Connect with us

Politica

EL DIA DESPUES DE LAS ELECCIONES

Published

on

Cristina quedó impresionada con el costo que le deparó al Gobierno, y a ella -especialmente a ella-, la furibunda reacción que tuvo en las primeras horas que prosiguieron a la derrota de las PASO.

Las renuncias masivas de los funcionarios que le responden y su carta pública con detalles inéditos sobre su vínculo con Alberto Fernández perturbaron hasta a sus propios votantes. No por falta de ganas sino más bien por autopreservación, juran en su entorno que no habrá escenas tan tormentosas ahora. Por lo menos en público.

La vicepresidenta se hamaca sobre el abismo y sus adláteres lo saben y se estremecen: su fuerza está a un paso de sufrir una derrota histórica, el peronismo podría perder la mayoría en el Senado por primera vez desde la recuperación de la democracia y el Presidente que ella eligió deberá transitar hacia un horizonte económico y de deuda dramático en los dos años finales de su mandato.

El telón de fondo es desolador: Cristina no confía en Alberto y Alberto no confía en Cristina. Pueden y están obligados a hablar, pero el diálogo está roto.

¿Qué actitud tomará la jefa del frente a partir de mañana? “Ni Máximo lo sabe”, confían quienes tienen acceso a su intimidad. Es la pregunta que obnubila al poder desde hace varias semanas. Altera por igual a quienes trabajan con ella, a quienes tienen despacho en la Casa Rosada, a los referentes de la oposición y al círculo de empresarios más importantes del país. La dupla presidencial vuelve a aparecer en el centro de las deliberaciones.

¿Se radicalizará el cristinismo y arrastrará definitivamente al jefe de Estado hacia posturas cada vez más extremas? Esto es: ¿irá por los ministerios que todavía no pudo copar? ¿Se apropiará por completo de la conducción de la política económica y, por consiguiente, de la negociación final con el FMI? Asoman preguntas igual de inquietantes dentro de las filas albertistas: ¿hay espacio para una rebelión? ¿Será, como dicen los funcionarios más albertistas, la última oportunidad para independizarse del látigo de su aliada? ¿Es cierto que negocian de modo subterráneo con gobernadores y dirigentes sindicales para armar un bloque potente frente a la sociedad que respalde al primer mandatario frente al primer atisbo de nuevas embestidas cristinistas?

Cuando se caminan los pasillos se oye todo tipo de conjeturas. De algunas mejor no ocuparse si no se tienen pruebas porque hay que creer que se pronuncian en caliente. Solo en un punto parece haber coincidencia entre los sectores enfrentados que habitan el Frente de Todos. El lunes habrá que seguir gobernando y el destino de los cambios estará íntimamente relacionado con la diferencia que pueda sacar la oposición si se repite su triunfo. “Estamos en stand by hasta que se termine de contar el último voto”, dicen. Nadie aspira a dar vuelta el resultado, pero sí a una mejora sensible de los números que pueda explicar, aunque sea en parte, que la ciudadanía tomó nota del giro de la Casa Rosada en los últimos sesenta días.

Un eventual fracaso del Plan Platita podría desatar tempestades y, como suele suceder en el peronismo, muchos podrían salir a la caza de culpables. Un interrogante de ese tenor se agita por momentos, con cierta maldad, en Balcarce 50: ¿a quién le echarán la culpa si aquello sucede? ¿A Alberto, que no quería hacer cambios hasta después de las elecciones generales? ¿O a Cristina, que los impulsó contra viento y marea y se salió con la suya?

Como antes de las PASO, sin embargo, el oficialismo acudirá a las urnas con un Fernández más optimista que el resto y con Cristina como la cara más pesimista. Él aspira a un salto a favor en el escrutinio, basado en que una mayor participación -alentada por un operativo de detección de gente que no fue a votar en las primarias y que hoy será asistida con micros y remises que pasarán por la puerta de sus casas- ayudará a equilibrar la balanza. Confía también en la plata que el Gobierno puso en la calle, en los controles de precios en los supermercados y en el virtual fin de la pandemia que decretó apenas recibió la cachetada electoral, el 12 de septiembre.

Ella descree de un cambio de humor. Peor: teme una derrota lapidaria que deje a su espacio en estado de shock durante un buen tiempo y que la oposición aproveche para copar lugares de poder, incluso arrebatándole la presidencia de la Cámara de Diputados a Sergio Massa. En lo personal la acecha un fantasma: tener que conducir un Senado sin acceso al quórum propio y en el que dominen voces hostiles. La de Luis Juez, por ejemplo, que hizo campaña en Córdoba apuntando a su figura. Juez, en su anterior paso por la Cámara alta, decía barbaridades con ella sentada allí. Pero Cristina se sentía contenida por un amplio grupo de senadores siempre dispuesto a defenderla. Eso podría cambiar.

El clima social de los últimos días se transformó en una pesada carga para los candidatos kirchneristas y para la misma Cristina, que siguió con angustia algunas imágenes. Efímero e imperceptible entre los llantos y el dolor, en la manifestación de Ramos Mejía por el crimen del kiosquero Roberto Sabo sucedió un hecho demoledor para el relato. Durante treinta segundos hubo insultos hacia la ex presidenta, entonados con nombre y apellido. Nunca le había pasado en esas tierras. Ramos Mejía forma parte de La Matanza, el corazón del Conurbano, epicentro del poder K durante casi dos décadas y donde el peronismo no perdió nunca una elección. No la perderá hoy tampoco, pero aquellos gritos podrían representar un incipiente cambio de paradigma.

Desde la debilidad, Alberto se prepara para convocar a un amplio acuerdo nacional. Eso promete y se jacta de tener el apoyo de todos los actores internos. No está claro cuándo lo hará. Había hablado con Massa de hacerlo en diciembre, pero la magnitud de la crisis y la necesidad de dar algún tipo de golpe de timón podría acelerarlo. Otra vez: dependerá del resultado final de las elecciones.

Ya hubo contactos con la oposición, pese a las reiteradas desmentidas de Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, que al calor de la campaña y de las presiones del ala dura de Juntos por el Cambio intentaron borrar con el codo lo que durante años firmaron con la mano. El alcalde tuvo aceitados vínculos con Alberto y Axel Kicillof durante todo 2020 y parte de 2021 y Vidal mantuvo durante sus cuatro años como gobernadora un diálogo permanente con Massa, que contemplaba incluso fotos “armadas” que parecían simular encuentros casuales en restoranes o eventos. Para ambos asoma un desafío desde mañana.

En conversaciones informales, Rodríguez Larreta ha dicho que Juntos por el Cambio -si es que se produce la convocatoria al diálogo- está interesado en ayudar al Gobierno en dos temas: la aprobación del Presupuesto del próximo año y en el acuerdo por la deuda. El primer tema es eje de fuertes disputas en el universo K: La Cámpora, por ejemplo, rechaza varios de los ítems que plasmó Martín Guzmán. Y el segundo es mirado demasiado de cerca por Larreta, que se ve a sí mismo como el sucesor de Fernández dentro de dos años. Que el kirchnerismo deje un buen acuerdo es vital para el que venga.

Pero el oficialismo tendrá asuntos tan o más urgentes desde mañana. Se habla de una reconversión en la toma de decisiones de la alianza. “Llegó la hora de reinventarnos o de morir”, apunta un operador que recorre los angostos puentes que unen los intereses de la Casa Rosada con los del Instituto Patria. Ese tipo de personajes promueve una cumbre descarnada entre el Presidente y su vice para definir cómo seguir. Lo promueven desde hace un largo tiempo. No son los únicos. Hasta hoy, solo han acumulado frustraciones. 

FOTO TAPA ECONOJOURNAL

Nota de Santiago Fioriti para Clarin


canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Economia

AUMENTOS,VENTAS PARALIZADAS Y FALTA DE PRECIOS ANTE LA INCERTIDUMBRE ECONOMICA

Published

on

Los consumidores que intentan realizar compras en este día de incertidumbre económica, con un salto en la cotización del dólar blue, se encuentran con varias situaciones inesperadas: desde la suba de precios con respecto a los días anteriores —los “aumentos preventivos” que suelen aplicar los proveedores y comercios en días de mercados alterados— o directamente con la imposibilidad de concretar la compra.

“Me están enviando algunos notas de proveedores donde suspendieron las ventas o listas de precios nuevos. Es una incertidumbre total. Pero ¿quién se va a arriesgar a vender un producto que no tiene idea del precio y el mayor riesgo es que no lo va a poder reponer? Por lo tanto, es probable que haya un par de días con esta incertidumbre y problemas para realizar compras”, aseguró una fuente del sector comercial.

Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando (Otálora)

Estas situaciones se observaron en comercios del rubro de construcción, calzado y gastronomía. Desde comercios con las persianas bajas en las primeras horas de la mañana hasta páginas de comercio electrónicos con precios ya actualizados, los reflejos del sector empresario y comercial no fallan cuando se dan situaciones de subidas violentas del precio del dólar informal, como ocurrió en crisis anteriores.

“Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Todavía no habló la ministra, no conocemos a su equipo. Nadie asume para romper todo, pero esto es algo muy común: se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando. Cuando hay desconocimiento es lo que suele pasar”, explicó el economista Mariano Otálora.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) señalaron que hay varios comercios donde hoy no tienen precios de sus proveedores, como es el caso del rubro de electrónica. “No hay precios porque se está esperando a ver qué pasa. Para el pequeño comercio, de barrio, el stock es su capital y lo requiere para poder pagar servicios, alquileres e impuestos. Tiene que sentirse seguro que de lo que está vendiendo luego lo va a poder reponer”, indicó Fabián Castillo, titular de Fecoba.

“Además se vienen de una situación muy dura, donde más de 50.000 comercios en todo el país cerraron durante la pandemia y 15.000 en la ciudad de Buenos Aires. Hay más sensibilidad y son cuestiones que no son manejables por los propios comercios. En general tratan de esperar un poco a ver qué pasa, lo que es entendible para un pequeño comercio y pyme que no es formadora de precios”, agregó Castillo.

En tanto, desde las grandes cadenas de supermercados aseguraron que la actividad durante el comienzo del día fue normal y que no hubo más afluencia de compradores durante el fin de semana.

Esta semana, la secretaría de Comercio Interior confirmó que el programa de cuotas Ahora 12 se mantendrá vigente hasta el 31 de enero de 2023 (con la posibilidad de financiar compras en 3, 6, 12, 18 y hasta 24 cuotas fijas con tarjeta de crédito bancarias en 30 rubros).

Durante el primer semestre de este año, Ahora 12 registró 32 millones de operaciones por un total de $548.000 millones y un ticket promedio, en mayo de 2022, de $19.224. Los rubros que registraron mayores ventas mensuales son electrodomésticos (32%), indumentaria (29%) y materiales de la construcción (8%).

Continue Reading

Politica

MOVIMIENTOS SOCIALES RECLAMAN EL SALARIO BASICO UNIVERSAL A LA MINISTRA BATAKIS

Published

on

Tras varias semanas de tensión en el oficialismo por el reparto de los planes y en medio de la crisis política desatada a partir de la renuncia de Martín Guzmán, las organizaciones sociales arrancaron la semana marcándole la cancha a la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis.

“Querida, te banco fuerte, pero no te felicito; eso de andar felicitando designaciones no me cabe; me reservo las felicitaciones para cuando implementes el Salario Básico Universal. ¡Cazá la birome y no te demores por favor!”, dijo Juan Grabois, dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

La implementación del Salario Básico Universal es un viejo reclamo de las organizaciones sociales al que también suscribe Cristina Kirchner. En su última aparición pública en Ensenada -el mismo día que renunció Martín Guzmán-, la vice dio el visto bueno a la propuesta.

“Creo que tenemos que empezar a rediseñar esta política. Pensar en un ingreso universal básico que no dependa del favor de nadie”, dijo sobre la medida que, en palabras de CFK, estaría destinada a los más de siete millones de trabajadores informales de la Argentina.

Esta iniciativa viene siendo reclamada por las organizaciones sociales y consiste en crear un ingreso fijo de carácter universal que permita cubrir el costo de la canasta básica alimentaria, y que eventualmente sería asignado a cambio de una contraprestación en forma de capacitación o trabajo.

La presión de Grabois a Batakis se da tras semanas de fuertes cuestionamientos de Cristina Kirchner a la administración de los planes que hacen las organizaciones sociales, que sonaron fuerte en esos sectores, en especial entre los más cercanos al “albertismo”, como el Movimiento Evita Barrios de Pie.

Continue Reading

Politica

SILVINA BATAKIS NUEVA MINISTRA DE ECONOMIA DE LA NACION

Published

on

Exministra de Economía bonaerense en el gabinete de Daniel Scioli, al que arribó de la mano de Alejandro Arlía, que entonces lideraba el grupo de trabajo y militancia “Peronistas sin fronteras”. Actual secretaria de Provincias del Ministerio del Interior que conduce el camporista Eduardo “Wado” de Pedro. Siempre hincha de Boca. Silvina Batakis es la nueva ministra de Economía de la Nación, donde reemplazará a Martín Guzmán.

Como ministra de Scioli, le tocó pelear y perder la batalla para que Cristina Kirchner habilitara más fondos a la provincia. Tras la derrota, tuvo que anunciar el desdoblamiento de los aguinaldos mediante un decreto, una medida que, según dijo, la dejó “angustiada”, y que desencadenó una huelga de estatales y docentes que profundizó un conflicto que no parece tener solución a la vista. Como funcionaria de Alberto Fernández y De Pedro, encabezó la batalla para que la ciudad de Buenos Aires no recupere en la Corte Suprema los fondos de la coparticipación que le retrajo la Casa Rosada en 2020.

La mujer que entonces le llevaba los números a Scioli no era política, sino una funcionara técnica que transpiraba la interna feroz entre el exgobernador y la expresidenta. Así y todo, dentro de las tribus del sciolismo siempre fue identificada en el plano más cercano al pensamiento kirchnerista. Su incorporación a la tropa de “Wado” de Pedro, años después, confirmaría esa proximidad.

Siempre prefirió el bajo perfil, salvo para profesar su amor por la camiseta azul y amarilla. “Es ferviente seguidora de Boca. Va a la cancha sola o con su hijo. A su marido no le gusta el fútbol, pero ella se vuelve loca”, dijo un compañero del gabinete sciolista, que en ese entonces la describió como “simpática, optimista y divertida”.

Egresada de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata, Batakis se diplomó con un máster en Finanzas públicas provinciales y uno en Economía ambiental de la Universidad de York, Inglaterra. Obtuvo diversas becas en el exterior. Se capacitó en Francia, Inglaterra y Chile. Su referente en Economía era entonces Patricio Narodowski, un economista heterodoxo. Hoy se presenta como doctoranda de la Universidad Austral.

Batakis ascendió en el gabinete sciolista de la mano de Arlía, quien murió en julio de 2016. Cuando Arlía fue titular de Economía en el gabinete de Scioli, ella fue jefa de asesores y subsecretaria de Hacienda. Y en 2011, al dejar la cartera económica para ir a Infraestructura, Arlía la propuso como su sucesora. Entonces, Batakis tuvo la oportunidad para la que se había preparado a lo largo de toda su vida académica: si Scioli llegaba a la Presidencia, iba a convertirse en su ministra de Economía. Lo logró seis años después, con el motonauta como ministro de la Producción.

 

María José Lucesole para La Nacion

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Más Vistas