“Todo lo que el testigo escuchó, lo que vio, todo sucedió”, dice el diputado del Frente de Todos, Marcos Cleri, para referirse a su colaborador en el Congreso, Jorge Abello, el hombre que declaró bajo juramento que había escuchado en el bar Casablanca al diputado del PRO Gerardo Milman decir “cuando la maten yo estoy camino a la costa” dos días antes del intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner. Cleri contó quedó impactado cuando recibió el mensaje. “Me pedía que le creyera”, describió. También contó que Abello “tuvo persecuciones, algunas intimidaciones” y “sufrió un ACV”. “Debían resguardar su identidad”, y responsabilizó a la jueza María Eugenia Capuchetti. “Filtró su nombre”, dijo.

“Cuando fui a llevar el mensaje que había recibido (de Abello) la jueza Capuchetti no me atendió. Fui con un escrito, con copia certificada del mensaje y puse el celular a disposición, si querían tener mi teléfono para comprobar la certificación. Esperé 45 minutos”, relató en diálogo con la AM990. Hasta ahora el diputado no había hablado públicamente de estos hechos. “Pasaron como veinte días hasta que declaré. Ellos decían que estaban ocupados tomando testimonios. Es como dice Cristina, no querían llevar adelante la investigación”, criticó. “Ni la justicia, una jueza de primera instancia ni la Corte Suprema tomaron las acciones para clarificar y mostrarle a la ciudadanía qué pasó, quién financió, quién fue el autor intelectual, ni hicieron nada por acompañar a la víctima. Muestran que las acciones partidistas son las que gobiernan gran parte del Poder Judicial en Comodoro Py esto se debe corregir”, sostuvo Cleri.

Abello le envió el mensaje a Cleri el 1 de septiembre a las 22.36, un rato después del intento de magnicidio, según declararon ambos ante Capuchetti. ¿Qué decía? “Marcos ayer cuando salí de tu oficina fui con mi cuñado a comer a Casablanca. Al lado mío estaba Milmann (sic) con dos pibas y graciosamente decía cuando la maten yo estoy camino a la costa. Y se mataban de risa”. Luego agregaba: “Están las cámaras que no me dejan mentir”. “Creeme estoy temblando”, le insistía. Cleri contó este sábado que vio el mensaje recién a la madrugada, en medio de la conmoción por el atentado.  “Cuando lo vi quedé impactado. Estábamos todos y todas organizando la marcha del día siguiente, que fue multitudinaria. En defensa de Cristina, que se haga la investigación y que no continúe la violencia política. Intentaron matar a Cristina”, subrayó. También dijo que le generó “dolor” conocer “la crudeza que se manifestaban estas personas (Milman y sus colaboradoras), la impunidad y la sobreactuación. Estar en un bar diciendo esas cosas, manejándose así, esperando que eso suceda”.

“Lo que el testigo vio, escuchó, todo sucedió”, remarcó Cleri y se recordó que  celulares de las dos colaboradoras de Milman aún no fueron analizados. Primero la jueza no había querido secuestrarlos, luego la Cámara Federal se lo indicó, y las mujeres dijeron, una que había borrado el contenido y la otra que había cambiado de aparato. Capuchetti al final ordenó recuperar y analizar el contenido desde el día del atentado, pero la querella de CFK pide que sea al menos desde un mes antes. La Cámara debe resolver esta cuestión, ya dilatoria.

Cleri también cuestionó a Milman por denunciar a Abello “sin siquiera dar el testimonio debido” y tratándose de “la persona acusada”. La jueza hizo la denuncia por falso testimonio y el colaborador del diputado tiene una causa abierta. Luego contó que además de situaciones intimidatorias, en su casa montaron una guardia periodística porque se había filtrado su identidad. “También había mayor presencia de ciertas personas, policía también”, sembró sospechas. Detalló que aunque “está mas tranquilo sufrió un pequeño ACV”.

FUENTE : PAGINA 12

FOTO TAPA C5N

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros