Connect with us

Politica

Fuerte malestar en el kirchnerismo duro por la condena del Gobierno a Venezuela en la ONU

Avatar

Published

on

Desde el Frente Grande y el Instituto Patria hasta Alicia Castro objetaron la declaración que avaló la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos donde instan a Maduro a llamar a elecciones y cuestionó la violación a los derechos humanos. Comparaciones con Bolsonaro y Piñera

mdinatale@infobae.com
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Play

Con profundo malestar, bronca contenida y algunos indicios visibles de enojo, el kirchnerismo duro recibió hoy el giro copernicano del Gobierno ante el posicionamiento de la Argentina en la ONU donde exigió al régimen de Nicolás Maduro que atienda las denuncias por violaciones a los derechos humanos y convoque de manera urgente a elecciones independientes.

Pocos minutos después de que el embajador argentino en Ginebra, Federico Villegas, anunciara que iban a abstenerse de votar una resolución de Irán y Siria que favorecía a Maduro y luego de que la Argentina votó a favor de un documento que cuestiona duramente la violación de derechos humanos en Venezuela, desde diferentes foros o grupos de WhatsApp del kirchnerismo empezaron a cuestionar las nuevas directivas de la política exterior argentina.

Mario Secco, el presidente del Frente Grande nacional y un aliado incondicional de Cristina Kirchner, expresó sin vueltas a Infobae“Habría que preguntarle al canciller Solá por qué decidimos intervenir en las políticas internas de otros países en una decisión que se contradice con nuestra historia política y dejamos la puerta abierta para que Estados Unidos invada a Venezuela”.

A su vez, Eduardo Sigal, un destacado referente en política exterior del Instituto Patria que tiene cotidiana llegada con Cristina Kirchner, expresó que “lo mejor hubiese sido abstenerse en la ONU porque este tipo de declaraciones ponen en peligro una posible invasión en Venezuela que no compartimos”.

Sigal se refería directamente a la declaración que aprobó la Argentina junto con otros 21 países en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU donde se denunciaron graves violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro y se instó a Venezuela a “tener pronto elecciones, transparentes y libres”.

La ex embajadora argentina en Venezuela durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Alicia Castro, lanzó un furibundo tuit en el que señaló: “Argentina votó la Resolución del Grupo de Lima, condenando a Venezuela, con Bolsonaro, Duque, Piñera, Viscarra, en cuyos países se violan flagrantemente los Derechos Humanos. México votó con Venezuela. Un lamentable giro en nuestra política exterior”.

infobae-image

El mensaje de Castro, que está abiertamente enfrentada con el canciller Felipe Solá, a quien le endilga haberla vetado para ir como embajadora a Rusia, prendió fuerte en la interna kirchnerista.

El líder piquetero Luis D’Elía retuiteó desde la cárcel las señales de la ex embajadora en Venezuela y subió un mensaje en el que se preguntó: “¿Cuál de estos presidentes del Grupo Lima es el peor por las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se registran en sus países?”. Y puso como ejemplos a Sebatián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Martín Vizcarra (Perú) y Jair Bolsonaro (Brasil). Es que precisamente la Argentina votó hoy junto con estos países en la ONU la condena contra Venezuela.

A la vez, D’Elía anunció que espera con ansiedad el pronunciamiento de Cristina Kirchner sobre la posición de la Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Al parecer, el hecho de haber votado junto a Brasil, Chile o Perú fue uno de los temas que mayor malestar generaron en el kirchnerismo duro: la idea de quedar “pegados” con presidentes de la derecha latinoamericana como Bolsonaro o Duque, entre otros, deja descolocados a muchos dirigentes.La votación en la ONU

Por otra parte, hubo conversaciones o intercambios de mensajes de algunos referentes del ala dura del kirchnerismo con la vicepresidenta para evaluar en los hechos los efectos de la votación en la ONU contra Venezuela. Según indicaron a Infobae algunos dirigentes del Frente Grande o de movimientos sociales, Cristina Kirchner no emitirá opinión alguna para evitar un nuevo enfrentamiento con la estrategia de Alberto Fernández. Pero aseguran que no se recibió con agrado el mensaje de Argentina en Naciones Unidas.

En rigor, buena parte del ala dura del kirchnerismo coincide con las expresiones polémicas que emitió la semana pasada el embajador argentino en la OEA, Carlos Raimundi. En una encendida defensa del régimen de Maduro el embajador argentino que responde al Frente Grande destacó que “Venezuela ha sufrido un fuerte asedio de intervencionismo” por lo que “hay una apreciación sesgada de lo que son las violaciones a los derechos humanos en determinados países”.

A lo largo de su intervención en el Consejo Permanente de la OEA, que monitorea la situación política del régimen populista de Maduro, Raimundi destacó que la Argentina “no hace una lectura ideológica de los derechos humanos. Nos centramos en la persona que sufre. No son los derechos humanos para mi país, un instrumento para tomar una posición ideológica”. Luego llegó el reto de la Casa Rosada y Raimundi tuvo que dar marcha atrás al sostener que su mensaje había sido malinterpretado.

Carlos RaimundiCarlos Raimundi

El ex embajador argentino en Bolivia y alineado con la vicepresidenta, Ariel Basteiro, evitó hablar de la votación en la ONU. Pero remarcó ante Infobae que “el mensaje de Raimundi no se lo leyó como estaba planteado”.

La posición intransigente del ala dura del kirchnerismo colisiona abiertamente con el mensaje de Alberto Fernández sobre Venezuela.

Poco antes del voto en la ONU, el Gobierno argentino anticipó formalmente esta mañana que votaría a favor de la resolución que condena las violaciones de los derechos humanos en Venezuela.

Lo hizo mediante un comunicado en el que se indica textualmente que “el presidente Alberto Fernández dio instrucciones a la Cancillería sobre la posición a fijar por la representación argentina en Ginebra ante los proyectos de resolución en relación con la situación en Venezuela que se tratarán en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”.

“Nuestro país mantendrá su liderazgo en la defensa global de los derechos humanos y sostendrá los principios de paz y resolución política de la crisis venezolana”, comienza el texto.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner (AFP)Alberto Fernández y Cristina Kirchner (AFP)

“Asimismo, valorará y apoyará con fuerza el trabajo realizado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas Michelle Bachelet. En ese marco, instamos al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a cooperar plenamente con el Consejo y todos sus mecanismos, y a implementar íntegramente las recomendaciones hechas por la Alta Comisionada en sus informes. Así como con su llamado a que conduzca investigaciones prontas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre las alegaciones de violaciones a los derechos humanos, lleve a los perpetradores ante la justicia y garantice una reparación adecuada a las víctimas”, se apunta en el documento.

En otro párrafo del comunicado, el gobierno de Alberto Fernández señala “la necesidad de reforzar la instalación de una misión permanente de la Alta Comisionada en Caracas, dotada de los recursos humanos y de los elementos que le permitan desplegar una acción remedial frente a dichas circunstancias y contribuir a encaminar soluciones apropiadas, liderando actuaciones complementarias que pueda estimar convenientes para tal propósito”.

Para muchos referentes del Instituto Patria, el kirchnerismo duro, el Frente Grande o los movimientos sociales, esta posición habilitará una injerencia de Estados Unidos en Venezuela o un apego a las políticas de la derecha latinoamericana.

fuente : INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

La oposición rechazó la iniciativa del Gobierno para crear una comisión que investigue a la Justicia: “Es una caza de brujas”

Avatar

Published

on

El senador Oscar Parrilli, en sintonía con el pedido que realizó ayer el presidente Alberto Fernández en su discurso de apertura del año legislativo, propuso que el Congreso ejerza un “control cruzado” entre los distintos poderes del Estado

Lo que plantea (Oscar) Parrilli es un apriete político, una caza de brujas”. Así calificó el presidente del bloque de la Coalición Cívica en Diputados, Juan Manuel López, la propuesta del senador Oscar Parrilli para que el Congreso ejerza un “control cruzado” entre los distintos poderes del Estado e investigue el accionar de los funcionarios judiciales a través de una comisión bicameral.

Ayer, en su discurso de apertura del año legislativo, el presidente Alberto Fernández dedicó un extenso pasaje a criticar a la Justicia. Entre otros puntos, el jefe de Estado anunció una serie de proyectos, como la creación de un nuevo tribunal que le recortará el poder a la Corte Suprema, y le pidió al Congreso que realice “un control cruzado” institucional del Poder Legislativo sobre el Judicial.

Parrilli avanzó hoy en este sentido. En declaraciones radiales, anunció que impulsará la creación de una comisión bicameral en el Congreso para investigar e interrogar a magistrados. “Estamos acostumbrados a fiscales rebeldes que no se presentan ante la Justicia”, indicó el senador en radio El Destape.

El senador Oscar Parrilli (Gaston Taylor)El senador Oscar Parrilli (Gaston Taylor)

Juan Manuel López, ante la consulta de Infobae, criticó esta iniciativa. “El control que hace el Congreso del Poder Judicial no es así, lo que plantea Parrilli es un apriete político, una caza de brujas. El control del desempeño de los jueces está previsto en la Constitución y es a través del Consejo de la Magistratura y en el caso de los jueces de la Corte, del Congreso, pero siguiendo lo que dice la Constitución y los reglamentos”.

En la misma línea, Pablo Tonelli, diputado de Juntos por el Cambio y representante ante el Consejo de la Magistratura, consideró a este medio que “todas las iniciativas que el presidente Alberto Fernández anunció son para amedrentar a los jueces, controlarlos para que decidan según las directivas que se impartan desde el Gobierno”.

El diputado de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli (Adrián Escandar)El diputado de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli (Adrián Escandar)

“La creación de una comisión bicameral es claramente un exceso y una violación a la división de los poderes establecidos en la Constitución; el Congreso ya tiene fijadas atribuciones de control, que son dos: el acuerdo que el Senado tiene que dar antes de las designaciones de los jueces y, en el caso de los jueces de la Corte Suprema, el juicio político que puede impulsar Diputados. El resto de los magistrados están sometidos al control del Consejo de la Magistratura”, completó.

También consultado por Infobae, Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente del PRO, expresó: “La mejor reforma del Poder Judicial que puede implementar el kirchnerismo es garantizar su independencia. Obviamente, el republicanismo es una materia que Parrilli y el kirchnerismo nunca aprobaron, pero más allá de eso, claramente esta injerencia que propone el Presidente en la Justicia camufla otras intenciones, vinculadas a frenar las causas judiciales que involucran a Cristina Fernández y que ya su gobierno no puede disimular ni ocultar, como le habrá pedido Cristina a Alberto como requisito para nombrarlo candidato a presidente. Están viendo que ese plan se les escurre y apelan a un mayor avance sobre el Poder Judicial”.

Mario Negri, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, publicó en sus redes un mensaje en sintonía con el resto del arco opositor: “Parrilli quiere crear una comisión bicameral inquisidora de jueces y fiscales. Con evidente abuso de autoridad el kirchnerismo quiere atribuirse facultades que la Constitución Nacional le da al Consejo de la Magistratura y al Jurado de Enjuiciamiento. Inaceptable, no pasarán”.

El diputado nacional Mario Negri (Mario Sar)El diputado nacional Mario Negri (Mario Sar)

En tanto, Francisco Quintana, dirigente del PRO y vicepresidente primero del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, señaló a través de las redes sociales: “El oficialismo no tardó ni 24 horas en proponer armar una comisión en el Congreso para interrogar a jueces y fiscales. Lo que ellos llaman ‘control’ es intromisión y persecución”.

Al argumentar su propuesta, Parrilli afirmó que el Presidente “lo que dijo es que el Poder Legislativo tiene que asumir el rol que le corresponde de control de los poderes y sugirió la creación de una comisión bicameral que se encargue precisamente de analizar, estudiar, discutir y poner en la muestra de la gente que la sociedad vea cómo está actuando el Poder Judicial y qué cambios hay que hacer para tener una Justicia independiente que falle en base a las pruebas y no responda a la presión de nadie”.

Las iniciativas del Gobierno en materia judicial no sólo fueron rechazadas por la oposición, sino también por la Asociación de Fiscales de la Argentina“La reforma del Ministerio Público es un pelotón de fusilamiento para los fiscales”, analizó su titular, Carlos Rívolo, en declaraciones a radio Mitre.

Federico Angelini Federico Angelini

Muchos especialistas creen que el kirchnerismo busca sancionar esa norma para correr de su puesto al actual jefe de los fiscales, el procurador interino Eduardo Casal, y limitar el poder de quien lo reemplace. Luego de asumir, Alberto Fernández había promocionado a Daniel Rafecas para ese lugar, sin embargo el juez federal adelantó que no asumirá si se modifica la norma y se imponen, entre otras cosas, modificaciones en la forma que se elige y se remueve al procurador.

La iniciativa no es una reforma, ya fue muy criticada porque es invadida completamente por la política. La Justicia necesita una reforma, pero no una reforma coyuntural”, enfatizó Rívolo.

 

autor

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Alberto Fernández, en la apertura de sesiones del Congreso 2021: vacunas, deuda, inflación, desarrollo y justicia, ejes del discurso

Avatar

Published

on

“Debíamos enfrentar el incencio sabíendo que otros habían terminado con el agua”. “Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos”. “Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos, pero la pirotecnia verbal sólo aturde”. “El poder judicial está en crisis. En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje (N. de la R Carlos Stornelli) que anda como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”. En dos horas de discurso, su segundo como Presidente en la asamblea legislativa, Alberto Fernández repasó lo que considera fueron los logros de su gestión y dijo todo lo que piensa de la oposición. Digno discípulo de Néstor Kirchner, su as en la manga fue fel anuncio de investigar la deuda que tomó Mauricio Macri: “He instruido a que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra historia recuerda”.

Recibido por la vicepresidenta Cristina Kirchner y después de los saludos protocolares, el presidente Alberto Fernández empezó su discurso ante la asamblea legislativa. “Es la oportunidad que tengo que hablarle al pueblo argentino y decirle lo que pienso. Llego a este Congreso con mis convicciones intactas, a proponerles que nos tomemos un momento de reflexión colectiva“.

PUBLICIDAD

Hace un año vine a hablarles y sólo 10 días después, la OMS decretó la pandemia de coronavirus. En los días subsiguientes, imágenes aterradoras recorrían el planeta. Se inició una crisis global en la que el mundo tuvo que enfrentar una situación inlesperada y caótica. Estábamos en una sociedad endeudada, con un sistema de salud quebrado que dejaba vencer vacunas. Debíamos enfrentar el incencio sabiendo que otros habían terminado con el agua“, dijo el Presidente.

“Invito a todos a sentirnos reconocidos como sociedad. Con el trabajo de todos hemos tenidos un logro inmenso en 2020, evitamos que se saturara el sistema de salud. Cada persona que lo necesitó tuvo la atención necesaria. Tal vez tomar conciencia de lo débiles que érmos nos dio fuerzas. Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos“, siguió.

“Ni un solo día bajamos los brazos, por eso no colapsó el sistema de salud”, sostuvo el primer mandatario.

En materia educativa, dijo el Presidente, “el compromiso de los equipos fue inmenso. Sé que puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió. Salvo que miremos las imágenes de otros países. Pido un sostenido aplauso para que se sienta nuestro reconocimiento a lo largo y ancho del país”.

Luego, ponderó lo realizado en materia económica para paliar los efectos de la pandemia: la creación del IFE, la suspensión del corte de los servicios públicos, la doble indemnización para despedir trabajadrores y el ATP. La Tarjeta Alimentar y el aumento de los ingresos de los jubilados, entre otras medidas.

El Presidente admitió la pobreza durante la pandemia, pero se comprometió a revetir la cifra y dijo que gracias a las medidas que tomó, los números no fueron peores. Pero aclaró que “el problema no está resuelto” y que no habla “en un tono triunfalista”.

Respecto de las vacunas, dijo que “Argentina y México producimos juntos una vacuna, participamos en Covax y estamos recibiendo más lentamente que lo estipulado la Sputnik V. Hemos iniciado el mayor operativo de vacunación de la historia argentina”.

Los errores cometidos

Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos. Ningún Gobierno está exento de cometerlos. No llegué a la presidencia para hacerme el sordo respecto a las críticas bienintencionadas, pero la pirotecnia verbal sólo nos aturde. Nos acusaron de haber instalado una infectadura”, dijo el Presidente. Y agregó que primero lo acusaron de envenenador y luego de que el veneno era “insuficiente”.

“Yo guardo la esperanza de que hagan un mea culpa y ayuden a levantar los cimientos de un país que han derrumbado”, dijo Fernández.

La deuda que dejó Macri

“El gobierno que me precedió tomó el préstamo más grande la historia. Hemos logrado la renegociación con un gran respaldo. El ahorro fue de 34.00 millones de dólares en el período 2020-2030. Es imperioso que todos afirmemos nuestro compromiso de que no se generen préstamos asfixiantes. Agradezco a los líderes y lideresas del mundo que me han acompañado en esta empresa”.

Cuando un macrista lo interrumpió desde su banca, Fernández le respondió: “Tuvo cuatro años para hablar, por qué no me deja ahora”.

Una querella criminal para los endeudadores

Sabemos que ese crédito fue otorgado para favorecer la campaña presidencial de Mauricio Macri. Eso fue una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos como nunca antes habíamos registrado. Nuestro país ya conoce lo que es estar endeudado. Lo que fue el blindaje y lo que fue el megacanje. En todos los casos, las mismas víctimas: argentinas y argentinos expulsados a la miseria”, remarcó Fernández.

En ese marco, el Presidente anunció: “He instruido que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración de caudales públicos que nuestra historia recuerdaLa inquietud parece ser también del Fondo”.

“Quiero decir que el acuerdo al que lleguemos con el Fondo tendrá en cuenta esto. Nuestro apuro es sacar a los argentinos de la pobreza”, explicó. En esa línea, señaló que “al asumir dije que había que empezar por los últimos para llegar a todos. No cambié mi modo de pensar. El diálogo con el Fondo ha sido muy constructivo. No hay más lugar para ajustes recesivos y el acuerdo será llevado al Congreso. Esto permitirá que nunca más el Poder Ejecutivo pueda endeudar al pueblo a sus espaldas”.

La inflación

El Presidente dijo que en 2020 la inflación se redujo 18 puntos, pero que es un fenómeno policausal sobre el que hay que seguir trabajando. Y mencionó los controles que hizo su Gobierno para que las empresas que producen alimentos cumplan con la ley y no especulen con los precios. “Ninguna sociedad crece emprobreciendo a los que cobran un salario”, remarcó. En ese contexto, citó la creación del Consejo Económico y Social. Habló de una solución integral al problema: “Creemos en el diálogo, pero no quiere decir que el Estado resigne sus potestades legales, menos cuando se trata de la alimentación del pueblo”.

Fernández dijo que la recuperación del empleo es una prioridad y habló de los programas que el Gobierno está impulsando la respecto. Anticipó también que va a avanzar en la urbanización de los barrios populares y que llevará una década concluir el proyecto.

Jardines de infantes

El Presidente dijo que va a crear 800 jardines de infantes porque le importa mucho la primera infancia y habló de que la recuperación económica, a pesar de la pandemia, se está produciendo más rápido de lo que se creía.

Impuesto a las ganancias

Fernández  le pidió al Congreso que apure el tratamiento de proyecto que eleva el piso de ganancias a 150 mil pesos brutos. Y dijo que sabe que hay muchos trabajadores monotributistas perjudicados. “Es necesario que este Congreso se aboque a las moratorias de de esos sectores”, afirmó.

Las tarifas

Mi objetivo es lograr tarifas diferenciales de acuerdo con el ingreso de quiénes las pagan. La pesadilla de tener que decidir si comer o pagar la luz llegó a su fin. El rediseño va a tarda meses. Voy a mandar un proyecto de ley para desdolarizar las tarifas para que los costos sean en pesos”.

La reforma judicial

El poder judicial está en crisis. Ningún funcionario judicial paga impuesto a las ganancias. Y en el caso de los miembros de la Corte Suprema, es casi impible acceder a sus declaraciones juradas. Me causa malestar, lo admito. “En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”.

Viendo todo esto, quiero pedirle al Congreso que asuma el rol de control cruzado sobre el Poder Judicial. Alguien tiene que ocuparse de lo que ha ocurrido. Hace años que vengo advirtiendo estos desvíos. Vivimos tiempo de judicialización de la política y de politización de la justicia. Elevé hace un año un proyecto de ley para que se reforme el fuero federal. Espero que obtenga la sanción total. También sería importante que se trata el proyecto para designar al Procurador. Espero que se trate”.

Recurso extraordinario y Juicio por Jurados

El Presidente dijo que quiere a modificarlo y dijo que va a enviar un proyecto de ley que reformule el Consejo de la Magistratura para “despolitizar” ese ámbito. El Presidente dijo también que va a impulsa, como establece la Constitución, el Juicio Por Jurados,

Finalmente, el Fernández hizo una propuesta: “Hagamos un acuerdo para que la Argentina no recaiga en un Estado ausente. Una economía inclusiva es necesaria. El Consejo Económico y Social será el ámbito para trabajar en 25 metas clave. Convocamos a todos los actores del país. Los argentinos y argentinas necesitamos construir un país para los descartados, los invisibles. Cuando uno de nuestros países se independizó fue necesario que hubiese hombres con coraje. Ese coraje hizo posible los cambios históricos. Cuanto más podamos aprender de la pandemia se generarán mejores condiciones para enfrentar los desafíos del futuro”.

“La pandemia –siguió– nos enseñó que somos vulnerables y que cuidarnos es cuidar al otro. Podemos elegir ser meros observadores o actuar con valentía y sentar las nuevas bases de un mundo innovador. De esta pandemia tiene que salir una Argentina mejor. Es ahora o nunca”.

Discurso Completo

FUENTE PAGINA 12

Continue Reading

Politica

Mónica Gutierrez: “Es imposible que Carla Vizzotti no supiera del Vacunatorio VIP”

Avatar

Published

on

En una entrevista con Infobae, la periodista y conductora recordó sus primeros pasos en la profesión y reflexionó sobre el escándalo que obligó a Ginés González García a renunciar. Al presidente le diría: “Serénese, que la versión destemplada filo Instituto Patria no le sienta”

Descubrió su vocación jugando, cuando cursaba séptimo grado. Con sus compañeros hacían un periódico en máquina de escribir, con carbónico, y lo repartían en el colegio. Su primer trabajo en los medios fue a los 19 años, en Rosario; comenzó a trabajar en un programa de mucho rating al mediodía. Aunque ella nunca soñó con ser famosa, desde entonces, trabajó sin interrupciones en distintos medios hasta mayo del 2020. Durante 22 años fue la conductora emblemática del noticiero central de América Noticias.

En una charla íntima con Infobae la periodista asegura que no cree que el periodismo haya muerto, pero afirma que está “en terapia intensiva, agarrado de un respirador, luchando por sobrevivir”

Gestó a sus tres hijos haciendo televisión y hace 30 años convive con Alejandro, su compañero de ruta y padre de Greta, Azul e Izan. En lo personal, se siente orgullosa de haber mantenido a una familia unida y se siente acompañada de ella a pesar del trabajo que eligió. Hoy se encuentra en un momento de transición y asegura que lo primero que aprendió de la pandemia es aceptar las frustraciones.

—¿En qué momento de su vida se siente hoy?

—Me siento en un momento de transición. En una suerte de punto de inflexión ya que tenía algunos proyectos al desvincularme de América, que obviamente se interrumpieron por la pandemia, con lo cual estoy tratando de capitalizar esta oportunidad trágica. Preparándome para el nuevo mundo.

—¿Qué mundo se viene?

—Nadie va a salir de esta situación de la misma manera en la que entró, y eso hay que tenerlo en la cabeza. Ninguno de nosotros va a ser igual que cuando entró, porque tuvimos capacidad para pensar y pensarnos en esta situación, y en este tiempo que nos tocó vivir tuvimos tiempo para reflexionar acerca de un montón de cosas. Para algunos la tragedia es superlativa porque han perdido calidad de vida, mucha gente ya no está entre nosotros, mucho sufrimiento personal, familias que han perdido a seres queridos. Yo tengo especial pensamiento para los que integran los equipos de salud, que no son solo los médicos y los intensivistas, son también los que limpian, las enfermeras, los ambulancieros, los camilleros, toda esa gente que está en la primera línea poniendo en riesgo su vida.

—¿Qué fue lo primero que aprendió de esta nueva realidad?

—Lo primero que tuve que hacer fue, y creo que esto vale para todos, aceptar las frustraciones de las cosas que no podemos hacer por la pandemia, y que no sabemos si vamos a poder hacer más adelante. Luego, el duelo del mundo que ya no va a volver. La pandemia cambió la agenda. La naturaleza se rebeló contra nuestros atropellos y nos puso en alerta máxima. Vienen nuevos liderazgos. Todavía no sabemos cómo serán. Estamos empeñados en mirar para atrás, el pasado. No va más. La hoja de ruta atrasa. Se demandan soluciones globales, de cooperación. No hay salida desde el prejuicio ideológico y el aislamiento.

—¿Cuándo se dio cuenta de que quería ser periodista?

—Muy chiquitita. Yo siempre cuento una anécdota: en 7º grado hacíamos un periódico, lo escribíamos en máquina de escribir con carbónico, nada de máquina electrónica. Hablo de cosas muy antiguas porque soy una chica grande (risas). Lo hacíamos y lo repartíamos en el colegio. Hacíamos entrevistas, contábamos las cosas que pasaban. Después, te diría que las primeras sensaciones relacionadas, porque yo tengo una relación con la profesión que es del mundo de las emociones, era la idea de cambiar el mundo. Pensaba: “Voy a opinar sobre las cosas que pasan, voy a hablar de los gobiernos”. Mi relación era más intuitiva. A mí me gustaba mucho ver el viejo Telenoche, el de Mónica y Andrés. Yo era muy chiquita y me hacía cosquillas en la panza ver las coberturas. Hay algo que me excitaba mucho de todo eso.

Móvil Radio Rivadavia.  Rapidísmo 83Móvil Radio Rivadavia. Rapidísmo 83

Con el tiempo me fui dando cuenta de que todo esto tenía que ver con una profesión, en la que no sólo yo iba a poder estar en el mundo de una determinada manera, echando rienda suelta a mi curiosidad, a mi capacidad un poco contestataria frente a lo que veía, sino que también tenía que ver con una profesión. Y bueno, así fue como, a los 18 dije: “Voy a estudiar periodismo”.

—¿Recuerda cuál fue su primer trabajo en los medios?

—Fue en Rosario, en un programa de mucho rating al mediodía haciendo una nota diaria a los 19 años, pintada como una puerta, maquillada. El programa se llamaba La botica del 5.

— ¿Qué opina del escándalo del vacunatorio VIP?

— Creo que el Gobierno enfrenta la peor crisis desde que asumió y que al presidente Alberto Fernández le va a ser sumamente difícil remontar esta crisis. Muy difícil. Porque esta situación de las vacunas de privilegio, las vacunas de cortesía o como querramos llamarlas ya que no quieren hablar de vacunatorios VIP, que dicen que no existen, la verdad es que le pega al Gobierno en su línea de flotación y muy especialmente al comenzar el año electoral. Esto afecta el remanente de credibilidad y confianza que tenía el Presidente. Ahora podemos pensar que lo movió a Ginés y se acabó. No, no se acabó nada, esto recién empieza. El Frente de Todos siempre vendió una idea y un relato de cuidado del otro, la patria es el otro, estamos para cuidar a los vulnerables, a los más débiles, todos somos iguales, una cultura igualitaria, de distribución equitativa de las oportunidades. Qué oportunidad más importante hoy que una vacuna. La vacuna es la vida en este caso. Entonces la aparición de estos casos le pega a ese catecismo. Yo no sé cómo va a hacer. El Presidente en lugar de reaccionar en la senda de la moderación que venía pregonando -que iba a ser su caballito de batalla para este año electoral- aparece absolutamente destemplado en México.

Al presidente Alberto Fernández le va a ser sumamente difícil remontar esta crisis

— ¿Cómo ve al Gobierno hoy?

— Este gobierno se enoja, todos se enojan. Todos se enojan. El Presidente se enoja, Kicillof se enoja, los ministro se enojan, Cafiero se enoja, todos se enojan. Y en realidad no se sabe con quién están enojados. Yo creo que hoy el Presidente tendría que estar enojado con muchos referentes de su fuerza política. Casi todos los que han optado por esta vacuna que no les correspondía, colándose en la fila son funcionarios del Gobierno, muchos de los cuales adscriben a la línea del Instituto Patria. Entonces que se enoje con ellos, no con los periodistas.

— ¿Cómo ve a la nueva ministra de salud Carla Vizzotti?

— Débil, absolutamente débil. La nueva ministra de Salud no sé cuánto va a durar en su puesto. Primero porque la gestión que la trajo hasta aquí está complicada. O sea, no es que fluyeron las vacunas de Rusia. Ya sabemos que Putin dijo que no hay posibilidades de acelerar los tiempos de la producción. Es más, Rusia tiene dificultades para vacunar a su gente mal va a andar vendiendo vacunas por ahí. Y además es imposible que ella no supiera. Y además no sabemos si no hay otro sector del Gobierno que está codiciando ese lugar para alguno de los suyos.

— ¿El Gobierno sabía lo que pasaba en el Ministerio de Salud?

— Yo creo que el Gobierno sabía, o podía sospechar, o tenía elementos para sospechar. No digo el Presidente en persona, pero digo, Vizzotti lo tenía que saber. Que no me digan que Vizzotti no lo sabía. Había como un guiño, un “andá a vacunármelo a Fulano; Andá, vacúnalo a Zutano”. ¿Quién manda a vacunar a Zannini? ¿Quién manda a vacunar a Devoto? ¿Quién manda a vacunar o pide la vacuna para Verbitsky? ¿Quién manda a vacunar a tantos otros que no tenían nada que hacer en una lista de vacunación?

— ¿Quién los manda?

— Y, yo supongo que el Presidente o el jefe de Gabinete, o el staff de Ginés completo lo debían saber. ¿Quién levanta el teléfono y le dice al director del hospital mandame una vacuna para tal? Sí, Ginés. ¿Pero se le ocurre a Ginés?

— A casi una semana del escándalo del vacunatorio VIP, la vicepresidenta no se manifestó. ¿Qué piensa?

— La Vicepresidenta nunca se manifestó en situaciones de extrema gravedad para la integridad física de las personas. Tardó siempre en manifestarse en las situaciones de catástrofes, de accidentes. No le gusta estar cerca de las tragedias. Más allá de las personales, obviamente. Esta situación afecta terriblemente al Frente de Todos como coalición y muy especialmente al kirchnerismo. ¿Por qué? Primero porque el que expone esta situación es alguien absolutamente relacionado con el ideario de Cristina que es Horacio Verbitsky. Y después porque muchos de los vacunados en la primera línea fueron del staff electoral incluso, Zannini, Scioli, Devoto es un amigo personal de Cristina y de su familia.

— ¿La Vicepresidente estaba al tanto de estas vacunaciones de la polémica?

— Y supongo que sí. Si yo tengo un íntimo amigo que además es vicepresidente de la Nación y me acabo de vacunar con la vacuna de la cual el gobierno tiene absoluto monopolio, porque no estamos hablando que vos vas a una farmacia y te la comprás.

— ¿Si tuviera enfrente al Presidente qué le diría?

— Le diría que se serene. Que la versión destemplada filo Instituto Patria no le cierra. No le va bien. No le sienta. Que trate de moderarse. De mirar a cada uno de nosotros a los ojos y devolver un tono de moderación. Y con eso hacer lo que puede a esta altura, porque ya en el camino lamentablemente se perdió bastante de esa capacidad de confianza con la que él subió a la Presidencia con el argumento de que nos iba a reunir a todos bajo un mismo país, una misma causa.

Presidente serénese. La versión destemplada filo Instituto Patria no le sienta

—¿Cómo se piensa Mónica Gutiérrez en la nueva normalidad?

—Primero, la nueva normalidad todavía no la veo. Yo estoy en el grupo de riesgo y no veo vacuna a la vista para mí. Entonces, la nueva normalidad es salir a medida que me anime a cumplir determinadas tareas por la calle. Yo no ando mucho por la calle en este momento, ni me expongo, porque no me quiero contagiar, no quiero ir a parar a un respirador. Todo lo que viene hacia adelante es incierto, impredecible. Mi condición de periodista me impide desconectar.

Ping pong

—¿El papa Francisco?

—Me puso muy contenta, en su momento, tener un Papa argentino. Lloré ante las cámaras cuando me enteré de que el Papa iba a ser Bergoglio. Mis hijos me miraban azorados llorar, mientras miraba una noticia. Y quisiera verlo menos involucrado en los temas del país. Más distante, más retirado de toda esa escena.

—¿La Justicia argentina?

—Es la que tenemos. Le comprenden las generales de la ley. Expresa bastante una sociedad que metaboliza la corrupción como si fuera tomar agua y está dispuesta a dejarla pasar. Y bueno, debe ser reformada, pero no en este contexto, porque cualquier reforma está atravesada por una distorsión que es liberar de las causas a los corruptos del gobierno.

—¿Alberto Fernández?

—Creo que Alberto Fernández debe tener una lucha interior bastante fuerte, porque tiene que tomar decisiones que, seguramente, contrarían muchos de sus principios más profundos o de sus miradas frente a las cosas.

—¿Cristina Kirchner?

—Y, está buscando pasar a la historia sin causa de corrupción. Le va a costar.

—¿Mauricio Macri?

—Tiene que mirarla de afuera. Ya tuvo una oportunidad, un tiempo. No pudo manejar una cantidad de situaciones y tiene que dejar paso a otros de su espacio político para asumir responsabilidades.

—¿Horacio Rodríguez Larreta?

—Le admiro la condición de funcionar a lo Gandhi; a él le pegan y se queda sentadito. Creo que la gente valora mucho todo eso, valora un estilo de conducción que no te haga sentir que la vida es una trinchera. Ojalá lo pueda mantener. Es difícil en este contexto que se pueda mantener así. Si es que no explota por adentro, algún día explota para afuera.

—¿María Eugenia Vidal?

—Bueno, pertenece a una generación que todavía puede remontarla. Creo que tuvo su experiencia y si tiene la fuerza, la convicción y la capacidad de renunciar desde la condición femenina donde está más requerida por los mandatos de los hijos y de todo lo demás, puede salir adelante, porque meterse en la carrera política es dejar en el camino mucho de tu vida personal.

—¿Elisa Carrió?

—Por momentos dice grandes verdades, y a veces se pasa de revoluciones y eso un poco la saca de eje, pero bueno, es una persona a la que hay que escuchar porque como no tiene demasiado para perder, expresa sus verdades.

—¿Sergio Berni?

—Quiere ser presidente.

—¿Máximo Kirchner?

—Quiere ser presidente.

—¿Sergio Massa?

—Quiere ser presidente.

—¿El político más respetado de la Argentina hoy?

—Mira, creo que un tipo que ha sobresalido en esta escena es Fernán Quirós, el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, porque ha sido un tipo que sin venir de una experiencia política y sin tener la ambición de una carrera política por delante ha logrado mantenerse templado, no se dejó conmover por las tensiones de la provocación política y se ha entregado a una tarea de cuerpo entero.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas