Connect with us

Policial

Detuvieron en Uruguay al militante de izquierda que disparó con un mortero casero frente al Congreso

Avatar

Published

on

Sebastián Rodrigo Romero fue capturado esta mañana en el país vecino según confirmaron fuentes oficiales

Sebastián Romero (Nicolás Stulberg)

Sebastián Romero (Nicolás Stulberg)

Sebastián Rodrigo Romero, militante del PTSU, se convirtió en una suerte de ícono cuando disparó con un mortero atado a un palo contra la Policía porteña frente el Congreso de la Nación, en medio de las protestas contra la reforma provisional impulsada por la administración de Mauricio Macri.

Fotografiado por el reportero gráfico de Infobae Nicolás Stulberg, la imagen de Romero se convirtió en memes en redes sociales. “Gordo Mortero” fue su apodo. Se convirtió rápidamente en un prófugo, el más reconocible y buscado del país, con un pedido de captura nacional e internacional en su contra.

Así, Romero pasó más de dos años prófugo, con una recompensa sobre su cabeza de un millón de pesos ofrecida en 2018 por el Ministerio de Seguridad de la Nación y una circular roja de Interpol sobre su cabeza.

Hoy por la mañana, según confirmaron fuentes oficiales a Infobae, Romero fue capturado en la zona del Chuy en Uruguay, tras una investigación del área de Interpol de la Policía uruguaya en colaboración con sus pares argentinos de la Policía Federal, luego de meses de rastrearlo en el área, tras una búsqueda inicial en Brasil. Romero, según fuentes, se entregó sin pelear. Se cree que habría recibido apoyo de estructuras locales.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

La autopsia a Facundo Astudillo determinó que murió por asfixia por sumersión

Avatar

Published

on

El informe final del estudio fue entregado esta mañana a la jueza del caso en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense. El estudio no pudo determinar si el joven se quitó la vida, fue asesinado o falleció a causa de un accidente

FOTO >: 3 de septiembre: las inmediaciones del cementerio de Pedro Luro, en el día del entierro del cuerpo de Facundo. (foto: Horacio Culaciatti/Télam)

Hoy por la mañana, 45 días después del hallazgo del cuerpo de Facundo Astudillo Castro en una zona pantanosa de cangrejales de Villarino a la vera de la ruta 3, la jueza federal a cargo de investigar qué ocurrió con el joven, María Gabriela Marrón, recibió los resultados finales de la autopsia, practicada por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

En el encuentro, que comenzó a las 9 de la mañana en uno de los edificios que componen el predio de la ex ESMA, participaron estará su secretaria, María Paula Riganti, como así también por los fiscales a cargo del caso, Santiago Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolín.

Los resultados fueron comunicados por el Juzgado de la causa en un comunicado al que accedió Infobae: falleció, según el texto, por una asfixia por sumersión, un ahogamiento.

“La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)”, explica el comunicado firmado por la jueza Marrón firmado por casi 20 peritos, entre ellos Virginia Creimer, forense de la querella que actuó en el proceso. Sin embargo, aunque no figura en el documento oficial, fuentes del caso aseguran a Infobae que Creimer habría firmado en disidencia.

La data de muerte, “es decir el tiempo mínimo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, sería no menor a 30 días determinados por tafonomía (acción del ambiente) y entomología (micro fauna asociada a los restos); siendo el tiempo máximo estimado del período transcurrido desde la muerte mayor, pero no pudiendo determinarse científicamente”.

El cuerpo fue encontrado el 15 de agosto. Facundo desapareció el 30 de abril. Sin embargo, el cálculo es estimativo.

El puente en Villarino, a tres kilómetros de donde apareció el cuerpo. (Lihueel Althabe)El puente en Villarino, a tres kilómetros de donde apareció el cuerpo. (Lihueel Althabe)

El análisis, por otra parte, reveló que no hay posibilidades de que el cuerpo haya estado en otro lugar al que fue encontrado “durante el intervalo postmortem”. El documento apunta a dos factores que actuaron sobre el cuerpo: la acción del medio ambiente y la acción de la fauna de la zona, con animales como el zorro pampeano o el zorro gris, que se cree tomó parte de los restos y los esparció, con partes encontradas a más de 70 metros del cuerpo.

“El tipo, intensidad y tamaño de las modificaciones identificadas en los diferentes restos óseos analizados indican la acción de carnívoros de la familia de los cánidos”, asegura. “Todas las lesiones y pérdida de algunas piezas dentales que presentaban los restos estudiados son posteriores a la muerte, producto de depredadores y exposición medioambiental”.

No se habla de golpes o la acción de armas de fuego. Sin embargo, hay un pasaje clave en el documento:

“Se trató de una muerte violenta, por no ser natural. El avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental”.

De la reunión no participaron ni Cristina Castro, la madre de Facundo, ni sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, ya que aguardaron en la localidad de Pedro Luro que la jueza Marrón les comunique los resultados.

Zapatilla atribuída a Facundo en la zona donde fue encontrado el cuerpo.Zapatilla atribuída a Facundo en la zona donde fue encontrado el cuerpo.

La autopsia se realizó el pasado 25 de agosto y participó un equipo interdisciplinario compuesto por al menos 15 peritos del EAAF y el Cuerpo Médico Forense, entre ellos Luis Fondebrider y Analía González Simonetto del EAAF y Roberto Cohen, una de las máximas autoridades del CMF. Se realizó también un análisis de diatomeas, las microespecies vegetales presente en el cuerpo.

Marrón y Riganti habían viajado el pasado 25 de agosto a la ciudad de Buenos Aires para participar de la autopsia sobre esos restos, en el marco de la cual se confirmó, mediante un estudio de ADN, que pertenecían a Facundo.

Según un comunicado oficial difundido el 2 de este mes por el Juzgado Federal N°1 de Bahía Blanca, “el informe concluyó, con base en los distintos exámenes antropológico, odontológico, radiológico y genético, que todos los restos humanos hallados pertenecen a Facundo Astudillo Castro”. El análisis fue realizado en un laboratorio de genética forense que posee el EAAF en la ciudad de Córdoba.

Facundo de espaldas al ser retenido en Mayor Buratovich.Facundo de espaldas al ser retenido en Mayor Buratovich.

El cuerpo, encontrado tras más de 100 días de desaparición de Facundo luego de semanas de rastrillajes de la Policía Federal, se hallaba en un avanzado estado de descomposición. Sin embargo, muestras de tejido recolectadas permitieron un reconocimiento rápido sin tener que extraer ADN mediante una perforación. Cristina Castro, la madre de Facundo, apuntó fuertemente con sus abogados contra la Policía Bonaerense y la acusó por la muerte de su hijo, luego de que fuera retenido en un control de la zona de Mayor Buratovich por supuestamente violar la cuarentena.

Sin embargo, el ministro de Seguridad Sergio Berni se mantuvo en la posibilidad de un accidente.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

Pablo Moyano se negó a declarar y quedó al borde del juicio oral en la causa de la barra de Independiente

Avatar

Published

on

El vicepresidente del club y líder gremialista está señalado como presunto organizador de una asociación ilícita junto a la barra brava del Rojo. Para el fiscal hay prueba suficiente de un delito que tiene como condena hasta diez años de prisión

autor
La audiencia se hizo de forma virtual porque Moyano adujo problemas de salud (Adrián Escandar)

Tras cinco postergaciones y una audiencia de más de cuatro horas, Pablo Moyano, titular de Camioneros y vicepresidente de Independiente, quedó al borde del juicio oral como presunto organizador de una asociación ilícita junto a la barra brava del club. Es que a diferencia de lo que públicamente había prometido, el gremialista se negó a declarar y tampoco pidió medidas de prueba que puedan cambiar la dinámica de un proceso que da la sensación de que lo sentará más temprano que tarde en el banquillo de los acusados. Según pudo confirmar Infobae, el fiscal a cargo de la investigación, Sebastián Scalera, tiene previsto incluir la próxima semana en el proceso las pericias contables e informáticas pendientes e inmediatamente después mandar a Moyano a juicio. ¿Puede su abogado Daniel Llermanos meter recursos judiciales para que esto no prospere? Puede, pero hasta ahora la Cámara le ha dado la razón en todo al fiscal y no parece que vaya a cambiar de criterio justo ahora.

La audiencia, que estaba fijada para las 10:30 de la mañana, comenzó recién a las 11 y aunque estaba prevista de manera presencial se hizo en forma remota porque Moyano adujo problemas de salud. Y fue muy extensa aun cuando no se escuchó su palabra porque hubo dos recesos de media hora por problemas de conexión y porque la fiscalía debió leer toda la imputación y las pruebas colectadas en un expediente muy voluminoso. Llermanos objetó que no sólo debían informarle sobre los elementos de prueba sino también explicarle cada uno de ellos, lo que llevó a un cruce picante entre las partes porque el fiscal aseguró que el expediente estaba a la vista de la defensa desde enero de 2018 y que nunca se preocuparon por ver qué tenía ni pedir medidas para intentar refutar la acusación. La jueza Brenda Madrid, que se encargó de controlar la audiencia, medió en los momentos más ríspidos optando por que la indagatoria siguiera adelante y sin dar lugar a ninguna chance de postergarla otra vez.

“Fue un papelón toda la audiencia. El fiscal no exhibió evidencias, estuvo muy hostil, no pudo señalar la trazabilidad de la prueba ni explicar por qué hubo agentes de inteligencia en los procedimientos. Terminó el acto recostado, con espuma blanca en la boca como si fuera síntoma de rabia, creí que estaba sufriendo un accidente vascular. Le pedí serenidad porque sé que es muy difícil sostener una acusación contra un inocente y mañana mismo voy a denunciarlo por su accionar en esta causa. Y Pablo no declaró porque no se puede defender de una acusación vacua”,le dijo Llermanos a Infobae.

En esta circunstancia y viendo cuál ha sido la estrategia de la defensa hasta el momento, es muy probable que el letrado intente nulificar la audiencia asegurando que la imputación fue vaga, indeterminada, que no le explicaron el rol exacto de su defendido ni que hubo constancia fehaciente de los presuntos delitos cometidos. “Obvio que voy a hacer eso y voy a pedir directamente el sobreseimiento. Esta causa está toda armada”, afirma Llermanos.

Pero, se insiste, en lo que hace al resto de la dirigencia de Independiente ya elevada a juicio, cuando se hicieron planteos similares, la Cámara no los aceptó. Para el fiscal hay prueba suficiente de un delito que tiene como condena hasta diez años de prisión.

Entre las cosas que se le imputan a Moyano en particular y a la asociación ilícita en general está el haber presionado mediante la violencia al ex presidente Javier Cantero para que renunciara. Por esta gestión la barra habría obtenido el financiamiento para ir en plan all inclusive al Mundial de Brasil, la entrega de carnets de socios en forma gratuita para que ingrese toda la barra y de tickets para la reventa en cantidades siderales (los titulares de la empresa que los confeccionaba, Integradores SA, declararon que se los daban a la barra por orden del club), haber organizado los viajes de los violentos a los partidos del interior por la Copa Argentina y del exterior por la Copa Sudamericana y también que las pertenencias de Los Diablos Rojos se guardaran en un garaje del Sindicato. En esta causa ya están elevados a juicio Héctor Yoyo Maldonado, secretario general del club, tesorero histórico de Camioneros hoy a cargo del área Turismo del gremio, y Noray Nakis, ex vice de la institución. Y también toda la plana mayor de la barra con Pablo Bebote Álvarez a la cabeza, varios de cuyos integrantes terminaron declarando como arrepentidos y señalando que nada se hacía sin la orden del Salvaje, como ellos dicen haber apodado a Pablo Moyano, seudónimo que aparece en muchas escuchas pero que el vicepresidente niega públicamente y que se esperaba que lo sustentara este mediodía en la indagatoria, aunque prefirió callar.

FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

La mochila de Facundo Castro fue reconocida por su madre

Avatar

Published

on

Cristina Castro también determinó que eran de su hijo los otros elementos, que ahora serán peritados. Faltan su DNI y la tarjeta de débito.
El lugar donde se encontró la mochila, a unos cuatro kilómetros de donde apareció el cuerpo. 

Es un sitio al que sólo los baqueanos pueden llegar solos, el resto necesita un guía. Sin embargo, la zona de rías y canales de Villarino Viejo volvió a ser escenario del “hallazgo” de pescadores que primero encontraron lo que quedó del cadáver de Facundo Astudillo Castro, y el fin de semana pasado una mochila que contenía los documentos y teléfonos celulares del joven de 22 años que había desaparecido el 30 de abril en su camino de Pedro Luro hacia Bahía Blanca, donde nunca llegó. En la mañana de este jueves, su madre, Cristina Castro, y el abogado Leandro Aparicio, estuvieron en la sede de Gendarmería en esa ciudad, donde ante la presencia de testigos abrieron la mochila, cuyo contenido se había mojado. La persona que dio aviso a la Policía Federal de haberla encontrado dijo que se había llevado la mochila a su casa para que no se la llevara la marea.

Sin embargo, en diálogo con Página12, Aparicio explicó que las mareas no llegan hasta ese sitio, salvo en casos de sudestada, pero indicó que las pertenencias de Facundo estuvieron mojadas probablemente por la lluvia. “Estaban los dos teléfonos, el Nokia y el Blackberry, el carnet de conducir, una camiseta de Boca con el número 7, otras remeras negras con partes quemadas, no sabemos si de cigarrillo o qué, un pantalón con manchas que podrían ser de sangre, todo fue reconocido por Cristina”, expresó el abogado, y agregó que el siguiente paso es secar lo más posible las cosas de Kufa, entre las que también había un cepillo de dientes, ropa interior, auriculares, un cargador y una gorra con visera.

El reconocimiento se llevó a cabo en la sede de la Región V de la Gendarmería Nacional, ubicada en avenida Alem al 1300 de Bahía Blanca, donde Cristina Castro observó todos los elementos hallados. A partir de ahora, serán peritados en busca de restos orgánicos de Facundo para poder comprobar científicamente si eran suyas. Los efectivos de Gendarmería procedieron a “abrir todo adentro de un camión aislado, con una testigo adentro y otro testigo en la sala donde estábamos nosotros, que lo vimos por un televisor y a través de una cámara que filmaba”. Aparicio indicó que “lo que se hizo fue mostrarse, no tocarse mucho”, al agregar que mostraron que “un teléfono no tenía chip y que el otro no se podía abrir“. Según se indicó, los efectivos colocaron a los celulares granos de silica para que absorban  la humedad.

El abogado consideró que, a su criterio, la mochila con todos los elementos fueron colocados en el lugar donde fueron hallados “hace un mes: cuando pusieron el cuerpo, pusieron la mochila”. Por otra parte, fuentes judiciales confirmaron que en la mochila no fue encontrado el documento de identidad de Facundo, tal como se había asegurado días después del hallazgo. Cristina Castro señaló que tampoco estaba la tarjeta de débito. Toda esa documentación estaba en un tarjetero que no figura entre los elementos halladfos.

Cangrejal hostil y desértico

Tal como pasó cuando fue descubierto su cuerpo esqueletizado, otra vez fue un sábado al anochecer, otra vez fue un pescador, otra vez en una zona que había sido muy rastrillada. El nuevo hallazgo volvió a golpear a la familia. El domingo fue identificado el lugar y este jueves se procedió a la apertura ante la familia, en tanto el contenido será analizado por los expertos de Gendarmería Nacional de Neuquén y de CABA, respecto de aquellos objetos que la DATIP (Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal), que depende de la Procuración, no pueda peritar, pero los teléfonos sí quedarán en manos de esa dependencia.

“Todo muy raro, como todo en esta causa, otra vez un sábado a la noche, otra vez un pescador”, le dijo Luciano Peretto, el abogado de la madre de Facundo Astudillo Castro a Página/12. El abogado hacía referencia al último y sorprendente giro que tomó la investigación. Tal como había ocurrido el sábado 15 de agosto, hace prácticamente un mes, la Policía Federal de nuevo recibió un llamado de un pescador para avisarles que en la misma zona donde aparecieron los restos esqueletizados de Facundo esta vez habían encontrado una mochila muy parecida a la que llevaba el joven cuando emprendió su viaje a Bahía Blanca.

El hallazgo se produjo en la localidad de General Cerri, a medio kilómetro de las vías del tren y a unos cuatro del lugar donde había sido encontrado su cuerpo. La mochila es del mismo color que la que llevaba Facundo, tenía en su interior dos celulares, “un Nokia de alta gama y un Blackberry”, según describió Peretto. “Sabíamos que tenía esos dos celulares, el Blackberry era del abuelo y tenía puntos, por lo que lo usaba cuando se quedaba sin crédito en el otro. Lo reportamos desde el primer momento en la causa”, amplió el abogado. Consultado acerca de la reacción de la madre del joven al enterarse del hallazgo, el abogaado contó que Cristina Castro señaló que era “rarísimo todo, raro otra vez un sábado a la tarde, un pescador, en cuarentena, los dos celulares en la mochila”, cuando “Facundo siempre los llevaba en el bolsillo”. 

La Policía había dejado trascender que la mochila tenía una doble V o una M, pero este jueves su madre confirmó que es la que llevaba su hijo aquel día. Entre los más cercanos al joven que estuvo 107 días desaparecido crece la incredulidad ante las versiones oficiales. “Para nosotros es imposible que aparezca la mochila con los dos celulares adentro, el celular ese reportó actividad en una antena del centro de Bahía Blanca, por lo que es imposible que haya entrado ahí y vuelto al lugar, no tiene ningún tipo de lógica”, reflexionan en el sentido de que al igual que el esqueleto consideran que fueron plantados.

Otro elemento a tener en cuenta es que desde la incorporación a la causa de los fiscales Horacio Azzolin, especializado en Ciberdelincuencia y subrogante en la Procuraduría ante la Cámara Federal de Bahía Blanca, y Andrés Heim, de la Procuraduría de Violencia Institucional, se había acordado con el fiscal Ulpiano Martínez, muy cuestionado por la madre de Facundo, que la Policía Federal sería apartada y que los peritajes quedarían en manos de la Dirección General de investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), dependiente del Ministerio Público Fiscal.

Nada de ello fue tomado en cuenta con las últimas novedades, ya que el fiscal Martínez envió a la Federal a tomar contacto con el “pescador” y hacerse cargo de sus descubrimientos. Curiosamente, la zona había sido rastrillada por las fuerzas de seguridad antes de la aparición del cuerpo, y también después, sin que la mochila fuera descubierta.

PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas