Connect with us

Economia

El campo también quiere mudarse a Uruguay: aumentó la consulta de productores argentinos para invertir y radicarse en el país vecino

Published

on

Infobae dialogó con tres consultores uruguayos que confirman la tendencia. Expectativa por la apertura de la frontera una vez que finalice la pandemia

En la otra orilla del Río de la Plata aseguran que en los últimos meses aumentó el número de consultas de productores agropecuarios argentinos para invertir en campos uruguayos. Pero a diferencia de otros momentos, ahora no hay solamente proyectos de desarrollar un negocio, sino también de radicarse y empezar una nueva vida en el vecino país.

Todo empezó en agosto del año pasado, cuando Alberto Fernández consiguió un rotundo triunfo en las elecciones primarias, que fue para el ex presidente Mauricio Macri imposible de revertir dos meses después, y permitió que la fórmula presidencial del Frente de Todos ganara los comicios de octubre. A partir de ese momento, los índices de confianza de los productores argentinos sobre la proyección de su actividad para el mediano y largo plazo, comenzaron a derrumbarse y lo mismo continúa sucediendo en la actualidad, en especial después del intento del gobierno nacional de intervenir y expropiar la empresa Vicentin.

En el mundo agropecuario está muy fresco todavía el recuerdo de la política que desplegó el kirchnerismo hacia el campo. A partir de 2006, con el cierre de las exportaciones de carne vacuna. Y luego, ya en la etapa más álgida, con la confrontación que generó la Resolución 125, de “retenciones móviles a la exportación” de los cuatro principales cultivos de la Argentina, en 2008. La derrota política de Cristina Fernández en ese enfrentamiento derivó en mayores restricciones a la comercialización de la producción y más intervención en los mercados, como sucedió con el trigo y el maíz. En ese momento, desde el gobierno decían que el objetivo era cuidar “la mesa de los argentinos”, algo que no sucedió porque la brecha entre el bajo precio que cobró el productor y los altos valores que pagó el consumidor por los alimentos, no benefició a ninguno de esos sectores.

Ahora, un empujón adicional para el aumento de consultas argentinas en Uruguay fue la cuarentena estricta que nuestro país lleva adelante para prevenir el coronavirus, y la aparición semanas atrás en los medios nacionales del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, con definiciones concretas y un contundente mensaje sobre las posibilidades que ofrece su país a los inversores extranjeros; seguridad jurídica y reglas de juego claras y mantenidas en el tiempo, para que los negocios sean exitosos. También influyó el aumento de casos de inseguridad rural, especialmente a través de la rotura de silobolsas.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou (EFE/Federico Anfitti/Archivo)
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou (EFE/Federico Anfitti/Archivo)

Lo concreto es que en el vecino país, diferentes analistas que dialogaron con Infobae coincidieron en que aumentaron las consultas de productores y empresarios agropecuarios argentinos interesados en invertir en inmuebles rurales de Uruguay. Si bien la cantidad no se ha podido cuantificar todos hablan de un número mayor a otras oportunidades y con una clara diferencia: años atrás el interés era instalarse para producir la tierra, y ahora no solamente es eso, sino también para tramitar la residencia.

Desde hace unos meses que Lacalle Pou propone mejorar las condiciones jurídicas y económicas para atraer capitales extranjeros. Por eso muchos integrantes de la producción agropecuaria nacional tienen la intención de sacar su capital de la Argentina y comprar campos en el vecino país para destinarlo a rentas y luego alquilarlos.

En base a los datos aportados por diferentes especialistas, que son aproximados, reflejan que actualmente en Uruguay hay unas 16.500.000 hectáreas destinadas a la producción agropecuaria, de las cuales el 30% se encontrarían en manos de extranjeros, y ahí los argentinos tendrían una participación del 5% con casi 1.000.000 de hectáreas.

La presencia de argentinos en Uruguay no es de ahora. Muchos recuerdan como a partir del año 2002 y de la mano de las mejores tecnologías que llevaron desde nuestro país los productores y empresas del agro, la producción de soja en Uruguay aumentó en cantidad de hectáreas sembradas, llegando a 1.600.000 hectáreas y actualmente se mantiene muy cerca de dichos niveles. En aquel momento los valores de los campos uruguayos eran muy bajos y con altos precios de la soja. Luego el panorama se revirtió, y los argentinos se alejaron; el negocio ya no era conveniente.

La opinión de los especialistas

Eduardo Blasina, es consultor en Uruguay y trabaja en el negocio agropecuario desde hace años. “Si bien no hemos podido cuantificar hasta el momento la cantidad de llamados desde la Argentina, hay que decir que son muchas las consultas que hemos recibido para la agricultura, ganadería y lechería. Las mismas van desde condiciones para hacer negocios y hasta para radicarse en nuestro país, porque observan que acá hay mejores condiciones para trabajar e invertir, a través de seguridad jurídica, beneficios fiscales y con un gobierno que tiene al campo de aliado”, comentó a este medio.

Guillermo Binello es argentino, Ingeniero Agrónomo y desde hace 12 años está instalado en Montevideo con una consultora que asesora en proyectos de inversión en el agro y además trabaja en la venta y alquiler de campos. En diálogo con Infobae, dijo: “Yo en lo particular ya he recibido entre 10 y 15 consultas concretas de argentinos para invertir en Uruguay, de las cuales ya cerré algunas operaciones. Hay más consultas que negocios cerrados. Acá se habla de que el mercado se empieza a calentar porque se viene la ola argentina y eso seguramente va a impactar en los precios de la tierra”.

Y agregó: “Lo que ofrece Uruguay a diferencia de la Argentina es seguridad jurídica, estabilidad, no hay retenciones a las exportaciones agropecuarias, no existen las restricciones cambiarias, hay menor presión impositiva, reglas de juego que se mantienen en el tiempo y que benefician a las inversiones, y es libre el uso de monedas extranjeras, entre otros beneficios”.

Uruguay, a diferencia de la Argentina, ofrece seguridad jurídica, estabilidad, no hay retenciones a las exportaciones del agro ni restricciones cambiarias, le presión impositiva es más baja, hay reglas de juego que se mantienen en el tiempo y es libre el uso de monedas extranjeras

Por su parte, Davy Dufour que desarrolla su emprendimiento de Agronegocios en la ciudad de Dolores, en el Departamento de Soriano, con el foco puesto en la agricultura, señaló: “A nosotros en particular las consultas que recibimos de argentinos son para desarrollar el negocio ganadero, como así también para la producción mixta, es decir agricultura y ganadería. Nos preguntan mucho sobre las condiciones a invertir y los precios de los campos. Y una novedad es que también preguntan sobre inmuebles en zonas urbanas, que se pueden destinar como vivienda particular o como sede de una futura empresa”.

El consultor sostuvo además que actualmente el precio de la hectárea en Uruguay, especialmente en Soriano, donde se encuentran las mejores tierras productivas, en promedio es de entre 7.000 y 8.000 dólares. En los campos marginales el precio va de 4.000 a 5.000 dólares y para la actividad forestal la hectárea ronda los 2.000 a 3.000 dólares.

Sobre el desarrollo que ha tenido la ganadería en los últimos años en Uruguay, Dufour dijo: “Actualmente es muy importante el engorde a corral. El encierro de la hacienda dura unos 120 días y con una alimentación a granos. El negocio exportador de esa carne es a través de la Cuota 481, que venía muy bien hasta que llegó la pandemia. Además, en el negocio de la exportación de carne vacuna en general Uruguay está caro, y hay países como Australia, Brasil y la Argentina que se encuentran en mejores condiciones para negociar con China, que es el principal comprador. Uruguay, a nivel mundial, se destaca por la trazabilidad que ha implementado y permitió mejorar sus niveles de calidad de carne”.

En relación a lo planteado por Dufour sobre las consultas que recibieron desde nuestro país, Blasina comentó: “Estamos observando que hay muchos argentinos que tienen intenciones de venir a trabajar y a radicarse en zonas como Montevideo o Punta del Este. Ya es una situación que excede a las consultas vinculadas con lo estrictamente agropecuario, porque se expresa claramente el proyecto de empezar una nueva vida en Uruguay”.

Por último, Dufour también se preguntó si el movimiento de consultas se reflejará en negocios reales cuando Uruguay decida la apertura de la frontera una vez que finalice la pandemia del coronavirus: “Si logramos concretar entre un 10 y 15% de las consultas de argentinos que recibimos hasta el momento, seguramente será muy beneficioso para todos”.

Por Juan Martín Melo

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Economia

PRESIÓN TRIBUTARIA: SI UN EMPLEADO TRABAJA DE 9 A 18, TODO LO QUE GANA HASTA LAS 14:25 SE DESTINA A PAGAR IMPUESTOS

Published

on

Un trabajador en relación de dependencia tiene que destinar el 60% de sus horas laborales a afrontar la carga impositiva, entre descuentos al salario e impuestos al consumo

 

Un empleado privado en relación de dependencia puede destinar hasta un 60% de su semana laboral solo para hacer frente a los impuestos nacionales y locales que se cobran sobre su salario y sobre los productos que compra con ese dinero. Para graficar: para un trabajador que desempeña sus tareas de lunes a viernes de 9 a 18, hasta el miércoles a las 15 solo trabaja para cumplir con sus obligaciones tributarias.

Ese fue el resultado de una estimación realizada por el economista Manuel Adorni, que publicó en su cuenta de Twitter y que se viralizó de inmediato. “Si tu horario laboral es de 9 a 18 horas, recordá que hasta las 14:25 vas a trabajar para pagar impuestos. Si trabajás de lunes a viernes, hasta el miércoles a las 15 horas vas a trabajar para el Estado. Que disfrutes de tu jornada”, ironizó.

En diálogo con Infobae, Adorni comentó que para realizar esa cuenta se basó en una carga tributaria del 60 por ciento. “Estamos hablando de promedios y de porcentaje estándares; después dependerá de cada caso, si se retiene o no impuesto a las Ganancias o si trabaja media jornada, en ambos casos lo que se termina pagando terminaría siendo más”, aseguró.

Para llegar a esa conclusión, el economista tomó en consideración, en primer lugar, los descuentos sobre el salario bruto, entre los aportes patronales y las cargas jubilatorias que hace el propio empleado, y luego para un caso de un trabajador en relación de dependencia, el cobro de ART y el descuento sindical. En esa primera instancia Adorni consideró que, como ejemplo, un empleado con un sueldo bruto de $30.000 termina recibiendo 20.000 pesos.

Fuente: TwitterFuente: Twitter

Y sobre esa base estimó cuánto es lo que ese empleado pagará de impuestos una vez que quisiera, por ejemplo, comprar alimentos en un supermercado. Esa cuenta da un 40% de presión tributaria sobre esos productos, entre impuestos nacionales, provinciales y municipales.

“Aunque depende del producto, están calculados todos los impuestos de la cadena. Hay otros, por supuesto, que tienen más o menos IVA. En definitiva, desde que empezaste a trabajar hasta que llevaste la comida a la mesa de tu casa, trabajaste por $30.000 y pudiste disfrutar -por así decirlo- por $12.000, la diferencia te da un 60% aproximadamente″, concluyó Adorni.

El economista tomó en consideración, en primer lugar, los descuentos sobre el salario bruto entre los aportes y cargas jubilatorias, el cobro de ART y el descuento sindical. Y luego, los impuestos a consumo de alimentos en un supermercado

Hace dos años el economista había hecho una cuenta similar, también en Twitter y que también se viralizó. “Sueldo de Comercio: $34.293,57. Imp. al trabajo: $ 5.829,90. Sindicato: $957,35. => Cobrás $ 27.506,32. Con eso salís a consumir productos con 50% de impuestos en promedio. Trabajaste por $34.293,57 y compraste por $13.753,16. Impuestos = $20.540,41. Que tengan todos un buen día”, había mencionado en ese entonces.

Independencia Tributaria

En los últimos 10 años hasta 2020, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), elaboró un indicador que dio a conocer como el Día de la Independencia Tributaria, es decir, en qué momento del año una persona deja de trabajar para pagar impuestos y comienza a “gozar” de su salario propiamente dicho.

El año pasado esa fecha llegó el 28 de junio para el caso de un trabajador que ganaba en ese entonces en promedio 50 mil pesos de bolsillo mensuales. Según el informe de la consultora que dirige el economista Nadin Argañaraz, desde el 1° de enero los ciudadanos y ciudadanas comienza a trabajar “para el Estado”, entendido como destinar su ingreso a cumplir con el pago de impuestos que tienen alguna incidencia en su salario.

El año pasado el Día de la Independencia Tributaria llegó el 28 de junio

Una vez cumplido ese plazo determinado, comienza a percibir ingresos “para sí mismo”. Según los resultados obtenidos en el último relevamiento realizado por ese centro de estudios, un trabajador asalariado formal en Argentina debió trabajar en 2020 entre 181 y 214 días para cumplir con las obligaciones tributarias de los tres niveles de gobierno, dependiendo de sus ingresos.

Iaraf toma en consideración cuatro tipos testigo de asalariados para hacer su estimación. El Caso 1, el nivel más bajo de ingresos ejemplificado, se trata de un empleado que no queda alcanzado ni por el impuesto a las Ganancias ni por el impuesto a los Bienes Personales (ni el impuesto PAIS en 2020). Para este ejemplo, su “Día de la independencia tributaria” permaneció relativamente estable a lo largo de la última década.

Por su parte, los Casos 2 al 4, con sueldos más altos, demoraron una mayor cantidad de días en 2020 para alcanzar su independencia tributaria en comparación con 2019. Por otra parte, si bien se mantienen aún alejados del pico de 2015, en todos estos casos necesitaron más días para cumplir con sus obligaciones tributarias que al inicio de la serie, en 2011. Ante esto, Iaraf aclaró que “los cuatro casos considerados terminarían el 2020 con un aumento de la carga tributaria formal, acercándose nuevamente a los valores de 2017”.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

EL ENACOM RECHAZARA LOS AUMENTOS DE MOVILES INTERNET Y TELEVISION PAGA

Published

on

El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) rechazará los aumentos en los servicios de telefonía fija y móvil, internet y televisión paga para agosto y septiembre que las empresas informaron a los usuarios, aseguró a Télam el vicepresidente de la dependencia oficial, Gustavo López.

“Nosotros vamos a rechazar los aumentos”, dijo López, quien advirtió que “lo que pretenden las empresas es un proyectado del 65 al 70% de aumento en un año”, incremento al que calificó de “disparate”.

“Con aumentos de ese tipo, amparados por la justicia, mucha gente se va quedar sin servicio”, enfatizó el funcionario.

En enero de este año se descongelaron los precios de los servicios de comunicaciones, En esa oportunidad, el Enacom autorizó hasta el 1 de julio aumentos del 20%, mientras que las empresas aumentaron alrededor de 32%, amparadas en medidas cautelares que frenaron la aplicación del DNU 690 y sus reglamentaciones que categorizaron a la tv paga, internet y telefonía como servicios públicos esenciales y en competencia.

“Nuestro objetivo era que no hubiera aumentos hasta diciembre, pero las empresas ya anunciaron incrementos para agosto y septiembre. Esta semana nosotros lo vamos a rechazar”, indicó López en diálogo con Télam.

El vicepresidente del Enacom recordó que existen medidas cautelares iniciadas por las empresas que impiden la aplicación del DNU 690 que declara a internet, telefonía fija y móvil y tv paga como servicio público esencial y en competencia, así como la posibilidad de regular los precios.

“En este punto no hay dialogo porque cada uno tiene una postura diametralmente opuesta, no hay posibilidad de zanjarlo: O es servicio público o no es servicio público” insistió López.

El vicepresidente del Enacom dijo que a pesar de las objeciones realizadas al DNU 690, “las empresas están invirtiendo más que en el 2019”, cuando los precios estaban liberados.

López concluyó que tras analizar los montos invertidos en los últimos seis años, “la inversión no depende de la regulación sino de la macroeconomía”.

Consultado por la posición de quienes promueven que el Estado subsidie la demanda y deje los precios liberados a la competencia indicó que: “subsidiar la demanda sería: cobren lo que quieran que total el Estado lo paga. Nosotros decimos: cobren lo justo, lo razonable, que nosotros también ayudamos”.

Subrayó además, que el Fondo de Servicio Universal tiene por objeto financiar la expansión de redes y que los ingresos que existen por ese concepto no alcanzarían para subsidiar la demanda.

Ante la posición del sector privado que asegura verse condicionado por la declaración de servicio público, y especialmente por la regulación de precios, López señaló que “nosotros no nos metemos en sus ganancias, pero estamos cuidando al consumidor”.

Agregó que la decisión de declarar a internet como servicio público se tomó un año atrás cuando en plena pandemia, con el aislamiento social vigente y un congelamiento en las tarifas de gas, luz y agua, las empresas del sector “quisieron volver a aumentar de un modo brutal” los precios de los servicios.

La semana pasada el presidente Alberto Fernández reavivó el debate público al sostener que las comunicaciones son un servicio público “le pese a quien le pese”.

Desde el ámbito legislativo, el senador oficialista Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley que toma el mismo principio del DNU 690 y el presidente de la comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, Pablo Carro, sostuvo que “en la Argentina que viene no podemos depender en servicios esenciales como la conectividad, solo con el criterio de cómo quieran cobrarlos las grandes empresas”.

Para el vicepresidente del Enacom queda claro que “vale la pena el debate público sobre si internet o las telecomunicaciones tienen que tener un acceso universal o tienen que estar restringido por la ley de oferta y demanda”.

López rechazó que la declaración de servicio público sea una medida que vaya en contra de un grupo empresario determinado, dado que Telecom fue la primera empresa en imponer aumentos superiores a los aprobados por el Enacom.

“Nunca lo pensamos así. Las circunstancias nos llevan a determinadas declaraciones porque quien encabezo la lucha en contra fue un grupo especifico”, indicó.

Recordó que “todo esto vino a partir de la pandemia” y que “el diálogo por la suba de precios se rompió cuando quisieron aumentar mucho más allá de lo que la lógica indicaba”.

Señaló que la declaración de internet como servicio esencial es una recomendación de las Nacionales Unidas y puso como ejemplo de esto que en “Chile ya tiene media sanción el servicio publico de internet y Colombia lo aprobó la semana pasada”.

A lo que se suma que tienen la misma calificación para internet en México, Canadá y “algunos países de Europa”, agregó el funcionario.

“Nosotros lo hicimos, lo creemos y lo sostenemos porque nos parece que como la luz, el gas y el agua, es un servicio esencial para la vida cotidiana. La declaración de servicio publico nos permite pensar y discutir hacia adelante normas que garanticen el acceso. Todo lo demás estamos dispuestos a conversarlo siempre”, finalizó López.

Continue Reading

Economia

Tras el nuevo “cepo” del BCRA, sube el blue y las sociedades de Bolsa suspendieron la venta de dólares

Published

on

El Banco Central limitó desde este viernes 13 aún más la operatoria de los dólares financieros.

La disposición del Banco Central para ponerle fin a los inversores que hacían “rulo” con el dólar, especialmente arbitrando dólar Contado Con Liqui y dólar Bolsa o MEP, disparó el valor de la divisa paralela, al tiempo que las Sociedades de Bolsa suspendieron la venta de la moneda extranjera.

El BCRA puso una nueva barrera a aquellos que operan con dólares financieros.

Para adecuarse a las nuevas restricciones que implementó el Banco Central a las operaciones con el dólar CCL, las sociedades de bolsa suspendieron su actividad y se estima que recién la semana que viene volverían a estar funcionando con normalidad, informaron desde el sector.

En las últimas semanas, el BCRA perdió más de u$s 1.000 millones en reservas, al intentar controlar el mercado cambiario.

El BCRA limita operaciones con dólares financieros, que incluyen prohibir el envío de divisas al exterior a cuentas de terceros, y normas destinadas a controlar la operatoria del contado con liquidación (CCL).

BLUE

El dólar blue sube otros 1,50 centavos este viernes a $ 181, con lo que suma su segunda alza consecutiva, en la city porteña.

Hace dos semanas había tocado los $ 185 y en octubre de 2020 había alcanzado su valor máximo de $ 195. La brecha sigue por encima del 80% con respecto al dólar oficial.

  • DÓLAR BLUE $ 181
  • DÓLAR OFICIAL PROMEDIO $ 102.50
  • DÓLAR BOLSA $ 170.75
  • CONTADO CON LIQUI $169.75
  • DÓLAR SOLIDARIO $ 168.30

FUENTE : LA VOZ DEL INTERIOR

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas