Connect with us

Politica

Inflación en la era Macri: balance de las batallas de una guerra que aún no termina

Published

on

La lucha contra la suba de precios fue una de las prioridades desde que asumió Macri el 10 de diciembre de 2015. Perseguir el objetivo no fue gratis y en el medio hubo contratiempos, errores y peleas internas dentro del Gobierno. Cuáles fueron los avances y qué resta.

n estos dos primeros años de Gobierno de Mauricio Macrila inflacion fue una de las variables en las que se enfocaron las miradas de los economistas, empresarios, inversores y, por sobre todo, del Gobierno. Desde diciembre de 2015, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, se cargó la pesada mochila de reducir la suba constante de precios. Si se analizan los números en un corto periodo de tiempo, las diferencias no parecen sustanciales, pero al ver la evolución a lo largo de los meses en estos últimos dos años, el dibujo de la curva muestra una significativa baja.

En esa lucha por reducir la inflación, la principal estrategia utilizada por la autoridad monetaria fue el corrimiento de tasas con el objeto de que los inversores y grandes jugadores del mercado financiero redirijan sus pesos al ahorro y así sacarlos de la calle.

Allá por 2014, en una presentación ante empresarios pyme, Macri aseguró que solucionar el problema de la suba de precios le llevaría de dos a tres años si llegaba a ganar en 2015. Se cumplen 24 meses frente al Ejecutivo y los números fríos avalan -al menos parcialmente- su teoría.

Blanquear las estadísticas

Una de las primera medidas tomadas por el Gobierno de Macri cuando asumió en 2015 fue declarar la emergencia estadística y así suspender el Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu).

Jorge Todesca, titular del INDEC

Recién en mayo de 2016, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos a cargo de Jorge Todesca volvió a emitir un renovado índice. Ese primer dato sobre la evolución de precios fue de 4,2% en mayo y el año pasado terminaría sin un número oficial debido a que durante los primeros cuatro meses del año no había datos con los cuales comparar.

Según el seguimiento estadístico de la Ciudad de Buenos Aires, la inflación acumulada durante 2016 fue del 41%. Pese al fuerte ascenso en la inflación de 12 meses, los datos del instituto porteño también mostraban que durante el segundo semestre la suba de precios comenzó a mostrar los primeros indicios de desaceleración.

En el 2016, otra de las decisiones adoptadas por el Gobierno fue la de volver a permitirle al Fondo Monetario Internacional (FMI) la revisión de la economía en el marco del conocido Artículo IV, suspendida durante toda la década kirchnerista. En las sucesivas visitas de técnicos del organismo al país y en los informes de expectativas macroeconómicas emitidas por el FMI se remarcaron los avances en materia de inflación y otras variables clave; sin embargo, en el último informe el Fondo coincidió con las autoridades del Banco Central en la lenta desaceleración: si bien ambos celebran la tendencia descendente, ninguno está conforme con la velocidad y tanto el FMI como el BCRA creen que debería profundizarse para 2018.

La estrategia del Central

Inmediatamente luego de que Macri se hiciera cargo del Ejecutivo, decidió levantar el cepo cambiario y el precio del dolar oficial aumentó dando inicio a un sinceramiento en su precio y una especia de acoplamiento con el valor que se manejaba hasta ese entonces en la economía informal y en la city porteña con el dólar blue. La suba de la divisa impactó sobre la inflación (reflejada entonces en las mediciones del Gobierno de la Ciudad, entre otros). En este contexto, el Banco Central decidió comenzar a subir las tasas de las Lebac, que en ese momento eran el tipo de interés de referencia.

A mediados de 2016, la tasa tocó su máximo del 38% con el doble de tentar a los inversores a redirigir los pesos. Con un dólar que llegó a superar los $ 16 y una inflación en alza, la suba de tasas buscó contener el impacto sobre los precios. Desde mayo, con un mercado algo más calmo, el BCRA comenzó a bajar gradualmente el interés que pagan sus Letras.

Lebac por pases

En septiembre de 2016, el Central anunció que desde enero de este año cambiaría la tasa de referencia: ya no sería la de Lebac -cuyas licitaciones empezarías a realizarse una vez por mes- sino la del centro de corredor de pases a 7 días. El argumento fue que una tasa a un plazo más corto -7 días en vez de los 28 a 35 de las Lebac más cortas- permitiría un monitoreo más ajustado. Entre agosto y octubre, en plena efervescencia electoral, las miradas del mercado se enfocaron más que en el corredor de pases, en las Lebac, en donde el mercado secundario ponía presión al alza sobre las tasas. Ya en noviembre, las tasas de Lebac y pases se equipararon y volvieron a oscilar en rangos más acotados.

Sturzenegger identifica cuatro etapas en su lucha contra la inflación:

  • Una primera etapa centrada en una “corrección inicial” que duró de enero a marzo de 2016 y en la cual se absorbió un 25% de la base monetaria. El titular de la entidad, en su último discurso de las Jornadas Monetarias y Cambiarias 2017, justificó esto en base a la herencia recibida del kirchnerismo.
  • La segunda fase que identifica el Central es desde marzo de 2016 hasta febrero de 2017, en la que las fuerzas se centraron en reducir la inflación. Desde el máximo del 38%, el tipo de interés de referencia comenzó a reducirse a medida que la inflación medida por el Indec mostraba una marcada desaceleración.
  • En febrero de este año, la tendencia descendente de la inflación se revirtió y esto despertó alarma en el directorio del Banco Central. Y así llegó a su fin la segunda etapa, caracterizada por un relajamiento en la política de tasas. “Ese relajamiento resultó, ex post, quizás excesivo y nos generó un crecimiento de la inflación en los meses de febrero, marzo y abril de este año”, reconoció Sturzenegger en el mismo discurso. Así comenzó en marzo un nuevo ciclo contractivo en el que las tasas de referencia comenzaron a aumentar gradualmente. El objetivo seguía siendo el mismo y se reforzó: desacelerar la inflación para cumplir con la meta de entre 12% y 17% fijada para todo el 2017.
  • Las tasas de referencia fueron avanzando gradualmente y su correlato fue una ralentización en la suba de precios: el efecto fue el buscado pero el directorio del Central cree que no es suficiente. Así que en noviembre de 2017 se decidió endurecer la política contractiva y subir la tasa al 28,75%. Para el primer trimestre de 2018 ya hay pautados incrementos en las tarifas de los servicios públicos y la suba de tasas intenta amortiguar su impacto sobre el índice de precios.

Expectativas

La meta de inflacion que estableció el Banco Central para 2018 es de 10% anual, con un margende dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo. Para lograrlo, el Central comenzó a tomar decisiones con una postura previsora para no correr detrás de los datos. La suba de tasas reciente va en esa línea.

La sede del Banco Central

Pero el mercado es más escéptico y espera para el próximo año una suba de precios superior a la proyectada por el Gobierno. Los analistas y consultoras que participaron en noviembre en la Encuesta de Expectativas Macroeconómica (EMEC), que realiza El Cronista todos los meses, estiman para 2018 que la inflación será del 17,15%. En el último relevamiento de expectativas macroeconómicas que realiza el Central (difundido en noviembre), los analistas proyectaron variaciones mensuales para el IPC núcleo de 1,4% en promedio para el último bimestre de 2017, previéndose un descenso en el primer cuatrimestre de 2018 hasta un valor de 1,2% mensual promedio; la expectativa correspondiente a 2018 se ubica en 14,3%.

Prat-Gay vs Sturzenegger

Alfonso Prat-Gay

La prioridad de Sturzenegger como titular del Banco Central siempre fue clara y explícita: controlar y mantener a raya la inflación. Las del por entonces ministro de Economía Alfonso Prat Gay, también: traer inversiones al país e impulsar la actividad económica.

Las medidas que a veces chocaban desataron los rumores sobre pelas entre los dos funcionarios. En mayo de 2016, Sturzenegger intentó bajar el tono: reconoció “tensiones” en el equipo económico, pero los calificó como normales dentro de “un proceso de madurez”.

Las chispas se daban por el nivel de tasas. Por arriba del 35%, no convencían al entonces ministro. Pero la política del Central fue avalada por el Presidente: las tasas, con posterioridad, aumentaron hasta el 38% y en diciembre Prat Gay abandonó su cargo.

Macri se refirió en reiteradas oportunidades a la inflación y al proceso encarado desde el 10 de diciembre de 2015. Para 2018, el objetivo es desacelerar aún más la suba de precios y en 2019 directamente “derrotarla” logrando llegar a un dígito (la meta es del 5%, con +/- 1,5 puntos porcentuales).

Hemos doblado una esquina y sin un tipo de cambio fijo, sin ningún tipo de control de precios, hemos estado reduciendo la inflación. Estoy seguro de que en 2019 tendremos una inflación de un dígito”, insistió durante una entrevista concedida a Bloomberg Televisión en septiembre.

Terminar con la pobreza y reducir la inflación fueron dos de las banderas que levantó el Gobierno desde el primer minuto. Cumplir con estos dos objetivos serán claves si Macri busca la reelección en 2019. La película de la inflación muestra una desaceleración importante, aunque el Central no haya cumplido la meta este año y la foto deje en claro que los precios aún corren más que lo que pretende el Gobierno. La guerra aún no terminó.

El Cronista

Continue Reading

Politica

EN MEDIO DE LA INCERTIDUMBRE ECONÓMICA, EL KIRCHNERISMO PRESIONA EN EL SENADO PARA AVANZAR CON LA AMPLIACIÓN DE LA CORTE SUPREMA

Published

on

Mañana podría haber sesión especial en el la Cámara Alta para tratar el proyecto de ley que propone aumentar de 5 a 25 el número de jueces del Máximo Tribunal. Hay dudas sobre las posturas de los oficialistas Adolfo Rodríguez Saá y Marcelo Lewandowski, lo que complicaría el quórum y su aprobación.

FOTO TAPA : HORACIO ROSATTI (PRESIDENTE) CARLOS ROSENKRANTZ (VICEPRESIDENTE) JUAN CARLOS MAQUEDA RICARDO LORENZETT 4 nuevos integrantes de la corte suprema

Con la discusión por la modificación del Consejo de la Magistratura empantanada en la Cámara de Diputados, el kirchnerismo buscará avanzar mañana con otro proyecto de ley que busca modificar la estructura de la Justicia. En lo que será una nueva sesión especial, el oficialismo intentará darle media sanción al texto que amplía la cantidad de miembros de la Corte Suprema y lo lleva de cinco a veinticinco jueces.

El proyecto de ley presentado por el Frente de Todos, a pedido de 16 gobernadores del oficialismo y que cuenta con el apoyo de Cristina Fernández de Kirchner, está pronto a ser debatido mañana, ya que el dictamen fue firmado el último miércoles, tras una audiencia de la que participaron siete gobernadores del oficialismo que se presentaron para darle respaldo a la medida.

La duda que persiste es si el kirchnerismo cuenta con el número necesario para poder darle media sanción a la norma, ya que algunos senadores aún no hicieron público su posicionamiento.

(Gustavo Gavotti)(Gustavo Gavotti)

El interbloque del Frente de Todos está compuesto por 35 senadores y, para lograr la media sanción, necesita que estén todos presentes y sumar otras dos voluntades; en ese rol suelen aparecer el rionegrino Alberto Weretilneck, la misionera Magdalena Solari Quintana y la riojana Clara Vega.

Según confiaron fuentes palaciegas, la misionera Solari Quintana acompañará al oficialismo y el rionegrino Weretilneck va con un proyecto propio: propone una Corte de 16 miembros. En tanto, aún resta saber qué va a hacer la senadora Clara Vega: integra un monobloque y, aunque suele votar con el Frente de Todos, en esta ocasión presentó una iniciativa en la que sólo plantea la paridad de género, pero no el aumento del número de jueces.

Donde hay más incertidumbre es dentro del interbloque del Frente de Todos porque hay dudas respecto de lo que harán Marcelo Lewandowski y Adolfo Rodríguez Saá, ambos integrantes de la bancada del Frente Nacional y Popular que conduce José Mayans.

En el primer caso, las dudas sobre el santafesino se deben a que el gobernador de esa provincia, Omar Perotti, no firmó el pedido junto a los otros 16 gobernadores del PJ.

Marcelo Lewandowski  junto a Eduardo Kueider (Frente de Todos) y Carolina Losada Marcelo Lewandowski junto a Eduardo Kueider (Frente de Todos) y Carolina Losada

En el caso de Rodríguez Saá, la discusión parece ser menos más profunda. El puntano presentó un proyecto para llevar la Corte a 15 miembros, lo que demuestra su vocación de ampliar el Máximo Tribunal; sin embargo, la duda en el interbloque se debe a que su hermano, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, es uno de los impulsores del proyecto de un Tribunal con 25 miembros y “el Adolfo se opone a todo lo que venga del Alberto”.

En ese contexto, y por más que sume las voluntades de los senadores que están por afuera de los interbloques del oficialismo y la oposición, el Frente de Todos no contaría con el número necesario para lograr el quórum y su posterior media sanción.

“A esta hora, mañana hay sesión”, reflejó un senador kirchnerista tratando de explicar el estado de situación de las negociaciones. Por el lado de la oposición siguen de cerca las tratativas. “Pueden llamar a sesionar en cualquier momento”, admiten.

Los senadores de Juntos por el Cambio decidieron no asistir a las reuniones de comisión en las que se debatieron los proyectos y se presentaron especialistas como muestra del rechazo a la norma que impulsa el kirchnerismo en la Cámara Alta.

Mientras esperan el llamado de la Presidencia del Senado a sesionar, el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo, ya dejó en claro el posicionamiento que llevarán al recinto: “Mientras la zozobra de los cambios en Economía angustia a los argentinos, Cristina Kirchner impone en el Senado de la Nación la votación para la ampliación de la Corte Suprema de Justicia. Será el jueves. En medio de este clima, ellos están preocupados solo por eso”.

 

 

 

Continue Reading

Economia

AUMENTOS,VENTAS PARALIZADAS Y FALTA DE PRECIOS ANTE LA INCERTIDUMBRE ECONOMICA

Published

on

Los consumidores que intentan realizar compras en este día de incertidumbre económica, con un salto en la cotización del dólar blue, se encuentran con varias situaciones inesperadas: desde la suba de precios con respecto a los días anteriores —los “aumentos preventivos” que suelen aplicar los proveedores y comercios en días de mercados alterados— o directamente con la imposibilidad de concretar la compra.

“Me están enviando algunos notas de proveedores donde suspendieron las ventas o listas de precios nuevos. Es una incertidumbre total. Pero ¿quién se va a arriesgar a vender un producto que no tiene idea del precio y el mayor riesgo es que no lo va a poder reponer? Por lo tanto, es probable que haya un par de días con esta incertidumbre y problemas para realizar compras”, aseguró una fuente del sector comercial.

Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando (Otálora)

Estas situaciones se observaron en comercios del rubro de construcción, calzado y gastronomía. Desde comercios con las persianas bajas en las primeras horas de la mañana hasta páginas de comercio electrónicos con precios ya actualizados, los reflejos del sector empresario y comercial no fallan cuando se dan situaciones de subidas violentas del precio del dólar informal, como ocurrió en crisis anteriores.

“Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Todavía no habló la ministra, no conocemos a su equipo. Nadie asume para romper todo, pero esto es algo muy común: se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando. Cuando hay desconocimiento es lo que suele pasar”, explicó el economista Mariano Otálora.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) señalaron que hay varios comercios donde hoy no tienen precios de sus proveedores, como es el caso del rubro de electrónica. “No hay precios porque se está esperando a ver qué pasa. Para el pequeño comercio, de barrio, el stock es su capital y lo requiere para poder pagar servicios, alquileres e impuestos. Tiene que sentirse seguro que de lo que está vendiendo luego lo va a poder reponer”, indicó Fabián Castillo, titular de Fecoba.

“Además se vienen de una situación muy dura, donde más de 50.000 comercios en todo el país cerraron durante la pandemia y 15.000 en la ciudad de Buenos Aires. Hay más sensibilidad y son cuestiones que no son manejables por los propios comercios. En general tratan de esperar un poco a ver qué pasa, lo que es entendible para un pequeño comercio y pyme que no es formadora de precios”, agregó Castillo.

En tanto, desde las grandes cadenas de supermercados aseguraron que la actividad durante el comienzo del día fue normal y que no hubo más afluencia de compradores durante el fin de semana.

Esta semana, la secretaría de Comercio Interior confirmó que el programa de cuotas Ahora 12 se mantendrá vigente hasta el 31 de enero de 2023 (con la posibilidad de financiar compras en 3, 6, 12, 18 y hasta 24 cuotas fijas con tarjeta de crédito bancarias en 30 rubros).

Durante el primer semestre de este año, Ahora 12 registró 32 millones de operaciones por un total de $548.000 millones y un ticket promedio, en mayo de 2022, de $19.224. Los rubros que registraron mayores ventas mensuales son electrodomésticos (32%), indumentaria (29%) y materiales de la construcción (8%).

Continue Reading

Politica

MOVIMIENTOS SOCIALES RECLAMAN EL SALARIO BASICO UNIVERSAL A LA MINISTRA BATAKIS

Published

on

Tras varias semanas de tensión en el oficialismo por el reparto de los planes y en medio de la crisis política desatada a partir de la renuncia de Martín Guzmán, las organizaciones sociales arrancaron la semana marcándole la cancha a la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis.

“Querida, te banco fuerte, pero no te felicito; eso de andar felicitando designaciones no me cabe; me reservo las felicitaciones para cuando implementes el Salario Básico Universal. ¡Cazá la birome y no te demores por favor!”, dijo Juan Grabois, dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

La implementación del Salario Básico Universal es un viejo reclamo de las organizaciones sociales al que también suscribe Cristina Kirchner. En su última aparición pública en Ensenada -el mismo día que renunció Martín Guzmán-, la vice dio el visto bueno a la propuesta.

“Creo que tenemos que empezar a rediseñar esta política. Pensar en un ingreso universal básico que no dependa del favor de nadie”, dijo sobre la medida que, en palabras de CFK, estaría destinada a los más de siete millones de trabajadores informales de la Argentina.

Esta iniciativa viene siendo reclamada por las organizaciones sociales y consiste en crear un ingreso fijo de carácter universal que permita cubrir el costo de la canasta básica alimentaria, y que eventualmente sería asignado a cambio de una contraprestación en forma de capacitación o trabajo.

La presión de Grabois a Batakis se da tras semanas de fuertes cuestionamientos de Cristina Kirchner a la administración de los planes que hacen las organizaciones sociales, que sonaron fuerte en esos sectores, en especial entre los más cercanos al “albertismo”, como el Movimiento Evita Barrios de Pie.

Continue Reading

Más Vistas