Connect with us

Policial

DELITO: LA PANDEMIA QUE SIGUE SIN VACUNA

Published

on

El crecimiento exponencial del delito y la evidente falta de preparación del estado para combatirlo se convierten en una crisis que genera más muertes y síntomas post traumáticos que el coronavirus.

Si de alguna forma sencilla se puede graficar la falta de políticas de estado en materia de seguridad las personalidades y miradas de Patricia Bullrich y Sabrina Frederic agotan cualquier debate.

Mientras una es cultora de la línea dura, con perfiles represivos y endurecimiento de las penas por sobre la prevención, la otra -que hoy tiene en sus manos el manejo de las reglas de juego para enfrentar a la delincuencia- no puede esconder su perfil garantista y una posición al menos incómoda en su relación con las instituciones encargadas de combatir al delito.

No es lógico que un país salte con tanta convicción de una orilla a la otra del problema…

Y mucho menos que, dentro de una misma administración, aparezcan tantos roces y discusiones como los que se dan entre la ministra del gobierno nacional y su par provincial Sergio Berni; algo que excede la capacidad de sorpresa de los ciudadanos y que pone a las fuerzas de seguridad nacionales, que deben actuar en ambos distritos, en una verdadera ciénaga en la que todo se mueve bajo sus pies.

Póngase por un momento el lector en la piel de un gendarme o un prefecto que es trasladado a un territorio que responda a una u otra mirada del problema: ¿cómo se aplica a la gestión un trabajo profesional con estrategias tan contrapuestas?.

El crecimiento exponencial de los casos de inseguridad, con la aparición de la nueva modalidad de enfrentamientos entre grupos criminales, ajustes de cuentas y batallas campales entre delincuentes de alta o baja monta que deja a los vecinos como rehenes indefensos, habla de la naturalización del delito que avanza con la misma impunidad que en los últimos años lo hizo el consumo y tráfico de drogas, el comercio ilegal de armas y el «bandismo» como nueva modalidad de relacionarse de los sectores marginales.

Y así como la crisis sanitaria dejará secuelas psicológicas en toda la sociedad -no solo en quienes se hayan contagiado en el camino- no es exagerado pensar que esta nueva vida, con los tiros y la sangre como telón de fondo, también tendrá sus consecuencias determinantes cuando de calidad de vida hablamos. Mientras la dirigencia discute, pelea y salta a una vera a otra del camino sin acertar a la vigencia de las leyes, la comunidad observa atónita como el delito tiene mayor ritmo de avance, más organización y más claridad en sus objetivos.

Una deuda que no se saldará jamás mientras lo ideológico se imponga por sobre la realidad y la ñoña declamación de  los derechos del delincuente arrase los que la Constitución Nacional consagra para los ciudadanos que se apegan a sus normas. Un síntoma más de una sociedad que ha perdido el rumbo, carece de una conducción preparada y sigue alegremente a los bandazos mientras el mundo, que la observa azorado y harto de tanta incoherencia, sigue su rumbo alejándose cada vez más de cualquier criterio de solidaridad con quienes no son capaces de construir su propio camino.

Hoy la Argentina es el reino de los delincuentes y un país en el que quien viola las leyes tiene más reconocimiento que los trabajadores o los jubilados. Y eso solo define moralmente a quienes la gobiernan, no ahora sino desde hace décadas.

Nos gusto o no, para esta enfermedad nadie busca vacuna y vino, además, para quedarse e imponer las reglas de la nueva convivencia.

Así de simple…

LIBRE EXPRESION

Policial

ASESINAN EN ESPAÑA AL MARPLATENSE RICARDO CAPPARELLI

Published

on

El marplatense Ricardo Capparelli (77) murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que escaparon en la noche sin dejar ningún tipo de rastros.

El hecho que investiga la Guardia Española de Granada ocurrió en la noche del 17 de junio y la víctima, padre del reconocido abogado local Facundo Capparelli, falleció en un nosocomio dos días después. La autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

“Lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”, dijo Facundo Capparelli en diálogo con LA CAPITAL.

Facundo junto a su hermana Sole se encuentran en España a la espera de las novedades investigativas del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque por el momento no se ha podido  lograr un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado. La primera parada establecida en el programa era Málaga y allí llegó con el avión para encontrarse con una familia amiga. Al momento de recibirlo le entregaron también, para que se movilizara en su viaje de dos semanas un automóvil Mini Cooper.

Primero se alojó en el hotel Only You de Málaga y tras un par de días se trasladó a Nerja, una bella ciudad también costera, distante a poco más de 60 kilómetros. Allí ocupó una plaza en el hotel Paraíso del Mar y en la noche del viernes 17 de junio fue a cenar. Lo que pasó durante la madrugada en esa salida es un misterio, pero no quedan dudas de que fue asaltado, despojado de su teléfono celular, de un portavalores y de su reloj. Esto recién se lo contó al conserje a la mañana siguiente, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo. Tras haberse recuperado había regresado al hotel.

Pese a los dolores Capparelli se fue de allí a Granada, a 95 kilómetros, para tomar un apartamento y allí volvió a referirle a un vecino sobre lo sucedido.

Finalmente en la tarde del 18 Ricardo Capparelli se sumó, adolorido, a una excursión por la Alhambra pero entonces no pudo soportar más. El calor y los continuos dolores obligaron a la guía a llamar a la Cruz Roja para ser fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Allí Capparelli, tal como era su costumbre de no querer preocupar a sus hijos, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.  “Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, dijo Sole. Capparelli murió al día siguiente.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole desde España.

Todavía falta el dato clave de saber a qué restaurante fue a cenar y si bien un mozo reconoció a Capparelli como un comensal esa noche, esa afirmación no tiene un grado de certeza ni respaldo en video. Tampoco hay un informe aún sobre el trackeo del teléfono celular, que podría ofrecer los movimientos de Capparelli previo al ataque.

Por lo pronto, los hermanos Facundo y Sole Capparelli se dividieron tareas. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Continue Reading

Local

SE ENTREGO PINNA EN TUCUMAN POR EL ASESINATO EN LA FIESTA DEL EMPRESARIO EN MAR DEL PLATA

Published

on

El acusado de matar de cuatro balazos a un hombre durante la fiesta del cumpleaños del empresario Mauricio Ríos en Horizonte Club de Playa se entregó hace instantes a la justicia tucumana y en las próximas horas se harán los trámites para trasladarlo a Mar del Plata.

Juan Jesús Piero Pinna estuvo acompañado por su abogado Sergio Faiad al momento de presentarse tras recorrer casi 1700 kilómetros sin ser detenido.

La información fue confirmada minutos antes de la ocho y media a la fiscal Florencia Salas que dispondrá en las próximas horas su traslado a Mar del Plata.  “El Tucumano” está imputado de los delitos de homicidio agravado y de lesiones graves.

Para los investigadores no hay dudas de que luego de pelearse y provocarle una doble fractura a Ariel Nuñez fue hasta su automóvil, tomó una pistola calibre nueve milímetros y disparó nueve veces. Cuatro de esos disparos dieron en Maximiliano Rhil quien, más allá del traslado en la camioneta del cumpleañero a un centro de salud, murió pocos minutos después.

El agresor llegó junto a su pareja a la fiesta privada para 200 personas por el cumpleaños número 51 del empresario marplatense Mauricio Ríos, quien está imputado con otras cinco personas por la ocupación de una vivienda en Cariló durante 2020.

Tras pasar la noche sin problemas, en un momento el sujeto comenzó a discutir con otro de los invitados, identificado como Ariel Núñez, de 49 años, un empresario de la localidad de Quilmes, por motivos que aún se desconocen.

El agresor golpeó a Núñez y le produjo la fractura de una pierna y varias lesiones. Inmediatamente, salió del lugar y se dirigió a su auto. De allí extrajo un pistola 9 mm y entre medio de insultos comenzó a disparar. Terminó baleando a Maximiliano Rhil, de 44 años, un trabajador de una reconocida cadena de carnicerías, de Ezeiza, quien había viajado especialmente hacia Mar del Plata para celebrar el cumpleaños de su amigo.

La víctima recibió al menos cuatro disparos y el atacante regresó de inmediato a su auto y se dio a la fuga por la ruta 11 junto a su pareja.

Tras un llamado al 911, una ambulancia del SAME llegó al lugar y trasladó al hombre baleado a un centro de salud ubicado en la calle 12 de Octubre al 4400, donde murió minutos más tarde.

En tanto, el herido que había participado en la primera pelea fue atendido en el Hospital Privado de Comunidad y pasó la noche allí esperando por nuevos estudios médicos.

 

Continue Reading

Policial

CAMIONERO APEDREADO POR TRANSPORTISTAS EN UN PIQUETE PERDIO EL CONTROL DE SU CAMION VOLCO Y MURIO

Published

on

Un camionero de 45 años, identificado como Guillermo Andrés Jara, murió en la tarde de este lunes sobre la ruta 65, a unos cinco kilómetros del acceso a la ciudad de Daireaux, en la provincia de Buenos Aires. Al parecer, intentó evitar con su vehículo una protesta de transportistas por la escasez de gasoil y fue agredido con piedras, lo cual le provocó la rotura del parabrisas y la pérdida del control de la unidad.

Según se supo, Jara estuvo una hora detenido en el piquete y luego continuó su viaje sin atender al pedido de adherirse a la medida de fuerza, motivo que habría provocado el enojo de los manifestantes. Siempre de acuerdo a información extraoficial, dos vehículos lo habrían perseguido y, después de darle alcance, lo atacaron con piedras. Los impactos causaron los daños en el camión, que terminó volcado.

Al lugar acudió personal de Bomberos Voluntarios y de la Policía de Daireaux, que realizó los primeros auxilios y posteriormente constató la muerte del chofer, que provenía de General Rodríguez y se dirigía hacia Bonifacio.

El sitio La Brújula 24 aportó que fueron identificados tres supuestos agresores, quienes realizaron la persecución en un Peugeot 308 color blanco y en otro camión marca Fiat, a las 17 de este lunes, aproximadamente.

Los acusados, según información policial citada por ese medio, manifestaron que Jara tenía un arma en su vehículo. También se detalló que se secuestró un arma de aire comprimido de la cabina del camión, así como la piedra que provocó el daño mayor en el parabrisas, además del accidente que ocasionó la muerte del conductor.

Según precisó un testigo de la protesta a Cadena 3 de Córdoba, “era un grupo de 15 o 20 personas que estaban ahí” realizando el piquete.

 

Continue Reading

Más Vistas