falleció en la ambulancia camino al hospital. De acuerdo con testigos, se escucharon al menos 15 disparos.

El hecho ocurrió en la heladería “Bianca”, ubicada en Pedro Bonifacio Palacios al 500, donde los delincuentes ingresaron armados. En ese momento, el cabo Di Giacomo, de 29 años, quien se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la PFA y se encontraba en el comercio en el que trabaja su madre, franco de servicio y vestido de civil, dio la voz de alto y se identificó como policía. Fue entonces que se desató el infernal tiroteo.

Todo terminaría con Di Giacomo con tres impactos de bala en el cuerpo: uno de los disparos le perforó el pecho. Los delincuentes rápidamente se escaparon a bordo de un Volkswagen Golf azul, mientras que la víctima tuvo que ser trasladada de urgencia al Policlínico de San Justo, donde antes de llegar falleció debido a la herida en el tórax y en la pierna izquierda, confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

El antecedente en Palermo

Otro crimen que causó conmoción ocurrió hace menos de un mes. La víctima fue el inspector Juan Pablo Roldán, jefe de Servicio en las instalaciones del Cuerpo Policial Montada de la PFA, quien fue asesinado frente al museo Malba, en pleno barrio porteño de Palermo.

Sucedió a plena luz del día y a la vista de un grupo de gente que tomaba algo en la vereda de un bar y todo quedó registrado por varias cámaras de seguridad ubicadas en la esquina donde se dio el hecho. En las imágenes se observa cómo el asesino -identificado como Rodrigo Roza- primero se para al lado de dos clientes de un bar y empieza a gritar frases incoherentes, mientras esgrimía un cuchillo que llevaba oculto en su mochila. Esto obligó a la intervención de dos efectivos de la Policía Federal. Uno de ellos, el inspector Roldán.

Cuando el uniformado se acercó a Roza para controlar la situación, el hombre empuñó el cuchillo y comenzó a atacarlo. Pese a eso, el inspector no quiso disparar de inmediato para repeler el ataque. Sin embargo, después efectuó algunos tiros al ver que el hombre no cesaba en su intento de herirlo. Según lo que se observa, el inspector disparó hacia el piso y las piernas del atacante para tratar de evitar causarle un daño mayor a él y al resto de personas que observaban la escena. Algunos de los disparos llegaron a impactar en el agresor, quien a su vez quedó tendido en el pavimento de la avenida Figueroa Alcorta. Un día después, Roza murió en el hospital Fernández por impactos recibidos en la pierna y el hígado. Roldán perdió la vida tras recibir varias puñaladas. Una de ellas en el corazón. Con estos tres efectivos asesinados, ya son 21 los policías desde distintas fuerzas que perdieron la vida en lo que va del año.

FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

Trágico choque frontal en la ruta camino a la Costa Atlántica: dos jóvenes de La Plata murieron y otra perdió un embarazo

Avatar

Published

on

Ocurrió el viernes por la noche en la Ruta 56, a la altura de General Conesa. Las víctimas tenían 26 años. Las otras dos amigas, una de las cuales cursaba un embarazo de 33 semanas, y los tres ocupantes del otro auto continúan internados en grave estado

En el accidente fallecieron dos jóvenes y resultaron heridas otras cinco personas

Este viernes por la noche, dos jóvenes de 26 años murieron y otras cinco personas resultaron gravemente heridas en un trágico accidente entre dos autos en la Ruta 56 a la altura del partido bonaerense de General Conesa. El accidente, el segundo en 24 horas, ocurre en el comienzo del fin de semana largo que atrajo a un gran caudal de turistas a las distintas playas de la Costa Atlántica, habilitada desde el 1° de noviembre para propietarios de casas “no residentes” después de meses de cierre por la pandemia de coronavirus.

El choque ocurrió cerca de las 22 horas, cuando un Renault Clio blanco con cuatro ocupantes impactó de frente, por causas que aún se investigan, con un Volkswagen Fox rojo en el que viajaba una familia. Sucedió en el kilómetro 5 de la ruta que une General Conesa con el partido de Madariaga.

Charo Alvarez Amado (26), Sofía Duró (26), Florencia Barrios (26) y Micaela Crino Pacher (25) en un viaje hace unos años: las dos primeras murieron este viernes en el accidente
Charo Alvarez Amado (26), Sofía Duró (26), Florencia Barrios (26) y Micaela Crino Pacher (25) en un viaje hace unos años: las dos primeras murieron este viernes en el accidente

En el Clio viajaban cuatro jóvenes oriundas de La Plata que habían tomado la ruta por la tarde, cerca de las 18, y se dirigían a Pinamar, donde las esperaba una quinta amiga, según informó el diario El Día, para pasar juntas todo el fin de semana. La conductora del vehículo, identificada como Sofía Duró, de 26 años, murió en el acto, así cómo también la joven que ocupaba el asiento del acompañante, identificada como Charo Álvarez Amado, de la misma edad.

En el asiento trasero viajaban Micaela Crino Pacher, de 25 años, y Florencia Barrios, de 26, que debieron ser trasladadas de urgencia al Hospital Ana Rosa Gutiérrez de Madariaga.

El accidente se produjo cerca de las 22 del viernes en el kilóemtro 5 de la Ruta 56, a la altura de General ConesaEl accidente se produjo cerca de las 22 del viernes en el kilóemtro 5 de la Ruta 56, a la altura de General Conesa

Barrios, que cursaba un embarazo de alrededor de 33 semanas, debió luego ser trasladada con múltiples fracturas de húmero, tibia y pelvis al Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, donde los médicos realizaron una cesárea de urgencia y constataron la pérdida del bebé a causa de las heridas que sufrió la joven en el accidente. Crino Pacher también debió ser derivada luego a un centro de alta complejidad en la misma ciudad balnearia.

En el Fox, en tanto, viajaban tres miembros de una familia con domicilio en la ciudad bonaerense de San Isidro que regresaban de la Costa hacia su ciudad. El conductor, identificado como Juan Manuel Luder, de 26 años, junto a su hermana, María Luder, de 25 y María Silvina D’amico, de 61, fueron rescatados entre los fierros del vehículo y trasladados al Hospital San Roque de Dolores donde se encontraban internados en terapia intensiva.

Charo Álvarez Amado, una de las jóvenes fallecidas, era estudiante de Arquitectura y actrizCharo Álvarez Amado, una de las jóvenes fallecidas, era estudiante de Arquitectura y actriz

Luego de que los rescatistas lograron trasladar a todos los heridos, los peritos de la Policía Científica realizaron distintas mediciones en el lugar para evaluar el estado de la cinta asfáltica del lugar donde se produo el impacto y en qué circunstancias ocurrió el accidente que, según informó la prensa local, habría ocurrido sentido a Conesa, en la mano contraria a la que circulaban las jóvenes.

La investigación quedó en manos del fiscal Diego Torres a cargo de la Fiscalía N°3 de Dolores“A Sofi la cargábamos por lo despacito que manejaba. Salieron a las 5 de la tarde. Era tardísimo y seguían en la ruta, por eso no entendemos qué pudo haber pasado”, contó una amiga del grupo en diálogo con el diario El Día. Los cuerpos de Duró y Álvarez Amado fueron trasladados a la Morgue del Hospital San Roque de Dolores, donde este sábado se realizaron las autopsias.

Sofía Duró, la conductora del Clio, era estudiante de la carrera de ProcuradorSofía Duró, la conductora del Clio, era estudiante de la carrera de Procurador

El tramo de 62 kilómetros donde ocurrió el accidente es una ruta de una única mano para ambos sentidos, con múltiples curvas y de mucho tránsito en temporada alta, ya que es paso obligado para viajar desde Buenos Aires hasta Pinamar o Villa Gesell, y es conocido como el “camino de la muerte”. Desde hace tres años, la Ruta 56 está en obra para su transformación en autovía, que este año se interrumpió hasta septiembre por problemas con la empresa constructora y se calcula que estará terminada recién en noviembre de 2021.

Las cuatro jóvenes que viajaban en el Clio eran ex alumnas del tradicional Colegio Corazón Eucarístico de Jesús, donde habían compartido juntas toda su educación desde el jardín de infantes. Varias de ellas también habían compartido algunos años como jugadoras de hockey amateur en el club San Luis de La Plata. Charo Álvarez Amado, una de las jóvenes que perdió la vida, era estudiante de Arquitectura, actriz y tenía un emprendimiento gastronómico en La Plata junto a su novio. Sofía Duró, que iba al volante, cursaba el tercer año de la carrera de Procurador en la Universidad Siglo 21.

“Con mucho dolor, consternación y tristeza la comunidad del Colegio Corazón Eucarístico de Jesús despide a sus ex alumnas Charo Álvarez Amado y Sofía Duró, y pide una oración por su eterno descanso”, señalaron en un comunicado desde las institución donde las jóvenes se hicieron amigas. “Los recuerdos de sus pasos por nuestro querido Colegio siempre estarán en todos nosotros”, agregaron en la publicación en la que también pidieron por la recuperación de Barrios y Crino Pacher.

El comunicado del colegio donde se conocieron las jóvenesEl comunicado del colegio donde se conocieron las jóvenes

El intendente de La Plata, Julio Garro, también utilizó sus redes sociales para enviar un mensaje a las familias de las víctimas: “En este momento tan doloroso, envío mis condolencias a las familias y amigos de los jóvenes platenses que fallecieron en un accidente de tránsito anoche cuando iban hacia Pinamar. Fuerzas para todos, especialmente para las jóvenes que se están recuperando. Tanto yo como mi equipo estamos a disposición de las familias para acompañarlas en lo que necesiten. Sepan que cuentan con nosotros”.

Se trata del segundo accidente fatal en el fin de semana camino a la Costa Atlántica. El jueves por la tarde, a la altura del kilómetro 386 de la Ruta 11, donde se encuentra el barrio privado Costa Esmeralda, chocaron de frente un VW Gol de color negro y un auto marca Chevrolet Cruze bordó, también en un tramo de única mano, donde fallecieron dos jóvenes oriundos de Madariaga identificados como Francisco Hollman y Matías Iturralde.

FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

La usurpación en Cariló que no deja de hacer ruido en Mar del Plata

Avatar

Published

on

El sonoro escándalo ocurrido a partir de la usurpación de una lujosa vivienda en la localidad costera pone en el centro de la escena personajes vinculados a nuestra ciudad denunciados con anterioridad.

Un escándalo que tomó ribetes nacionales fue el que involucró la usurpación de una importante vivienda de Pinamar y la vinculación de los imputados con la actividad política. De hecho todas las miradas se posaron en la gruesa figura de Mauricio Ríos, conocido empresario marplatense que supo explotar un balneario local, desarrollar relaciones cercanas con el ex intendente Carlos Fernando Arroyo y ser el propietario de un establecimiento gastronómico conocido como «Lo de Mauri» que fuese clausurado por falta de habilitación y graves problemas bromatológicos.

 Ríos, de quien se sospecha que puede ser testaferro de Rudy Ulloa, ex chofer de Néstor Kirchner, devenido en millonario, era quien se encontraba en posesión del inmueble usurpado y al momento de ordenarse su salida esgrimió documentación apócrifa con la que intentaba hacer valer sus derechos sobre el bien.

El problema fue precisamente el supuesto contrato de alquiler que exhibieron los ocupantes y que  incluye el nombre de la empresa que es titular de la casa, una empresa ligada a la verdadera propietaria, lo que demostraría el acceso de Ríos a toda la información catastral y la voluntad de llevar adelante la falsificación del documento público y la apropiación.

 

 

 

 

Por lo que señalan todos los vecinos y las personas que fueron contratadas para hacer refacciones en la casa, la persona que llevó todo adelante desde el principio fue Mauricio Ríos quien estuvo en la vivienda durante meses y se presentaba ante todos como «dirigente kirchnerista» a punto tal de colocar en la entrada de la casa una gran foro del ex presidente y de su esposa Cristina Fernández.

Aquí en Mar del Plata Ríos explota (o explotó, ya que de acuerdo a lo sostenido por alguno de los actuales propietarios el hombre «se desvinculó» de la empresa)  el balneario Abracadabra, junto a la sociedad Playas de Faro SA, según lo publicado en agosto de 2019 por la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA).  La organización gremial ha denunciado durante años las irregularidades en el sector así como en su momento lo hizo con la relación que unía al empresario con el entonces intendente Arroyo.

Ríos en los tiempos de estrecha vinculación con el ex intendente Carlos Arroyo

Lo que más llamó la atención es la impunidad con la que Ríos llevaba adelante todos sus movimientos. Durante los diez meses en que los usurpadores estuvieron instalados en la casa, la pintaron de otro color, construyeron una cascada, instalaron equipos de aire acondicionado, la mantuvieron con la ayuda de jardineros, y le cambiaron el cartel con el nombre por lo que la casa pasó a llamarse “Volver a vivir”.

El vehículo «gemelo» incautado y que utilizaba Ríos

No parecían tener nada que ocultar aunque los investigadores sospechan que estarían repitiendo un comportamiento que previamente Ríos había utilizado en Mar del Plata para apropiarse de playas públicas por la fuerza y con la complicidad de autoridades judiciales y policiales, algo que en Pinamar hizo que todas las miradas se posaran en el titular de la UFI N° 5 del fiscal Eduardo Elizarraga cuya destitución fue solicitada por el propio intendente de la ciudad balnearia Martín Yeza.

El cuadro de Cristina y Néstor que Ríos colgó a la entrada de la casa usurpada

En el operativo de desalojo la policía logró incautar un vehículo de alta gama marca Jeep en el que  se hallaron deformaciones en la zona de identificación de su motor por lo que quedó incuido en el parte correspondiente como “Rodado incautado resultaría ser modalidad delictiva clon o gemelo”. El móvil era utilizado por Ríos aunque el fiscal ni siquiera le imputó el delito de encubrimiento, el más leve que debe aplicarse en estos casos.

Ya en octubre de 2016 LIBRE EXPRESIÓN había denunciado a Mauricio Ríos, sus actividades en la ciudad y sus vinculaciones con el poder  (Ver: Mar del Plata: ¿capital nacional de los testaferros kirchneristas?). Sin embargo nada se avanzó en la investigación de este personaje que cuatro años después de aquella nota sigue contando con toda la impunidad necesaria para llevar adelante este tipo de maniobras.

Ríos jamás escondió sus relaciones políticas, de las que más bien solía hacer gala y ostentación, así como sus amistades dentro de la justicia y la policía. Son muchos los que por estas horas tratan de hacer desparecer fotos y testimonios de esa cercanía mientras, una vez más, el hombre asegura que «a mi nadie va a tocarme, sé demasiadas cosas».

Y sigue adelante como si nada…

LIBRE EXPRESION

Continue Reading

Policial

Mapuches tomaron una iglesia en El Bolsón y golpearon al sacerdote

Avatar

Published

on

Un grupo identificado con una agrupación mapuche ingresó este viernes a la parroquia Nuestra Señora de Luján, en El Bolsón, golpearon al sacerdote, tomaron de rehén a otro miembro de la congregación y finalmente huyeron. Cinco sospechoso fueron luego detenidos y trasladados a la Comisaría 12°.

 

El intendente de la localidad, Bruno Pogliano, confirmó a Infobae el episodio y expresó su preocupación por el incidente, motivo por el que abandonó el encuentro del que participaba en la ciudad de Bariloche con la gobernadora rionegrina Arabela Carreras, y regresó de urgencia a la comarca.

Una imagen del interior de la parroquia, donde hay personas encapuchadasUna imagen del interior de la parroquia, donde hay personas encapuchadas

El jefe comunal informó que la parroquia “fue usurpada por un grupo autodenominado mapuche, agredieron al frai Ricardo y mantienen como rehén a otra persona que pertenece a la comunidad religiosa”.

El planteo de la comunidad está relacionado con la orden de desalojo que dispuso el juez de garantías Martín Arroyo sobre el predio que la agrupación autodenominada mapuche Winkul Lafken Mapu ocupó en Villa Mascardi.

La irrupción de los agresores se produjo horas antes de una audiencia que se realizará en Bariloche donde la defensa del grupo mapuche de Villa Mascardi apelará el fallo del magistrado.

No obstante, la ejecución de la orden judicial quedó pospuesta por pedido del obispado, titular del predio, hasta que se garanticen todas las medidas de seguridad, tanto para los usurpadores como para los efectivos de la fuerza de seguridad que deban llevar adelante la medida.

Un crucifijo vandalizado por el grupo de mapuches que ingresó por asalto a la parroquiaUn crucifijo vandalizado por el grupo de mapuches que ingresó por asalto a la parroquia

La parroquia está ubicada en pleno centro de la localidad de la comarca andina, a 120 kilómetros de Bariloche.

De acuerdo a los primeros datos que trascendieron en relación al hecho, dos mujeres pidieron autorización para ingresar al baño de la parroquia y allí sorprendieron a Cittadini y a otra persona que estaba en el interior.

Un grupo de la fuerza especial COER de la Policía de Río Negro se trasladó desde Bariloche al lugar de conflicto. Sin embargo, antes de que llegaran a la zona, los mapuches liberaron al sacerdote y al otro miembro de la congregación y huyeron a los gritos.

Antes de huir, los mapuches colgaron una bandera argentina manchada con sangre en una de las ventanas de la parroquia

Antes de huir, los mapuches colgaron una bandera argentina manchada con sangre en una de las ventanas de la parroquia

INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas