Connect with us

Sociedad

Empezó la carrera de “cazafortunas” por la búsqueda del ARA San Juan

Avatar

Published

on

Una empresa de EE.UU. ofrece cobrar US$ 7 millones solo si encuentra a la nave; ahora quieren buscar en los cañones submarinos del talud continental

La mayor esperanza de la Armada para tratar de encontrar al submarino San Juan, desaparecido desde hace más de dos meses, son los llamados cañones marítimos o “cañadones” del talud continental, que es por su magnitud como una cordillera invertida. Como los sonares de los barcos que participaron del inédito operativo internacional de búsqueda barrieron una superficie de poco más de medio millón de millas náuticas cuadradas (equivalentes a 20 veces el área de la Capital Federal) de la plataforma continental y no encontraron al San Juan, ahora la Armada cambia su estrategia. Así dirigirá sus esfuerzos hacia esos “cañadones”, donde podría haber caído la nave después de la explosión.

El gobierno ya gastó 500 millones de pesos en el operativo de rescate y, según revelaron altas fuentes del ministerio de Defensa a Clarín, seguirá “invirtiendo lo que sea necesario en la búsqueda”, tal como reclaman los familiares de las 44 víctimas. Un submarino convencional, como el San Juan, resiste hasta una profundidad de 700 metros y luego su estructura entra en colapso por la presión del agua. La chapa del casco del San Juan es de unos 5 centímetros pero a más de 700 metros la presión empieza a resquebrajarla.

Representación digital de los cañadones del talud continental donde se buscará al San Juan. Tienen hasta mil metros de profundidad.

Representación digital de los cañadones del talud continental donde se buscará al San Juan. Tienen hasta mil metros de profundidad.

El capitán de fragata (RE) e ingeniero naval Horacio Tobías explicó a Clarín que las hipótesis más firmes sobre lo que pudo haber pasado con el San Juan son dos. Una que la entrada de agua por el snorkel durante la tormenta mojó las baterías y provocó una implosión. En este caso, la explosión interna reventó alguna de los escotillas y entró el agua. Entonces, el San Juan se fue “entero” al fondo y podría haber caído en uno de esos “cañadones”. La otra es que se quedó sin propulsión por el accidente, se hundió y pasados los 700 metros la presión del agua lo comprimió y quedó como “un chorizo de acero”. Tobías descartó la hipótesis de que se haya desintegrado porque “sino hubiésemos vistos restos de papel o madera flotando”.

El termino geomorfológico científico de los cañadones es “cañón submarino”. En el área de búsqueda del San Juan (llamada AROP, en la jerga técnica) los cañones tienen una longitud promedio de 120 kilómetros con numerosos afluentes que pueden llegar hasta los 50 kilómetros, explicó una fuente del Servicio de Hidrografía Naval. La cabeza de los cañones nace en el talud medio “con profundidades de 50 metros y que se incrementa talud abajo y llega hasta los 800 metros”. El talud continental argentino es “aterrazado” y el AROP está en una de sus terrazas. El AROP “está limitada al oeste por el talud superior, que es empinado y hacia el este por un escarpe de 120 metros en promedio”.

Por esta razón, la Armada que comanda el almirante José Luis Villán, impulsa la contratación de una empresa privada que tenga la tecnología para hacer este tipo de búsqueda dentro de los “cañadones” del Atlántico Sur para seguramente después de que se retire el barco ruso Yantar. Este es el único que quedó del inédito por su magnitud operativo de cooperación internacional desplegado en noviembre y diciembre y que tiene los equipos necesarios para hurgar en los “cañadones”. El vehículo operado remotamente (ROV, según su sigla en inglés) del Yantar puede llegar hasta 6.000 metros.

Este fin de semana el Yantar (ámbar, en ruso) encontró “otras dos nuevas señales” y hacía un nuevo esfuerzo de identificación. No se sabe hasta cuando continuará la cooperación rusa, pero eso ya se prevé cómo reemplazarla y se lanzó una carrera entre las empresas privadas que podría participar de esta nueva etapa, que incluye a una que busca tesoros marinos y tiene tecnología de última generación.

Se necesitará que la firma privada a contratar tenga un barco con sonar y un minisubmarino con capacidad para sumergirse hasta esas profundidades. La Armada carece de este tipo de tecnologías de búsqueda de última generación. En el mundo solo 20 países tienen submarinos de guerra y de éstos únicamente EE.UU., Rusia, Inglaterra y otros tienen equipos de rescate de submarinos.

La Armada recibió ya presupuestos de cinco empresas privadas de este tipo para hacer la búsqueda que tienen diferencias de precios e incluso de disposición del material en distintas épocas del año y los elevó al ministro de Defensa, Oscar Aguad. Se piden equipos como sonda multihaz, sonar de barrido lateral, magnetónomos, gravímetros y minisubmarinos. Para hurgar en los cañadones se necesita sobre todo un minisubmarino no tripulado autónomo llamado AUV por sus siglas en inglés. Estas pequeñas naves, que tienen la forma de un pez, son programadas en la superficie, luego se las lanza y, ayudados por poderosos reflectores, van filmando todo lo que ven a su paso. Luego la nave madre recoge al AUV y le saca toda la información que reunió.

La idea es que la empresa ganadora de un concurso cerrado o una licitación, según lo que disponga la ley para este tipo de crisis, realice su propia búsqueda en base a toda la información recogida por distintos barcos durante el operativo internacional. Aguad no quiere violar ninguna ley aunque se trate de una urgencia. El problema es que cada empresa tiene un servicio distinto y tiempos diferentes y el gobierno tiene que fijar un parámetro común. Los presupuestos recibidos van desde “2 a 7 millones de dólares”. Una de las empresas cotizantes, por ejemplo, es la norteamericana Ocean Infinity que facilitó el robot que usaron los barcos militares norteamericanos. Ocean Infinity, que cuenta con tecnología de punta, ya encontró tesoros marinos y está ahora buscando el desaparecido avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines en el océano Indico y recién podría venir al Atlántico Sur en mayo o junio. En fuentes militares, se afirma que propuso no cobrar nada por adelantado pero que “cobraría 7 millones de dólares solo si lo encuentra”, como hacen los cazadores de fortunas del mar. Pero el gobierno, si acepta esta propuesta, podría contratar antes a otra empresa para seguir la búsqueda hasta mediados de año, entre otras alternativas. Sin embargo, como no hay sobrevivientes, ahora se pasó a una etapa de “búsqueda científica”, como la llaman los expertos, que será más lenta pero ininterrumpida.

Aunque los datos básicos que usará la empresa privada ganadora son los mismos: última posición reportada, rumbo y velocidad, qué tipo de avería habría sufrido y ubicación de la explosión detectada por la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) el día de la tragedia. La llamada anomalía hidroacústica fue registrada por la red internacional de hidrófonos del CTBTO creada para registrar pruebas nucleares terremotos o maremotos. La explosión no nuclear fue detectada el 15 noviembre a las 13:51 GMT, en la latitud -46.12 ° y longitud -59.69 °. La última comunicación de la nave, con 44 tripulantes a bordo, fue a las 7.30 de esa mañana.

El operativo internacional, aunque fracasó, dejó varias pistas. Además, de los cañones submarinos por las dudas se ampliará la búsqueda “un poco más al norte” por la mínima posibilidad de que la anomalía hidroacústica no haya sido del San Juan y se haya desplazado unos kilómetros más al norte antes del accidente, dijeron las fuentes de Defensa. Durante la campaña internacional de búsqueda se detectaron 54 restos metálicos en el fondo del mar que no eran del San Juan.

Mientras tanto, el buque oceanográfico ruso Yantar, continuaba este fin de semana trabajando en la operación de búsqueda junto a la corbeta ARA “Spiro” y el aviso ARA “Islas Malvinas” con el ROV (vehículo operado remotamente) ruso llamado “Panther Plus” que opera hasta 1.000 metros.

El resto de las unidades de la Armada “están siendo objeto de trabajos de mantenimiento preventivo o reparaciones correctivas por su uso en la búsqueda o, se prescindió de aquellas que no cuenten con sensores acordes a las profundidades del área de búsqueda”, informó el vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi. Algunas unidades pasaron hasta 57 días en el mar, lo que es un récord para la marina de guerra en estos últimos años de restricciones presupuestarias. Los oficiales, suboficiales y marinos de la Armada se ofrecen voluntariamente para volver a embarcarse en los barcos que siguen en la búsqueda lo que conmovió a los almirantes.

Balbi reconoció esta semana que “una de las hipótesis es que pudo haber habido una explosión dentro del submarino y que éste se haya ido hacia la profundidad y apoyado en el lecho marino”, pero se preguntó si el único ruido que supuestamente se escuchó -al que hace referencia el informe del CTBO-, fue por la implosión interna o por el colapso con la superficie marina.

Balbi, un ex subcomandante del San Juan e hijo de un submarinista, expuso también una síntesis de los esfuerzos de la Armada y el Ministerio de Defensa para dar con el San Juan, y detalló que a lo largo de la búsqueda se involucraron más de 4000 personas y 25 buques -16 argentinos y el resto pertenecientes a las flotas de los siete países que colaboraron en la zona-, y 14 aeronaves, en un inédito operativo de búsqueda internacional.

Durante dos meses se barrió con buques de superficie un área de 560 mil millas náuticas cuadradas (equivalente a 20 veces la superficie de la Capital Federal) y con minisubmarinos 3.650 millas náuticas de fondo (6.759 kilómetros cuadrados) aproximadamente. Los aviones P( de EE.UU. lanzaron 400 sonoboyas en el mar. Mientras que con aviones se barrió 1.600.000 millas náuticas. Esas áreas incluyen algunas que estaban fuera de la zona de búsqueda, pero fueron propuestas por alguno de los familiares de los 44 tripulantes.

Nexofin

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Dos hermanas de 21 y 29 años murieron de COVID-19 con nueve días de diferencia y hoy internaron a su madre

Avatar

Published

on

El caso de Aldana y Marina Güida tiene conmovida a la ciudad entrerriana de Concordia. “Estoy desarmado. No sé cómo va a seguir todo esto”, le dijo a Infobae Freddy Güida, el hermano de las jóvenes

Aldana de 21 años (adelante) falleció el 2 de mayo. Marina, de 29 y mamá de un varón de 12 y una nena de 6, murió el 11 de mayo

La segunda ola de coronavirus avanza sin pausa. Hoy, martes 11 de mayo, volvió a destrozar una familia. Sucedió en la ciudad de Concordia, en Entre Ríos. En menos de diez días, Mariela Italia González (52) y José Óscar Güida (59) perdieron a sus dos hijas mujeres: Aldana, de 21 y Marina, de 29 años.

No sabemos cómo nos contagiamos: fue de repente. De un día para el otro, todos empezamos a tener síntomas”, cuenta Alfredo Güida (26), el hermano “del medio” de Aldana y Marina y estudiante de Gestión Gastronómica. Cuando dice “todos”, Freddy (como lo llaman cariñosamente) se refiere también a su abuela de 90 años, sus padres y él. “Estoy desarmado. En menos de diez días me quedé sin hermanas. No sé cómo va a seguir todo esto: acaban de internar a mi mamá”, cuenta el joven a Infobae.

Según Freddy, el COVID-19 se llevó puesta a su familia en un abrir y cerrar de ojos. La primera víctima fue Aldana, quien se encontraba cursando el primer año del Profesorado de Biología en el Instituto de Profesorado “Concordia”. “Entró a terapia el día viernes 30 de abril y el sábado 1 a la madrugada no podía respirar. Falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayo”, explica su hermano.

Aldana Güida falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayoAldana Güida falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayo

Nueve días después, el coronavirus se cobró la vida de Marina, la mayor de las hermanas Güida, y mamá de Andrés de 12 y Mía de 6. “Ella venía transitando la enfermedad ‘más tranquila’ hasta que falleció Aldana y empezó a decaer. Entró a terapia ‘bien’, con una intubación programada, y, hasta el lunes 10, era una paciente ‘estable’. Después le detectaron broncoespasmos y todo se fue a pique”, explica Freddy.

Consultado acerca de si sus hermanas tenían enfermedades preexistentes, el joven indicó a este medio que “No”. Sin embargo, destacó que la mayor de ellas (Marina) padecía hipertiroidismo y la menor (Aldana) tenía sobrepeso.

Desde su cuenta de Facebook, Freddy les dedicó un sentido mensaje a Marina y Aldana. “Me cortaron las alas. Se llevaron un pedazo de mí. No encuentro palabras para este momento. Trato de pensar que es una pesadilla, que mis dos hermanas están vivas y que ya voy a despertar, pero nunca despierto y ustedes ya no están. Descansen en paz yo cuido el legado, yo cuido a papá y mamá. Las amo, hasta pronto”, escribió.

Durante los últimos días se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina GüidaDurante los últimos días se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina Güida

El caso de las hermanas Güida tiene totalmente conmovida a la ciudad de Concordia donde, según el último parte epidemiológico, se reportaron 88 nuevos casos de COVID-19. Tras la confirmación de la muerte de Aldana, desde las redes sociales, se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina.

“Recemos para que pueda salir adelante y vencer el COVID-19. Sus dos pequeños hijos la esperan #FuerzasMarinaFuerzas”, pedían desde la comunidad Conectados Concordia.

Esta mañana, sin embargo, la ex pareja de Marina y papá de sus dos hijos confirmó su deceso con un video de tres minutos que se hizo viral. “Quiero agradecer a todos quienes hicieron la cadena de oración por la salud de la madre de mi hijos, por Marina GüidaLamentablemente se nos fue, nos dejó. Y hay que seguir adelante. No es fácil”, expresó Víctor Andrés Forni, visiblemente conmocionado.

Víctor Andrés Forni, un recnocido locutor y productor de Concordia, ex pareja de Marina Güida y papá de sus dos hijos, confirmó el deceso de la mujer de 29 años con un video que se hizo viral

“Primero se fue Aldana y ahora se fue Marina, así que no hay consuelo. Es un momento duro para mí porque más allá de ser su ex pareja, teníamos una muy buena relación como padres. Estoy destrozado como toda la familia completa por esta enfermedad de m.. que es el COVID-19, esta enfermedad de m… que no está dando tregua a nadie”, concluyó Forni, después de agradecer el apoyo que recibieron durante estos últimos días tan difíciles para todos ellos.

Florencia Illbele

Continue Reading

Sociedad

MALVINAS – A 39 AÑOS DEL HUNDIMIENTO DEL GENERAL BELGRANO “El 2 de mayo no debería olvidarse”

Avatar

Published

on

Hoy se cumplen 39 años del ataque al ARA General Belgrano que provocó el hundimiento del navío y la muerte de 323 tripulantes, en medio de la guerra de Malvinas.

Entre los héroes que murieron ese día se encontraba el cabo Norberto Güizzo, uno de los excombatientes de nuestra ciudad (junto a Adrián Busto) que fallecieron en la guerra ante Reino Unido. Y así lo recordó en un posteo de redes sociales su hijo Mauricio: “Hoy es el día que más fallecidos hay en la guerra de Malvinas… Que ningún medio recuerda … Que ninguna persona tiene en su memoria… Un día como hoy se hundió el buque ARA General Belgrano… Es lamentable que Villa María olvide una fecha tan importante… Desde nuestros Gobernantes hasta el periodismo más pequeño… En esta fecha en Puerto Belgrano pegado a Punta Alta se realiza siempre un acto sobre los caídos en éste hundimiento… Fue el quiebre de la Guerra en ese momento… Hoy les cuento es el día que falleció un Héroe Villamariense, que no es poco… Uno de los dos fallecidos en la Gesta de Malvinas… Para algunos es un día más, para muy poquita gente es un día distinto…  Desde este rinconcito te doy las gracias, un fuerte abrazo Norberto Delfín Güizzo … El 2 de mayo no debería olvidarse…”

Ver más: https://www.eldiariocba.com.ar/locales/2020/5/4/un-homenaje-los-heroes-del-crucero-ara-general-belgrano-20196.html

El ARA General Belgrano fue atacado por el submarino nuclear inglés HMS “Conqueror” en momentos en que navegaba a 35 millas al sur de la zona de exclusión determinada por Gran Bretaña alrededor de las Islas Malvinas.

De los 1.093 tripulantes que tenía a bordo, murieron 323, casi la mitad del total de muertos argentinos en la guerra; y unos 770 lograron sobrevivir en balsas inflables, pero debieron esperar varios días en el mar, con temperaturas bajo cero, para ser rescatados.

El crucero ARA General Belgrano había zarpado el 16 de abril de 1982 desde la Base Naval de Puerto Belgrano rumbo al Atlántico Sur, con la misión de atacar a los buques ingleses que arribaban a las Islas Malvinas y el hundimiento se produjo unas 240 millas náuticas al sureste de Ushuaia, Tierra del Fuego.

 

FUENTE : ELDIARIOCOBA.COM.AR

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Sociedad

Se registraron 97 femicidios en el país durante el primer cuatrimestre del año

Avatar

Published

on

El informe del Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, titulado “Pandemia de género”, confirmó que en ese lapso en la provincia de Buenos Aires fueron cometidos 29 crímenes, seguido de Córdoba con 10 y luego por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero y Santa Fe, con 7 cada distrito.

En Tucumán hubo 6 femicidios, 4 en Salta, 3 en Chaco y La Rioja, y 2 en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Formosa y Jujuy, mientras que en las provincias de Catamarca, Corrientes, Misiones y San Luis se registró un femicidio en cada una de ellas.

Respecto al vínculo con el femicida, 32 fueron cometidos por parejas y 27 por exparejas, 10 por conocidos/vecinos y 7 por otro familiar. Además, en un caso el femicida fue el padre o padrastro, y 20 sin vínculo aparente.

El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue el de 31 a 50 años, con 40 femicidios, seguido por el de 19 a 30 años con 35, y de 51 a 65 y 66 a 85 años con 6 casos.

De acuerdo al informe de La Casa del Encuentro, 12 víctimas habían realizado una denuncia previa, mientras que la mayoría de los crímenes fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, con 35 y 27 casos, respectivamente.

En tanto, 26 de las mujeres asesinadas fueron baleadas, 22 apuñaladas, 19 golpeadas, 8 incineradas, 6 ahorcadas, 4 estranguladas, 3 degolladas, 3 por traumatismos, 2 ahogadas, 2 asfixiadas y 2 atacadas con hachas o machetes, según indicó el Observatorio.

Las víctimas colaterales de estos femicidios registrados durante el primer cuatrimestre de 2021 fueron 103 hijas/hijos, 65 de los cuales son menores de edad.

Según los datos de la organización, 10 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y en la misma cantidad fueron agentes o exagentes de fuerza de seguridad.

También estableció que 6 víctimas eran migrantes, 5 tenían indicios de abuso sexual, 5 eran mujeres trans, 4 estaban embarazadas, 2 estaban en situación de prostitución y una era perteneciente a pueblos originarios.

Respecto de los femicidas, 11 de ellos se suicidaron tras cometer los crímenes.

FUENTE : EL DIARIOCBA.COM.AR

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas