Connect with us

Sociedad

Diario El Ciudadano: del cierre a triplicar la audiencia

Avatar

Publicado

on

Esta es la historia de la transformación de El Ciudadano, un diario a punto de cerrar que se convirtió en una cooperativa gestionada por 60 periodistas, triplicó su audiencia y se volvió en uno de los medios online más influyentes de la región.

Por: Sebastián Hacher

La primera escena es casi un lugar común. Un diario de Rosario -la tercera ciudad más grande de Argentina- que pasa de mano en mano, empresarios que la compran y la abandonan, telegramas de despido, otro medio que cierra.

El Ciudadano podría haber terminado así, pero en 2016 sus periodistas decidieron hacer otra cosa: se quedaron con el edificio y las computadoras, formaron una cooperativa, recuperaron la publicidad y sacaron el diario a la calle.

En el esquema empresarial la web siempre había sido una cuestión secundaria. No formaba parte del plan de negocios ni recibía ningún tipo de inversión. Era un WordPress en el que se cargaban las notas del diario impreso después del cierre. Se programaban para salir después de medianoche y eso era casi todo. Durante el día, la página y las redes sociales estaban a cargo de una o dos personas que alternaban su trabajo con producir las notas del día.

En junio de 2017 nos llamaron porque querían rediseñar la página web y el modelo de Cosecha Roja y Revista Anfibia les parecía interesante.

Junto con Cristian Alarcón, director y fundador de ambas revistas, le propusimos un plan ambicioso: reorganizar toda la redacción y transformar a El Ciudadano en un medio digital. Darlo vuelta todo. Cristian venía de fundar varios medios y los que formamos parte de su equipo teníamos entrenamiento en empezar a crear algo desde cero.

El desafío en el Ciudadano tenía condimentos extras: había que transformar un medio que ya estaba en funcionamiento. A favor teníamos una redacción experimentada, la mística y un vínculo de cariño entre el diario y la audiencia. En contra, maltrato empresarial de muchos años y una lógica de trabajo totalmente offline.

Definimos un plan con cinco ejes, que se terminaron convirtiendo en una receta para dar el salto del periodismo tradicional al periodismo digital. Simplificando, se podrían resumir así.

1-Narrativa de no ficción aplicada al trabajo cotidiano.
Nos propusimos abandonar el lenguaje del periodismo máquina, algo común en los diarios. En el primer apunte del primer día de trabajo en el diario escribimos: nadie está ‘tendido en la vía pública’ sino tirado en la calle. No hay intervenciones quirúrgicas sino operaciones, no hay siniestros sino choques. Tratamos de extender es lógica a todo el lenguaje, sobre todo en los títulos.

Luego trabajamos sobre la narrativa. Nos movimos de la pirámide invertida -la forma ultraclásica de escribir las notas- y empezamos a contar historias. Frente a cada nota nos hicimos preguntas clave: ¿Cómo reconstruimos de manera clara la mecánica de los hechos que estamos contando? ¿Qué se puede narrar y qué no? ¿Cuáles los los puntos de interés para nuestros lectores? ¿Dónde poner el foco? ¿Qué de lo que cada texto va a conmover, indignar, interesar, hacer sentir empatía, odio?

El eje estuvo puesto en aplicar algo con lo que venimos experimentando hace unos años: cómo usar técnicas de no ficción en el trabajo cotidiano. Lo hicimos con talleres de narrativa, pero sobre todo en el terreno práctico. Nos sentamos al lado de cada redactor y redactora y trabajamos juntos en sus notas. En cómo pensarla, escribirla y editarla. Repetimos el ejercicio varias veces hasta que empezó a funcionar.

2-Construir una agenda en diálogo con la audiencia.
El Ciudadano forma parte de un ecosistema. La agenda diaria se construye en la interacción entre los medios, las redes sociales y los distintos actores de la ciudad. Todos se miran a todos todo el día. Se funciona por retroalimentación y competencia. A esa práctica común le agregamos un actor que no estaba siendo tomado en cuenta: la audiencia. Empezamos por una medida básica: poner el Google Analytics en una pantalla gigante en medio de la redacción.

Fue un poco duro al principio, pero sirvió para sincerar qué se leía y qué no. Con el correr de los meses detectamos patrones. Qué historias se leían, cómo contarlas, para quién las estamos contando. Lo interesante fue encontrar un balance entre lo que le interesa a la audiencia y lo que el diario quiere decir.

Una de las claves para fortalecer esa construcción de la agenda fue convocar a expertos en cada sección. Para deportes (tema central en la ciudad) invitamos a Alejandro Wall. En política, convocamos a Silvina Heguy y a Martín Ale, que también trabajó con los editores. En género a Luciana Peker, que ayudó a construir un perfil que luego se convirtió en un eje central del diario.

3-Generar una lógica digital más allá de las herramientas.

Las dos redes principales del diario eran Twitter y Facebook. En Facebook, los dueños anteriores del diario se habían ido sin entregar la contraseña. En Twitter se subían las notas de manera casi automática luego de publicarlas en la web. Trabajamos, en primer lugar, en cómo contar las noticias en esas redes. ¿Qué gramática propia tiene cada red social? ¿Qué otros formatos podemos pensar además del texto y las fotos?

Al principio se trataba de “vender” las notas en las redes, que es la visión clásica con las que los periodistas llegamos a ella. Pero enseguida se planteó dar el salto: pensar a las redes como espacios en sí mismos, con lógicas y contenidos propios.

En el punto crítico convocamos a Tomas Perez Vizzon para que de un taller de narrativas digitales. Y, sobre todas las cosas, los animamos a construir guiños y diálogos con la audiencia. De lo que se trataba era de abrir camino, de sentar bases para que pudieran jugar. Corrernos de las fórmulas establecidas para buscar caminos propios. Animarse a experimentar.

Aquí estamos ahora: las tapas de El Ciudadano -siempre con una vuelta de rosca irónica- se convirtieron en un clásico, casi memes editoriales que tiene vida propia. Hay videos, pero también también hay AMP stories, un canal de noticias Whatsapp, especiales multimedia, un trabajo mucho más cuidado con la imagen y hasta una reciente cuenta de Instagram que de a poco va creciendo.

4-Construir una web funcional, robusta y flexible usando WordPress.
Usar WordPress es una opción para la mayoría de los sitios de noticias medianos y pequeños. Casi el 24% de las webs del mundo lo usan. El desafío era cómo desarrollar un producto útil para un diario con más de 18 secciones y un promedio de entre 50 y 60 publicaciones por día.

Trabajamos en tres frentes: el equipo de diseño de El Ciudadano se abocó a la identidad de marca, un nuevo logo y su aplicación en distintos formatos. El diseñador Ezequiel Black trabajó en la estética de la página: tipografías, paleta de colores, cuadrículas, etc.

El tercer frente fue el más arduo: junto con el estudio Surhive Diseño nos propusimos desarrollar una plantilla y plugins pensados para medios de comunicación complejos. Queríamos una página minimalista, fácil de administrar pero con la flexibilidad de poder cambiar el tipo de portada, agregar o mover secciones y extras de manera amigable, sin necesidad de recurrir a un desarrollador para cada cambio.

Por lo general, cuando se usa WordPress sin presupuestos millonarios, el contenido y el diseño se adaptan a las posibilidades del desarrollo. Queríamos lograr lo contrario.

Fue uno de esos trabajos en los que algunas veces hay que levantarse a prender la luz porque el día se acaba y uno sigue plantado frente a la pantalla. Pero salió en tiempo récord: se administra de manera visual, está pensaba para crecer y tiene actualizaciones constantes. Después de muchísimos años de usar WordPress, conseguimos hacer el desarrollo que soñamos para un medio de comunicación.

El suplemento deportivo, central en al vida del diario y de la ciudad.

5-Reorganizar la redacción alrededor de los nuevos desafíos.
En el período offline, el diario se empezaba a pensar después del mediodía, se escribía por la tarde y se cerraba a la noche, siempre a ritmo febril. Un esquema online implicaba dar vuelta todo: producir y publicar desde la primera hora del día con un ojo puesto en el diario impreso que, como siempre, se sigue cerrando a última hora.

El Ciudadano es un medio cooperativo. Tiene una comisión directiva, secretarios de redacción, editores y gerentes, pero las decisiones importantes se toman en la asamblea de todos los socios. Toda modificación estructural se hace por votación directa.

El trabajo de ingeniería para cambiar horarios y tareas se hizo tomando en cuenta la situación de cada periodista fue la parte más delicada. De a poco construimos un esquema escalonado para cubrir todo el día laboral y reorganizamos la versión en papel para alivianar el cuello de botella del cierre nocturno.

El cambio sirvió no solo para convertir a El Ciudadano en un medio online, sino para “destapar” a toda una generación de periodistas jóvenes -sobre todo mujeres- que pasaron a tener responsabilidades y tareas centrales. El diálogo con audiencias nuevas, un ojo puesto en lo pop y la renovación del lenguaje tienen mucho que ver con eso.

El resultado, lo que falta
Durante siete meses viajamos a Rosario de manera casi cotidiana. En enero de 2018 relanzamos la web y más tarde el equipo de diseño del diario hizo lo mismo con la versión en papel.

Desde su transformación, el tráfico web de El Ciudadano creció en un 330% y pasó a ocupar el tercer lugar entre los sitios de noticias de Rosario, detrás de dos conglomerados de medios: La Capital y Rosario3. En las redes también creció al mismo ritmo, pero sobre todo dio un salto en generar conversaciones. Hoy es uno de los medios con mayor engagement de la región.

Los números son muy buenos, pero son secundarios en relación al objetivo central. Lo que hicimos de manera colectiva y profunda fue sentar las bases para seguir innovando. No hay fórmulas mágicas ni formatos salvadores. Construimos una lógica y una forma de pensar el diario como un producto narrativo complejo, un organismo vivo y cambiante. De eso se trata hacer periodismo digital.

¿Qué viene ahora? Quizás encarar el próximo desafío de los medios online: usar herramientas para tener un diálogo fluido con la audiencia, aplicar técnicas de UX y explorar nuevos formatos narrativos. Dicho en otras palabras: hacer todo lo que sirva de excusa para caminar a orillas del Paraná y comer los mejores pescados a la parrilla de los que tengamos memoria.
Fuente: Medium

Sociedad

Piden la remoción del interventor de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual  

Avatar

Publicado

on

Más de un año de intervención deja un saldo de abandono de tareas y funciones, y de vaciamiento institucional según una denuncia conjunta del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), del Foro de Radios Comunitarias (FARCo), del capítulo Argentina de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC)

Por: Washington Uranga
Un grupo de organizaciones, instituciones y personalidades presentaron ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Comunicación Audiovisual una denuncia acerca del funcionamiento de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual (DPSA) y en el mismo acto solicitan que se deje sin efecto la designación del interventor de ese organismo, el abogado Emilio Jesús Alonso, quien fuera nombrado con carácter transitorio el 26 de setiembre de 2018 . El pedido del remoción del funcionario lleva la firma, entre otros, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), del Foro de Radios Comunitarias (FARCo), del capítulo Argentina de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), y de investigadores y académicos del campo de la comunicación, entre los cuales se cuentan Martín Becerra y Guillermo Mastrini (UNQ), Diego de Charras y Larisa Kejval (UBA), Philip Kizberger (Univ. Di Tella) y la abogada especialista en derecho de la comunicación Graciana Peñafort.

Además de señalar que la designación de Alonso incumplió los requisitos exigidos por ley para ser Defensor/a y el reglamento de la propia Comisión Bicameral, los denunciantes sostienen que Alonso “discontinuó las líneas de trabajo, paralizó el despliegue territorial, separó de sus cargos al director Ernesto Lamas en un acto de persecución política, provocó la renuncia de la directora María José Guembe”, a quien la propia Comisión Bicameral había encargado de la DPSCA durante la acefalía, y “tras una larga persecución y censura” generó la renuncia del director de Análisis, Investigación y Monitoreo, Santiago Marino.

En el mismo documento los firmantes señalan que durante su gestión Alonso “dejó tres direcciones sustantivas del organismo vacantes” mientras nombró en cargos jerárquicos a personas que carecen de formación en los temas específicos de la DPSCA y hubo al menos catorce designaciones en la planta jerárquica y como asesores, con las más altas remuneraciones, violando de este modo “las facultades conservatorias dispuestas por la Comisión”.

Respecto de lo anterior el documento concluye que “el resultado de estas decisiones es una Defensoría empobrecida, paralizada en todas sus acciones y la total desprotección de los derechos de las audiencias”.

La DPSCA es un organismo dependiente del Poder Legislativo creado en el marco de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26522), sancionada en el 2009 y prácticamente desguazada por un decreto de necesidad y urgencia (DNU) emitido por Mauricio Macri pocos días de asumir la presidencia en el 2015.

Sin embargo el DNU no afectó a la DSPCA ni alteró sus funciones por lo cual siguió actuando de manera normal mientras estuvo vigente el mandato de la defensora Cynthia Ottaviano, hasta el 14 de noviembre de 2016. Con posterioridad a ello la propia Comisión Bicameral presidida por el senador santacruceno Eduardo Costa (Cambiemos), bajo la vicepresidencia del senador Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos) y con la secretaría del diputado Pablo Carro (Unidad Ciudadana por Córdoba), designó a la entonces directora legal María José Guembe para hacerse cargo de la continuidad de la tareas mientras durase la acefalía y asumiendo el compromiso de regularizar la situación. No solo no ocurrió tal cosa sino que en setiembre pasado sorpresiva y antirreglamentariamente, tal como se consigna en la denuncia, se desplazó a Guembe y se nombró al mencionado Alonso, en principio por tres meses que se han extendido hasta la fecha.

Los trabajadores de la Defensoría han denunciado actualmente que el mal manejo presupuestario de Alonso impide en la actualidad hacer frente al pago de los salarios del personal hasta fin de año.

Por ese motivo ahora se solicita, “previa sustanciación del sumario” la remoción del interventor Alonso y que “se de inicio al proceso de selección y designación de la defensora o defensor del público audiovisual de conformidad con el artículo 20 de la ley 26.522”. Mientras tanto se pide que, siguiendo la práctica que es habitual en estos casos, el organismo quede a cargo de los funcionarios de planta permanente y “se adopten las medidas necesarias para retomar el normal funcionamiento de la Defensoría” como forma de “recuperar las acciones necesarias para proteger los derechos de la ciudadanía”.

La Comisión Bicameral destinaria de la denuncia ha sido convocada para el próximo jueves 17 por la mañana y en el orden del día se incluyó el informe de gestión que debe presentar el interventor Alonso, el tratamiento de la denuncia presentada y la evaluación acerca de la designación del titular de la Defensoría del Público.
Fuente: Diario PáginaI12

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Sociedad

MUMALÁ ¿Qué es?

Evelin Cepeda

Publicado

on

Este fin de semana largo, la ciudad de La Plata se prepara para el 34º Encuentro Nacional de Mujeres, donde cientos de personas se reunirán y participarán de marchas y distintas actividades programadas.

Entre las distintas agrupaciones que estarán presentes, se encuentra “Mumalá”, mujeres que salen a la calle, luchan y buscan el cumplimiento de sus derechos, la igualdad y el fin de los femicidios.

Ludmila Poggi, militante de Mumalá, nos cuenta sobre esta agrupación, sus actividades y todo lo que debemos esperar del próximo sábado 12 al lunes 14 de Octubre en el 34º Encuentro Nacional de Mujeres.

Seguir leyendo

Sin categoría

La historia de Titán, el perro que acompaña a chicos que deben declarar como víctimas o testigos

Avatar

Publicado

on

Es un golden retriever, tiene 5 años y presta terapia de asistencia en el Ministerio Público Tutelar porteño.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Tiene cinco años y trabaja para el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad. Espera las instrucciones y obedece enseguida: se sienta cuando le dicen, se recuesta cuando le dicen, se queda quieto cuando le dicen. Y jadea cada vez más rápido cuando las caricias se le acercan a las orejas.

Se llama Titán, es un golden retriever y es el primer perro que presta terapia de asistencia judicial en Argentina. Va y viene entre las oficinas de un equipo de treinta personas -que, confiesan, no pueden evitar darle alguna cosa de comer cada vez que se lo cruzan- y cumple una función exclusiva: interactúa con niñas, niños y adolescentes que deben declarar como víctimas o como testigos en causas de abuso sexual, maltrato, lesiones, grooming o violencia de género.

“El efecto es inmediato. Una nena nos dijo que es lo mejor que le pasó en el Poder Judicial, por el que ya tuvo que pasar varias veces. Es un sistema que ya se implementa en Estados Unidos, Canadá, Francia, España y Chile”, cuenta Yael Bendel, titular del Ministerio que incorporó a Titán hace un mes.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Cada día, en el edificio de la calle Perú en el que funciona esa dependencia judicial porteña, hay entre tres y cuatro entrevistas en las que nenas, nenes y adolescentes declaran en una habitación en la que alguien del equipo de psicólogos les hace preguntas. En la habitación hay micrófonos, domos y cámaras: en el techo y también en una lámpara, apuntando directamente a la mesa en la que los chicos a veces dibujan como parte de la entrevista.

Todo eso se transmite en vivo a una sala en otro piso del edificio: allí escuchan el juez, el fiscal, las partes querellante e imputada de la causa y otro psicólogo. En el Ministerio Público Tutelar, los chicos -a veces víctimas directas, a veces víctimas indirectas en casos de violencia de género y a veces testigos- ya no declaran en una Cámara Gesell: esto evita que tengan que pasar por donde está el imputado antes de entrar a la entrevista.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

“Titán está en la antesala de donde se hace la entrevista. Los chicos llegan, están un rato con él, y eso los descomprime, los alivia, les hace bajar el nivel de estrés. Cuando salen de declarar, vuelven a estar con él: eso hace que rápidamente conecten con algo que les hace bien, y salgan del relato que acaban de dar”, cuenta Bendel.

Según explica, el equipo de psicólogos ya observa que “el contacto con el perro antes de entrar disminuye la angustia y la ansiedad de los chicos, y el juego al salir neutraliza la movilización emocional que les genera volver sobre un hecho que les generó un trauma”.

Desde que llegó al Ministerio Público Tutelar -de cuyo edificio sale cada dos horas para pasear-, Titán recibió y esperó a cuatro chicos que declararon en la Sala de Entrevistas Especiales y estuvo en el momento en el que se produjeron dos revinculaciones entre familiares.

“En esas revinculaciones el perro está ahí mismo cuando se da el reencuentro entre algún padre o alguna madre y un nene, una nena o adolescente que no ve a ese pariente hace mucho tiempo. Su presencia descomprime ese momento, lo facilita“, explica Bendel, y suma: “Es una implementación progresiva, pero va a estar disponible para todas las entrevistas. Y se está criando un segundo perro que se incorporará al equipo: para cuando Titán no pueda estar o por si hay algún chico alérgico. Es que será de raza Labradoodle, que tiene mucha presencia en hospitales y no genera alergias”.

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán, el golden retriever que acompaña a chicos que deben declarar como testigos o víctimas ante la Justicia. (Constanza Niscovolos)

Titán llega todas las mañanas con Carlos Agudo: es su criador, su entrenador y un empleado del Ministerio que, desde hace un tiempo, circula por el edificio con comida para perro en una riñonera. Le da una de esas pelotitas de alimento balanceado cada vez que Titán -en los pasillos le dicen “Titi”- da la pata.

“En cada camada se elige al perro más equilibrado en la escala de carácter que puede tener, que va desde inseguro hasta agresivo dominante. Titán fue el más equilibrado de la camada. Entre sus sesenta días y sus seis meses recibió educación que, básicamente, consistió en enseñarle a ser un perro de terapia para chicos. Que si le tiran de las orejas o de la cola, o si lo pisan, lo tome como un juego“, cuenta Carlos, con Titán sentado al lado, la correa uniéndolos a los dos.

“Es una desensibilización: hacés todo eso jugando y el perro aprende que es un juego. Lo premiás cuando sale bien, y el castigo es no premiarlo. Nunca pegarle”, suma el entrenador. “Ya trabajó en centros terapéuticos de niños, y ahora llegó al Poder Judicial. Enseguida se nota cómo los chicos que llegan tímidos, nerviosos, sonríen cuando lo ven, juegan, lo acarician. Entran distendidos y salen con ganas de volver a estar con él”, explica Carlos. Alrededor de Titán, una ronda de periodistas se turna para hacerlo jadear a fuerza de caricias.

DD

 CLARIN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Más Vistas