Connect with us

Tecnologia

FaceApp: más expertos en seguridad advierten sobre el mal uso

Published

on

Los expertos en seguridad informática sostienen que se desconoce quién controla los datos y si serán manipulados.
Especialistas en seguridad informática advirtieron que detrás de “FaceApp” -la aplicación que es furor en las redes sociales porque permite agregar o quitar años del rostro a partir de una simple foto– existen motivaciones que poco tienen que ver con el entretenimiento de los usuarios. “Estas aplicaciones con imágenes personales son usadas por empresas o gobiernos para mejorar los algoritmos de reconocimiento facial. Cuanto más información les proporcionamos, más precisos se vuelven los algoritmos y mejores se vuelven los sistemas de reconocimiento”, advirtió Enrique Chaparro, especialista de Fundación Vía Libre.

La aplicación es muy fácil de usar. Después de descargarla en el celular, hay que subir una foto o tomarse una selfie y aplicarle el filtro que más te guste: agregar anteojos, cambiar el color de pelo, agregar maquillaje, poner o quitar barba y quitar o sumar edad. Este último, el de agregar varias décadas al rostro, fue el más utilizado en la última semana.

“Desde los tiempos más antiguos, a los seres humanos nos ha ilusionado la posibilidad de saber qué será de nosotros en el futuro. Por eso los horóscopos, los tiradores de cartas”, dijo a Página|12 Enrique Chaparro, especialista en seguridad informática de Fundación Vía Libre. “Pero una cosa es el uso que hacen los usuarios y otra la que hacen los desarrolladores o las empresas o gobiernos que les compran esa información”, advirtió.

FaceApp, según explicó su creador, el desarrollador ruso Yaroslav Goncharov, utiliza redes neuronales (inteligencia artificial) para escanear los rostros de los usuarios, cruzarlos en bases de datos y modificarlos con distintos agregados como más o menos edad, barba o cambio de género, entre otros filtros.

Este tipo de aplicación, más allá del uso que le dan los usuarios, se utiliza para “entrenar a algoritmos de inteligencia artificial y lograr que hagan un mejor reconocimiento de imágenes”, advirtió Chaparro. Según explicó el especialista, entrenar ese tipo de algoritmos “lleva grandes cantidades de datos, procesos intermedios, y mucho prueba y error” y es por ello que “cuanto más información le proporcionamos, más precisos se vuelven los algoritmos y mejores se vuelven los sistemas de reconocimiento”.

Los sistemas de reconocimiento facial que se utilizan en la actualidad, a partir de cámaras ubicadas en la vía pública, suelen tener un gran margen de error. “Son imágenes dinámicas, donde la posición del rostro no es la ideal, el ángulo de la cámara tampoco”, detalló. Para mejorar ese margen de error, se trabaja permanentemente en el algoritmo de reconocimiento “a partir de imágenes sacadas de este tipo de aplicaciones o de internet”, advirtió Chaparro.

Los desafíos que suelen circular por las redes sociales del tipo “10 year challenge” también están orientados -para el especialista- al mejoramiento del algoritmo. “Para los usuarios puede ser muy divertido, pero hay alguien que juntó millones de fotos de personas en la actualidad y de esas mismas personas hace 10 años y puede mejorar con ellas el algoritmo de envejecimiento”, advirtió.

Estos mecanismos de reconocimiento facial, para el especialista, son herramientas que en las manos equivocadas pueden representar un gran peligro para la seguridad. “¿Qué hubiese pasado si durante la dictadura se hubiese utilizado el reconocimiento facial? En vez de 30.000 desaparecidos, lamentaríamos el triple. No hay que darle a nadie herramientas de poder más allá de los controles democráticos, porque el que las utiliza ahora puede estar inspirado en las mejores intenciones, pero no sabes quién las va a usar en el futuro y para qué”.

Este uso indebido de la aplicación, aclaró, “no tiene que ver con una conspiración universal” sino que consecuencia de “una dinámica del uso del dato personal propia de nuestro tiempo”, de una “concepción de la seguridad pública como vigilancia microscópica” y de una “fisura entre el mundo real y el mundo virtual, a partir de las redes sociales, donde nos convencieron que nuestro espacio privado carece de valor y que poner en público nuestro espacio privado tiene recompensas. Y eso, en realidad, tiene que ver con la posibilidad de monetizar y generar beneficios económicos en el mundo virtual”.

Los riesgos de FaceApp también fueron advertidos por otros especialistas. Para Cristian Borghello, director de Segu-Info, “es todo medio gris” porque “se supone que hay una persona detrás de FaceApp, pero es totalmente desconocida” y “puede ser cualquiera: una empresa, un gobierno”, dijo el Licenciado en Sistemas, que también sugirió que “podrían usar la información que estamos subiendo para, por ejemplo, identificación biométrica”.

“Pensemos si cada vez que salimos a la calle alguien nos pide una foto nuestra. Probablemente no se la daríamos. Pero con estas aplicaciones estamos haciendo eso mismo y cedemos nuestras imágenes para entrenar algoritmos”, reflexionó Alexis Sarghel, consultor en seguridad informática. “Estamos entrenando gratis inteligencia artificial, estamos alimentando gratis una base de datos de origen desconocido”, concluyó.

FUENTE : PAGINA 12

Continue Reading

Tecnologia

MDP : Alarma por la tecnología 5G

Published

on

La telefonía móvil ofrecerá más potencia. Pero no se han hecho estudios sobre los efectos en la salud y los expertos alertan sobre sus consecuencias.

En función de todas estas situaciónes avances tecnológicos pero que que pueden generar problemas de salud a la población.el Abogado Marplatense presento por mesa de entradas una SOLICITUD DE INFORMACION PUBLICA AMBIENTAL al intendente de General Pueyrredón Guillermo Montenegro en referencia a la instalación de antenas de 5 G en General Pueyrredón
Compartimos sus argumentos

Continue Reading

Tecnologia

Incorporar suficiente vitamina D reduce 52% las probabilidades de morir a causa de COVID-19

Published

on

Se trata de una investigación de la Universidad de Boston, que halló también que ‘la vitamina del sol’ juega un papel crucial en el fortalecimiento y aumento de capacidades del sistema inmunológico para combatir infecciones y mantener bajo control inflamaciones

Las personas que incorporan suficiente vitamina D tienen un riesgo 52 por ciento menor de morir de COVID-19 que aquellos que tienen deficiencia de la 'vitamina del sol' (Foto: Shutterstock)Las personas que incorporan suficiente vitamina D tienen un riesgo 52 por ciento menor de morir de COVID-19 que aquellos que tienen deficiencia de la ‘vitamina del sol’ (Foto: Shutterstock)

Una nueva investigación determinó que obtener vitamina D está relacionado con un menor riesgo de sufrir infecciones graves por coronavirus y padecer síntomas graves como confusión, pérdida del conocimiento, dificultad para respirar y muerteLas personas que incorporan suficiente vitamina D tienen un riesgo 52 por ciento menor de morir de COVID-19 que aquellos que tienen deficiencia de la ‘vitamina del sol’, revelaron.

Se trata de un estudio llevado adelante por la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston de los Estados Unidos, en donde los científicos se preguntaron qué hace que una persona sea más propensa a contraer COVID-19. La falta de vitamina D se determinó mediante la medición del elemento ´25-hidroxivitamina D´ en sangre, según un nuevo estudio en más de 190.000 personas dirigido por Michael F.Holick, PhD, MD, endocrinólogo estadounidense, especializado y reconocido en el campo de la vitamina D, profesor de Medicina, Fisiología y Biofísica Molecular en el campus médico de la Universidad de Boston.

La luz solar es nuestra fuente más importante de vitamina D (Foto: Shutterstock)La luz solar es nuestra fuente más importante de vitamina D (Foto: Shutterstock)

La vitamina D juega un papel crucial en el sistema inmunológico -de defensa del organismo- y puede combatir la inflamación. Estas características resaltadas por el equipo investigador pueden convertirlo en un actor clave en la lucha del cuerpo contra el coronavirus. A partir de años de investigar este compuesto, se sabe que la falta de vitamina D afecta tanto al sistema inmune innato como al adaptativo e incorporarla puede tener un papel en la protección contra las infecciones respiratorias. Pequeños estudios anteriores han sugerido una relación entre la deficiencia de vitamina D y el riesgo de infecciones y mortalidad por COVID-19, pero los estudios se basaron principalmente en tendencias geográficas en el estado de vitamina D y las tasas de infección por COVID-19 en lugar de pacientes individuales.

En este contexto, tres importantes estudios analizaron los efectos del aislamiento en la salud y la importancia de la vitamina D, que necesita de la exposición al sol y al aire libre para incorporarse adecuadamente al organismoy llegaron a la conclusión de que existe suficiente evidencia científica para determinar que la deficiencia de este compuesto ‘del sol’ aumenta el riesgo de contagio.

Este nuevo estudio retrospectivo, que se publicó en el sitio médico PLOS ONE, mostró una fuerte correlación entre los niveles sanguíneos más altos de 25-hidroxivitamina D y las tasas más bajas de positividad para el SARS-CoV-2, especialmente en pacientes que vivían en códigos postales predominantemente afroamericanos e hispanos.

Pescados como el salmón, trucha, fletán, caballa, esturión, pez espada y bacalao, arenque, sardina y la tilapia aportan vitamina D (Shutterstock)Pescados como el salmón, trucha, fletán, caballa, esturión, pez espada y bacalao, arenque, sardina y la tilapia aportan vitamina D (Shutterstock)

Evaluamos más de 190.000 muestras de sangre de pacientes de todas las etnias y edades infectados con COVID en los 50 estados en los Estados Unidos. Observamos que cuanto más alto era el nivel en sangre del paciente de 25-hidroxivitamina D, hasta 55 ng / mL menor era su riesgo de infectarse con el coronavirus. Las personas de color se han visto particularmente afectadas por COVID 19”, dijo el doctor Holick.

De acuerdo a lo manifestado por el endocrinólogo y su equipo de trabajo, los pacientes que viven en vecindarios predominantemente afroamericanos e hispanos tenían más probabilidades de tener deficiencia de vitamina D y un mayor riesgo de contraer la infección. “Encontramos que los pacientes que tenían deficiencia de vitamina D -nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D menor de 20 ng / ml- tenían una tasa de positividad 54% más alta en comparación con aquellos que tenían suficiente vitamina D -nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D de al menos 30 ng / mL- y que para alcanzar un nivel en sangre de 25 hidroxivitamina D de al menos 30 ng / ml, las directrices de la Endocrine Society de los Estados Unidos recomiendan que los bebés, los niños y los adultos reciban 400-1000 UI (Unidades Internacionales), 600-1000 UI y 1000-1500 UI de vitamina D al día, respectivamente, mientras que los adultos obesos requieren de 2-3 veces más vitamina D”, explicó Holick.

La falta de vitamina D se determinó mediante la medición del elemento ´25-hidroxivitamina D´ en sangre (REUTERS/Phil Noble)La falta de vitamina D se determinó mediante la medición del elemento ´25-hidroxivitamina D´ en sangre (REUTERS/Phil Noble)

Esta intervención simple y económica de tomar vitamina D puede ayudar significativamente a reducir el riesgo de infección por este virus mortal”, concluyó el principal investigador del documento científico.

Holick y su equipo han descubierto que las personas que no obtienen suficiente vitamina tienen muchas más probabilidades de enfermarse gravemente, desarrollar sepsis o incluso morir después de contraer el coronavirus.

Debido a que la deficiencia de vitamina D es común en personas con otras enfermedades que aumentan los riesgos de coronavirus, es imposible decir exactamente cuántas vidas se salvarían si todos obtuviéramos nuestra dosis diaria de vitamina solar. Pero sí se sabe que alrededor del 42 por ciento de la población de EE. UU. tiene deficiencia de vitamina D. Si esa tasa fuera cierta para los más de 203 mil estadounidenses que murieron de coronavirus, quizás a unos 85.000 les hubiera ido mejor con niveles mejorados de vitamina D, ejemplificaron los investigadores.

190.000 personas participaron del estudio (REUTERS/Dylan Martinez)190.000 personas participaron del estudio (REUTERS/Dylan Martinez)

Entre las 190.000 personas que participaron del estudio, los que tenían niveles suficientes de vitamina D en sangre tenían menos probabilidades de tener niveles de oxígeno en sangre peligrosamente bajos y tenían más probabilidades de estar conscientes al llegar a los hospitales.

Los pacientes con niveles bajos de vitamina D tenían un 46% más de probabilidades de necesitar ser intubados o de desarrollar el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), la afección de insuficiencia pulmonar que resulta fatal para muchos pacientes con COVID-19.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, el mundo se acerca con 990 mil muertos al millón de fallecidos por COVID-19 (EFE/Ernesto Guzman Jr./Archivo) Según datos de la Universidad Johns Hopkins, el mundo se acerca con 990 mil muertos al millón de fallecidos por COVID-19 (EFE/Ernesto Guzman Jr./Archivo)

Los pacientes con deficiencia de vitamina D también tenían niveles más altos de proteína C reactiva, un probable marcador temprano del nuevo coronavirus grave, y recuentos bajos de glóbulos blancos, una mala señal para su sistema inmunológico.

En general, el 74 por ciento de los pacientes, que tenían entre 30 y 90 años, desarrollaron COVID-19 grave. Pero la tasa entre las personas con suficiente vitamina D fue menor: alrededor del 64 por ciento padecieron una enfermedad grave. Todos los pacientes menores de 40 años incluidos en el estudio sobrevivieron al COVID-19. Pero el 16,3 por ciento de los que tenían 40 años o más, 38 personas, finalmente murieron de coronavirus.

Aunque nadie en el estudio menor de 40 años murió, las muertes fueron más comunes entre las personas con deficiencia de vitamina D (debajo de la línea negra) de todas las edades. Aunque nadie en el estudio menor de 40 años murió, las muertes (rojo) fueron más comunes entre las personas con deficiencia de vitamina D (debajo de la línea negra) de todas las edades (Public Library of Science US)Aunque nadie en el estudio menor de 40 años murió, las muertes fueron más comunes entre las personas con deficiencia de vitamina D (debajo de la línea negra) de todas las edades. Aunque nadie en el estudio menor de 40 años murió, las muertes (rojo) fueron más comunes entre las personas con deficiencia de vitamina D (debajo de la línea negra) de todas las edades (Public Library of Science US)

Eso incluyó solo al 9,7 por ciento de las personas con niveles suficientes de vitamina D, mientras que el 20 por ciento de los que tenían niveles bajos de vitamina murieron.

Además, aquellos con niveles particularmente altos de vitamina D (40 ng / ml) tenían el riesgo más bajo de muerte, con solo el 6.3 por ciento de ese grupo muriendo.

¿Dónde se obtiene la vitamina D?

La luz solar es la fuente más importante de vitamina D. La reacción de la luz ultravioleta con el colesterol desencadena la producción de la vitamina. Pero las personas con piel más oscura tienen más melanina, lo que dificulta que la piel absorba los rayos UV y que se produzca la vitamina D. También se puede absorber vitamina D a través de la alimentación, aunque en dosis más pequeñas, en ciertas dietas, al comer los siguientes alimentos:

Según Medline Plus, el cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina la vitamina de la "luz del sol". La mayoría de las personas satisfacen al menos algunas de sus necesidades de vitamina D de esta manera. Muy pocos alimentos -como los pescados- contienen vitamina D de manera natural (Shutterstock)Según Medline Plus, el cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Por eso, con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol”. La mayoría de las personas satisfacen al menos algunas de sus necesidades de vitamina D de esta manera. Muy pocos alimentos -como los pescados- contienen vitamina D de manera natural (Shutterstock)

Pescados: salmón, trucha, fletán, caballa, esturión, pez espada y bacalao, arenque, sardina y tilapia

Hongos o setas: portobellos y rebozuelos

Leche: incluye leche baja en grasa, leche con chocolate baja en grasa, leche de soja, leche de almendras y leche de arroz

Yogur: la mayoría de tipos y sabores

Huevo duro

Cerdo

Jugo de naranja fortificado

Cereales fortificados

Los distintos tipos de vitaminas y minerales (Foto: Shutterstock)Los distintos tipos de vitaminas y minerales (Foto: Shutterstock)
FUENTE : INFOBAE
FOTO TAPA : MAGISNET

Continue Reading

Tecnologia

Cómo es el hisopado por coronavirus: paso a paso, así se determina que una persona está infectada

Published

on

Cómo se decide qué persona amerita ser testeada y en qué consiste el procedimiento. Diferencias entre el test diagnóstico y el análisis de anticuerpos

Los países establecen criterios específicos para definir cuándo una persona califica para ser testeada por coronavirus (Shutterstock)

Hisopado, test rápido, PCR, test de anticuerpos. Los términos se repiten a diario en los medios de comunicación y en las conversaciones cotidianas. Están en boca tanto de quienes forman parte del sistema de salud como de quien los escuchó por primera vez en el marco de la actual pandemia por coronavirus.

Pero ¿cómo es el procedimiento para saber si una persona está infectada? ¿Cómo se determina a quiénes testear? ¿Cuánto demora el resultado?

La PCR (reacción en cadena de polimerasa, por sus siglas en inglés) se pide en los pacientes que cumplen la definición de caso sospechoso, es decir en toda persona que presente dos o más de los síntomas tenidos en cuenta. “La definición se fue ampliando, ya que en un primer momento la condición tener era fiebre más otro síntoma; ahora se excluye la fiebre, o sea que si alguien tiene tos y dificultad respiratoria, o tos y dolor de garganta, sin tener fiebre ya se considera caso sospechoso. Esto es bueno porque amplía la definición y permite detectar más casos”, comenzó a explicar a Infobae la médica infectóloga Isabel Cassetti.

Para eso, los países establecen criterios específicos para definir cuándo una persona califica para ser testeada por coronavirus. En la Argentina, con el fin de agilizar la definición temprana, el Ministerio de Salud de la Nación actualizó la semana pasada la definición de caso sospechoso de COVID-19 y establecieron cuatro criterios para su identificación.

Play

El nuevo criterio incluye a “todo paciente que presente anosmia/disgeusia de reciente aparición y sin otros signos o síntomas”.

Y se suma, así, a los criterios hasta ahora tenidos en cuenta, de fiebre de 37.5 Cº o más, dolor de garganta, tos, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto sin otra enfermedad que explique completamente el cuadro clínico y que la persona haya estado en los últimos 14 días en contacto con casos confirmados de COVID-19; o tenga un antecedente de viaje internacional, o tenga un historial de viaje o residencia en nuestro país en zonas de transmisión local de COVID-19, ya sea comunitaria o por conglomerados.

También se considerará casos sospechoso de COVID-19 a toda persona que presente dos o más de los síntomas descriptos y resida o trabaje en instituciones cerradas o de internación prolongada, es decir penitenciarias, residencias de adultos mayores, instituciones neuropsiquiátricas, hogares de niñas y niños; o sea personal esencial -Fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas, y personas que brinden asistencia a personas mayores-; y también a personas que residan en barrios populares o pueblos originarios.

El segundo criterio para sospecha de COVID-19 incluye a toda persona que presente dos o más de los síntomas descriptos y requiera internación, independientemente del nexo epidemiológico.

Luego de seis a ocho horas de hisopado, el paciente ya cuenta con el resultado de la PCR (Shutterstock)Luego de seis a ocho horas de hisopado, el paciente ya cuenta con el resultado de la PCR (Shutterstock)

El tercer criterio indica que debe considerarse caso sospechoso a toda persona que sea contacto estrecho de caso confirmado de COVID-19 y presente uno o más de estos síntomas: fiebre (37.5°C o más), tos, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia/disgeusia de reciente aparición.

Así, “el caso sospechoso se manda a hisopar y con el resultado de la PCR positiva pasa a ser confirmado: eso se llama identificación de caso y el protocolo indica en esas situaciones aislar al paciente e iniciar la búsqueda de sus contactos estrechos, a quienes también se los aísla y si presentan síntomas se hisopa”, detalló Cassetti.

Tenemos dos tipos de test para coronavirus: uno es para hacer el diagnóstico de la enfermedad y el otro para saber si una persona tuvo en el pasado la infección por SARS-CoV-12; uno es diagnóstico y otro indica que la persona tuvo la enfermedad en el pasado -diferenció la infectóloga-. El diagnóstico actual se hace a través de la presencia del virus y el pasado a través de la presencia de anticuerpos, que se pueden ver en un análisis de sangre que se llama serología”.

Para determinar enfermedad actual lo que se usa es “ver” el virus -presente o ausente- y eso es lo que informa el test PCR y se hace a través del hisopado nasofaríngeo. En este punto, Cassetti puntualizó: “El hisopo estéril se pasa en profundidad por cada narina y también por la faringe, que es la parte posterior de la garganta. Luego el hisopo se coloca en un tubo y se envía al laboratorio, donde realizan la técnica de PCR, que consiste en ver a través de una reacción si está presente el virus o no”.

La técnica permite luego de seis a ocho horas detectar un fragmento del material genético del patógeno para el diagnóstico de la enfermedad. No se mide la carga viral, sino la presencia o ausencia de virus, que se informa en el resultado: positivo o negativo.

autor

Continue Reading

Más Vistas