Connect with us

Deportes

¡Hasta siempre, Lito!

Published

on

Cuatro días antes de cumplir 77 años de edad, Atilio José Fruet se rindió por primera y única vez en su vida. Ya no tuvo más energía para pelearle a una maldita enfermedad… Y nos dejó. Mucho nos dejó: hombre noble, carismático, verborrágico, temperamental, combativo, ganador nato… Muy bahiense. Una leyenda de nuestro básquetbol.

Tejió su trayectoria con hilos de oro durante fines de los ‘50, la década entera del ‘60 y parte de la del ‘70, combinando innumerables hitos entre su Independiente, Olimpo y los seleccionados bahienses, de Provincia y hasta siendo capitán de la Argentina en participaciones internacionales.

Aunque, lo más sobresaliente, fue la tripleta que conformaron con sus lugartenientes de toda la vida, como el gran Alberto Pedro Cabrera y el necochense José Ignacio De Lizaso. Ese trío se encargó de liderar múltiples lauros deportivos, influyendo mucho en la edificación de los cimientos hacia una ciudad basquetbolera que, a la postre, se erigiría en una potencia y la cuna del deporte de los cestos.

Otro de los integrantes del brillante trío de basquetbolistas bahienses pergeñado en la década del ‘60, nos acaba de decir adiós: Atilio José Fruet luchó tal como si lo hiciera en la cancha, ante una grave enfermedad que lo terminó venciendo a sus 76 años, cuatro días antes de celebrar otro natalicio.

Muy probablemente, muchos de los que repasen estas líneas jamás vieron en acción a Lito. Ni siquiera quien las suscribe.

Pero sí hemos repasado la historia, nos hemos informado leyendo y escuchando gustosos a quienes resultaron contemporáneos de esa mágica era. Todos nos hablaron con devoción de la gloriosa época dorada bahiense.

Se trató del nacimiento del tan mentado trío compuesto por Cabrera-Fruet-De Lizaso.

De día, Atilio era el socio de su suegro en el local de materiales eléctricos Celsius Comercial. De noche, ya enfundando con su uniforme, se convertía en La Fiera, el ídolo…

Supo ganarse cada aplauso y elogio de la multitud con gotas de sudor y entrega, devolviéndole con creces a esos seguidores la confianza que le dispensaban.

Se supo querido, valorado y amado.

Siempre se entregó al 100%, surgiendo de la nada para encestar con más fuerza que elegancia o lanzándose de cabeza al piso tal cual rezaba su temperamento, inundando la cancha de vibración.

Hablar de Lito es referirse a un tipo aguerrido, caudillo, corajudo, verborrágico, sanguíneo…

Esas fueron sus características dentro de un rectángulo, disimulando las carencias técnicas. De mucho carácter y fuerte personalidad.

Fruet nació el 27 de octubre de 1941 en calle Italia 154 de Bahía Blanca, a una cuadra del club Independiente, donde se formó.

A sus 16 de edad, en 1957, debutó en Tercera división.

Ese mismo año obtuvo el Oficial, ascendiendo a Segunda. Al siguiente, en 1958, también se coronó campeón y subió a Primera. Para, en 1959, coronar la tripleta de adjudicarse el título en el círculo máximo con el viola.

Es un hito único en la historia bahiense. Inigualable.

Gloria aurinegra

Su pase a Olimpo, el 30 de marzo de 1960, conmocionó a muchos.

Y ese mismo año obtuvo el certamen del Ascenso con el aurinegro, amén de ganar la Copa Federal de primera división.

En 1961 repitió la Copa Federal y sumó el de Primera, repitiéndolo en 1962, 1964, 1966, 1967, 1969, 1971, 1972, 1973 y 1974. Y añadió la Copa Federal de 1963, 1964 y 1965 más el Ciudad de Bahía Blanca de 1965, 1969 y 1973.

Con Bahía dominó

Atilio jamás se imaginó que el 4 de marzo de 1959 significaría el comienzo de su idilio fulguroso con los seleccionados bahienses, tanto en regionales como zonales o provinciales.

Fue múltiple campeón, iniciando con el de 1960, en San Nicolás, tras una sequía de 14 años. Posteriormente, repitió en Olavarría (1964), Mar del Plata (1965), Luján (1966), Pergamino (1967), Junín (1968), Bahía Blanca (1969), Punta Alta (1970) y Burzaco (1971).

Revivió a Provincia

En el certamen Argentino, debutó en 1961, en Formosa y reforzando a Coronel Pringles. Su primer cetro lo abrazó en Jujuy ‘66, luego de 9 años sin conquistas bonaerenses, imitándolo en Paraná (1967), San Luis (1969), Catamarca (1970) y Corrientes (1971),

Capitán de Argentina

El 15 de febrero de 1963 supo vestir por primera vez la casaca albiceleste del combinado argentino que asistió al Sudamericano de Perú (4º puesto).

Ese mismo año participó del Mundial de San Pablo, siendo Argentina el ganador de la rueda Consuelo (8º puesto).

Hurgando en su palmarés internacional, asoma que Fruet disfrutó de la capitanía del seleccionado nacional en el Mundial de 1967 (6º) y en el Sudamericano de 1969 (3º), ambos realizados en Montevideo (Uruguay).

Esa misma responsabilidad la ejerció vistiendo los colores Independiente, Olimpo y las selecciones bahienses y bonaerenses.

No pudo ser

Quizá uno de los lamentos más grandes de Fruet en su carrera, haya sido no haber podido estar presente por enfermedad, el 3 de julio de 1971. Ese día, la selección bahiense derrotó a Yugoslavia -vigente campeón mundial- por 78 a 75 en la inauguración del estadio Norberto Tomás.

El Récord

El 9 de enero de 1968, se convirtió en el jugador nacional con el mayor registro de unidades en un partido del campeonato doméstico: encestó 62 puntos frente a Sportivo Bahiense, en el amplísimo éxito olimpiense por 102 a 30. Después, lo superaría el estadounidense Elisha McSweeney, también de Olimpo, cuando el 2 de julio de 1980 le convirtió 66 a El Nacional, en el triunfo por 126 a 86. ¿Algún argentino lo superará?

“Dios estuvo conmigo”

El viernes 8 de febrero de 1974, fue el autor del doble ganador del segundo partido final de desempate contra Estudiantes.

El marcador reflejaba el 52 a 50 favorable, aunque todavía restaban 15 segundos…

Y fue el mismo Atilio el que despejó los fantasmas al robar esa última pelota para rubricar su obra e impedir que el albo pudiera empatar (aún no existían los triples).

De ese modo, a los 32 años, conquistó su undécimo título de primera división local.

Poco después dejaría boquiabierto a propios y extraños: “No juego más, éste fue mi último partido”, sentenció en la requisitoria periodística del recordado Picho Mazza.

“Esta noche Dios estuvo conmigo, me vino a ayudar, a darme todo lo que le pedí para retirarme como quería. Ganamos, hice el doble del triunfo, salí campeón otra vez y todo esto fue en el estadio que lleva el nombre del Patito Tomás, que fue un hermano para mí… Me costaba mucho seguir porque a esta altura de la vida uno se tiene que entregar cada vez más a la familia y al trabajo. Además, los dolores en la rodilla izquierda me hacían sufrir demasiado… Y el drama que era para mí cuando agarraba el bolso para irme a entrenar o jugar y el nene y la nena se me prendían. Me apenaba dejarlos. Yo sé que a lo mejor podía seguir tirando un par de años más, pero ¿para qué?… Mi ciclo está cumplido y me retiré como quería. Le agradezco a Dios porque esta noche estuvo conmigo”, fueron sus últimos conceptos como basquetbolista de La Fiera.

¡Gracias por tanto, Lito!

 

¡Qué numeritos!

16: sus años como basquetbolista.

812: los partidos que jugó.

396: veces vistió la aurinegra.

232: la de Bahía Blanca.

79: la de Buenos Aires.

52: la de Independiente.

28: la Argentina.

15.514: los puntos que encestó (promedió 19,1).

8.530: fueron con Olimpo

4.102: con Bahía

1.244: con Provincia.

968: con Independiente.

267: con la selección argentina.

247: con la Asociación Buenos Aires.

156: como refuerzo de otros equipos.

Fotos: Club Olimpo, César Ruesga, Oscar Morán y ABB.

 http://www.gentedebasquet.com.ar

Deportes

LEANDRO SOMOZA ES EL NUEVO TECNICO DE ALDOSIVI

Published

on

Se terminaron las negociaciones, se pusieron de acuerdo en todo y Leandro Somoza se convirtió en el nuevo entrenador de Aldosivi, con un contrato de dos años. El flamante técnico estaría el domingo observando el partido ante Racing en el “Cilindro de Avellaneda” y su debut se daría nada más y nada menos que frente a Rosario Central, al que renunció después de la segunda fecha por la falta de refuerzos.

Era el apuntado desde un principio por José Moscuzza, e incluso se lo mencionó antes de que diera un paso al costado en el “canalla”. Su buen paso como jugador y la gran imagen que dejó en el club, influyeron para apostar a un técnico que realizó buena parte de su carrera como ayudante de campo de Miguel Ángel Russo en Boca y luego se largó de manera individual.

El viernes pasado se había llegado a un principio de acuerdo, pero se tomaron toda la semana para terminar de ultimar detalles y que no quede nada librado al azar. De todas maneras, el encuentro del domingo lo dirigirá Diego Villar, quien se hizo cargo tras la salida de Martín Palermo en la antesala del comienzo de la Liga Profesional. El “Pipa” trabajó toda la semana y diagramó el equipo, por lo que Somoza estará en el choque frente a Racing en Avellaneda y luego sí se pondrá al frente del plantel.

Lo bueno es que tendrá una semana larga para entrenar y conocer al plantel, porque el siguiente partido del “tiburón” será el lunes 4 de julio, ante Rosario Central, el exequipo de Somoza y que ahora tiene como técnico a Carlos Tevez, lo que le agregará un condimento extra.

 

El mediocampista que ascendió a Primera División con Aldosivi en 2018 y luego anunció su retiro del fútbol, estará acompañado por Diego Monarriz (exDT de San Lorenzo) y Lucas Pagano como ayudantes de campo, y los preparadores físico serán Damián Lanatta y Alejandro Rafael.

Continue Reading

Deportes

SUSPENDEN LA INDAGATORIA A SEBASTIAN VILLA

Published

on

BOCA

Suspenden la indagatoria a Sebastián Villa

La fiscal Vanesa González aceptó postergar la indagatoria a Sebastián Villa. El colombiano había hecho el pedido ya que la citación coincidía con el partido que debe jugar Boca contra Unión. 

En breve, la Justicia pondrá otra fecha para que Villa declare en el marco de la causa en la que el futbolista está imputado por “abuso sexual con acceso carnal”.

Si bien Sebastián Battaglia pondría una formación alternativa en este próximo partido por la Liga Profesional porque el martes 28 juega ante Corinthians en Brasil, Villa podría llegar a tener que concentrar y eso complicaría la posibilidad de presentarse ante la fiscal Vanesa González.

Y con el partido ante Banfield programado para el viernes 1º de julio, la intención es dejar la declaración para después de la serie de octavos de la Copa Libertadores, que se completará el martes 5 de julio con la revancha en la Bombonera. El que definirá será el juez Javier Maffucci Moore.

A su vez, Villa ya cuenta con el permiso otorgado por el juez para salir del país y poder viajar con la delegación de Boca a San Pablo para estar frente al Corinthians.

 

Continue Reading

Deportes

CONMOCIÓN EN LA NBA: MURIÓ UN EX JUGADOR DE DE 25 AÑOS QUE HABÍA ENGORDADO 65 KILOS EN 36 MESES

Published

on

Caleb Swanigan supo defender los colores de Portland y Sacramento entre 2017 y 2019, pero se alejó del deporte y la mala alimentación, sumada a problemas genéticos, le terminaron costando la vida.

Tras su irrupción en la NBA, el caso de Caleb Swanigan llamó la atención por su historia de superación para llegar a vestir los colores de los Portland Trail Blazers luego de ser elegido en el Draft de 2017. Apenas cinco años después de incorporarse a la liga de básquet más competitivo del mundo, su cuerpo cedió: según distintos medios estadounidenses, murió de causas naturales a los 25 años recién cumplidos.

Fue uno de los seis hijos criados por una madre soltera ya que su padre, Carl Swanigan Sr., luchó constatemente contra una adicción al crack. Vivían en refugios para personas sin hogar en Utah o debajo de un puente. Su progenitor falleció en 2013 por complicaciones relacionadas con la diabetes. Tenía 50 años y, según informó ESPN en 2017, Carl Sr. medía 2,07 metros y pesaba casi 227 kilos en el momento de su muerte.

Pero un día Caleb decidió aprovechar su prometedor físico heredado de 2,06 metros y gran contextura física para adentrarse en el mundo del deporte. En ese momento se contactó con Roosevelt Barnes, un viejo amigo de la familia que se dedicaba a promocionar deportistas en la élite del país. En 2010 era un niño obeso al que la vida le había dado la oportunidad de una vida mejor. Siempre luchó contra su peso y él era una de esas personas genéticamente predispuestas a subir fácilmente.

“Una de las últimas veces que lo vi, un día de práctica en el torneo de la NCAA de 2017 en Kansas City, estaba montando una bicicleta estacionaria. Llevaba un buzo, del tipo que usan los luchadores para perder peso antes del pesaje. Incluso entonces, un atleta universitario de solo 20 años, Biggie ya estaba luchando contra las inclinaciones naturales de su cuerpo”, reveló uno de los periodistas del portal USA Today sobre las complicaciones de Caleb a temprana edad.

Caleb defiende una pelota para los Trail Blazers ante la marca de Rui Hachimura (Foto: USA Today)Caleb defiende una pelota para los Trail Blazers ante la marca de Rui Hachimura (Foto: USA Today)

Biggie siguió luchando contra sus problemas genéticos y de alimentación que iniciaron durante su temprana vida en Fort Wayne. Llegó a la Universidad de Purdue en 2015 después de ser nombrado Indiana Mr. Basketball, premio al mejor jugador de dicho estado, mientras asistía a la secundaria de Homestead. Originalmente se comprometió con la Universidad de Michigan, pero terminó en West Lafayette donde jugó dos temporadas con los Boilermakers y fue seleccionado en el primer equipo All-American, ganando el honor del Big Ten Player of the Year en 2017.

“Era un alma buena y un buen hombre. Será extrañado”, publicó en Twitter el director de Purdue, Isaac Haas, quien supo ser compañero de equipo de Swanigan. Biggie además fue uno de los cinco finalistas del Wooden Award, junto a grandes nombres que compiten o que pasaron por la NBA como Lonzo Ball de UCLA, Josh Hart de Villanova, Frank Mason de Kansas y Nigel Williams-Goss de Gonzaga. En tan solo dos años, Caleb estudió en paralelo al deporte y recibió su diploma en Historia de la Educación. Para su familia se convirtió en el distinto, ya que ninguno de sus cinco hermanos logró siquiera terminar la secundaria.

Su primer intento para postularse al Draft de la NBA en 2016 fue dado de baja después de que los ejecutivos de la liga le dijeran que necesitaba perder peso y agregar tiro de campo. A base de esfuerzo y dedicación, hizo ambas cosas y mostró su nuevo cuerpo triunfante y su conjunto de habilidades un año después: fue seleccionado en 2017 con el pick número 26 por parte de los Portland Trail Blazers.

Swanigan disputando un rebote mano a mano con LeBron James (Foto: USA Today)Swanigan disputando un rebote mano a mano con LeBron James (Foto: USA Today)

Caleb jugó dos temporadas en Portland y llegó a disputar un total de 45 partidos oficiales. Fue cambiado a los Sacramento Kings en 2019, con 10 apariciones, antes de que los Trail Blazers lo volviera a repescvar a principios de 2020. Durante su carrera en la NBA, Swanigan trabajó mucho con los jóvenes del área de la ciudad y FoodCorps para promover hábitos alimenticios saludables en las escuelas y eliminar el hambre infantil.

Biggie apareció por última vez en las noticias en 2021, después de que la ex estrella de Homestead se declarara culpable de un cargo menor de drogas en el condado de Whitley y allí se vio el enorme cambio físico que tuvo al pesar cerca de 200 kilos, aproximadamente 65 más que sus últimos partidos en las NBA durante 2019. Ya alejado de la influencia de Roosevelt Barnes, fue condenado a 180 días en la cárcel y se le ordenó completar una evaluación de abuso de sustancias y cumplir con cualquier tratamiento prescrito.

Caleb aguantó todo lo que pudo a las distintas presiones que le presentó la vida hasta que a los 25 años decidió ceder: la oficina forense del condado de Allen le confirmó a la cadena WANE 15 que Swanigan fue encontrado muerto por causas naturales en su domicilio particular de Fort Wayne este martes 21 de junio.

Continue Reading

Más Vistas