Connect with us

Politica

El Consejo de la Magistratura aprobó el presupuesto para el Poder Judicial en 2021 sin la partida para los cargos de la reforma judicial

Published

on

Estimó en $70.829 millones los fondos que necesitará, unos $6.000 millones más que este año. El 95% está destinado al pago de sueldos de jueces y empleados de la Justicia nacional y federal

El Consejo de la Magistratura de la Nación aprobó hoy el presupuesto para el Poder Judicial en 2021 sin incluir la partida para los cargos previstos originalmente en el proyecto de la reforma judicial que había enviado Alberto Fernández y que tratará hoy en el Senado. Se descuenta que, con la mayoría del oficialismo en la Cámara alta, el texto será aprobado, pero todo indica que la discusión en Diputados será más compleja. El anteproyecto tuvo el voto de nueve de los doce consejeros presentes en forma virtual. Se opusieron el abogado radical Juan Pablo Mas Vélez, su colega Marina Sánchez Herrero –también cercana a la UCR–, y la senadora de este partido Silvia Giacoppo. Estuvo ausente a la hora de la votación la diputada Graciela Camaño.

La estimación que el Consejo le enviará a la Corte Suprema para que el máximo tribunal lo eleve al Poder Ejecutivo es de $70.829 millonesEl 95% está destinado al pago de sueldos de jueces y empleados de la Justicia nacional y federal. Ese monto implica unos $6.000 millones más que los $64.853 millones previstos hasta el cierre de este año.

En el anteproyecto que había comenzado a discutirse en la Comisión de Administración del Consejo hace dos semanas, estaban contemplados $850 millones para los sueldos de los 137 nuevos cargos de jueces federales contemplados en el texto enviado originalmente por el Ejecutivo al Congreso, tal como adelantó Infobae en su momento. Pero en el debate en la Comisión de Administración que preside Mas Vélez, finalmente, se acordó dejar afuera esa partida ya que el proyecto aún no fue aprobado en el Congreso y no está claro si sufrirá modificaciones. De hecho, en el dictamen aprobado la semana pasada en el Senado se incorporaron –a pedido de los gobernadores y como parte de la negociación para sumar votos en Diputados– 33 cargos adicionales de magistrados para cámaras y tribunales orales en las provincias, y redujo la cantidad de jueces federales de primera instancia, de 94 a 63.

La inclusión en el anteproyecto presentado por el administrador general Claudio Cholakian había sido observada por Mas Vélez, el diputado y consejero del PRO Pablo Tonelli, e incluso por el presidente del Consejo, el juez Alberto Lugones, había señalado que “no había sido un tema conversado previamente”. La postura fue luego compartida por el resto de los consejeros. “Si después el proyecto de la reforma judicial se aprueba, se verá de incluir a una partida aparte”, señaló Lugones en el debate en Comisión.

La exclusión de los nuevos juzgados del proyecto de reforma implicó que el total de recursos se redujera en igual proporción, según le explicó Mas Vélez a Infobae.

 El abogado y consejero radical Juan Pablo Más Vélez pidió que el anteproyecto vuelva a Comisión para continuar su revisión (Maximiliano Luna)El abogado y consejero radical Juan Pablo Más Vélez pidió que el anteproyecto vuelva a Comisión para continuar su revisión (Maximiliano Luna)

Este abogado y vicerrector de la UBA propuso que el anteproyecto del presupuesto 2021 fuera enviado de vuelta a la Comisión de Administración para seguir “su revisión integral” y discusión. “El atraso que tenemos en materia de inversiones y mantenimiento es alto. Estamos en una relación 98 a 2 en gastos de personal”, sostuvo durante el plenario para justificar su pedido. “No toma debidamente nota de la emergencia judicial que dictamos el año pasado, ni contempla un plan tecnológico y edilicio que se adapte a esta nueva realidad” que atraviesa en Poder Judicial en el marco de la pandemia, agregó. “Solo para la vía de la aplicación intensiva de tecnología, estamos en la vía de acercarnos a la calidad de servicio de Justicia que deberíamos tener”, concluyó. Su moción fue apoyada por la senadora Giacoppo y la abogada Sánchez Herrero. No así por el otro integrante del bloque “opositor”, Tonelli.

Para el resto de las necesidades de funcionamiento de la Justicia nacional y federal del todo el país, el anteproyecto estima para 2021 unos $3.800 millones. Este monto está destinado a cubrir desde la compra de papel, equipos informáticos ($277 millones), servicio y soporte informático ($137 millones), programas de computación ($130 millones), hasta el alquiler de edificios ($303 millones) y mantenimiento edilicio ($96 millones). También la reparación de ascensores ($157 millones), el personal de limpieza y adicionales de policías ($521 millones ambos rubros), por mencionar algunos de los ítems. Para construcciones y remodelaciones están previstos $242 millones. Para el cálculo se consideró una variación de precios (IPC) de 30% y aumento en los servicios básicos del 20%.

El Consejo de la Magistratura es el responsable de administrar los recursos y pagar los sueldos de la Justicia nacional y federal del todo el país, excepto los de la Corte Suprema, que maneja sus propios fondos. Para eso, debe confeccionar una previsión de sus necesidades cada año, antes del 15 de agosto, y elevarlas a la Corte para que ésta le sume su propio presupuesto, y le haga llegar el monto total estimado al Poder Ejecutivo, que es el que debe girarle los recursos. Sin embargo, Cholakian ya acordó con la Jefatura de Gabinete de la Nación una prórroga de 15 días para la elevación del proyecto aprobado por el plenario del Consejo, plazo que vence en tres días.

Usualmente, el Ejecutivo no envía toda la partida solicitada ya que fija un “techo” presupuestario en función del 3,5% que le corresponde al Poder Judicial de la recaudación. De ese porcentaje, el 2,93% es para el Consejo y el 0,57% para la Corte. El Consejo debe luego “negociar” con el Ejecutivo para achicar la diferencia entre lo presupuestado y lo que el Ejecutivo le gira, y ver cómo administra el dinero que le llega. Para el 2021, el “techo” previsto es de $67.800 millones, por lo que la diferencia estimada con lo presupuestado es más de $3.000 millones. Ahí es donde el Consejo debe decidir cómo administra los fondos y ese “faltante” y qué necesidades prioriza.

El gasto estimado de la reforma judicial

Con las últimas modificaciones introducidas por el oficialismo al proyecto que hoy debatirá el Senado, y que se opone el principal bloque opositor de Juntos por Cambio, se crean casi 600 cargos nuevos en el interior del país, teniendo en cuenta magistrados, funcionarios y empleados.

Según un trabajo que realizaron equipos técnicos de esa alianza, las modificaciones en la estructura judicial de las provincias duplicaría el gasto total de la reforma, que ahora treparía a unos $6.000 millones anuales, tomando en cuenta los sueldos y la inversión proyectada en infraestructura. En el anteproyecto del presupuesto para 2021 discutido en el Consejo solo se consideraban los sueldos de los magistrados y camaristas federales que van desde $350.000 a $600.000.

Ampliación presupuestaria para 2020

Durante el plenario de hoy, Cholakian informó que la Jefatura de Gabinete amplió el crédito presupuestario en $15.200 millones destinados al pago de salarios. La suma ya estaba prevista para cubrir la necesidad presupuestaria hasta diciembre. Sin esa partida, los fondos solo alcanzaban a cubrir los salarios hasta este mes. “Llegamos hasta fin de año sin problema”, dijo el administrador general. “Buena noticia. No tenemos que seguir pasando la gorra en otro lado”, celebró Lugones.

autor
INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Politica

ALBERTO FERNÁNDEZ LES TOMÓ JURAMENTO A LOS NUEVOS MINISTROS: “NO ME VAN A VER ATRAPADO EN DISPUTAS INTERNAS E INNECESARIAS”

Published

on

Luego de la crisis política que sacudió al Gobierno la semana pasada, el Presidente busca relanzar la gestión de cara a las elecciones de noviembre

Pasadas las 16, comenzó la ceremonia de jura de los nuevos ministros del gabinete nacional que encabezó Alberto Fernández en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada. Allí, el Presidente le tomó juramento a Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete de Ministros; Santiago Cafiero en Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto; Aníbal Fernández en Seguridad; Julián Domínguez en Agricultura, Ganadería, y Pesca; Jaime Perzyck en Educación, y Daniel Filmus en Ciencia, Tecnología e Innovación. Además, Juan Ross se hará cargo de la Secretaría de Comunicación y Prensa.

Alberto Fernández dio un mensaje con alta carga electoral e intentó arengar al Frente de Todos de cara a los comicios de noviembre. En ese tren, hizo referencia a la crisis política que vivió el Gobierno la semana pasada y casi fractura al oficialismo: “No me van a ver atrapado en disputas innecesarias, en disputas internas, mi única preocupación es que los argentinos vuelvan a hacer felices después de tantas desdichas vividas en los cuatros años que me antecedieron y los dos de pandemia”.

El Presidente comenzó su discurso en la misma línea que se viene expresando desde la contundente derrota en las PASO: “El domingo pasado el pueblo de la Nación dio un veredicto y expliqué que yo, como todos nosotros, somos parte de un movimiento que sabe escuchar las demandas populares, la voz del pueblo y va tomar cuenta de los reclamos, de qué cosa habremos hecho mal, de en qué nos habíamos equivocado, qué cosas no llegamos a hacer y debemos acelerar. En realidad a lo largo de la semana escuché a muchos y muchas. Porque quiero cumplir con mi palabra de entender el porqué la gente votó como votó”.

Juan Manzur fue el primero en jurarJuan Manzur fue el primero en jurar

También volvió a polarizar con Mauricio Macri, aunque, como siempre, sin nombrarlo: “En realidad hay veces que los dirigentes cuando la gente vota y no los elige se enojan con la gente. Nosotros cuando la gente no nos vota, nos enojamos con nosotros porque algo habremos hecho mal y nos preguntamos qué habrá sido. Debatimos de cara a la gente, nuestras diferencias siempre tienen un sentido único que es superar la instancia y encaminarnos a un momento mejor. Nunca los debates me han afectado o preocupado, soy presidente el PJ, me preocupa más un movimiento político silenciado, que no discute, que uno que reflexiona”.

Asimismo, ratificó que el Gobierno está preparando anuncios para recuperar al electorado: “Son decisiones que vamos a empezar a tomar a partir de ahora, muchas de las cuales teníamos previstas tomar de antemano. Tienen por objeto dar respuesta a una parte del electorado que evidentemente la pandemia lo ha afectado, lo ha dejado mal y todo el crecimiento económico no ha llegado a ellos con la velocidad que nosotros hubiésemos querido. En eso ya estamos trabajando”.

Luego, el jefe de Estado retomó el discurso de campaña: “Sigo insistiendo que hay dos países en pugna y tenemos que resolver eso. A la mañana estuve con Carla (Vizzotti). Me trajo una vacuna contra la fiebre hemorrágica argentina. Es una enfermedad propiamente argentina. Esta vacuna se hizo en Argentina hasta que en 2017 dejó de hacerse y hoy volvimos a hacerla. Esa vacuna sirve para ejemplificar de qué países en pugna estamos hablando. De uno que despreocupa de la salud pública y abandona a los argentinos a su suerte no dándole las vacunas que necesita y un país que dice que nuestros científicos sigan trabajando para poner en valor la salud que los argentinos se merecen”.

Alberto Fernández con los nuevos ministros del Gabinete (NA)Alberto Fernández con los nuevos ministros del Gabinete (NA)

“No somos parte del país que quieren que los que trabajan pierdan sus empleos sin que nadie los indemnice, que quiere flexibilizar los derechos de los que trabajan. Queremos todos ser parte de un país que se integre, que funcione unido, que trabaje con mucha fuerza para sacar de la postergación a quienes quedaron postergados”, continuó.

Y agregó: “No es casual que haya preferido que un gobernador norteño se haga cargo de la Jefatura de Gabinete. Lo hice por la convicción de que en ese Norte tenemos que trabajar muchísimo para lograr esa igualdad tan deseada y postergada. El compromiso con ese Norte es invariable desde siempre. La Argentina federal es algo que me gusta que ocurra. Vamos a profundizar lo que hemos hecho para que esa realidad ocurra”.

Sobre el final, dedicó unos minutos hacia los ministros salientes: “Quiero darles las gracias honestamente. Han sido funcionarios ejemplares que han dejado todo de sí en el tiempo que les tocó ser ministros, un tiempo que todos sabemos lo difícil que fue. Seguro lo recordaremos como los dos peores años de nuestra vida. Un virus nos atacó y la muerte caminó entre nosotros”.

Estuvieron presentes los gobernadores de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Catamarca, Raúl Jalil; de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Santa Fe, Omar Perotti; de La Rioja, Ricardo Quintela; de Salta, Gustavo Sáenz, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, además participarán por videoconferencia los mandatarios de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y el vicegobernador de San Juan, Roberto Gattoni.

También asistieron el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa; el diputado y presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, senadores y diputados nacionales, dirigentes gremiales y empresariales y miembros del Gabinete.

 

FOTO TAPA PERFIL

Continue Reading

Opinión

UNA ERA DE LOCURA TOTAL: LAS REPERCUSIONES DE LAS PASO

Published

on

A la derrota brutal sufrida en las PASO por el Frente de Todos en todo el país, se le sumó la blitz de la vice presidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner con una carta incendiaria que volteó a medio gobierno.

Esta semana se expuso como nunca la brutalidad de los actores de las tribus justicialistas, un remedo de ideologías en contraste que unen en un mismo cartabón a los conservadores populistas de las provincias, que son en la práctica los herederos del conservadurismo responsable del “fraude patriótico” de la “década infame” del ’30, con izquierdistas urbanos preocupados por el patriarcado, la libertad de consumo de drogas, o la legalización del aborto.

Quien condensa estas carnestolendas es Cristina Fernández. Tan enojada está la vice presidenta, que eliminó de su cuenta de Twitter su apellido paterno, y dejó sólo el «Kirchner». La carta de quien se siente la dueña del poder a su «presidente designado», es tremenda. Le exige que respete su determinación de ungirlo al cargo de presidente de la nación argentina y que actúe según sus deseos. Luego de amagar con ser él mismo y darle carnadura a la investidura presidencial, Alberto Fernández se allano por completo a sus demandas.

Las exigencias de Cristina son la consecuencia de lo inexorable de los hechos: Alberto Fernández no es un líder. Es un peón en un juego, y en ese juego, él, está en default. No pudo articular la caída de los juicios que pesan sobre Cristina y la conectan al latrocinio perpetrado entre 2002 y 2015 en el que millones fueron robados del erario público. La ciada electoral asumida por el resultado de las PASO es tan grande, que el animal político de olfato más sensible, “la justicia”, ya inició la movida para proceder en causas que están inmovilizadas desde 2019.

En un fallo del viernes 17 de Septiembre, los jueces Farah y Llorens le ordenaron al juez de primera instancia Sebastián Casanello que reviera la situación procesal de Cristina Fernández en la causa conocida como «La ruta del dinero K». Es la primera definición y, de cara a noviembre, ese avispero judicial se va a tornar cada vez más intenso.

En tanto, las definiciones del presidente en el armado del nuevo gabinete con Juan Manzur y Aníbal Fernández sólo aportan mayor negatividad a un gobierno que, con dos años aún por delante, está liquidado políticamente.

A como dé lugar, el fin de esta etapa marca, claramente, el fin de una era. Se terminó el mito de la invencibilidad del PJ unido y la idea peregrina contra todo dato cierto de que, sin el peronismo, no se puede gobernar. Un párrafo para la enorme derrota del gobernador Axel Kicillof: liquidó todo su capital político en sus discursos diletantes y sus torpezas ideológicas.

Sin embargo, la madre de todas las batallas no es en Buenos Aires. Es en las seis provincias que renuevan sus bancas al Senado. Por primera vez desde 1983, el PJ perdería el control de la cámara alta. Esa es la madre de todas las batallas. Fuente: Noticias y Protagonistas

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Politica

UN GABINETE QUE EVIDENCIA LA FALTA DE IDEAS Y PERSONAS

Published

on

Un gabinete que parece salido del arcón de los (peores) recuerdos terminó por ser la salida a una crisis que puso sobre la mesa la falta de ideas y nombres en la política argentina.

Vamos a tener que armarnos de calma los argentinos. De otra forma podríamos sumergirnos en ese espiral de histeria que arrastró la vida institucional del país en los últimos tres días.

Si algo dejó en claro la crisis es que la política argentina carece de dos protagonistas fundamentales para poder desarrollarse: ideas y personas.

Una Cristina desequilibrada emocional y racionalmente, histérica frente a un resultado electoral que no define otra cosa que no sean humores y candidatos, patea el tablero institucional y deja en evidencia la fragilidad de un gobierno que ella misma armó. ¿No comprendió la presidente que la bala que atravesaba el corazón de Alberto Fernández terminaba incrustada en su propio pie?. Tal vez para hacerlo debió estar dotada de una serenidad que desconoce y una vocación democrática de la que carece, por lo que le resulta imposible entender que la sociedad envió un mensaje que no es destituyente sino de alerta.

Y en este no saber que hacer, en la convulsión que siempre da el miedo -más si viene como aliado de la soberbia- y en la necesidad de borrar las huellas del propio estropicio, la vicepresidente resolvió una vuelta a las fuentes que, con pomposo vocabulario, prefiere definir como una peronización del gobierno. Claro que con peronistas que sean, ante todo, fieles a su persona…

Figuras que no despiertan por cierto la confianza del espectro independiente de la sociedad argentina -algunos de ellos más bien espantan a aquellos a los que la lógica política indica que el Frente de Todos debe ir a buscar si no quiere repetir y aún profundizar la derrota de las PASO- se amontonan ahora en esa zona gris en que se ha convertido el gabinete nacional: ¿responden al presidente o a Cristina?, ¿quién es el jefe a reportar?, ¿dónde pararse ante una nueva crisis?.

Juan Manzur cuestionado por sus relaciones con laboratorios siempre beneficiados en las licitaciones oficiales es elegido como jefe de gabinete, Julián Dominguez se sentará en la misma mesa con Aníbal Fernández con quien intercambiaron munición gruesa cuando Cristina resolvió que el conocido como «La Morsa» fuese el candidato a gobernador en la provincia de Buenos Aires para terminar perdiendo frente a María Eugenia Vidal, el todoterreno Daniel Filmus, encabezará Ciencia y Tecnología tras la salida de Roberto Salvarezza. Sus nombres serían suficiente muestra de la carencia de nuevas figuras y cuadros preparados para sostener una acción de gobierno.

Pero los récords los bate el anterior «premier» Santiago Cafiero, desplazado al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, en una de las jugadas más absurdas del sainete oficialista. Más allá de una degradación que no se entiende -si no servís para coordinar las relaciones entre una docena de personas menos podrás hacerlo con las relaciones de Argentina con más de un centenar de naciones- no puede pasarse por alto un nuevo papelón de la estudiantina presidencial que deja a la Argentina muy mal parada: a la reunión de la CELAC en México, en la que Argentina debería asumir la presidencia Pro Tempore, fue enviado el canciller Felipe Solá pese a que ya se sabía que sería desplazado del gabinete en las próximas horas. El invitado principal, Alberto, falta a la cita y en su lugar envía a alguien que acaba de ser eyectado de su casa; difícil de comprender…

Todo muy desprolijo, todo muy mordido, pero suficientemente explícito para comprender la hondura de la crisis por la que atraviesa el peronismo y por lo tanto el país. La continuidad en el gabinete de figuras que encabezaron el levantamiento contra el presidente da cuenta del punto de debilidad al que ha llegado el hombre que representa el vértice de la institucionalidad argentina.

En la búsqueda de apoyos que lo sostengan Alberto Fernández viaja a La Rioja a reunirse con gobernadores. Y Cristina dispone que Wado de Pedro integre la comitiva y viaje junto al mandatario.

¿Cómo hace Alberto para hablar con tranquilidad con los convidados si tiene sentado a su lado a quien clavó el primer cuchillo en su espalda?.

Y así será todo de aquí en adelante. Sospechas, traiciones, trascendidos mal intencionados y un doble comando que amenaza con chocar la república. 

Los nombres viejos, gastados y desprestigiados que se asoman al nuevo esquema de poder pueden representar algo así adentro del peronismo y dar la imagen de una vuelta a las fuentes. Pero son solo nostalgia del fracaso al que durante una década pretendió convertirse en fiesta…

Por eso, repetimos, la sociedad tiene que estar tranquila y utilizar los medios que la democracia pone a su disposición para poner límites al delirio. Aunque a veces parezca que ya es tarde…

Por Adrián Freijo –

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas