Connect with us

Deportes

Espíritu de esta Selva

Avatar

Published

on

Peñarol se quedó con un nuevo clásico. Otro más, apelando a su viejo espíritu guerrero, luchando y siendo inteligente superó a Quilmes 98-96 en uno de los clásicos más calientes de los últimos tiempos. El equipo la figura.
Autor:Pablo Tosal (ptosal@pickandroll.net)

Un Peñarol de Overol, con ropa de fajina, con conciencia de trabajo. Con una rotación larga de los pibes para no recordar que llegó al partido con dos bajas sensibles. Y sobre todo con inteligencia para saber dónde y cómo tenía que comer. Y todo salió bien. Muy bien.

Inicialmente ambos se persiguieron en marcación individual. El juego abrió con tres perdidas de Peñarol en los primeros cuatro ataques, quizás extrañando a su base titular. No obstante el ritmo del partido le pertenecía al “Milrayitas”, que logró que Quilmes no corra y tenga que jugar su set play armado contra la defensa estacionada.

La paciencia del cervecero le permitió tomar buenos tiros pero con malos porcentajes. Una penetración de Ferreyra con ventaja y los dos primeros tiros abiertos de Eric Flor y Enzo Ruiz no entraron. Todo muy tibio. Peñarol, por el contrario, puso la pelota bien cerca del canasto y sacó ventajas 8-13 (7 de Leiva) para que Bianchelli tenga que pedir minuto.

Un doble y falta de Pettigrew (10-16) activó los cambios en el cervecero y entraron Cantón y Basabe. Mientras que en Peñarol ingresaron Alloatti y sobre todo Juani Marcos, obligado a ser relevo directo de Zurschmitten. Dos triples de Ricky Sánchez y cinco puntos seguidos de Eric Flor le dieron por primera vez la delantera a Quilmes (23-22), pero el primer cuarto cerró con un rebote ofensivo y gol de Alloatti ante Ricky Sánchez (23-24). Peñarol pudo cerrar ganando los primeros 10 minutos tirando 0/4 en triples pero mentiendo casi todo abajo: 11/14 en dobles.

En el inicio del segundo cuarto siguió encendido Flor (5 pts más) esta vez sobre Slider quien entró para marcarlo. Pero Peñarol siguió muy firme en ofensiva jugando de diversas maneras el poste bajo, ya sea posteado de espaldas con sus internos o el pick and roll con caída (28-29).

Ambos técnicos aprovecharon para mover lo más profundo de su banco (9 jugadores Quilmes y 11 Peñarol) dándole paso a la rotación completa. Lógicamente el partido perdió prolijidad desvirtuándose en lo táctico pero subiendo en intensidad, lucha y deseos.

Quilmes con un triple de Enzo Ruíz sacó ventajas (32-29) pero ya en el marco de un partido que se había deshilachado por completo, con pérdidas, malos pases y faltas en ataques. El minuto de Leo Gutiérrez (a falta de 4:52) sirvió para que Ale Diez meta el primer triple de Peñarol en el partido (1/6).

Cuando Flor chocó de frente contra toda la defensa en bloque del rival, Peñarol le sacó rédito máximo con un contraataque que puso el juego 35-38 para que salte rápido el minuto de Bianchelli. De todos modos el tiempo muerto no cambió el rumbo de los últimos minutos y la defensa de Peñarol se hizo cada vez más robusta marcando la diferencia para tomar una máxima diferencia de 8 (35-43 con parcialito de 3-14) tras un triple de Diez. Quilmes tuvo la oportunidad de cerrar con un triple de Basabe y recortar la diferencia (38-43).

El ritmo del juego lo tuvo Peñarol en toda la etapa inicial, con su defensa bien arriba del hombre con balón, con mucha agresividad al pick and roll y llevando a su rival a ejecutar lento y muchas veces forzado. Con justicia, poco lanzamiento exterior (2/8) y mucho poste bajo se llevó el primer tiempo.

En el inicio del tercer cuarto Peñarol tomó ventajas de siete (42-49) laburando como siempre poste bajo. Pero quiso apurar el paso y erró dos triples a la carrera le dieron la posibilidad a Quilmes de descontar (46-49). El cambio de ritmo, estaba visto, no le favorecía al “milrayitas”.

Rápidamente recuperó la memoria usando, la paciencia, inteligencia, a Pettigrew en el poste bajo y con Lamonte yendo fuerte para abajo para otra vez abrir la diferencia (50-57) para que Bianchelli tenga que pedir minuto a falta de 4:00.

Después del tiempo muerto, Quilmes se plantó en zona, confundió a su rival y por primera vez pudo contener el rebote en el poste bajo para tomar un par de contraataques muy oportunos y ponerse 57 iguales llegando el lógico pedido de minuto de Leo Gutiérrez.

El partido ganó en intensidad y Peñarol reaccionó con un par de triples muy oportunos: Uno de Juani Marcos y otro de Ale Diez, más un recupero con volcada de contraataque de Pettigrew para retomar el liderazgo 59-65. El equipo de Leo recuperó gol en varias manos y terminó cerrando muy bien el segmento para ganarlo 23-25 y meterse en el último cuarto 61-68 arriba, ganando hasta allí los tres segmentos.

El último cuarto nació con un triple de Jony Slider que llevó la distancia a la máxima de 10 (61-71) que se hizo más grande (63-74) cuando Juani Marco encontró de manera magistral a Leiva en el Pick and Roll y el pivote anotó el doble con falta incluida.

Cuando Quilmes quiso regresar al partido y achicó a 6 (68-74) llegó una respuesta inmediata de Lamonte con dos triples y un doble de Leiva para volver a tomar 9 de diferencia (73-82) y otro pedido de minuto de Bianchelli. La defensa de Quilmes, tan preocupada de contener el rebote, dejó abiertos espacios en el perímetro en el perímetro que Lamonte castigó muy bien.

Cuando el partido entró en la recta final, Lamonte se hizo cargo de la situación, con penetraciones para sí mismo y penetración con descarga (con doble y falta de Alloatti) e incluso con recupero sobre flor y volcada (79-89). El último tiempo muerto de Bianchelli fue para salir a quemar las naves y poder realizar un último intento de meterse en juego.

Quilmes achicó otra vez a 6 de la mano de Ricky Sánchez (86-92) cuando faltaba solo 51 segundos. Pero Zurschmitten metió uno solo y en la contra metió otro triple a la carrera el boricua y la diferencia se redujo a 4 (a falta de 44 segundos) 89-93.

Después de un libre de Lamonte (89-94) otra corrida de Quilmes terminó con el tercer triple consecutivo de Quilmes, esta vez en manos de Flor (92-94) y enseguida llegó el recupero de la pelota sobre Lamonte que piso línea lateral y el cervecero se hizo de la bola faltando 26 segundos.

La última ejecución ofensiva no fue buena. Jugaron un aclarado para Flor por izquierda, lanzó en 5 metros y falló, el rebote ofensivo fue de Basualdo pero Leiva metió la tapa del partido, ya que Basualdo recuperó el balón pero en el afán de pasársela a Flor que venía de frente la tiró un poco alta y la pelota se perdió en el lateral.

Nuevamente frenaron a Lamonte con falta y esta vez Kyle metió los dos (92-96) con solo 13 segundos por jugarse. Pero Quilmes no se rendía y Eric Flor en apenas 4 segundos corrió la cancha y castigó con un cuarto triple consecutivo (95-96) a falta de 7. Nuevamente foul para frenar el reloj y esta vez Nico Zurschmitten convirtió los dos libres (95-98). En la salida Leiva paró con falta a Flor, que todo Quilmes pidió como antideportiva pero los árbitros interpretaron que fue normal.

El escolta del cervecero anotó el primero y tiró a errar el segundo pero tan mal que la pelota no tocó el aro y no tuvo continuidad. Peñarol repuso del medio y el partido se terminó.

Fue uno de los clásicos más calientes de los últimos tiempos. Si bien tuvo escasas acciones lujosas la intensidad y la lucha fueron banderas. Y una nueva demostración que defender bien no significa que te anoten pocos puntos. Peñarol lo hizo muy bien y Quilmes sumó 96, pero llevaba 81 a falta de un 1:10.

Lo gana Peñarol porque dominó el juego, lo puso con oficio e inteligencia todo el tiempo de su lado, anotó con goles de todos los colores (ante una defensa que otra vez es goleada) y se regaló el triunfo más lindo del año. El que vale doble, el que todos sueñan con ganar.

Crónica: Pablo Tosal – @Pablotosal
Fotos: LNB contenidos

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

NBA : DENVER GANO UN DUELO CLAVE Y CAMPAZO NUEVAMENTE DETERMINANTE

Avatar

Published

on

Los Nuggets ganaron un partido muy importante frente a los Clippers por 110 a 104 para superarlos en la tabla, subir al tercer puesto y quedarse con la ventaja en un eventual desempate. Facundo Campazzo terminó con 10 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y un triple fundamental. Jokic y Porter Jr fueron las figuras para los de Mike Malone.

Autor:Sebastián Ciano (sciano@pickandroll.net)

Sobre el final de la fase regular de esta pandémica temporada 2020/2021 los Denver Nuggets están mostrando mucho temple a poco del inicio de los playoff. Pese a las lesiones que complican en andar, el equipo de Facundo Campazzo continúa siendo uno de los mejores del Oeste, y esta noche acaba de dar un gran golpe.

Los Nuggets vencieron a los Clippers en condición de visitante por 110 a 104 y lograron superarlos en la tabla de posiciones. Ahora, los de Mike Malone no solo figuran terceros en el escalafón de Oeste, sino que se quedaron con la ventaja ante un eventual desempate con los californianos.

El partido tuvo la tensión de uno de postemporada, por los pasajes que mostró durante la noche y por lo que estaba en juego. La muy buena noticia es que Denver supo responder en los momentos más complicados, como así también superar las embestidas de unos Clippers que batallaron hasta el final.

Facundo Campazzo estuvo en cancha durante 32 minutos en los cuales sumó 10 puntos (2/4 en triples), 3 rebotes, 3 asistencias y 3 pérdidas. Si bien su juego quizás pasó algo más desapercibido que en los partidos anteriores, no dejó de ser determinante. En primer lugar jamás bajó su intensidad defensiva, pero además metió un triple fundamental para que su equipo terminara inclinando la balanza a su favor.

Cuando al partido le quedaba apenas 1:08 el cordobés hundió su segunda bomba de la velada con la que dejó el marcador 107-98 y heló los corazones de unos Clippers que nunca se dieron por vencidos.

La gran figura de la cancha volvió a ser Nikola Jokic; el Serbio lideró a Denver con 30 puntos (9/17), 14 rebotes y 7 asistencias en 33 minutos de juego. El “Joker” tuvo un tercer cuarto de ensueño, en el que anotó 18 unidades y sacó a pasear a Ivica Zubac y a cualquier otro Clippers que se le puso enfrente.

Otro que cumplió un papel determinante fue Michael Porter Jr, de gran temporada. El alero cerró su planilla con 25 tantos, 7 tableros y 5 pases gol en 37. Además de su 10/16 en tiros de cancha, Porter Jr respondió cada vez que Los Ángeles tomaba del cuello a Denver; en dos oportunidades tras un tiempo muerto pedido por Malone, el joven de 22 años saltó primero con 5 puntos seguidos (gran triple y volcada) promediando el tercer cuarto, y luego con otra conversión de larga distancia que volvió a sacar de apuros a los suyos en el cuarto período.

Los Nuggets tomaron la delantera en el comienzo del segundo cuarto y muy pocas veces volverían a cederla. Sin embargo los Clippers también mostraron un buen nivel, sobre todo por parte de los suplentes.

Rajon Rondo fue su mejor jugador; el ex campeón con Boston y Lakers terminó con 18 puntos 5 rebotes, 5 asistencias y 2 recuperos. Por su parte, DeMarcus Cousins recuperó la memoria de su época de All-Star para sumar otro 16 tantos, con dos triples importantes sobre el final pero también dos faltas que los de Tyron Lue terminaron pagando caro.

En su regreso luego de cinco partidos Kawhi Leonard fue autor de 16 puntos 6 asistencias y 5 rebotes, al tiempo que Paul George fue el máximo anotador de los Ángeles con 20 puntos pero tiró 5/21 de cancha.

Con esta, su quinta victoria consecutiva, los Denver Nuggets ahora quedaron con un registro de 43-41 (9-1 sin Jamal Murray). Hoy, desde las 23 tendrán otra prueba de fuego con sabor a playoff: Los Lakers de LeBron James y Anthony Davis.

Sebastián Ciano
Twitter: @Seba_Ciano
www.pickandroll.com.ar

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Deportes

Aldosivi robó el “Monito”: valioso 2 a 0 en la visita a Platense

Avatar

Published

on

El equipo marplatense acertó con los cambios para terminar como claro dominador. La entrada de Javier Iritier fue clave. El ex Huracán generó el gol de Schunke y a él le hicieron el penal que luego convirtió Contreras.

Jonathan Schunke festeja su gol, el que abrió el partido. Hacía 397 minutos que Aldosivi no convertía. (Foto: @LigaAFA)

Aldosivi cortó todas las malas rachas. La de derrotas y la de la falta de goles. Los cambios le hicieron bien -sobre todo la entrada de Javier Iritier-, entendió el partido promediando el segundo tiempo y en ese tramo fue muy superior a Platense para terminar imponiéndose 2-0 por la undécima fecha de la Zona A de la Copa de la Liga Profesional de fútbol.

Assmann, Emiliano y Emanuel Insúa, Gil Romero, Lodico y Maciel, adentro. Pocrnjic, Milo, Román Villalba, Indacoechea, Villarreal y Guzmán, afuera. Fernando Gago pateó fuerte la estantería en Vicente López. Y la cirugía mayor, además, trajo aparejada una modificación en el dibujo táctico. Por primera vez en el torneo el equipo no salió a la cancha con tres delanteros.

Cambiaron, con este golpe de timón, algunas cosas. Pero nada decisivo. Aldosivi recuperó algo de la prolijidad con la pelota de las primeras fechas. Pero lateralizó mucho el juego y casi nunca logró cambiar el ritmo. La conclusión es que fue tan inofensivo en la primera parte como en las últimas fechas.

Platense, que no sobresale precisamente por su contundencia, que sufre por la falta de un centrodelantero natural, anduvo en la misma sintonía. Tuvo menos la pelota que Aldosivi y para generar algo de peligro dependió de algún arranque individual.

No de casualidad salió un primer tiempo casi sin llegadas. Platense tuvo la suya a los 20′ cuando Messidoro se animó, gambeteó hacia adelante, burló a Emanuel Insúa y quedó mano a mano ante Assmann. Pero le entró mal a la pelota y su remate cruzó todo el arco.

Aldosivi disfrutó de la propia a los 34′. Entre Grahl, Maciel y Andrada, tocando por el centro, armaron una jugada de otro partido, de fechas anteriores en este mismo torneo. Las paredes destruyeron la defensa “calamar” y dejaron a Braida frente a De Olivera. El ex Instituto, sin embargo, definió al cuerpo del arquero y dejó pasar la chance.

Después de un primer tiempo flojísimo, Gago retornó al plan original. Lo mandó a la cancha a Lautaro Guzmán por Grahl en un intento de recuperar profundidad y a Indacoechea por el amonestado Iñiguez.

 

La variante tuvo efectos retardados. Fue infructuosa en la primera mitad del segundo tiempo, pero comenzó a dar frutos en la segunda, cuando la doble expulsión de Bogado e Indacoechea (el primero impidió jugar rápido un tiro libre y el “Pipi” le tiró una patada de atrás) dejó mayores espacios.

Antes, en los primeros tramos del complemento, el conjunto “calamar” perdió una chance enorme. Combinaron Messidoro y Pereyra Díaz, quien cruzó un pase a la llegada vacía de Baldassarra. Un cruce de Emanuel Insúa, sin embargo, salvó el remate del delantero de Platense.

Los de Juan Manuel Llop no llegaron más después de esa oportunidad de oro. Con el correr de los minutos, Aldosivi por fin pudo jugar más adelante. Emanuel Insúa comenzó a hacer un surco por su banda y Guzmán, volcado sobre la izquierda, le permitió abrir más la cancha.

Después de las expulsiones, el elenco marplatense tuvo una chance tras otra. Lo perdió Contreras por poco anticipando un envío cruzado de Guzmán y también Braida, con un cabezazo de pique que rebotó en la parte superior del travesaño, luego de un buen centro de Emanuel Insúa.

El ingreso de Iritier por Braida terminó de hacer profundo a Aldosivi. La contribución del “Monito” fue decisiva. Después de un pivoteo del ex Huracán, un remate de Contreras se desvió providencialmente en Infante y se fue al córner. Del tiro de esquina, jugado corto, Iritier apiló contra la raya y envió un centro perfecto al segundo palo que Schunke cabeceó al gol.

Platense no tuvo tiempo de reponerse. Tres minutos después Infante se llevó puesta una gambetea de Iritier dentro del área y Giménez, de buen trabajo, cobró el penal correspondiente. Lo convirtió Rodrigo Contreras para asegurarle a Aldosivi una victoria valiosa por dónde se la mire. Para salir del último lugar de la tabla de los promedios, para hundir un poco a Platense y, sobre todo, para levantar la autoestima.

 

Foto prensa Platense(Foto: prensa Platense)

Síntesis

 

Platense 0

De Olivera; Lluy; Nicolás Zalazar, Luciano Recalde e Infante; Bochi y Mauro Bogado; Baldassarra, Messidoro y Bertolo; Pereyra Díaz. DT: Juan Manuel Llop.

Aldosivi 2

Assmann; Emanuel Iñiguez, Schunke, Emiliano Insúa y Emanuel Insúa; Leandro Maciel, Gastón Gil Romero, Grahl y Lodico; Braida y Federico Andrada. DT: Fernando Gago.

Goles: en el segundo tiempo, 38′ Schunke y 42′ Contreras, de penal.
Cambios: en el segundo tiempo, en el inicio, Indacoechea por Iñiguez y Lautaro Guzmán por Grahl, 17′ Rodrigo Contreras por Andrada, 19′ Gerzel por Bertolo y Tiago Palacios por Messidoro, 32′ Iritier por Braida, 35′ Zeineddin por Pereyra Díaz, 39′ Tissera por Baldassarra y Yeri por Gil Romero.
Incidencias: en el segundo tiempo, 23′ expulsados Bogado e Indacoechea.
Cancha: Estadio “Ciudad de Vicente López” de Platense.
Árbitro: Pablo Giménez.

FUENTE : DIARIO LA CAPITAL MDP

FOTO TAPA : TYC SPORTS

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Deportes

Conmoción en el rugby: murió un jugador de 35 años por coronavirus

Avatar

Published

on

Joel Rutigliano jugaba en el Berisso Rugby Club. La institución lo despidió con un sentido comunicado

Joel Rutigliano jugaba al rugby y murió este lunes

Argentina atraviesa una situación delicada en cuanto al aumento de casos de coronavirus y el mundo del deporte no escapa a este flagelo. Este lunes se conoció la noticia de la muerte de un joven jugador de rugby de La Plata que había contraído la enfermedad y que permanecía internado hace algunos días en una clínica de la capital bonaerense.

El ambiente de la pelota ovalada se vio conmovido este lunes por la muerte de Joel Rutigliano, de 35 años, quien estaba internado con asistencia respiratoria mecánica desde la semana pasada en el Hospital Rossi de La Plata. El joven se desempeñaba como hooker en el Berisso Rugby Club de esa ciudad.

Justamente la institución deportiva fue la encargada de comunicar la triste noticia con un escrito en sus redes sociales. “Con muchísimo dolor en la familia de Berisso Rugby Club, queremos informarles que lamentablemente ha fallecido nuestro amigo y Excelente compañero Joel Rutigliano Lo recordaremos con muchísimo cariño y sabemos que nos acompañará con fuerza y empuje como lo hizo desde el minuto cero que llego al club”, reza el escrito.

Y, finaliza: “Acompañamos a la Familia Rutigliano en este momento tan difícil y doloroso, nuestro pésame. QEPD Joel, ABRAZO INMENSO”. Inmediatamente el posteo se llenó de comentarios de apoyo al club y a la familia del jugador, a quien recordaron con mucho cariño y respeto. Compañeros de equipo, amigos, allegados y rivales lo despidieron con sentidas publicaciones en sus propios perfiles.

Berisso Rugby Club en una institución que fue fundada en 2010 y que dos años más tarde ingresó a la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA). Con el tiempo logró tener una División Superior, junto a categorías de Infantiles y Juveniles. Hace dos años inauguró su propio estadio y así reforzó su rol fundamental en la formación de chicos a través del rugby en la zona. Allí fue donde Rutigliano se formó como persona y como deportista. Hoy el club lo despidió con honores.

El informe del domingo 25 de abril confirmó 15.102 nuevos contagios 170 muertes en las últimas 24 horas en la Argentina. Con estos números, el total de infectados desde que comenzó la pandemia asciende a 2.860.884 y las víctimas fatales son 61.644.

FIENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas