Connect with us

Sociedad

¿Hay más separaciones de pareja como consecuencia de la pandemia?

Avatar

Published

on

“Existen más conflictos y, por ende, menos tolerancia, más frustración y angustia. Por eso se toman decisiones”, dijo la psicóloga Marcela Menna.Si bien el ASPO fue un detonante para separaciones, no todas las parejas las concretaron en el trámite de divorcio.

/ Fotos: Emmanuel Briane, Rodrigo García y Pablo Presti-La Nueva. y Archivo LN.
Guillermo D. Rueda / grueda@lanueva.com

“Cualquier situación de tensión genera conflicto. Y eso, sostenido en el tiempo como consecuencia de la cuarentena por la pandemia provoca, en la pareja, una separación o un distanciamiento”.

La psicóloga Marcela Menna (Mat. Prov. 0758) aclaró, de todos modos, que no puede afirmar, puntualmente, que la pandemia esté provocando más divorcios, que es el paso (formal) posterior a la separación.

“Pero nos encontramos en un estado de crisis y, en la coyuntura, hay desorden en todos los elementos y una necesidad de adaptarse. Esto amerita un duelo y, por ende, pasamos por distintas etapas y diferentes tiempos”, dijo.

“En la pareja también hubo, y hay, problemas en la economía, en la salud y en forma permanente se generan conflictos a resolver”, añadió.

La profesional hizo otra distinción.

Lic. Marcela Menna (Psic. Mat. Prov. 0758).

“Es cierto que se han evidenciado más separaciones a nivel psíquico, pero no sé si tantas a nivel físico, porque muchas parejas trataron de seguir conviviendo aunque hayan decidido separarse”, manifestó.

“Psíquicamente hay un entendimiento: ‘Nuestras realidades ya no las queremos compartir’ dicen, pero, por múltiples razones, aún no han podido concretarlo”, sostuvo.

Menna, quien también es sexóloga clínica (Universidad Favaloro, 2012), se refirió a algunas contradicciones de este tiempo.

“El matrimonio estaba prohibido, ya que uno no podía ir a un Registro Civil a casarse, pero era sencillo divorciarse; sólo había que completar un trámite online”, indicó.

A esta altura es conveniente establecer la diferencia entre separación y divorcio.

Separarse es una cuestión de hecho, que puede ser dentro de la misma vivienda o resultar transitoria, ya que existen parejas que, finalmente, se reconcilian. El divorcio es iniciar el trámite legal que pone fin al matrimonio.

Si bien el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) funcionó como un detonante para las separaciones, está claro que no todas las parejas corrieron a concretarlas en divorcios. ¿Por qué? Por la propia situación de distanciamiento y, además, por la crisis económica.

Es decir: casi con seguridad hay más separaciones, incluso dentro de la misma casa, pero menos trámites de divorcio iniciados en los tribunales (ver aparte).
Algunas de las razones que explican este fenómeno se deben a que el ASPO obligó a quedarse en casa y, así, quien no salió para los controles médicos de rutina, mucho menos lo hizo para consultar a un abogado.

La crítica situación económica provocó que muchas personas perdieran su trabajo o vieran disminuidos sus ingresos en forma significativa. Esto es: no hay dinero para trámites que no sean imprescindibles.

“Al margen de la pandemia, en nuestra sociedad es usual que las parejas se separen pero no se divorcien, ya que no hacen el trámite legal en forma inmediata”, refirió una fuente cercana a Tribunales.

La licenciada Menna —en diálogo con La Nueva.—agregó que todo lo obligatorio, que restringe la libertad en cuanto a espacios y posibilidades de expresión, genera tensión, enojo, angustia, impotencia y frustración.

“Eso, en algún momento, sale y explota”, comentó.

“El estado de encierro, confinamiento y aislamiento, por todas las emociones que genera, repercute finalmente en la pareja. Pero a veces son conflictos que estaban latentes. La pareja, o una de las personas, ya se encontraba en terapia tratando de resolver la problemática y ahora concluye que la situación determina tomar una decisión”, sostuvo Menna.

“En una pareja, el otro se transforma en el lugar en que depositamos todo lo negativo y todo lo malo y así aparecen dudas, incertidumbre y confusión. La cuarentena, vale recordarlo, fue 24×7 de convivencia”, acotó.

“Es al otro a quien le pega, de alguna forma, y por eso se produjeron más conflictos. Bajan la tolerancia y la paciencia; y crece la competencia y la rivalidad, en vez del trabajo en equipo. Ejemplo: quién se conecta; quién ayuda con los deberes; con quién están más tiempo los chicos y demás”, explicó Menna.

“También pasa en parejas, que son estables y llevan mucho tiempo juntas, que uno de sus integrantes asegura encontrarse frente a un ser que no conocían, porque tiene actitudes, gestos y valores diferentes que, ahora, al estar todo el tiempo en la misma casa, han podido apreciar. Esto se ha dado mucho”, reconoció.

“La falta de espacios y de privacidad derivó, también, en el incremento de la tensión y la agresividad”, dijo.
Por otro lado, Menna se refirió al circuito de la ansiedad y del miedo. “Cuando uno está en tensión y genera miedo, la ansiedad sube y lo que se activa es el circuito por sobrevivir”, comentó.

“Nuestro cerebro está preparado, primero, para sobrevivir, y esto lo hace el cerebro primitivo; luego, para el placer. Y estar con una persona para compartir momentos gratos activa el placer, pero cuando hay crisis, angustia, dudas e incertidumbre lo que se pone de manifiesto es el circuito por sobrevivir”, aseguró.

“En este caso, nuestro organismo se prepara para dos posibles respuestas; el ataque o la unidad; o ambos a la vez”, dijo Menna.

“Cuando estamos encerrados se genera un sentimiento de ansiedad elevada; se activa el circuito por sobrevivir y, de alguna manera, tengo que atacar y defenderme reaccionando contra el otro, o defenderme de otra forma, como evadiéndolo o yéndome”, relató.

“Se ha dado una situación de peligro en todo sentido. Al generarse la necesidad de sobrevivir se activa la agresividad. Por eso en este tiempo hay más casos de violencia doméstica. Todo está relacionado”, sostuvo.

Menna dijo que el mayor número de consultas se produce por la “falta de espacios independientes” en la pareja. “También incide el aburrimiento de lo sexual por no salir de la rutina, pero siempre volvemos a lo mismo: existe una necesidad de adaptación. Debemos aprender eso”, comentó.

“Lo que pasa es que estamos en una cultura donde desechar es más fácil que tratar de adaptarse y de transformarlo en algo positivo; es como una suerte de resiliencia. Es más sencillo cambiar por otro. Conozco gente muy resiliente, que ya acumula tres o cuatro separaciones”, manifestó.

La licenciada Menna trazó, asimismo, líneas cronológicas para la nueva normalidad.

“Necesitamos más tiempo juntos’. Eso era antes. Hoy es: ‘Necesitamos nuestros propios espacios’. Antes era: ‘Sé cómo es, lo conozco y por eso me lo banco (sic)’. Ahora es: ‘No sé con quién estoy; es otra persona”, relató.
De acuerdo con un relevamiento interdisciplinario del cual participa, donde se registran testimonios de todo el país, la profesional dijo que las parejas que más se cuestionaron la continuidad está en el rango que va desde los 30 hasta los 60 años.

Recibí los Newsletters de La Nueva sin costo

“Las más involucradas en este debate son aquellas con chicos muy pequeños, pero también con adolescentes y hasta quienes estaban relacionados, pero vivían en forma separada”, explicó.

La misma fuente judicial bahiense, citada anteriormente, comentó que, con el aislamiento, pasó algo similar a los períodos largos de vacaciones: la pareja se da cuenta que la convivencia ya le resulta imposible.

Pero aportó otro dato no menos importante: tradicionalmente, en los meses de febrero y de marzo se produce la mayor cantidad de consultas y de inicio de trámites de divorcio.

Siguiendo el mismo hilo interpretado por la licenciada Menna, es natural que se hayan producido más separaciones o que más personas que, aún viviendo en la misma casa, decidieron que la pareja no daba para más.

Entonces, la pregunta es: ¿Las vacaciones de verano son la piedra del escándalo?

“Las vacaciones implican un tiempo de convivencia al cual la pareja no está habituada”, dijo.
“Después del verano llegan consultas con este planteo: ‘¿Queremos seguir juntos?’ La cuarentena actuó como si fueran vacaciones prolongadas y el fenómeno se repite y se potencia. Y termina de generar lo que es casi obvio”, explicó.

Menna también comentó que, hoy, no todos están casados y, en esta coyuntura, separarse puede resultar más sencillo.

“Del mismo modo, no es fácil hacerlo por cuestiones económicas. Pero el planteo está y, en muchos casos, uno de los integrantes de la pareja se va a la casa de los padres para tomarse un tiempo”, expresó.

Como se verá, durante la pandemia se han producido otras derivaciones.

“En parejas donde uno de ellos sostenía una relación extramatrimonial –tiempo de encierro, sin poder salir a trabajar o a encontrarse en lugares sociales u ocultos–, hizo que se descubrieran secretos, actitudes y situaciones de todo tipo”, comentó.

“A veces tienen que ver con otras relaciones, pero también con drogas o con el juego. Así estallaron los conflictos y se desencadenaron más separaciones”, explicó.

“Este fenómeno se ha dado mucho en varones, pero también en mujeres”, dijo.

Para mostrar otra cara de la moneda, Menna sostuvo que, aunque no tenga tanta visibilidad, también se han producido acercamientos y que hay parejas que se han reencontrado.

El aspecto legal
“Es muy probable que, durante los primeros meses del ASPO, la convivencia de 24 horas al día haya impactado negativamente en el matrimonio o en la unión convivencial”, dijo Carolina Duprat, presidenta del Instituto de Derecho de Familia del Colegio de Abogados de Bahía Blanca.

“Y, si había una crisis previa, la situación puede agravarse y se produce el quiebre definitivo. El contexto de no poder salir de la casa no es el más indicado en estas circunstancias, ya que la crisis se acentúa por el encierro”, agregó.

Duprat agregó que, en general, las parejas deciden separarse de hecho antes y, luego, inician el trámite.

Carolina Duprat, presidenta del Instituto de Derecho de Familia del Colegio de Abogados.

“No es frecuente que se realice un divorcio, por ejemplo, cuando aún están juntos, aunque no está prohibido hacerlo”, explicó a La Nueva..

En 2015 entró en vigencia el Código Civil y Comercial, que —entre otras importantes cuestiones— modificó el trámite de divorcio por uno mucho más sencillo.

Respecto de la actividad durante la pandemia, Duprat destacó el rol de los juzgados.

“Se organizaron muy bien. Los expedientes están digitalizados y los podemos ver a través de la mesa virtual. Las audiencias se hacen a través de la plataforma Microsoft teams. Es un sistema que funciona en forma eficiente y ha permitido continuar e iniciar procesos judiciales”, explicó.

También dijo que jueces, secretarios, consejeros de familia, empleados y abogados se han puesto a tono con los trámites virtuales.

“En esto se ha avanzado mucho. Incluso, frente a la imposibilidad que los realicen los oficiales notificadores, se ha comunicado por WhatsApp. Aunque en este punto pueden existir conflictos derivados de la seguridad jurídica, y en qué casos procede este tipo de notificación, toda vez que está en juego el derecho de defensa de todas las partes”, admitió.

Duprat, quien también es profesora de la materia Derecho de Familia y Sucesiones de la UNS, sostuvo que esta crisis ha puesto en evidencia que hay muchos trámites que pueden simplificarse y que eso es muy positivo de cara al futuro.
“Se debe tener en cuenta que, en los temas relacionados al derecho de familia, es necesario dar una resolución urgente, sobre todo cuando se encuentran comprometidos derechos de los niños, niñas y adolescentes, o de personas con discapacidad”, agregó.

“Está claro que, en algunas cuestiones, es necesaria la presencialidad como, por ejemplo, en las pericias psicológicas en casos puntuales, o el derecho de los niños a ser oídos por el juez, porque no es lo mismo hacerlo a través de una cámara”, concluyó Duprat.

Datos del Poder Judicial y de la Corte Suprema
Por las razones comentadas en este mismo informe, donde se hace la disquisición entre separación y divorcio, las cifras del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires y de la Suprema Corte de Justicia —en respuesta a una solicitud de La Nueva.— ratifican que los divorcios no se incrementaron en este último tiempo.

En el período marzo (inicio de la cuarentena)-noviembre (recién concluido), hubo 403 sentencias de divorcio en el distrito de Bahía Blanca, 179 menos (582) respecto del similar período del año 2019 (una caída del 30,6 %).

Tomando el año 2015, cuando desde agosto se modificó el Código Civil y Comercial, la cifra casi se duplica: de los 815 de entonces para marzo-noviembre se pasa a los 403 actuales (–50,5 %).

Los divorcios en Bahía, en el segmento analizado, van desde 815 (2015); 865 (2016); 817 (2016); 599 (2018); 582 (2019) y 403 (2020).

El mes de mayor número de sentencias, desde 2015, es octubre, con 557 (pico máximo de 121 en 2015). Luego siguen septiembre (508); agosto (481) y noviembre (439).
En la provincia de Buenos Aires la secuencia en similar. También para marzo-noviembre, en 2020 hubo 10.396 divorcios, 5.460 menos respecto de 2019 (15.856), una caída del 34,4 %.

En extremo aparece con el dato del año 2016, cuando hubo 22.786 sentencias (10.396 de 2020): —54,4 %.

En el territorio bonaerense el número de divorcios (por presentación conjunta y unilateral) es: 19.706 (2015); 22.786 (2016); 22.698 (2017); 16.781 (2018); 15.856 (2019) y 10.396 (2020).

FUENTE : LA NUEVA

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Dos hermanas de 21 y 29 años murieron de COVID-19 con nueve días de diferencia y hoy internaron a su madre

Avatar

Published

on

El caso de Aldana y Marina Güida tiene conmovida a la ciudad entrerriana de Concordia. “Estoy desarmado. No sé cómo va a seguir todo esto”, le dijo a Infobae Freddy Güida, el hermano de las jóvenes

Aldana de 21 años (adelante) falleció el 2 de mayo. Marina, de 29 y mamá de un varón de 12 y una nena de 6, murió el 11 de mayo

La segunda ola de coronavirus avanza sin pausa. Hoy, martes 11 de mayo, volvió a destrozar una familia. Sucedió en la ciudad de Concordia, en Entre Ríos. En menos de diez días, Mariela Italia González (52) y José Óscar Güida (59) perdieron a sus dos hijas mujeres: Aldana, de 21 y Marina, de 29 años.

No sabemos cómo nos contagiamos: fue de repente. De un día para el otro, todos empezamos a tener síntomas”, cuenta Alfredo Güida (26), el hermano “del medio” de Aldana y Marina y estudiante de Gestión Gastronómica. Cuando dice “todos”, Freddy (como lo llaman cariñosamente) se refiere también a su abuela de 90 años, sus padres y él. “Estoy desarmado. En menos de diez días me quedé sin hermanas. No sé cómo va a seguir todo esto: acaban de internar a mi mamá”, cuenta el joven a Infobae.

Según Freddy, el COVID-19 se llevó puesta a su familia en un abrir y cerrar de ojos. La primera víctima fue Aldana, quien se encontraba cursando el primer año del Profesorado de Biología en el Instituto de Profesorado “Concordia”. “Entró a terapia el día viernes 30 de abril y el sábado 1 a la madrugada no podía respirar. Falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayo”, explica su hermano.

Aldana Güida falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayoAldana Güida falleció en el Hospital Masvernat el domingo 2 de mayo

Nueve días después, el coronavirus se cobró la vida de Marina, la mayor de las hermanas Güida, y mamá de Andrés de 12 y Mía de 6. “Ella venía transitando la enfermedad ‘más tranquila’ hasta que falleció Aldana y empezó a decaer. Entró a terapia ‘bien’, con una intubación programada, y, hasta el lunes 10, era una paciente ‘estable’. Después le detectaron broncoespasmos y todo se fue a pique”, explica Freddy.

Consultado acerca de si sus hermanas tenían enfermedades preexistentes, el joven indicó a este medio que “No”. Sin embargo, destacó que la mayor de ellas (Marina) padecía hipertiroidismo y la menor (Aldana) tenía sobrepeso.

Desde su cuenta de Facebook, Freddy les dedicó un sentido mensaje a Marina y Aldana. “Me cortaron las alas. Se llevaron un pedazo de mí. No encuentro palabras para este momento. Trato de pensar que es una pesadilla, que mis dos hermanas están vivas y que ya voy a despertar, pero nunca despierto y ustedes ya no están. Descansen en paz yo cuido el legado, yo cuido a papá y mamá. Las amo, hasta pronto”, escribió.

Durante los últimos días se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina GüidaDurante los últimos días se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina Güida

El caso de las hermanas Güida tiene totalmente conmovida a la ciudad de Concordia donde, según el último parte epidemiológico, se reportaron 88 nuevos casos de COVID-19. Tras la confirmación de la muerte de Aldana, desde las redes sociales, se armaron varias cadenas de oración para pedir por la salud de Marina.

“Recemos para que pueda salir adelante y vencer el COVID-19. Sus dos pequeños hijos la esperan #FuerzasMarinaFuerzas”, pedían desde la comunidad Conectados Concordia.

Esta mañana, sin embargo, la ex pareja de Marina y papá de sus dos hijos confirmó su deceso con un video de tres minutos que se hizo viral. “Quiero agradecer a todos quienes hicieron la cadena de oración por la salud de la madre de mi hijos, por Marina GüidaLamentablemente se nos fue, nos dejó. Y hay que seguir adelante. No es fácil”, expresó Víctor Andrés Forni, visiblemente conmocionado.

Víctor Andrés Forni, un recnocido locutor y productor de Concordia, ex pareja de Marina Güida y papá de sus dos hijos, confirmó el deceso de la mujer de 29 años con un video que se hizo viral

“Primero se fue Aldana y ahora se fue Marina, así que no hay consuelo. Es un momento duro para mí porque más allá de ser su ex pareja, teníamos una muy buena relación como padres. Estoy destrozado como toda la familia completa por esta enfermedad de m.. que es el COVID-19, esta enfermedad de m… que no está dando tregua a nadie”, concluyó Forni, después de agradecer el apoyo que recibieron durante estos últimos días tan difíciles para todos ellos.

Florencia Illbele

Continue Reading

Sociedad

MALVINAS – A 39 AÑOS DEL HUNDIMIENTO DEL GENERAL BELGRANO “El 2 de mayo no debería olvidarse”

Avatar

Published

on

Hoy se cumplen 39 años del ataque al ARA General Belgrano que provocó el hundimiento del navío y la muerte de 323 tripulantes, en medio de la guerra de Malvinas.

Entre los héroes que murieron ese día se encontraba el cabo Norberto Güizzo, uno de los excombatientes de nuestra ciudad (junto a Adrián Busto) que fallecieron en la guerra ante Reino Unido. Y así lo recordó en un posteo de redes sociales su hijo Mauricio: “Hoy es el día que más fallecidos hay en la guerra de Malvinas… Que ningún medio recuerda … Que ninguna persona tiene en su memoria… Un día como hoy se hundió el buque ARA General Belgrano… Es lamentable que Villa María olvide una fecha tan importante… Desde nuestros Gobernantes hasta el periodismo más pequeño… En esta fecha en Puerto Belgrano pegado a Punta Alta se realiza siempre un acto sobre los caídos en éste hundimiento… Fue el quiebre de la Guerra en ese momento… Hoy les cuento es el día que falleció un Héroe Villamariense, que no es poco… Uno de los dos fallecidos en la Gesta de Malvinas… Para algunos es un día más, para muy poquita gente es un día distinto…  Desde este rinconcito te doy las gracias, un fuerte abrazo Norberto Delfín Güizzo … El 2 de mayo no debería olvidarse…”

Ver más: https://www.eldiariocba.com.ar/locales/2020/5/4/un-homenaje-los-heroes-del-crucero-ara-general-belgrano-20196.html

El ARA General Belgrano fue atacado por el submarino nuclear inglés HMS “Conqueror” en momentos en que navegaba a 35 millas al sur de la zona de exclusión determinada por Gran Bretaña alrededor de las Islas Malvinas.

De los 1.093 tripulantes que tenía a bordo, murieron 323, casi la mitad del total de muertos argentinos en la guerra; y unos 770 lograron sobrevivir en balsas inflables, pero debieron esperar varios días en el mar, con temperaturas bajo cero, para ser rescatados.

El crucero ARA General Belgrano había zarpado el 16 de abril de 1982 desde la Base Naval de Puerto Belgrano rumbo al Atlántico Sur, con la misión de atacar a los buques ingleses que arribaban a las Islas Malvinas y el hundimiento se produjo unas 240 millas náuticas al sureste de Ushuaia, Tierra del Fuego.

 

FUENTE : ELDIARIOCOBA.COM.AR

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Sociedad

Se registraron 97 femicidios en el país durante el primer cuatrimestre del año

Avatar

Published

on

El informe del Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, titulado “Pandemia de género”, confirmó que en ese lapso en la provincia de Buenos Aires fueron cometidos 29 crímenes, seguido de Córdoba con 10 y luego por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Mendoza, Santiago del Estero y Santa Fe, con 7 cada distrito.

En Tucumán hubo 6 femicidios, 4 en Salta, 3 en Chaco y La Rioja, y 2 en Neuquén, Río Negro, Entre Ríos, Formosa y Jujuy, mientras que en las provincias de Catamarca, Corrientes, Misiones y San Luis se registró un femicidio en cada una de ellas.

Respecto al vínculo con el femicida, 32 fueron cometidos por parejas y 27 por exparejas, 10 por conocidos/vecinos y 7 por otro familiar. Además, en un caso el femicida fue el padre o padrastro, y 20 sin vínculo aparente.

El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue el de 31 a 50 años, con 40 femicidios, seguido por el de 19 a 30 años con 35, y de 51 a 65 y 66 a 85 años con 6 casos.

De acuerdo al informe de La Casa del Encuentro, 12 víctimas habían realizado una denuncia previa, mientras que la mayoría de los crímenes fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, con 35 y 27 casos, respectivamente.

En tanto, 26 de las mujeres asesinadas fueron baleadas, 22 apuñaladas, 19 golpeadas, 8 incineradas, 6 ahorcadas, 4 estranguladas, 3 degolladas, 3 por traumatismos, 2 ahogadas, 2 asfixiadas y 2 atacadas con hachas o machetes, según indicó el Observatorio.

Las víctimas colaterales de estos femicidios registrados durante el primer cuatrimestre de 2021 fueron 103 hijas/hijos, 65 de los cuales son menores de edad.

Según los datos de la organización, 10 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y en la misma cantidad fueron agentes o exagentes de fuerza de seguridad.

También estableció que 6 víctimas eran migrantes, 5 tenían indicios de abuso sexual, 5 eran mujeres trans, 4 estaban embarazadas, 2 estaban en situación de prostitución y una era perteneciente a pueblos originarios.

Respecto de los femicidas, 11 de ellos se suicidaron tras cometer los crímenes.

FUENTE : EL DIARIOCBA.COM.AR

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas