Connect with us

Deportes

Espíritu de esta Selva

Published

on

Peñarol se quedó con un nuevo clásico. Otro más, apelando a su viejo espíritu guerrero, luchando y siendo inteligente superó a Quilmes 98-96 en uno de los clásicos más calientes de los últimos tiempos. El equipo la figura.
Autor:Pablo Tosal (ptosal@pickandroll.net)

Un Peñarol de Overol, con ropa de fajina, con conciencia de trabajo. Con una rotación larga de los pibes para no recordar que llegó al partido con dos bajas sensibles. Y sobre todo con inteligencia para saber dónde y cómo tenía que comer. Y todo salió bien. Muy bien.

Inicialmente ambos se persiguieron en marcación individual. El juego abrió con tres perdidas de Peñarol en los primeros cuatro ataques, quizás extrañando a su base titular. No obstante el ritmo del partido le pertenecía al “Milrayitas”, que logró que Quilmes no corra y tenga que jugar su set play armado contra la defensa estacionada.

La paciencia del cervecero le permitió tomar buenos tiros pero con malos porcentajes. Una penetración de Ferreyra con ventaja y los dos primeros tiros abiertos de Eric Flor y Enzo Ruiz no entraron. Todo muy tibio. Peñarol, por el contrario, puso la pelota bien cerca del canasto y sacó ventajas 8-13 (7 de Leiva) para que Bianchelli tenga que pedir minuto.

Un doble y falta de Pettigrew (10-16) activó los cambios en el cervecero y entraron Cantón y Basabe. Mientras que en Peñarol ingresaron Alloatti y sobre todo Juani Marcos, obligado a ser relevo directo de Zurschmitten. Dos triples de Ricky Sánchez y cinco puntos seguidos de Eric Flor le dieron por primera vez la delantera a Quilmes (23-22), pero el primer cuarto cerró con un rebote ofensivo y gol de Alloatti ante Ricky Sánchez (23-24). Peñarol pudo cerrar ganando los primeros 10 minutos tirando 0/4 en triples pero mentiendo casi todo abajo: 11/14 en dobles.

En el inicio del segundo cuarto siguió encendido Flor (5 pts más) esta vez sobre Slider quien entró para marcarlo. Pero Peñarol siguió muy firme en ofensiva jugando de diversas maneras el poste bajo, ya sea posteado de espaldas con sus internos o el pick and roll con caída (28-29).

Ambos técnicos aprovecharon para mover lo más profundo de su banco (9 jugadores Quilmes y 11 Peñarol) dándole paso a la rotación completa. Lógicamente el partido perdió prolijidad desvirtuándose en lo táctico pero subiendo en intensidad, lucha y deseos.

Quilmes con un triple de Enzo Ruíz sacó ventajas (32-29) pero ya en el marco de un partido que se había deshilachado por completo, con pérdidas, malos pases y faltas en ataques. El minuto de Leo Gutiérrez (a falta de 4:52) sirvió para que Ale Diez meta el primer triple de Peñarol en el partido (1/6).

Cuando Flor chocó de frente contra toda la defensa en bloque del rival, Peñarol le sacó rédito máximo con un contraataque que puso el juego 35-38 para que salte rápido el minuto de Bianchelli. De todos modos el tiempo muerto no cambió el rumbo de los últimos minutos y la defensa de Peñarol se hizo cada vez más robusta marcando la diferencia para tomar una máxima diferencia de 8 (35-43 con parcialito de 3-14) tras un triple de Diez. Quilmes tuvo la oportunidad de cerrar con un triple de Basabe y recortar la diferencia (38-43).

El ritmo del juego lo tuvo Peñarol en toda la etapa inicial, con su defensa bien arriba del hombre con balón, con mucha agresividad al pick and roll y llevando a su rival a ejecutar lento y muchas veces forzado. Con justicia, poco lanzamiento exterior (2/8) y mucho poste bajo se llevó el primer tiempo.

En el inicio del tercer cuarto Peñarol tomó ventajas de siete (42-49) laburando como siempre poste bajo. Pero quiso apurar el paso y erró dos triples a la carrera le dieron la posibilidad a Quilmes de descontar (46-49). El cambio de ritmo, estaba visto, no le favorecía al “milrayitas”.

Rápidamente recuperó la memoria usando, la paciencia, inteligencia, a Pettigrew en el poste bajo y con Lamonte yendo fuerte para abajo para otra vez abrir la diferencia (50-57) para que Bianchelli tenga que pedir minuto a falta de 4:00.

Después del tiempo muerto, Quilmes se plantó en zona, confundió a su rival y por primera vez pudo contener el rebote en el poste bajo para tomar un par de contraataques muy oportunos y ponerse 57 iguales llegando el lógico pedido de minuto de Leo Gutiérrez.

El partido ganó en intensidad y Peñarol reaccionó con un par de triples muy oportunos: Uno de Juani Marcos y otro de Ale Diez, más un recupero con volcada de contraataque de Pettigrew para retomar el liderazgo 59-65. El equipo de Leo recuperó gol en varias manos y terminó cerrando muy bien el segmento para ganarlo 23-25 y meterse en el último cuarto 61-68 arriba, ganando hasta allí los tres segmentos.

El último cuarto nació con un triple de Jony Slider que llevó la distancia a la máxima de 10 (61-71) que se hizo más grande (63-74) cuando Juani Marco encontró de manera magistral a Leiva en el Pick and Roll y el pivote anotó el doble con falta incluida.

Cuando Quilmes quiso regresar al partido y achicó a 6 (68-74) llegó una respuesta inmediata de Lamonte con dos triples y un doble de Leiva para volver a tomar 9 de diferencia (73-82) y otro pedido de minuto de Bianchelli. La defensa de Quilmes, tan preocupada de contener el rebote, dejó abiertos espacios en el perímetro en el perímetro que Lamonte castigó muy bien.

Cuando el partido entró en la recta final, Lamonte se hizo cargo de la situación, con penetraciones para sí mismo y penetración con descarga (con doble y falta de Alloatti) e incluso con recupero sobre flor y volcada (79-89). El último tiempo muerto de Bianchelli fue para salir a quemar las naves y poder realizar un último intento de meterse en juego.

Quilmes achicó otra vez a 6 de la mano de Ricky Sánchez (86-92) cuando faltaba solo 51 segundos. Pero Zurschmitten metió uno solo y en la contra metió otro triple a la carrera el boricua y la diferencia se redujo a 4 (a falta de 44 segundos) 89-93.

Después de un libre de Lamonte (89-94) otra corrida de Quilmes terminó con el tercer triple consecutivo de Quilmes, esta vez en manos de Flor (92-94) y enseguida llegó el recupero de la pelota sobre Lamonte que piso línea lateral y el cervecero se hizo de la bola faltando 26 segundos.

La última ejecución ofensiva no fue buena. Jugaron un aclarado para Flor por izquierda, lanzó en 5 metros y falló, el rebote ofensivo fue de Basualdo pero Leiva metió la tapa del partido, ya que Basualdo recuperó el balón pero en el afán de pasársela a Flor que venía de frente la tiró un poco alta y la pelota se perdió en el lateral.

Nuevamente frenaron a Lamonte con falta y esta vez Kyle metió los dos (92-96) con solo 13 segundos por jugarse. Pero Quilmes no se rendía y Eric Flor en apenas 4 segundos corrió la cancha y castigó con un cuarto triple consecutivo (95-96) a falta de 7. Nuevamente foul para frenar el reloj y esta vez Nico Zurschmitten convirtió los dos libres (95-98). En la salida Leiva paró con falta a Flor, que todo Quilmes pidió como antideportiva pero los árbitros interpretaron que fue normal.

El escolta del cervecero anotó el primero y tiró a errar el segundo pero tan mal que la pelota no tocó el aro y no tuvo continuidad. Peñarol repuso del medio y el partido se terminó.

Fue uno de los clásicos más calientes de los últimos tiempos. Si bien tuvo escasas acciones lujosas la intensidad y la lucha fueron banderas. Y una nueva demostración que defender bien no significa que te anoten pocos puntos. Peñarol lo hizo muy bien y Quilmes sumó 96, pero llevaba 81 a falta de un 1:10.

Lo gana Peñarol porque dominó el juego, lo puso con oficio e inteligencia todo el tiempo de su lado, anotó con goles de todos los colores (ante una defensa que otra vez es goleada) y se regaló el triunfo más lindo del año. El que vale doble, el que todos sueñan con ganar.

Crónica: Pablo Tosal – @Pablotosal
Fotos: LNB contenidos

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

BASQUET OLIMPICO. ARGENTINA PERDIO CON AUSTRALIA.EL ADIOS A SCOLA

Published

on

El adios de Scola a la Seleccion

El seleccionado de básquetbol de la Argentina perdió hoy con Australia por 97 a 59 en Saitama, por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en el último partido de la carrera de una leyenda como Luis Scola.

Los parciales del partido fueron los siguientes: Argentina 22-18, 9-21, 15-21 y 11-37.

La Selección extrañó a su mejor defensor, Patricio Garino, afuera por una lesión en el bíceps femoral derecho, y en ataque no tuvo la mejor versión de Facundo Campazzo (9 puntos) y tampoco contó con variantes alternativas en la pintura: Luis Scola culminó con 7 unidades y 4 rebotes.

El partido se frenó a poco menos de un minuto para finalizar para ovacionar a Scola, campeón olímpico en Atenas 2004 y medallista de bronce en Beijing 2008, en su quinta participación en un Juego Olímpico. Además fue abanderado en Río de Janeiro 2016.

Por su lado, Australia quebró el encuentro en el tercer parcial y esto le permitió darle descanso a Paty Mills (18 tantos y 4 asistencias), su figura, en casi todo el último parcial. Otro que mostró un nivel alto fue Joe Ingles (11 tantos y 7 pases gol).

Luis Scola, un símbolo del seleccionado, le puso punto final a su carrera a los 41 años: soñaba con despedirse en Tokio 2020 y así lo hizo, aunque, claro, no fue el partido que le hubiese gustado: “Estoy golpeado emocionalmente, el partido ya terminó. Se me vinieron todos los recuerdos de golpe, me voy en paz”. Compañeros, rivales, cuerpo técnico y árbitros aplaudieron al gigante argentino cuando Hernández (que luego, también, anunció su salida del seleccionado) lo sacó de la cancha en los segundos finales.


Australia se cruzará en semifinales con Estados Unidos, mientras que el otro cruce por un lugar en la final se definirá en el choque entre Eslovenia y Francia.

Fuente: Telam

Imagen: TN Deportivo

Continue Reading

Deportes

VUELVE LA LIGA BARRIAL DE FUTBOL

Published

on

La Liga Barrial de Fútbol de Mar del Plata pondrá en marcha la “fase piloto de encuentros” este próximo domingo y de esta manera, los clubes que la componen, volverán a jugar sus clásicos partidos de fútbol.

El ente deportivo lleva más de un año y medio sin poder realizar las jornadas de los domingos. Quince son los clubes que componen a la institución que reúne a las familias de los barrios: El Gaucho, Centenario, Parque Peña, Villa Primera, La Perla, Malvinas, 9 de Julio, Santa Rosa de Lima, La Herradura, Hipódromo, San Jorge, Jorge Newbery, Libertad, Peralta Ramos Oeste, Villa Evita, Santa Rita, El progreso, San Martín, Aeroparque, Malvinas, Etchepare, Acantilados, Playa Los Lobos, Playa Chapadmalal, Santa Isabel, Unidad turística Chapadmalal y San Eduardo.

En este caso, la propuesta consiste en preparar tres burbujas, en tres predios distintos; el que tiene la filial de Lanús en Mar del Plata, Villa los Juncos y Chapatense. En este primer encuentro marcará la vuelta a la actividad deportiva, de más 600 chicos y chicas de los barrios de la ciudad. fUENTE 223 DIGITAL

Continue Reading

Deportes

EL BASQUET ARGENTINO A CUARTOS DE FINAL EN TOKIO

Published

on

La Selección Argentina de básquet cumplió, venció por 97 a 77 a Japón en el último partido del Grupo C y se clasificó a los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. Ya entre los ocho mejores, deberá esperar rival que saldrá de un sorteo entre Australia y Francia, selecciones que salieron primeras en sus respectivos grupos.

En el estadio Saitama Super Arena tuvo minutos el base marplatense Luca Vildoza quien estuvo en cancha un poco más de 25 minutos, sumó 7 puntos (todos en el segundo cuarto), con 1 de 2 en tiros de 2 puntos y 1 de 4 en triples, capturó 2 rebotes y aportó 4 asistencias. Por su parte, Patricio Garino, marplatense que salió en el partido ante España por una lesión muscular del bíceps femoral de la pierna izquierda, realizó la entrada en calor pero finalmente resolvieron que no tenga minutos. Se espera que pueda estar en los cuartos de final.

Después de las dos derrotas en los primeros partidos de estos olímpicos, la Selección Argentina mostró mejor funcionamiento, técnica y físico que su par de Japón, aunque el local, conjunto dirigido por el argentino Julio Lamas, se mantuvo en juego con ráfagas oportunas. Igualmente, en el primer cuarto llegó a sacar una máxima de 13 puntos con un incansable Facundo Campazzo en la generación y con un Marcos Delía intratable en la pintura (10 puntos, 4/4 en tiro de campo).

En el segundo acto fue lo mejor que mostró Vildoza, jugador de los New York Knicks, que sumó 7 puntos y aportó variantes en la creación de juego. A su vez, hubo una gran tarea defensiva del elenco argentino para cerrarle todos los caminos de gol al jugador más preponderante de Japón, Rui Hachimura, quien llegaba de convertirle 34 puntos a Eslovenia. Este domingo anotó solo 2 puntos en el primer tiempo. Al descanso largo Argentina tomó una distancia de 8 unidades (46-38).

Luego de la victoria de la Selección Argentina de básquet ante su par Japón que aseguró su clasificación entre los ocho mejores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, la FIBA realizó el sorteo del cruce de los cuartos de final del certamen y la Albiceleste sabe que tendrá que medirse ante Australia el martes a las 9, horario argentino.

El plantel que forma parte los jugadores marplatenses Luca Vildoza y Patricio Garino tenía como opciones a Australia o Francia ya que ambos se clasificaron en el primer lugar de sus respectivos grupos y la Albiceleste como uno de los mejores terceros. Y finalmente el bolillero dispuso que Australia sea el rival.

 

Fuente: TyC Sports

Continue Reading

Más Vistas