Connect with us

Politica

¿Habrá temporada de verano? Las estrategias que diseñan Axel Kicillof y los intendentes para habilitar el turismo en la costa

Published

on

El gobierno de Axel Kicillof y los intendentes de las ciudades balnearias avanzan en los protocolos para que haya temporada de verano

¿Habrá temporada de verano? ¿Cómo serán los protocolos? ¿Qué hará todo la estructura comercial, gastrónomica, hotelera y recreativa de la costa bonaerense si no hay vacaciones? Las preguntas surgen en forma permanente en los municipios de la costa atlántica donde suelen veranear millones de argentinos cada año. En esta oportunidad se enfrentan al desafío de preparar una temporada de verano en el medio de una pandemia. Porque el coronavirus seguirá circulando en los primeros meses de verano y la vacuna aún seguirá siendo una esperanza. Según dijo Alberto Fernández, estaría para el primer trimestre de 2021, pero no hay una fecha precisa.

El gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires tienen la decisión tomada de armar, promover y apoyar la realización de la temporada de verano en todo el país, y especialmente, en la costa.Los intendentes de ciudades balnearias no se imaginan el verano sin temporada. Hay una razón clave. Si no hay vacaciones, se verán comprometidos los ingresos de los municipios y la cadena de comercios y actividades que viven gracias al turismo. Las tres patas políticas coinciden en hay que trabajar en el armado de la temporada aunque hoy la realidad sea otra.

A Mar del Plata, en la última temporada, ingresaron 3,5 millones de personas. En el municipio de Pinamar, que abarca a Valeria del Mar, Cariló y Ostende, un número similar. Cerca de 3 millones. En Miramar, donde viven 35 mil personas, en tres meses pasaron 300 mil. Un mundo de gente que se desplaza de un lado a otro. Una acción que hoy es difícil de imaginar pero que está dibujada en los borradores de la política. La temporada se diseña en paralelo a la crisis sanitaria, pero los datos epidemiológicos serán los que finalmente determinen si se hace realidad o no.

El gobierno de Buenos Aires trabaja para que haya temporada de verano

¿Qué es lo único que puede frenar la temporada? Que la situación en diciembre sea la misma que la actual. Es decir, que la provincia esté en un promedio diario de 5000 casos y que el sistema de salud esté permanentemente exigido. Si eso sucede, no hay temporada de verano. Sería imposible llevarla a cabo. En la actualidad la preocupación está centrada en que el sistema de salud no colapse. El verano es una anhelo. Pero, al mismo tiempo, es una realidad que los gobiernos municipales avanzan en el diseño de protocolo y llevan adelante negociaciones con las cámaras que nuclean hoteles y transportes para tener planteado un escenario posible para el verano.

Ni Axel Kicillof, ni Alberto Fernández, ni los intendentes imaginan que en el verano haya una realidad tan compleja y estresante como la que hoy vive la Argentina, sino un escenario bien distinto. Unas vacaciones de verano con protocolos, distancia social y movimiento en las rutas. Kicillof lo dijo hace poco tiempo: “Puede ser que pasemos de las medidas de aislamiento a los protocolos”. Lo aseguró el día en que presentó un plan para la reactivación productiva para la provincia. Con cautela, como se viene moviendo hasta el momento, advirtió: “No es algo que hay que sufrir. Es un aprendizaje para poder trabajar, vivir y recobrar cosas que hemos perdido mientras el virus todavía no se fue”.

Hay dos interpretaciones que hacen en todos los gobiernos. La primera es que pese a la crisis económica, habrá gente con intenciones de viajar. Frente al hartazgo de la cuarentena, la necesidad de la playa, el aire libre y la recreación. La segunda es que, para ese entonces, aunque bajen los casos, habrá muchos que aún tendrán miedo de desplazarse a ciudades donde se crucen ciudadanos de distintos puntos del país. Es imposible determinarlo. El comportamiento social lo sabrán cuando diciembre esté llegando a su fin.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza

Hay algunas ciudades balnearias, como es el caso de Villa Gesell, que ya hicieron público un protocolo para las playas. Van a implementar un sistema que les permita a los turistas verificar que playas están llenas y cuáles tienen lugar. Personal municipal va a controlar los ingresos y también pondrán banderas que señalen la capacidad de las playas. Bandera verde, hay lugar. Bandera roja, no hay lugar. Lo mismo sucederá con una App que implementaron y que los turistas la podrán descargar en su celular. Allí van ver el nivel de ocupación y tendrán la posibilidad de decidir si quieren elegir un lugar donde haya menos gente.

Además, van a poner carteles a 100 metros de la playa para que vean el nivel de saturación y retenes en la zona de acceso de las playas céntricas para que el personal también informe el nivel de gente que hay. Es decir, una serie de avisos escalonados para que los turistas no pisen la arena y se sientan es riesgo frente a la cantidad de personas que pueda haber.

La temporada de verano tendrá protocolos y medidas sanitarias exclusivas (Diego Medina)

El intendente pinamarense Martín Yeza puso en palabras una de las claves que tendrá la temporada y que comparten todos los jefes comunales y el gobierno provincial. “El objetivo es trabajar para tener la menor rotación posible de público. Que se queden la mayor cantidad de tiempo posible. La cuenta es mayor permanencia, menor rotación de público”, aseguró en diálogo con este medio.

En Miramar quieren dar un primer paso en el corto plazo. Consiste en dejar ingresar a las personas que tienen una casa en la ciudad pero viven en otro lugar. Están estudiándolo y es posible que, de no mediar inconvenientes, lo hagan antes de que termine septiembre. “Estamos adaptando los protocolos generales de Nación y provincia de acuerdo a la realidad que tenemos. Gracias a las temporadas de verano podemos administrar el funcionamiento del distrito durante el resto del año”, le indicó a Infobae el intendente local Sebastián Lanuantoni.

En Villa Gesell los turistas tendrán una app para chequear el nivel de ocupación de las playas (Villa Gesell)

En la ciudad que gobierna buscarán sacar la mayor parte de la gastronomía a la calle, armar espacios para que se instalen food track y explotar al máximo el sistema de delivery y take away. Además, quieren incentivar a los turistas a que utilicen formas de pago virtuales. Por eso están en plena tratativas con los comercios para que la mayoría pueda ofrecer ese formato de pago. Así buscan reducir la utilización de billetes o tarjetas, lo que implica eliminar una vía de posible contagio.

En Mar del Plata aún están diseñando el protocolo en los balnearios. Hay algunas definiciones que ya tienen. Habrá un límite de gente por sombrilla y por carpa. Podrían ser 4 personas. Pero aún no está cerrado. Las sombrillas estarán a 4 metros de distancia unas de otras, los vestuarios estarán restringidos y los paradores tendrán que permitir menos gente en sus mesas.

El ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa

Respetar la distancia, usar barbijo, mantener la higiene personal. Los protocolos serán los mismos que hoy se deben cumplir en todo el país. Una regla de convivencia que la gran mayoría asimiló durante los últimos cinco meses pero que sigue teniendo excepciones. El margen de error debe achicarse al máximo en el verano. Esa es la idea que atraviesa a todos los municipios de la costa. Todos saben que será una temporada atípica.

El otro inconveniente que analizan en Mar del Plata es el formato de ingreso a la ciudad. Analizan la posibilidad de pedir test serológicos o declaraciones juradas sanitarias. Son opciones, no definiciones. De antemano piensan que sería imposible pedir un test a cada uno de los que entra. La cola de autos sería interminable. Un método inviable frente a una ola masiva de personas que ingresan a las ciudades de la costa.

En el gobierno bonaerense, como en los municipios, coinciden que los test tienen una efectividad limitada porque en el momento que se hacen pueden dar negativos y después las personas pueden infectarse en el tiempo que estén dentro de la ciudad. Son una foto del momento. Nada más.

El gobierno bonaerense y los intendentes trabajan para que haya temporada de verano (Christian Heit)

Mar del Plata es también uno de los lugares que más obras de teatro concentra durante el verano. Por ahora no hay un protocolo aprobado para que abran pero el gobierno de Buenos Aires lleva largas semanas teniendo charlas con representantes de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) para buscar alternativas. Formatos posibles para que la industria teatreal sobreviva.

Lo que tienen en claro en el Poder Ejecutivo es que tanto para los empresarios teatrales como para los hoteleros es importante que entre el final de septiembre y el principio de octubre haya mayor claridad sobre el armado de la temporada. Ambos trabajan con dos meses de distancia en el armado de las obras y en la puesta a punto de los hoteles. Deberían tener una fecha estimada del comienzo de la temporada, los protocolos que se deban utilizar y las medidas sanitarias que tendría que aplicar.

Lo que quieren evitar, tanto en el Gobierno como los empresarios, es habilitar la temporada, abrir los locales, teatros, hoteles y comercios, y tener que cerrarlos a mitad de camino por un aumento de contagios. Eso le generaría un gasto muy grande a las personas que viven del turismo y los dejaría parados en un escenario peor al que están ahora.

Si bien el foco de la gestión está puesto en la administración de la pandemia, en el gobierno de Kicillof avanzan en las negociaciones con las cámaras hoteleras, los balnearios, los locales gastronómicos y los dueños de las empresas de transporte. El encargado de llevar adelante las múltiples negociaciones es el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, que tiene línea directa con el ministro de Turismo, Matías Lammens. Ambos trabajan en la misma sintonía. En el horizonte están las vacaciones de millones de argentinos.

En diálogo con Infobae, Costa dijo que en el gobierno bonaerense “hay voluntad de que se haga la temporada” y que la actividad turística “se reactive ni bien se pueda”. Fue concreto al expresar que “desde ningún punto de vista pensamos que no vaya a haber temporada”. Si pueden habilitarla antes de diciembre, lo harán. Dependen exclusivamente de los datos epidemiológicos. Lo que buscan es que haya un escenario sostenible en el tiempo.

Para ese entonces los protocolos y el plan de acción ya estarán armados y pulidos. “Hay mucho diálogo con los intendentes, los sectores que trabajan con el turismo y el gobierno nacional. Estamos alineados en este trabajo con lo que piensa Nación”, resaltó el funcionario. En ambos gobiernos están esperando que la curva de casos comience a bajar en el territorio bonaerense para poder hacer proyecciones más seguras.

“La temporada depende de lo que hagamos ahora. Tenemos que ser prudentes en este momento y evitar que los contagios se expandan. Eso es lo que le pedimos a los intendentes”, explicó el ministro bonaerense. En La Plata creen que el gobierno marplatense abrió demasiado rápido las actividades y que esa flexibilización fue la antesala del pico de contagios que hoy atraviesa la ciudad y que los obligó a volver a fase 3.

Lo que le pidió Costa a los intendentes es extremar los cuidados en este tiempo y llegar mejor parados para la temporada. Si en las localidades donde se veranea empiezan a subir los contagios en los próximos meses, entonces el nivel de incertidumbre se multiplicará y la posibilidades de coordinar las actividades para el verano disminuirán abruptamente.

En el gobierno de Buenos Aires, por el momento, descartan la posibilidad de impulsar un turismo que sea solo regional. Un plan similar al que llevó adelante Jujuy y que no tuvo buenos resultados. Si el virus ingresa y corre con velocidad, no importa el lugar de donde provenga la gente. Por eso el comportamiento social será determinante para un buen resultado.

Una postal de las playas de la costa que no se verá este verano

El espejo en cuál se miran en La Plata es Europa. Pocos días atrás comenzaron a aparecer rebrotes que alarmaron a las autoridades en la etapa final de la temporada de verano, que son los meses de invierno en Argentina. Si no hay un comportamiento adecuado del turismo, la posibilidad de llevar adelante un verano con protocolos habrá sido un esfuerzo inútil. En paralelo, esperan que los sueros que se están utilizando para minimizar el impacto de la infección comiencen a dar resultados. Sería un paleativo, hasta que llegue la vacuna, que podría generar un escenario mejor que el actual.

Dentro de las certezas que tiene la temporada a esta altura está la decisión de no habilitar eventos masivos ni abrir boliches. Es imposible. Entre las dudas están los protocolos para el transporte público, ya que mucha gente viaja en colectivo, y la estructura sanitaria que tendrán que montar para prevenir contagios y reaccionar con velocidad frente a los casos que surjan.

En un mes, tal vez en dos, habrá menos dudas sobre las vacaciones de verano. Pero ni los gobiernos ni los sectores que viven del turismo pueden comenzar a trabajar en el armado de la temporada cuando los datos epidemiológicos den la luz verde. Lo deben hacer antes y estar preparados para el momento en que puedan habilitar el turismo. Hoy es una utopía porque la actualidad sanitaria arrastra las ilusiones y las dispersa por la arena. Tal vez en un tiempo cercano deje de ser un anhelo para convertirse en una realidad más palpable.

Por Joaquín Mugica Díaz – INFOBAE

Continue Reading

Politica

SUMA CRISIS EN EL GOBIERNO LA INDEMNIZACIÓN: FUERTES CRÍTICAS KIRCHNERISTAS A LA DECISIÓN DE ALBERTO FERNÁNDEZ

Published

on

Tras no renovar el decreto de la doble indemnización, una parte del kirchnerismo criticó al Ejecutivo, Por esto, MDZ Radio entrevistó al exlegislador nacional, Héctor Recalde, quien le advirtió al presidente que “le ha levantado la barrera al despido sin justificación”.

Continue Reading

Politica

CON CRITICAS AL GOBIERNO EL CUERVO LARROQUE INSTALA LA CANDIDATURA DE CRISTINA kIRCHNER

Published

on

Con duras críticas al gobierno de Alberto Fernández, el referente de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque salió este jueves a instalar la candidatura de la vicepresidenta Cristina Kirchner para las elecciones del año que viene.

Creo que la fase moderada está agotada“, sentenció el ministro de Axel Kicillof en declaraciones a radio El Destape, donde además sostuvo que la ex mandataria es la única que puede “recuperar la esperanza”.

En este sentido, el funcionario bonaerense subrayó: “Me parece que en una situación tan gris en materia económica la única manera de recuperar la esperanza es a través de la política, y no tengo duda de que la única persona que todavía es creíble, genera esa esperanza y es capaz de ordenar al poder es Cristina“.

Consultado acerca de si consideraba que fue un error la elección de un candidato que no representa acabadamente las políticas del kirchnerismo, en alusión a la candidatura de Alberto Fernández, subrayó: “Creo que la fase moderada está agotada. No quiere decir eso que hayamos hecho todo perfecto y somos conscientes de las dificultades que se enfrentan. Pero sí me parece que se intentó y que no ha funcionado. Tenemos que recalibrar y no podemos seguir atrapados en ese laberinto”

Para Larroque, “habitar el espacio del poder no es sencillo” dado que “hay entornos complicados que también operan para confundir el espíritu original de una fuerza que a priori tenía muy claro lo que tenía que hacer”.

En esa sentido, ratificó que la “misión” del Frente de Todos es “representar los intereses populares” y argumentó: “En el 2019 nosotros vinimos a eso, en el medio logicamente hubo confusiones, el poder es mañoso”.

“​Sin minimizar la pandemia y la guerra en ucrania, hay un desperfilamiento de los objetivos originales y hay que recuperar ese camino que se trazó en aquel momento“, concluyó.

En sintonía, el senador nacional kirchnerista Oscar Parrilli afirmó que “es hora de tomar decisiones y de gobernar, de hacer las cosas por las cuales el pueblo nos votó en 2019″.

En declaraciones a El Destape Radio, Parrilli se refirió al proyecto impulsado por el Gobierno para ampliar el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia y consideró que “se perdió tiempo”.

“El Presidente llamó a un Consejo Consultivo [para la reforma de la Corte], estuvieron un año y no dijeron nada. Nosotros hicimos una reforma de jueces, fiscales, cámaras…No solamente acá sino también en el interior, porque el problema del narcotráfico y los delitos federales no existe solamente acá en Comodoro Py”, manifestó.

Un reiterado pedido de José Mayans

El senador ultracristinista José Mayans fue uno de los primeros en exponer su deseo de que Cristina Kirchner sea candidata a presidenta en las elecciones de 2023.

Esta semana, en la que hizo un llamado a que Alberto Fernández “llegue a buenos términos” al final de su mandato, también expresó su deseo de que se candidatee la vicepresidenta.

“Tiene un gran espíritu de lucha, sabe que hay sectores que no la quieren”, dijo e impulsó su candidatura: “Si fuese candidata sería una muy buena candidata”. Igualmente, el senador por Formosa precisó que “si quiere serlo lo dirá en su momento ella”.

Un mes antes ya había hablado sobre una posible precandidatura de Cristina Kirchner y lanzó: “Sería bueno que compita, es una persona de experiencia”.

“Cristina, que es una persona con quien tengo el gusto de poder trabajar, que gobernó el país y tiene conocimiento pleno, porque hay que estar muy formado para con ella en cuanto a la visión que tiene de la economía, de problemas sociales, económicos, de la situación de deuda, es una persona con una experiencia muy importante”, estimó el formoseño

Continue Reading

Politica

REPERCUSIONES DIVERSAS POR LA VISITA DEL PRESIDENTE FERNANDEZ A MILAGROS SALAS

Published

on

El gobernador lamentó que el jefe de Estado no haya aprovechado el viaje para reunirse con él. Además, pidió que la líder de la Tupac Amaru cumpla sus condenas en una cárcel común.

 

El presidente Alberto Fernández suspendió la agenda que tenía prevista en Buenos Aires y viajó a la provincia de Jujuy para visitar a Milagro Sala, quien se encuentra internada tras sufrir una trombosis venosa profunda.

Luego del encuentro, el jefe de Estado brindó una conferencia de prensa en la que calificó a la dirigente social condenada por diversos delitos como una “perseguida política” y les solicitó especialmente a los tribunales de Jujuy y a la Corte Suprema que empiecen a “enmendar las barrabasadas que se hicieron”.

Espero que los tribunales de Jujuy tomen mis críticas del mejor modo. Por favor, los insto a revisar lo que están haciendo, no es un buen modelo para el país. Lo mismo para la Corte Suprema, que resuelven con urgencia las cosas que atañen a sus intereses, que por favor le impriman la misma urgencia al recursos de Queja presentado por Milagro Sala”, desarrolló.

 

Gerardo Morales, gobernador de la provincia de Jujuy, no le gustó nada que el presidente Alberto Fernández haya cancelado parte de su agenda para visitar a Milagro Sala por la trombosis venosa profunda que la mantiene internada desde el pasado lunes.

Así lo hizo saber hoy al mediodía, en el marco de la inauguración de la Escuela Secundaria 48 en Alto Comedero, cuando durante su discurso consideró que fue “una falta de respeto” al pueblo jujeño que el mandatario sólo haya viajado para realizar una “visita personal” a la líder de la Tupac Amaru.

“Me duele que el Presidente haya estado acá haciendo una visita personal y no me haya visitado. Inclusive lo estaba esperando en mi despacho. Comparto que tendría que estar en este acto. En medida que el país no rompa esta cultura de la grieta y de gobernar para las facciones, nos va a ir mal como pueblo. Y esto se ha profundizado hoy”, advirtió Morales durante su discurso.

Acto seguido, el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) enumeró las acciones de su gestión para lograr proyectos como el conseguido con la apertura de un nuevo establecimiento educativo en Alto Comedero. “Para muchos que no conocen lo que tuvimos que hacer acá en Jujuy para lograr estos proyectos, lo primero que tuvimos que hacer fue poner orden democrático y restablecer la paz. Más de una década de violencia y corrupción, liderado por personas que están presas y que tienen que seguir presas”, apuntó Morales.

Visiblemente molesto por la actitud del presidente Fernández, el gobernador Morales le pidió “que no gobierne para una facción y que gobierne para todo el pueblo argentino”. Y agregó: “Y que tenga la tolerancia de que venga a Jujuy, a una provincia gobernada por alguien que piensa diferente. No importa que pensemos diferente”.

“El camino es el diálogo, no la grieta. El camino es la tolerancia, no esta falta de respeto, no ya a un gobernador, sino a la provincia de Jujuy por parte del presidente de la Nación. Espero que reflexione y nos visite y respete como pueblo”, subrayó Morales.

Continue Reading

Más Vistas