Connect with us

Negocios

El Gobierno rechaza la fusión de Disney y Fox en la Argentina

Published

on

El dictamen, al que accedió IProfesional, se refiere a la compra, a nivel mundial, del control exclusivo por parte de la firma The Walt Disney Company sobre Twenty-First Century Fox, y se basa en el artículo 14 de la Ley 27.442 de Defensa de la Competencia. Entiende que la operación restringe y distorsiona la competencia y es perjudicial para el interés económico del mercado de señales deportivas

Por: Andrés Sanguinetti

Si bien en las últimas semanas hubo mudanza de periodistas entre las señales deportivas propiedad de Fox y Disney (Espn), el Gobierno acaba de rechazar la fusión de las operaciones de ambos grupos en el país.

Así se evidencia en un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) al que accedió iProfesional y en el que se aconseja a la Secretaría de Comercio Interior declarar nula la operación por estar considerada dentro de los parámetros de una concentración económica.

Qué dice el dictamen

El dictamen se refiere a la compra, a nivel mundial, del control exclusivo por parte de la firma The Walt Disney Company sobre Twenty-First Century Fox, y se basa en el artículo 14 de la Ley 27.442 de Defensa de la Competencia.

El texto de ese artículo se explica que la autoridad de aplicación de la norma tiene tres opciones: autorizar la operación; subordinar el acto al cumplimiento de las condiciones que la misma autoridad establezca, o denegar la autorización.

En este caso, la CNDC estima que la operación tiene la potencialidad de restringir o distorsionar la competencia por lo que aconseja al organismo que dirige Paula Español que comunique los reparos a ambas empresas para que modifiquen los términos de la fusión.

Les otorga un plazo de 15 días para que Disney y Fox para que “efectúen las consideraciones que crean oportunas u ofrezcan soluciones que puedan mitigar los potenciales efectos sobre la competencia que surgen del presente informe de objeción”.

También ordena convocar a audiencia especial para considerar las medidas que las compañías ofrezcan para cumplir con la orden oficial en la que sostiene que la fusión es perjudicial “para el interés económico general”.

Estos considerandos figuran en el Dictamen CONC 1692, Informe de Objeción acerca del Expediente N° EX-2019-16590632, del ex Ministerio de Producción y Trabajo caratulado “Conc.1692 – The Walt Disney Company y Twenty-First Century Fox, Inc S/Notificación Art. 9 De La Ley N° 27.442”.

Se trata de un análisis preliminar sobre la operación que se efectúa con los elementos reunidos en esta primera etapa de la investigación que lleva a cabo la CNDC pero que no constituye la decisión definitiva del Gobierno.

La operación fue notificada a las autoridades del organismo el 19 de marzo del 2019 e incluía los estudios de TV y cine, redes de entretenimiento por cable y negocios de TV internacional de FOX que pasan a manos de Disney. Si bien se trata de una deal de carácter global, la CNDC debe intervenir ya que tiene efectos en la Argentina.

Como parte de esta operación, se realizó una escisión de la cual resultó una nueva empresa que retiene el nombre de Twenty-First Century Fox, Inc. y sus marcas, así como también los activos relacionados con el segmento Televisión de Fox; la señal de TV Fox News, Big Ten Network y las cadenas de deportes de Fox (incluyendo FS1, FS2, Fox Soccer Go, Fox Soccer Plus, Fox Deportes); y HTS y Fox College Properties.

Requerimientos

Tanto en la Argentina como a nivel internacional, tanto Disney como Fox están activas principalmente en la producción y distribución y licenciamiento de contenido audiovisual para televisión, salas de cine y otros medios alternativos, la operación y comercialización de señales de televisión y el licenciamiento de derechos a fabricantes de productos de consumo.

Ya a principios de año, la CNDC había efectuado ciertos requerimientos al Formulario F1 presentado, aclarando que hasta tanto den respuesta completa a lo solicitado en el apartado 3 de dicho reclamo, el plazo establecido en el Artículo 14 de la Ley N° 27.442 no comenzaría a correr y quedaría automáticamente suspendido a la espera de la información solicitada.

Además se efectuaron observaciones mediante que obligaron a las empresas a realizar presentaciones parciales el 20 de diciembre del 2019 y el 30 de enero pasado, en las cuales solicitaron varias prórrogas para cumplir con los pedidos oficiales.

“En virtud de la variedad de actividades económicas que desarrollan las empresas involucradas, se analizaron los efectos económicos en distintos mercados vinculados a la producción, comercialización y distribución/licenciamiento de contenido audiovisual a través de televisión, salas de cine y otros medios y, en la producción y comercialización de señales de televisión”, se explica en el informe de la CNDC.

El documento agrega que la investigación iniciada en la Argentina es similar a las de otros países como Estados Unidos, México y Brasil, en donde se ordenaron la desinversión de ciertos activos vinculados con estos mercados.

Por caso, en Chile se limitó el acuerdo para mitigar las preocupaciones generadas por la operación, tanto en el mercado de producción y comercialización de señales deportivas, como en el de producción y comercialización de señales de televisión. Por su parte, en el caso de la Unión Europea, el compromiso de desinversión estuvo vinculado a la producción de señales.

Mientras que el Departamento de Justicia de Estados Unidos acordó con las empresas la desinversión de todos los activos asociados a 22 redes deportivas pertenecientes a Fox; 21 de las cuales fueron adquiridas por el grupo multimedios Sinclair Broadcast Group. La red regional correspondiente a Nueva York fue adquirida por un conjunto de inversores, entre los que se encuentra la propia Sinclair; los NY Yankees; Amazon y Redbird Capital, entre otros.

En México, la operación se aprobó pero con condiciones de desinversiones, al igual que en Brasil, donde se ordenó la venta de todos los activos vinculados a la señal deportiva de Fox (Fox Sporst), para mitigar las preocupaciones referidas al mercado de “señales deportivas básicas”.

En la Argentina, siempre según el dictamen preliminar de la CNDC, la operación implica el solapamiento en distintas actividades del sector audiovisual, del licenciamiento de derechos para fabricantes de productos de consumo y del licenciamiento de música.

El documento señala que la fusión concentra dos importantes grupos de señales de televisión paga, dentro de las cuales se destacan las de género deportivo como son ESPN y FOX Sports.

“Debe señalarse que el contenido deportivo más relevante para los televidentes está representado por los eventos deportivos en vivo y que ambos grupos son licenciatarios de derechos exclusivos para la radiodifusión de eventos deportivos en vivo”, destaca el informe oficial.

Se explica además que las empresas propusieron una definición de mercado relevante que considere todas las señales de televisión, donde se incluya tanto a las señales abiertas como a las pagas. Consideraron que al día de hoy el contenido de las señales de televisión abierta compite directamente con el contenido de las señales de televisión por cable, ya que los operadores de cable incluyen todas las señales abiertas en su grilla. A su vez, agregaron que, dada la penetración de los canales abiertos, cuando un contenido se transmite por dos señales simultáneamente, la transmisión de la señal abierta tiene más rating que la señal de televisión paga.

Otro argumento que presentaron para sostener esa definición de mercado relevante, es el hecho de que algunas compañías comercializadoras de señales de televisión cuentan en su portafolio con canales abiertos y pagos, por lo que enfrentan la competencia de diversas señales que incluyen una gran variedad de contenidos, siendo los jugadores más relevantes Artear (Canal 13; TN; Magazine24; Vover); Turner y Discovery.

Sin embargo, para las autoridades de la CNDC, la diferencia entre la naturaleza de las señales abiertas y pagas lleva a una diferenciación de contenido.

“Las abiertas se caracterizan por no tener una temática específica sino por incluir una heterogeneidad de contenidos que apunta a los espectadores típicos de cada momento del día de la semana. En contraposición, las señales de televisión paga se caracterizan por tener una temática particular”, destaca el dictamen.

En otras palabras, no se considera que una señal que transmite películas internacionales de manera continua sea una sustituta cercana de una señal que emite contenido deportivo de forma permanente.

De hecho, los operadores de televisión paga suelen catalogar a cada una de las señales de su grilla en función de su temática e incluso las agrupan de manera continua en su grilla para que el consumidor las pueda identificar.

En este sentido, los principales operadores de televisión paga coinciden en establecer a las señales ESPN y FOX Sports como señales deportivas, al igual que TyC Sports y DeporTV. Al mismo tiempo, cuentan en su grilla con las señales deportivas premium TNT SPORTS y FOX Sports Premium, que emiten en vivo los partidos de la Superliga argentina de fútbol.

Argumentos “errados”

En el informe se agrega que “a lo largo de esta etapa preliminar de la investigación las partes han manifestado que existen señales de aire, por ejemplo, la televisión pública, que en el pasado ha transmitido eventos deportivos como los juegos olímpicos, la copa mundial de fútbol y algunos partidos de fútbol de la selección mayor, y que esto amplía el mercado relevante al actuar como una fuerza competitiva efectiva”.

Para la CNDC el argumento es errado ya que las señales de televisión abierta no forman parte del mismo mercado relevante que las de televisión paga por su modelo de negocios y su método de financiación, y que precisamente lo que busca un operador de televisión paga es ofrecer una diversidad de contenidos de manera permanente a sus suscriptores.

Por otro lado, las señales abiertas no suelen competir por el licenciamiento para la radiodifusión de eventos deportivos en vivo, sino que su transmisión se da en virtud de lo regulado por la Ley N° 26.522 en su Artículo 77º el cual faculta al organismo regulador a establecer un listado de contenidos deportivos relevantes al efecto de ser transmitidos en directo y gratuitamente de manera universal.

Por último, el organismo que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo asegura que los operadores de televisión paga consultados han manifestado que las señales, ya sean abiertas o pagas, que de manera eventual emitan contenido deportivo no son sustitutas cercanas de las señales que emiten contenido deportivo de manera permanente.

Con relación a los límites del mercado geográfico, se considerará nacional debido a que las empresas operan a lo largo de todo el territorio. Y a modo de conclusión sobre el análisis de los efectos de la operación se realizará considerando un mercado de señales deportivas y diferenciando entre su carácter de básica o premium a nivel nacional.

Con relación a los efectos económicos de la operación, Fox y Disney propusieron un análisis que contemple a todas las señales que emitan contenido deportivo, en función de que, según sostienen, las deportivas compiten con otras señales de contenido deportivo de manera eventual (como la Televisión Pública Argentina y Space).

Sin embargo, también han manifestado que, en caso de considerarse como mercado relevante la producción y comercialización de señales deportivas, la competencia está formada por TyC Sports, DirecTV, DeporTV y Turner.

Destacan que TyC Sports ha sido históricamente el líder del sector, y que DirecTV ha adquirido la licencia de importantes competiciones deportivas en los últimos años.

Tras analizar este escenario y la participación de market share de cada señal, la CNDC entiende que la empresa fusionada contaría con 7 de las 9 señales deportivas básicas y con casi dos terceras partes del total del rating en señales deportivas, además de la señal Fox Sports Premium que transmite partidos de la Superliga Argentina de Fútbol. Se deduce también, que como consecuencia de la operación el número de competidores pasaría de tres a dos.

El organismo agrega que, además de las participaciones de mercado, el índice de Herfindahl-Hirschman (IHH) es otro indicador que se utiliza para medir la concentración.

“Los lineamientos para el control de concentraciones económicas de esta Comisión Nacional establecen que una operación de concentración puede no ser problemática desde el punto de vista de la competencia si el mercado resultante presenta un valor inferior a los 2000 puntos o bien, si la variación del mismo como consecuencia de la operación se incrementa en un valor menor a los 150 puntos. A su vez, los lineamientos para fusiones horizontales del Departamento de Justicia y la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos sugieren que los valores superiores a 2500 puntos son característicos de un mercado altamente concentrado, y considera que es probable que las concentraciones en mercados altamente concentrados que involucran una variación del IHH superior a 200 puntos puedan generar y/o aumentar el poder de mercado”, se añade.

En el caso de Fox y Disney la CNDC entiende que el valor post operación del IHH asciende a 5166 puntos, lo que muestra un mercado altamente concentrado. A su vez, la variación del IHH es superior a los 2000 puntos, lo que podría generar un refuerzo de poder de mercado de la empresa resultante de la operación.

También le agrega consideraciones cualitativas que podrían morigerar o agravar los efectos de la operación como que la negociación entre el productor de señales y el distribuidor están determinadas por la valoración que la audiencia hace de la señal. Si una señal es valorada por la calidad de su contenido, el distribuidor querrá contar con dicha señal en su grilla porque su producto será más valorado por los usuarios. Además, si un distribuidor no cuenta en su grilla con una determinada señal, corre el riesgo de que los usuarios elijan otro proveedor de servicios.

Mercado relevante

Otro riesgo de particular relevancia es que las negociaciones pueden derivar en lo que la industria conoce como “blackout”.

De hecho, empresas distribuidoras consultadas por la CNDC han manifestado que las señales deportivas son muy relevantes debido a la transmisión de eventos en vivo, y que los usuarios consideran fundamental su inclusión en la grilla de señales.

En este sentido, como las señales se comercializan de manera paquetizada, no se ha podido obtener el costo relativo de las señales deportivas en el total de costos de programación de un operador de tv paga. Sin embargo, sí se ha manifestado en las audiencias que históricamente las señales deportivas han tenido un peso mayor sobre el total de costos, lo que en definitiva da cuenta de la importancia de dichas señales.

En este sentido, Fox y Disney presentaron un informe económico que sostiene que los eventos deportivos incluidos en el portfolio de señales serían complementarios y no sustitutos y que incluso, los eventos que podían ser considerados sustitutos, no podían ser considerados sustitutos cercanos. Dicho informe señala también, que la entidad fusionada afrontaría la competencia de otros comercializadores de señales de televisión paga, como TyC Sports, que se encuentran integrados verticalmente con un proveedor de servicios de TV paga (DirecTV), a diferencia de las empresas involucradas que deben licenciar sus señales deportivas.

Finalmente, el informe argumenta que Fox y Disney se enfrentan ante el poder de negociación de los principales operadores de televisión paga –Cablevisión y DirecTV – que reúnen el 70% de la audiencia.

Sin embargo, de la investigación realizada por la CNDC surge que las señales ESPN y FOX Sports son las que presentan una sustitución más cercana, lo cual tiene su principal fundamento en los contenidos que transmiten.

También se argumenta que se caracterizan por transmitir eventos deportivos internacionales de alta relevancia, mientras que TyC Sports emite contenido deportivo nacional.

Y si bien las tres señales transmiten partidos de fútbol, de tenis, de básquet y carreras de autos, la diferenciación está puesta en si el contenido es nacional (TyC Sports) o internacional (FOX-ESPN), lo que determina un tipo de audiencia diferente.

“Por lo hasta aquí descripto, la operación de concentración bajo análisis eliminaría a un competidor en señales que presenta una sustitución muy cercana y aumentaría el poder de negociación de las empresas fusionadas frente a las distribuidoras de señales con potenciales efectos sobre los precios de las mismas y sobre el precio de los abonos que pagan los consumidores finales”, argumenta el dictamen oficial.

La postura oficial se basa en opiniones de otras empresas que han manifestado que la operación notificada podría generar una posición dominante o modificar de manera significativa el poder de negociación, lo que podría tener impacto sobre los precios.

Se añade que tanto Fox como Disney también comercializan señales de televisión paga de distintas temáticas a los distribuidores además de las señales deportivas. Disney lo hace con siete señales, de las cuales cuatro son deportivas (ESPN, ESPN2, ESPN3, ESPN+) y tres pertenecen al género infantil (Disney Channel, Disney Junior y Disney XD), donde cuenta con un 45% del mercado medido por rating.

En tanto, FOX comercializa 20 señales entre básicas y premium que abarcan las temáticas documental, infantil, cine y series, entretenimiento general y deportes. Estas señales son: National Geographic, National Geographic Wild, National Geographic kids, Baby TV, Fox Life, FX, Fox Sports, Fox Sports 2, Fox Sports 3, Fox Sports Premium, Canal Fox, Cinecanal, Fox Cinema, Fox Classic, FX Movies, Fox Action, Fox Comedy, Fox Family, Fox Movies y Fox Series.

En este sentido, el dictamen sostiene que los “comercializadores de señales, proveedores de los distribuidores de tv paga al hogar, tienen incentivos a buscar la mayor distribución de sus señales para maximizar sus beneficios. Por lo tanto, buscan que los distribuidores contraten todas sus señales y que las incluyan en el paquete básico”.

La explicación es la siguiente: si una señal está en el abono básico (y por lo tanto en los otros dos abonos), tiene mayor potencialidad de audiencia que en un escenario donde solamente está en el abono más caro. El impacto en el beneficio de los comercializadores es positivo en dos aspectos como son que el precio que abonan los distribuidores muchas veces se acuerda por la cantidad de abonados que tiene el operador de TV paga. De este modo, si las señales están en el plan básico, la cantidad de hogares que reciben la señal es mayor y, por ende, los ingresos del comercializador también son mayores.

El segundo aspecto se da porque a mayor audiencia, mayor es el valor de los espacios publicitarios que las señales venden a los anunciantes.

“De este modo, la posición que adquiriría la entidad fusionada en el género deportes podría tener como consecuencia el aumento de su poder de negociación para incluir al resto de sus señales de otras temáticas en los paquetes básicos de los operadores, lo que podría generar la reducción en la cantidad de señales de otros comercializadores por un límite en la grilla; el aumento del precio de la totalidad de las señales de Disney/FOX, con el consecuente aumento en el abono de televisión paga al consumidor final, y que ante el aumento en el costo de programación el distribuidor busque reducir el resto de los costos de programación abonando menos a los competidores de Disney/FOX lo que podría afectar la calidad de los contenidos al disminuir la competencia”, señala el informe.

Y como las empresas notificantes comercializan sus señales de manera paquetizada, los efectos de la concentración en el mercado de señales de temática deportiva podrían trasladarse al resto de las señales, lo que agravaría las potenciales consecuencias negativas de la fusión.

“Otro elemento que cabe destacar, es que el poder de negociación de la entidad fusionada también estaría reforzado por el hecho de contar en su portfolio de señales con la señal Fox Sports Premium, que cuenta con la exclusividad de la mitad de los partidos de la Superliga Argentina de Fútbol, torneo de mayor relevancia del fútbol a nivel nacional”, enfatiza el documento.

También se entiende que el poder de negociación adquirido por la empresa resultante de esta fusión podría condicionar el desarrollo de plataformas de servicios online a futuro, con consecuencias negativas para la innovación del sector audiovisual en Argentina con el consecuente perjuicio para los consumidores.

“En definitiva, dado que las señales ESPN y FOX Sports son los competidores más cercanos en el mercado de señales deportivas, la operación de fusión elimina a un competidor relevante. Por consiguiente, la operación tendría como consecuencia el incremento sustancial de la concentración en el mercado de señales deportivas con un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas notificantes, con el consecuente impacto en los consumidores, que podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga”, destaca la CNDC.

Además, dado que las empresas comercializan sus señales de manera paquetizada, el poder de mercado en las señales deportivas podría trasladarse al resto de sus señales de televisión paga en detrimento de los consumidores, que podrían ver incrementado el valor del abono y podrían recibir una oferta más reducida, menos variada y con productos de menor calidad.

Con respecto a las barrera de entrada a otras señales deportivas, el dictamen no observa reparos pero advierte que las condiciones de entrada podrían caracterizarse por la presencia de barreras de tipo económico que impiden un ingreso rápido, probable y significativo. La principal limitante identificada es la posesión de derechos de radiodifusión de eventos deportivos en vivo con carácter exclusivo.

El segundo freno es que las licencias deportivas son negociadas y adquiridas pan-regionalmente, lo que desincentiva a competidores nacionales.

Rechazo de la competencia

En el marco de la investigación realizada por la CNDC, empresas dedicadas a la producción y/o comercialización de señales de televisión paga como son Tele Red Imagen; el Grupo Discovery y Telefónica presentaron escritos con el objetivo de dar su opinión sobre la operación de marras.

Tele Red Imagen (TRISA), titular de las señales de deportes “TyC Sports” y “TyC Max”, puntualizó que, en caso de aprobarse la operación, la empresa fusionada pasaría a controlar una cantidad significativa de señales de televisión paga que, además de implicar una proporción cercana a un tercio del total de señales promedio que poseen las grillas de los operadores de cable, supone una cartera variada de señales de contenidos deportivos, infantiles y factuales.

Además, pasaría a controlar la mayoría de las señales deportivas, manteniéndose la competencia de un reducido grupo de señales como la propia TyC Sports, Turner y DeporTV.

También indicaron que se quedaría con los derechos de radiodifusión de una variedad de eventos deportivos de gran audiencia, concentrando lo más relevante del fútbol (argentino, sudamericano y europeo); del tenis; del basquetbol y del rugby.

En función de lo manifestado, TRISA entiende que la operación entre Disney y FOX generaría una significativa concentración de contenido, lo cual supondría la obtención de un gran poder de mercado capaz de restringir y distorsionar la competencia entre señales, impactando en la capacidad para vender publicidad y en la posibilidad de presentarse en licitaciones por derechos de radiodifusión de eventos deportivos en vivo.

En el caso del Grupo Discovery –que produce y comercializa señales infantiles y factuales, y la señal deportiva Discovery Turbo- indicaron que, en función de la cantidad de señales que pasarán a controlar Disney y FOX, de la variedad de géneros que cubren, y la posición mayoritaria que poseen en el caso de las señales deportivas, se podría producir un aumento significativo del poder de mercado de Disney/FOX.

En cuanto a la presentación de DirecTV, los solapamientos en la programación deportiva derivados de la operación son lo suficientemente severos como para requerir remedios estructurales, razón por la cual solicitaron que extreme los recaudos para garantizar el mantenimiento de la competencia en el mercado.

Por su parte, desde Telefónica, que recientemente ha comenzado a ofrecer a través de su plataforma “Movistar Play” un servicio OTT, ha indicado que la operación entre Disney y FOX implica la creación de un conglomerado de señales que podría producir un desequilibrio en el mercado de contenidos.

La empresa considera que sería de importancia garantizar la transparencia y equidad en las condiciones de contratación, evitando paquetizaciones compulsivas, precios excesivos, discriminación entre operadores u otro tipo de condiciones abusivas.

Luego de analizar todas estas presentaciones, la CNDC entiende que la fusión eliminaría un competidor relevante en el mercado de señales deportivas dado que las señales ESPN y FOX Sports son los competidores más cercanos en dicho mercado.

También argumenta que el incremento sustancial de la concentración implicaría un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas fusionadas, con la posibilidad de potenciales aumentos de los precios de las señales y de los abonos que pagan los consumidores finales.

Además, dado que las empresas comercializan sus señales de manera paquetizada, el aumento de poder de mercado en las señales deportivas podría trasladarse al resto de sus señales de televisión paga en detrimento de los consumidores, que también por esta razón podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga y podrían recibir una oferta más reducida, menos variada y con productos de menor calidad.

“Este informe preliminar permite concluir que la operación de concentración económica notificada tiene la potencialidad de restringir o distorsionar la competencia, de modo tal que puede resultar perjuicio para el interés económico general, en relación al mercado de señales deportivas de televisión paga”, se sostiene.

Fuente: IProfesional

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Negocios

Telefónica busca socio o comprador

Published

on

fuenteLa compañía está tras un “experto en mercados regulados” para hacerse cargo de una operación que perdió atractivo y tiene un futuro gris.

El cartel ya está puesto hace rato y la coyuntura dieron la razón a quiénes decidieron no batallar más en este mercado. Telefónica de Argentina está ofrecida al mejor postor. No sorprende porque es una historia que se remonta a una decisión estratégica tomada por la asamblea de accionistas en Madrid y que implica una reconfiguración global de la empresa que, casualmente, pudo transformarse en una A fines de noviembre de 2019, la empresa anunció que se concentraría en mercados estratégicos como España, Reino Unido, Alemania y Brasil; con lo que la operación en los países que anteriormente pertenecían a Hispam Norte (Colombia, Ecuador, Venezuela y México) e Hispam Sur (Argentina, Chile, Uruguay y Perú), iban a conformar un solo bloque: Telefónica Hispanoamérica.

Los dos grandes mercados de la región se bifurcaron: en Brasil tenía una posición relevante, pero en México inmediatamente le colocó el cartel de “se busca socio o comprador”. Es que, aun siendo el segundo de la región, allí reina el imperio de Carlos Slim (en nuestro país representado, por ahora, con la marca Claro).

Anteriormente ya se había desprendido del negocio de telefonía móvil en Centroamérica y se retiró dejando ese mercado que en conjunto atendía a casi 13 millones de usuarios a América Móvil (Claro) y Tigo.

El bloque al que se puso en marcha la búsqueda de socios locales abarca las operaciones de en las filiales de México, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela, Ecuador, Uruguay y Perú. En su último balance conocido representaba aproximadamente 20% de la facturación del grupo de telecomunicaciones español.

Las alternativas que explicitaron las autoridades de Telefónica incluían la asociación con empresas locales o incluso la venta, si existía un genuino interés y el precio era el estimado como conveniente. Hay dos países en que las cosas han ido de mal en peor: Venezuela y Argentina. No hay que ser muy sagaz para explicar las razones que ansían poner fin a un mercado que supo estar a la vanguardia por su fuerte expansión. Pero la maraña de controles y la multiplicidad de tipos de cambio, principalmente, achicaron e hicieron inviable el negocio.

En cuanto a las cifras, la pandemia también las afectó en 2020. Los ingresos de Telefónica en su unidad Hispam, cayeron un 17,9 % en 2020 hasta € 7.922 millones, a causa de la depreciación de la moneda en la región y el impacto del coronavirus. En el caso particular de Argentina, Telefónica Argentina facturó € 1738 millones, un 19,6 % menos que el año anterior. O sea, apenas dos puntos más de caída que el promedio de la región. Los beneficios fueron de € 355 millones, un 28,9 % menos.

Sin embargo, la decisión de arriar su bandera tiene una larga historia. En nuestro país, hace 20 años que nunca pudo volver al paraíso tarifario del que gozó desde su privatización hasta el estallido de la convertibilidad y la pesificación de sus balances. El último año también tuvo varias noticias adversas que fortalecieron su decisión: el control de precios, la declaración de servicio público de su oferta y las restricciones cambiarias que amenazan devaluar aún más su lugar en el conglomerado.

Interesados nunca falta. Es más, en estas semanas se autoproclamó como firme candidato el Grupo Olmos, que gestiona medios de comunicación (Crónica TV, Diario Crónica, Diario BAE Negocios y Revista 23, entre otros) y empresas de servicios (medicina y seguros) vinculados con las obras sociales sindicales. Quizás recordando a lo que ocurrió hace una década con el traspaso de C5N y Radio 10 al holding oficialista de Cristóbal López o recientemente con la venta de Edenor al grupo de Vila-Manzano, algunos ven en esta empresa algunas de las atribuciones que fortalecieron la posición negociadora de los mencionados anteriormente: aceitadas relaciones con el Gobierno y su expertise en “mercados regulados”.

¿Alcanzará para quedarse con Telefónica? En Madrid no ven con malos ojos salir totalmente de este laberinto, pero trasmiten que no tienen apuro. No tienen urgencia por liquidar a cualquier precio y son menos vulnerables que los que son “invitados” a vender, y como decía don Corleone, no se podrían rehusar. Nuevamente, será parte de una larga negociación con tiempos con fuerte ritmo político.

 

Tristán Rodríguez Loredo

FUENTE : PERFIL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Negocios

Deudas millonarias y engaños a figuras políticas: la peligrosa vida del financista encontrado muerto en Puerto Madero

Published

on

 Exequiel Mercado Zuliani fue hallado ahorcado anoche en su departamento de un exclusivo complejo de la zona, flanqueado por juicios y acreedores a los que les había prometido ganancias millonarias con un esquema de juegos bursátiles. Sus planillas de cálculo para convencer a clientes y un Audi A4 con papeles falsos
ffahsbender@infobae.com

Mercado Zuliani, en una foto difundida en redes sociales por sus acreedores.

Los corderos convertidos en lobos habían empezado a aullarle tiempo atrás.

Había uno en particular, un joven broker de una prestigiosa inmobiliaria porteña que se había encontrado a través de amigos en común con Exequiel Mercado Zuliani, 34 años, un chico maravilla de las finanzas y el negocio bursátil. Le había ofrecido, básicamente, un contrato de mutuo, la clásica base de cualquier estafa en el mercado porteño del dinero: Exequiel, socio en diversas empresas como DMZ Group, con un historial como empleado en firmas del negocio de las inversiones, le ofrecía una renta a cambio de una inversión, hacer trabajar su dinero en “put options” y “call options”, compras y ventas de acciones en un juego veloz.

“Hay una lista de difusión donde mando las noticias más relevantes del minuto a minuto del mundo y local. A su vez doy recomendaciones de inversión, etcétera. ¿Te interesa que te agregue?”, le aseguró Mercado. No era un simple cuevero, un cambiacheques o un jugador de liga baja en el submundo del dólar. Hasta tenía un newsletter en formato PDF donde difundía “oportunidades”. Mercado jugaba a otro nivel.

Así, el broker se interesó, con un trato a mediados del año pasado que nunca fue bancarizado. Exequiel prefería recibir su dinero en efectivo, o a través de billeteras virtuales con cuentas que contenían su nombre, pero no una transferencia clásica. La compra de dólar bolsa con el juego de “rulos”, transformaciones cambiarias para generar ganancias, era otro de sus trucos.

Zuliani en una cena con un familiar, años atrás.Zuliani en una cena con un familiar, años atrás.

El joven financista era meticuloso, al menos en sus comunicaciones por WhatsApp: le enviaba al broker planillas constantes y gráficos, ventas y rentas, tests de salud del mercado en su newsletter. El broker, eventualmente, vio dinero, hasta que dejó de verlo. Mercado Zuliani comenzó a esquivarlo, a dejar de pagar. El inversor no lo denunció penalmente. Ese dinero que habían invertido eran sus ahorros atravesados por el mercado del dólar blue, dinero que le costaría justificar ante un juzgado penal. “Hoy me debería entrar una buena suma de dinero pero hasta que no la tengo en la mano no te quiero asegurar nada. Yo te mantengo al tanto”, le dijo Zuliani a mediados de diciembre pasado.

Entonces, el broker prefirió otra vía: la de la intimidación. “Más te vale que escondas a tu mamá y a tu papá porque no le metes la mano en el bolsillo a nadie más”, le lanzó por WhatsApp a fin del año pasado: “¡No le metés la mano en el bolsillo a nadie más!”. Exequiel, poco después, dejó de contestar.

Mercado Zuliani se quebró a comienzos de esta semana, accedió a pagar, dos millones en ganancias que le debía al broker, todo a través de un intermediario. El broker esperaba cobrar su dinero literalmente hoy, 22 de enero. Ayer por la noche, decidió olfatear la situación, ante la chance de que el financista se desvaneciera otra vez, cansado de sus viejas excusas.

Así, lo llamó al contacto en común ayer por la noche: “Bancame”, le dijo el contacto, “que Exequiel se mató”.

En ese momento, en un departamento del exclusivo edificio La Porteña sobre la calle Martha Salotti al 400, uno de los desarrollos más costosos de Puerto Madero, la división Homicidios de la Policía de la Ciudad encontraba al financista ahorcado en el baño, su cuello en una cuerda. El caso quedaba en manos del fiscal Eduardo Rosende, Fiscalía N° 48. Todo apunta a un suicidio. Se espera el resultado de su autopsia: sus lesiones, indicó un médico legista, son compatibles con una asfixia por ahorcamiento. Se encontró una carta en el lugar en donde según información de Télam les pedía perdón a sus padres, hoy en Tierra del Fuego.

Sin embargo, antes de morir, no les pidió perdón a sus acreedores.

Convincente: uno de los chats de Mercado Zuliani con una de sus víctimas. Convincente: uno de los chats de Mercado Zuliani con una de sus víctimas.

Hay testimonios cerca de Exequiel en manos de la Justicia que hablan de que se preparaba para liquidar deudas por “400 millones de pesos”, con graves problemas en La Rioja, donde había fijado domicilio en Chilecito. Sin embargo, en otro punto de Buenos Aires, una vieja conocida del financista se lamenta ante el hecho de que los muertos no liquidan sus deudas en negro.

Había sido su compañera en una firma inversora que Mercado Zuliani había fundado a comienzos de la década pasada. El financista la sorprendía: un chico joven con socios que lo doblaban en edad, en una firma que operaba para una poderosa empresa del negocio, que vivía con lujos, un domicilio en un departamento en la calle Juana Manso de Puerto Madero, su domicilio fiscal.

Volvió a su vida años después: a comienzos del año pasado, la convenció de aportar 40 mil dólares para invertir, le aseguró que trabajaba para un banco internacional, le habló del mecanismo del rulo. Al final, la ex compañera y su marido lo siguieron hasta un hotel también en Puerto Madero. Llegaron y ya se había ido. Mercado Zuliani lo abandonó con un rastro de cuentas impagas y bolsas de ropa de marca que quedaron en su habitación. Se formó una suerte de chat de víctimas cuando la mujer visibilizó su reclamo. Tampoco fue a la Justicia. Habría otras víctimas, personajes de la farándula, figuras de televisión que ante la consulta niegan conocer al financista hoy muerto.

Otros, en cambio, sí fueron a Tribunales.

Ejecución contra Mercado Zuliani, documento del Juzgado Comercial N°23. Ejecución contra Mercado Zuliani, documento del Juzgado Comercial N°23.

Información del fuero comercial revela situaciones llamativas, años de litigios. Fue demandado por un empresario porteño en 2018 por cobro ejecutivo, en un expediente que llegó a manos del Juzgado N° 5 del fueroel empresario, dedicado al rubro electrónico, le reclamó 580 mil pesos de deuda original y más de 170 mil pesos en intereses, con una orden para un embargo preventivo contra Mercado Zuliani en noviembre de ese año.

Se libraron oficios desde el juzgado a diversas entidades como JP Morgan, que certificó en 2019 que Mercado Zuliani no era cliente de la poderosa financiera.

No fue lo único. Tuvo otra demanda por cobro ejecutivo dos años antes, de otro empresario, más acaudalado. En julio de 2016, la jueza María José Gigy Traynor, subrogante del Juzgado N° 23, ordenó “llevar adelante esta ejecución contra Exequiel Alcides Mercado Zuliani hasta hacerse el acreedor íntegro pago del capital reclamado de pesos dos millones quinientos cuarenta y seis mil ($2.546.000.-) con más los intereses según la tasa activa que percibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de descuento de documentos a 30 días”. Su defensa respondió meses después con diversas nulidades.

Su abogado luego dijo desconocer totalmente la deuda invocada y negó haber firmado un pagaré. El abogado que patrocinó la demanda reclamó por los montos impagos al menos hasta agosto de 2020.

En el medio, otro jugador se presentó en el expediente: un reconocido hombre de la política planteó su derecho sobre el dinero con un recurso que fue concedido por la jueza, un reclamo de más de medio millón de pesos.

Le reclamaba, precisamente, por un Audi A4 modelo 2012.

Otro documento: JP Morgan dice desconocerlo. Otro documento: JP Morgan dice desconocerlo.

El hombre de la política, cuentan fuentes cercanas al trato, lo había conocido en 2013, se reunió con él en su departamento de Puerto Madero luego de una presentación de un amigo en común. Tras la venta, Mercado Zulaini le dejó de contestar. Los papeles que marcaban al auto como libre de deudas eran falsos. El vehículo tenía deudas por multas en varias provincias, 60 mil pesos en Córdoba.

Así, el Audi terminó cuatro años en una cochera.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Negocios

Anticipa elDiarioAR: Alberto Fernández impugna la fusión FOX-ESPN

Published

on

La AFA acaba de prorrogar hasta 2030 el contrato con las dos empresas que pertenecen al gigante Disney. Pero el Presidente no avala la operación global y no se conforma con cesión de derechos para la TV Pública: quiere mayor competencia. Diferencias en el Gobierno por un mercado oligopólico

Por: Diego Genoud, @otro_periodista
Alberto Fernández ya se lo dijo a sus ministros más de una vez: “No me alcanza con que cedan contenidos. Yo lo que necesito es que desinviertan”. El Presidente cuestiona la megafusión global que impactó en el negocio del fútbol en Argentina con la sinergia de las cadenas deportivas Fox Sports y ESPN porque acentuó todavía más el carácter hiperconcentrado de un mercado que mueve millones de dólares. Un funcionario de su máxima confianza le aseguró a elDiarioAR que Fernández está muy atento al tema. Sostiene que la adquisición de Fox por parte de Disney -dueña también de ESPN- es “un exceso enorme y no es posible aceptarlo” y afirma que el Estado nacional debe promover la competencia.El Presidente espera un pronunciamiento en ese sentido de la Secretaría de Comercio que dirige Paula Español y desoye a los funcionarios de su propio gobierno que le piden que avale la fusión a cambio de que las empresas cedan algunos partidos del fin de semana para la televisión pública. “Tienen la exclusividad de la Copa Libertadores, la Sudamericana, la mitad del fútbol local y otros deportes como el básquet y el tenis. Van a tener que desprenderse de algo”, le dijo el Presidente a uno de sus ministros, según pudo reconstruir este diario de altas fuentes del Gobierno.

Si Fernández cumple con lo que afirma en privado, la definición debería llegar en poco tiempo porque las compañías cuestionadas acaban de cumplir con una de sus grandes metas para 2021. Lo dieron a conocer el 1 de enero, en el primer día hábil del año electoral. Con la lógica de un negocio privado que consumen millones de personas dentro y fuera del país, la AFA y la Liga de Fútbol cambiaron de planes de la noche a la mañana, guardaron las cartas documento, dieron marcha atrás con la rescisión del contrato que habían anunciado en octubre y decidieron renovar el acuerdo para la televisación del fútbol con Fox Sports hasta 2030. Así saldaron una disputa feroz entre gigantes del mercado para quedarse con los derechos para transmitir el deporte más popular de la Argentina y apropiarse del botín más codiciado. Hace dos semanas, Carlos “Chiqui” Tapia y Marcelo Tinelli cerraron un acuerdo por 45 millones de dólares con el presidente The Walt Disney Company Latin America, Diego Lerner, para que la empresa que era dueña de ESPN y en 2019 adquirió Twenty-First Century Fox a nivel global conserve el 50% de los derechos de televisación.

Derrotada quedó TNT Sports, propiedad de Turner Internacional, que tiene la otra mitad del negocio del fútbol premium en Argentina, había hecho una oferta para quedarse con todo y hasta había puesto plata por adelantado. La batalla se libró a nivel judicial en el terreno local y llegó a Estados Unidos, donde los intereses de los dos monstruos globales entraron en contradicción. La primera definición llegó en octubre pasado, cuando el fallo de un juez civil y comercial de primera instancia local, Horacio Robledo, le dio la razón a Fox Sports Latin America Holdings LLC -ahora Disney- en la cautelar que había presentado. “Fue una jugada fuerte de Turner local, que se dio cuando la fusión complicaba a Fox y quiso quedarse con todo. Pero cuando Disney se avivó y lo elevó a Estados Unidos, se la voltearon”, le dijo a elDiarioAR un actor que participó de las negociaciones. Para obtener el fallo favorable, la controlante de Fox Sports pagó una fianza estimada en 5 mil millones de pesos, pero la AFA apeló y el proceso siguió adelante: pendiente quedó un fallo de la Cámara de Apelaciones que algunos en el gobierno todavía suponen puede hacer caer la medida cautelar.

Qué fue lo que determinó el giro de las autoridades del fútbol argentino es materia de interpretación y versiones de todo tipo entre los clubes, las empresas cableoperadoras y el ancho oficialismo del Frente de Todos. No todos están conformes y algunos consideran que existió un aval oficial para que Tapia y Tinelli cambien por completo su criterio y cierren con la Fox/Espn/Disney. El Gobierno intervino formalmente en las negociaciones a través del ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, el secretario de Medios, Francisco Meritello, y el gerente de Relaciones Institucionales de YPF, Santiago Carreras, un dirigente de La Cámpora que representa la postura de Máximo Kirchner en el rubro del fútbol. Lo hizo, según repiten en Casa Rosada, sólo para lograr que la televisión pública pueda transmitir de manera gratuita tres o cuatro partidos por fin de semana, algo que ya se acordó en el caso de Disney y sigue en tratativas con TNT Sports. El Presidente quiere que la TV paga ceda un partido por día de viernes a lunes, pero que el partido sea sorteado para que se pueda ver por TV abierta a todos los clubes y no que las compañías liberen solo los encuentros que juegan los equipos más chicos.

Según lo que afirman los funcionarios de Fernández, ante el conflicto judicial entre los gigantes del negocio de la TV paga, el Ejecutivo nacional se abstuvo de intervenir y recién retomó las negociaciones con las empresas en los últimos 10 días, después del acuerdo de la AFA con Fox. Otro actor que también estuvo sentado a la mesa de manera extraoficial y al que algunos en el oficialismo buscan responsabilizar por la definición final es Sergio Massa. El presidente de la Cámara de Diputados se alinea siempre con Tapia y tiene un vinculo estrecho con su mano derecha, Pablo Toviggino, un dirigente ligado a Gerardo Zamora que está enfrentado a Tinelli y genera mucho recelo en algunas dependencias del gobierno. Massa es uno de los dirigentes del oficialismo que tiene trato con Lerner, el presidente de Disney. Lerner no conoce al Presidente y es presentado en el oficialismo como un hombre de abiertas simpatías por el expresidente Mauricio Macri.

La batalla todavía tiene pendiente un capítulo crucial, en el que el Estado nacional debe hacer su pronunciamiento porque la fusión de ESPN y Fox precisa la autorización del gobierno. En octubre pasado, justo antes de que la AFA anunciara la rescisión del contrato con Fox por no haber informado de la compra por parte de Disney, el Gobierno difundió un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que rechazaba la operación y le recomendaba a la secretaría de Comercio de Paula Español declararla nula. Basado en el artículo 14 de la ley 27.442 de Defensa de la Competencia, el dictamen señaló la obviedad de un mercado hiperconcentrado, en el que la adquisición de Fox por Disney podía “restringir o distorsionar” la competencia todavía más.

La CNDC analizó la participación en el mercado y consideró que la empresa fusionada pasaría a contar con 7 de las 9 señales deportivas básicas y con casi dos terceras partes del total del rating en señales deportivas, además de la señal Fox Sports Premium que transmite la mitad de los partidos de la Superliga. Solo Tuner, TyC, DeportTV quedan por fuera del pulpo que ya cambió de estética y hasta de instalaciones. “Las señales ESPN y Fox Sports son los competidores más cercanos en el mercado de señales deportivas, la operación de fusión elimina a un competidor relevante. Por consiguiente, la operación tendría como consecuencia el incremento sustancial de la concentración en el mercado de señales deportivas con un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas notificantes, con el consecuente impacto en los consumidores, que podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga”, decía el informe. Además, mencionaba objeciones similares que la fusión de Disney y Fox recibió en países como Estados Unidos, México y Brasil, donde también se ordenó la desinversión.

Consultadas por elDiarioAR, dos altas fuentes del Gobierno que conocen el tema dijeron ahora no recordar el dictamen. La decisión final está en manos del Presidente y ahí también, como en tantos otros temas, los pronósticos y las versiones dentro del oficialismo son contradictorias. Mientras algunos confirman que Fernández ya tomó la decisión de impugnar la fusión, otros apuestan a que la terminará aprobando y sólo objetará parcialmente la operación para pedirle a las empresas que desinviertan. De ser así, el Gobierno buscaría que Disney se desprenda de una parte de los derechos de televisación que tiene y los ceda a DeportTV, la señal creada por el cristinismo que hoy sólo emite productos enlatados. En Casa Rosada, afirman que la intención es que la controlante de ESPN y Fox invierta en producción de contenidos e incorpore personal.

Los meses previos a la definición fueron de intenso fuego cruzado. Las cableoperadoras estaban entre las detractores de la operación y buscaron difundir su rechazo por todos los medios. En canales de noticias, sitios webs y ante la propia Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. El Grupo Clarín, dueño de la mitad de Tele Red Imagen (TRISA) -titular de las señales TyC Sports y TyC Max- argumentó que generaría una significativa concentración de contenido, lo cual supondría la obtención de un gran poder de mercado capaz de restringir y distorsionar la competencia entre señales, impactando en la capacidad para vender publicidad y en la posibilidad de presentarse en licitaciones por derechos de radiodifusión de eventos deportivos en vivo. Algo similar plantearon desde DirecTV, el Grupo Telefónica y el Grupo Discovery. El último actor importante en la contienda fue Telecentro, de Alberto Pierri, que inició conversaciones con la AFA para presentar una oferta propia, pero finalmente quedó muy por debajo de la escala del negocio y desistió ante la batalla de gigantes de origen norteamericano.

Los promotores de avalar la fusión dentro del gobierno sostienen que si Disney debe desinvertir el beneficiado será TyC Sports, propiedad de Clarín. Pero según pudo saber elDiarioAR, a Fernández eso no le preocupa si no hay posición monopólica. Sostiene que el gigante de capital estadounidense debe adaptarse, como sucedió en el mercado de las empresas de tecnologías de la información y la comunicación (TICs), declaradas en agosto pasado y por decreto “servicio público esencial en competencia”.

Qué dice el dictamen que Alberto Fernández puede usar para impugnar la fusión FOX-ESPN
Las dos cadenas deportivas concentran el 64% del mercado. Disney recibe denuncias y cuestionamientos de Clarín, Telecentro, Telefónica y DirecTV por su posición dominante. Estados Unidos y México obligaron a las empresas a desinvertir

Pese a que la Asociación del Fútbol Argentino decidió hace dos semanas extender hasta 2030 el contrato que le otorga los derechos de transmisión local al gigante The Walt Disney Company -que viene de comprar Fox y fusionarla con ESPN-, la operación enfrenta obstáculos considerables. Revelado ayer por elDiarioAR, el primero y más importante es el criterio que el presidente Alberto Fernández ya le transmitió a sus ministros: las empresas deben desinvertir para cumplir con la ley y evitar la posición dominante que hoy exhiben. Se suma ahora un segundo y es el dictamen de 35 páginas que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia le elevó a la secretaria de Comercio Paula Español el 5 de noviembre pasado.

Pese a que el presidente tiene funcionarios que promueven un acuerdo con Disney a cambio de la cesión de derechos de televisación, el informe -que toma como punto de partida la ley 27.442 de Defensa de la Competencia- aporta una larga lista de evidencias que sugieren una intervención estatal en el sentido contrario.

El texto es una ampliación de un primer documento presentado en marzo del año pasado, que incorporó después información de la “megafusionada”, cuestionamientos de la competencia y denuncias de cableoperadores. Los cableoperadores, entre ellos Alberto Pierri, de Telecentro, cuestionan la operación global que cambió por completo el mapa de la televisión paga en Argentina.

La compra de Twenty-First Century Fox Inc por Disney derivó en un conglomerado que hoy concentra el 64% del mercado de señales deportivas por operador de televisión paga. Fox Sports, Fox Sports 2, Fox Sports 3, ESPN, ESPN 2, ESPN 3, ESPN+ y ESPN Extra pasaron a tener un sólo dueño. Con sus tres señales deportivas básicas, Fox ocupa el 32,7% del mercado de televisión paga y, con las cuatro de ESPN, Disney concentra otro 31,3% del mercado. Por fuera, sólo existe TyC (32,4%) y DeporTV (3,5%).

De acuerdo con el dictamen de Defensa de la Competencia: “La operación trae como consecuencia que la empresa fusionada contaría con 7 de las 9 señales deportivas básicas y con casi dos terceras partes del total del rating de señales deportivas, además de la señal Fox Sports Premium que transmite partidos de la Superliga Argentina de Fútbol. Se deduce también, que, como consecuencia de la operación, el número de competidores pasaría de tres a dos”.

Las consecuencias de esa transformación son múltiples y se verifican en distintos terrenos, donde se acumulan los cuestionamientos y denuncias de empresas como Telered Imagen S-A -propiedad del Grupo Clarín y dueña de TyC-. Telefónica, Telecentro y DirecTV. En una verdadera pelea entre gigantes, Fox y Disney buscaron argumentar en su favor que se enfrentan el poder de negociación de los principales operadores de televisión paga -Cablevisión y DirecTV-, quienes reúnen el 70% de la audiencia.

ESPN y FOX Sports tienen la tajada principal de su negocio en la transmisión de eventos deportivos internacionales de alta relevancia. La Copa Libertadores (FOX), la Copa Sudamericana (ESPN) y la Recopa Sudamericana, la Champions League (FOX e ESPN), la Europa League (FOX e ESPN), la liga inglesa (ESPN), la liga española (ESPN), la liga italiana (ESPN), la liga francesa (ESPN), la liga holandesa (ESPN), la liga belga (ESPN) y la liga alemana (FOX), además del básquet de la NBA (ESPN), los torneos de tenis Grand Slams y del circuito ATP (ESPN), los torneos de automovilismo como Fórmula 1, Fórmula 2 y Fórmula 3 (FOX), y torneos de rugby como el Mundial y el Seis Naciones.

En base a ese poderío incomparable, no sólo pueden ganar la disputa de fondo con otros gigantes como Turner Internacional -que pretendía quedarse con el 100 % de los partidos del futbol local- sino también imponer condiciones en las negociaciones con cableoperadores.

Ante la Comisión de Defensa de la Competencia, las empresas distribuidoras ratificaron que las señales deportivas son muy relevantes debido a la transmisión de eventos deportivos en vivo, que los usuarios consideran fundamental para incluir en la grilla de señales.

Entre sus conclusiones, el informe apunta un dato clave en el marco de la batalla del gobierno contra los precios en el año electoral: “El incremento sustancial de la concentración como resultado de la operación implicaría un aumento significativo en el poder de mercado y de negociación de las empresas, con la posibilidad de potenciales aumentos de los precios de las señales y de los abonos que pagan los consumidores finales”, dice.

Además, remarca que, dado que las empresas comercializan sus señales de manera paquetizada, el aumento de poder de mercado en las señales deportivas podría trasladarse al resto de sus señales de televisión paga en detrimento de los consumidores, que también por esta razón podrían ver incrementado el valor del abono de televisión paga y podrían recibir una oferta más reducida, menos variada y con productos de menor calidad.

Por último, la “paquetización” mencionada podría evitar o retrasar el surgimiento en Argentina de nuevos operadores y/o de nuevas formas de comercialización de señales de televisión paga, como ser el “skinny bundle”, servicios de streaming, OTT, impidiendo o demorando la competencia y la innovación en el mercado de televisión paga.

El informe concluye sosteniendo que “la operación de concentración económica notificada tiene la potencialidad de restringir o distorsionar la competencia, de modo tal que puede resultar perjuicio para el interés económico general, en relación con el mercado de señales deportivas de televisión paga”.

Con la firma de su presidente Rodrigo Luchinsky -además de los vocales Balbin Griffa Díaz, Pablo Lepere y Guillermo Pérez Vacchini-, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia incluye una mención al índice de Herfindahl-Hirschman (IHH) como otro indicador que mide la concentración del mercado y considera que una operación puede no ser problemática desde el punto de vista de la competencia si el mercado resultante presenta un valor inferior a los 2000 puntos. Para el Departamento de Justicia y la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos, los valores superiores a 2500 puntos son característicos de un mercado altamente concentrado.

La fusión de Disney arroja un valor post operación del IHH que asciende a 5166 puntos lo que muestra un mercado altamente concentrado. Es por eso por lo que recibió cuestionamientos en Estados Unidos, México y Brasil, que ordenaron la desinversión de activos. El dictamen especifica que el 23 de septiembre de 2019, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acordó con las empresas la desinversión de todos los activos asociados a 22 señales deportivas regionales que pertenecían a Fox, 21 de las cuales fueron adquiridas por el grupo multimedios Sinclair Broadcast Group. La red regional correspondiente a Nueva York fue adquirida por un conjunto de inversores, entre los que se encontraba la propia Sinclair, los NY Yankees, Amazon y Redbird Capital.

En el caso de México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aprobó la operación sujeta a desinversiones y condicionamientos. Ordenó la desinversión de todos los activos relacionados con la provisión y el licenciamiento de los canales deportivos de FOX (FOX Sports) y prohibió que Disney provea y licencie los suyos (ESPN) con los de FOX y adquieran o produzcan contenidos deportivos en conjunto.

Decisión política para un mercado oligopólico

Por: Santiago Marino,@santiagomarino
La regulación de la concentración y la competencia en el sistema de medios y comunicación demanda articular una perspectiva más amplia que la economicista por los derechos puestos en juego. Eso incluye al subsector de la TV paga y al de los derechos de transmisión de competencias deportivas, bastión del mercado de TV sincrónica.

La operación de compra de FOX por Disney tiene un impacto potente a nivel global. Y muy significativo en el mercado local de TV paga, donde ESPN adquiere una posición dominante difícil de defender incluso desde la perspectiva liberal de la economía política de medios. En varios países (Estados Unidos, Brasil, Chile) ha sido vetada parcialmente por la configuración oligopólica en la queda la multinacional del Ratón Mickey. Estas acciones demandan siempre la combinación de informes técnicos y decisión política. Estamos hablando de negocios y también del derecho a la información de la ciudadanía. En este caso el del acceso a acontecimientos de interés cultural relevante.

El Informe Técnico elaborado en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia expone datos muy sólidos que sustentan una decisión política que ponga límites a los efectos de la expansión de Disney en el mercado de señales de TV paga en general y deportivas en particular. Pero lo central pasará por la decisión política que se tome. Los antecedentes más notorios no son felices para la perspectiva de las audiencias: el modo en que Clarín se expandió en el mercado de TV paga en los años noventa a caballo de los derechos del fútbol local, el aval a la fusión Multicanal-Cablevisión de Néstor Kirchner en 2007, la fusión Cablevisión-Telecom aprobada por el gobierno de Mauricio Macri.

Venimos de una gestión para la cual la concentración no era un problema. Ese dogma guió su política de comunicación. Esta por verse si, para el gobierno actual, el Estado tiene algo que decir al respecto. Argumentos y antecedentes internacionales para limitar el efecto de la operación sobran. Habrá que ver si decisión política también.

Fuente: elDiario.Ar

Continue Reading

Más Vistas