Connect with us

Politica

Eduardo Valdés: “Para nosotros Venezuela no es una dictadura”

Avatar

Published

on

smercado@infobae.com
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Eduardo Valdés recibió a Infobae en su lugar en el mundo, el gran galpón que funciona como su living o espacio de encuentro, “El Café de las Palabras”, con recuerdos de su vida política y estatuas diversas, desde el papa Francisco hasta Alberto Fernández empuñando una guitarra, como le gusta. Nos pregunta cuánto va a durar el reportaje y le decimos que no más de media hora. “Soy larguero”, se ataja, disfrutando este momento donde le toca explicar el espacio político que integra, a propios y extraños, por vocación y por la larga relación con ambos miembros de la fórmula que gobierna la Argentina. El reportaje duró el doble de lo previsto, una hora donde no mostró inquietud en abordar ninguno de los temas propuestos, en una semana especialmente ríspida para la coalición Frente de Todos, que fue y vino de sus posiciones en varios momentos, en la mayoría de los casos jaqueada por el fuego amigo.

Dijo que Venezuela no es un dictadura y reveló que Emmanuel Macron felicitó a Fernández por seguir hablando con Nicolás Maduro. Aseguró que siempre pensó que el Memorándum con Irán fue negociado por Héctor Timerman para conocer la verdad y contó que el Presidente le pidió a Benjamin Netanyahu el nombre de quienes pusieron la bomba en la embajada y en AMIA y que fueron ajusticiados por Israel, tal como lo revelaron dos ex embajadores israelíes en Argentina. Explicó también que el Presidente está convencido de que para gobernar la Argentina se necesita tener mayorías amplias y que eso le exige dialogar con todos. Que un día tiene que hablar con La Garganta Poderosa y otro día con los empresarios poderosos. Que el 19 de marzo nació un nuevo Alberto Fernández, porque supo construir una decisión durante una jornada crucial, que Valdés detalló desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, cuando se anunció.

Experto en vínculos, el hoy presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados también habló largamente de la relación entre Alberto Ferández y Cristina Kirchner

-Aprovechando que sos el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, nos parece pertinente empezar este reportaje hablando de las declaraciones de Alberto Fernández sobre Venezuela cuando llamó a Víctor Hugo Morales para decirle que el embajador argentino ante los organismos internacionales, Federico Villegas, no había condenado ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el régimen venezolano ni había pedido elecciones limpias y democráticas. El Presidente pareció legitimar en ese reportaje lo que para Sergio Massa, socio de la coalición, es una dictadura. A ver, ¿cuál es entonces la posición del Gobierno en relación al régimen venezolano?

Para nosotros Venezuela no es una dictadura, podrá gustar más o menos, pero es muy difícil gobernar un país con tantos bloqueos. ¿Cuál es el delito de Venezuela? ¿Tener petróleo? Fue el delito de Saddam Hussein en Irak, fue el delito de Khadafi en Libia, parece que el delito es tener petróleo y no acordar con Arabia Saudita, donde sí se violan los derechos humanos todos los días. Cuando vos tenés una política autónoma sobre el tema petrolero pareciera que te convertís en un maldito y nosotros no compartimos eso. Para nosotros Arabia Saudita es un violador serial de derechos humanos. Todos los martes y todos los viernes en plazas públicas se lapidan mujeres, se decretan penas de muerte, y nosotros no nos enteramos.

-Bueno, Venezuela está en nuestra región, Arabia está en otro continente.

-Irán está cerca de Arabia Saudita. Siempre parece que los malditos son los que no se subordinan a las políticas de la OPEP que conduce Arabia Saudita, pero tiene otras referencias.

-Ahora te voy a preguntar sobre Irán, pero veamos el tema Venezuela.

-A ver. Venezuela ha tenido 25 elecciones en 20 años. ¿Sólo valen las que ganó la oposición? Chávez perdió una elección y ganó otra auditada por el Centro Carter, perdió la Asamblea Nacional, ganó la presidencial. Pero fijate vos, ¿por qué gana la presidencial y pierde las legislativas? Porque la oposición no se unifica en una sola persona, no es el más representativo de la oposición. Nosotros hemos viajado con Alberto Fernández a Francia y te voy a sincerar un diálogo con (Emmanuel) Macron. Él dijo que nos felicitaba por hablar con Maduro y que teníamos que seguir haciéndolo, porque él hablaba con Guaidó pero no le hacía caso. Porque no quiere hablar con el oficialismo de Venezuela. Quiere que los otros países le invadan Venezuela y lo erijan a él, pero la negociación de la política es con los de adentro. ¿Qué decimos nosotros? Que arregle Venezuela su propia situación, no que la invadan. Lo mismo hablamos con Merkel en su momento. Guarda, Venezuela es un escenario que está muy en boga porque tiene elecciones Trump en noviembre. Vas a ver que cuando terminen las elecciones de los Estados Unidos se va a hablar menos de Venezuela.

-Pero Eduardo, 5 millones de emigrados, hay violaciones a los derechos humanos gravísimas, hay hambre.

-Es gravísimo que vivan haciéndole bloqueo a Venezuela. Si hay restricción alimentaria, ¿qué van a hacer? Yo no tengo doble discurso. Donde hay migrantes, para mí, es un dolor que debemos atender. Pero lo que yo quiero saber es por qué se ocupan tantos otros países de la situación. ¿Nos fue bien con Cuba? ¿Fue bien el bloqueo?

infobae-image

-Pero, Eduardo, el bloqueo es reciente, tiene un año y, en realidad, son sanciones. No se bloqueó nunca alimentos ni medicamentos.

-No, no, es de antes que muriera Chávez. El tema son siempre las riquezas naturales. Los malditos son los que tienen petróleo y no se subordinan. No me gustan los bloqueos.

-¿Y las violaciones a los derechos humanos?

-No está bien lo que está pasando en Venezuela y lo que queremos es que se terminen los bloqueos y que sean los propios venezolanos los que resuelvan. Ahora, ¿cuándo van a elecciones y gana la oposición son transparentes y cuando gana el oficialismo hay fraude?

-Pero le hacen una elección al lado para tener un congreso paralelo.

-No, no, una cosa es lo que nos cuentan y otra cosa lo que pasa en la realidad. Gana la oposición y se legitiman esas elecciones.

-Eduardo, no dejan entrar a los diputados opositores al edificio de la Asamblea Legislativa. Persiguen a la oposición, meten presos legisladores.

-A ver. Te doy mi visión, podemos mirarla de un montón de lados. Yo sé que si una persona se tiene que ir de un país a mí no me gusta, me duele. Lo que quiero es que se restablezca el diálogo entre venezolanos. Que no se invente un presidente, porque Guaidó no es reconocido por toda la oposición. Que no se quiera invadir el país. ADECO y COPEI, los partidos tradicionales de Venezuela, no convalidan a Guaidó, que es un dirigente cercano a Donald Trump.

-Pero no estamos hablando de Guaidó. Ayer Víctor Hugo Morales no le preguntó por Guaidó, sino por la posición del Gobierno argentino frente a las violaciones a los derechos humanos.

-Si uno lee lo que dijo el embajador Federico Villegas Beltrán, no está lejos (de lo que estoy diciendo). Una cosa es lo publicado por el embajador y otra cosa es lo que dijo. Federico Villegas Beltrán es un diplomático que ha sido el funcionario de derechos humanos de Jorge Taiana, no piensa muy distinto de nosotros. Miren lo que dijo, no es lo publicado. Había un informe de Michelle Bachelet con la idea de condenar a Venezuela. No salió la condena a Venezuela. Y, en su discurso, el embajador planteó que no se condene a Venezuela. Me comprometo a enviarte una vez de que terminemos de conversar nosotros el textual de lo que dijo el embajador Villegas, que es lo que Alberto explicó con Víctor Hugo Morales.

-Te tomo ese compromiso. (En efecto, Valdés cumplió al enviar por WhatsApp el discurso completo del embajador Villegas que fue motivo de lecturas diversas, aún la que hizo la oposición en Venezuela y en Argentina. Por ejemplo, habla de sanciones no de bloqueos y de que la grave crisis debe ser liderada por los propios venezolanos, aunque asegura que tendrá que hacerse por elecciones inclusivas y transparentes). El tema Irán, que ya vos mencionaste.

-Vamos con los países fáciles.

-Son los temas que están en la opinión pública. El jueves el Presidente dio un reportaje a una de las directora de la American Jewish Committee (AJC) en el marco de los homenajes a las víctimas de la AMIA por los 26 años del atentado donde dijo que el objetivo del Memorando de Irán tenía el objetivo de que los argentinos vengan a declarar a la Argentina, algo muy distinto a lo que él mismo había dicho hace 5 años. ¿Cuál es la posición entonces?

Yo siempre pensé lo mismo. Nosotros siempre quisimos la verdad de quién puso las bombas de la embajada de Israel y la AMIA. Desde el año 2003, cuando nos tocó gobernar y yo era jefe de gabinete de la Cancillería. Siempre dijimos fue un ataque contra la Argentina. Nosotros no nos merecemos que nos hayan puesto dos bombas, encima en nuestra Ciudad de Buenos Aires. Yo, particularmente, perdí a mi tía Cacha y mi tío Ricardo, que vivían en un edificio de al lado de la Embajada de Israel, que después se derrumbó entero. Ellos sobrevivieron, pero a los dos meses murieron como consecuencia (del shock) que les produjo ese atentado en la Embajada. Me entero perfectamente de ese día en que terminé en el Hospital Argerich a buscar a mis familiares.

Quiero decir que siempre quisimos conocer la verdad. Y el Memorando fue el instrumento que Héctor Timerman creyó que sería el pertinente. Cuando juró como Canciller, él le dijo a Cristina que lo hacía con mucho orgullo, pero que le permitiera ir a fondo con lo que él pudiera para encontrar la verdad de algo que era propio para él, porque hacía a su colectividad. Y estaba convencido de que con ese Memoradum podía hacerlo, y también estaba convencido de que un sector de la DAIA le dijo que avanzara, y otro sector de la AMIA también. De pronto dijeron no. Nosotros queremos encontrar cuanto antes la verdad. Y te voy a contar con orgullo algo importante del viaje que Alberto Fernández realizó a Israel en ocasión de los homenajes por los 70 años de la liberación de Auschwitz.

-El primer viaje oficial de Fernández como Presidente.

-Exactamente. Y Román Lejtman, periodista de Infobae, es testigo de esta escena. Alberto tuvo una obsesión, que era hablar de quiénes habían sido las dos personas que habían puesto la bomba y habían sido ajusticiadas por Israel. Hubo dos embajadores de Israel, Daniel Gazit en el 2010, en el ejercicio de sus funciones, dijo en un reportaje a Perfil “nosotros sabemos quién puso la bomba en la AMIA e Israel dio cuenta de ello”. El otro fue Itzhak Aviran, que fue embajador en el momento de la bomba, también en un reportaje dijo: “Israel sabe quiénes pusieron la bomba en la Embajada y hemos dado cuenta de ellos”. Algo así dicen los dos. Sin embargo, nunca pudimos saber quiénes son. Los argentinos nos estamos desangrando, nos trajo tanta división, así que el Presidente se lo preguntó al presidente israelí Reuven Rivlin y el primer ministro Benjamin Netanyahu. Pensemos que Alberto y Fabiola fueron invitados a almorzar a su domicilio particular, y construyeron un vínculo personal importante. Ahí, el primer ministro le dijo que lo iba a averiguar y se lo iba a contar, quiénes habían sido. Yo no he vuelto a hablar con el Presidente de este tema, no sé si le llegó la respuesta o no. Supongo que no, porque si no lo hubiera dicho en la entrevista que concedió a la AJC. Pero te aseguro que el único tema, además de fortalecer las relaciones y exponer nuestra posición en torno a la deuda para solicitar respaldo en medio de la negociación, era tener esta información. Es una obsesión para nosotros, es una herida abierta, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires. Lo peor que podemos hacer es dividirnos y creer que el Memorándum se hizo para ocultar. Que hubo ocultamiento no tengo ninguna duda, pero fue al comienzo de la investigación. Hay una trafic que no sabemos si estuvo o no estuvo, hay una serie de cosas. Ahora lo que podemos hacer es resolverlo de estado a estado, si están las declaraciones de estos dos ex embajadores, personas serias, podemos decir: “Estas fueron las personas y estos fueron los motivos”.

infobae-image

-Avancemos sobre otros temas. Es un momento complejo, confuso en medio de la pandemia y la cuarentena.

-O no.

-¿Por qué?

-Yo creo que la pandemia nos trajo aparejados en todas partes del mundo las buenas y las malas personas que nos gobiernan. Me he sorprendido que gente que piensa ideológicamente como yo tomó decisiones sobre este tema muy distintas a las que yo creo que había que tomar, que en mis valores es preservar la vida humana. Me sorprenden las decisiones que tomó Andrés López Obrador, de México. En cambio, Angela Merkel, de Alemania, se puso en otro lugar, preservar la vida, mostrando un camino en Europa. Las siete mujeres que gobiernan países decidieron tomar el mismo camino, sin consultarse entre ellas. Será porque ustedes, las mujeres, dan vida, pero cada una tiene una ideología distinta y todas fueron por el mismo lado. Y mi país tomó la misma decisión, por eso creo que emergen los valores humanos con los que se gobiernan los países. Hace dos meses se cumplió un aniversario de la muerte de la mamá de Alberto. Su familia, como la mía, no eran peronistas. Más bien eran antiperonistas. Yo me llamo Eduardo por Lonardi (el general que dio el golpe contra Juan Domingo Perón, en 1955). La cosa es que yo le dije: “Tu madre estaría muy orgullosa de vos, porque te estás manejando en esta pandemia con los valores que ella te crió”. Hay que ver cómo es el final de la pandemia, no estoy de acuerdo con aflojar, pero no es por convicciones sino por las presiones.

-Uno podría decir que sos experto en vínculos. Recuperaste la relación con Cristina mucho antes que Alberto. Sos amigo de Alberto antes de que Cristina y Alberto se hayan conocido. Así que sos la persona para aclararnos algunas cosas. ¿Cómo es la relación entre ellos? Hay muchas dudas e interrogantes. ¿Ella es la jefa? ¿Él le tiene miedo?

-Ohhh. A ver. Te voy a decir cómo reconstruí mi vínculo con Cristina. Porque quizás la pinta de cuerpo entero. Yo me había ido del gobierno por el problema con Hilda Molina y en el año 2011, Cristina había ganado por el 54% de los votos, aún no había asumido como presidenta. Yo la fui a ver por Gustavo Beliz, porque estaba siendo perseguido por el espionaje ilegal, se había tenido que ir del país, la estaba pasando muy mal y quería volver a la Argentina. Pero necesitaba el acuerdo del Gobierno argentino porque él estaba trabajando para el BID, lo llevó Enrique Iglesias, que en ese momento presidente del BID y un gran hombre. Se sorprendió y me dijo “traelo mañana a Beliz” y Gustavo fue, habló con ella. Pudo volver a la Argentina, demostrando que ella no tenía nada que ver en los problemas que tenía Gustavo. Eso me gustó de Cristina. Después vino lo del Papa, ahí le pude mandar un correo electrónico contándole lo que yo pensaba que significaba que era Jorge Mario Bergoglio. Después, yo le dije que invite a Roma a Alicia Oliveira, que fue la verdadera constructora de puentes entre Cristina y el Papa. Aporté ese nombre y fue crucial.

-Bueno, ¿y qué pasa en el vínculo entre Alberto y Cristina hoy?

-Vos sabés que los peronistas somos tumultuosos. Vos eras peronista.

-Cuando era joven.

-Después te volviste peronóloga y te alejaste de nosotros. Digo, los peronistas somos tumultuosos, cuando hacemos la unidad, cuando discutimos, siempre lo somos. Pero no hay ningún motivo para que Cristina y Alberto tengan ninguna fisura. Creo que lo que ha pasado en la última semana es que Alberto sabe que tenemos que ampliar la base de sustentación, la base social con la que llegamos a gobernar. Alberto es un hombre que está en la construcción de una nueva mayoría.

infobae-image

-Él lo tiene claro, pero ¿Cristina lo tiene claro?

-También. Lo que pasa es que vos no podés construir una nueva mayoría dejando de lado a con quienes llegaste.

-Pero él es el Presidente.

-Hay celos, no de parte de Cristina. Lo de Hebe me suena por ahí.

-¿Cristina es la jefa?

-No creo, Cristina no pone la condición de que ella es la jefa. Creo que ella ha tenido jugadas extraordinarias. La última fue la mejor de todas, cuando hizo ese enroque que nadie imaginó.

-Brillante.

-Yo recorro América Latina y los líderes de los espacios nacionales y populares te hablan de eso que no sucedió en Brasil, en Ecuador. Decían que ella era el ego pero no tuvo ningún problema en decir “yo tengo los votos, pero sé que hay condiciones para que yo pueda gobernar”. Mirá qué humildad. Buscó un hombre que tuviera lo que a ella le complementaba y creo que esto está funcionando.

-Hay dudas de que Cristina lo deje gobernar.

-Hay dudas de todo tipo. Permitime decirte algo. Hay una estigmatización contra Cristina. La han acusado del asesinato de Juan Castro, de Ducler, del propio marido de ella, de Nisman, de ahora Gutiérrez. ¿Por qué? Hay permanentemente una cuestión de saciar contra Cristina cosas que no harían frente a otro dirigente político. Yo digo una cosa. Nadie tiene mayor voluntad de que a este Gobierno le vaya bien que Cristina Fernández de Kirchner. Sería un fracaso para ella, para nosotros, los que hemos sustentado durante cuatro años que queríamos volver para ser mejores y construir una sociedad más inclusiva que la que dejamos nosotros y que nos dejaron a nosotros. Si hay algo que tiene Cristina Fernández de Kirchner es inteligencia. No es verdad que ella quiere que le vaya mal a Alberto. El 9 de julio había una mancha opositora, estaba el problema de los silobolsas, seguía lo de Gutiérrez y una protesta que buscaba instalar que “nosotros somos la patria”. Frente a eso, Alberto quiso convocar a los gobernadores y a los empresarios y sindicalistas, que faltaron otros, Hugo Yasky y Hugo Moyano, faltaron los organismos de derechos humanos. Pero Alberto quiso mostrar que los que no pensaban como él, fundamentalmente, los empresarios más importantes y los gobernadores de Cambiemos, estaban acompañando el momento. Eso generó celos vinculados a cosas preexistentes.

-Es difícil entender por qué desde su propio espacio lo salen a criticar.

-Porque somos tumultuosos, ya te he dicho. Van a seguir criticándonos. Yo hablo todos los días con personas que lo critican (para contenerlos). Somos un espacio crítico.

-Un espacio crítico es una cosa. Limar la autoridad presidencial es otra.

-Pero no sé si ellos quieren limar la autoridad presidencial. Hablo con Milagro Sala muy seguido, me parece muy injusta su detención. Hablo con Hebe, hablo con Taty (Almeyda), con Héctor Daer, bastante. Me gustaría tener una relación cercana con Pablo y Hugo Moyano, pero lamentablemente no lo tengo. Hablo con Gustavo Vera. Creo que hay que hablar con todo el mundo, y el Presidente hace lo mismo. Juntarse con La Garganta Poderosa y con los otros poderosos. Me parece que eso es un Presidente.

-O sea, vos dirías, que el Presidente está por encima de las divisiones que están en la sociedad.

El Presidente tiene la obligación de construir una mayoría que permita gobernar en la Argentina. No da el espacio de Capuletos contra Montescos. No da. Argentina no puede volver a esos momentos. Y el Presidente está construyendo ese espacio y yo lo veo muy bien, por eso hemos podido transitar estos días durísimos de encierro compartiendo siempre las decisiones con Horacio Rodríguez Larreta, con Axel Kicillof, con Schiaretti y con Perotti, otros dos gobernadores que son distintos dentro de nuestro espacio.

-¿Cómo lo ves al Presidente en términos personales? A veces parece muy desgastado, lo cual es lógico dada las circunstancias inéditas en las que le tocó gobernar.

-Creo que el 19 de marzo de este año nació otro Alberto. Es algo que aprendió ese día. Porque a las 9 de la mañana, que empezamos los dos solas a caminar, Alberto me decía: “¿A vos te parece lo que dijo Nicolás Trotta, que había que cerrar las escuelas, cómo salgo de esto?”. A las 10.30 de la mañana llegaron Guzmán y Beliz, con quienes habló sobre qué pasaría en el país si se toman decisiones de cuarentena cerrada o abierta, cómo serían los escenarios. Después llegaron los dirigentes sindicales, luego los dirigentes empresarios. Luego apareció Ginés con los médicos y especialistas. Después, el Presidente decidió volcar todo esto reunido gobernadores, intendentes del conurbano, pidiéndoles que tomemos entre todos la decisión. Me acuerdo que a las 9 de la noche, los periodistas estaban enojados por la hora en la que el Presidente iba a hacer el anuncio. Pero esa es la hora en que terminó de construir una decisión. Ese es Alberto. Y ese el país que a mí me gusta, que se construyan las decisiones, no que se tomen las decisiones. Muchas veces me preguntan, ¿qué pasa que no sale el impuesto a la riqueza?, por ejemplo. Siempre contesto que el Presidente está construyendo las decisiones, porque no sirve que se imponga una decisión. No es un cuchillo que te tengo que meter, sino un consenso para un impuesto que genere igualdad, porque no es lindo andar en nuestra Ciudad con gente que vive en la calle.

-Totalmente de acuerdo. Va a depender de cómo construye esa decisión y la legitimidad social. Ultima pregunta. Apenas a siete meses de iniciada la gestión, se ve un Gobierno desgastado. ¿Cómo seguirá? ¿Habrá cambio de Gabinete? ¿El Presidente necesita más ayuda?

-Siempre un Presidente necesita ayuda. Yo creo que el Gabinete se subordinó totalmente a la pandemia. ¿Cómo puedo juzgar a María Eugenia Bielsa, por dar un ejemplo? El Gabinete que dio más la cara fue auxiliado por el otro Gabinete, que no tuvo que poner tanto la cara. A Ginés le tocó jugar de entrada en una visibilidad que el Ministro de Salud no tenía, pero tuvo un equipo que lo respaldó. Katopodis se reconvirtió a un ministro para poner camas de terapia intensiva. A Santiago Cafiero le tocó coordinar la parte que Presidente le fue delegando que no tenía que ver con la pandemia. Yo creo que han estado a la altura de la circunstancia. Lo que pasa es que estamos mucho tiempo encerrados y hacemos más críticas que las que se merecen. Ayer Nancy Pazos me mandó una encuesta del JPMorgan con la imagen de los líderes del mundo ante la pandemia y figuraban al frente Angela Merkel y Alberto Fernández. ¿Qué querés que te diga? Nosotros sabemos el lugar que tenemos en el arco político, no nos tiene que pasar lo que le pasó a (Fernando) Lugo y a Evo (Morales), los golpes blandos existen.

-Eso lo dejamos para hablar en otro reportaje. Gracias por este diálogo.

Producción: Mariana Dahbar. Cámaras: Matías Arbotto y Gastón Taylor. Edición: Equipo Media Digital Infobae.

FOTO TAPA : PERFIL

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

LEGALMENTE LO CONSIDERAN UN ABUSO

Avatar

Published

on

Según los especialistas atenta contra derechos consagrados en la Constitución Nacional y legisla por medio de un DNU sobre materia penal, algo expresamente prohibido

“Si el Gobierno se constituye juez del abuso, ha dicho un filósofo, no tardaría en constituirse juez del uso, y toda verdadera idea de propiedad y libertad sería perdida”, dice una cita cuya autoría se atribuye al pensador francés Guillaume Thomas François Raynal y que Dalmacio Vélez Sarsfield introdujo como nota a uno de los artículos del viejo Código Civil. El texto alerta sobre el riesgo que corren la propiedad y la libertad cuando el Estado pretende regular el uso que hacen de estos derechos los ciudadanos, bajo el pretexto de cuidar a la sociedad. Con la excusa de encarar una acción preventiva contra la posibilidad de contagio del coronavirus el Poder Ejecutivo Nacional dictó un decreto de necesidad y urgencia que prohíbe las reuniones sociales, pero no sólo eso, dispone como un deber determinadas conductas dentro del ámbito de la privacidad avanzando de esta manera sobre libertades y derechos que gozan de protección constitucional.

Es así que la mencionada norma en su artículo 5to. establece reglas de conducta que deben observar los ciudadanos durante la vigencia del “distanciamiento social, preventivo y obligatorio”. Dice la norma que “las personas deberán mantener entre ellas una distancia mínima de DOS (2) metros, utilizar tapabocas en espacios compartidos, higienizarse asiduamente las manos, toser en el pliegue del codo, desinfectar las superficies, ventilar los ambientes y dar estricto cumplimiento a los protocolos de actividades y a las recomendaciones e instrucciones de las autoridades sanitarias provinciales y nacional.” Nótese que el texto del decreto dice “deberán”, es decir, no se trata de una recomendación o sugerencia sino de una disposición de carácter imperativo. Especialistas en Derecho Constitucional han alertado sobre la gravedad de esto.

Consultado por Infobae, el constitucionalista Félix Lonigro afirmó que “el decreto en la parte en que se prohíben las reuniones sociales en los domicilios es escandaloso desde el punto de vista jurídico. Es grotesco, es arbitrario”. Y agregó que “se ha sobrepasado un límite que hace mucho tiempo no se sobrepasaba.”

“Todos los derechos son susceptibles de ser restringidos pero para que esa restricción sea válida tiene que haber una ley y además tiene que haber razonabilidad en la restricción. La restricción de un derecho a medida que va pasando el tiempo lo va tornando irrazonable”, sostuvo Lonigro. “Acá lo que ha pasado es que no hubo principio de legalidad al comienzo de la cuarentena, no lo hay ahora, y eso que el Congreso comenzó a funcionar, y seguimos con DNU. Allí ya la falta del principio de legalidad que antes se podía justificar ahora ya no se puede justificar. Pero ahora entran en escena violaciones a la intimidad. Lo que se está restringiendo es el derecho a la intimidad, vale decir, qué es lo que se puede o no puede hacer dentro de su propio domicilio. Directamente se nos metieron en casa”, alertó el especialista. Además advirtió que el gobierno con todos esos decretos de extensión de la cuarentena está incurriendo en una costumbre normativa que preocupa en la etapa post cuarentena porque se está arrogando facultades de meterse hasta un alto nivel en materia regulatoria. “Creo que eso es típico del ADN de los gobiernos populistas. Los gobiernos populistas no creen mucho en las libertades y responsabilidad individuales”, dijo Lonigro.

Por su parte, el abogado constitucionalista Daniel Sabsay cuestionó la norma al señalar que no se puede legislar en materia penal a través de decretos de necesidad y urgencia. “No se puede decir que esto es parecido a otra cosa y asignarlo a un delito del Código Penal, que es lo que se está haciendo acá: se creó un delito y se asoció al artículo 205”, afirmó Sabsay. “El Presidente legisla por decreto en materia penal a pesar de que la Constitución se lo prohíbe. Las reuniones sociales y familiares son asimiladas a delitos contra la salud. Viola el principio de tipicidad y crea delitos por analogía”, aseveró Sabsay.

El abogado especialista en Derecho Constitucional Diego Armesto al ser consultado por Infobae advirtió que las medidas excepcionales que viene tomando el gobierno exceden el marco constitucional. “El único que puede limitar derechos es el Congreso de la Nación, es quien tiene las facultad de limitar las facultades”, destacó Armesto. Remarcó que la opinión consultiva consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 6/86 que al interpretar el artículo 30 de la Convención Americana de DD.HH. señala que la única forma de que se pueden limitar derechos es por una ley formal, es decir, una ley sancionada por el Congreso y promulgada por el Ejecutivo. “A eso hay que agregarle que el Congreso está trabajando, sería más lógico que el Ejecutivo le remita con carácter de urgente al Parlamento para que éste legisle conforme a la Constitución”, dijo el constitucionalista.

Sobre la prohibición de las reuniones sociales bajo apercibimiento de ser sancionado penalmente afirmó que “el artículo 99 inciso 3ro. de la Constitución le prohíbe al Presidente legislar sobre materia penal. Es una de las prohibiciones que le da el texto constitucional a los DNU, no puede legislar sobre materia penal.”

Asimismo, cuestionó lo establecido en el artículo 5 del decreto que dispone reglas de conducta dentro de los domicilios. Al respecto, Armesto afirmó que “hay un avasallamiento de la autonomía de la voluntad de las personas”. Sostuvo que el decreto lesiona la autonomía de la voluntad y la privacidad de las personas, dos derechos protegidos por el artículo 19 de la Constitución Nacional. “El DNU dice ‘deberá’, te lo ponen como obligación, y uno tiene un determinado grado de libertad para decidir si se lava las manos o no”, dijo Diego Armesto y agregó “en esta instancia es necesaria una mayor participación del Congreso de la Nación”.

fferrer@infobae.com
FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

El Senado convirtió en ley la polémica regulación del teletrabajo

Avatar

Published

on

La iniciativa tuvo 40 votos a favor y 30 en contra. Hubo duros cruces entre oficialistas y opositores. Para Lovera, del Frente de Todos, se fijó “un marco de respeto a los trabajadores”, pero Bullrich, de Juntos por el cambio, advirtió que la ley “traba y destruye puestos de trabajo”

El Senado convirtió en ley el polémico proyecto de regulación del teletrabajo por 40 votos afirmativos y 30 en contra, en una extensa sesión en la que el Frente de Todos defendió el proyecto y la ausencia de modificaciones, mientras que la oposición coincidió en que no tuvo el suficiente consenso y que será ”una oportunidad perdida para generar empleo en la Argentina”.

El debate, que se extendió durante tres horas y media, fue abierto por Cristina Kirchner (que inmediatamente se fue y dejó la sesión en manos de la senadora Claudia Ledesma Abdala) tuvo fuertes cruces, chicanas y momentos de tensión, como cuando Oscar Parrilli destacó casi a los gruitos que él es “un orgulloso militante kirchnerista” luego de que Juan Carlos Romero cuestionó a un empresario pyme que había hablado sobre el teletrabajo ante la Comisión porque se trataba de “un militante K cuya agrupación es un sello de goma”.

La ley, que fija derechos y obligaciones para quienes desarrollen el trabajo remoto, había obtenido dictamen favorable el jueves pasado con el aval del oficialismo en la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, que se negó a introducir modificaciones y ratificó el proyecto aprobado el 25 de junio por la Cámara de Diputados, con 214 votos a favor, uno negativo y 29 abstenciones.

Al inaugurar el debate en nombre del oficialismo, el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado, Daniel Lovera, destacó que “se trabajó sobre 30 proyectos distintos”, con “matices pero muchos puntos en común para avanzar en los derechos fundamentales de quienes trabajan en esta modalidad”.

El momento de la votación: hubo 40 votos afirmativos y 30 negativosEl momento de la votación: hubo 40 votos afirmativos y 30 negativos

Escuchamos a todos los sectores que componen el diálogo tripartito”, aseguró, tras lo cual dijo que el proyecto “no busca promover el teletrabajo sino regular una modalidad que de hecho se hace en el país” y que “no burocratiza” porque “nadie traba a quienes quieren generar empleo”.

Para Lovera, la iniciativa fija “un marco de respeto a los trabajadores dirigido no sólo a la mano de obra calificada sino también a quienes están desprotegidos y obligados” a teletrabajar.

Dijo que no habían aceptado modificaciones en el proyecto porque el oficialismo no estaba de acuerdo con la propuesta de la oposición, sostuvo que algunos cambios podrían instrumentarse porque “el Poder Ejecutivo tendrá que avanzar en su reglamentación” y se quejó de que habían escuchado a “sectores que propiciaban una ausencia de regulaciones para no entorpecer al mercado”.

Luego habló Gladys González, de Juntos por el Cambio, quien planteó que “la Argentina pierde una oportunidad de retener talento y de generar empleo” porque el proyecto “será un obstáculo” para la promoción del trabajo. Dirigiéndose a sus pares del oficialismo, les reprochó: “Ustedes han interpretado que esta modalidad es una amenaza y no una oportunidad para vivir mejor”.

Daniel Lovera justifica la posición del oficialismo en el SenadoDaniel Lovera justifica la posición del oficialismo en el Senado

“Esta ley no surgió por imposición de los empleadores sino por la voluntad de los propios trabajadores, que quieren más tiempo con su familia”, advirtió, luego de lo cual se quejó de que “escuchamos a todos los sectores, aunque algunos hicieron como que escuchaban”.

Señaló que “se protege al trabajador cuidando al empleo y no sólo escuchando al sindicalismo anclado en el pasado” y dijo que “no había apuro” en sancionar la ley porque se aplicará a los 90 días de finalizada la pandemia, y por eso interpretó que “no hay voluntad de mejorarla”.

González dijo estar “harta de la grieta” y en ese sentido llamó a “dejar de mirarnos el ombligo: pensemos en los jóvenes, no en leyes que atrasan y que traen incertidumbre”.

Desde el oficialismo, Beatriz Mirkin comenzó su intervención con críticas a Mauricio Macri por su viaje a Francia. “¿Será por eso la preocupación (de la oposición) por retener talentos? Me interesa saber si (el ex presidente) habrá entregado su celular al juez”, dijo en el primer cruce político de la sesión. Enseguida la senadora añadió: “Cuando escucho a la oposición, que hasta hace poco condujo los destinos del país, decir que no propuso este proyecto, ¿cuántos trabajos menos dejó? ¿Cuántos trabajadores expulsaron de sus empleos los empresarios durante el gobierno de Macri? ¿Tuvieron teletrabajo o alguna regulación? No tuvieron ninguna posibilidad porque no quedó nada en pie”.

“La Argentina pierde una oportunidad de retener talento y de generar empleo”, dijo Gladys González“La Argentina pierde una oportunidad de retener talento y de generar empleo”, dijo Gladys González

Luego, al defender el hecho de que la ley contemple las tareas de cuidado de las mujeres, le contestó a González y su referencia al “sindicalismo anclado en el pasado”: “¡Qué me van a venir a hablar de viejos dirigentes los que defendían al Momo Venegas, que mantuvo como esclavos a los trabajadores rurales!”, dijo al mencionar al fallecido líder de UATRE y principal aliado sindical del macrismo.

“Es la mejor ley de mayor integralidad que hemos podido realizar en este momento para cuando haya mas trabajo y más oportunidades”, indicó, y volvió a cuestionar a la oposición: “Nos han hecho perder años de historia. En el último siglo tuvimos 35 años gobernados por el radicalismo, 36 por el peronismo y el resto por dictaduras cívico-militares. Los que atrasaron el país no son 70 años de peronismo, sino que fueron 120 años en que la oligarquía mantuvo a varones y mujeres poniéndoles la pata en la cabeza. Queremos modificar esa situación porque existe la posibilidad de teletrabajo y queremos regularlo. Este proyecto no atrasa sino que regula porque el trabajo dignifica”.

La intervención más dura de la oposición estuvo a cargo de Esteban Bullrich, de Juntos por el Cambio, quien, tras expresar su “frustración y desazón” por “estar reunidos para votar una ley sin cambios”, sostuvo que el oficialismo había expuesto “los argumentos de siempre para no cambiar nada” y lo acusó de armar “un relato de consenso y del proceso de escucha de esta ley”.

“Si no aceptan cambios no hay consenso, que se logra cuando se entregan argumentos para buscar un punto medio”, dijo. Y advirtió: “Apostamos a la mediocridad cuando estamos entre los países con más recesión y menos inversión del mundo. Hace 60 años que tenemos el menor crecimiento y la culpa es de la dirigencia por seguir haciendo cosas mediocres y no corregir lo que tenemos que hacer”.

Bullrich consideró que “con esta ley no garantizamos nada” y señaló que mientras “la tecnología avanza podemos ponernos adelante creyendo que la frenamos, pero es como cuando nos ponemos delante de un tren”. Para el senador opositor, la ley “traba y destruye puestos de trabajo” y así “generamos más incertidumbre por la cerrazón de no querer escuchar”.

“No tenemos consenso con esta ley -puntualizó- porque pone en jaque a la generación de más empleo por teletrabajo y, por ende, plantea la posibilidad de desaparición de empleos de esta modalidad”.

Planteó después a los 29 senadores opositores “trabajar de otra manera” porque hay “desafíos enormes por delante”, por lo que propuso “que los proyectos salgan con consensos absolutos, con mayorías agravadas y, si es posible, con unanimidad de votos porque eso va a hacer que sean proyectos ciertos, transparentes y que generen certidumbre”. Y concluyó: “Tenemos que buscar entre todos las mejores leyes, no las leyes mediocres, para que la Argentina pueda salir de este pozo en que está sumida desde hace 60 años”.

”Ningún empresario va a tomar más empleados si no hay rentabilidad", advirtió Juan Carlos Romero”Ningún empresario va a tomar más empleados si no hay rentabilidad”, advirtió Juan Carlos Romero

Otro discurso duro fue el del salteño Juan Carlos Romero, del Interbloque Parlamentario Federal: dijo que la ley “no favorece a los trabajadores” y que “discrimina a muchas mujeres que podían obtener una forma de trabajo”, y por eso cuestionó al oficialismo por “no haber escuchado la opinión de la oposición” ya que la norma ”se va a aplicar después de la pandemia, pero no sabemos cuándo va a concluir”. “¿Qué apuro hay? ¿Qué drama era escuchar críticas constructivas para mejorar el proyecto? ¿Por qué tenemos que ser una escribanía del capricho de los diputados? Aquí se debería hacer un proceso de revisión, no de sumisión”, puntualizó.

A continuación destacó que la ley debería “promover nuevas formas de contratación que hagan que crezca el empleo” y luego puso como ejemplo de esa necesidad el aumento de empleados del Estado: recordó que crecieron de 470.000 a 708.000 personas entre 2001 y 2019, lo que representa un 51% de aumento de los agentes nacionales, mientras que en las provincias creció un 73% y en los municipios, un 29%, por lo que, en total, el empleo estatal creció un 61% en ese período.

Agregó que en 2001 había 11 millones de trabajadores del sector privado y 6.700.000 de estatales y beneficiarios de planes sociales, pensionados y jubilados, mientras que hoy existen 17 millones de personas en el sector privado y 18 millones que se desempeñan en el sector público o cobran planes sociales, pensiones y jubilaciones. “Tenemos más gente trabajando en el Estado que en el sector privado -dijo-. Esa es la clave del déficit de los gobiernos nacional, provincial y municipal, y la clave de por qué se ha desquiciado la economía. El ataque al capitalismo y al sector empresario, que va desde la guerra contra el campo a Vicentin, no es la forma de crear confianza, y menos si le agregamos el default en el que estamos. Por hacer puro estatismo tenemos esta falta de inversión”.

Romero hizo hincapié en que “para crecer hay que generar confianza” y sostuvo que “estas leyes no protegieron a los trabajadores sino a sindicatos obsoletos” porque ”ningún empresario va a tomar más empleados si no hay rentabilidad y si lo ahogan los impuestos y las trabas para exportar e importar”.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta acordaron mantener la cuarentena sin cambios durante quince días más

Avatar

Published

on

Tuvieron una extensa reunión los tres a solas en Olivos. La preocupación está centrada en las reuniones sociales en lugares cerrados, y el crecimiento de casos en la Provincia. El jefe de Gobierno no avanzará, cómo tenía previsto, en la segunda etapa de su plan de reapertura gradual. El anuncio será mañana al mediodía

Alberto Fernández, Axel Kicillof Horacio Rodríguez Larreta resolvieron después de más dos horas de reunión a solas en Olivos mantener al menos durante quince días más la cuarentena que rige en el Área Metropolitana sin nuevas reaperturas, como pretendía el jefe de Gobierno, y apelar a la “responsabilidad individual” en el momento más crítico de la pandemia y tras casi cuatro meses y medio desde que se impusiera el aislamiento preventivo y obligatorio. Lo anunciarán los tres mandatarios este viernes al mediodía desde la quinta presidencial: la cita es a las 11.30.

Así lo confirmaron a Infobae fuentes de las tres administraciones tras la cumbre de este jueves, que se prolongó hasta las 19.30, un ritual que repiten desde hace tres meses en la víspera de los anuncios de extensión del aislamiento. Consensuaron, en ese sentido, que el confinamiento seguirá en la situación actual para evitar un colapso de las camas de terapia, el índice que más desvela a las autoridades.

Cuando terminaba la reunión, el parte oficial del Ministerio de Salud que trascendió registró 4.415 nuevos contagios en la Provincia y 1.239 en la Ciudad. Y una ocupación de camas de terapia en torno al 64,5%.

Fernández, Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense estuvieron a solas durante un largo rato mientras en la antesala del despacho de la Jefatura de Olivos esperaban el resto de los colaboradores de las tres administraciones.

infobae-image

Al mediodía, el Presidente se había reunido con seis de los especialistas del comité de expertos que lo asesoran desde mediados de marzo: Javier Farina, Angela Gentile, Pedro y Florencia Cahn, Eduardo López y Gustavo Lopardo.

Según pudo saber este medio, los infectólogos, el mandatario y algunos de sus colaboradores analizaron la posibilidad de anunciar la próxima etapa de la cuarentena durante tres semanas, y no por quince días, como habitualmente. Y se hizo especial hincapié en las reuniones sociales en lugares cerrados: según los expertos, un buen número de los pacientes que llegan a los hospitales o clínicas con síntomas de COVID reconocen haberse juntado con familiares o amigos que también presentaron síntomas compatibles con el coronavirus

En ese sentido, el mensaje de mañana buscará volver a concientizar a la sociedad sobre “la responsabilidad social”.

Axel Kicillof, Horacio Rodríguez Larreta y algunos de sus colaboradores, ayer, en La PlataAxel Kicillof, Horacio Rodríguez Larreta y algunos de sus colaboradores, ayer, en La Plata

Durante la semana, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, había avisado que, a este ritmo de evolución de casos, “las camas de terapia intensiva pueden colapsar en la segunda quincena de agosto”. Anteayer, el gobernador recibió de los infectológos que lo asesoran desde hace meses el consejo de seguir con el mismo estilo de cuarentena. Es decir, sin nuevas reaperturas ni grandes cambios.

Esta mañana fue el propio Presidente el que sumó su visión, en línea con la administración bonaerense: “Nos tenemos que poner firmes porque esto no está funcionando”, resaltó en declaraciones a Radio con Vos.

De esta manera, la Ciudad dio marcha atrás por ahora con el avance del cronograma de reapertura gradual e integral que había anunciado el jefe de Gobierno hace poco más de dos semanas, en el anuncio que compartió en Olivos y que incluyó a los gobernadores de Jujuy, Chaco y Río Negro, otros de los distritos más afectados por la circulación del virus, además del AMBA.

Hasta ayer, Rodríguez Larreta tenía previsto avanzar con las reaperturas, que según el cronograma incluía en los próximos días “los deportes individuales al aire libre amateur y federados”, la posibilidad de realizar ejercicio sin restricciones de DNI, como rige actualmente, la industria “no esencial ni exportadora” y la “gastronomía al aire libre sin servicio”, entre otras actividades.

Sí se habilitarán desde este lunes los comercios de cercanía “en avenidas de alta circulación” incluidos indumentaria y calzado, con excepción de los centros de trasbordo, como Retiro, Constitución, Once o Avellaneda: dichas reaperturas figuraban en la primera fase del cronograma de seis etapas que anunció Rodríguez Larreta.

Ayer, en la reunión en La Plata entre el jefe de Gobierno, el gobernador y sus colaboradores, se habían suscitado algunos cruces álgidos: el ministro Fernán Quirós, de Salud de la Ciudad, por ejemplo, cortó en seco la presentación de sus colegas de Provincia, que enumeraban los datos sanitarios de la Ciudad. “Nosotros hablamos de la Ciudad, ustedes hablen de la Provincia”, lanzó el funcionario, según pudo reconstruir este medio.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas