Connect with us

Negocios

El dueño de Nike, furioso: “Las zapatillas que usa Grabois las compró en La Salada”

Publicado

on

Apenas se enteró de las acusaciones del líder social, Philip Knight desmintió cualquier forma de esclavización de parte de la empresa y lo tildó de hipócrita por hacerse el santo y usar Nike truchas

En 1957, Phil Knight y Bill Bowerman se conocieron en la Universidad de Oregon. El primero era un reconocido corredor y el segundo, un entrenador de atletismo que experimentaba continuamente con nuevos diseños para zapatillas deportivas. Knight siempre fue un visionario, al punto de que en la tesis de su postgrado en Stanford indicó que el éxito pasaría por diseñar un producto de alta calidad en su país, fabricarlo en Asia y venderlo en Estados Unidos a precios inferiores a las entonces populares zapatillas de deporte alemanas. “Cuando leímos el descargo que hace el fundador del Movimiento de los Trabajadores excluídos, supimos que era otro vendedor de humo que intentaba aprovecharse de Nike para lograr notoriedad” dice George Passo, socio del estudio de abogados en Miami que representa a la marca en litigios.

El Tuit de la discordia, que llegó al cuartel central de Nike en Oregon y obligó a Philip Knight a poner el grito en el cielo. “Lo que más me dolió fueron los ojos al ver el diseño. Hay que ser HDP para usar el logo y el slogan así”

El Tuit de la discordia, que llegó al cuartel central de Nike en Oregon y obligó a Philip Knight a poner el grito en el cielo. “Lo que más me dolió fueron los ojos al ver el diseño. Hay que ser HDP para usar el logo y el slogan así”

Muy pocos saben que el nombre “Nike” significa victoria en griego y, menos aún, que Philip Knight encargó el diseño de su logo a una estudiante llamada Carolyne Davidson. La historia cuenta que luego de ver varios bocetos no le convenció ninguno pero como necesitaba elegir uno sí o sí para las cajas que esperaban ser impresas, optó por el más simple -conocido mundialmente como “la pipa”- el cual le costó 35 dólares.

Afortunadamente para Carolyne, 12 años después fue invitada a una comida sorpresa donde le dieron un anillo con el símbolo de la empresa y un diamante engarzado, más un porcentaje de acciones de Nike. “Tengo entendido que fue más gente a esa cena que a la manifestación de Grabois, así que vamos a pasar por alto este tuit tendencioso de parte de alguien a quien escracharon en las redes usando nuestras zapatillas mientras hablaba pestes de la marca. Incomprensible. Más aún sabiendo que Phil es un ser muy generoso, que no se olvida de quienes lo llevaron a lo que es hoy” asegura el tal George Passo, hijo de argentinos que se instalaron en Oregon hace décadas y pusieron una parrilla llamada “No volvemos más”. Premonitorio el nombre.

“Dejate de joder, Grabois. Si querías que te mandara un par de zapatillas de garrón me las hubieras pedido a través de Gino Fisanotti, uno de nuestros vicepresidentes, que es argentino. Pero de esta manera, amenazándome con calumnias, no vas a lograr nada”.

“Dejate de joder, Grabois. Si querías que te mandara un par de zapatillas de garrón me las hubieras pedido a través de Gino Fisanotti, uno de nuestros vicepresidentes, que es argentino. Pero de esta manera, amenazándome con calumnias, no vas a lograr nada”.

Parece que el niño mimado del Papa Francisco no pega una, ya que horas después de este papelón fue señalado por Julio De Vido, quien escribió desde el pabellón de Marcos Paz una carta que publicó en sus redes sociales, donde lo trató de “ortiva” y “vigilante”, luego de enterarse por televisión que formará un espacio político con la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Nos llamó la atención que en las cárceles de Argentina se pueda escribir en Facebook como si nada. ¿Todos los presos tienen smartphones o sólo aquellos que se robaron el país y pueden seguir haciendo lo que quieren?”, pregunta un asombrado George Passo, quien ahora entiende la postura de Grabois hacia su representado Nike. “Entró en campaña política y busca plata de donde sea. Que se olvide porque no hay un mango”. La respuesta del amigo del Sumo Pontífice no tardó en llegar “Añoro volver a un gobierno como el kirchnerista pero sin corruptos”. Passo fue lapidario “Estará pensando en una lista única. O sea, él solo”.

“La verdad es que no me doy cuenta si son las truchas o las originales” parece decir el Papa ante la atenta mirada a cámara de Emilio Pérsico.

“La verdad es que no me doy cuenta si son las truchas o las originales” parece decir el Papa ante la atenta mirada a cámara de Emilio Pérsico.

Algo que lo caracterizó a Jorge Bergoglio antes de ser Papa es que si alguien lo contactaba para conversar o rezar, él respondía. Ya fuera Gabriela Michetti, Elisa Carrió o tantos de los líderes sociales. Eso hizo el abogado Juan Grabois en el 2007, quien fue convocado por el entonces Cardenal a conversar. Lo mismo hubiera sucedido con el matrimonio Kirchner, si no fuera porque rechazaron 14 pedidos de audiencia a pesar de sentarse a 100 metros de distancia. Como sea, a partir del primer encuentro con Grabois, la relación se fue afianzando y ante la asunción de Francisco, el joven abogado de melena, barba, padre de tres niños, difícilmente hubiese llegado a ser designado consultor del Pontificio Consejo Justicia y Paz. De la misma manera que el modus operandi con el que se maneja su Movimiento es, por lo menos, cuestionable. Los cortes de ruta, sus ideas radicales, sus lazos con personajes de dudoso prontuario en nombre del Techo, la Tierra y el Trabajo. María Eugenia Vidal y Carolina Stanley, también tienen una evidente afinidad con Francisco, levantan las mismas banderas y, no por eso, llevan las cosas al extremo.

“No entiendo a los que me tildan de incoherente por dejar en evidencia a una empresa esclavista como Nike y a su vez aliarme con líderes sindicales como los Moyano, cuya lucha por los derechos de los trabajadores y un Independiente más transparente, es evidente”.

“No entiendo a los que me tildan de incoherente por dejar en evidencia a una empresa esclavista como Nike y a su vez aliarme con líderes sindicales como los Moyano, cuya lucha por los derechos de los trabajadores y un Independiente más transparente, es evidente”.

Cuando le preguntan por su cercanía con Pablo Moyano, aclara que “lo nuestro es una alianza táctica y como en toda alianza táctica hay intereses particulares. Si Moyano tiene un interés particular en un tema judicial, o no, para nosotros es absolutamente secundario”.

La coherencia ante todo. Acusa a Nike y usa Nike. Se hace el adalid de la transparencia y se alía con el clan Moyano. Falta que ponga un jardín de infantes con el Padre Grassi y cierra el círculo del esquizofrénico moderno. “No es cierto que Moyano tenga un botón y ordene como la mafia. Eso es subestimar a los trabajadores. Es toda gente que labura y que está en el gremio porque Moyano les garantiza un extraordinario convenio colectivo”. El abogado George Passo no puede contenerse. “Si mi viejo viera en lo que se transformó la Argentina que tanto amaba, cavaría él mismo su fosa, se metería en el ataúd y se enterraría de vuelta, sin ayuda de nadie. Este país es una sumatoria de incoherencias tan grande que no sé por dónde empezar. Si por el sindicalista que logra salarios cada vez más altos para que se dispare la inflación o por el líder social con un vínculo estrecho con el Vaticano y la mafia sindical al mismo tiempo”.

El Presidente escribió un tuit en tono conciliador y abrió una caja de Pandora. Miles de personas le pidieron que dejara de subir impuestos para subsidiar a “esos planeros que defiende Grabois y que después hacen piquetes para seguir pidiendo plata sin laburar”.

El Presidente escribió un tuit en tono conciliador y abrió una caja de Pandora. Miles de personas le pidieron que dejara de subir impuestos para subsidiar a “esos planeros que defiende Grabois y que después hacen piquetes para seguir pidiendo plata sin laburar”.

Mientras tanto, el Gobierno no sabe no contesta. El gesto de Macri para que las dos superfinales de la Copa Libertadores se jueguen con ambas hinchadas es una clara señal hacia un país más moderado, aunque a la gente no le alcance. No le alcance para llenar el tanque de nafta. No le alcance un dólar que baja mientras los precios suben. No le alcance a las Pymes para sobrevivir con esta carga impositiva feroz. “Todo para sostener los subsidios de impresentables como Grabois que trabajan día y noche para voltear al gobierno que los subvenciona. Es de locos” dice Passo en su última intervención. “Por eso Philip Knight estaba furioso cuando se enteró que un ignoto lo acusó de esclavista. Pónganse un segundo en sus pies. Estamos hablando del creador del marketing deportivo, el que fichó a Michael Jordan cuando apenas era una promesa y a partir de ahí construyó un imperio”. Está claro que Passo es abogado y su deber es defender a su cliente, aunque no entendemos qué tendrán que ver Jordan, Grabois y el Gobierno en esto. Él prefiere resumirlo con la frase favorita del creador de Nike. “Sueña audazmente, ten el coraje para fracasar y actúa con urgencia”. ¿Teléfono para Mauricio Macri?

Infobae

Negocios

“El concepto de televisión de aire está desapareciendo”, sostienen desde Viacom

Publicado

on

Guillermo Campanini, COO de Viacom, de extensa trayectoria en la industria de los contenidos y el broadcasting, junto a Darío Turovelzky a cargo de los contenidos, cabeza en Cono sur de la compañía que compró Telefe hace dos años
Por: Sebastián Catalano
El presente y el futuro de la industria de la televisión, y los cambios en la generación de contenidos para ese formato y todos sus negocios circundantes, están cruzados por un rayo: las nuevas plataformas digitales. O “la mirada Netflix”, como lo define Guillermo Campanini, gerente de operaciones –chief operating officer, COO– de Viacom Cono Sur, la empresa global que le compró Telefe a Telefónica de España por USD 345 millones hace dos años.”Creo que el concepto de televisión de aire está desapareciendo: las nuevas generaciones hablan de un contenido que les gustó o no y en qué dispositivo lo vieron. El negocio del contenido está ampliado, y la televisión de aire la particularidad que tiene es la forma de generar sus ingresos. Pero ya nadie está viendo el negocio con la mirada de sólo canal de aire”, le dice a Infobae este administrador de empresas de la UADE que fue CFO de Telefe y tiene más de 20 años en la industria local.

Puntualmente, ¿cómo impactan esos cambios en el negocio de Telefe?Hace dos años, el 16 de diciembre de 2016, uno de los cinco grandes grupos mundiales de medios, Viacom, compró a Telefe. “¿Por qué compran un canal de televisión?”, nos preguntábamos con esa mirada de que sólo somos televisión, incluso siendo los más grandes. En realidad, reunimos muchas condiciones: somos los principales productores locales, los principales exportadores, los principales productores de éxitos en cine. Cambiaron las cosas y las formas que tenemos de soportar el negocio son, por ejemplo, generando contenidos que van más allá de la plataforma tradicional de tevé abierta. Segundo, potenciando la capacidad de exportación, que es lo que nos da Viacom como red global. Antes había que ir a pelear más los mercados e incurrir en gastos para eso. Hoy, debajo de una estructura tan grande, tenemos una presencia y una capacidad de negociación muy fuerte. Y tercero, nos da la posibilidad, con anunciantes y agencias locales, de hacer una propuesta mucho más amplia; de más contenidos, más potencia.

¿Cómo cierran un 2018 de crisis?
Hay que dividirlo en tres a este año. El primer semestre fue bueno, con anticipo de inversión por el Mundial y con la situación macro que empezaba a dar algunas señales. Los primeros seis meses fueron bastante buenos. El período julio-septiembre fue malo, malo para el país. En esos momentos, teníamos algunas decisiones de programación tomadas, como “100 días para enamorarse” y todo listo para producir “La voz”. Estábamos tranquilos en términos de contenidos y había acuerdos con anunciantes. “La voz” es un producto claramente Viacom, que vive en la pantalla de Telefe, pero tiene su pata en la tevé paga, en MTV, y otra en la parte digital con nuestros influencers. En algunos casos pospusimos proyectos, otros los revisamos y se hicieron ajustes lógicos en la parte de gastos. La economía de los medios es bastante inelástica, pero cerramos nuestro año fiscal en septiembre, y bien [Viacom, que cotiza en la bolsa en EEUU, factura USD 13.000 millones por año, pero no abren cifras ni regionales ni para el país]. Ahora, tenemos un octubre-diciembre que no es el que pensábamos a comienzos de año, pero que tampoco es el que creíamos en julio o agosto, en el peor momento. Esto tiene que ver con mayor estabilidad cambiaria y previsibilidad de lo que va a ser la economía, por lo menos en los próximos meses.¿La industria cómo está, se perdieron puestos de trabajo?
Hay situaciones distintas. Todo el mundo conoce lo que pasa con el Grupo Indalo, que tiene un proceso que no empezó este año. Y hay temas más coyunturales, como lo que pasa en Canal 9. Nosotros tenemos un muy buen nivel de empleo, con recambios lógicos en algunos perfiles. No fue un buen año en el sentido de que con los productos que tuvimos deberíamos haber tenido mejores ingresos y potenciar más nuestra rentabilidad. Pero estamos conformes porque es algo coyuntural.

¿Cómo se hace para ser eficientes y ganar audiencia y dinero de la publicidad en tiempos de Netflix?
Uno de nuestros anunciantes muy interesantes de este año fue Netflix. Estamos asociados con ellos para producir contenidos para el exterior, para sus plataformas. También lo hacemos con Amazon y Fox. El cambio de hábito en cuanto al consumo es relativo respecto de cómo nos golpea. Cuando nuestra área de contenidos piensa proyectos lo hace para todas la plataformas. Tuvimos un éxito enorme con “Sandro” a comienzos de año, la primera vez que se programó un unitario como maratón, algo que tiene que ver con la “mirada Netflix”, que nos cambió el ojo y nos exige una calidad de producto. Independiente de a qué pantalla va y cómo se hace disponible. Hay que ser más creativos.

¿El negocio ahora es la producción de contenidos?
Sí. Tenemos tres unidades para eso. Lo que más creció en la compañía es lo que se llama Viacom International Studios, para ventas internacionales. Telefe ya venía siendo el mayor exportador de latas y formatos. El negocio publicitario sigue siendo muy relevante y ahí tenemos una fortaleza histórica. Ahora, además, damos servicios a la red, no sólo administrativos y financieros, también de creatividad para México, el mercado latino de EEUU y otros.

¿Cómo es el share entre publicidad y exportación?
Históricamente, es un 80-20. Las dos crecen, pero el mercado de publicidad en general, salvo temas coyunturales, también sigue aumentando. No sólo tenemos un canal abierto, Telefé, además están las señales de Viacom –MTV, Nickelodeon, Paramount Channel, Comedy Central y otras –y las señales del interior, la internacional y la satelital. Todo eso conforma un paquete muy amplio que hace que el negocio de la publicidad siga siendo muy relevante.

¿Cómo es la estructura de Viacom en la región?
A nivel global, la empresa tiene un área doméstica, el mercado de EEUU de habla inglesa. Además, Europa, Asia y el norte de África y la zona Mediterránea. Pertenecemos al cluster Américas que va desde Canadá a Argentina e incluye el mercado latino de EEUU. Lo comanda Pierluigi Gazzolo y tenemos tres bases: México, Brasil y Sur, que es la que gestionamos.

En el sector se reclaman cambios de legislación. ¿Cuáles, por ejemplo?
Ya el año pasado hicimos un trabajo tripartito entre el Gobierno, el gremio mayoritario (el Sindicato Argentino de Televisión) y ATA, que agrupa a los canales de tevé abierta, buscando ajustes a regulaciones, como el convenio colectivo de trabajo, que es de 1975.Querer trabajar en digital bajo esquemas que están escritos cuando digital no era ni siquiera un sueño, tienen que ser corregidos. Tuvimos buena recepción, cada uno cuidando lo suyo. Empezamos a trabajar algunos cambios, pero el principal problema que tenemos son los contenidos, con barreras geográficas que casi no existen. Pero las barreras impositivas y regulatorias, sí existen.

Queremos darle trabajo a nuestros estudios y equipos, pero necesitamos condiciones para hacerlo. Y tienen que ser razonablemente parecidas, en términos fiscales y regulatorios laborales al resto de los mercados. Si no, se termina sólo dependiendo del tipo de cambio y eso no asegura mercados.

Netflix nos cambió el ojo y nos exige una calidad de producto. Independiente de a qué pantalla va y cómo se hace disponible. Hay que ser más creativos

¿En esa comparación en qué segmento estamos peor ubicados?
En temas impositivos, donde importar determinados equipos paga impuestos como si fueran bienes suntuarios, a pesar de que no lo son y no se producen acá. En cuestiones de horarios, también. El convenio fija jornadas de seis horas y el resto horas extra. Era razonable cuando todo empezó, con mucho vivo y con otros tiempos. Hoy, producir con calidad demanda muchas horas, algo que forma parte de la estructura de costos, pero cuando se lo compara los de Perú o Miami se ven las diferencias. Nuestro objetivo, por nuestra capacidad, es fortalecer y trabajar juntos con Gobierno y gremios para que todo funcione.

¿Cuál es el cambio más grande que vio en el negocio de la tevé en los últimos 10 años?
El modelo de distribución y consumo de contenidos. Muchas veces veníamos pensando hacia dónde iba la industria. La evolución desde los primeros iPhones, hasta los dispositivos actuales, más la cantidad de horas de uso y el 4G, dan la posibilidad de ver contenidos de alta calidad en cualquier lugar. Antes, hasta hace 10 años, estaba el noticiero de las 20 y la gente se sentaba a ver algo.

¿Y después qué? ¿Qué cosas vienen en el corto plazo en este contexto?
Es difícil. Ahora Disney se retira de Netflix y va a crear su plataforma de distribución. La compra de Fox por parte de Disney, le da una segunda vuelta al tema. Se viene un sistema de medición multiplataforma. Estamos en la época en la que miramos las estrellas para andar por el mar y necesitamos ya brújulas de precisión para que medios y anunciantes podamos tomar decisiones correctas.

¿Cuál es el producto más exportado?
El histórico es “Muñeca Brava”. Más cerca, nos fue muy bien con “Un gallo para Esculapio”. “Sres Papis” se vendió a Chile y ahí tuvo una segunda ola y se está vendiendo en todo el mundo. “100 días para enamorarse” es de este año, pero tiene una buena preventa. Las novelas de Underground funcionan muy bien y son muy reconocidas. Tenemos la fortaleza histórica y productos actuales muy buenos.

El libro de pases de figuras televisivas está “caliente” en este fin de año.
Si, se da una situación especial. Tenemos un modelo abierto, sin acuerdo de exclusividad con ninguna productora. Estamos abiertos a todos. Hay muchos periodistas y actores que quieren estar cerca. El mercado es más chico que los jugadores que hay y sí, siempre estamos buscando reforzar el equipo.

¿Algún anuncio para hacer?
No por ahora (risas).

Fuente: Infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Negocios

Louis Vuitton regresó a la Argentina: así es su lujosa nueva tienda

Publicado

on

Luego de seis años de ausencia en el país, la maison francesa abrió sus puertas en el Patio Bullrich. El flamante local incluye su colección ready-to-wear además de sus icónicos bolsos y línea de accesorios que reflejan 160 años de savoir faire
La marca francesa Louis Vuitton regresó a Buenos Aires con una exclusiva boutique (Foto: Christian Bochichio)
La marca francesa Louis Vuitton regresó a Buenos Aires con una exclusiva boutique (Foto: Christian Bochichio)

La vuelta de Louis Vuitton al país es un hecho. Luego de los fuertes rumores por su posible regreso, la marca francesa ya tiene su nueva sede en formato pop store dentro del shopping Patio Bullrich.

Durante más de una década, la boutique fundada 1854 estuvo ubicada en la glamorosa Avenida Alvear ofreciendo todos sus últimos diseños, y, a seis años desde su retirada, vuelve con toda su fuerza al mercado argentino

Una tienda que responde el legado de más de 150 años de historia
Una tienda que responde el legado de más de 150 años de historia

La marca del logo más famoso trae consigo las legendaria carteras, valijas y accesorios, acompañada de las últimas novedades del mundo fashion  que incluye la reciente colección ready-to-wear SS 19 del talentoso director artístico de la línea femenina Nicolas Ghesquière.

La colección SS 19 ready to wear diseños Ghesquiere: jeans, vestidos, abrigos y shorts

La colección SS 19 ready to wear diseños Ghesquiere: jeans, vestidos, abrigos y shorts

Infobae pudo confirmar con Alexandre Frota, director general de Louis Vuitton en Sudamérica, que el actual desembarco es un proyecto pensado exclusivamente para Buenos Aires desarrollado por París. Un concepto distinto, una tienda que tiene particularidades desde su tamaño, su moderna vitrina y el debut de la línea de ropa femenina en Argentina.

La vidiera pensada desde París ideada para Buenos Aires

La vidiera pensada desde París ideada para Buenos Aires

Para LV, es primordial poder volver acercar los productos que los clientes compraban en el exterior y así lograr una mejor relación y atención. “El argentino sabe valorar la calidad del producto. No consume por estatus, busca productos de calidad, de historia, es el tipo de cliente que le importa la marca, porque la conoce”, contó Frota.

Clutchs, billeteras y anteojos de sol

Clutchs, billeteras y anteojos de sol

Entre los objetos más esperados por el público, destacan las legendarias bolsas: Neverfull, Cannes, y los icónicos baules. Al igual que las piezas de vestir como: faldas denim, abrigos con el logo, y la última apuesta de la creación- se destacan las sneakers archlight y la cartera wave.

Los hits de la temporada, botas ankle y mini bag wave

Los hits de la temporada, botas ankle y mini bag wave

Ya están disponibles más de 80 productos de lujo con precios que parten desde los 5.700 pesos -un pañuelo- pasando por los 130 mil pesos- una cartera mediana- hasta las valijas de lujo que superan los 250 mil pesos. Según la firma, los valores están 15% económicos que los que se venden en Miami.

Por más que la tienda sea exclusivamente femenina, el público masculino podrás acercarse para solicitar cualquier pieza de la línea menswear de Virgil Abloh a través del catálogo con una demora de arribo al país de aproximadamente de 20 días.

A su vez, la boutique ofrece una servicio de Delivery Orders del amplio catálago de productos que tiene la maison francesa, y también se pueden solicitar Special Orders, que son aquellos productos creados y diseñados a la medida de cada cliente.

El nuevo espacio cuenta con una máquina de hot stamping para que se puedan personalizar los objetos más preciados y disfrutar de una experiencia de compra completa y renovada.

El proyecto sigue los lineamientos internacionales de la firma y está inspirado en la femineidad. Este local permanecerá abierto desde octubre del 2018 hasta abril del 2019.

Infobae

Seguir leyendo

Negocios

Cómo es el proyecto del nuevo Monumental que planea Rodolfo D’Onofrio

Publicado

on

El presidente de River ya verbalizó su deseo de que el club tenga otra cancha, a unos 600 metros del estadio actual. Todos los detalles del plan de la dirigencia del club de Núñez

Decenas de cámaras de televisión para captar las imágenes. Vallados de seguridad a doscientos metros. Hinchas que lloran. Hinchas que miran la escena como si con ella se les estuviera yendo parte de la vida. Una implosión que transforma en escombros al estadio Monumental, ese templo, ese monumento emblemático del fútbol argentino en general y de Buenos Aires en particular, como tantos otros de la Ciudad. Es posible que la escena ocurra dentro de cuatro o cinco años, si es que se concreta el proyecto en el que ya está trabajando el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio.

Rápidamente hay que decir que por ahora se trata solamente de una posibilidad. Lejos de estar confirmado que River vaya a tener una nueva casa, no hay que descartar que la dirigencia se termine inclinando por remodelar el actual Monumental, una idea que D’Onofrio no descarta de ninguna manera y que, a decir verdad, es la que prefieren muchos hinchas e incluso dirigentes del club.

Con todo, D’Onofrio ya dejó en claro que, si le dieran a elegir, él optaría por construir un nuevo estadio con capacidad para unas 85.000 personas a unos 600 metros del actual Monumental, en los terrenos que están detrás de la exESMA. Según le dijo a Infobae, prefiere construir uno nuevo porque el Monumental ya cumplió 80 años y sus cimientos se van deteriorando por el paso del tiempo. “Yo también viví grandes momentos en el Monumental. Momentos que no voy a olvidar en toda la vida. Pero a los más nostálgicos hay que decirles que el estadio va a seguir estando hasta que hagamos el nuevo. Lo vamos a someter a votación en la Asamblea de Representantes de Socios“, dijo D’Onofrio.

En efecto, si se hiciera el nuevo estadio, cuya construcción demandaría entre cuatro y cinco años, está contemplada la demolición del Monumental para la venta de buena parte del actual terreno donde se encuentra la cancha. Hay varias empresas interesadas en desarrollar un gran emprendimiento inmobiliario.

Hoy el tema es materia de análisis por parte de las autoridades de River, pero el bosquejo con el proyecto está en el despacho presidencial de D’Onofrio, en el primer piso del Monumental. ¿Qué quedaría en pie de la actual estructura del club? El museo, el estacionamiento y la pileta. El resto de los deportes empezaría a practicarse en el predio donde quedaría emplazado el nuevo estadio, cuya construcción demandaría un gasto de unos 250.000.000 de dólares. El área educativa de River, que hoy tiene en funcionamiento se trasladaría enfrente del Monumental, en un polo educativo que se construirá donde hoy está el Tiro Federal.

D’Onofrio diseña el plan del “nuevo Monumental” (Gustavo Gavotti)

D’Onofrio diseña el plan del “nuevo Monumental” (Gustavo Gavotti)

El megaproyecto sería financiado con la venta de los terrenos donde se encuentra el Monumental y con el aporte de empresas privadas, especialmente con una que podría ponerle su nombre al nuevo estadio y con las que comprarían los palcos. Para no resignar la localía durante el tiempo que demandaría la construcción del nuevo estadio y evitar situaciones traumáticas para los abonados, el actual estadio sería derrumbado cuando esté listo el otro.

El tema, que despierta rechazos y adhesiones casi en dosis semejantes entre los socios e hinchas de River, será tratado en Comisión Directiva posiblemente en 2019 y se supone que allí será aprobado porque el oficialismo es amplia mayoría. “Calculo que la Comisión Directiva lo tratará no antes del año que viene. Sería difícil que el tema se ponga sobre la mesa este año”, comentó a Infobae uno de los principales dirigentes del club. Luego de ello, debería recibir la venia de la Asamblea de Representantes de Socios, compuesta por 150 asambleístas. Según establece el Estatuto del club, se necesita que 2/3 de los votos aprueben un tema, con lo cual en este caso deberían ser 100 los asambleístas que levanten el pulgar. De los 150, 100 pertenecen al oficialismo y los otros 50, a las tres listas que perdieron ante la de D’Onofrio en las elecciones de diciembre del último año: las de Antonio Caselli, Carlos Trillo y Leonardo Barujel.

Si no se concretara la idea de construir una cancha nueva, D’Onofrio encabezará obras para remodelar el Monumental. Según las primeras estimaciones, podrían tener un costo aproximado de 45.000.000 de dólares. Esas obras contemplarían la construcción de nuevas plateas cerquita de la actual pista de atletismo, de manera que las tribunas se arrimarían al campo de juego. También le colocarían un techo al estadio y realizarían un rejuvenecimiento de las estructuras internas del Monumental, una de las obras más reclamadas por los socios porque al llover mucho el anillo del estadio suele inundarse. “Si remodelás el actual, ¿dónde jugamos mientras tanto? Porque hay que remodelar todas las tribunas, está el tema del colegio y a los que van a la platea San Martín les tendríamos que decir que durante un año no pueden venir a la cancha. Nos matan”, advierte D’Onofrio en plan de seducción de su idea de la mudanza.

Desde su fundación, el 25 de mayo de 1901, River tuvo cinco estadios diferentes: el primero fue en la Dársena Sur del puerto de Buenos Aires; luego se mudó a Sarandí, donde estuvo entre 1909 y 1912; el tercero estuvo nuevamente en la Boca, en la manzana comprendida por las calles Pinzón, Caboto, Aristóbulo del Valle y Pedro de Mendoza, de 1915 a 1923; el tercero (a partir de 1923) en Palermo, en la esquina de Figueroa Alcorta y Tagle; y el Monumental, inaugurado el 25 de mayo de 1938, durante la presidencia de Antonio Vespucio Liberti, tal el nombre oficial de la casa del equipo millonario.

“River se movió siempre de lugar porque siempre buscó superarse”, sostiene D’Onofrio dejando en claro que prefiere la mudanza. “Espero que el próximo presidente de River me invite el día de la inauguración al Monumental remodelado o al nuevo”, comenta D’Onofrio, convencido de que –de un modo u otro- se vienen nuevos tiempos para el club que presidirá hasta diciembre de 2021.

iNFOBAE

 

Seguir leyendo

Tendencia