Connect with us

Tecnologia

El derecho a la libertad de expresión en la era de las redes sociales

Published

on

El proyecto del nuevo Código Penal prevé la figura de apropiación de identidad a través de medios informáticos. Suple así un vacío legal que existe hasta el día de hoy.

La aparición hace varios años de las redes sociales ha expandido la posibilidad de difundir las ideas a lo largo del mundo con una velocidad sorprendente. Y así como determinados sistemas evolucionan rápidamente, otros, con los cuales interactúa, parecen quedar estancos.

La tecnología avanza a pasos agigantados, mientras que el sistema legal lo hace de manera muy lenta. Esta situación no puede ser freno para los sistemas novedosos. El derecho no puede frenar a la tecnología. Es responsabilidad de los legisladores adecuar las leyes para que no se produzcan lo que conocemos como vacíos legales.

Muchas veces se producen choques entre las nuevas tecnologías y el viejo derecho. Por ejemplo: el marketing y los novedosos buscadores de hábitos de consumo invaden la intimidad. Los drones se entrometen en la vida privada de los ciudadanos y las redes sociales encuentran su límite en las reglas de la libertad de expresión.

Las redes sociales se han convertido en paraísos democráticos, espacios en los cuales millones de personas expresan sus ideas, casi sin control alguno.

La utilización de las redes sociales y la posibilidad de difundir ideas plantean un nuevo conflicto en cuanto a la necesidad de la intervención del derecho a los fines de regular ese uso, y más específicamente si es necesaria la ultima ratio, el derecho penal.

Existen infinidad de conversaciones, eso ha logrado internet, y ese modo de comunicación no puede ni debe ser controlado. Así lo entendió la Corte de los Estados Unidos de Norteamérica, en el fallo Reno Vs. ACLU: “El gobierno no puede a través de ningún medio interrumpir esa conversación mundial sin barreras”.

¿La expresión de la Corte “sin barreras” implica sin límites? ¿Hasta dónde puede llegar esa afirmación “sin barreras”? ¿Hasta dónde la libertad de expresión, en el contexto de las redes sociales, puede convivir con el sistema legal “sin barreras”? ¿Es necesario un límite? Y en ese caso, ¿cuál sería ese límite?

En Argentina la ley 26032, sobre servicios de internet, en su artículo primero establece: “La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión”.

La libertad de expresión es un derecho fundamental reconocido en múltiples instrumentos internacionales, entre ellos la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, todos incorporados a nuestra Constitución Nacional a través del artículo 75, inciso 22. Nuestra propia Carta Magna también protege ese derecho en sus artículos 14 y 32.

Toda persona tiene, conforme a esos instrumentos, derecho a comunicar sus opiniones por cualquier medio y forma. Por lo tanto, las leyes que penalicen la expresión atentan contra ese derecho; y nadie podrá ser menoscabado de manifestar su propio pensamiento. Aquí quiero subrayar la expresión “propio pensamiento”. Porque las redes sociales han traído dificultades en cuanto el ejercicio de ese derecho.

Porque si bien es un derecho sumamente amplio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoce que la libertad de pensamiento y expresión admite ciertas restricciones. Es decir, conductas que por ser abusivas del ejercicio del derecho de expresión pueden ser generadoras de responsabilidad.

En ese sentido, según el artículo 13.2 de la Convención Americana de Derechos Humanos, la libertad de expresión debe asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás y a la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral pública.

Pero las nuevas herramientas de internet han complicado estas circunstancias. Porque las redes han posibilitado el anonimato, pero es un anonimato que a la vez no queda solo en el no conocimiento de quien se expresa; es un anónimo pero cuya rápida difusión puede lograr paradójicamente que su mensaje se propague y sea conocido por muchísimas personas y en muy poco tiempo.

Veamos la ecuación: mensaje anónimo y llegada a infinidad de personas en instantes. Entonces, alguien ocultando su identidad podría dañar la reputación de otro en tan solo segundos.

Pero la situación puede agravarse aún más si, además de esconder la identidad del emisor del mensaje, se escuda en una identidad ficticia a través de la cual simula ser una personalidad pública o de mucha llegada al público general. Bajo el anonimato las personas se animan a decir cosas que, desvelada su identidad, no lo harían.

Claramente las redes sociales permiten crear este tipo de identidades, a través de las cuales puede hacerse pasar por otro para que su opinión llegue a más personas. No es lo mismo emitir un tuit bajo la identidad Juan que hacerlo bajo la identidad Maradona.

Podría decirse que no hay nada malo en ello, pero cuando las opiniones emitidas bajo la identidad de otro perjudican al verdadero titular de la identidad, entonces el derecho debe poner un límite. Y entonces la pregunta es si esa intervención del derecho además justifica que sea penal o solo quedará en una intervención del derecho civil.

Es decir, es necesario llegar hasta la ultima ratio del derecho penal, o basta una mera sanción civil. La discusión está dada en qué ocurre en estos casos, en los cuales alguien anónimo y bajo el pretexto de querer que sus opiniones lleguen a más followers o seguidores, utiliza la identidad de otro; o tan solo lo hace con la intención de perjudicar a quien sustituye.

Este año, el senador Miguel Ángel Pichetto fue protagonista de una situación parecida. Alguien utilizó una cuenta de Twitter que podía confundirse con la del hoy candidato a vicepresidente (@SenadorPichetto), y bajo ese nombre expresó opiniones relacionadas con el aborto, causándole, a criterio del senador, un perjuicio. Es decir que en la actualidad no se trata de un tema que deba ser dejado en el ámbito de la libertad de expresión, sino que va más allá de ello, cruza un límite. Se generan perjuicios y es ahí cuando debe ingresar el derecho.

El proyecto del nuevo Código Penal prevé la tipificación de estas conductas, así, en su artículo 492 establece que se impondrá prisión de seis meses a dos años o seis a veinticuatro días-multa, al que a través de internet, redes sociales, cualquier sistema informático o medio de comunicación, adoptare, creare, se apropiare o utilizare la identidad de una persona física o jurídica que no le pertenezca, con la intención de cometer delito o causar un perjuicio a la persona cuya identidad se suplanta o terceros.

El artículo llena el vacío legal. Sin embargo, se genera una nueva dificultad y es que su figura requiere la intención de cometer delito o causar un perjuicio. Qué ocurre entonces cuando quien usurpa la identidad virtual lo hace solo con la intención de llegar a más personas sin querer causar perjuicio, pero el sustituido sí cree haber sido agraviado o perjudicado. Bien, en esos casos, será la jurisprudencia la que irá marcando el camino, y los límites a este tipo de expresiones.
*El autor es abogado, especialista en Derecho Penal. Secretario del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 4 de la Capital Federal

Fuente: Infobae

Tecnologia

Cuáles son las diferencias entre el botón ‘return’ y ‘enter’ del teclado

Published

on

 Aunque ambas teclas pueden tener el mismo fin, sus funciones y orígenes son diferentes

Los teclados tienen dos teclas similares, pero que cuentan con funciones diferentes: Return y Enter.

Los teclados completos de computador tienen dos teclas con diseños similares y funciones muy parecidas, sin embargo, no tienen diferencias muy marcadas y su historia va por caminos diferentes lo que explica por qué están allí ubicadas. Hablamos de ‘return’ y ‘enter’.

Estos botones están en los dispositivos que incluyen el teclado numérico, allí se ubica ‘enter’ con un diseño vertical y angosto, mientras que ‘return’ está en la parte principal y lleva este nombre en los computadores de Apple; y en Windows tiene un diseño en L invertida y también se llama ‘enter’.

Los teclados tienen dos teclas similares, pero que cuentan con funciones diferentes: Return y Enter.Los teclados tienen dos teclas similares, pero que cuentan con funciones diferentes: Return y Enter.

Historia de Enter y Return

Return tiene su origen en las máquinas de escribir eléctricas, donde al presionarla ejecutaba el comando de retorno de carro (CR) que nació en los dispositivos antiguos y que se realizaba con una palanca para avanzar hacia abajo un par de líneas con el objetivo de iniciar un nuevo párrafo.

Lo que hizo este botón fue evitar que la persona hiciera el avance de párrafo manualmente y él encargarse de mover el carro, el conjunto de rodillos que sostiene el papel en el que está escribiendo, de regreso al inicio de una línea. A eso le sumó la acción de girar el rodillo para que el papel se deslice y continuar en la parte de abajo.

Mientras que la tecla Enter es un poco más reciente, porque nace para los primeros ordenadores con pantalla con la idea de diferenciar la acción de retorno de carro y enviar la información. Adicionalmente, este botón hacía las veces del signo ‘igual’ (=) para las operaciones matemáticas que se realizaban con el teclado numérico, por eso su ubicación a un costado.

Te puede interesar:

Los teclados tienen dos teclas similares, pero que cuentan con funciones diferentes: Return y Enter.Los teclados tienen dos teclas similares, pero que cuentan con funciones diferentes: Return y Enter.

Diferencias en la actualidad

Esta historia ya da un vistazo de por qué estos botones coexisten en el teclado, a pesar de tener funciones similares en la actualidad, ya que muchas de esas labores se agruparon para ambos casos.

Con el avance de la tecnología y la computación, estas dos teclas pueden ser iguales y diferentes al mismo tiempo. En el caso de Windows serán los desarrolladores de las aplicaciones o plataformas los que pueden marcar esas diferencias, ya que el Return puede servir de igual y el Enter para bajar al siguiente párrafo.

Un ejemplo es lo que sucede en algunos programas de Microsoft Office y Adobe, en la que ambas teclas se tratan de distintas formas según el contexto. El botón de la sección principal funciona como retorno de carro para bajar al siguiente párrafo, mientras que el que está en la sección numérica es “aceptar” y enviar datos.

El motivo de esta igualdad de características es que el sistema de Microsoft da a ambas teclas el mismo código de ejecución, que en este caso es el 13, pero con la salvedad de poder reportarlo desde ubicaciones diferentes.

Todo lo contrario que sucede en Mac. Allí los códigos son diferentes: 36 para Return y 76 para Enter. Aunque existe un atajo para hacer que el primero funcione como el segundo: pulsado el botón Fn y luego Return actuará de la misma manera que el otro, algo que puede servir mucho para quienes no cuentan con teclado numérico o no están acostumbrados a usarlo.

FUENTE INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Tecnologia

Arsat sufrió un ciberataque en la previa al partido de Argentina con Polonia y no descartan que hayan sido hackers rusos

Published

on

La empresa estatal tiene a cargo servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial.

Arsat sufrió un ciberataque en la previa al partido de Argentina con Polonia

La Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat) sufrió un ciberataque en la previa al partido que enfrentó Argentina contra Polonia en la primera fase de la Copa Mundial de Fútbol. Según pudo saber Infobae, las autoridades no descartan que los responsables sean hackers rusos.

“En el día de hoy sufrimos una caída en el área de sistemas corporativos que afectó sólo a los sistemas internos de la empresa. En este momento nos encontramos aplicando procedimientos de prevención. El incidente no afectó ningún servicio ni los datos de nuestros clientes. ARSAT garantiza la conectividad, el tratamiento y resguardo de los mismos”, informó el organismo en su cuenta de Twitter.

El tuit de ARSAT donde informaron el ataque al sistema corporativoEl tuit de ARSAT donde informaron el ataque al sistema corporativo

Altas fuentes relataron a este medio que el ataque se registró a las 21 del martes y que las alarmas sonaron a las 5 de la mañana de este miércoles. Además, detectaron que los hackers intentaron ingresar por el sistema corporativo, que pertenece a la administración, y no por los sistemas satelitales.

Hubo un primer aviso e intento de ataque cuando Argentina se preparaba para enfrentar a México el pasado sábado a las 16. Es por eso que para el próximo partido, cuando el equipo de Lionel Scaloni enfrente a Australia por octavos de final, Arsat se mantendrá alerta ante la posibilidad de que se repitan los acontecimientos.

ARSAT es una empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino que brinda servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacialARSAT es una empresa de telecomunicaciones del Estado Argentino que brinda servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial

Por lo pronto, esta madrugada realizaron un apagón en el sistema para que el ataque no prosperare. Hasta el momento no se difundió ningún informe ni se precisaron daños de forma oficial.

Debido a que ARSAT tiene a cargo servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial, un ciberataque hubiera afectado la transmisión del partido de la Selección argentina en todo el territorio nacional.

También brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina.

Renovación del directorio

En agosto de este año, Arsat renovó su directorio y nombró a Facundo Leal como presidente, quien además fue ratificado como Gerente General. Al mismo tiempo, confirmaron a Guillermo Rus en su rol de vicepresidente, cargo que desempeñaba desde el comienzo de la actual gestión.

Entre sus prestaciones, ARSAT brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina (Archivo DEF)Entre sus prestaciones, ARSAT brinda servicio al telepuerto satelital que posee el Ejército Argentino y también mantiene la conexión con las bases antárticas de nuestro país y con los buques de la Armada Argentina (Archivo DEF)

Con estos nombramientos, el Directorio quedó compuesto por tres históricos expertos de la empresa: Facundo Leal, Guillermo Rus y Marcelo Tesoro. La composición se completa con la anteriormente designada Soledad Gonnet, y el ingreso de Alejandro Persano.

Tras la oficialización en su nuevo cargo, Leal se refirió a la conformación del directorio: “La decisión del Gobierno nos honra y nos coloca ante la responsabilidad y desafío de continuar con el rol de ARSAT. Formamos parte del selecto grupo de países que producen satélites, hemos desarrollado y puesto en marcha una de las mayores redes de fibra óptica para generar conectividad e inclusión digital. Además contamos con un Datacenter modelo y tenemos a nuestro cargo la operación de la Televisión Digital Terrestre y la Televisión Satelital, que federaliza el acceso a contenidos”, destacó.

FUENTE INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Tecnologia

Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia

Published

on

Netflix tiene en su catálogo a una gran comedia protagonizada por, Guillermo Francella y Luis Brandoni. Una película con mucho humor.

Netflix tiene en su catálogo a una gran comedia protagonizada por, Guillermo Francella y Luis Brandoni.

“Mi obra maestra” trata sobre la amistad entre Arturo (Guillermo Francella) y Renzo (Luis Brandoni). Arturo es un marchand de arte encantador, sofisticado, aunque un poco inescrupuloso, que tiene su propia galería de arte en el centro de Buenos Aires, ciudad que ama.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix: Joaquín Furriel la rompe en un thriller psicológico

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

La película se maneja con bastante soltura dentro de los cánones de la comedia farsesca, aunque en ciertos pasajes la mirada que se pretende despiadada sobre los excesos y abusos del mundillo de la artes visuales termina apelando al trazo grueso y al cuestionamiento más bien superficial y banal.

De qué se trata, “Mi obra maestra”

Guillermo Francella y Luis Brandoni encarnan dos amigos tan entrañables como diferentes en “Mi obra maestra”, filme de Gastón Duprat que se mete en el “insólito” mundillo de las artes plásticas con fino humor y mucho de misterio.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix: Diego Peretti te hará reír con una comedia desopilante

Francella encarna a Arturo Silva, un “marchand” citadino, con cierto aire de sofisticación propio del mundo del arte y hábil para descubrir nuevos talentos y hacer negocios, aunque en diez años no ha logrado vender ni un solo cuadro de su amigo Renzo Nervi (Brandoni).

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

Streaming. Netflix: Guillermo Francella y Luis Brandoni la rompen en una gran comedia.

El veterano pintor ha sido una celebridad en la década de 1980, pero ahora su obra está devaluada y su vida hecha una ruina, económica y sentimentalmente, en gran parte por su perfil antisocial y, como se define el propio Renzo, un ser “ambicioso, egoísta”, una “especie de discapacitado” que hace “algo inútil”.

Renzo no encuentra nuevas ideas para “modernizar” su obra más allá de pegarle dos tiros a uno de sus cuadros. Arturo, con todo, intenta ayudarle.

Elenco

  • Guillermo Francella
  • Luis Brandoni
  • Raúl Arévalo
  • Andrea Frigerio
  • María Soldi
  • Alejandro Paker

 

FUEBTE DIARIO UNO

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas