Connect with us

Mundo

Gases lacrimógenos contra paraguas: así fue la represión a los activistas prodemocracia en Hong Kong

Publicado

on

Durante una nueva ola de protestas contra el gobierno chino que dejó un saldo de 49 detenidos y 16 heridos, los manifestantes debieron enfrentarse a la violenta reacción de las fuerzas de seguridad, que bloquearon el acceso al distrito financiero de Sai Wan. Las protestas comenzaron en marzo debido a una polémica ley de extradición impulsada por Beijing

La policía de Hong Kong utilizó gases lacrimógenos el domingo durante una nueva ola de manifestaciones contra el gobierno chino que dejaron un saldo de 49 detenidos y 16 heridos, provocando una verdadera batalla campal en las calles de la ciudad.

Los manifestantes, que portaban cascos, máscaras de gas y chalecos, intentaronprotegerse con escudos y paraguas, símbolo de la protesta en Hong Kong, y luego respondieron lanzando ladrillos y huevos detrás de barricadas improvisadas en el distrito Sai Wan.

En un video tomado por la agencia Reuters puede verse a las fuerzas de seguridad avanzando con sus escudos, enfrentándose a los manifestantes armados con sus paraguas de colores que son una referencia a las masivas protestas de 2014.

Luego la policía comienza a disparar el gas lacrimógeno, de acuerdo a las imágenes, y las calles se llenan de fuego y humo.

La policía de Hong Kong dispara gases lacrimógenos contra los manifestantes (Jeff Cheng/HK01/AP)

La policía de Hong Kong dispara gases lacrimógenos contra los manifestantes (Jeff Cheng/HK01/AP)

Algunos de los activistas son entonces vistos intentando contener el humo o pateando los botes lejos de las concentración de personas.

Diferentes videos surgidos en redes sociales muestran en tanto una de las tácticas de los manifestantes para “apagar” una de estas granadas de gas lacrimógeno utilizando agua y un cono vial de seguridad.

Al menos 49 personas fueron detenidas y otras 16 resultaron heridas en la manifestación , que salió adelante a pesar de haber sido prohibida por las autoridades.

Los activistas se cubren con paraguas y escudos (Reuters)

Los activistas se cubren con paraguas y escudos (Reuters)

En un comunicado emitido lunes, la Policía confirma que los arrestados estánacusados de tomar parte en una manifestación ilegal -penado en Hong Kong con entre 3 y 5 años de cárcel y multas– o posesión de armas ofensivas.

La violencia ejercida por las fuerzas de seguridad antes quienes se movilizan desde marzo en contra de una polémica ley de extradición y de la jefa del ejecutivo Carrie Lam, cercana al gobierno central chino en Beijing, viene en alza y está provocando reacciones.

El domingo, durante la última de estas protestas que se repiten cada fin de semana, cientos de policías bloquearon el avance de los activistas contra la oficina del representante del gobierno chino en la ciudad.

Una barricada improvisada formada por los manifestantes en el distrito de Sai Wan (Reuters)

Una barricada improvisada formada por los manifestantes en el distrito de Sai Wan (Reuters)

Las manifestaciones comenzaron el 31 de marzo y motivadas por una polémica nueva ley de extradición que según sus críticos permitiría a Beijing ejercer un mayor control sobre Hong Kong, que goza de un status legal especial dentro del territorio chino a raíz del tratado de cesión de soberanía de la ciudad del Reino Unido a China en 1997.

Ante las fuertes presiones, el proyecto de ley fue supendido, pero los activistas no cesaron las protestas, esta vez direccionadas al gobierno chino y Lam, su aliado local.

Beijing, por su parte, niega que la ley signifique un intento de intervenir en Hong Kong y ha advertido sobre la violencia ejercida por los manifestantes.

infobae

FOTO TAPA : PUBLICO

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Mundo

Estados Unidos ofrece amnistía a Nicolás Maduro: “Queremos que tenga una salida digna y que se vaya”

Publicado

on

Elliott Abrams, el enviado para Venezuela de la Casa Blanca, negó que haya negociaciones bilaterales pero aseguró que no hay ni habrá persecución contra el dictador chavista
Elliott Abrams
Elliott Abrams

Un diplomático estadounidense de alto nivel dijo que Estados Unidos no imputaría ni buscaría castigar de ninguna manera a Nicolás Maduro, si él deja voluntariamente el poder y a pesar de que su país está al borde del colapso económico y en medio de un desastre humanitario.

Elliott Abrams, el enviado para Venezuela de la Casa Blanca, dijo que no había visto señales de que Maduro estuviera dispuesto a ceder su puesto. Sin embargo, su oferta de amnistía fue un mensaje para el líder venezolano después de que él y su homólogo estadounidense, Donald Trump, hablaron de negociaciones de alto nivel entre los dos gobiernos. Abrams aseguró que esas conversaciones no han sucedido.

“No es una persecución”, afirmó Abrams en una entrevista la tarde del martes 27 de agosto. “No estamos tras él, queremos que tenga una salida digna y que se vaya”.

Agregó, como en un mensaje a Maduro: “No queremos procesarte y no queremos perseguirte. Queremos que dejes el poder”. El Departamento del Tesoro ya ha señalado a Maduro como uno de los beneficiarios de presuntos envíos venezolanos de drogas ilegales, pero no recomendó que sea imputado.

Nicolás Maduro (REUTERS)

Nicolás Maduro (REUTERS)

La apelación pragmática y de un tono más suave de Abrams es un contraste con ocho meses de sanciones, aislamiento internacional y amenazas del gobierno de Trump de una posible intervención militar contra Maduro y su círculo cercano, quienesestán acusados de aferrarse al poder y de haber manipulado las elecciones del año pasado.

Los líderes de la oposición en Venezuela no le han ofrecido inmunidad a Maduro, a quien acusan de enriquecerse en un gobierno corrupto que ha dejado a muchos venezolanos sin alimentos, electricidad ni acceso a suministros médicos.

En entrevista, Abrams intentó reducir la confusión que hay en torno a los esfuerzos del gobierno de Trump para obligar a Maduro a que deje la presidencia.

La semana pasada, Trump declaró que la Casa Blanca ha estado en contacto con “niveles muy altos” del gobierno de Maduro, tras reportes de que Washington y Caracas habían sostenido conversaciones secretas.

Unas horas después, Maduro aseguró que había autorizado expresamente a sus funcionarios a tener reuniones en secreto con el gobierno estadounidense. “Confirmo que desde hace meses hay contactos de altos funcionarios”, dijo Maduro, quien agregó que su gobierno está “preparado siempre para dialogar”.

Abrams dijo que no es el caso.

“La noción de que estamos negociando es completamente equivocada”, dijo el diplomático. “Y la noción de que hay un patrón de contactos es equivocada. Ha habido mensajes intermitentes y creo que a la gente le parecería completamente predecible cómo es el mensaje muy ocasional desde Washington: ‘Necesitan regresar a ser un país democrático. Maduro necesita dejar el poder. No debe postularse en una elección. No retiraremos las sanciones hasta que esté fuera del gobierno'”.

Tales comentarios probablemente pretenden aplacar a líderes de la oposición venezolana, quienes han comentado en privado que las declaraciones de Trump podían descarrilar sus propias negociaciones. Una delegación encabezada por el principal negociador de la oposición, el diputado Stalin González, viajó a Washington la semana pasada para presionar a funcionarios estadounidenses del gobierno de Trump respecto a la política hacia Venezuela.

Abrams comentó que no considera que, por el momento, sea valioso hablar directamente con el gobierno de Maduro.

Dijo que los mensajes de intermediarios en Venezuela para Washington han sido “muy poco frecuentes” desde finales del invierno y que la información que contenían era dudosa: algunos habrían sido enviados con el conocimiento de Maduro; otros, probablemente no.

Todos compartían la misma línea: que Maduro seguirá resistiéndose a la campaña de presión internacional encabezada por la administración Trump.

Juan Guaidó frente a la sede de la ONU en Venezuela, antes de comenzar a marchar

Juan Guaidó frente a la sede de la ONU en Venezuela, antes de comenzar a marchar

Los mensajes que Estados Unidos le envía al gobierno chavista usualmente se dan de manera abierta en comunicados oficiales, tuits y, en algunos casos, a través de diplomáticos europeos o líderes religiosos. Más allá de reiterar las demandas de que Maduro salga de Miraflores, esos intermediarios han expresado su preocupación por la salud y condiciones de al menos cinco estadounidenses que están detenidos en Venezuela.

Cualquier contacto directo entre Washington y Maduro arriesgaría las negociaciones paralelas que representantes del gobierno y de la oposición —liderados por Juan Guaidó, a quien Estados Unidos califica como presidente legítimo— llevan a cabo en Noruega y en Barbados.

Con esas negociaciones, Maduro ha tenido cómo asegurar que busca una resolución pacífica a la crisis política y eso lo ha ayudado a evitar sanciones europeas. Las conversaciones también son la mejor oportunidad de la oposición para desbancar a Maduro tras meses de manifestaciones cuya afluencia ha decaído y de intentos para fracturar al aparato chavista, que no han tenido éxito.

Las negociaciones tuvieron impulso especialmente en julio, cuando Maduro le ofreció a la oposición sostener nuevas elecciones a cambio de que se retiraran las sanciones estadounidenses. Pero después suspendió esas conversaciones en protesta por nuevas sanciones, emitidas el 5 de agosto, que congelaron todos los bienes y propiedades del gobierno chavista en territorio estadounidense.

Esa ronda de sanciones, que tomaron por sorpresa a la oposición y a Maduro, también conllevan la amenaza de castigos económicos a cualquier empresa extranjera que tenga negocios con el gobierno venezolano.

Maduro y Jorge Rodríguez, el negociador de la dictadura chavista

Maduro y Jorge Rodríguez, el negociador de la dictadura chavista

Funcionarios cercanos a ambas partes dijeron que lo más probable es que las negociaciones sean reanudadas la próxima semana en Barbados, aunque no se ha fijado una fecha. Discutieron estos asuntos delicados con la condición de mantener su anonimato.

“Mientras más se involucre Estados Unidos en Venezuela, más problemas genera para el proceso de negociación”, dijo Temir Porras, exjefe de Gabinete de Maduro que ahora trabaja como consultor político en Caracas. “La política de Estados Unidos tiene mucha influencia sobre el futuro de Venezuela, pero no puede resolver la crisis. Solamente los venezolanos pueden resolverla”.

Abrams también dijo en la entrevista que la Casa Blanca no dará su respaldo a que haya nuevas elecciones en el país suramericano si en la boleta hay alguno de los dos hombres que se disputan el poder: Maduro o Guaidó. El diplomático estadounidense indicó que si ellos quieren postularse, primero tendrían que dejar el cargo para evitar que haya peleas sobre si se manipuló la votación.

Abrams predijo que Guaidó posiblemente pondrá fin a las negociaciones para el 1 de octubre con tal de prevenir que se extiendan si no hay resolución alguna. “Queda muy claro que todavía no ha concluido que es un caso perdido”, dijo Abrams. “Puede que llegue a ese conclusión mañana”.

La Asamblea Nacional venezolana, controlada por la oposición, aprobó en enero una ley de amnistía con la expectativa de que convencería a militares leales al chavismo a desertar. Los líderes opositores aseguraron que esta no le permitiría ni a Maduro ni a sus asesores cercanos evadir posibles cargos criminales y que tampoco le daría cobijo a chavistas fieles acusados de abusos a los derechos humanos.

La Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya, está investigando denuncias contra las fuerzas de seguridad que datan de 2014, en el primer mandato de Maduro. Estados Unidos no es un parte de la CPI.

Cualquier oferta de amnistía por parte de Estados Unidos tendría limitaciones. Un funcionario de la Casa Blanca había dicho antes a The New York Times que el gobierno de Trump no retiraría ningún cargo por narcotráfico como los que enfrentan varios políticos cercanos a Maduro y familiares suyos.

Abrams no quiso hacer comentarios a la pregunta de si Estados Unidos permitiría que Maduro tenga cualquier riqueza o bien en territorio estadounidense si llegara a dejar la presidencia o a exiliarse de Venezuela.

Diego Moya-Ocampos, analista de riesgos políticos para IHS Markit en Londres, dijo que cualquier oferta de amnistía para Maduro tendría que ser extendida a todos los funcionarios y militares de alto rango de Venezuela para que sea exitosa.

Aun así, Moya-Ocampos comentó que sería un enorme avance para poder romper el punto muerto político del país suramericano. “Cambiaría la jugada”, dijo.

INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Mundo

“La gente ya no tiene miedo”: las razones detrás de las multitudinarias protestas en Moscú y la preocupación de Vladimir Putin

Publicado

on

El cuarto fin de semana consecutivo de manifestaciones en la capital rusa volvió a mostrar el endurecimiento de la represión frente a la contestación. Cuál es la señal que quiere enviar el mandatario con la nueva ola de detenciones de los opositores
Las detenciones tras la manifestación de este sábado en Moscú

La histórica manifestación de este sábado en Moscú para exigir elecciones libres se convirtió en la mayor demostración de fuerza de la oposición rusa desde las masivas marchas antigubernamentales de 2012.

Este fue el cuarto fin de semana consecutivo de protestas, una jornada que, según el portal especializado OVD-Info, terminó con 178 personas detenidas. Las dos anteriores manifestaciones, prohibidas, se saldaron con 1.400 y 1.000 detenidos respectivamente, un récord en la época post soviética y muestra del endurecimiento de la represión frente a la contestación.

Por qué comenzaron las manifestaciones 

Una mujer muestra la bandera rusa a los policías durante la multitudinaria manifestación de este sábado en Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)

Una mujer muestra la bandera rusa a los policías durante la multitudinaria manifestación de este sábado en Moscú (REUTERS/Maxim Shemetov)

El descontento comenzó cuando la Comisión electoral informó que varios candidatos independientes no habían recolectado las 5 mil firmas necesarias para participar en las elecciones locales y regionales. En Moscú se vota el 8 de septiembre para renovar los 45 escaños de la legislatura.

El ente, controlado por el gobierno, adujo que las firmas no eran claras o que las direcciones de los firmantes no estaban completas, en un proceso además cuestionado porque el gobierno, tal como explicó el activista Vladimir Kara-Murza en una nota del Washington Post, archiva en una base de datos los nombres de los firmantes opositores.

Por eso, el principal reclamo de los manifestantes es que los candidatos independientes excluidos —la mayoría de los cuales fueron detenidos tras las protestas— vuelvan a ser admitidos.

 Play

Lyubov Sobol, una abogada miembro de la Fundación Anti Corrupción del líder opositor Alexei Navalny y una de los candidatos excluidos, filmó el momento de su detención antes de la manifestación de este sábado. El video recorrió el mundo (Twitter: @SobolLubov)

Aunque una mayor transparencia del proceso electoral no es la única exigencia. Según Konstantin Remchukov, dueño y editor del influyente periódico Nezavisimaya Gazeta, las manifestaciones también están ligadas al aumentado rechazo de los rusos a toda “limitación a la libertad personal”. Remchukov, quien atribuye este sentimiento a un cambio generacional y al uso de las redes sociales, citó en una entrevista dos encuestas reveladoras de la nueva tendencia: en la primera, el 84% de los encuestados afirmó querer contribuir a la mejora del país; en la segunda, realizada en julio, 2 de cada 5 rusos expresaron su contrariedad a la hipótesis de un nuevo mandato de Putin tras finalizar el actual en 2024.

“La gente ya no tiene miedo”, resumió el activista Maxim Mironov, un economista que colaboró en la redacción del programa económico de Navalny, en diálogo con Infobae.

La preocupación de Putin

Los 45 escaños en juego en la legislatura moscovita no parecerían justificar la magnitud de represión de las últimas semanas. Por eso, varios observadores creen que en realidad Putin está actuando con la mirada puesta en las elecciones nacionales de 2021.

El problema principal de Putin se llama Rusia Unida: mientras que los índices de aprobación del Zar serían el sueño de cualquier líder occidental —su popularidad, según el independiente Levada Center, llega al 68 por ciento—, el consenso de su partido cayó a un decepcionante 33 por ciento. El dato sigue siendo superior al de sus rivales, pero está muy por debajo del 54 por ciento que cosechó en las elecciones de 2016.

El despliegue policial del Kremlin fue imponente (REUTERS/Maxim Shemetov)

El despliegue policial del Kremlin fue imponente (REUTERS/Maxim Shemetov)

Mironov explicó que el desgaste del partido oficialista es tal que varios de sus miembros decidieron postularse como independientes para aumentar sus posibilidades de ser electos en el Concejo Municipal moscovita.

“Las encuestas deslucidas del partido son un problema particular para el Kremlin, ya que Putin necesita un Rusia Unida exitoso para controlar tanto el parlamento como los gobiernos regionales”, dijo el analista Ian Brenner en una nota en la revista Time.

Qué pasa ahora

Según Brenner, Putin y su partido ganarán esas elecciones y hasta es posible que el Kremlin introduzca cambios electorales para asegurarse el triunfo de sus candidatos preferidos. Pero para las autoridades se volverá cada vez más difícil hacerlo a través de las herramientas usadas hasta ahora para mantenerse en el poder.

En el corto plazo, además, el mandatario ruso no puede tomarse el riesgo de una derrota local que podría generar un efecto contagio a nivel nacional.

Según Mironov, a través de la represión desmedida de manifestaciones que se desarrollaron siempre de forma pacifica y la detención de los opositores (acusados de graves cargos), el gobierno quiere enviar una señal clara: “Lo que Putin está diciendo es: ‘Si se oponen, los vamos a meter en la cárcel'”.

Seguir leyendo

Mundo

Una nota con dos nombres y el código de acceso a su celular: las pistas que dejó el niño que se arrojó al tren porque le hacían bullying

Publicado

on

Un pasajero habitual del tren reportó que presenció el momento en que dos de los alumnos del colegio católico sufrieron “acoso extremo”

El niño que el pasado lunes se arrojó a las vías del tren después de sufrir bullying por parte de sus compañeros en la Escuela Salesiana en Chertsey, Inglaterra, dejó una nota de suicidio con dos nombres y el código de acceso a su teléfono, lo que podría ayudar con las investigaciones a las autoridades, informó uno de los familiares del menor

El niño que el pasado lunes se arrojó a las vías del tren después de sufrir bullying por parte de sus compañeros en la Escuela Salesiana en Chertsey, Inglaterra, dejó una nota de suicidio con dos nombres y el código de acceso a su teléfono, lo que podría ayudar con las investigaciones a las autoridades, informó uno de los familiares del menor

La tarde del pasado lunes, Sam entregó sus pertenencias a unos amigos antes de acostarse sobre las vías del tren de Chertsey, Surrey, donde fue arrollado frente a sus compañeros de clase de un colegio católico de Inglaterra. El niño de 14 años era presuntamente molestado por otros chicos.

Desde aquel fatal día, la Policía de Transporte británica ha realizado las pesquisas para esclarecer lo que motivó al pequeño a arrojarse al paso de la locomotora, pero de acuerdo con Daily Mail, su línea de investigación es “un acto deliberado” y tomarán en cuenta lo que revele el teléfono móvil de Sam.

“Había solo un par de nombres y el código en su teléfono. Él era un niño inteligente, ya sabes. Creo que si algo salía mal, lo puso en su teléfono y dijo: ‘ahí tienes’“, dijo un familiar del adolescente de 14 años al mismo medio británico.

Tras el suicidio del niño, un pasajero habitual del tren reportó que presenció el momento en que dos de los alumnos del colegio católico sufrieron “acoso extremo”.

El hombre envió un correo electrónico a las autoridades de la escuela donde aseguró que después de ver el acoso que practican los adolescentes no tiene ganas de que sus dos hijos sean educados en el plantel. Este contacto fue publicado por el diario The Sun.

“Había una clara cultura de acoso escolar en la escuela en ese momento, pero para ellos parece que la responsabilidad termina en las puertas de la escuela”, agregó el hombre, que no quiso revelar su identidad.

“Primero tuve que decirle a un niño que dejara de golpear a otro niño en el asiento que estaba a mi lado. Esto es acoso escolar”, mencionó.

“Luego tuve la desgracia de escuchar a un niño que interrogaba a una niña de unos 11 o 12 años que estaba rodeada de otros niños sobre su historial sexual. Esto es abuso y bullying del más alto orden”, continuó el testigo de al menos dos ataques practicados por los alumnos de la Escuela Salesiana.

Autoridades de la escuela respondieron este correo y se disculparon con el pasajeropor si él se sintió incómodo con el comportamiento de sus alumnos.

Docenas de alumnos de la secundaria católica presenciaron el momento en que Sam fue arrollado por la locomotora (Google maps)

Docenas de alumnos de la secundaria católica presenciaron el momento en que Sam fue arrollado por la locomotora (Google maps)

“Por favor, créame cuando digo que, en general, el comportamiento de los estudiantes en la Escuela Salesiana es ejemplar. Como ustedes saben, la escuela tiene una excelente reputación tanto en términos de estándares como de ética“, dijeron en la Escuela Salesiana.

El colegio se dijo consciente de que el comportamiento de algunos de sus alumnos daña su imagen y no toman estos asuntos a la ligera: “Cuando esto sucede, obviamente da la impresión de que los estándares en la escuela están por debajo de lo normal, y su correo electrónico indica claramente su disgusto”.

Detalló que implementarán un operativo en las estaciones de tren para acompañar a los menores y que no vuelva a pasar un caso de acoso escolar en las inmediaciones del plantel.

“Pidió que un miembro del personal acompañe a los estudiantes en el tren y haremos más que eso. Apreciará que nuestros recursos son limitados, pero tenemos un miembro de alto nivel del personal en la estación todas las tardes. Los controles en los trenes y un miembro del personal superior viajarán entre Staines y Weybridge al menos una vez a la mitad o según sea necesario en respuesta a una queja” explicaron.

“Trabajamos en estrecha colaboración con South West Trains y British Transport Police donde ocurren incidentes y tenemos acceso a imágenes de CCTV para detener a cualquier persona que se haya comportado de manera inadecuada“, sostuvieron.

Una madre colocó una ofrenda floral en el homenaje instalado por miembros de la comunidad frente a la Escuela Salesiana (Foto: Twitter)

Una madre colocó una ofrenda floral en el homenaje instalado por miembros de la comunidad frente a la Escuela Salesiana (Foto: Twitter)

La Escuela Salesiana además mencionó que sus alumnos ya recibieron atención psicológica, apoyo y asesoramiento para aminorar el shock que vivieron el pasado lunes. Además se llevará a cabo una misa en honor a Sam.

“A petición de los estudiantes, celebraremos una misa especial en el St. Patrick’s Hall mañana a la hora del almuerzo. Todos los estudiantes han sido invitados, pero por favor recuérdeles esta oportunidad”, añadió.

El pasado lunes los alumnos terminaron sus clases y salieron de la Escuela Salesiana ubicada en Guildford Road, Chertsey, Surrey, sin imaginar la tragedia que protagonizaría Sam, que de acuerdo con algunos de sus amigos, era solitario e intimidado por otros de sus compañeros.

Al terminar las clases del 15 de julio, Sam salió con algunos amigos del colegio, descrito como “feliz y próspero” en su sitio web, y cuando el tren se acercaba a la estación entregó su mochila y celular a sus acompañantes para correr hacia las vías, donde se acostó.

Docenas de alumnos de la secundaria católica presenciaron el momento en que Sam fue arrollado por la locomotora.

Para solicitar ayuda:

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono (SAPTEL) ofrece atención telefónica las 24 horas del día en el número: 0155 5259-8121. En los Estados Unidos se puede marcar el +1-888-628-9454.

En el Centro de Asistencia al Suicida de Buenos Aires atienden a cualquier persona en crisis en las líneas gratuitas 135 desde Buenos Aires y GBA o al +54-11 5275-1135 las 24 horas del día. Está también el Centro de Atención al Familiar del suicida (CAFS): Tel. (011) 4758-2554 (cafs_ar@yahoo.com.ar – www.familiardesuicida.com.ar).

En Estados Unidos, existe la Red Nacional de Prevención del Suicidio para pedir ayuda; puedes llamar al 1-888-628-9454 o al 1-800-273-8255, la línea del Servicio Nacional de Prevención del Suicidio, para hablar con alguien que te brindará apoyo gratuito y confidencial las 24 horas del día, los siete días de la semana. Los CDC también recomiendan sus propias políticas, programas y prácticas de prevención.

INFOBAE

Seguir leyendo

Más Vistas