Connect with us

Economia

Guzmán mandó a los acreedores al fondo de la fila

Avatar

Published

on

Al fijar las prioridades de la nueva política económica, el flamante ministro insistió en que “para pagar la deuda, primero hay que crecer para recuperar capacidad de pago”.
Imagen: Guadalupe Lombardo

No sería sencillo, para el público en general, encontrar en el primer discurso de Martín Guzmán como ministro, señales que indiquen el inicio de una etapa que les cambiará la vida. O de que los padecimientos de estos últimos cuatro años quedaron definitivamente atrás. No es que no exista un mensaje en tal sentido, pero el lenguaje y las explicaciones de esta primera exposición no estaban dirigidas a ese gran público. El destinatario, en esta ocasión, fueron los acreedores y los mercados financieros locales e internacionales, además de los organismos internacionales. Aquellos actores ante los cuales deberá sentarse en las próximas horas para cerrar, en el menor tiempo posible, un acuerdo “amigable” para reperfilar los vencimientos de deuda y los compromisos de pago de 2020 y 2021, al menos. Tanto de capital como intereses.

“La misión que se me encomendó es frenar esta caída”, dijo el flamante ministro en referencia a una recesión que ya lleva dos años consecutivos y arroja un cuadro social alarmante. Fue el aviso a los acreedores para que tomaran nota de las prioridades del nuevo gobierno. Redefinidas las prioridades, explicó, “en el centro queda la cuestión social”. Y en ese cronograma, señaló que “para poder pagar, tenemos que recuperar el sendero del crecimiento, para así recuperar capacidad de pago”.

Esa fue la cara más adusta del discurso para quienes están del otro lado del mostrador en la cuestión de la deuda. Pero enseguida planteó que “queremos tener una relación constructiva con todos los acreedores”, a quienes intentó tranquilizar señalando que la perspectiva de la nueva política económica será ir resolviendo, paulatinamente, el desequilibrio fiscal. “Lo que tuvimos hasta ahora fue una política irresponsable, el programa del FMI que ya está caído, establecía una meta de equilibrio fiscal primario para 2020 que sólo se alcanzaría con un ajuste brutal, profundizando la caída de la economía y la crisis social: no hay posibilidad de ajuste fiscal en 2020”, enfatizó.

En cambio, les anunció a los acreedores: “Reconocemos el problema, Argentina tiene que converger a superavits fiscales primarios consistentes con una estructura de vencimientos de deuda modificada”. Una estructura o cronograma que surgirá de una negociación con quienes, dijo, ya reconocen “el fracaso del programa anterior y la gravedad de la situación social”. “Ahora falta que reconozcan la necesidad de un programa distinto, un programa nuestro y no diseñado desde afuera”, que trace ese sendero y las señaladas prioridades. Este sería el estado actual de la negociación, en “instancia de consultas con los bonistas”.

¿Aceptarán los acreedores ese plan? No hay mucho tiempo. Este jueves vencen 43.700 millones de pesos en Lecap y 275 millones de dólares en Letes, que seguramente se paguen para evitar caer formalmente en un default ya vigente de hecho pero no declarado. Pero vendrán más vencimientos en las semanas posteriores. Y esos pagos le quitan recursos a las políticas de reactivación, de resurrección de la economía.

Dilatar la discusión hacia un camino de más ajuste”, dijo ayer el ministro. En noviembre pasado, en Ginebra, Martín Guzmán había planteado en una exposición que la fecha límite (“deadline”) para alcanzar ese acuerdo era marzo de 2020. Al llegar a Buenos Aires se encontró con otras urgencias. Ayer reconoció que esa fecha “fue presentada como académico, sin la responsabilidad que hoy tengo como ministro, por lo cual mi idea de hoy no necesariamente tiene que ser la misma”. El acuerdo, se entendió, ahora es más urgente.

PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Adrián Suar: “La Polka que conocimos es insostenible”

Avatar

Published

on

El actor y programador, accionista minoritario de la productora que controla el Grupo Clarín, señaló: “muchas empresas -como la nuestra- se enfrentan a un cuadro inevitable y, en algunos casos, sin salida”, describió Suar en una carta que le envió a sus trabajadores. En Polka se habla de inminente “reestructuración” y los trabajadores temen que haya despidos masivos

El empresario, productor televisivo y gerente de programación de Eltrece les cursó una carta a los empleados de la productora el 16 de junio y ahora se filtró a los medios.

Una carta que el empresario, productor televisivo y gerente de programación de Eltrece, Adrián Suar, les cursó a los empleados de Polka el 16 de junio pasado y ahora se filtró a los medios describe la situación de la productora en “una televisión que no existe más”.

Polka “ofrecía 350 horas de aire por año, nos posicionó como una empresa líder en contenidos nacionales e internacionales, nos ubicó como una de las compañías de ficción nacional más importante y una de las productoras con el mayor staff fijo de la región”, reseñó Suar en sobre la compañía que lo cuenta como director artístico, en la misiva dirigida a sus trabajadores.

Polka, fundada en 1994 por Suar y Fernando Blanco, tiene actualmente al Grupo Clarín como accionista principal con el 55%, mientras que el actor y empleado del holding conserva un 27% de las acciones.

“En medio de esta gran incertidumbre, más allá del esfuerzo que pongamos desde nuestra productora y el canal, desconozco hacia qué Polka estamos yendo”, reconoce Suar sobre la suerte de la productora, de sus 200 trabajadores y de un centenar de contratados, haciendo, además, referencia a la pandemia.

La carta completa:

Vivimos juntos momentos de alegría y también pasamos momentos difíciles. Pero ninguna época ha sido tan complicada e incierta como ésta. En lo personal estoy viviendo este período con mucha tristeza y preocupación y entiendo e imagino la angustia en cada uno de ustedes.

La intención de estas líneas es primero: expresarles mis más sinceras diculpas por todo lo que están atravesando y también ponerlos al tanto de lo que está ocurriendo en nuestra productora. Llevamos más de 26 años produciendo de manera ininterrumpida. Es la primera vez que Polka atraviesa una situación tan límite como esta. Sabemos que no somos los únicos.

Está a la vista que muchas empresas – como la nuestra – se enfrentan a un cuadro inevitable y en algunos casos, sin salida. Pero lo que quizás algunos no sepan, es que la problemática económica de nuestra productora viene de años atrás. Aquella ‘televisión’ en la que comenzamos, la que ofrecía 350 horas de aire por año, la que nos posicionó como empresa líder de contenidos nacionales e internacionales, la que nos ubicó como una de las compañías de ficción nacional más importante y una de las pocas productoras con el mayor staff fijo de la región, esa televisión, no existe más.

Desde hace algunos años esas horas se han ido reduciendo. Juntos, fuimos testigos de ese cambio paulatino. Hubo unos años gloriosos en que hacíamos dos tiras y un unitario. De un tiempo a esta parte, con mucho esfuerzo llegamos a hacer una tira y solo a veces, un unitario. Inevitablemente, esa manera de producir generó parate de grabación entre proyectos, lo que imposibilitaba cubrir los costos fijos. Teníamos una manera de producir que nos llenaba de orgullo, pero con una educación muy difícil de sostener.

Aun así, con ganas, voluntad y mucho esfuerzo económico seguíamos para adelante. Buscamos varias alternativas. Una de ellas fue salir a conseguir producciones externas para encontrar un ‘respiro’ y mantener la estructura de la empresa. Una solución a medias, porque este tipo de contratos nunca son una promesa de continuidad. Producir en estas circunstancias se ha vuelto muy difícil, pero hemos hecho el mayor de los esfuerzos para apostar a la ficción.

A pesar de tener la posibilidad de poner al aire otros formatos más económicos, el canal ha decidido sostener nuestros productos a un costo mucho mayor. Ese es el panorama para nuestra productora hasta marzo de este año, cuando ocurrió algo que nadie puede preveer. La pandemia que paralizó al mundo entero, nos paralizó a nosotros también. Nos detuvo por completo y nos inhabilitó a seguir trabajando, precipitó nuestra realidad como empresa.

Ahora ya no alcanza con las ganas o con la voluntad. Hace falta mucho más que eso para poder seguir. Ahora ya no alcanza con las ganas o con la voluntad. Desconozco hacia qué Polka estamos yendo. Es una situación que nos obliga a ser conscientes de una realidad innegable: la Polka que conocimos hasta antes de le la pandemia es insostenible. No sabemos con qué industria nos vamos a encontrar cuando se reactive nuestra actividad.

En medio de esta incertidumbre, más allá del esfuerzo que pongamos, desde nuestra productora y el canal, desconozco hacia qué Polka estamos yendo. Quiero que sepan que entiendo perfectamente la situación personal de cada uno. Todos, sin excepción merecen mi respeto. Se los he demostrado en todos estos años que trabajamos juntos. Hoy Polka está haciendo el mayor esfuerzo para cumplir con sus compromisos. Saben, que a lo largo de estos años siempre hemos cumplido. Soy un hacedor, un generador que no se va a quedar quieto.

Muchos menos rendirse. Producir es mi vocación. Por eso, hoy más que nunca, es mi deber enfrentar esta situación tan difícil y honrar a la productora que supimos construir entre todos. Ustedes y yo como familia.

FOTO TAPA : INFOBAE

FUENTE : SENIALESBLOGSPOT.COM.AR

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

El rompecabezas chino amenaza de nuevo a la NBA

Avatar

Published

on

Una senadora del congreso de Estados Unidos pide aclaraciones a Adam Silver sobre la relación comercial con China.Varias voces reclaman que la liga defienda sus valores e ideas más allá de sus fronteras

El comisionado evita críticas al gobierno del país asiático, que ha intervenido de primera mano en el conflicto con la competición

La NBA tiene muchos problemas inminentes como para preocuparse de su relación con China a estas alturas. Primero tiene que solucionar el agujero económico que ha causado la pandemia del coronavirus, un problema que podrá minimizar si su plan de reanudación de la liga en el campus de Orlando, Florida, puede llevarse a cabo sin grandes contratiempos.

En medio de todo este tinglado, una senadora republicana ha pedido al comisionado Adam Silver que la NBA revise y aclare su relación con el país asiático a través de una dura misiva. Marsha Blackburn, que representa al estado de Tennessee, ha expresado su preocupación por los negocios de la liga con un país gobernado por un régimen comunista que ha violado los derechos humanos y ha escondido información sobre la pandemia.

“Mientras que la NBA ha trabajado duro para concienciar sobre los problemas sociales en casa, hay preocupación por si la liga ha dado la espalda a los abusos de los derechos humanos cometidos en el exterior, incluso doblegándose a la presión recibida el año pasado”, escribe la senadora en una carta compartida con Sports IllustratedLas acciones de la NBA y algunos jugadores han generado la apariencia de que su liga prioriza el beneficio económico a los principios”.

Este martes, en una conversación con la revista TIME, el comisionado Adam Silver se mostró muy diplomático a la hora de tratar la polémica con China, desatada el verano pasado después de un tuit del GM de los Houston Rockets, Daryl Morey, en el que expresaba su apoyo a los manifestantes pro-democracia de Hong Kong: “Hemos mantenido un diálogo con los chinos, con nuestros socios allí. En algunos casos, con representantes del gobierno”.

“Como ya he dicho antes hemos venido a China con ciertos valores y principios esenciales estadounidenses. Ellos tienen diferentes visiones sobre cómo se han hecho las cosas, cómo deberían hacerse. Con suerte, podremos encontrar respeto mutuo entre nosotros”. Es una respuesta que no desvela nada nuevo, y la senadora ha enviado precisamente tres preguntas concretas para Silver, y le pide que conteste antes del 21 de julio.

• ¿Cuáles son las consecuencias financieras de la prohibición de CCTV para dar partidos de la NBA?

• ¿Podría esclarecer la relación de la NBA con la empresa propiedad del estado chino Alibaba?

• La NBA continúa operando un centro de entrenamiento en Xinjiang, una de las zonas con peor registro humanitario del mundo. ¿Qué medidas está tomando la NBA para cerrar esta instalación?

Lo que no queda claro en la carta es qué ocurriría si el comisionado no respondiera a estas dudas, algo que la senadora no ha aclarado tampoco posteriormente. La problemática con China se acentuó el pasado verano con las declaraciones de Morey, e incluso se confiscaron pancartas con la frase “Googlead uigur” en unos entrenamientos de pretemporada de los Washington Wizards.

Varias estrellas de la liga como James Harden, Russell Westbrook y LeBron James salieron en los medios diciendo que “amaban a China” poco después del polémico tuit de Morey.

Tras escuchar las palabras de Silver en el simposio con TIME, el ajedrecista y activista en favor de los derechos humanos Gary Kasparov criticó duramente la postura de la competición: “La preocupación de la NBA por los derechos humanos llega hasta el banco. China tiene campos de concentración de uigures, está preparándose para aplastar a Hong Kong. ¿Y él habla de ‘respeto mutuo’? Vaya broma”.

En la región de Xinjiang, donde la NBA tiene instalaciones, se estima que más de un millón de uigures viven encerrados en campos de concentración y reeducación. El mercado chino es el más importante para la liga estadounidense fuera de sus fronteras, y Silver estimó en su momento que el impacto de la trifulca podría costar más de 400 millones de dólares a la competición.

Con el coronavirus de por medio, a la NBA no le sobra ninguno de los dólares que tiene ahora en el banco. El rompecabezas chino seguirá allí cuando la pandemia se desvanezca.

Continue Reading

Economia

Córdoba: La industria audiovisual selló acuerdos por $ 30 millones

Avatar

Published

on

Se trata de una serie de producciones que ocuparán a más de 170 trabajadores del sector

Tras las flexibilizaciones autorizadas por el Centro de Operaciones de Emergencias a para producciones publicitarias, empresas cordobesas cerraron acuerdos comerciales por más de $ 30 millones, que generarán más de 170 puestos de trabajo dentro del sector audiovisual.

Los acuerdos se generaron tras la aprobación de los protocolos que posibilitan la vuelta de la actividad audiovisual publicitaria dentro de la provincia, en el contexto de la pandemia por el coronavirus, según informó la Agencia Córdoba Cultura.

El organismo indicó que los protocolos vigentes, elaborados en conjunto por el COE, el Polo Audiovisual de la Agencia Córdoba Cultura y las asociaciones del sector, “garantizan rodajes seguros y controlados, con estrictos controles sanitarios”.

Esto impulsó la llegada de proyectos con campañas publicitarias que se rodarán en Córdoba, que implican en lo inmediato “la movilización de recursos económicos privados y puestos de trabajo cordobés capacitado durante las próximas semanas”.

“Gracias al desarrollo local de un innovador sistema de transmisión de datos en vivo se pueden realizar estos trabajos sin la necesidad de recibir personas de otras provincias, garantizando así la calidad de lo producido y la seguridad sanitaria al evitar circulación de personas”, informaron desde el Polo Audiovisual

El grupo Q’ Lokura es el primero en rodar en Córdoba en cuarentena

Luego del anuncio del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), donde comunicó la aprobación de un protocolo para la vuelta al trabajo de los rodajes audiovisuales, se empezaron a registrar movimientos en la Industria Audiovisual Cordobesa que ya firmó contratos por más de 30 millones de pesos para futuros rodajes.

Ya se realizó en Córdoba la primera filmación a cargo de la productora Feelm, realización que tiene como objetivo el nuevo video musical del grupo Q’ Lokura.

Con dirección y cámara de Juan José Cobo, el rodaje se llevó a cabo en un set/galpón de extensas dimensiones con un equipo técnico reducido. Estas medidas, junto a otras que forman parte del protocolo aprobado, tienen como objeto garantizar todas las condiciones sanitarias y de aislamiento humano que impidan el contagio del Covid-19.

De esta manera, en un esfuerzo conjunto de la autoridad sanitaria, los productores audiovisuales y el Polo Audiovisual Córdoba – Agencia Córdoba Cultura, se van construyendo los mecanismos de trabajo que permitirán la recuperación de la pujante industria audiovisual cordobesa, cuidando la salud de toda la ciudadanía.
Fuentes: Punto a Punto y El Diario

Continue Reading

Más Vistas