Connect with us

Politica

¿Habrá temporada de verano? Las estrategias que diseñan Axel Kicillof y los intendentes para habilitar el turismo en la costa

Avatar

Published

on

El gobierno de Axel Kicillof y los intendentes de las ciudades balnearias avanzan en los protocolos para que haya temporada de verano

¿Habrá temporada de verano? ¿Cómo serán los protocolos? ¿Qué hará todo la estructura comercial, gastrónomica, hotelera y recreativa de la costa bonaerense si no hay vacaciones? Las preguntas surgen en forma permanente en los municipios de la costa atlántica donde suelen veranear millones de argentinos cada año. En esta oportunidad se enfrentan al desafío de preparar una temporada de verano en el medio de una pandemia. Porque el coronavirus seguirá circulando en los primeros meses de verano y la vacuna aún seguirá siendo una esperanza. Según dijo Alberto Fernández, estaría para el primer trimestre de 2021, pero no hay una fecha precisa.

El gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires tienen la decisión tomada de armar, promover y apoyar la realización de la temporada de verano en todo el país, y especialmente, en la costa.Los intendentes de ciudades balnearias no se imaginan el verano sin temporada. Hay una razón clave. Si no hay vacaciones, se verán comprometidos los ingresos de los municipios y la cadena de comercios y actividades que viven gracias al turismo. Las tres patas políticas coinciden en hay que trabajar en el armado de la temporada aunque hoy la realidad sea otra.

A Mar del Plata, en la última temporada, ingresaron 3,5 millones de personas. En el municipio de Pinamar, que abarca a Valeria del Mar, Cariló y Ostende, un número similar. Cerca de 3 millones. En Miramar, donde viven 35 mil personas, en tres meses pasaron 300 mil. Un mundo de gente que se desplaza de un lado a otro. Una acción que hoy es difícil de imaginar pero que está dibujada en los borradores de la política. La temporada se diseña en paralelo a la crisis sanitaria, pero los datos epidemiológicos serán los que finalmente determinen si se hace realidad o no.

El gobierno de Buenos Aires trabaja para que haya temporada de verano

¿Qué es lo único que puede frenar la temporada? Que la situación en diciembre sea la misma que la actual. Es decir, que la provincia esté en un promedio diario de 5000 casos y que el sistema de salud esté permanentemente exigido. Si eso sucede, no hay temporada de verano. Sería imposible llevarla a cabo. En la actualidad la preocupación está centrada en que el sistema de salud no colapse. El verano es una anhelo. Pero, al mismo tiempo, es una realidad que los gobiernos municipales avanzan en el diseño de protocolo y llevan adelante negociaciones con las cámaras que nuclean hoteles y transportes para tener planteado un escenario posible para el verano.

Ni Axel Kicillof, ni Alberto Fernández, ni los intendentes imaginan que en el verano haya una realidad tan compleja y estresante como la que hoy vive la Argentina, sino un escenario bien distinto. Unas vacaciones de verano con protocolos, distancia social y movimiento en las rutas. Kicillof lo dijo hace poco tiempo: “Puede ser que pasemos de las medidas de aislamiento a los protocolos”. Lo aseguró el día en que presentó un plan para la reactivación productiva para la provincia. Con cautela, como se viene moviendo hasta el momento, advirtió: “No es algo que hay que sufrir. Es un aprendizaje para poder trabajar, vivir y recobrar cosas que hemos perdido mientras el virus todavía no se fue”.

Hay dos interpretaciones que hacen en todos los gobiernos. La primera es que pese a la crisis económica, habrá gente con intenciones de viajar. Frente al hartazgo de la cuarentena, la necesidad de la playa, el aire libre y la recreación. La segunda es que, para ese entonces, aunque bajen los casos, habrá muchos que aún tendrán miedo de desplazarse a ciudades donde se crucen ciudadanos de distintos puntos del país. Es imposible determinarlo. El comportamiento social lo sabrán cuando diciembre esté llegando a su fin.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza

Hay algunas ciudades balnearias, como es el caso de Villa Gesell, que ya hicieron público un protocolo para las playas. Van a implementar un sistema que les permita a los turistas verificar que playas están llenas y cuáles tienen lugar. Personal municipal va a controlar los ingresos y también pondrán banderas que señalen la capacidad de las playas. Bandera verde, hay lugar. Bandera roja, no hay lugar. Lo mismo sucederá con una App que implementaron y que los turistas la podrán descargar en su celular. Allí van ver el nivel de ocupación y tendrán la posibilidad de decidir si quieren elegir un lugar donde haya menos gente.

Además, van a poner carteles a 100 metros de la playa para que vean el nivel de saturación y retenes en la zona de acceso de las playas céntricas para que el personal también informe el nivel de gente que hay. Es decir, una serie de avisos escalonados para que los turistas no pisen la arena y se sientan es riesgo frente a la cantidad de personas que pueda haber.

La temporada de verano tendrá protocolos y medidas sanitarias exclusivas (Diego Medina)

El intendente pinamarense Martín Yeza puso en palabras una de las claves que tendrá la temporada y que comparten todos los jefes comunales y el gobierno provincial. “El objetivo es trabajar para tener la menor rotación posible de público. Que se queden la mayor cantidad de tiempo posible. La cuenta es mayor permanencia, menor rotación de público”, aseguró en diálogo con este medio.

En Miramar quieren dar un primer paso en el corto plazo. Consiste en dejar ingresar a las personas que tienen una casa en la ciudad pero viven en otro lugar. Están estudiándolo y es posible que, de no mediar inconvenientes, lo hagan antes de que termine septiembre. “Estamos adaptando los protocolos generales de Nación y provincia de acuerdo a la realidad que tenemos. Gracias a las temporadas de verano podemos administrar el funcionamiento del distrito durante el resto del año”, le indicó a Infobae el intendente local Sebastián Lanuantoni.

En Villa Gesell los turistas tendrán una app para chequear el nivel de ocupación de las playas (Villa Gesell)

En la ciudad que gobierna buscarán sacar la mayor parte de la gastronomía a la calle, armar espacios para que se instalen food track y explotar al máximo el sistema de delivery y take away. Además, quieren incentivar a los turistas a que utilicen formas de pago virtuales. Por eso están en plena tratativas con los comercios para que la mayoría pueda ofrecer ese formato de pago. Así buscan reducir la utilización de billetes o tarjetas, lo que implica eliminar una vía de posible contagio.

En Mar del Plata aún están diseñando el protocolo en los balnearios. Hay algunas definiciones que ya tienen. Habrá un límite de gente por sombrilla y por carpa. Podrían ser 4 personas. Pero aún no está cerrado. Las sombrillas estarán a 4 metros de distancia unas de otras, los vestuarios estarán restringidos y los paradores tendrán que permitir menos gente en sus mesas.

El ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa

Respetar la distancia, usar barbijo, mantener la higiene personal. Los protocolos serán los mismos que hoy se deben cumplir en todo el país. Una regla de convivencia que la gran mayoría asimiló durante los últimos cinco meses pero que sigue teniendo excepciones. El margen de error debe achicarse al máximo en el verano. Esa es la idea que atraviesa a todos los municipios de la costa. Todos saben que será una temporada atípica.

El otro inconveniente que analizan en Mar del Plata es el formato de ingreso a la ciudad. Analizan la posibilidad de pedir test serológicos o declaraciones juradas sanitarias. Son opciones, no definiciones. De antemano piensan que sería imposible pedir un test a cada uno de los que entra. La cola de autos sería interminable. Un método inviable frente a una ola masiva de personas que ingresan a las ciudades de la costa.

En el gobierno bonaerense, como en los municipios, coinciden que los test tienen una efectividad limitada porque en el momento que se hacen pueden dar negativos y después las personas pueden infectarse en el tiempo que estén dentro de la ciudad. Son una foto del momento. Nada más.

El gobierno bonaerense y los intendentes trabajan para que haya temporada de verano (Christian Heit)

Mar del Plata es también uno de los lugares que más obras de teatro concentra durante el verano. Por ahora no hay un protocolo aprobado para que abran pero el gobierno de Buenos Aires lleva largas semanas teniendo charlas con representantes de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET) para buscar alternativas. Formatos posibles para que la industria teatreal sobreviva.

Lo que tienen en claro en el Poder Ejecutivo es que tanto para los empresarios teatrales como para los hoteleros es importante que entre el final de septiembre y el principio de octubre haya mayor claridad sobre el armado de la temporada. Ambos trabajan con dos meses de distancia en el armado de las obras y en la puesta a punto de los hoteles. Deberían tener una fecha estimada del comienzo de la temporada, los protocolos que se deban utilizar y las medidas sanitarias que tendría que aplicar.

Lo que quieren evitar, tanto en el Gobierno como los empresarios, es habilitar la temporada, abrir los locales, teatros, hoteles y comercios, y tener que cerrarlos a mitad de camino por un aumento de contagios. Eso le generaría un gasto muy grande a las personas que viven del turismo y los dejaría parados en un escenario peor al que están ahora.

Si bien el foco de la gestión está puesto en la administración de la pandemia, en el gobierno de Kicillof avanzan en las negociaciones con las cámaras hoteleras, los balnearios, los locales gastronómicos y los dueños de las empresas de transporte. El encargado de llevar adelante las múltiples negociaciones es el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, que tiene línea directa con el ministro de Turismo, Matías Lammens. Ambos trabajan en la misma sintonía. En el horizonte están las vacaciones de millones de argentinos.

En diálogo con Infobae, Costa dijo que en el gobierno bonaerense “hay voluntad de que se haga la temporada” y que la actividad turística “se reactive ni bien se pueda”. Fue concreto al expresar que “desde ningún punto de vista pensamos que no vaya a haber temporada”. Si pueden habilitarla antes de diciembre, lo harán. Dependen exclusivamente de los datos epidemiológicos. Lo que buscan es que haya un escenario sostenible en el tiempo.

Para ese entonces los protocolos y el plan de acción ya estarán armados y pulidos. “Hay mucho diálogo con los intendentes, los sectores que trabajan con el turismo y el gobierno nacional. Estamos alineados en este trabajo con lo que piensa Nación”, resaltó el funcionario. En ambos gobiernos están esperando que la curva de casos comience a bajar en el territorio bonaerense para poder hacer proyecciones más seguras.

“La temporada depende de lo que hagamos ahora. Tenemos que ser prudentes en este momento y evitar que los contagios se expandan. Eso es lo que le pedimos a los intendentes”, explicó el ministro bonaerense. En La Plata creen que el gobierno marplatense abrió demasiado rápido las actividades y que esa flexibilización fue la antesala del pico de contagios que hoy atraviesa la ciudad y que los obligó a volver a fase 3.

Lo que le pidió Costa a los intendentes es extremar los cuidados en este tiempo y llegar mejor parados para la temporada. Si en las localidades donde se veranea empiezan a subir los contagios en los próximos meses, entonces el nivel de incertidumbre se multiplicará y la posibilidades de coordinar las actividades para el verano disminuirán abruptamente.

En el gobierno de Buenos Aires, por el momento, descartan la posibilidad de impulsar un turismo que sea solo regional. Un plan similar al que llevó adelante Jujuy y que no tuvo buenos resultados. Si el virus ingresa y corre con velocidad, no importa el lugar de donde provenga la gente. Por eso el comportamiento social será determinante para un buen resultado.

Una postal de las playas de la costa que no se verá este verano

El espejo en cuál se miran en La Plata es Europa. Pocos días atrás comenzaron a aparecer rebrotes que alarmaron a las autoridades en la etapa final de la temporada de verano, que son los meses de invierno en Argentina. Si no hay un comportamiento adecuado del turismo, la posibilidad de llevar adelante un verano con protocolos habrá sido un esfuerzo inútil. En paralelo, esperan que los sueros que se están utilizando para minimizar el impacto de la infección comiencen a dar resultados. Sería un paleativo, hasta que llegue la vacuna, que podría generar un escenario mejor que el actual.

Dentro de las certezas que tiene la temporada a esta altura está la decisión de no habilitar eventos masivos ni abrir boliches. Es imposible. Entre las dudas están los protocolos para el transporte público, ya que mucha gente viaja en colectivo, y la estructura sanitaria que tendrán que montar para prevenir contagios y reaccionar con velocidad frente a los casos que surjan.

En un mes, tal vez en dos, habrá menos dudas sobre las vacaciones de verano. Pero ni los gobiernos ni los sectores que viven del turismo pueden comenzar a trabajar en el armado de la temporada cuando los datos epidemiológicos den la luz verde. Lo deben hacer antes y estar preparados para el momento en que puedan habilitar el turismo. Hoy es una utopía porque la actualidad sanitaria arrastra las ilusiones y las dispersa por la arena. Tal vez en un tiempo cercano deje de ser un anhelo para convertirse en una realidad más palpable.

Por Joaquín Mugica Díaz – INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Guillermo Moreno se reunió con Julio Zamora en Tigre y después criticó con dureza a Alberto Fernández: “No está apto para gobernar”

Avatar

Published

on

El intendente de Tigre se fue antes del acto con el Presidente para reunirse durante dos horas con el ex funcionario, un ácido opositor al primer mandatario

Guillermo Moreno: “Estamos frente a un presidente que no está apto para gobernar”

El economista Guillermo Moreno volvió a criticar con dureza la gestión del presidente Alberto Fernández. Tras realizar la coyuntura política en una entrevista radial, el ex secretario de Comercio Interior de la Nación manifestó que el Presidente “no está apto para gobernar y ya se dio cuenta todo el mundo”.

Consultado sobre la realidad del país, Moreno fue contundente: “Estamos frente a un presidente que no está apto para gobernar. Y de esto se dio cuenta el mercado. Todos, todos se dan cuenta. Desde los ferreteros hasta los grupos económicos. Ya se dieron cuenta, ya se le vio la hilacha. Ya dicen: ‘Miren este muchacho, no está apto’. A pesar de que es legítimo y legal en su cargo, nadie está cuestionando eso, eh”.

En diálogo con el periodista Ernesto Tenenbaum por Radio con Vos, expresó: “De la última conversación que hemos tenido la cosa está extremadamente más grave, porque antes te decía yo solo que no estaba apto Alberto Fernández, que Cristina (Kirchner) había elegido al peor. Y ahora ya se dio cuenta el mercado. Cuando te digo el mercado no te hablo de la city, eh. Te hablo del mercado, el mercado de verdad. La definición clásica: de la compra y de la venta donde vos comercializás los bienes y servicios para satisfacer las necesidades básicas. Esa es la definición correcta de mercado”.

Ayer por la tarde, durante un acto presidencial en Ensenada, en el cual estuvieron presentes Cristina Kirchner, Axel Kicillof, Sergio Massa (entre otros), el intendente de Tigre, Julio Zamora, se fue antes del lugar para recibir a Moreno (candidato a diputado provincial por el partido Principios y Valores) con quien mantuvo un encuentro que duró más de dos horas.

Guillermo Moreno junto al intendente de Tigre, Julio ZamoraGuillermo Moreno junto al intendente de Tigre, Julio Zamora

En Twitter, Moreno compartió una imagen junto a Zamora. Allí estableció que “analizaron la situación del país de cara a las próximas elecciones”. El intendente compartió la foto y redactó: “Un placer recibir a Guillermo y escuchar su experiencia de gobierno”.

Durante la entrevista radial, Moreno también cuestionó al gobernador de la provincia de Buenos Aires: ”Kicillof fue el economista que inventó el índice 7 provincias, con lo cual cuestionaron al INDEC por años. Después me dijo: ‘Guillermo, me equivoqué’, pero los juicios ya estaban hechos. No lo dijo públicamente. A Kicillof correlo de la década ganada, no tuvo nada que ver con la década ganada. Sí tuvo que ver con los últimos dos años”.

También opinó sobre la disputa entre el ministro Martín Guzmán y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo: “Lo que está pasando ahora entre ellos es una discusión de sordos. Lo primero que tienen que hacer es poner los costos por arriba de la mesa. No decirme que tienen que aumentar o que no tienen que aumentar. Si un producto o un servicio está debajo del costo hay que aumentarlo. Ahora nadie sabe eso porque no ponen los costos encima de la mesa”.

Consultado sobre el ingreso de divisas al país, remarcó: “Si las divisas estuvieran entrando qué necesidad tenés de tener como mínimo cinco tipos de cambio distintos. Qué necesidad tenés vos en el Banco Central de estar violando la ley de la partida doble. De dejar los dedos marcados de una manera tal que nunca donde dólares oficiales terminan en el circuito negro. Es absurdo”.

Moreno volvió a criticar con dureza al presidente Alberto FernándezMoreno volvió a criticar con dureza al presidente Alberto Fernández

Y continuó: “Y sobre la recaudación, al margen de que vos tengas un impuesto extraordinario, la realidad es que la actividad económica es deplorable. ¿Dónde los ves? Fijate lo que pasa con la seguridad social. ¿Cuándo la economía anda bien? Cuando los impuestos vinculados a la seguridad social al menos están incorporando los puestos de trabajo. Precisamente eso es lo que no está aconteciendo”.

Sobre el final reiteró sus dichos acerca del accionar Alberto Fernández en sus casi 17 meses al frente de la presidencia: “La aptitud no tienen nada que ver con seas elegible o no elegible. No es apto. Estoy diciendo legítimo y legal. Acá tienen que quedar dos cosas claras:la primera es que el presidente no está apto para estar en el lugar que está, y ahora ya estamos donde estamos, hay que aguantársela. Segundo, por favor hagan costos con los servicios de las tarifas eléctricas. Si no hacen costos no se entiende cómo liquidan los subsidios. No hay expediente administrativo”.

La política no está para contar lo que está pasando hoy. La política está para contar los próximos seis meses. ¿Si no cómo toman decisiones los hombres de negocios? Que el Presidente diga ‘no creo en los planes, no me gusta planificar’. Bueno que él haga con su vida lo que quiera”, completó Moreno.

foto tapa : EL LITORAL

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Sigue incierto el futuro de Martín Guzmán en el gabinete

Avatar

Published

on

 Dentro del Gobierno se busca sacar la trascendencia mediática que está teniendo el enfrentamiento interno. El ministro de Economía tiene poco margen de maniobra.

El enfrentamiento del ministro de Economía,Martín Guzmán, con el ala dura del oficialismo está lejos de despejarse y al mediodía de hoy no estaba asegurada por completo la continuidad del titular de la cartera económica, más allá que Federico Basualdo, subsecretario de Energía, continúe resistiendo en su cargo y quizás cambie de función en los próximos días.

“Para decirlo en términos periodísticos, hay un tensa calma”, resumió a Perfil una fuente de la Casa de Gobierno, al admitir que el objetivo inmediato “es tratar de sacar este tema de la tapa de los medios”.

Desde el viernes se arrastra la situación del pedido de renuncia de Guzmán a Basualdo, las idas y vueltas dentro del Ejecutivo sobre la continuidad de uno u otro y la disputa escaló hasta el nivel del presidenteAlberto Fernándezy la vicepresidencia Cristina Fernández de Kirchner.

Fuentes de Gobierno aseguran que hubo conversaciones entre el presidente y la vice en las últimas horas para encontrar una solución a una disputa interna que en realidad va más allá de las diferencias en cuanto a la política energética y el ajuste de las tarifas.

“Lo que está en discusión es el rumbo, la orientación y el manejo de la política económica”, recalcó la misma fuente.

Lo que se habría decidido es “poner paños fríos, para congelar la disputa”, cuestión que baje la exposición mediática y en el transcurso de unos días Basualdo seguiría en el Gobierno, pero en otra función.

Sin embargo, dentro del gabinete económico aseguran que Guzmán “se siente cada día más incómodo” y que “la opción de su alejamiento sigue estando latente”.

“El ala dura del oficialismo le bajó el pulgar a Guzmán. No les gusta el estilo de su gestión, su grado de compromiso, el hecho que en muchos casos se ha cortado sólo, y algunos aspectos de la orientación que le está dando a la política económica”, recalcó otro de los funcionarios de Gobierno consultados por Perfil.

Precisamente, el objetivo de mejorar el balance de las cuentas públicas y atenuar la emisión monetaria son seriamente cuestionados por el ala dura más dura del oficialismo, porque entienden que “Guzmán no puede venir con planteos de reducción del déficit cuando en todo el mundo el balance fiscal pasó a un segundo plano para atender la situación de angustia de la gente”.

PRESION DE KICILLOF

Desde el entorno del ministro apuntan sus dardos a la injerencia del gobernador bonaerenseAxel Kicillofen la política económica, algo que resultó muy evidente en las últimas horas.Precisamente,  Kicillof afirmó que  Federico Basualdo es “excelente funcionario”..

En el entorno del ministro de Economía afirmaron que esas declaraciones de Kicillof cayeron pésimo en el ánimo de esa cartera y sería otro motivo que impulsaría a Guzmán “a dar un paso al costado”.

Es más, comenzaron a surgir en estas últimas horas algunos nombres de reemplazo de Guzmán, algo que siempre ocurre en este tipo de circunstancias.

EVENTUALES CANDIDATOS

Así se mencionó a Paula Español, actual secretaria de Comercio Interior, como la principal candidata a ocupar ese cargo si Guzmán finalmente pega el portazo.

En realidad, Español es una economista de sólida formación, que cuenta con un rotundo respaldo del gobernador bonaerense, porque además en la época en que Kicillof fue ministro de Economía, la economista se desempeñó como subsecretaria de Comercio Exterior.

Otro de los nombres que fueron surgiendo en las últimas horas dentro de esa dura interna es el de Cecilia Todesca, actual número dos de la Jefatura de Gabinete, pero no contaría con el respaldo político que posee Español.

Algunos dentro del Gobierno no descartan la idea que el actual titular del Banco Central,Miguel Pesce, pase a ocupar el cargo de ministro de Economía.

Más allá de estas versiones, lo cierto es que por ahora el ministro Guzmán cuenta con el respaldo del presidente Alberto Fernández, pero no puede frenar la ofensiva sobre el ministro que se le inició el ala dura.

En esa misma ofensiva critican varios aspectos de la gestión de Guzmán, como la inflación del 4,8 por ciento de marzo y del 13 por ciento del primer semestre, la continuidad de la caída del poder adquisitivo y las dificultades que tuvo en sus reuniones del exterior para conseguir que le den un plazo muy extenso a la Argentina –unos 20 años- para pagar sus deudas con el FMI y el Club de París.

Precisamente, en el entorno de Guzmán aseguran que “lo que buscan es desgastarlo y por eso no le dieron el ok para cerrar un acuerdo con el FMI”.

De todas formas, en el mercado siguen observando con gran preocupación la evolución de este “sainete criollo”, ya que consideran que un alejamiento de Guzmán sería una “pésima señal” para los inversores.

“Al ministro lo vienen desautorizando desde el año pasado. Con el tema Vicentín, luego con el súpercepo, ahora con Energía o con el manejo de la política antiinflacionaria. Sinceramente, las señales que se ven son perjudiciales para el mercado”, remarcó el analista y consultor Christian Buteler.

Fernando Nolé

Fernando Nolé

FUENTE : PERFIL

FOTO TAPA : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Alberto Fernández ratificó la renuncia de Basualdo y Cristina prepara su ajuste de cuentas contra Guzmán

Avatar

Published

on

El Presidente aguarda la oportunidad política para eyectar al cuestionado subsecretario de Energía, mientras que la Vicepresidenta prepara una ofensiva sobre el ministro de Economía por su política de tarifa eléctrica y su negociación con el FMI
Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Martín Guzmán durante un acto en el Museo del Bicentenario. (Presidencia)Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Martín Guzmán durante un acto en el Museo del Bicentenario. (Presidencia)

Alberto Fernández ya tomó la decisión, y es un secreto político que manejan Cristina Fernández de Kirchner y Maximo Kirchner: Federico Basualdo está renunciado y su final formal como subsecretario de Energía será anunciado cuando la crisis palaciega haya desaparecido de las tertulias en Casa Rosada y el Instituto Patria.

Martín Guzmán cree que Basualdo abandonará su oficina en las próximas horas, un deseo político y personal alimentado por su escasa experiencia en refriegas internas que aún no le permite discernir que se está dirimiendo un poco más que la permanencia de un subsecretario que responde a las ordenes directas de Cristina y Máximo Kirchner.

Desde una perspectiva coyuntural, el hecho es simple e irrevocable: Basualdo “tiene el boleto picado”, pero esa renuncia se consumará en los tiempos políticos que decida el Presidente. No antes de su viaje a Europa que emprenderá en una semana.

Alberto Fernández aplica una estrategia peronista que Guzmán no termina de comprender y a continuación queda encerrado en argumentos sobre el poder y la autoridad que son imposibles de traducir del inglés académico al español coloquial que se usa en el conurbano.

El ministro de Economía aún no entiende que el kirchnerismo duro prepara su emboscada y que Alberto Fernández maneja los tiempos para evitar que un desenlace prematuro engulla a su principal negociador con el Club de París y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ya no se trata de la continuidad de Basualdo en la subsecretaria de Energía. Cristina y Máximo Kirchner cuestionaron los modos de Guzmán para desbancar a Basualdo con la obvia intención de limar al ministro de Economía que ha perdido brillo e influencia en el Instituto Patria.

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, directora gerente del FMIAlberto Fernández y Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI

Guzmán tienen una mirada sobre la negociación de la deuda externa y su impacto en la economía doméstica que es rechazada por CFK y La Cámpora. El ministro sabe que es imposible lograr un acuerdo de Facilidades Extendidas a un plazo de 10 años y que no existe la posibilidad de reducir las históricas tasas del FMI.

La Vicepresidente y su hijo Máximo piensan lo contrario. Y ya asumieron que Guzmán no jugará de su lado.

Kristalina Georgieva y su staff exigen en Washington que haya un uso racional de los subsidios y el gasto público, una premisa que Guzmán comparte avalado por Alberto Fernández. En este contexto, segmentar las tarifas, establecer un cronograma de aumentos y redistribuir los subsidios es una meta que el ministro se había propuesto para principios de 2021.

Guzmán explicó al Presidente que Basualdo dilataba la segmentación de las tarifas y que actuaba como free riderAlberto Fernández autorizó su remoción en la Subsecretaria de Energía y dejó que Santiago Cafiero y Guzmán hicieran la faena política.

El jefe de Estado nunca imaginó que su ministro de Economía echaría a Basualdo a través de los medios de comunicación. Esperaba una charla a solas, un elogio de ocasión, o una llamada directa a la Subsecretaría de Energía.

Esa impericia política -explicaron en Balcarce 50- irritó a Alberto Fernández y congeló la salida inmediata del funcionario que funciona cuando habla con Cristina y Máximo. “Guzmán se pasó de rosca, y ahora hay que esperar”, explicaron en las cercanías del Presidente.

Federico Basualdo, subsecretario de EnergíaFederico Basualdo, subsecretario de Energía

Alberto Fernández está preocupado por la segunda ola del COVID-19, y la negociación con el Club de París y el FMI. Por eso tiene previsto viajar a Europa durante la próxima semana, si la pandemia lo permite. Guzmán será un actor clave de la comitiva, pese a los reparos de la Vicepresidente y Máximo.

En la Casa Rosada descubrieron una lógica de acoso y derribo que el Instituto Patria ya utilizó con Marcela Losardo. Cuando no pudieron cooptar a la entonces ministra de Justicia, el ala dura del kirchnerismo inició un acoso mediático que terminó con su renuncia y la designación de Martín Soria.

Ahora pareciera que esa estrategia empieza a acechar a Guzmán. CFK y el titular del peronismo bonaerense cuestionan su lógica de negociación con el FMI y critican su ofensiva contra Basualdo, que jamás cumplió una orden directa del ministro de Economía.

Cristina y Máximo ya están en movimiento.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas