Connect with us

Noticias

EL DATO REVELADOR SOBRE LAS MUERTES POR COVID EN LA ARGENTINA

Published

on

A casi dos años del primer muerto por covid en Argentina, el promedio de decesos rondará los 65.000 casos por año. El coronavirus, dicen los especialistas, desplazó a otras enfermedades respitarorias. Por este tipo de patologías, morían por año más de 60.000 argentinos. Números similares.

En menos de un mes, el 7 de marzo próximo, se cumplirán dos años del primer muerto por covid en Argentina. Desde entonces y hasta ayer suman 123.707 las personas que fueron registradas como fallecidas por esa causa. De mantenerse el ritmo actual de decesos – entre 200 y 300 por día -, cuando se llegue a esa fecha, el acumulado en 24 meses rondará las 130.000 víctimas. Esto significa que la pandemia provocó, en promedio, unas 65.000 muertes por año en el país.

Según los especialistas, el coronavirus desplazó a otras enfermedades infecciosas respiratorias, como neumonía o influenza, como sucede cuando hay un virus predominante. Es por eso que, desde marzo del 2020, las causas de muertes por esta patología corresponden al covid.

Las últimas estadísticas que se cuentan en Argentina sobre causas de mortalidad llegan hasta el 2019 y son suministradas por el Ministerio de Salud. Tomando estos informes como fuente confiable, las defunciones totales en el país se ubican entre 330.000 y 350.000 personas por año sobre la base de los datos oficiales.

La Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) de ese ministerio clasifica la totalidad de los decesos por tipo de patologías. Así se sabe que, en 2016, murieron 65.185 argentinos por enfermedades del sistema respiratorio. En 2017, las víctimas fatales por enfermedades del sistema respiratorio fueron 64.869 mientras que, en 2018, llegaron a 61.668.

En 2019, el último año previo a la pandemia, el número de muertes fue de 61.979, con 32.541 decesos que correspondieron a enfermedades respiratorias infecciosas como la influenza, neumonía o bronquiolitis, mientras que el resto fueron a causas de enfermedades respiratorias no infecciosas. Por ejemplo, el asma agudo o EPOC.

Si se toman en cuenta estos datos oficiales y con el desplazamiento de otras enfermedades que produjo el covid, el balance de los dos primeros años de pandemia muestran que la cantidad de muertes se ubica dentro de los niveles previos. Lo que restaría saber es si, en 2020 y 2021, a los decesos por coronavirus habría que sumarle fallecimientos por enfermedades respiratorias clásicas que, en principio, no se habrían producido.

En este punto, una forma de anticiparse a los datos oficiales es la opinión de los especialistas. “Uno puede contestar el interrogante en base a lo que uno ve en la práctica clínica porque la información de seguimiento de influenza u otras infecciones respiratorias estuvo disminuida por la covid. Con esa salvedad, lo que uno vio en el invierno y la primavera del 2021 es que había cuadros de enfermedades respiratorias, con PCR negativo, con síntomas a las enfermedades clásicas. Es posible, entonces, que haya habido algún grado de circulación de influenza o de virus respiratorio, cosa que no hubo el año anterior. En condiciones de aislamiento, la mortalidad de enfermedades infecciosas respiratorias eran atribuibles a coronavirus, pero en condiciones fuera de aislamiento – todavía no tenemos esa información – puede suceder que las causas de infecciones respiratorias se sumen a los casos de covid”, explicó a MDZ el doctor Alejandro Videla, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. (AAMR).

En ese sentido, el facultativo estimó que se podría especular que, a medida que vaya cediendo terreno el covid, reaparezcan enfermedades respiratorias tradicionales y aumenten las muertes por esas causas.

El director del Hospital Fernández de la Ciudad de Buenos Aires, Ignacio Previgliano, resaltó que en estos últimos dos años, el coronavirus desplazó otras enfermedades respiratorias y las muertes fueron atribuibles al covid: “Es un razonamiento lógico pensar que las muertes por covid, tomando la cantidad de casos en estos dos años, se correspondan al número de fallecidos que había antes por enfermedades respiratorias”.

Hay que destacar que los registros de muertes, con lo que se realizan las estadísticas, pueden tener fallas en su interpretación entre los muertos por covid y los muertos con covid. Otro tema que hay que tener en cuenta es que el descenso de las muertes por covid, en los últimos meses, se debe al impacto de las vacunas. También ese criterio hay que aplicarlo con la menor cantidad de muertos por gripe estacional, antes de la pandemia, ya que la vacunación en la población de riesgo es importante. De lo contrario, la cantidad de muertes sería mayor.

En ese caso, la gran diferencia entre el impacto en la opinión pública por las cantidad muertes por enfermedades respiratorias que hay todos los años y las causadas por covid, si se confirman números similares, estará vinculado a la información diaria sobre estadísticas de contagios y muertes, y a las formas de hacerlo.

El problema no son los datos que se mostraron sino el tratamiento que se le dio. El tema de contar los casos no es lo que pudo generar preocupación en la gente, sino los adjetivos que se utilizaron, los fondos rojos y demás cosas. La comunicación tendría que haber sido menos sesgada hacia lo sensacionalista, remarcando la gravedad y las consecuencia mortal. Es cierto que eso sirve también para que la gente se cuide”, señaló Videla.

Respecto a lo que sucedió en 2020, el Ministerio de Salud de la Nación realizó un estudio sobre exceso de mortalidad ese año con el fin de cuantificar el impacto directo e indirecto de la pandemia de covid-19 en la cantidad de muertes en Argentina.

Se entiende por exceso de mortalidad al número total de muertes (directas o indirectas) que se encuentra por encima del límite superior de muertes esperadas según períodos anteriores y que ocurren durante una crisis (epidemia, pandemia, catástrofe) en un período y lugar determinado.

El estudio presentado el año pasado, detalla que en 2020 se observó un exceso de mortalidad de 10,6% por encima del umbral establecido, lo que corresponde a 36.306 muertes en exceso. En el análisis se registran dos momentos diferentes que responden a la evolución de la pandemia y a la disminución de la circulación producto de las medidas sanitarias establecidas.

“Así, en el primer semestre de 2020 las muertes registradas por todas las causas estuvieron 7,9 por ciento por debajo de las esperadas para ese periodo. Esto se explica por la disminución de los accidentes de tránsito y la casi nula circulación de otros virus respiratorios, entre otras posibles causas. Mientras que en el segundo semestre, se observan más muertes totales respecto del mismo período con un 25,6 por ciento por encima de lo esperado, explicadas por el aumento de casos y fallecimientos asociados al covid-19”, señala el informe oficial.

Hay que tener en cuenta que el exceso de muertes se refiere a todo tipo de causas y no puntualmente atribuible al covid. Estos es importarte ya que durante el 2020, desde las instituciones médicas se alertó sobre el aumento de cuadros graves y muertes por otras patologías por la no concurrencia de las personas a los hospitales o consultorios, postergación de chequeos y suspensión de estudios, ante el temor de contagiarse. Este factor podría ser también causante de ese exceso de muertes.

FUENTE : MDZOL.COM

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Noticias

LO QUE ENCONTRARON EN EL CELULAR DEL PILOTO IRANÍ

Published

on

En el teléfono de Gholamreza Ghasemi se lo puede ver en su juventud como parte de la Guardia Revolucionaria Al Quds. Las imágenes no son la evidencia de ningún delito y es extraño que alguien que supuestamente realiza actividades de espionaje las guarde en su celular. Igualmente, es muy probable que en la causa judicial las fotos se utilicen en su contra.

Aunque no constituye una evidencia de algún delito, en el celular del piloto del avión venezolano retenido en Ezeiza, el iraní Gholamreza Ghasemi, hay fotos en las que se lo ve mucho más joven como combatiente de la Guardia Revolucionaria Al Quds, también hay imágenes de misiles, tanques y de alguna bandera que dice “muerte a Israel”, según una primera traducción del farsí. 

Como se sabe, los celulares de todos los tripulantes del Boeing fueron secuestrados por orden del juez Federico Villena y a pedido de la fiscal Cecilia Incardona. Parece un poco contradictorio que alguien que supuestamente realiza actividades de espionaje o terroristas guarde fotos de esa naturaleza, pero es muy probable que en la causa judicial se utilicen en su contra, aunque no constituyan delito. Los datos sobre la existencia de las fotos fueron un adelanto exclusivo de Página/12.

Quienes trabajan en el análisis de los celulares se encontraron con esas fotos y ya lo reportaron al juez y la fiscal, aunque todavía no cuentan con una traducción fidedigna, porque no es sencillo conseguir un buen traductor del farsí, el idioma mayoritario en Irán. El peritaje es realizado por la División Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad. Está claro que las fotos son de Ghasemi y para completar el trabajo pericial falta la traducción de los textos. En principio, los tripulantes iraníes no usaban Whatsapp sino uno sistema más rudimentario, pero habrá que esperar la traducción oficial.

Es muy probable que Ghasemi argumente que hizo el servicio militar, que luego fue militar, y que gran parte de los jóvenes de su país integran la Guardia Revolucionaria Al Quds, que son brigadas organizadas y financiadas por el Estado orientadas a lo internacional: la base son consignas antinorteamericanas y antiisraelíes. De hecho, el nombre mismo –Quds– es la denominación en árabe de Jerusalem, es decir que apunta directamente a la confrontación con Israel.

Al Quds, además, mezcla también la cuestión religiosa y va en sintonía total con el régimen de los ayatolas. Los abogados de Ghasemi y del resto de la tripulación es seguro que van a alegar que son fotos viejas y que no implican ningún delito, menos aún cometido en la Argentina. También dirán que si Ghasemi hubiera tenido alguna actividad ilegal hubiera borrado las fotos o, más probablemente, usaría lo que en la inteligencia argentina llaman “un mocho”, es decir un celular paralelo, clandestino.

Un dato llamativo es que el gobierno de Venezuela no haya presentado ninguna protesta, entre otras cosas por el allanamiento ilegal que hizo la Policía de Seguridad Aeroportuaria, sin orden judicial, al regreso del Jumbo desde Uruguay. También Venezuela podría protestar porque no se le cargó combustible al avión cuando no había ninguna denuncia de ningún tipo contra la aeronave de Emtrasur. Sin embargo, por lo que se sabe hasta ahora, Caracas optó por la mesura.

En el gobierno venezolano están agradecidos por el papel que jugó el gobierno argentino, y en especial Alberto Fernández, en la Cumbre de las Américas de Los Angeles, denunciando los bloqueos a Cuba y Venezuela. Debe recordarse que, antes de ese momento, la relación con Caracas era compleja, con idas y vueltas, porque Argentina respaldó lo hecho por Michele Bachelet como Alta Comisionada de las Naciones Unidas en Derechos Humanos, con informes críticos –aunque con avances– respecto de la situación de derechos humanos y el encarcelamiento de opositores en Venezuela.

También se tranquilizó la relación con Caracas a raíz de la designación de un nuevo embajador argentino en Venezuela. El nominado es Oscar Laborde, que tiene el respaldo de todos los sectores del gobierno. Finalmente, tampoco se puede dejar de ver que incluso Estados Unidos, en el marco de la cuestión petrolera y la guerra Rusia-Ucrania, dio un paso significativo enviando una delegación de altísimo nivel a reunirse con Nicolás Maduro. Nada menos que el secretario de Seguridad, Jake Sullivan, estuvo en el Palacio de Miraflores en Caracas. Para redondear el cuadro, tampoco el presidente Joe Biden parece muy entusiasta con elevar la temperatura de los conflictos: baraja rehacer el pacto de limitación nuclear de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, China con Irán. Todos esos elementos juegan en este momento en el insólito conflicto por un avión que pasó por doce países y un piloto que no tiene ni pedido de captura ni se lo acusó por ningún delito en ningún país.

La imputación al piloto

Como se sabe, el martes la fiscal Incardona igualmente imputó a Ghasemi en base a un informe del FBI que sostiene que el piloto fue ejecutivo y parte del directorio de Oeshm Fars Air que hace unos años –según la agencia norteamericana– realizó vuelos entre Teherán y Beirut llevando armamento. En comunicación con el gobierno argentino, el Mossad israelí aseveró que efectivamente eso es así, pero que desde que el 747 pasó a ser venezolano –la compra-venta se hizo en julio de 2021–, la nave no se estaría utilizando para nada ilegal. Por eso, no hubo objeciones en los movimientos del Jumbo. Lo asombroso es que la Embajada de Israel en Paraguay sacó un comunicado en el que manifiesta su preocupación por la llegada del avión a la Argentina y no dice ni una palabra de que el 747 estuvo en Ciudad del Este –ni siquiera en Asunción– un mes antes, con la misma tripulación y que desde Ciudad del Este se dirigió a Aruba con un cargamento de cigarrillos de la empresa del multi-acusado Horacio Cartés, expresidente de Paraguay y amigo íntimo de Mauricio Macri.

Todo evidencia el contenido geopolítico del caso, que agrupa a la derecha de Estados Unidos, Israel y la Argentina, porque involucra al llamado eje del mal Irán-Venezuela y sirve para congraciarse aún más con Washington. Más allá de semejante escenario, el juez Villena le requerirá ahora más información al FBI –-agencia que se mueve con bastante independencia respecto del gobierno norteamericano– y es muy probable que alguno de los fiscales o jueces alineados con Donald Trump haga algún reclamo desde el país del Norte.

Más cerca, aquí en Lomas de Zamora, por pedido de Incardona, Villena está solicitando más documentos sobre la titularidad del avión —quiere ver si es cierto que es venezolano o sigue siendo iraní— y se harán nuevas verificaciones sobre la carga que trajo a Buenos Aires. En su dictamen, la fiscal afirmó que hay que investigar si la carga no fue una forma de ocultar actividades de espionaje o terrorismo, con el informe del FBI como única prueba. Ahora podrá decir que las fotos del joven Ghasemi son una evidencia adicional.

FUENTE : PAGINA 12

 noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Noticias

LA EMBAJADA DE ISRAEL EN PARAGUAY ASEGURÓ QUE LOS TRIPULANTES DEL AVIÓN TRAFICAN ARMAS PARA HEZBOLLAH

Published

on

La cancillería israelí señaló que sigue atentamente y con preocupación el caso de los iraníes que se encuentran en territorio argentino.

Israel sigue con preocupación el caso de la llegada a Argentina del avión iraní que pertenece a una empresa fantasma venezolana sancionada por el gobierno de Estados Unidos y denunció que sus tripulantes están involucrados en el tráfico de armas.

En el avión que aterrizó en Argentina, se encontraban iraníes involucrados de forma directa en el tráfico de armas a Siria y a la organización terrorista Hezbollah del Líbano. Incluso, el capitán del avión es un alto ejecutivo de la empresa aérea iraní Qeshm Fars Air”, denuncia este miércoles a través de un comunicado la embajada israelí en Paraguay.

El avión hasta hace poco era utilizado por la empresa iraní Mahan Air, que opera vuelos para Fuerza Quds en la ruta Teherán-Damasco, señala el comunicado.

Israel está especialmente preocupado por la actividad de las empresas aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Air en América Latina, empresas que están involucradas en el tráfico de armas, equipamiento y personas para la Fuerza Quds y que se encuentran bajo sanciones estadounidenses por su vinculación con el terrorismo y en la proliferación de armamento”, agrega el comunicado de la cancillería israelí.

Israel reconoció el buen trabajo conjunto y la coordinación de los países de la región, y destacó en especial la labor de las autoridades paraguayas que identificaron la eventual amenaza que representaba el avión y su tripulación, como también la determinación de Paraguay y Uruguay de cerrar el espacio aéreo.

Israel considera que la postura firme de Paraguay y Uruguay representa un mensaje importante a Teherán para que no intente actuar en Sudamérica”, destaca la embajada israelí en el comunicado.

“Para Israel se trata de otro incidente que demuestra los intento de Irán —a través de la Guardia Revolucionaria, la Fuerza Quds y Hezbollah— de seguir estableciendo su influencia alrededor del mundo en Sudamérica, como base de operaciones para las actividades terroristas en el continente”, finaliza el comunicado.

El lunes, la fiscal argentina Cecilia Incardona pidió investigar la relación del piloto del avión de Emtrasur, Gholamreza Ghasemi, con posibles actos de terrorismo. También imputó al resto de los tripulantes de la aeronave retenida en Buenos Aires, pudo saber Infobae de fuentes judiciales.

Finalmente se conocieron los primeros resultados de las pericias que se realizaron al celular de Ghasemi. Según pudo averiguar Infobae, en el aparato encontraron fotos de tanques, misiles y una imágen en la que se lo ve a él de joven, como combatiente de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC-QF).

Luego de una serie de traducciones del contenido —estaba en farsi—, se pudo desclasificar la información. Entre las fotos encontradas también se encuentra una en la que se ve una bandera con repudio hacia Israel.

El capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en EzeizaEl capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en Ezeiza

“Con el avance de las tareas investigativas llevadas aquí adelante, surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”, dice el dictamen de la fiscal.

Y agrega: “Tales circunstancias irregulares llevan a indagar si el verdadero objetivo del arribo de la aeronave a nuestro país fue exclusivamente para transportar mercadería de autopartes, o bien si estuvo fundado en razones diferentes a las alegadas y constituya, eventualmente, un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización”.

Luego de recibir el informe del FBI que confirma la vinculación directa del piloto del avión de Emtrasur, Gholamreza Ghasemi, con las Fuerzas Quds, la división de la Guardia Revolucionaria iraní especializada en operaciones de inteligencia, y con Hezbollah, el juez Federico Villena le corrió vista a la fiscal el fin de semana “para delimitar el objeto procesal”.

La fiscal ya había impulsado la investigación el lunes pasado, pero en ese momento no había pruebas concretas contra la tripulación.

En una semana, el juez Villena ordenó unas 60 medidas de prueba y el expediente suma ocho cuerpos. Muchas de ellas todavía no llegaron al juzgado. El magistrado espera con expectativa un informe definitivo sobre los teléfonos y las tablets secuestradas a los tripulantes. Los informes preliminares hasta ahora no arrojaron pruebas contundentes para el expediente. También está pendiente el análisis de las dos “cajas negras” del avión.

FUENTE : INFOBAE

 

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Noticias

DESVÍOS PÚBLICOS EN QUILMES: LAS SOCIEDADES OFF SHORE VINCULADAS A LOS IMPUTADOS NO ESTÁN DECLARADAS ANTE LA AFIP

Published

on

Se conocieron más detalles de la causa que involucra a la intendenta Mayra Mendoza, que está siendo investigada por el envío de 535 millones de pesos a entidades vinculadas a funcionarios suyos.

ste viernes, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y exfuncionarios fueron imputados por el presunto desvío de 535 millones de pesos a un conjunto de cooperativas. En el dictamen se destaca además que los exfuncionarios tendrían tres off shore en Miami, donde derivaría el dinero público, firmas que no fueron declaradas ante la AFIP.

Los investigados que no habrían declarados esas firmas off shore son el exsubsecretario de Hábitat de la gestión de Mayra Mendoza, Sebastián Raspa; el también exfuncionario del Municipio de Quilmes Martín Bordalejo; y el empresario local José Alejandro Scozzari.

Sebastián Raspa, exsubsecretario de Hábitat del Municipio de Quilmes.
Sebastián Raspa, exsubsecretario de Hábitat del Municipio de Quilmes. Foto: Web

Raspa renunció el 23 de abril luego de que el sitio web El Disenso publicara que cooperativas de trabajo ligadas a él, a su socio Bordalejo y a sus familiares, recibieron más de 500 millones de pesos del Municipio conducido por Mendoza para tareas, en su mayoría, de mantenimiento y limpieza de espacios públicos.

La Cooperativa La Estrella, cuyo responsable es Bordalejo, fue la más favorecida con contratos adjudicados en forma directa por casi $397 millones. La constructora de Scozzari, The Wolf Building, resultó adjudicada con contratos por más de $88,5 millones, otorgados por el Municipio quilmeño entre mayo del 2020 y abril de 2022.

Raspa, Bordalejo y Scozzari son, a su vez, socios en la constructora J D Vetruvio, y Raspa y Bordalejo, además, en Cantón Towers Gestión SAS.

Cuáles son las sociedades no declaradas

La investigación está detrás de Borda Investments LLC, Raspa Investments LLC y SCO Investments LLC, denominaciones que remiten a los nombres de los involucrados. Mayra Mendoza, aunque está imputada, no aparece en el registro público societario de Miami como vinculada a ninguna de estas sociedades en el exterior.

Cristina Kirchner y Mayra Mendoza (Foto:Twitter)
Cristina Kirchner y Mayra Mendoza (Foto:Twitter)

De hecho, en un video difundido hace 20 días, la intendenta de Quilmes aseguró que las acusaciones en su contra eran “noticias falsas” y desmintió la acusación “de fugar plata a Miami y hacer pagos a cooperativas que no trabajan”. También negó tener cuentas o firmas afuera.

La relación entre las firmas

Raspa Investments LLC y Borda Investments LLC fueron constituidas el mismo día: 5 de noviembre de 2020 como compañías de responsabilidad limitada, conocidas por la sigla LLC (Limited Liability Company) en Estados Unidos. Fueron inscriptas poco antes de que se firmara contrato entre la Municipalidad y la Cooperativa de Trabajo La Estrella, el 30 de diciembre de ese año, por $8.954.865, para la ejecución de la obra “cierre de malla la Ribera 3″.

Al hacerse pública la existencia de las offshore, fueron cerradas el 6 de mayo pasado, el mismo día en que Raspa, Bordalej, Scozzari y Mayra Mendoza quedaron imputados por el fiscal federal Ramiro González en la causa que se sustancia en Comodoro Py.

Ariel Lijo ya envió un exhorto internacional por una de las causas. (DyN / Archivo)
Ariel Lijo ya envió un exhorto internacional por una de las causas. (DyN / Archivo)

En ambas sociedades, como directivos y administradores (o managers) figuran Bordalejo y Scozzari, la ciudadana norteamericana Wendy Silva, y SCO Investments LLC, la tercera firma bajo sospecha.

SCO Investments LLC, que comparte el agente registrado (Jaime Parlade) con las otras dos, fue abierta el 2 de mayo de 2017, y Scozzari figura como “miembro autorizado” (AMBR por authorized member), y Silva como administradora (manager). Bordalejo se sumó en noviembre de 2020 (para la misma fecha en que fueron registradas Borda y Raspa Investments) también como “miembro autorizado”. SCO Investments LLC es la única que sigue abierta a la fecha.

La información sobre la constitución de las sociedades en Miami deberá ahora ser corroborada oficialmente por el Juzgado Federal de Quilmes, en un exhorto internacional que sería despachado la semana próxima.

Por otra parte, el juez federal Ariel Lijo ya envió un exhorto internacional al Tribunal con Jurisdicción y Competencia en la ciudad de Miami. El objetivo es determinar si parte de los fondos de la intendencia de Quilmes en cuestión se desviaron a cuentas offshore a nombre de estas firmas en las que los nombres de los tres imputados se entrecruzan.

Las tres firmas offshore compartían el mismo domicilio legal y de recepción de correspondencia en la Unidad 304 del condominio IOS on the Bay, en Miami.

Para Raspa la acusación es “falsa, maliciosa y tendenciosa”

Cuando renunció, en abril pasado, Raspa calificó la información publicada por El Disenso como “falsa, maliciosa y tendenciosa”, y sostuvo que se trataba de “operaciones mediáticas que quieren ensuciar el trabajo que se viene haciendo en el distrito, e inhabilitarla a ella (por Mayra Mendoza) de cara al debate público”.

Además, afirmaba que “no tenía ni tuvo cuentas ni participación en empresas en el exterior”. Y agregó. “Ni siquiera he viajado a los Estados Unidos en toda mi vida: de hecho, nunca tuve visa para ingresar”. Cabe mencionar que para constituir una LLC en ese país no hace falta viajar.

Asimismo, aseguró no ser “parte de ninguna de las cooperativas con las que trabajó el municipio de Quilmes en la presente gestión”. Sin embargo, hasta su salida, Raspa se desempeñó en su doble rol de funcionario municipal y presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo 1ro de Mayo, que agrupa a cooperativas de la zona.

Sospechosos cruces de dinero

De los dos informes de la AFIP surge un entrecruzamiento de dinero entre las cooperativas investigadas, entre Raspa, Bordalejo y Scozzari, así como entre sus empresas, tanto las que tienen cada uno, como las que comparten. Por ejemplo, los investigadores se encontraron con que hay una cooperativa de las que está siendo investigada que le factura a Canton Tower Gestiones Integrales SAS, la empresa de Raspa y Bordalejo.

Mayra Mendoza
Mayra Mendoza

Esos movimientos llamativos de dinero no involucran a Mayra Mendoza en forma personal, al menos de la documentación que hasta el momento figura en el expediente. Lo que se deberá determinar es si lo declarado como ganancia de las empresas, o a título personal, es consistente con sus consumos, sus bienes o inversiones.

Del cruce de los datos enviados por la AFIP y la UIF al Juzgado de quilmes, los investigadores detectaron por ejemplo que Raspa estaba vinculado a varias cooperativas favorecidas con contratos, tenía acceso a sus cuentas y hacía depósitos o retiraba plata a nombre de ellas, a la vez que era funcionario del Municipio.

Mayra Mendoza, intendente electa de Quilmes

Scozzari figura con reiterados depósitos en efectivo, de grandes montos de dinero. Como dueño de la constructora The Wolf Building, la Justicia analizará si ese flujo de efectivo está justificado o no.

fuente : https://viapais.com.ar

 

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas