Connect with us

Policial

Denuncias de abuso sexual contra el cura confesor de Grassi

Published

on

Las denuncias “mostraron un mismo modus operandi. Un patrón para seleccionar a sus víctimas entre los chicos más vulnerables para establecer relaciones abusivas y sostenidas en el tiempo”, aseguró a Página/12 el abogado de las víctimas.

Nuevas denuncias de abuso sexual complican a Eduardo Lorenzo, el excapellán del Servicio Penitenciario Bonaerense, confesor del padre Julio César Grassi , y actual párroco de la iglesia Inmaculada Madre de Dios, en Gonnet. En la causa, que fue desarchivada este año, diez años después de la primera denuncia contra el cura, se presentaron nuevos testimonios que, según explicó el abogado querellante Juan Pablo Gallego a Página/12, son “contundentes” y “mostraron un mismo modus operandi. Un patrón para seleccionar a sus víctimas entre los chicos más vulnerables para establecer relaciones abusivas y sostenidas en el tiempo”. El letrado exigió que la Iglesia aparte al cura y que la justicia intervenga coactivamente sobre el cura porque, según denunció, el eclesiástico “apretó a los denunciantes llamándolos por teléfono antes de que declaren”, hecho que podría repetirse ante próximas denuncias.

Tras casi once años, la causa contra el cura adquirió un ritmo vertiginoso en los últimos días. La primera denuncia había sido realizada en 2008 , por un adolescente que declaró bajo el nombre de León, y archivada al año siguiente. Según consideró la fiscalía en aquel entonces no existían pruebas suficientes. Pero este año, Gallego, quien patrocina a los padrinos de León, logró en mayo que se desarchive la causa e incorporó nuevas pruebas y denuncias, que tramitan en la UFI 1 de La Plata, a cargo de la fiscal Ana Medina.

Gallego, querellante en la causa por la que se condenó a Julio Cesar Grassi a 15 años de prisión por abuso, explicó que cuando se presentó la denuncia estaba “Héctor Aguer a cargo de la iglesia platense. Y había un expediente canónico que comprobó la culpabilidad de Lorenzo, aunque de forma light, sin indicar la comisión del delito. Pero que lo sanciona por conductas inapropiadas. Un expediente que queda en secreto”.

“Ahora presentamos dos víctimas inequívocas, con relatos estremecedores y similares, aunque no se conocen entre ellos. Eran chicos de camadas distintas, uno testimonió el 4 de julio y el otro este miércoles”. Uno lo hizo bajo el nombre de Jorge, y reflejó hechos acontecidos entre 1993 y 1995, cuando Lorenzo era párroco de la iglesia San Benito de Olmos. El otro, con el nombre de Ricardo, describió “los abusos entre 2000 y 2003”, mientras el cura se desempeñaba en la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes, ubicada en calle 38 esquina 20.

“Los jóvenes explicaron los ataques sexuales reiterados y permanente sobre ellos. En el caso de Ricardo, contó que integraba los grupos misioneros que armaba el cura, cómo se daban los abusos e indicó otras víctimas. En ambos casos, los relatos son similares y detallan cómo Lorenzo apuntaba a chicos de entre 13 y 16 años, muchos de ellos monaguillos. Eran juegos sexuales que se daban en varios escenarios. En la vivienda que tenía en la parroquia, hacía fiestas en el departamento que tenía en el centro de La Plata, en el verano alquilaba una quinta importante donde llevaba a los chicos, y un cuarto lugar eran los campamentos que organizaba, siempre con varones. Los invitaba a fiestas donde les daba bebidas alcohólicas, hablaba contra las mujeres y les decía ‘que nadie pierda el tiempo con ellas’, los incitaba que mostraran el tamaño de sus penes, y se iba aproximando a los más vulnerables, de los que elegía a tres o cuatro. Chicos a los que les costaba salir de esas encerronas porque, además de ser un adulto con una relación de autoridad, y tener características carismáticas, apelaba a su poder. Hacía gala de ese poder con los chicos, especialmente cuando alguno se le retobaba”, explicó el letrado.

Según el abogado, hay muchos detalles en la causa: desde cómo era la cama donde se perpetraban los abusos, cómo ofrecía “mejorar la situación” de los chicos “a cambio de sexo”, hasta los lugares y las formas de captar a los menores que integraban los grupos Scouts y parroquiales que armaba Lorenzo.

En los próximos días podría sumarse un nuevo testimonio contra el cura, dijo el abogado. Pero advirtió que “lo que ha pasado hasta ahora es que se ha filtrado el nombre de las víctimas antes de que declaren, y el propio Lorenzo los llamó por teléfono. Tenemos pruebas de audio y las llamadas entrantes y salientes. Por eso es necesario que haya una acción coactiva contra Lorenzo por parte de la fiscalía para evitar estos aprietes. Porque si bien no han tenido suerte, son jóvenes aterrados porque los llaman diciéndoles que se meten con el arzobispado y con los abogados de Lorenzo. Es un claro intento de entorpecer la investigación en su contra”.

Y agregó que “intentar encubrir es alargar el sufrimiento de las víctimas, y aunque va a ser estéril, porque las pruebas son abrumadoras, produce un daño múltiple a las víctimas y a la institución iglesia. Entiendo que la fiscalía esta redondeando los elementos acumulados para llamarlo a indagatoria, en una causa que, de la denuncia de abuso, se transformó en abuso sexual agravado reiterado con multiplicidad de víctimas en concurso real con corrupción de menores y amenazas coactivas. Y una expectativa de pena de 20 años”.

PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Policial

BORRACHO AL VOLANTE: TENÍA 1,83 Y SE “COMIÓ” EL GOL

Published

on

Ocurrió durante la madrugada de este domingo en Alem y Roca.

Esta madrugada, personal de Comisaría 9na que realizaba recorridas por calle Alem constató, en Alem y Roca, un accidente de tránsito donde por causas a establecer, un Renault Clio conducido por un hombre de 23 años había colisionado con un Volkswagen Gol conducido por un joven de 21 años.

Se solicitó asistencia médica, concurriendo ambulancia del SAME que asistió a los conductores en el lugar y no dispuso traslado.

Personal de tránsito le realizó test de alcoholemia a ambos conductores que dio resultado positivo para el conductor del Clio de 1,83 g/L, por lo que labró la correspondiente infracción y secuestró la licencia y el vehículo.

Se iniciaron actuaciones por Lesiones culposas con intervención de la UFI N°11 a cargo del Dr. Pablo Cistoldi.

FUENTE : EL MARPLATENSE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Policial

CONFIRMARON LA EXTRADICIÓN DE JUAN JESÚS PIERO PINNA A MAR DEL PLATA

Published

on

El ex rugbier tucumano fue acusado de matar un empresario en el balneario Nuevo Horizonte, de la ciudad costera.

Continue Reading

Policial

ASESINAN EN ESPAÑA AL MARPLATENSE RICARDO CAPPARELLI

Published

on

El marplatense Ricardo Capparelli (77) murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que escaparon en la noche sin dejar ningún tipo de rastros.

El hecho que investiga la Guardia Española de Granada ocurrió en la noche del 17 de junio y la víctima, padre del reconocido abogado local Facundo Capparelli, falleció en un nosocomio dos días después. La autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

“Lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”, dijo Facundo Capparelli en diálogo con LA CAPITAL.

Facundo junto a su hermana Sole se encuentran en España a la espera de las novedades investigativas del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque por el momento no se ha podido  lograr un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado. La primera parada establecida en el programa era Málaga y allí llegó con el avión para encontrarse con una familia amiga. Al momento de recibirlo le entregaron también, para que se movilizara en su viaje de dos semanas un automóvil Mini Cooper.

Primero se alojó en el hotel Only You de Málaga y tras un par de días se trasladó a Nerja, una bella ciudad también costera, distante a poco más de 60 kilómetros. Allí ocupó una plaza en el hotel Paraíso del Mar y en la noche del viernes 17 de junio fue a cenar. Lo que pasó durante la madrugada en esa salida es un misterio, pero no quedan dudas de que fue asaltado, despojado de su teléfono celular, de un portavalores y de su reloj. Esto recién se lo contó al conserje a la mañana siguiente, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo. Tras haberse recuperado había regresado al hotel.

Pese a los dolores Capparelli se fue de allí a Granada, a 95 kilómetros, para tomar un apartamento y allí volvió a referirle a un vecino sobre lo sucedido.

Finalmente en la tarde del 18 Ricardo Capparelli se sumó, adolorido, a una excursión por la Alhambra pero entonces no pudo soportar más. El calor y los continuos dolores obligaron a la guía a llamar a la Cruz Roja para ser fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Allí Capparelli, tal como era su costumbre de no querer preocupar a sus hijos, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.  “Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, dijo Sole. Capparelli murió al día siguiente.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole desde España.

Todavía falta el dato clave de saber a qué restaurante fue a cenar y si bien un mozo reconoció a Capparelli como un comensal esa noche, esa afirmación no tiene un grado de certeza ni respaldo en video. Tampoco hay un informe aún sobre el trackeo del teléfono celular, que podría ofrecer los movimientos de Capparelli previo al ataque.

Por lo pronto, los hermanos Facundo y Sole Capparelli se dividieron tareas. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Continue Reading

Más Vistas