Connect with us

Cultura

¿Qué diferencia hay entre un canal y una señal?

Avatar

Published

on

El espacio de las ondas en el aire es limitado mientras que por un cable de fibra óptica se pueden transmitir cien veces más señales, por eso hay muchas señales de cable y pocos canales de aire y cada uno de ellos tiene una licencia del Estado con adjudicación firmada por el presidente de turno. Las señales, sean de noticias como de películas, infantiles, de deportes, de auto, de agro, etc., al no ser licencias no están obligadas a los requisitos del ente regulador de telecomunicaciones, por ejemplo tener cierta cantidad de programación de ficción o de producción nacional o de productoras independientes, pero las señales de cable al mismo tiempo están limitadas en la cantidad de publicidad por hora: pueden emitir hasta 6 minutos de publicidad por hora y los canales de aire hasta 12 minutos, lo que guarda relación con la exigencia a estos últimos de tener una programación generalista y variada mucho más costosa que la de una sola temática. (Fuente www.perfil.com).
 
En la jerga televisiva se llama “señal” cuando se intenta distinguir el tipo de televisión del que se habla; por lo general, dicha distinción se establece para diferenciar las emisiones de TV Abierta al público en general (que se recibe mediante antena de techo) de aquellas “otras” que nos llegan a través de diversos operadores de TV onerosa o de distribución (TV por cable; TV Codificada por cable; TV Codificada por aire; la TDA (Televisión Digital Abierta) que distribuye el Estado o la TVD (Televisión Digital Terrestre), de índole privada, distribuida por sus “licenciatarios operadores”.
 
Es decir, “señales” son aquellas que no llegan a través de las antenas de los techos, puesto, que son servicios que se obtienen por demanda, y por lo tanto, onerosas. La TDA estatal, se puede recibir con una especial antena de techo, y es abierta y gratuita, pero, las señales emitidas por dicho sistema dependen de los transmisores propiedad de los gobiernos de turno, no son independientes. Este solo detalle viola los Principios de Libertad de Expresión y de Información, consagrados por nuestra Constitución Nacional.
Hasta aquí una breve descripción de las sensibles diferencias que caracterizan a dichos servicios. Justamente, en esas pequeñas cuestiones –aparentemente inocentes- se esconde el verdadero peligro de que se intente el “cierre total” de los únicos servicios de “televisión abierta, directa y gratuita” destinada al público en general.
 
Debemos saber, que históricamente, existen determinadas frecuencias (canales) en el espectro radioeléctrico que permite la difusión de múltiples señales de comunicaciones, entre las que se encuentran las citadas de TV Abierta; la Televisión Digital Abierta, estatal; la TV Codificada de aire privada y las telecomunicaciones (TIC). Pues bien, para su utilización primaria, por parte de los servicios de televisión abierta –internacionalmente- se atribuyeron bandas muy bien especificadas en el Reglamento Internacional de Radiocomunicaciones (RR) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que rige en nuestro país a partir de la Ley N° 23.478 (1986), por la cual se adhirió al Convenio Internacional de Nairobi (1982) –hoy- de rango constitucional.
 
A pesar de todo lo dicho, las diversas gestiones gubernamentales habidas desde entonces, se han dedicado, sin prisa y sin pausa, a diezmar únicamente las frecuencias destinadas a los servicios de televisión abierta, directa y gratuita (radiodifusión de televisión), adjudicándolas a la explotación de servicios cerrados (onerosos: TV Codificada de aire); al propio Estado, los canales en los que actualmente opera la TDA; a las telecomunicaciones (telefonía celular y otros), y a la TDT privada que puede armar consorcios de subarrendatarios. O sea, todo para el Estado y/o para los grandes empresarios y nada para los servicios destinados al público en general, como lo marcan las normas vigentes.
Profundizar más en este tema sería como redactar el “Manual de instrucciones” que los funcionarios del sector jamás leyeron, cosa, que ya sería tarde, después de todo lo mal hecho; pero, son los contribuyentes, es la gente, es el público en general quien en realidad y como siempre resulta perjudicado por “la mala praxis”.
 
Para que no se piense que esta postura está en contra de las nuevas tecnologías, aclaro que no es así, sino, que por el contrario lo expuesto debe servir para llamar a una cordura administrativa más ecuánime, menos arbitraria y/o discriminatoria; que le otorgue similar importancia a los distintos servicios para que ninguno deba dejar de existir para dar paso –exclusivamente- a los servicios onerosos o de imposible acceso para el segmento de menores recursos, siempre pensando en el antiguo precepto de la administración pública, que señala:
 
“No se deben dictar medidas que beneficien a unos pocos, en perjuicio de muchos”.
 
Edgardo Molo
Asesor Técnico Legal
Especialista en Radiodifusión
Periodista
 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

ESTAMOS DISTRAÍDOS. Reflexiones sobre la madurez. R. Fontanarrosa

Avatar

Published

on

Mi amiga Colette solía decir, y hace ya mucho tiempo, «Estamos entrando en la edad del nunca me había pasado»… Y es así. Decimos: «Es curioso. Nunca me había pasado, me agaché a recoger un tenedor y se me trabaron cuatro vértebras de la columna».
Escuchamos: «Es notable. Nunca me había pasado. Mordí un caramelo de limón y un premolar se me partió en ocho pedazos.»
Es que, así como se habla de un Primer Mundo y de un Tercero sin que nadie conozca a ciencia cierta cual es el Segundo, nosotros hemos pasado de la Primera Edad a la Tercera sin recalar por la Segunda y el cuerpo acusa recibo de tal apresuramiento. El tiempo mismo, incluso, ha tomado una consistencia gelatinosa, plástica, mutante.
Calculamos: – «Cuánto hace que se mudó Ricardo a su nueva casa?». Y arriesgamos: – «Tres, cuatro años». Hasta que alguien, conocedor, nos saca de la duda:»Catorce».
Suponemos ante el amigo encontrado ocasionalmente en la calle: – «Tu pibe debe andar por los seis, siete años». – «Tiene diecinueve – nos contesta el amigo – Vení Tacho!”. Y nos presenta a una bestia de un metro ochenta, pelo verde, un clavo miguelito clavado en la ceja y un cardumen de granos sulfurosos en la mejilla.
Se corrobora entonces aquello que, dicen, decía John Lennon: «El tiempo es algo que pasa mientras nosotros estamos distraídos haciendo otra cosa». Y suerte que estamos distraídos haciendo otra cosa. Mucho peor es aburrirse. Es dulce rememorar ciertos momentos, pero más me entusiasma pensar en las cosas que tengo para hacer. Es que muchos de esos ciertos momentos son muy viejos. Y por lo tanto vale recordar el consejo dado por Javier Villafañe cuando alguien le preguntó cómo hacía para conservarse tan joven pasados los ochenta años. – «No me junto con viejos», respondió el maestro. Yo quiero agregar lo que un día dijo Jean Louis Barrault, famoso mimo francés, «La edad madura es aquella en la que todavía se es joven, pero con mucho más esfuerzo».

Roberto Fontanarrosa ~

Continue Reading

Cultura

Investigadores participaron de taller sobre cuantificación de las capturas incidentales de centolla en flotas arrastreras

Avatar

Published

on

Integrantes del Programa Pesquerías de Crustáceos Bentónicos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, participaron de un encuentro de trabajo cuyo eje central fue la metodología de estimación del by-catch de centolla en las flotas tangoneras y merluceras, el pasado 12 de marzo en la sede de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), en Comodoro Rivadavia.

En el taller estuvieron presentes los investigadores del Instituto de Desarrollo Costero, Instituto de Investigaciones en Hidrobiología, personal técnico de las Secretarias de Pesca de las provincias de Chubut y Santa Cruz y un especialista en certificación de pesquerías. En representación del INIDEP participaron la Lic. Carla Firpo, la Ing. Cecilia Mauna y el Lic. Pablo Lértora, pertenecientes al Programa Pesquerías de Crustáceos Bentónicos.

El encuentro se realizó en el marco de un convenio suscripto por la empresa Bentónicos de Argentina S.A y el grupo liderado por el Dr. Martín Varisco de la Universidad NPSJB, y buscó profundizar los conocimientos de la pesquería de centolla de cara a su certificación.

En el INIDEP se realizan trabajos sobre la captura incidental de las flotas tangoneras congeladoras desde 1994, por lo tanto compartir los resultados y la metodología empleada es de gran importancia para la unificación y avance sobre los recientes estudios realizados en las flotas fresqueras merluceras.

Los grupos de trabajo expusieron el estado de conocimiento de la cuantificación y caracterización de las capturas incidentales de centolla en las flotas de arrastre en Patagonia, a partir de lo cual se identificaron las fuentes de información disponibles para las diferentes flotas con las que cuenta cada grupo y se plantearon las líneas de trabajo a desarrollarse a futuro.

Continue Reading

Cultura

Todos juntos

Avatar

Published

on

Ante la pandemia del Corona virus

¿No es la oportunidad este momento
para unirnos sin falsas etiquetas?
Como yo, te preocupas y te inquietas,
como tú, sufro el drama que presiento.

Ya no es tiempo de dudas ni de grietas,
yo soy tú, tu eres yo.  ¡Qué humano  intento
de vencer en conjunto y sin lamento
este  virus de  innúmeras  facetas!

Elevemos las voces,  cara al viento,
hacia el justo equilibrio de otras metas
más prójimos que nunca ¡Noble acento

de  conciencias  terráqueas bien concretas!
¡Los convoco al solemne juramento
que despliegue la  unión  entre sus vetas!

 

Autora: Irene Mercedes Aguirre, Embajasora de Paz, Cerxcle Universel des Ambassadeurs de la Pauix, France/Suisse-Premio Santa Clara de Asís 2014

 

Fuente

Irene Mercedes Aguirre

Continue Reading

Más Vistas