Connect with us

Economia

El campo también quiere mudarse a Uruguay: aumentó la consulta de productores argentinos para invertir y radicarse en el país vecino

Avatar

Published

on

Infobae dialogó con tres consultores uruguayos que confirman la tendencia. Expectativa por la apertura de la frontera una vez que finalice la pandemia

En la otra orilla del Río de la Plata aseguran que en los últimos meses aumentó el número de consultas de productores agropecuarios argentinos para invertir en campos uruguayos. Pero a diferencia de otros momentos, ahora no hay solamente proyectos de desarrollar un negocio, sino también de radicarse y empezar una nueva vida en el vecino país.

Todo empezó en agosto del año pasado, cuando Alberto Fernández consiguió un rotundo triunfo en las elecciones primarias, que fue para el ex presidente Mauricio Macri imposible de revertir dos meses después, y permitió que la fórmula presidencial del Frente de Todos ganara los comicios de octubre. A partir de ese momento, los índices de confianza de los productores argentinos sobre la proyección de su actividad para el mediano y largo plazo, comenzaron a derrumbarse y lo mismo continúa sucediendo en la actualidad, en especial después del intento del gobierno nacional de intervenir y expropiar la empresa Vicentin.

En el mundo agropecuario está muy fresco todavía el recuerdo de la política que desplegó el kirchnerismo hacia el campo. A partir de 2006, con el cierre de las exportaciones de carne vacuna. Y luego, ya en la etapa más álgida, con la confrontación que generó la Resolución 125, de “retenciones móviles a la exportación” de los cuatro principales cultivos de la Argentina, en 2008. La derrota política de Cristina Fernández en ese enfrentamiento derivó en mayores restricciones a la comercialización de la producción y más intervención en los mercados, como sucedió con el trigo y el maíz. En ese momento, desde el gobierno decían que el objetivo era cuidar “la mesa de los argentinos”, algo que no sucedió porque la brecha entre el bajo precio que cobró el productor y los altos valores que pagó el consumidor por los alimentos, no benefició a ninguno de esos sectores.

Ahora, un empujón adicional para el aumento de consultas argentinas en Uruguay fue la cuarentena estricta que nuestro país lleva adelante para prevenir el coronavirus, y la aparición semanas atrás en los medios nacionales del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, con definiciones concretas y un contundente mensaje sobre las posibilidades que ofrece su país a los inversores extranjeros; seguridad jurídica y reglas de juego claras y mantenidas en el tiempo, para que los negocios sean exitosos. También influyó el aumento de casos de inseguridad rural, especialmente a través de la rotura de silobolsas.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou (EFE/Federico Anfitti/Archivo)
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou (EFE/Federico Anfitti/Archivo)

Lo concreto es que en el vecino país, diferentes analistas que dialogaron con Infobae coincidieron en que aumentaron las consultas de productores y empresarios agropecuarios argentinos interesados en invertir en inmuebles rurales de Uruguay. Si bien la cantidad no se ha podido cuantificar todos hablan de un número mayor a otras oportunidades y con una clara diferencia: años atrás el interés era instalarse para producir la tierra, y ahora no solamente es eso, sino también para tramitar la residencia.

Desde hace unos meses que Lacalle Pou propone mejorar las condiciones jurídicas y económicas para atraer capitales extranjeros. Por eso muchos integrantes de la producción agropecuaria nacional tienen la intención de sacar su capital de la Argentina y comprar campos en el vecino país para destinarlo a rentas y luego alquilarlos.

En base a los datos aportados por diferentes especialistas, que son aproximados, reflejan que actualmente en Uruguay hay unas 16.500.000 hectáreas destinadas a la producción agropecuaria, de las cuales el 30% se encontrarían en manos de extranjeros, y ahí los argentinos tendrían una participación del 5% con casi 1.000.000 de hectáreas.

La presencia de argentinos en Uruguay no es de ahora. Muchos recuerdan como a partir del año 2002 y de la mano de las mejores tecnologías que llevaron desde nuestro país los productores y empresas del agro, la producción de soja en Uruguay aumentó en cantidad de hectáreas sembradas, llegando a 1.600.000 hectáreas y actualmente se mantiene muy cerca de dichos niveles. En aquel momento los valores de los campos uruguayos eran muy bajos y con altos precios de la soja. Luego el panorama se revirtió, y los argentinos se alejaron; el negocio ya no era conveniente.

La opinión de los especialistas

Eduardo Blasina, es consultor en Uruguay y trabaja en el negocio agropecuario desde hace años. “Si bien no hemos podido cuantificar hasta el momento la cantidad de llamados desde la Argentina, hay que decir que son muchas las consultas que hemos recibido para la agricultura, ganadería y lechería. Las mismas van desde condiciones para hacer negocios y hasta para radicarse en nuestro país, porque observan que acá hay mejores condiciones para trabajar e invertir, a través de seguridad jurídica, beneficios fiscales y con un gobierno que tiene al campo de aliado”, comentó a este medio.

Guillermo Binello es argentino, Ingeniero Agrónomo y desde hace 12 años está instalado en Montevideo con una consultora que asesora en proyectos de inversión en el agro y además trabaja en la venta y alquiler de campos. En diálogo con Infobae, dijo: “Yo en lo particular ya he recibido entre 10 y 15 consultas concretas de argentinos para invertir en Uruguay, de las cuales ya cerré algunas operaciones. Hay más consultas que negocios cerrados. Acá se habla de que el mercado se empieza a calentar porque se viene la ola argentina y eso seguramente va a impactar en los precios de la tierra”.

Y agregó: “Lo que ofrece Uruguay a diferencia de la Argentina es seguridad jurídica, estabilidad, no hay retenciones a las exportaciones agropecuarias, no existen las restricciones cambiarias, hay menor presión impositiva, reglas de juego que se mantienen en el tiempo y que benefician a las inversiones, y es libre el uso de monedas extranjeras, entre otros beneficios”.

Uruguay, a diferencia de la Argentina, ofrece seguridad jurídica, estabilidad, no hay retenciones a las exportaciones del agro ni restricciones cambiarias, le presión impositiva es más baja, hay reglas de juego que se mantienen en el tiempo y es libre el uso de monedas extranjeras

Por su parte, Davy Dufour que desarrolla su emprendimiento de Agronegocios en la ciudad de Dolores, en el Departamento de Soriano, con el foco puesto en la agricultura, señaló: “A nosotros en particular las consultas que recibimos de argentinos son para desarrollar el negocio ganadero, como así también para la producción mixta, es decir agricultura y ganadería. Nos preguntan mucho sobre las condiciones a invertir y los precios de los campos. Y una novedad es que también preguntan sobre inmuebles en zonas urbanas, que se pueden destinar como vivienda particular o como sede de una futura empresa”.

El consultor sostuvo además que actualmente el precio de la hectárea en Uruguay, especialmente en Soriano, donde se encuentran las mejores tierras productivas, en promedio es de entre 7.000 y 8.000 dólares. En los campos marginales el precio va de 4.000 a 5.000 dólares y para la actividad forestal la hectárea ronda los 2.000 a 3.000 dólares.

Sobre el desarrollo que ha tenido la ganadería en los últimos años en Uruguay, Dufour dijo: “Actualmente es muy importante el engorde a corral. El encierro de la hacienda dura unos 120 días y con una alimentación a granos. El negocio exportador de esa carne es a través de la Cuota 481, que venía muy bien hasta que llegó la pandemia. Además, en el negocio de la exportación de carne vacuna en general Uruguay está caro, y hay países como Australia, Brasil y la Argentina que se encuentran en mejores condiciones para negociar con China, que es el principal comprador. Uruguay, a nivel mundial, se destaca por la trazabilidad que ha implementado y permitió mejorar sus niveles de calidad de carne”.

En relación a lo planteado por Dufour sobre las consultas que recibieron desde nuestro país, Blasina comentó: “Estamos observando que hay muchos argentinos que tienen intenciones de venir a trabajar y a radicarse en zonas como Montevideo o Punta del Este. Ya es una situación que excede a las consultas vinculadas con lo estrictamente agropecuario, porque se expresa claramente el proyecto de empezar una nueva vida en Uruguay”.

Por último, Dufour también se preguntó si el movimiento de consultas se reflejará en negocios reales cuando Uruguay decida la apertura de la frontera una vez que finalice la pandemia del coronavirus: “Si logramos concretar entre un 10 y 15% de las consultas de argentinos que recibimos hasta el momento, seguramente será muy beneficioso para todos”.

Por Juan Martín Melo

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Incluso con súper-cepo, el Banco Central vendió 80 millones de dólares

Avatar

Published

on

De acuerdo a estimaciones del mercado, Pesce debió vender para contener la suba del dólar.

La batería de restricciones que puso el Banco Central no fueron suficientes para frenar la sangría de divisas, por el contrario habrían acelerado la demanda. Este jueves vendió unos 80 millones de dólares para abastecer al mercado único libre de cambios.

De acuerdo a las estimaciones de los operadores del mercado, la autoridad monetaria cubrió aproximadamente el 20% de los 308 millones de dólares que se operaron esta jornada, un 56% más que ayer. Ayer también vendió unos 30 millones de dólares. Y los datos oficiales dan cuenta de una caída de las reservas  del orden de los 390 millones de dólares en los primeros 11 días de septiembre.

“Con una importante suba en el volumen, que vuelve a traspasar los 300 millones de dólares, la entidad monetaria se ve obligada a abastecer al mercado, con reglas cambiantes la idea que prevalece es pagar cuanto antes las obligaciones. Y la oferta en un período de poca liquidación de los sectores más fuertes y posponiendo lo máximo posible. De esta forma el BCRA termina acorralado por sus propias políticas, y habría vendido alrededor de 80 millones de dólares”, sintetizó Sebastián Centurión de ABC Mercado de Cambios.

Ante la expectativa de mayores restricciones, muchos aceleraron la cancelación de obligaciones y compras en el exterior a cuenta de los dólares de cupos de meses siguientes. La lectura de que se trató de una suerte de devaluación encubierta apuró las compras. De esta forma el dólar mayorista subió 7 centavos y el billete para la venta en la pizarra del Banco Nación cerró en $79,25.

Por eso para el economista y director de Eco Go, Federico Furiase, “las medidas son para ganar tiempo en el muy corto plazo, pero con un costo altísimo en términos de incertidumbre hacia adelante. Sin un shock de credibilidad y confianza rápido en el marco de un programa económico respaldado por el FMI difícilmente  sean suficientes porque las exportaciones no van a arrancar y el exceso de pesos va a empujar las importaciones. También se necesita un giro del carácter de la política porque complicar la hoja de balance de las empresas justo ahora que se empezaba a despejar el espacio financiero mete mucho ruido”.

Por otra parte, el blue llegó a $132 y hasta $135 para la compra. Las cuevas hoy mostraron una foto rara sin precio vendedor por falta de billetes. En los lugares en los que sí vendían, el precio rondaba los $145.

Por su parte, los dólares bursátiles mostraron una dinámica dispar. Mientra el MEP cayó 1%, el contado con liquidación trepó 0,7% de la mano de la caída de los bonos y la suba del riesgo país a los 1.235 puntos básicos.

Los swaps cambiarios sumaron 28 millones de dólares, para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para mañana y el próximo lunes.

“En el mercado de futuros Rofex, se operaron 285 millones de dólares. Los plazos sufrieron caídas en sus precios, bajando alrededor del 0,1%. El BCRA se mostró activo a partir de octubre. Fin de septiembre finalizó con una tasa del 31,69%; y octubre, a 36,68%”, aclaró Centurión. Para fin de año, la cotización mayorista se ubica en $85. Las posiciones de contratos abiertas, totalizaron la suma de 4.737 millones de dólares.

FUENTE : LA POLITICA ONLINE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

Con las nuevas medidas cambiarias, quienes tienen un crédito bancario no podrán comprar los USD 200 mensuales

Avatar

Published

on

Mientras dure el beneficio de la postergación o el congelamiento de cuotas, no podrán acceder al mercado de cambios. La inhibición incluye préstamos UVA y abarca también a los que refinanciaron deudas con tarjeta de crédito

Shutterstock 162

Las restricciones dispuestas por el Banco Central para desalentar la compra de dólar “solidario” alcanzarán también a quienes recibieron diversos beneficios en el marco de las medidas sancionadas durante la pandemia. En concreto, aquellos que tienen un crédito hipotecario, prendario o personal, incluyendo los préstamos UVA, y recibieron la ventaja de dejar de pagar sus cuotas desde marzo, quedarán excluidos para comprar los USD 200 por mes. En igual situación estarán quienes refinanciaron en 9 cuotas la deuda de su tarjeta de crédito.

De esta forma, el BCRA apunta a reducir sensiblemente la masa de 5 millones de argentinos que compraron sus USD 200 para ahorrar durante el mes de agosto. Más allá de que las medidas tienen a desalentar el ahorro en dólares, en este caso se establece una prohibición.

En la oleada de restricciones conocidas ayer, se estableció que aquellas personas que recibieron ese beneficio de la postergación de las cuotas o bien aquellos que tienen su cuota congelada, como los hipotecarios UVA, no podrán comprar dólar “solidario” hasta que ese beneficio haya terminado o hasta que el total del préstamo haya sido cancelado. Quienes, pese a la existencia de ese beneficio, hayan pagado sus cuotas con puntualidad, podrán comprar dólares.

Miguel Pesce (Presidencia)Miguel Pesce (Presidencia)

El BCRA había dispuesto el 1° de abril que a quienes tuvieran “saldos impagos correspondientes a vencimientos de asistencias crediticias otorgadas por entidades financieras”, los bancos no podrían cobrarles intereses punitorios hasta el 30 de junio. Por ello, las cuotas de cualquier préstamo bancario que vencían en ese período debían ser agregadas al final del plazo del préstamo. El 18 de junio pasado, el Banco decidió extender ese beneficio por 3 meses más, hasta el 30 de septiembre.

En paralelo, el Gobierno dispuso en marzo por decreto un congelamiento de las cuotas para aquellos que tomaron préstamos en UVA, tanto hipotecarios como prendarios, hasta el 30 de septiembre. También suspendió las ejecuciones hipotecarias o prendarias hasta esa fecha. Aún no se expidió acerca de si ese congelamiento se extenderá o no.

Todos aquellos que recibieron estos beneficios, tanto el diferimiento de las cuotas como su congelamiento en el caso de los endeudados en UVA, no podrán comprar dólares para atesorar.

Aquellos que tienen un crédito hipotecario, prendario o personal, incluyendo los préstamos UVA, y recibieron la ventaja de dejar de pagar sus cuotas desde marzo, quedarán excluidos para comprar los USD 200 por mes.

Asimismo, tampoco podrán comprar dólar “solidario” quienes hayan recibido la refinanciación para sus deudas con tarjeta de crédito. En dos oportunidades, en abril y en agosto, el Banco Central dispuso una refinanciación automática para los resúmenes impagos de tarjeta de crédito. La medida se aplicó en forma automática: a todos los que no cancelen en fecha la totalidad de su resumen, se les aplicó el plan.

De hecho, la medida anunciada en agosto es válida para todos los resúmenes que venzan entre el 1° y el 30 de septiembre, por lo que muchos aún no tomaron la decisión de aceptar la refinanciación o no, que tiene un plazo de gracia de 3 meses y luego un pago en 9 cuotas con tasas del 40% anual más IVA y ningún otro recargo. Durante ese plazo, el plan incluye la posibilidad de cancelar la deuda anticipadamente en forma total o parcial, en cualquier momento y sin ninguna penalidad.

Quienes estén pagando esa refinanciación, tampoco podrán comprar el cupo de USD 200 mensuales hasta que se pague la última cuota o hasta que decidan cancelar la deuda en forma anticipada.

En agosto hubo 5 millones de argentinos que hicieron uso de su cupo de USD 200, aun con el sobrecosto del impuesto PAIS del 30%.

La norma del BCRA dispone que “las personas humanas que sean beneficiarias de lo dispuesto en el punto 4 de la Comunicación “A” 6949 y complementarias y/o en el artículo 2º del Decreto N° 319/20 no podrán, hasta la total cancelación de la financiación o mientras dure el beneficio respecto a la actualización del valor de la cuota según sea el caso acceder al mercado de cambios para realizar operaciones correspondientes a formación de activos externos de residentes, remisión de ayuda familiar y por operaciones con derivados”.

De esta forma, el Banco Central deja fuera de juego a una enorme masa de potenciales compradores de dólar ahorro, con el objetivo de reducir un número conocido a comienzos de este mes y que sembró preocupación en el Gobierno. En agosto hubo 5 millones de argentinos que hicieron uso de su cupo de USD 200, aun con el sobrecosto del impuesto PAIS del 30%.

Si bien desde ayer se agregaron más trabas, como un nuevo impuesto del 35% y la inclusión de las compras con tarjeta en dólares dentro del cupo de USD 200, el Banco Central directamente excluye del mercado cambiario a muchísimas personas que cuentan con algún préstamo bancario en curso o que recibieron la refinanciación automática para las deudas con tarjeta.

autor
FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

Kicillof anunció mejoras salariales para La Bonaerense

Avatar

Published

on

El gobernador ofreció un salario de bolsillo de $44.000 para una parte de la fuerza y prometió que posteriormente se equipararán todos los sueldos con los de la Policía Federal.

El gobernador Axel Kicillof anunció hoy el Plan Integral de Seguridad que, entre otras cuestiones, contempla un aumento salarial para los policías bonaerenses, mientras los efectivos cumplían el cuarto día de protesta. El mandatario provincial afirmó que en un plazo que no determinó se equipararán los ingresos del personal de La Bonaerense con los de la Policía Federal, viejo anhelo de la fuerza que comanda.

La medida afectará a un 40% de los efectivos en forma inmediata -pasarán a ganar $49.000 de bolsillo.

Es lo que percibirá un oficial egresado, incluidos $5.000 de compensación por el uniforme. También triplicarán el valor de la hora adicional llevándola de $ 40 a $120. «Si esto es como dicen un reclamo salarial, estamos dando una respuesta contundente. Si no, vamos a comprender que es una cuestión política«, advirtió

También resolvió un adicional de $5000 mensuales para la compra de uniformes, algo que corre por cuenta del personal.

Después de tres días consecutivos de protestas de agentes policiales, con reclamos que ayer llegaron, incluso, a la Residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández anunció anoche la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal para que la provincia de Buenos Aires haga frente a ese aumento salarial.

LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas