Connect with us

Policial

El ex jefe de la barra de Newell’s presentó pruebas que pueden cambiar una causa clave

Published

on

Pueden darle un giro a la causa por la muerte del Quemadito Rodríguez y Pimpi Caminos. Narcos, violencia y muerte…

Diego Ochoa, más conocido en el mundo Newell’s como “El Panadero”, sacudió la interna de Tribunales en Rosario después de pedir una ampliación de indagatoria en la causa que se loinvestiga como presunto instigador del asesinato de Maximiliano “El Quemadito” Rodríguez, quien fue ejecutado en febrero de 2013 en una esquina céntrica de la ciudad y a plena luz del día.

Ochoa, quien fue el jefe de la barra de Newell’s después de la caída de Pimpi Camino, fue detenido en agosto de 2013. Ese mismo año, fue procesado por el juez Javier Beltramone, quien investiga el asesinato de Rodríguez, pero la Cámara lo sobreseyó, la fiscalía apeló y el tribunal superior finalmente revocó su sobreseimiento.

Ahora es la fiscalía, a cargo de Luis Schiappa Prieta, quien debe pronunciarse para fijar fecha del juicio. Mientras tanto, “El Panadero” se dedicó a estudiar la causa de manera minuciosa, tuvo acceso a todas las escuchas del expediente y mientras pasa sus días en la cárcel de Piñero -a las afueras de Rosario– se dedicó a transcribir cada una de ellas y se fue dando cuenta de que en realidad en esa causa lo que había era una “cama” y por eso se presentó en el Juzgado de Instrucción Nº 9 con sus desgrabaciones.

Ochoa juntó escuchas olvidadas en la causa que comprometen a abogados y jueces en la trama de una presunta maniobra para inducir la culpabilidad del crimen de Rodríguez a quien fuera el líder del paraavalancha rojinegro. Esta declaración de Ochoa puede, no solo sacarlo del centro de la escena en esta causa, sino lograr la revisión de su condena de 11 años por instigar el crimen de Roberto “Pimpi” Caminos.

En la declaración, a la que tuvo acceso POPULAR, Ochoa presenta conversaciones en las que participa el abogado Carlos Varela y en las que charla con Sergio Rodríguez, padre de Maximiliano, y su defendido. Del material se desprende la evidencia que la preocupación era saber para dónde iba la investigación por el asesinado del Quemadito: “Mañana voy a hablar con el juez y le tiro alguna línea, lo tiro en la mesa para rumbear la investigación”, le promete Varela a Rodríguez. El juez en cuestión es Beltramone y lo que llama la atención es que inmediatamente el magistrado dispone “inteligencia de llamadas” sobre los teléfonos de Ochoa.

Otra de las transcripciones que presenta Ochoa para sumar a la causa, es en la que apareceSergio Rodríguez hablando con Rosa, su mujer, y en un momento él habla de su intención de manipular la investigación sobre el crimen de su hijo el Quemadito y Sergio le cuenta los últimos acuerdos con Varela. Rosa parece ser más que una pareja, ya que aparece con carácter y decisión en la charla y con influencia sobre Rodríguez. En una de las transcripciones, el propioRodríguez reconoce al autor del crimen de su hijo como “El Puntero”, quien se presume serGuille Cantero, uno de los líderes del cartel de Los Monos.

Rosa: Vos no tenés que decir nada, que nunca vos sospechaste nada de ellos (los Cantero).

Sergio Rodríguez: No, no los pronuncio, no me interesa, lo único que hablé es que lo investiguen a (Eduardo) Trasante (padre de Jeremías, víctima del Triple Crimen por el cual fue condenado Sergio Rodríguez como coautor a 32 años de prisión), al Panadero y al porteño (ex barra de Newell’s).

Rosa: Está bien.

Sergio Rodríguez: No, a ellos nada. Si yo sé. ¿Qué, soy boludo? El otro que aprendió a caminar para mí viene por ahí la sospecha, sabés de quién te hablo, del Puntero.

Ochoa sospecha que el asesinato del Quemadito se dio en medio de la disputa narco en Rosarioy en una de las escuchas que aportó se puede escuchar al padre del fallecido hablando con su mujer y dando detalles del enfrentamiento que su hijo había planteado con los Cantero y los riesgos que esto implicaba.

“Me voy a tomar unos mates con el Viejo Cantero. Cuando se fue me dijo ‘no sé por qué quería hablar tanto con vos Sergio’. ‘Porque me mandó Dios’, le digo, ‘te veía medio tristón y me hiciste volver el alma al cuerpo, me devolviste mucha fe con lo que me dijiste’. Este encuentro había que tenerlo. El me habló de mi libertad, hablamos sobre el pibe (su hijo Maxi Rodríguez). ¿Por qué hablamos sobre el pibe? Porque él una vez lo paró en un auto de alta gama y lo fueron a buscar. ¿Sabés qué le dije yo? Yo soy mucho más inteligente que mi hijo, porque esto es así. Él me dijo que no, que el día de mañana cuando él no sirva más, el padre le volaba la tapa de los sesos, ¿me explico? Este pibe no supo contar, él fue a todo lo fácil y así terminó, cuando no lo precisaron más, lo mataron”, admite Sergio Rodríguez. “Se quería abrir solo, se quería poner un supermercado (venta de droga) en el centro”, asume el papá del Quemadito sobre su hijo.

Otra de las desgrabaciones que hizo Ochoa y que aportó en su ampliación, tienen que ver con la intervención que se le hizo al teléfono del Quemadito Rodríguez, quien charlando con una persona le cuenta su plan para armar “una banda grosa” que nada tuviera que ver con Los Monos y esta persona le advierte del riesgo.

“Tenemos que armar nuestra propia banda, sí hermano quería proponerte que armemos una banda juntos, que armemos una banda más grande y poderosa”, dice Rodríguez. “Ya estoy en eso, pero hay que salir de la zona sur, hay que estar bien con ellos (los Cantero, se entiende) pero armar una banda aparte”, le dice la otra persona.

Ochoa en el final de su exposición ante la fiscal de la causa, deja en claro que todo esto se trata de un complot para pegarlo a él a la muerte del Quemadito y también a la de Pimpi y quedarse con el control de la barra. “Quiero destacar que en todas las escuchas se pueden acreditar dos cosas: primero las intenciones reales de Maximiliano Rodríguez de formar su propia banda y manejar todo. Y que la palabra Ochoa, Panadero, cancha o Newell’s, no aparecen nunca en las escuchas quedando en claro mi inocencia y todo esto se trata de una incorrecta acusación hacia mi persona. Ellos mienten, diciendo que Maxi Rodríguez quería retomar el poder de la hinchada cuando salió de la cárcel, pero es mentira. Dicen que Pimpi quería retomar el poder de la hinchada pero es mentira. Así construyeron esta mentira”, dice textual la declaración.

Hoy la barra leprosa está en poder de los que se denominan La Gloriosa Banda del Rojinegro.La misma se armó con residuos de todas las anteriores. Hay gente que respondía a Pimpi, también gente de Los Monos y algunos que paraban en el paravalancha con Ochoa. El narcotráfico está siempre sobrevolando la tribuna y ahora habrá que ver cómo la Justicia decide continuar una causa que sin dudas marcó un antes y un después en la vida de la tribuna rojinegra.

Si el Juez le da la derecha a Ochoa y toma en cuenta las pruebas que aportó en el juicio por la muerte del Quemadito, también impactaría directamente en la causa por el asesinato de Pimpi, ya que los testigos más importantes son los mimos.

Mientras tanto, los asesinatos por “ajustes de cuenta” en la guerra narco se suceden. Durante 2018 ya hubo 72 muertos en Rosario. El último hecho fue el martes, cuando acribillaron a tres delincuentes en un confuso episodio y horas después la policía confirmó que uno de ellos,Pajarito Fernández, era “socio” de Guille Cantero,el Jefe de la Banda, que hace días fue condenado a 22 años de prisión. No son pocos los que aseguran que el propio Cantero maneja todo desde su celda y entre sus “trabajos” está la barra leprosa.

Ochoa espera la resolución de la fiscal para saber si eleva a Juicio la causa por la muerte del Quemadito y además aguarda la resolución de su apelación por la muerte de Pimpi.

Lo que espera la sociedad y el hincha es que de una buena vez estas causas se cierren y con Justicia para tranquilidad de todos.

Diario Popular

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Policial

BORRACHO AL VOLANTE: TENÍA 1,83 Y SE “COMIÓ” EL GOL

Published

on

Ocurrió durante la madrugada de este domingo en Alem y Roca.

Esta madrugada, personal de Comisaría 9na que realizaba recorridas por calle Alem constató, en Alem y Roca, un accidente de tránsito donde por causas a establecer, un Renault Clio conducido por un hombre de 23 años había colisionado con un Volkswagen Gol conducido por un joven de 21 años.

Se solicitó asistencia médica, concurriendo ambulancia del SAME que asistió a los conductores en el lugar y no dispuso traslado.

Personal de tránsito le realizó test de alcoholemia a ambos conductores que dio resultado positivo para el conductor del Clio de 1,83 g/L, por lo que labró la correspondiente infracción y secuestró la licencia y el vehículo.

Se iniciaron actuaciones por Lesiones culposas con intervención de la UFI N°11 a cargo del Dr. Pablo Cistoldi.

FUENTE : EL MARPLATENSE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Policial

CONFIRMARON LA EXTRADICIÓN DE JUAN JESÚS PIERO PINNA A MAR DEL PLATA

Published

on

El ex rugbier tucumano fue acusado de matar un empresario en el balneario Nuevo Horizonte, de la ciudad costera.

Continue Reading

Policial

ASESINAN EN ESPAÑA AL MARPLATENSE RICARDO CAPPARELLI

Published

on

El marplatense Ricardo Capparelli (77) murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que escaparon en la noche sin dejar ningún tipo de rastros.

El hecho que investiga la Guardia Española de Granada ocurrió en la noche del 17 de junio y la víctima, padre del reconocido abogado local Facundo Capparelli, falleció en un nosocomio dos días después. La autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

“Lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”, dijo Facundo Capparelli en diálogo con LA CAPITAL.

Facundo junto a su hermana Sole se encuentran en España a la espera de las novedades investigativas del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque por el momento no se ha podido  lograr un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado. La primera parada establecida en el programa era Málaga y allí llegó con el avión para encontrarse con una familia amiga. Al momento de recibirlo le entregaron también, para que se movilizara en su viaje de dos semanas un automóvil Mini Cooper.

Primero se alojó en el hotel Only You de Málaga y tras un par de días se trasladó a Nerja, una bella ciudad también costera, distante a poco más de 60 kilómetros. Allí ocupó una plaza en el hotel Paraíso del Mar y en la noche del viernes 17 de junio fue a cenar. Lo que pasó durante la madrugada en esa salida es un misterio, pero no quedan dudas de que fue asaltado, despojado de su teléfono celular, de un portavalores y de su reloj. Esto recién se lo contó al conserje a la mañana siguiente, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo. Tras haberse recuperado había regresado al hotel.

Pese a los dolores Capparelli se fue de allí a Granada, a 95 kilómetros, para tomar un apartamento y allí volvió a referirle a un vecino sobre lo sucedido.

Finalmente en la tarde del 18 Ricardo Capparelli se sumó, adolorido, a una excursión por la Alhambra pero entonces no pudo soportar más. El calor y los continuos dolores obligaron a la guía a llamar a la Cruz Roja para ser fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Allí Capparelli, tal como era su costumbre de no querer preocupar a sus hijos, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.  “Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, dijo Sole. Capparelli murió al día siguiente.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole desde España.

Todavía falta el dato clave de saber a qué restaurante fue a cenar y si bien un mozo reconoció a Capparelli como un comensal esa noche, esa afirmación no tiene un grado de certeza ni respaldo en video. Tampoco hay un informe aún sobre el trackeo del teléfono celular, que podría ofrecer los movimientos de Capparelli previo al ataque.

Por lo pronto, los hermanos Facundo y Sole Capparelli se dividieron tareas. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Continue Reading

Más Vistas