Connect with us

Sociedad

Empezó la carrera de “cazafortunas” por la búsqueda del ARA San Juan

Published

on

Una empresa de EE.UU. ofrece cobrar US$ 7 millones solo si encuentra a la nave; ahora quieren buscar en los cañones submarinos del talud continental

La mayor esperanza de la Armada para tratar de encontrar al submarino San Juan, desaparecido desde hace más de dos meses, son los llamados cañones marítimos o “cañadones” del talud continental, que es por su magnitud como una cordillera invertida. Como los sonares de los barcos que participaron del inédito operativo internacional de búsqueda barrieron una superficie de poco más de medio millón de millas náuticas cuadradas (equivalentes a 20 veces el área de la Capital Federal) de la plataforma continental y no encontraron al San Juan, ahora la Armada cambia su estrategia. Así dirigirá sus esfuerzos hacia esos “cañadones”, donde podría haber caído la nave después de la explosión.

El gobierno ya gastó 500 millones de pesos en el operativo de rescate y, según revelaron altas fuentes del ministerio de Defensa a Clarín, seguirá “invirtiendo lo que sea necesario en la búsqueda”, tal como reclaman los familiares de las 44 víctimas. Un submarino convencional, como el San Juan, resiste hasta una profundidad de 700 metros y luego su estructura entra en colapso por la presión del agua. La chapa del casco del San Juan es de unos 5 centímetros pero a más de 700 metros la presión empieza a resquebrajarla.

Representación digital de los cañadones del talud continental donde se buscará al San Juan. Tienen hasta mil metros de profundidad.

Representación digital de los cañadones del talud continental donde se buscará al San Juan. Tienen hasta mil metros de profundidad.

El capitán de fragata (RE) e ingeniero naval Horacio Tobías explicó a Clarín que las hipótesis más firmes sobre lo que pudo haber pasado con el San Juan son dos. Una que la entrada de agua por el snorkel durante la tormenta mojó las baterías y provocó una implosión. En este caso, la explosión interna reventó alguna de los escotillas y entró el agua. Entonces, el San Juan se fue “entero” al fondo y podría haber caído en uno de esos “cañadones”. La otra es que se quedó sin propulsión por el accidente, se hundió y pasados los 700 metros la presión del agua lo comprimió y quedó como “un chorizo de acero”. Tobías descartó la hipótesis de que se haya desintegrado porque “sino hubiésemos vistos restos de papel o madera flotando”.

El termino geomorfológico científico de los cañadones es “cañón submarino”. En el área de búsqueda del San Juan (llamada AROP, en la jerga técnica) los cañones tienen una longitud promedio de 120 kilómetros con numerosos afluentes que pueden llegar hasta los 50 kilómetros, explicó una fuente del Servicio de Hidrografía Naval. La cabeza de los cañones nace en el talud medio “con profundidades de 50 metros y que se incrementa talud abajo y llega hasta los 800 metros”. El talud continental argentino es “aterrazado” y el AROP está en una de sus terrazas. El AROP “está limitada al oeste por el talud superior, que es empinado y hacia el este por un escarpe de 120 metros en promedio”.

Por esta razón, la Armada que comanda el almirante José Luis Villán, impulsa la contratación de una empresa privada que tenga la tecnología para hacer este tipo de búsqueda dentro de los “cañadones” del Atlántico Sur para seguramente después de que se retire el barco ruso Yantar. Este es el único que quedó del inédito por su magnitud operativo de cooperación internacional desplegado en noviembre y diciembre y que tiene los equipos necesarios para hurgar en los “cañadones”. El vehículo operado remotamente (ROV, según su sigla en inglés) del Yantar puede llegar hasta 6.000 metros.

Este fin de semana el Yantar (ámbar, en ruso) encontró “otras dos nuevas señales” y hacía un nuevo esfuerzo de identificación. No se sabe hasta cuando continuará la cooperación rusa, pero eso ya se prevé cómo reemplazarla y se lanzó una carrera entre las empresas privadas que podría participar de esta nueva etapa, que incluye a una que busca tesoros marinos y tiene tecnología de última generación.

Se necesitará que la firma privada a contratar tenga un barco con sonar y un minisubmarino con capacidad para sumergirse hasta esas profundidades. La Armada carece de este tipo de tecnologías de búsqueda de última generación. En el mundo solo 20 países tienen submarinos de guerra y de éstos únicamente EE.UU., Rusia, Inglaterra y otros tienen equipos de rescate de submarinos.

La Armada recibió ya presupuestos de cinco empresas privadas de este tipo para hacer la búsqueda que tienen diferencias de precios e incluso de disposición del material en distintas épocas del año y los elevó al ministro de Defensa, Oscar Aguad. Se piden equipos como sonda multihaz, sonar de barrido lateral, magnetónomos, gravímetros y minisubmarinos. Para hurgar en los cañadones se necesita sobre todo un minisubmarino no tripulado autónomo llamado AUV por sus siglas en inglés. Estas pequeñas naves, que tienen la forma de un pez, son programadas en la superficie, luego se las lanza y, ayudados por poderosos reflectores, van filmando todo lo que ven a su paso. Luego la nave madre recoge al AUV y le saca toda la información que reunió.

La idea es que la empresa ganadora de un concurso cerrado o una licitación, según lo que disponga la ley para este tipo de crisis, realice su propia búsqueda en base a toda la información recogida por distintos barcos durante el operativo internacional. Aguad no quiere violar ninguna ley aunque se trate de una urgencia. El problema es que cada empresa tiene un servicio distinto y tiempos diferentes y el gobierno tiene que fijar un parámetro común. Los presupuestos recibidos van desde “2 a 7 millones de dólares”. Una de las empresas cotizantes, por ejemplo, es la norteamericana Ocean Infinity que facilitó el robot que usaron los barcos militares norteamericanos. Ocean Infinity, que cuenta con tecnología de punta, ya encontró tesoros marinos y está ahora buscando el desaparecido avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines en el océano Indico y recién podría venir al Atlántico Sur en mayo o junio. En fuentes militares, se afirma que propuso no cobrar nada por adelantado pero que “cobraría 7 millones de dólares solo si lo encuentra”, como hacen los cazadores de fortunas del mar. Pero el gobierno, si acepta esta propuesta, podría contratar antes a otra empresa para seguir la búsqueda hasta mediados de año, entre otras alternativas. Sin embargo, como no hay sobrevivientes, ahora se pasó a una etapa de “búsqueda científica”, como la llaman los expertos, que será más lenta pero ininterrumpida.

Aunque los datos básicos que usará la empresa privada ganadora son los mismos: última posición reportada, rumbo y velocidad, qué tipo de avería habría sufrido y ubicación de la explosión detectada por la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) el día de la tragedia. La llamada anomalía hidroacústica fue registrada por la red internacional de hidrófonos del CTBTO creada para registrar pruebas nucleares terremotos o maremotos. La explosión no nuclear fue detectada el 15 noviembre a las 13:51 GMT, en la latitud -46.12 ° y longitud -59.69 °. La última comunicación de la nave, con 44 tripulantes a bordo, fue a las 7.30 de esa mañana.

El operativo internacional, aunque fracasó, dejó varias pistas. Además, de los cañones submarinos por las dudas se ampliará la búsqueda “un poco más al norte” por la mínima posibilidad de que la anomalía hidroacústica no haya sido del San Juan y se haya desplazado unos kilómetros más al norte antes del accidente, dijeron las fuentes de Defensa. Durante la campaña internacional de búsqueda se detectaron 54 restos metálicos en el fondo del mar que no eran del San Juan.

Mientras tanto, el buque oceanográfico ruso Yantar, continuaba este fin de semana trabajando en la operación de búsqueda junto a la corbeta ARA “Spiro” y el aviso ARA “Islas Malvinas” con el ROV (vehículo operado remotamente) ruso llamado “Panther Plus” que opera hasta 1.000 metros.

El resto de las unidades de la Armada “están siendo objeto de trabajos de mantenimiento preventivo o reparaciones correctivas por su uso en la búsqueda o, se prescindió de aquellas que no cuenten con sensores acordes a las profundidades del área de búsqueda”, informó el vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi. Algunas unidades pasaron hasta 57 días en el mar, lo que es un récord para la marina de guerra en estos últimos años de restricciones presupuestarias. Los oficiales, suboficiales y marinos de la Armada se ofrecen voluntariamente para volver a embarcarse en los barcos que siguen en la búsqueda lo que conmovió a los almirantes.

Balbi reconoció esta semana que “una de las hipótesis es que pudo haber habido una explosión dentro del submarino y que éste se haya ido hacia la profundidad y apoyado en el lecho marino”, pero se preguntó si el único ruido que supuestamente se escuchó -al que hace referencia el informe del CTBO-, fue por la implosión interna o por el colapso con la superficie marina.

Balbi, un ex subcomandante del San Juan e hijo de un submarinista, expuso también una síntesis de los esfuerzos de la Armada y el Ministerio de Defensa para dar con el San Juan, y detalló que a lo largo de la búsqueda se involucraron más de 4000 personas y 25 buques -16 argentinos y el resto pertenecientes a las flotas de los siete países que colaboraron en la zona-, y 14 aeronaves, en un inédito operativo de búsqueda internacional.

Durante dos meses se barrió con buques de superficie un área de 560 mil millas náuticas cuadradas (equivalente a 20 veces la superficie de la Capital Federal) y con minisubmarinos 3.650 millas náuticas de fondo (6.759 kilómetros cuadrados) aproximadamente. Los aviones P( de EE.UU. lanzaron 400 sonoboyas en el mar. Mientras que con aviones se barrió 1.600.000 millas náuticas. Esas áreas incluyen algunas que estaban fuera de la zona de búsqueda, pero fueron propuestas por alguno de los familiares de los 44 tripulantes.

Nexofin

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Sociedad

EL PLAN «REVOLEÁ Y DESPUÉS VEMOS»

Published

on

Vacunas, viajes, heladeras, bonos, aumento a planes, créditos a tasa cero, decretos disparatados que «ordenan» solucionar problemas, platita en el bolsillo; lo que sea. Después se verá que hacer…

 

La compulsión peronista por el poder, solo comparable a la que tienen los radicales por las luchas internas, han llevado a la Argentina a un laberinto de difícil salida. Ninguno de los dos partidos mayoritarios estuvo a la altura de las circunstancias cuando le tocó ejercer el gobierno de la república y ambos salieron del mismo con el rabo entre las patas y dejando atrás una estela de desequilibrios, enfrentamientos, pobreza y una decadencia más acelerada que la que habían encontrado cada vez que les tocó llegar a la Casa Rosada.

Pero el espectáculo dantesco de un gobierno revoleando prebendas y regalos como el maná caído del cielo en tiempos bíblicos es algo que ni en la más delirante pesadilla podía imaginarse…

Ni el más torpe de los políticos argentinos desconoce que todo esto es un suicidio. Si hasta podríamos afirmar que cualquier peronista con dos dedos de frente debería estar deseando la más apabullante de las derrotas para tener luego un pretexto para eludir responsabilidades en la debacle inevitable que viene para la Argentina.

Aún que algunas cosas se lograsen -el acuerdo con el FMI, por ejemplo- no hay manera de absorber sin un ajuste salvaje la cantidad de dinero que se está emitiendo, la multiplicación de los planes sociales, que en el paroxismo de su propia locura el gobierno promete mantener aún en el caso en el que los beneficiarios consigan algún trabajo registrado, los aumentos de planes y jubilaciones, pese a que a valores reales la recaudación sigue cayendo aunque se la disfrace con una cotización oficial del dólar que ya se acerca a una brecha del 100% con la real, el cepo a las importaciones que genera menor producción y las cuotas a la exportaciones de carnes e hidrocarburos que se pretenden necesarias para sostener los precios internos, aunque la realidad demuestre que el resultado es justamente el contrario.

Y mientras el «dale lo que pidan» y el «revoleen lo que se necesario» aparece como la única estrategia oficial para revertir el resultado electoral, el sentido común avisa que el país se acerca aceleradamente a un punto de no retorno que encuentra explicación en una frase cara al peronismo pero a la que nunca parece prestar verdadera atención: la única verdad es la realidad.

Sin reservas, con una inflación que ahora el propio oficialismo ruega que no sea de más del 50% -cuando hace pocas semanas porfiaba controlar no más allá del 35%- con los indicadores de comercio e industria volviendo a tomar ritmo en forma mucho más cansina de lo esperado, el panorama para los próximos meses parece resumirse en una sola pregunta: ¿qué piensa hacer el gobierno para conseguir los fondos para pagar el revoleo preelectoral?.

Máxime cuando todo hace suponer que el efecto logrado es inversamente proporcional al buscado; los sectores más humildes están hartos de la limosna y ya saben que lo único que se busca desde el oficialismo es arrancarle el voto. Y la gente quiere trabajo, dignidad y futuro…

Y si la respuesta a aquella pregunta es obvia, mucho más lo es la seguridad de que quien menos idea tiene de lo que hay que hacer es, justamente, el gobierno.

Ajústese el cinturón, ponga la cabeza entre sus piernas, abrace el almohadón y…rece.

Porque siempre, al final, la única que revolea en serio es la realidad.

 

FUENTE : LIBRE EXPRESION

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Local

PERITARAN EL CELULAR DEL JEFE DE SEGURIDAD DE MR JONES

Published

on

El teléfono celular del encargado de seguridad del boliche donde trabajaba Leandro “Lele” Gatti, el DJ asesinado días atrás durante un robo, será peritado a partir de este jueves en el marco de la investigación del caso, en el que es uno de los acusados y continúa detenido, informaron hoy fuentes judiciales.

Fernando Alberto Romito (39), imputado como coautor del homicidio en ocasión de robo ocurrido el 26 de septiembre en la zona de Playa Grande, fue trasladado en la mañana de este miércoles a los tribunales desde la Unidad Penal 44 de Batán en la que se encuentra alojado, para que aportara la huella digital y el patrón necesarios para acceder al dispositivo.

Por pedido de la fiscal Andrea Gómez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Mar del Plata, que lleva adelante la causa por el crimen de Gatti, a partir de su desbloqueo el equipo será analizado en busca de elementos relevantes para la investigación.

Fuentes judiciales indicaron que el peritaje se realizará desde este jueves por parte del Cuerpo de Ayuda Técnica a la Instrucción, de la Fiscalía General , a través del sistema Ufed, un dispositivo de extracción forense de datos de equipos móviles.

La apertura del aparato, un Motorola G7, se hará en presencia de la abogada particular de Romito, Paula Oviedo.

El objetivo del peritaje es conocer si existen comunicaciones o información relevantes para la causa, en la que Romito está acusado de actuar como presunto “entregador”.

El hombre se desempeñaba como jefe de seguridad “Mr. Jones”, el boliche del que Gatti salía de trabajar cuando fue asesinado por motochorros, y se encuentra detenido desde el último 5 de octubre.

La fiscal había pedido su detención a partir de elementos incorporados a la instrucción, que indicaron que podría haber brindado información a los delincuentes sobre una presunta suma de dinero proveniente de la recaudación del local bailable.

En la declaración indagatoria que brindó dos días después de su aprehensión, Romito negó haber tenido participación en el hecho y dijo que había brindado asistencia a la víctima luego de que fuera baleada en el pecho a pocos metros del boliche.

Además de Romito, se encuentra detenido por el crimen Luis Alberto Ytzcovich (27), quien tras su arresto reconoció al ser indagado que conducía la moto utilizada en el asalto.

Ytzcovich se entregó 48 después del homicidio en una seccional policial y en su declaración relató además que en el robo buscaban la recaudación.

En el marco de la causa, continúa siendo buscado otro sospechoso del hecho, que fue identificado como Eduardo Maximiliano Urra Zapata, y está acusado de brindar apoyo a los motochorros desde un Renault Clío.

Su captura fue ordenada por la Justicia de Garantías tras un pedido de la fiscal, quien autorizó además la difusión de la imagen y el nombre del nuevo sospechoso.

El DJ “Lele” Gatti recibió un balazo tras forcejear con uno de los delincuentes que lo asaltó cerca de las 6 de la mañana, y falleció tres horas después tras ser trasladado en ambulancia al Hospital Interzonal de Agudos.

Continue Reading

Economia

EL NUEVO SECRETARIO DE COMERCIO PIDIO CONGELAR EL PRECIO DE 900 PRODUCTOS HASTA FIN DE AÑO

Published

on

En su primera reunión con directivos de empresas de consumo masivo, el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti pidió a las compañías mantener congelados los precios de 900 hasta fin de año. Esto incluye alimentos, artículos de higiene y productos de limpieza y también a los que estaban incluidos en el Programa de Precios Cuidados.

“Se pidió mantener los mismos precios de alimentos y bebidas que tenían el 1º de octubre hasta el 31 de diciembre o 7 de enero”, comentó a Infobae una fuente del sector. De la reunión con el secretario participaron empresas productoras de alimentos, productos de limpieza y de higiene personal como Arcor, Molinos, La Serenísima y Mondelez, entre otras. Son unas 30 compañías que, por su peso en cada uno de los rubros, son las que concentran la mayor parte de la oferta de productos de consumo masivo.

Feletti se reunirá también con las cámaras que agrupan a los supermercados, mayoristas y almacenes. Entre ellas, la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que reúne a las cadenas más grandes; la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a las cadenas del interior y más chicas; Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa); la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam) y la Federación de Almaceneros.

Uno de los temas que quedó pendiente en medio del recambio de funcionarios es la renovación del Programa Precios Cuidados, una lista de 700 productos que mantenían su precio en las grandes cadenas de supermercados. El listado de precios tenía una vigencia de tres meses, que se venció la semana pasada.

De acuerdo a fuentes del sector, Español y su equipo planeaban autorizar un nuevo listado del programa con un aumento de precios que en promedio rondaba el 6%. Las negociaciones habían comenzado hace casi dos semanas.

La salida de Paula Español de la Secretaría de Comercio y la llegada al cargo de Roberto Feletti generó alerta entre los empresarios frente a la posibilidad que se produzca algún endurecimiento en los controles de precios.

Según detallaron directivos de empresas, hasta el momento dentro de la Secretaría venía funcionando un régimen no escrito donde cada compañía productora de alimentos o artículos de higiene y limpieza negociaba aumentos en sus productos uno a uno y luego se autorizaba un porcentaje de suba. Luego, las cadenas de supermercados debían tomar solo las listas de precios son aumentos autorizados.

Continue Reading

Más Vistas