Connect with us

Sin categoría

Humor Político : Se busca voluntario oficialista para ir en cana

Published

on

Se terminarían las suspicacias y demostrarían que este gobierno no presiona a los jueces.

De ninguna manera podemos permitir que sólo vayan en cana los corruptos del kirchnerismo. ¿Fueron realmente chorros? Muy. ¿Burros? Más aún. Basta observar la forma con que despilfarraron la mejor década económica de la historia. Por suerte para ellos, ser un inútil no está contemplado en el Código Penal. Todo lo demás, sí.

La pregunta entonces es: ¿Puede ser que todos los chorros sean solamente del gobierno anterior? ¿No hay ninguno del gobierno actual? ¿Cuánto tiempo vamos seguir hablando de los mismos 30 crápulas de siempre? Tarde o temprano se nos van a agotar. ¿Cuando aparecerán los nuevos?

No me vengan con que Aranguren es un corrupto por el hecho de haber tenido acciones de Shell porque eso no es delito, y si lo fuera no mueve la aguja. Mi tía Jieshke tiene 2.000 dólares en acciones de Apple y eso no le impediría ser ministra de Ciencia y Tecnología. Ni siquiera es una cuestión del monto. Si mi tía tuviese acciones por un palo verde, tampoco habría conflicto de intereses. Acciones o títulos puede tener cualquiera que haya logrado ahorrar un mango y no por eso influye en una compañía.

De hecho, yo mismo compré BONAR 2024 cuando los emitió el kirchnerismo y eso no me transforma en socio de Kicillof, ni es incompatible con mi libertad para expresar que la economía kirchnerista fue un patapúfete completo.

Dicho sea de paso, el BONAR 2024 que emitió la izquierda de Cristina paga una tasa del 8,75% mientras que el BONAR 2025 que emitió la derecha de Mauricio paga 5,75%, o sea 3 puntos menos de interés. Viene raro el tema de las ideologías hoy en día.

Volviendo al punto, ¿Para que necesitamos que vayan presos funcionarios de este gobierno, se preguntará usted amigo lector? Muy simple: para terminar con el verso kirchnerista de que el gobierno manda a encarcelar opositores, y de que en la Argentina no hay estado de derecho ni libertad de expresión.

Un par de voluntarios de Cambiemos presos, aunque sea injustamente, vendría muy bien para terminar con las suspicacias y demostrar que este gobierno no presiona a los jueces.

Hablemos en serio. Tenemos un déficit fiscal de 4,3 puntos del PBI. A eso hay que sumarle 2 puntitos y monedas por los intereses de deuda. Sumale 1 puntito por déficit provincial, más 1 y algo por las LEBACS y tenés un déficit real de casi 10 puntos del PBI. ¿Usted cree, amigo lector, que un gobierno que está metido en semejante quilombo puede perder tiempo llamando al juez Lijo para que meta preso a un kirchnerista? ¿O llamar al hermano del Juez Lijo, que vendría a ser como su representante?

Ojalá fuera así. Para esta columna sería mucho más divertido. Pero lamentablemente no lo es. Te podrá gustar más o menos el gobierno de Cambiemos, pero sin duda es un gobierno democrático. Ni hablar, si lo comparamos con el anterior.

Sin embargo, el gobierno debería cambiar su política e intervenir de lleno en el Poder Judicial poniendo un poco de orden en esta situación que ya es caótica.

Ejemplo. El miércoles, mientras procesaban a Moreno por aquella matoneada con los guantes de box, a la misma hora en Nueva York, Burzaco contaba que Grondona cobró 15 palos verdes de coimas.

No es así muchachos. La idea es que si a uno lo procesan el miércoles, el otro se arrepienta el jueves. No los dos el mismo día.

Encima Vandenbroele, que iba a declarar como arrepentido el viernes, lo adelantó también para el miércoles. Como si fuera poco, en el juzgado de al lado y al mismo tiempo, Ercolini le tomaba indagatoria a Florencia Kirchner. ¿Nos están cargando?

Un día antes, el martes, Aníbal Fernández publicó una carta insultando a medio mundo. Igual que De Vido, quien ya publicó cuatro. ¡Error! Ese martes, el Banco Central emitió LEBACS por 330.000 palos al 29% de interés. Solo esa medida, ya requería dejarnos libre el resto de la semana para poder cortarnos las pelotas sin que nadie nos distraiga. Pero apareció Aníbal con su prosa y lo arruinó todo.

En realidad, él debería haber esperado una semana, no pisarse con las LEBACS y publicar su carta este próximo martes así la gente la comentaba el miércoles y el jueves ya se olvidaban todos y no le importaba más a nadie. Recién ahí, jueves a la tarde digamos, deberían procesar a alguno nuevo así tiramos hasta el fin de semana.

Pero la falta de coordinación genera este caos que no te deja vivir en paz. ¿Quien se ocupa de todo esto? Nadie. Una vez más, la ausencia del Estado.

El viernes no pudimos terminar de disfrutar viendo como volaban al juez Freiler porque en el mismo momento, Vandenbroele volvía a Comodoro Py para seguir arrepintiéndose. Igual que Burzaco, que va todos los días al juzgado en Nueva York a arrepentirse, en cuotas. Deberían hacer como en Netflix que ponen todos los capítulos juntos así cada uno los puede ver cuando quiere.

Hay que buscar la manera de organizar todo esto. Para mí, ahora hay que concentrarse únicamente en procesamientos y detenciones. A lo sumo uno o dos arrepentidos. Nada más.

Todo lo referido a cartas con insultos entre kirchneristas, declaraciones de la señora Minnicelli, acusaciones cruzadas, gente que pone manos en el fuego, nuevos arrepentidos y notas sobre Nelly, la cocinera de De Vido, hay que patearlo para enero que es cuando empieza la feria judicial y no vamos a tener de que hablar. Después en febrero, más tranquilos, arrancamos de vuelta con los cascos negros y los chalecos antibalas.

Como parte de su responsabilidad, el gobierno debería ocuparse de este asunto, incluyendo la búsqueda de algún corrupto propio para entregarlo a la justicia y así neutralizar el reclamo kirchnerista.

Y si no aparece ninguno, hay que buscar un par de voluntarios inocentes para que los chorros kirchneristas no sigan diciendo que todo esto es una persecución política.

Por ejemplo, en diciembre comienzan las indagatorias sobre el caso Odebretch. Es una buena oportunidad para que haga su aporte el primo Calcaterra, aunque el tipo esté limpio. Unos días nada más, hasta las fiestas. Después lo soltamos.

Para que todo sea aún más ordenadito, habría que ir fabricando algunos cascos amarillos, así los movileros y los fotógrafos podrán diferenciar a unos procesados de lo otros. Chalecos amarillos ya sería mucho porque se van a confundir con las chicas y los chicos de la policía de tránsito.

Una vez que salga Calcaterra, ya en enero podríamos mandar a Angelici aprovechando que es el receso del campeonato y no lo necesitamos. De paso nos salvamos de que, justo cuando se abre el libro de pases, el tipo ande suelto por ahí comprando troncos para el equipo.

En febrero lo liberamos a Angelici para que vuelva al club y si hasta ese entonces no apareció ningún chorro en serio, buscamos otro voluntario. Preferentemente un pez gordo que vaya en cana hasta que empiece el Mundial. Después, una vez que ya estamos en manos de Messi, lo soltamos y que el kirchnerismo putee todo lo que quiera, total no le va a importar nada a nadie.

Queda un bache de dos semanas de acá a diciembre. Yo no soy de Cambiemos, ni del PRO, pero algún independiente tiene que hacer su aporte patriótico. Ok, voy. Como están haciendo los gobernadores y los sindicalistas, todos tenemos que ceder algo por el bien común.

Amigo lector, vamos a cortar la comunicación por dos semanas. Los presos no tienen computadora y yo escribir a mano como De Vido, ni loco. Y si la cosa se me pone muy pesada, la segunda semana me arrepiento y listo. No me traigan fasos porque no fumo. Prefiero milanesas.

Nos vemos en diciembre. Que el próximo voluntario vaya preparando el bolsito.

Alejandro Borensztein

Alejandro Borensztein

Clarin

Foto : Perfil

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

POR PENALES BOCA SE QUEDO CON EL CLASICO

Published

on

El equipo de Russo le ganó a River por penales y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina.

Habrá que creer que sí, que Boca está empezando a revertir la racha con River. Ahora, más palpable que nunca. Por la forma en la que jugó, por la forma en la que llegó, por la manera en la que llevó el partido a los penales, por cómo lo terminó ganando. Boca, de mínima, le perdió el miedo a River. Y transformó un viejo karma en una nueva costumbre: eliminarlo, correrlo de la pelea, festejar lo que antes sufría. El equipo de Russo pasó, está en cuartos de la Copa Argentina. Y en medio de un momento difícil, se dio un gusto de los grandes. De esos que se disfrutan largo, que también marcan la historia, claro que sí.

Que no acertó un tiro al arco en 90 minutos (los tres intentos fueron desviados) será un detalle que marcará el partido pero no el final. Otra vez Rossi se hizo héroe, otra vez los que tenía que patear lo hicieron con personalidad y decisión, y de nuevo, como en el último Súper por la Copa de la Liga, se clasificó Boca por penales (4-1 tras el 0-0). Con sus armas, lo jugó de la manera que más le convenía, quizás de la única manera que podía. Y lo hizo. Lo hizo de nuevo. No sólo no perdió ninguno de los cuatro superclásicos de este 2021, sino que ahora, a la luz de los hechos, podrá decir que lo eliminó cara a cara en dos.

Que de arranque que Boca le complicó la vida a River. Lo asfixió, no lo dejó pensar, no lo dejó crear, lo sacó del libreto. No le permitió generar sus sociedades, las que lo hacen un equipo diferente. Ni De la Cruz para Montiel, ni Paradela para Angeleri, ni ninguno de ellos para Álvarez y Romero. Desde lo estratégico, el Xeneize logró equiparar así las súper diferencias que había en la previa.

 

Con eso, y con enjundia, claro. Porque al buen planteo inicial de Russo, el equipo le sumó actitud, compromiso, presión, una dosis de furia y hasta de rabia, como si hubiera masticado todo lo que se dijo antes, como si se hubiera devorado las encuestas que no lo daban como favorito, como si hubiera canalizado así todo lo que le pasó en este tiempo afuera de la cancha. Y le hizo bien.

River se sorprendió. No se sintió cómodo con la presión y la fricción de su rival ni tampoco con la cancha. Le costó hacer pie, como si este césped mixto del Único de La Plata que también tiene el Monumental no le resultara familiar. Y le costó, además, hacerse cargo del partido, como favorito, como equipo hecho y derecho, y encima mejor plantado en los papeles.

En ese escenario, con Boca mejor durante la primera media hora, el partido se hizo parejo, intenso, movido, pero a la vez, mal jugado. Hasta que River empezó a tomar las riendas. O mejor dicho, hasta que apareció De la Cruz. El uruguayo suele ser la llave que abre huecos donde no los hay y su aparición equilibró las acciones. Aunque no fue constante.

El equipo de Gallardo, igualmente, pareció levantarse, más bien despertarse. Y ahí, en ese tramo, fue que tuvo la chance más clara del PT: esa gran jugada de Álvarez que si no fuera por la intervención justa de Rossi, hubiera terminado en el primer gol de Romero en un superclásico (luego el que falló también fue Zuculini).

Lo mismo pasó en el arranque del segundo tiempo. Esta vez fue Paradela quien rompió la estructura táctica de Boca y los mismos intérpretes, Romero primero y Zuculini después, tuvieron la ocasión de marcar la ventaja. Y ahí, otra vez tapó Rossi, y empezó a convertirse en la figura de la cancha.

Como fuera, River pareció volver a ser River. El equipo intenso, dinámico, que adelanta a sus centrales, que arma sociedades, que impone las condiciones, que acorrala a su rival, que lo va desarmando. Esa de Paradela confirmó que el partido había cambiado. De sensaciones, de juego, de dueño.

Si Boca se había ido al descanso con buenas señales, River lo devolvió al segundo tiempo así, con otras dos chances claras. Es decir, un tres a cero en situaciones que expuso, de alguna forma, lo que el equipo de Russo viene padeciendo hace tiempo: su falta de fuego en el área rival, la ausencia de un nueve que sea nueve, la sequía goleadora que no le permite ganar. De hecho, no acertó un tiro al arco. Y en un Súper. Una situación que desnuda también el desequilibrio en el armado del plantel.

A River le faltó, igual, decisión en el área. O puntería. Extrañó a Suárez y tanto más a Borré, porque Romero esta vez estuvo lejos del que venía siendo, aunque sobre la media hora final tuvo un remate fuerte que pasó cerca del ángulo izquierdo de Rossi. Y una chance más, para completar un global de cinco a cero en situaciones, que de todas maneras no le alcanzó para ganar.

Nota de Sergio Maffei para Ole deportivo.

Continue Reading

Deportes

DESDE LAS 19 EL CLASICO DE LOS CLASICOS BOCA Y RIVER

Published

on

Faltan horas para una nueva edición del Superclásico, esta vez por Copa Argentina, y los hinchas ya lo viven a flor de piel. Tal como ocurre habitualmente, aunque ahora con muchos recaudos sanitarios por la pandemia del Covid-19, “La gente de River” organizó un banderazo para el miércoles 4 de agosto, a las 14, en la puerta del hotel donde se concentra el plantel de Marcelo Gallardo. Justo tres horas antes del encuentro que se llevará a cabo en La Plata.

El Xeneize y el Millonario disputarán una nueva edición del Superclásico, desde las 19, por los octavos de final.

Ambos equipos llegan al Superclásico luego de haber empatado sus respectivos partidos en la Liga Profesional, aunque el Millonario parece mejor parado que el Xeneize. Es que el equipo de Marcelo Gallardo demostró en los últimos encuentros que ha recuperado el nivel futbolístico que supo tener, mientras que el conjunto de Miguel Ángel Russo no termina de encontrar un funcionamiento aceitado y, para colmo, los números no lo ayudan: ganó apenas un partido de los últimos 13 que jugó.

En lo que respecta a la formación, todo indica que River tiene el camino más allanado que Boca, aunque aún tiene una duda: Jorge Carrascal o José Paradela. Además, Julián Álvarez se perfila como reemplazante del lesionado Matías Suárez y pondrán la lupa en Paulo Díaz, quien intensificó en los trabajos en la tarde del martes y sigue sintiendo dolor tras haber sufrido una paralítica en el último partido. En caso de que no llegue, su reemplazante será Jonatan Maidana.

Por su parte, el 11 de Russo es una incógnita. El DT aún no tiene definido el esquema, aunque por estas horas la posibilidad de la línea de tres/cinco defensores late cada vez más fuerte. De ser así, Agustín Sandez ocuparía la banda izquierda, Luis Advíncula, quien fue habilitado esta mañana para jugar, debutaría en el andarivel derecho y, además, se metería en el equipo Carlos Zambrano para acompañar a Carlos Izquierdoz y a Marcos Rojo.

En el medio, Esteban Rolón y Alan Varela se disputan un lugar entre los titulares junto a Diego González y Juan Ramírez. En tanto, la delantera parecería estar firme con Norberto Briasco y Cristian Pavón.

La probable formación de Boca vs. River para el Superclásico de Copa Argentina
Agustín Rossi; Luis Advíncula (fue habilitado esta mañana para jugar), Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, Agustín Sandez; Diego González, Esteban Rolón o Alan Varela, Juan Ramírez; Cristian Pavón y Norberto Briasco.

La probable formación de River vs. Boca para el Superclásico de Copa Argentina
Franco Armani; Gonzalo Montiel, Paulo Díaz o Jonatan Maidana, Héctor Martínez, Fabrizio Angileri; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, José Paradela o Jorge Carrascal; Nicolás De la Cruz, Braian Romero y Julián Álvarez.

Continue Reading

Deportes

LAS LEONAS VAN POR EL ORO. CUANDO ENTRENAR ESTABA PROHIBIDO…

Published

on

Otra final olímpica para Las Leonas. Una más, después de las de Sidney 2000 y Londres 2012. Y de nuevo el rival serán los Países Bajos, como en la última ocasión, pero ahora con un plantel renovado, lleno de ilusiones, confiado en ganar la única medalla que aún no tiene en la vitrina: la de oro.

La Argentina comenzó perdiendo desde el inicio, cuando apenas había pasado un minuto y medio de juego. Sin embargo, la aparición de Noel Barrionuevo en dos oportunidades (a los 18 y a los 36 minutos) selló la victoria celeste y blanca.

Recordemos el contexto adverso en el cual este equipo y todos los olimpistas argentinos hicieron su preparación. Durante mucho tiempo estaban prohibidas las salidas al aire libre, los entrenamientos deportivos y las reuniones. Vimos por las redes videos de Paula Pareto entrenando en su cocina… atletas de todas las disciplinas en las circunstancias mas insólitas. Vimos multas a un canotista que salió a remar solo, por el Delta y fue sancionado… Mientras tanto, aparentemente en la Quinta de Olivos la realidad era otra muy distinta.
Sumado a ello, la casi nula participación del Estado, el inexistente apoyo al deporte nacional. Deporte que debe ser una prioridad en tiempos de males pandémicos mas allá del Covid, como las adicciones y los excesos. Recordamos los saludos y la alegría del Jefe de Gabinete por los primeros logros. Pero también recordamos que un equipo olímpico pudo viajar gracias a la gestión de Santi Maratea quien reunió los fondos necesarios para pasajes y estadía. El equipo de hockey femenino vende su ropa de entrenamiento para poder seguir participando. En nombre de la pandemia se recortaron becas, se quitaron subsidios…
Y nuestros deportistas están allá en Tokio… dando lo mejor a garra y corazón.

Recordemos todo esto cuando pensemos en las medallas, cuando nos ilusionemos con el oro.


Todos ellos ya son de oro… son nuestros deportistas argentinos….

 

XFN no se hace responsable por las opiniones vertidas por sus columnistas

 

Continue Reading

Más Vistas