Connect with us

Policial

El Presidente convocó a Horacio Pietragalla y le pidió explicaciones por solicitar beneficios para Ricardo Jaime y Martín Báez

Avatar

Published

on

Alberto Fernández convocó esta tarde al secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, a la residencia de Olivos para pedirle explicaciones por los pedidos que hizo el organismo la semana pasada ante la Justicia para que se dispusieran la prisión domiciliaria del exsecretario de Transporte Ricardo Jaime y la excarcelación de Martín Báez , hijo del empresario Lázaro Báez.
FOTO :
El secretario de Derechos Humanos se presentó en la Justicia y pidió el beneficio para el hijo del empresario santacruceño y el exsecretario de Transporte Fuente: Télam
Paz Rodríguez Niell

 

Gabriel Sued
20 de abril de 2020  • 19:57

Las presentaciones de Pietragalla no contaron con la aprobación previa del Fernández, aseguraron en Olivos. Sin embargo, después del encuentro de hoy, el Presidente hizo saber que respaldaba la actuación del funcionario.

Por la mañana, en el Ministerio de Justicia dijeron a LA NACION que se habían enterado de los pedidos del secretario de Derechos Humanos por los medios. “Lo hizo solo. Nadie lo sabía”, sostuvieron. La estrategia oficial de la cartera que conduce Marcela Losardo en relación con los presos y la crisis carcelaria se había limitado a presentar en los tribunales una lista con los nombres de los más de mil internos del sistema federal que integran grupos de riesgo de contraer coronavirus por su edad o su salud. No incluía hacer planteos particulares por la suerte de ninguno.

Nieto recuperado y muy cercano a las Abuelas de Plaza de Mayo, Pietragalla fue diputado durante ocho años y pertenece a La Cámpora.

Después del encuentro en Olivos, que duró solo unos minutos, Gobierno publicó un comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos en el que sostuvo que el organismo que él encabeza actuó por planteos expresos que los detenidos hicieron ante la Justicia y en línea con una reciente recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que, ante la pandemia del coronavirus, promueve mecanismos alternativos a la prisión.

“La Secretaría de Derechos Humanos no actúa de oficio en este tipo de presentaciones, sino que toma intervención ante denuncias concretas realizadas por damnificados, familiares o abogados de personas que aducen violaciones a sus derechos humanos, en estos casos en el ámbito de un proceso judicial”, dice el texto, y detalla que el organismo intervino en un total de siete causas. “No existe una elección subjetiva de la secretaría sobre los casos en los que intervenir, sino que se actúa ante las denuncias recibidas, siempre habiendo previamente analizado la veracidad o seriedad de las mismas y habiendo evaluado la posibilidad de que efectivamente se estén lesionando derechos”, agrega el comunicado.

Pietragalla ya había hecho un planteo similar a favor de Luis D’Elía, a quien le concedieron la prisión domiciliaria en febrero, y de otros cuatro detenidos en causas por delitos comunes, informaron fuentes oficiales. “No interviene de manera selectiva. Actúa por pedidos de los detenidos ante los jueces y hace recomendaciones de medidas alternativas por cuestiones de salud en el marco de la pandemia”, dijeron a LA NACION en el entorno del Presidente.

Esta explicación ya la había dado Pietragalla ante los primeros cuestionamientos informales a su actuación, pero no resultó suficiente. En el caso de Martín Báez, que se conoció ayer, el planteo de la semana pasada de Pietragalla no menciona siquiera la existencia de la pandemia. Y Martín Báez no integra la nómina del Ministerio de Justicia de los presos que pertenecen a los grupos de riesgo ante el avance del coronavirus.

Al enterarse de la actuación de la Secretaría de Derechos Humanos, el Presidente convocó a Pietragalla y le advirtió que debía haber comunicado lo que estaba haciendo, por tratarse de casos sensibles, relataron fuentes oficiales. Después de escuchar sus fundamentos, dio por terminado el episodio y cerró filas con su funcionario. La justificación que dio la Secretaría en el comunicado pasó por el filtro de la Presidencia.

“La secretaría siempre actúa teniendo en cuenta que ejerce la representación del Estado nacional ante los organismos internacionales de derechos humanos, por lo que debe defender internacionalmente el cumplimiento de los compromisos asumidos a través de los tratados internacionales de derechos humanos. Es por eso que cada presentación realizada -incluida la del Sr. Jaime- es elaborada señalando antecedentes de condenas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a la Argentina por casos similares, para evitar que el Estado sea sancionado nuevamente”, dice el comunicado.

El caso de Martín Báez

Martín Báez cumple prisión preventiva acusado de haber lavado dinero vinculado a la corrupción. La presentación de Pietragalla pidiendo su excarcelación se conoció hoy, pero llegó a los tribunales la semana pasada, al igual que la solicitud respecto de Jaime.

Según Pietragalla, la decisión del tribunal de mantener preso a Martín Báez “podría acarrear una responsabilidad internacional para el Estado argentino”, porque es “arbitraria” y está “reñida con el Estado de Derecho” y con la jurisprudencia de los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Pero Pietragalla cuestionó además las condiciones de detención en las cárceles que dependen del Sistema Penitenciario Federal (que depende del Ministerio de Justicia). Fue un punto de su escrito que no cayó bien en algunos despachos, a pesar de que el secretario de Derechos Humanos señaló como principal responsable de los problemas penitenciarios a la Justicia. “No se puede soslayar el contexto de la emergencia carcelaria y el grave problema de sobrepoblación que afecta a los establecimientos del Servicio Penitenciario Federal, en gran medida a causa del exceso de las prisiones preventivas dictadas por el Poder Judicial por fuera de las normas, la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos”, dijo. Pietragalla insistió: “Por supuesto que esta sobrepoblación carcelaria significa un óbice para la realización y respeto de todos los derechos humanos del conjunto de las personas privadas de su libertad”.

En los últimos tiempos, casi todos los presos por corrupción dejaron la cárcel. En lo que va del mes salieron de prisión el exvicepresidente Amado Boudou y D’Elía (que le agradeció a Pietragalla su intervención). Los dos están condenados y tienen hoy un arresto domiciliario.

Para el secretario de Derechos Humanos, en el caso de Martín Báez no sería suficiente, en cambio, una forma atenuada de prisión preventiva (como la prisión domiciliaria) porque lo que corresponde es la libertad. Baez no fue condenado y es “un ejemplo del abuso de las prisiones preventivas”, dijo Pietragalla.

Martín Báez lleva un año y dos meses preso. Está acusado de haber participado de una maniobra de lavado de dinero junto con su padre, Lázaro Báez, que fue amigo y socio de Néstor Kirchner. Martín Báez transitó la primera parte de la causa en libertad. Lo detuvieron cuando la Justicia advirtió que había sacado 5,5 millones de dólares de una cuenta de Bahamas que estaba embargada.

En su escrito de la semana pasada, Pietragalla citó a Alberto Fernández. “Cuando el Presidente de la Nación, en su discurso ante la Asamblea Legislativa, se refirió a ‘detenciones arbitrarias’ lo hizo en consonancia con las previsiones del derecho internacional de los derechos humanos y de los compromisos internacionales asumidos por el Estado argentino. De eso se trata”, afirmó.

Debe otorgársele la excarcelación -concluyó el funcionario en su escrito sobre Martín Báez- “con el fin de evitar que el Estado argentino caiga en responsabilidad internacional y fundamentalmente, de respetar el derecho a la libertad y a la presunción de inocencia de todo imputado, hasta que recaiga condena firme en su contra”.

FUENTE : LA NACION

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

DELITO: LA PANDEMIA QUE SIGUE SIN VACUNA

Avatar

Published

on

El crecimiento exponencial del delito y la evidente falta de preparación del estado para combatirlo se convierten en una crisis que genera más muertes y síntomas post traumáticos que el coronavirus.

Si de alguna forma sencilla se puede graficar la falta de políticas de estado en materia de seguridad las personalidades y miradas de Patricia Bullrich y Sabrina Frederic agotan cualquier debate.

Mientras una es cultora de la línea dura, con perfiles represivos y endurecimiento de las penas por sobre la prevención, la otra -que hoy tiene en sus manos el manejo de las reglas de juego para enfrentar a la delincuencia- no puede esconder su perfil garantista y una posición al menos incómoda en su relación con las instituciones encargadas de combatir al delito.

No es lógico que un país salte con tanta convicción de una orilla a la otra del problema…

Y mucho menos que, dentro de una misma administración, aparezcan tantos roces y discusiones como los que se dan entre la ministra del gobierno nacional y su par provincial Sergio Berni; algo que excede la capacidad de sorpresa de los ciudadanos y que pone a las fuerzas de seguridad nacionales, que deben actuar en ambos distritos, en una verdadera ciénaga en la que todo se mueve bajo sus pies.

Póngase por un momento el lector en la piel de un gendarme o un prefecto que es trasladado a un territorio que responda a una u otra mirada del problema: ¿cómo se aplica a la gestión un trabajo profesional con estrategias tan contrapuestas?.

El crecimiento exponencial de los casos de inseguridad, con la aparición de la nueva modalidad de enfrentamientos entre grupos criminales, ajustes de cuentas y batallas campales entre delincuentes de alta o baja monta que deja a los vecinos como rehenes indefensos, habla de la naturalización del delito que avanza con la misma impunidad que en los últimos años lo hizo el consumo y tráfico de drogas, el comercio ilegal de armas y el «bandismo» como nueva modalidad de relacionarse de los sectores marginales.

Y así como la crisis sanitaria dejará secuelas psicológicas en toda la sociedad -no solo en quienes se hayan contagiado en el camino- no es exagerado pensar que esta nueva vida, con los tiros y la sangre como telón de fondo, también tendrá sus consecuencias determinantes cuando de calidad de vida hablamos. Mientras la dirigencia discute, pelea y salta a una vera a otra del camino sin acertar a la vigencia de las leyes, la comunidad observa atónita como el delito tiene mayor ritmo de avance, más organización y más claridad en sus objetivos.

Una deuda que no se saldará jamás mientras lo ideológico se imponga por sobre la realidad y la ñoña declamación de  los derechos del delincuente arrase los que la Constitución Nacional consagra para los ciudadanos que se apegan a sus normas. Un síntoma más de una sociedad que ha perdido el rumbo, carece de una conducción preparada y sigue alegremente a los bandazos mientras el mundo, que la observa azorado y harto de tanta incoherencia, sigue su rumbo alejándose cada vez más de cualquier criterio de solidaridad con quienes no son capaces de construir su propio camino.

Hoy la Argentina es el reino de los delincuentes y un país en el que quien viola las leyes tiene más reconocimiento que los trabajadores o los jubilados. Y eso solo define moralmente a quienes la gobiernan, no ahora sino desde hace décadas.

Nos gusto o no, para esta enfermedad nadie busca vacuna y vino, además, para quedarse e imponer las reglas de la nueva convivencia.

Así de simple…

LIBRE EXPRESION

Continue Reading

Policial

Tres delincuentes asesinaron a un policía que intentó evitar un asalto en Laferrere: están prófugos

Avatar

Published

on

El agente tenía 25 años y era padre de una nena de 2. Buscó disuadir a los ladrones, que robaron un camión de reparto de bebidas y lo balearon en la cabeza

Un efectivo de la policía Bonaerense fue asesinado este viernes cuando intentó evitar el asalto al conductor de un camión de transporte de gaseosas que circulaba por la cuadra donde vivía en la localidad de Gregorio de LaferrereEl agente, Iván Leonel Triveño, de 25 años, fue internado en grave estado tras haber sido baleado en la cabeza y a las pocas horas perdió la vida.

El crimen se produjo minutos antes de las 12 del mediodía y tuvo lugar en el cruce de las calles Icalma y Esteban Echeverría, en el límite con la localidad de Rafael Castillo, también del partido de La Matanza. Por allí transitaba el camión de reparto antes de ser interceptado por un grupo de tres delincuentes armados que se movilizaban en un auto Citroën C4 gris.

Según informaron fuentes de la investigación, dos de los ladrones abordaron al conductor del vehículo cuando este se estacionó en el lugar. En ese momento, el policía, que se encontraba de franco de servicio, salía de su casa y, al advertir la situación, dio la voz de “alto”. La respuesta de los asaltantes fue instantánea: el cómplice que se había quedado adentro del auto, efectuó varios disparos.

El joven agente recibió uno de los disparos en la parte frontal de la cabeza y cayó al piso gravemente herido. Los mismos empleados del camión asaltado lo trasladaron de urgencia a la clínica Figueroa Paredes, donde quedó internado en terapia intensiva y murió algunas horas después.

Según supo Infobae, Triveño se había recibido en diciembre del año pasado y actualmente prestaba servicio en la Subestación Este 6º de San Alberto. Era padre de una nena de 2 años.

Tras asesinarlo, los delincuentes huyeron a toda velocidad. Alcanzaron a llevarse 40.000 pesos en efectivo y algunas pertenencias de los repartidores. Todavía permanecen prófugos.

La investigación del caso está en manos del fiscal José Luis Maroto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 del Departamento Judicial La Matanza. Desde la comisaría local comenzaron a recabar datos para tratar de identificar a los asesinos.

El hecho ocurrió minutos antes de las 12 del mediodía de hoyEl hecho ocurrió minutos antes de las 12 del mediodía de hoy

Diego, un vecino que vive a cuatro cuadras de donde ocurrió el homicidio, dijo a Infobae que en el último tiempo los delitos se incrementaron en esa zona. “Siempre hubo robos, pero ahora los asesinatos y torturas están siendo parte del pan de cada día. Todo empeoró pos pandemia. Y con mucha violencia”, contó.

En esa línea, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, ayer volvió a alertar de que con la flexibilización de la cuarentena “van a empeorar los niveles de inseguridad”, al volver la delincuencia a su “ritmo habitual”.

“La cuarentena puso en pausa el modo delictivo que duró 20 días, un mes. Desde que tocó su piso por fines de abril comenzó a recuperar el ritmo habitual y, si bien estamos un 20 por ciento por debajo de lo habitual, los niveles de los delitos van a empeorar porque estamos ante una crisis económica y social tan profunda, o más para algunos especialistas, que la de 2001”, sostuvo el funcionario.

La mirada de Berni coincide con el último relevamiento del Ministerio Público Fiscal bonaerense (MPF), que informó que durante casi todo junio se recibieron 2.033 denuncias diarias por hechos vinculados a la inseguridad, una cifra superior a la registrada en la provincia entre el 20 de marzo pasado y el 30 de abril, durante las etapas más estrictas del confinamiento. En ese lapso, el número de delitos denunciados diariamente osciló entre los 1.200 y los 1.400.

INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

Marcos Paz: un hombre fue asesinado de cuatro tiros cuando intentó evitar que entraran a robar a su casa

Avatar

Published

on

El padrastro de la víctima también recibió un disparo y está grave

En la localidad bonaerense de Marcos Paz, un hombre fue asesinado de cuatro balazos en la espalda cuando intentó impedir que cuatro delincuentes ingresaran a robar en su domicilio.

El hecho ocurrió el lunes pasadas las 22.30 en una casa ubicada en la calle Guillermo Reilly al 100, esquina El Malacara, en donde Jorge Guadalajara, de nacionalidad boliviana, vivía junto a Eva (su madre) y Filomeno Carreño, su padrastro de 66 años, quien también recibió un disparo en las costillas y por estas horas permanece internado en grave estado.

Según explicaron las fuentes judiciales, Guadalajara y Carreño fueron alertados por un amigo de la familia, quien salió a comprar comida y observó que cuatro hombres estaban realizando movimientos sospechosos cerca del domicilio. Al regresar, le informó lo sucedido al dueño de la casa y le recomendó que fuera a cerrar el portón de ingreso. Guadalajara salió junto a Carreño y comenzaron a pelear con los delincuentes, quienes les dispararon.

Los investigadores detallaron que Guadalajara recibió al menos cuatro tiros por la espalda mientras que su padrastro fue herido de un balazo en las costillas. Según las fuentes, ambos fueron trasladados de inmediato a un centro asistencial de la zona. Guadalajara murió antes de llegar al lugar y su padrastro fue operado durante la madrugada y permanece en estado crítico.

“Está muy mal. No nos dejan entrar por la pandemia, pero nos confirmaron que está muy grave. No queremos tener otra pérdida más, basta con el sufrimiento de la familia. Estamos muy destrozados. Todo el barrio está inseguro. Que venga alguna autoridad y den la cara. No podemos expresarnos. No tenemos fortunas. Esto que pasó fue al azar. Mi cuñado era un tipo laburador. Acá se prometió mucho y no se cumplió”, contó Ariel, familiar de Guadalajara.

Amigos, familiares y vecinos de Guadalajara se manifestaron en Marcos PazAmigos, familiares y vecinos de Guadalajara se manifestaron en Marcos Paz

Esta tarde, familiares, amigos y vecinos del hombre de 40 años se movilizaron para pedir justicia por el homicidio y por mayores medidas de seguridad en la zona. ”Estamos hartos de la injusticia, entraron a casa con armas, nos amedrentaron y cuando salió, lo tirotearon y falleció”, dijo el cuñado de la víctima, en diálogo con TN.

Ariel también relató que Guadalajara no salía, que “estaba en su casa por la cuarentena”. También que “no robaron nada material, pero se llevaron su vida”. Una gran cantidad de vecinos se sumó a la manifestación, en la cual expresaron su hartazgo por la cantidad robos violentos y entraderas que vienen padeciendo.

”Estamos hartos y lo venimos denunciando, esta es la cuarta o quinta vez que reclamamos esto en los medios, todos nuestros vecinos fueron violentados”, comentó una vecina de Marcos Paz. Y agregó: ”Nadie nos ayuda, aún así nos siguen robando y matando todos los días”.

La mujer también reclamó por mayor presencia policial y sostuvo: “Rezamos un padre nuestro porque no sabemos si después de trabajar vamos a encontrarnos con nuestras familias. Salimos con el corazón en la boca, ya no se puede vivir más así”.

Este mediodía comenzó la autopsia al cuerpo de la víctima. Por otra parte, los delincuentes son buscados intensamente por la Policía de Marcos Paz, mientras que la causa está siendo investigada por el fiscal Pedro Illanes, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 3 de Mercedes, quien caratuló el expediente como “homicidio en ocasión de robo”.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas