Connect with us

Sociedad

Humor político ¿Y dónde está la guita

Avatar

Published

on

Algunas especulaciones sobre el destino de los dineros de la corrupción.

Ella ya dijo que en La Patagonia no van a encontrar nada. Foto: Federico López Claro.

La quemaron. Amigo lector, no tenga ninguna duda de que a la guita la quemaron. Bonadio Perforation & Excavation Company podrá agujererar todo el suelo argentino que sólo se va a topar con un papelón atrás de otro. Ojalá me equivoque pero me temo que será así. Mejor empecemos por el principio.

“La plata hace girar al mundo” dice la letra de “Money Money”, la canción que Liza Minelli cantó por años (“Money makes the world go around… the world go around”). En todos los países es igual.

La diferencia es que acá la plata a medida que va girando, rápidamente va desapareciendo sin que nadie pueda explicar con precisión adónde va a parar.

Hay mil teorías al respecto, pero la mejor síntesis del asunto se resume en el siguiente dato: el billete de 100 pesos que hoy circula agonizante entre nosotros, cuando Menem y Cavallo lo emitieron valía 100 dólares. Hoy vale 2,5 dólares. Para que se entienda bien lo escribo en letras, como en los cheques: dos dólares con cincuenta centavos.¿Hace falta explicar algo más? Esta nota podría terminar acá. Sin embargo, vamos a tratar de remarla un poquito más.

Tenía razón Néstor Kirchner cuando, según cuenta Uberti, pateaba furiosamente los bolsos contra las paredes cada vez que, en lugar de traerle dólares o euros, le traían pesos. Como cualquiera que haya vivido algunas décadas en la Argentina, sabía que al poco tiempo esos pesos no iban a valer nada.

Aunque esto ya fue dicho infinidad de veces, siempre vale la pena recordarlo: un argentino que hoy tiene 50 años vio pasar cinco monedas diferentes. El Peso Moneda Nacional (hasta 1969), el Peso Ley 18.188 (d 1970 a 1982), el Peso Argentino (de 1983 a 1985, este no nos duró nada), el Austral (de 1985 a 1991) y el Peso Convertible que todavía se arrastra penosamente por los cajeros de la Patria.

Esto significa, amigo lector, que lo que usted tiene en la billetera en este preciso momento es un cadáver monetario. Sáqueselo de encima lo más rápido posible, gástelo, cámbielo o entiérrelo antes de que se le pudra en el bolsillo.

La plata le llega al simple ciudadano, a la empresa o al país y, al ratito, como por arte de magia, se esfuma. La economía argentina es un gran truco de David Copperfield.

Esto vale tanto para los miles de millones de dólares de deuda que contrajo este gobierno como para los miles de millones de dólares que, por la bonanza internacional, le llovieron al gobierno anterior.

Pero también vale para los miles de millones de dólares que se robaron los accionistas de The Hotels & Constructions Illicit Association durante la década ganada (ganada por ellos, por supuesto). ¿Dónde está la guita?

Tal vez, la del actual endeudamiento es la más fácil de rastrear. A razón de 30/35.000 palos verdes por año, desde que Macri asumió nos entraron unos 100.000 palos verdes de prestado, gracias a la confianza que le tuvieron al Gato. Hasta que, hace unos meses, se la perdieron.

¿Qué hicimos con esa torta de guita? Una buena parte se la llevó el déficit fiscal que dejó el kirchenrismo y que Cambiemos no supo bajar. El déficit fiscal es esa cosa que ahora le estamos haciendo creer al mundo que vamos a llevar a cero.

Otra parte fue para pagar intereses de deudas contraídas por este gobierno y el anterior (cupones Bonar 2024, Repsol, Club de París…).

Otra parte se la gastó la clase media en Miami, Chile o Brasil aprovechando que Sturzenegger mantuvo el dólar baratito.

Y el resto se encanutó en cajas de ahorro en dólares a la vista, cajas de seguridad no tan a la vista, colchones, mesitas de luz, cuentas en Uruguay, Suiza o Seychelles (cuanto más lejos está el banco, más grande es el canuto que se guarda). Todos mecanismos destinados a evitar que el peso ganado fallezca en casa.

¿Donde está la que le llovió al kirchnerismo en los 12 años de gobierno? Es más difícil de encontrar pero hay algunas pistas. Por ejemplo, en los 12 puentes construidos en Tucumán y que ya se cayeron. Gestión Arquitecto De Vido, López, Baratta. ¿Qué podía salir mal?

Sin embargo, la obsesión nacional es tratar de encontrar la que estos muchachos se chorearon, entre otras razones porque es la que eventualmente se podría recuperar.

El primer dato cierto es que todo lo recaudado para hacer la revolución se juntaba en dólares o euros. Nada mejor que usar a las corporaciones para combatir a las mismas corporaciones y nada mejor que las monedas del imperio para combatir al mismo imperio. Para ganarles, había que chorear.

Aunque jamás lo vayan a reconocer en público, este es el razonamiento que íntimamente hace la dirigencia y la militancia kirchnerista para justificar el valijeo. No era delito, era estrategia política. A juzgar por el resultado, no les alcanzó. Una pena.

Algo de esa guita se usó para financiar la política. Actos, campañas, ayuditas a los amigos, repartijas, mejicaneadas. etc. No hace falta perforar toda la Patagonia. Alcanza con revisar las imágenes televisivas y prestarle atención a la cantidad de ex funcionarios que no tienen manera de justificar trajes, corbatas, relojes o carteras que usaban, teniendo en cuenta la cantidad de años en los que sólo recibieron sueldos como empleados del Estado. No a todos, pero a los más sospechosos los deschava una simple requisa en el placard.

Otra buena parte de la guita fue invertida en propiedades que están a la vista. Desde los campos en donde excava Bonadio hasta las casas, los hoteles, los pisos en Puerto Madero, etc. No sumarán gran cosa, pero son la puntita del iceberg que alcanza para abrocharlos.

¿Dónde está el paquete groso? Puede haber cuentas afuera con cifras importantes, pero no era una movida fácil de hacer cuando hablamos de miles de millones de dólares.

Imaginemos la escena: Uberti, Clarens, Baratta y Jaime van en un Toyota manejado por Centeno. Paran frente a una financiera, bajan con varios bolsos y entran mientras Centeno los espera en el auto y anota.

“Che, le dice uno de ellos al cajero de la cueva, ¿me transferís estos 500 palos verdes al Banco de Seychelles, a la cuenta a nombre de Crisnekir SA ?”. Imposible. Localmente esas cifras alterarían todo el mercado. Y en el exterior, tampoco es fácil hacer semejante maniobra sin que suenen todas las alarmas.

¿Mandaron la guita en vuelos privados a Venezuela? Si es así, olvidate. No la ven más.

Lo más probable es que hayan guardado buena parte acá y en efectivo. Enterrados, en caletas, en deptos, en casas o en su lugar en el mundo. A la espera de que un polvillo oscuro disuelto en el café con leche de Scioli le dejara a Zannini el camino libre para llamar a Asamblea Legislativa, volver a poner a Cristina y seguir acumulando bolsos para poder acabar con Bonelli y Alfano. Pero como siempre les pasa a estos muchachos, el plan falló.

Dado el nuevo escenario. ¿Qué podían hacer con esa guita? Nada. Si es como siempre se dijo que juntaban billetes de 500 euros, hoy no te los acepta nadie. ¿Sacarlos, usarlos y gastarlos? No hay chance, se avivaría todo el mundo. ¿Guardarlos para una próxima oportunidad y arriesgarse a que los encuentre Bonadio? ¿Y si se arrepiente alguno de los changarines? Imposible. Sería el final del relato.

Aunque cueste creerlo, lo más inteligente era quemarla en una discreta ceremonia. En todo caso, la única esperanza que nos queda para recuperar algo es que justamente nunca fueron demasiado inteligentes.

Pero me temo que, como diría Borges, alguna vez se cerrarán los últimos ojos que hayan visto esa millonaria columna de humo elevarse y perderse en el profundo cielo azul del sur argentino. Mamita.

CLARIN

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Investigan la desaparición de un joven en Bahía Blanca: fue visto por última vez cuando lo subían a un patrullero

Avatar

Published

on

 Facundo Astudillo Castro salió de su casa el pasado 30 de abril pero nunca llegó a destino. Tres testigos declararon que fue demorado ese mismo día por policías. La familia denuncia serias irregularidades en la investigación
Facundo Astudillo Castro tiene 22 años y lleva más de dos meses desaparecido

Un joven de 22 años desapareció sin dejar rastros hace más de dos meses en Bahía Blanca y su familia pide que se investigue si la policía de la localidad de Mayor Buratovich estuvo involucrada.

Facundo Astudillo Castro salió el 30 de abril de su casa en Pedro Luro, ciudad de Villarino, provincia de Buenos Aires, rumbo a Bahía Blanca, pero nunca llegó. Intentaba llegar a dedo y sin el permiso de circulación hasta la casa de su novia, con quien se había peleado recientemente.

La última vez que lo vieron vestía un pantalón de jogging negro, campera deportiva negra, zapatillas azules y una mochila azul con letras blancas.

Fue Daiana González, su ex pareja, la que dos semanas después le informó a la familia del joven que este nunca había llegado. En ese momento su madre, Cristina Castro, presentó una denuncia por averiguación de paradero. Facundo nunca se volvió a comunicar con sus familiares ni amigos y su teléfono permanece apagado.

Al poco tiempo, la familia denunció irregularidades en la investigación que llevó adelante la Ayudantía Fiscal de Villarino. Principalmente, porque descubrieron que los policías dieron declaraciones contradictorias: dijeron haber visto a Facundo en la localidad de Mayor Buratovich y después en Teniente Origone.

Incluso uno de los policías afirmó que una camioneta lo levantó y salió en dirección a Bahía Blanca; pero cuatro días después, cambió su testimonio y dijo que, en realidad, se fue caminando.

La mamá de Facundo sospecha que los efectivos estuvieron involucrados en su desaparición y pidió que la comisaría sea intervenida. También reclamó que el fiscal sea separado de la causa. “Creo que ni leyó lo que declararon los policías; si no, se hubiera dado cuenta de que algo pasaba ahí”, señaló a Infobae.

“Los últimos en ver a mi hijo con vida fueron los policías”, dijo, y aclaró que Facundo era muy activo en las redes sociales y también muy cercano con su grupo de amigos. Desde aquel día no realizó ningún posteo ni se comunicó con nadie.

Y agregó: “Mi hijo puede estar muy enojado conmigo, pero unos días, no dos meses. Además, no cortaría la relación con sus amigos”.

Por esa razón, presentó una denuncia penal ante la Justicia federal por desaparición forzada. La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), órgano de control de los derechos humanos, adelantó que se presentará como querellante institucional y también insistió en que se aparte a la policía.

Tras su intervención en el caso, descubrieron aún más irregularidades en la investigación: a pesar de ser infraccionado por violar la cuarentena y de constatar telefónicamente con la madre el domicilio de Facundo, los policías –según dicen– no dispusieron que retornara a su casa sino que lo dejaron seguir camino.

Por otro lado, ni la policía ni la Justicia notificaron a la familia de las declaraciones de los policías que, supuestamente, ubicaron a Facundo en Teniente Origone y en una camioneta en dirección a Bahía Blanca. Recién se conocieron estos testimonios el 19 de junio, más de 50 días después de la desaparición, durante los rastrillajes en la zona. Ese mismo día, también notaron que la ubicación informada por los policías que lo demoraron no era la misma que figuraba en el acta.

Tuit del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla

Tuit del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla

Finalmente, la semana pasada – 27 de junio- tres vecinos de Pedro Luro se comunicaron con la familia de Facundo y le contaron que el día de la desaparición, alrededor de las 15, después de pasar el ingreso de la localidad de Mayor Buratovich, vieron a Facundo cuando era detenido por dos policías e ingresado a la cabina trasera de un patrullero.

“La policía seguía haciendo operativos en Pedro Luro cuando nosotros tenemos la certeza de que acá no está. Y me decía: ‘Ya va a aparecer’”, dice su mamá.

Los tres vecinos se habían presentado en la comisaría de Pedro Luro para ofrecer su testimonio, pero nunca fueron llamados a declarar. Su versión contradice directamente las declaraciones de los policías.

Ahora la causa continúa en la Fiscalía Federal de Bahía Blanca, a cargo del doctor Santiago Ulpiano Martínez. “Lamentablemente los tiempos de la Justicia no son los tiempos de las personas”, reflexiona la mamá de Facundo, que no pierde la esperanza de encontrar a su hijo.

Hasta el momento, este medio no obtuvo respuesta de las autoridades del Ministerio de Seguridad bonaerense. Desde la Ayudantía Fiscal de Villarino se negaron a hacer declaraciones sobre la investigación.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Sociedad

Robin Soderling reveló el infierno que sufrió: “Llegué a buscar en Google cómo suicidarme”

Avatar

Published

on

El ex tenista sueco contó que lejos de disfrutar su mejor momento deportivo, lo padeció con reiterados ataques de pánico y ansiedad.

La vida de un deportista de élite a la vista del resto de los mortales parece pasar por ganar más o menos títulos o más o menos plata pero muchas veces esconden una historia detrás no solo por su origen y su sacrificio para llegar a ese lugar de privilegio sino también sobre cómo convivir con el éxito y la presión, y esto se potencia en un deporte individual y tan mental como el tenis y la confesión de Robin Soderling sobre los ataques de pánico y ansiedad sufridos expone esta realidad de una manera muy cruda.

“Tenía ansiedad constante, me roía por dentro. Me sentaba en el apartamento y miraba al vacío sin entender, el ruido más pequeño me provocaba pánico. Cuando una carta caía sobre el felpudo, me entraba tal pánico que caía al suelo. Si sonaba el teléfono, temblaba de miedoLlegué a buscar en Google cómo suicidarme“, reveló el sueco a la emisora pública de su país, aunque aclaró que realmente no quería morir, pero “cualquier cosa era mejor que esta vida en el infierno”.

Soderling ganó diez títulos ATP en su carrera y atravesó su mejor momento entre 2009 y 2011, alcanzando el cuarto puesto del ranking en noviembre de 2010, con dos finales consecutivas en Roland Garros y una victoria sobre el imbatible Rafael Nadal en el polvo de ladrillo parisino incluidas. Pero ese éxito, lejos de disfrutarlo, lo terminó padeciendo, autoexigiéndose de manera desmedida: “Solo había tres jugadores con los que podía perder, al resto tenía que ganarles, si no me sentía mal, fracasado, un perdedor”,  contó en diálogo con Verano en P1.

En julio de 2011, después de ganarle a David Ferrer la final del Abierto de Bastad, su último partido profesional, manejaba de vuelta a su casa en Montecarlo cuando empezó a caer en “un abismo negro sin fondo”, un malestar que empeoró un mes más tarde, antes de jugar el US Open. “Me entró pánico, empecé a llorar. Lloraba y lloraba. Volví al hotel y me tiré en la cama, cada vez que pensaba en salir a la pista, entraba en pánico. Por primera vez sentí que independientemente de cuanto quisiera, no podía, ni aunque me pusieran una pistola en la sien”, recordó.

FUENTE : PERFIL

Continue Reading

Sociedad

Coronavirus en Argentina: compras y contrataciones públicas por la emergencia de la pandemia, bajo la lupa

Avatar

Published

on

Según Poder Ciudadano, el 72% se realizan por el régimen especial de emergencia y sólo el 20% son publicadas en los sitios oficiales. Debate en la Auditoría General de la Nación ante un pedido de esta ONG y de la oposición para auditar las que se resolvieron en el primer semestre

El 72% de las contrataciones de organismos nacionales se realizaron a través del régimen especial de emergencia por la pandemia, mientras que el 19% fueron realizadas a través del mecanismo de contratación directa. Solo el 5% fueron realizadas a través de licitación pública, el mecanismo usual para las compras y adquisiciones del Estado. Así surge de un relevamiento realizado por Poder Ciudadano, en el cual estimó que solo un 20% de las contrataciones públicas relacionadas a Covid-19 están siendo publicadas.

No se encuentran garantizados estándares mínimos de transparencia y rendición de cuentas sobre las compras que realizó el gobierno nacional para combatir los efectos de la pandemia”, señaló el capítulo argentino de la Transparencia Internacional en su informe.

Por este motivo, la ONG le solicitó formalmente a la Auditoría General de la Nación (AGN) la realización de auditorías de todas las contrataciones públicas realizadas en el marco de los decretos y disposiciones administrativas dictados en la lucha contra el Covid-19. Y esta semana le envió otra nota a la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas -a la que la AGN remite sus informes-, para que “instruya” al organismo de control a incluir estas auditorías sobre las contrataciones por la pandemia en su Plan Operativo Anual ya aprobado.

Para elaborar el informe que envió a la AGN, Poder Ciudadano relevó 61 portales oficiales, entre ellos Compr.ar, el Boletín Oficial, la Oficina Nacional de Contrataciones, y las páginas web de los distintos organismos nacionales, incluidos los hospitales. El objetivo es poder “ejercer un control social efectivo” sobre “la integridad de los fondos públicos afectados” con foco en el acceso y la publicidad del sistema de compras y contrataciones públicas.

“No criticamos las compras de emergencia porque entendemos que son instrumento necesario en este momento. Pero necesitan un control de emergencia específico. Hay información desperdigada en distintos sitios web oficiales; cada ministerio hace sus compras, y la cantidad de información publicada varía sustancialmente”, le dijo Pablo Secchi, director ejecutivo de Poder Ciudadano, a Infobae.

Germán Emanuele, director de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la ONG, detalló con qué se encontraron en su relevamiento: “A partir de relevar los números de expedientes que en los distintos organismos, como llevan números correlativos, detectamos que hay una gran cantidad que no están publicados. Estimamos que solo el 20% figura en los portales oficiales. Hay compras que están en las páginas de los ministerios que pero que no están en el sitio Compr.ar; hay adjudicaciones que aparecen en el Boletín Oficial pero no figuran en el sitio Compr.ar. Y por otro lado, está la convocatoria o el inicio de la contratación, pero no la adjudicación”.

Observatorio de Compras Covid-19

La información publicada en los sitios oficiales portales fue cargada manualmente por Poder Ciudadano en una única base de datos on line de acceso público y en formato abierto, que se irá actualizando con el tiempo. Este Observatorio de Compras COVID-19 incluye hasta el momento la información de las 330 contrataciones iniciadas dentro del período de la emergencia, hasta el 30 de mayo último.

La base de datos cuenta con información desagregada sobre el tipo de contratación, objeto de la contratación, el estado del proceso, datos sobre las ofertas realizadas (oferentes, montos ofertados), quiénes fueron los adjudicatarios, el valor de la compra, y las referencias de los portales web de donde se extrajo la información.

Del relevamiento surge que la mayoría de las contrataciones se encuentran concentradas en la Universidad Nacional de San Martín, las Fuerzas Armadas y de Seguridad, el Ministerio de Salud y el de Desarrollo de la Nación, y hospitales nacionales.

Los principales organismos del Estado nacional contratante. Fuente: Poder Ciudadano

Los principales organismos del Estado nacional contratante. Fuente: Poder Ciudadano

El 72,3% se realizaron a través del régimen especial de emergencia por la pandemia, mientras que el 19% fueron realizadas a través del mecanismo de contratación directa. Solo el 5,3% fueron realizadas a través de licitación pública y el 1,7% bajo el sistema de licitación privada.

Hasta el 30 de mayo, fueron adjudicados más de $3.000 millones de pesos a 182 oferentes. Del total de las contrataciones relevadas, al 30 de mayo resultaron adjudicadas el 51%, un 38% estaba pendiente, el 5% quedó desierta y otro 5% resultó fracasada.

Respecto de las empresas participantes en cada proceso de compra que resultaron adjudicadas, según el informe de Poder Ciudadano, lideran el ranking por monto promedio del contrato, TECME SA, Genbiotech SRL y Chemtest Argentina SA, con sumas que van de los $260.000 a los $384.000.

Las principales empresas que resultaron adjudicadas en las compras por la emergencia de Covid-19. (Fuente: Poder Ciudadano)

Las principales empresas que resultaron adjudicadas en las compras por la emergencia de Covid-19. (Fuente: Poder Ciudadano)

Riesgos detectados

Entre los riesgos que detectó Poder Ciudadano en el procedimiento de excepción de compras públicas de emergencia, figuran:

– Amplios márgenes de discrecionalidad, ya que se puede optar por realizar la contratación a través del sistema Compr.ar o por fuera de él.

– Ambigüedad en la determinación de la invitación a proveedores a participar. Cuando una contratación se realiza por fuera del Compr.ar, la norma indica que debe invitarse a mínimo de tres. Pero esta disposición genera el riesgo de que los proveedores sean elegidos para beneficiar a uno en particular.

– Ausencia del acto formal de apertura de ofertas y de la instancia para impugnar la decisión por parte de los proveedores descartados, ya que no se emite un dictamen de evaluación.

– La normativa permite que la compra se adjudique, incluso, si se presentó una sola oferta.

– La publicación de la contratación pasados los 10 días de completada impide el control de la ciudadanía en forma concomitante.

Cómo es el proceso de contratación de emergencia por el Covid-19 y sus riesgos (Fuente: Poder Ciudadano)

Cómo es el proceso de contratación de emergencia por el Covid-19 y sus riesgos (Fuente: Poder Ciudadano)

Discusión en la AGN

El pedido de Poder Ciudadano generó una fuerte encontronazo entre los miembros del Frente de Todos y los de la oposición en la reunión de auditores del martes pasado. En el temario estaba previsto que se trate una iniciativa del radical Alejandro Nieva para incorporar a partir de julio al Plan Operativo Anual 2020, aprobado el año pasado, la auditoría de los gastos presupuestarios y las compras efectuadas por el Estado desde que se inició la pandemia.

La AGN es un organismo de control externo del Ejecutivo de asistencia técnica al Poder Legislativo. Está integrado por siete miembros y presidido por un opositor. Desde este año, su titular es el radical Jesús Rodríguez, pero la mayoría la tiene el actual oficialismo.

El presidente de la AGN y coautor de esa propuesta avaló el pedido y mencionó la nota de Poder Ciudadano en el mismo sentido y un pedido de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA). Esta Fiscalía envió un oficio consultando si la AGN estaba llevando adelante alguna auditoría en relación a los sobreprecios detectados en las compras de alimentos que realizó el Ministerio de Desarrollo Social. La PIA inició una investigación preliminar sobre este tema y advirtió las dificultades para realizar su tarea por la “desorganización reinante en cuanto a la poca transparencia, visibilidad e ineficiencia de gestión de la actividad estatal en materia de información pública”.

Pero los auditores oficialistas Javier Fernández, Juan Forlón, Graciela De la Rosa y Gabriel Mihura Estrada plantearon sus objeciones, por considerar que, encarar una nueva auditoría a esta altura implicaría frenar las investigaciones en curso sobre la gestión de Mauricio Macri. Además sostuvieron que cualquier modificación al Plan Operativo anual debía contar con el visto bueno de la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso.

“No implica dejar de auditar lo que se tiene que auditar de toda la gestión anterior. Eso es un pretexto para decir que no quieren auditorías concomitantes”, replicó Nieva. Este auditor radical que hace 11 años se desempeña en la AGN insistió en que el organismo debe incorporar al Plan Anual las contrataciones de la emergencia, ya que la norma prevé hacerlo hasta un mes antes de comenzar la auditoría.

Alejandro Nieva (UCR), auditor de la AGN.

Alejandro Nieva (UCR), auditor de la AGN.

“Siguiendo los lineamientos de todas la entidades fiscalizadoras del mundo, podemos y debemos adecuar los planes de la Auditoría para ejercer un control de modificaciones presupuestarias vinculadas al Covid. Esta gestión ya lleva siete meses, y podemos auditar las contrataciones y compras en el marco de la emergencia del primer semestre. Más teniendo en cuenta que este año no tenemos un Presupuesto aprobado y las facultades del jefe de Gabinete para reasignar de partidas”, advirtió Nieva en diálogo con Infobae.

“Hay compras ya terminadas, que no están en ejecución. Y hay auditorías no solo vinculadas a compras, como por ejemplo a la gestión de geriátricos por parte del PAMI, que pueden comenzar en agosto, y se auditan hasta un mes antes, el 30 de junio”, agregó el auditor radical.

Pero desde el oficialismo, ante la consulta de este medio, se mantuvieron en su postura. “Los recursos son escasos. El plan de acción fue aprobado el año pasado. Es una cuestión de horas de trabajo. Si están pidiendo duplicar lo que que revisar, no se puede hacer la misma cantidad de auditorías. Lo que sí podemos hacer, es terminar primero el Plan actual de este año, y arrancar luego con lo de la emergencia por el coronavirus. Esas contrataciones se van a auditar, pero ellos quieren dejar de lado las auditorías sobre la gestión del macrismo cuando hay cosas muy graves, como el endeudamiento externo”, sostuvo ante este medio un auditor del Frente de Todos.

“Por otro lado, la AGN siempre hace auditorías ex-post. Tenemos un desfasaje de un año o dos. Para los controles internos en el tiempo que suceden las contrataciones está la SIGEN. A nosotros nos prohíbe la ley hacer controles concomitantes. Cuando estaba Macri en el Gobierno, decían que había que esperar. Pero hoy quieren auditar la actual gestión”, argumentó un auditor integrante del oficialismo.

Y relativizó la falta de controles señalada: “Es un error decir que no existen en la emergencia. Si hacés una licitación con todos los tiempos que te quieren, posiblemente llegues a destiempo. Pero se pueden tomar medidas como una contratación directa y se siguen los canales para darle transparencia. Los controles siguen existiendo, la auditoría interna de cada organismo sigue estando y la SIGEN sigue actuando también. No es que no haya controles”.

El argumento fue rechazado, a su vez, por el presidente de la AGN. “La SIGEN hace el control interno y nosotros el externo. En el contexto de emergencia que estamos viviendo, la AGN algo tiene que hacer, no podemos hacer de cuenta que no pasa nada. No quieren auditar las contrataciones de emergencia y buscan argumentos de que no se puede, cuando sí se puede, al menos, hasta un mes atrás. La AGN tiene autonomía funcional. Un ejemplo fue el caso de Sueños Compartidos”, recordó Rodríguez, en referencia al plan de construcción de viviendas sociales por parte de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, que fue denunciado por numerosas irregularidades y la Justicia se basó en un informe de la AGN para corroborarlas.

Jesús Rodríguez, presidente de la Auditoría General de la Nación

Jesús Rodríguez, presidente de la Auditoría General de la Nación

El Frente de Todos hizo una contrapropuesta que la oposición quedó en estudiar. “Es bastante mezquina. Nosotros propusimos varias auditorías, y ellos dicen que no a la mayoría, y aceptan solo unas pocas”, admitió Nieva, sin perder las esperanzas de poder llegar a una postura consensuada.

Ante la falta de acuerdo, oficialismo y oposición decidieron posponer una definición hasta la asunción de Miguel Pichetto en la AGN que ocurrirá en estos días. Se prevé que la próxima reunión de auditores sea la semana del 13 de julio. Para entonces, con el cuerpo de auditores completo, Nieva y Rodríguez esperan sumar una voz de apoyo con el ex senador peronista devenido en opositor, a la discusión de la propuesta de ampliar el plan de auditorías.

“La propia AGN tiene en su web una vía para que la sociedad civil envíe recomendaciones de programas o áreas a auditar. En la emergencia, hay que fortalecer los controles. Este tipo de auditorías no deberían trabarse en una discusión política entre el oficialismo y la oposición”, se lamentó Secchi, de Poder Ciudadano.

FOTO TAPA ;: EL CRONISTA

Continue Reading

Más Vistas