Connect with us

Noticias

Inflación en la era Macri: balance de las batallas de una guerra que aún no termina

Published

on

La lucha contra la suba de precios fue una de las prioridades desde que asumió Macri el 10 de diciembre de 2015. Perseguir el objetivo no fue gratis y en el medio hubo contratiempos, errores y peleas internas dentro del Gobierno. Cuáles fueron los avances y qué resta.
Imagen de FRANCISCO GALIZIA
por FRANCISCO GALIZIA

10
Desde el BCRA, Sturzenegger se convirtió en el general a cargo de la guerra contra la inflación- Foto: DyNDesde el BCRA, Sturzenegger se convirtió en el general a cargo de la guerra contra la inflación- Foto: DyN
En estos dos primeros años de Gobierno de Mauricio Macri, la inflacion fue una de las variables en las que se enfocaron las miradas de los economistas, empresarios, inversores y, por sobre todo, del Gobierno. Desde diciembre de 2015, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, se cargó la pesada mochila de reducir la suba constante de precios. Si se analizan los números en un corto periodo de tiempo, las diferencias no parecen sustanciales, pero al ver la evolución a lo largo de los meses en estos últimos dos años, el dibujo de la curva muestra una significativa baja.

 

Inflación dic 2015-oct 2017
Infogram
En esa lucha por reducir la inflación, la principal estrategia utilizada por la autoridad monetaria fue el corrimiento de tasas con el objeto de que los inversores y grandes jugadores del mercado financiero redirijan sus pesos al ahorro y así sacarlos de la calle.

Allá por 2014, en una presentación ante empresarios pyme, Macri aseguró que solucionar el problema de la suba de precios le llevaría de dos a tres años si llegaba a ganar en 2015. Se cumplen 24 meses frente al Ejecutivo y los números fríos avalan -al menos parcialmente- su teoría.

Blanquear las estadísticas
Una de las primera medidas tomadas por el Gobierno de Macri cuando asumió en 2015 fue declarar la emergencia estadística y así suspender el Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu).

Jorge Todesca, titular del INDEC
Recién en mayo de 2016, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos a cargo de Jorge Todesca volvió a emitir un renovado índice. Ese primer dato sobre la evolución de precios fue de 4,2% en mayo y el año pasado terminaría sin un número oficial debido a que durante los primeros cuatro meses del año no había datos con los cuales comparar.

Según el seguimiento estadístico de la Ciudad de Buenos Aires, la inflación acumulada durante 2016 fue del 41%. Pese al fuerte ascenso en la inflación de 12 meses, los datos del instituto porteño también mostraban que durante el segundo semestre la suba de precios comenzó a mostrar los primeros indicios de desaceleración.

En el 2016, otra de las decisiones adoptadas por el Gobierno fue la de volver a permitirle al Fondo Monetario Internacional (FMI) la revisión de la economía en el marco del conocido Artículo IV, suspendida durante toda la década kirchnerista. En las sucesivas visitas de técnicos del organismo al país y en los informes de expectativas macroeconómicas emitidas por el FMI se remarcaron los avances en materia de inflación y otras variables clave; sin embargo, en el último informe el Fondo coincidió con las autoridades del Banco Central en la lenta desaceleración: si bien ambos celebran la tendencia descendente, ninguno está conforme con la velocidad y tanto el FMI como el BCRA creen que debería profundizarse para 2018.

La estrategia del Central
Inmediatamente luego de que Macri se hiciera cargo del Ejecutivo, decidió levantar el cepo cambiario y el precio del dolar oficial aumentó dando inicio a un sinceramiento en su precio y una especia de acoplamiento con el valor que se manejaba hasta ese entonces en la economía informal y en la city porteña con el dólar blue. La suba de la divisa impactó sobre la inflación (reflejada entonces en las mediciones del Gobierno de la Ciudad, entre otros). En este contexto, el Banco Central decidió comenzar a subir las tasas de las Lebac, que en ese momento eran el tipo de interés de referencia.

A mediados de 2016, la tasa tocó su máximo del 38% con el doble de tentar a los inversores a redirigir los pesos. Con un dólar que llegó a superar los $ 16 y una inflación en alza, la suba de tasas buscó contener el impacto sobre los precios. Desde mayo, con un mercado algo más calmo, el BCRA comenzó a bajar gradualmente el interés que pagan sus Letras.

Lebac por pases
En septiembre de 2016, el Central anunció que desde enero de este año cambiaría la tasa de referencia: ya no sería la de Lebac -cuyas licitaciones empezarías a realizarse una vez por mes- sino la del centro de corredor de pases a 7 días. El argumento fue que una tasa a un plazo más corto -7 días en vez de los 28 a 35 de las Lebac más cortas- permitiría un monitoreo más ajustado. Entre agosto y octubre, en plena efervescencia electoral, las miradas del mercado se enfocaron más que en el corredor de pases, en las Lebac, en donde el mercado secundario ponía presión al alza sobre las tasas. Ya en noviembre, las tasas de Lebac y pases se equipararon y volvieron a oscilar en rangos más acotados.

Sturzenegger identifica cuatro etapas en su lucha contra la inflación:

Una primera etapa centrada en una “corrección inicial” que duró de enero a marzo de 2016 y en la cual se absorbió un 25% de la base monetaria. El titular de la entidad, en su último discurso de las Jornadas Monetarias y Cambiarias 2017, justificó esto en base a la herencia recibida del kirchnerismo.
La segunda fase que identifica el Central es desde marzo de 2016 hasta febrero de 2017, en la que las fuerzas se centraron en reducir la inflación. Desde el máximo del 38%, el tipo de interés de referencia comenzó a reducirse a medida que la inflación medida por el Indec mostraba una marcada desaceleración.
En febrero de este año, la tendencia descendente de la inflación se revirtió y esto despertó alarma en el directorio del Banco Central. Y así llegó a su fin la segunda etapa, caracterizada por un relajamiento en la política de tasas. “Ese relajamiento resultó, ex post, quizás excesivo y nos generó un crecimiento de la inflación en los meses de febrero, marzo y abril de este año”, reconoció Sturzenegger en el mismo discurso. Así comenzó en marzo un nuevo ciclo contractivo en el que las tasas de referencia comenzaron a aumentar gradualmente. El objetivo seguía siendo el mismo y se reforzó: desacelerar la inflación para cumplir con la meta de entre 12% y 17% fijada para todo el 2017.
Las tasas de referencia fueron avanzando gradualmente y su correlato fue una ralentización en la suba de precios: el efecto fue el buscado pero el directorio del Central cree que no es suficiente. Así que en noviembre de 2017 se decidió endurecer la política contractiva y subir la tasa al 28,75%. Para el primer trimestre de 2018 ya hay pautados incrementos en las tarifas de los servicios públicos y la suba de tasas intenta amortiguar su impacto sobre el índice de precios.

Las tasas de las Lebac
Infogram
Expectativas
La meta de inflacion que estableció el Banco Central para 2018 es de 10% anual, con un margende dos puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo. Para lograrlo, el Central comenzó a tomar decisiones con una postura previsora para no correr detrás de los datos. La suba de tasas reciente va en esa línea.

La sede del Banco Central
Pero el mercado es más escéptico y espera para el próximo año una suba de precios superior a la proyectada por el Gobierno. Los analistas y consultoras que participaron en noviembre en la Encuesta de Expectativas Macroeconómica (EMEC), que realiza El Cronista todos los meses, estiman para 2018 que la inflación será del 17,15%. En el último relevamiento de expectativas macroeconómicas que realiza el Central (difundido en noviembre), los analistas proyectaron variaciones mensuales para el IPC núcleo de 1,4% en promedio para el último bimestre de 2017, previéndose un descenso en el primer cuatrimestre de 2018 hasta un valor de 1,2% mensual promedio; la expectativa correspondiente a 2018 se ubica en 14,3%.

Prat-Gay vs Sturzenegger
Alfonso Prat-Gay
La prioridad de Sturzenegger como titular del Banco Central siempre fue clara y explícita: controlar y mantener a raya la inflación. Las del por entonces ministro de Economía Alfonso Prat Gay, también: traer inversiones al país e impulsar la actividad económica.

Las medidas que a veces chocaban desataron los rumores sobre pelas entre los dos funcionarios. En mayo de 2016, Sturzenegger intentó bajar el tono: reconoció “tensiones” en el equipo económico, pero los calificó como normales dentro de “un proceso de madurez”.

Las chispas se daban por el nivel de tasas. Por arriba del 35%, no convencían al entonces ministro. Pero la política del Central fue avalada por el Presidente: las tasas, con posterioridad, aumentaron hasta el 38% y en diciembre Prat Gay abandonó su cargo.

Macri se refirió en reiteradas oportunidades a la inflación y al proceso encarado desde el 10 de diciembre de 2015. Para 2018, el objetivo es desacelerar aún más la suba de precios y en 2019 directamente “derrotarla” logrando llegar a un dígito (la meta es del 5%, con +/- 1,5 puntos porcentuales).

“Hemos doblado una esquina y sin un tipo de cambio fijo, sin ningún tipo de control de precios, hemos estado reduciendo la inflación. Estoy seguro de que en 2019 tendremos una inflación de un dígito”, insistió durante una entrevista concedida a Bloomberg Televisión en septiembre.

Terminar con la pobreza y reducir la inflación fueron dos de las banderas que levantó el Gobierno desde el primer minuto. Cumplir con estos dos objetivos serán claves si Macri busca la reelección en 2019. La película de la inflación muestra una desaceleración importante, aunque el Central no haya cumplido la meta este año y la foto deje en claro que los precios aún corren más que lo que pretende el Gobierno. La guerra aún no terminó

}El Cronista

Noticias

MDP : ACCIDENTE FATAL EL LURO Y JUJUY

Published

on

Aproximadamente a las 9:30hs del domingo 26 de junio, un hombre de 23 años manejaba un Ford Fiesta a alta velocidad sobre la avenida Luro de nuestra ciudad.

Por razones que se investigan el conductor del rodado perdio el control sobre la Av. Pedro Luro entre las calles Jujuy y España. El coche choco contra un contenedor plastico , rompió un cantero en la puerta de un supoermercado y una palmera tompió la vifdriera de un comercio dedicado a la maderas y luego detuvo su marcha.

Personal del Same, policias y bomberos constataron el fallecimiento del chofer y no encontraron mas ocupantes en el auto.

Aun no fue comunicado el nombre de la victima que perdio su vida en el día de la fecha en nuestra ciudad.

 

 

Continue Reading

Noticias

LO QUE ENCONTRARON EN EL CELULAR DEL PILOTO IRANÍ

Published

on

En el teléfono de Gholamreza Ghasemi se lo puede ver en su juventud como parte de la Guardia Revolucionaria Al Quds. Las imágenes no son la evidencia de ningún delito y es extraño que alguien que supuestamente realiza actividades de espionaje las guarde en su celular. Igualmente, es muy probable que en la causa judicial las fotos se utilicen en su contra.

Aunque no constituye una evidencia de algún delito, en el celular del piloto del avión venezolano retenido en Ezeiza, el iraní Gholamreza Ghasemi, hay fotos en las que se lo ve mucho más joven como combatiente de la Guardia Revolucionaria Al Quds, también hay imágenes de misiles, tanques y de alguna bandera que dice “muerte a Israel”, según una primera traducción del farsí. 

Como se sabe, los celulares de todos los tripulantes del Boeing fueron secuestrados por orden del juez Federico Villena y a pedido de la fiscal Cecilia Incardona. Parece un poco contradictorio que alguien que supuestamente realiza actividades de espionaje o terroristas guarde fotos de esa naturaleza, pero es muy probable que en la causa judicial se utilicen en su contra, aunque no constituyan delito. Los datos sobre la existencia de las fotos fueron un adelanto exclusivo de Página/12.

Quienes trabajan en el análisis de los celulares se encontraron con esas fotos y ya lo reportaron al juez y la fiscal, aunque todavía no cuentan con una traducción fidedigna, porque no es sencillo conseguir un buen traductor del farsí, el idioma mayoritario en Irán. El peritaje es realizado por la División Delitos Informáticos de la Policía de la Ciudad. Está claro que las fotos son de Ghasemi y para completar el trabajo pericial falta la traducción de los textos. En principio, los tripulantes iraníes no usaban Whatsapp sino uno sistema más rudimentario, pero habrá que esperar la traducción oficial.

Es muy probable que Ghasemi argumente que hizo el servicio militar, que luego fue militar, y que gran parte de los jóvenes de su país integran la Guardia Revolucionaria Al Quds, que son brigadas organizadas y financiadas por el Estado orientadas a lo internacional: la base son consignas antinorteamericanas y antiisraelíes. De hecho, el nombre mismo –Quds– es la denominación en árabe de Jerusalem, es decir que apunta directamente a la confrontación con Israel.

Al Quds, además, mezcla también la cuestión religiosa y va en sintonía total con el régimen de los ayatolas. Los abogados de Ghasemi y del resto de la tripulación es seguro que van a alegar que son fotos viejas y que no implican ningún delito, menos aún cometido en la Argentina. También dirán que si Ghasemi hubiera tenido alguna actividad ilegal hubiera borrado las fotos o, más probablemente, usaría lo que en la inteligencia argentina llaman “un mocho”, es decir un celular paralelo, clandestino.

Un dato llamativo es que el gobierno de Venezuela no haya presentado ninguna protesta, entre otras cosas por el allanamiento ilegal que hizo la Policía de Seguridad Aeroportuaria, sin orden judicial, al regreso del Jumbo desde Uruguay. También Venezuela podría protestar porque no se le cargó combustible al avión cuando no había ninguna denuncia de ningún tipo contra la aeronave de Emtrasur. Sin embargo, por lo que se sabe hasta ahora, Caracas optó por la mesura.

En el gobierno venezolano están agradecidos por el papel que jugó el gobierno argentino, y en especial Alberto Fernández, en la Cumbre de las Américas de Los Angeles, denunciando los bloqueos a Cuba y Venezuela. Debe recordarse que, antes de ese momento, la relación con Caracas era compleja, con idas y vueltas, porque Argentina respaldó lo hecho por Michele Bachelet como Alta Comisionada de las Naciones Unidas en Derechos Humanos, con informes críticos –aunque con avances– respecto de la situación de derechos humanos y el encarcelamiento de opositores en Venezuela.

También se tranquilizó la relación con Caracas a raíz de la designación de un nuevo embajador argentino en Venezuela. El nominado es Oscar Laborde, que tiene el respaldo de todos los sectores del gobierno. Finalmente, tampoco se puede dejar de ver que incluso Estados Unidos, en el marco de la cuestión petrolera y la guerra Rusia-Ucrania, dio un paso significativo enviando una delegación de altísimo nivel a reunirse con Nicolás Maduro. Nada menos que el secretario de Seguridad, Jake Sullivan, estuvo en el Palacio de Miraflores en Caracas. Para redondear el cuadro, tampoco el presidente Joe Biden parece muy entusiasta con elevar la temperatura de los conflictos: baraja rehacer el pacto de limitación nuclear de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, China con Irán. Todos esos elementos juegan en este momento en el insólito conflicto por un avión que pasó por doce países y un piloto que no tiene ni pedido de captura ni se lo acusó por ningún delito en ningún país.

La imputación al piloto

Como se sabe, el martes la fiscal Incardona igualmente imputó a Ghasemi en base a un informe del FBI que sostiene que el piloto fue ejecutivo y parte del directorio de Oeshm Fars Air que hace unos años –según la agencia norteamericana– realizó vuelos entre Teherán y Beirut llevando armamento. En comunicación con el gobierno argentino, el Mossad israelí aseveró que efectivamente eso es así, pero que desde que el 747 pasó a ser venezolano –la compra-venta se hizo en julio de 2021–, la nave no se estaría utilizando para nada ilegal. Por eso, no hubo objeciones en los movimientos del Jumbo. Lo asombroso es que la Embajada de Israel en Paraguay sacó un comunicado en el que manifiesta su preocupación por la llegada del avión a la Argentina y no dice ni una palabra de que el 747 estuvo en Ciudad del Este –ni siquiera en Asunción– un mes antes, con la misma tripulación y que desde Ciudad del Este se dirigió a Aruba con un cargamento de cigarrillos de la empresa del multi-acusado Horacio Cartés, expresidente de Paraguay y amigo íntimo de Mauricio Macri.

Todo evidencia el contenido geopolítico del caso, que agrupa a la derecha de Estados Unidos, Israel y la Argentina, porque involucra al llamado eje del mal Irán-Venezuela y sirve para congraciarse aún más con Washington. Más allá de semejante escenario, el juez Villena le requerirá ahora más información al FBI –-agencia que se mueve con bastante independencia respecto del gobierno norteamericano– y es muy probable que alguno de los fiscales o jueces alineados con Donald Trump haga algún reclamo desde el país del Norte.

Más cerca, aquí en Lomas de Zamora, por pedido de Incardona, Villena está solicitando más documentos sobre la titularidad del avión —quiere ver si es cierto que es venezolano o sigue siendo iraní— y se harán nuevas verificaciones sobre la carga que trajo a Buenos Aires. En su dictamen, la fiscal afirmó que hay que investigar si la carga no fue una forma de ocultar actividades de espionaje o terrorismo, con el informe del FBI como única prueba. Ahora podrá decir que las fotos del joven Ghasemi son una evidencia adicional.

FUENTE : PAGINA 12

 noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Noticias

LA EMBAJADA DE ISRAEL EN PARAGUAY ASEGURÓ QUE LOS TRIPULANTES DEL AVIÓN TRAFICAN ARMAS PARA HEZBOLLAH

Published

on

La cancillería israelí señaló que sigue atentamente y con preocupación el caso de los iraníes que se encuentran en territorio argentino.

Israel sigue con preocupación el caso de la llegada a Argentina del avión iraní que pertenece a una empresa fantasma venezolana sancionada por el gobierno de Estados Unidos y denunció que sus tripulantes están involucrados en el tráfico de armas.

En el avión que aterrizó en Argentina, se encontraban iraníes involucrados de forma directa en el tráfico de armas a Siria y a la organización terrorista Hezbollah del Líbano. Incluso, el capitán del avión es un alto ejecutivo de la empresa aérea iraní Qeshm Fars Air”, denuncia este miércoles a través de un comunicado la embajada israelí en Paraguay.

El avión hasta hace poco era utilizado por la empresa iraní Mahan Air, que opera vuelos para Fuerza Quds en la ruta Teherán-Damasco, señala el comunicado.

Israel está especialmente preocupado por la actividad de las empresas aéreas iraníes Mahan Air y Qeshm Air en América Latina, empresas que están involucradas en el tráfico de armas, equipamiento y personas para la Fuerza Quds y que se encuentran bajo sanciones estadounidenses por su vinculación con el terrorismo y en la proliferación de armamento”, agrega el comunicado de la cancillería israelí.

Israel reconoció el buen trabajo conjunto y la coordinación de los países de la región, y destacó en especial la labor de las autoridades paraguayas que identificaron la eventual amenaza que representaba el avión y su tripulación, como también la determinación de Paraguay y Uruguay de cerrar el espacio aéreo.

Israel considera que la postura firme de Paraguay y Uruguay representa un mensaje importante a Teherán para que no intente actuar en Sudamérica”, destaca la embajada israelí en el comunicado.

“Para Israel se trata de otro incidente que demuestra los intento de Irán —a través de la Guardia Revolucionaria, la Fuerza Quds y Hezbollah— de seguir estableciendo su influencia alrededor del mundo en Sudamérica, como base de operaciones para las actividades terroristas en el continente”, finaliza el comunicado.

El lunes, la fiscal argentina Cecilia Incardona pidió investigar la relación del piloto del avión de Emtrasur, Gholamreza Ghasemi, con posibles actos de terrorismo. También imputó al resto de los tripulantes de la aeronave retenida en Buenos Aires, pudo saber Infobae de fuentes judiciales.

Finalmente se conocieron los primeros resultados de las pericias que se realizaron al celular de Ghasemi. Según pudo averiguar Infobae, en el aparato encontraron fotos de tanques, misiles y una imágen en la que se lo ve a él de joven, como combatiente de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC-QF).

Luego de una serie de traducciones del contenido —estaba en farsi—, se pudo desclasificar la información. Entre las fotos encontradas también se encuentra una en la que se ve una bandera con repudio hacia Israel.

El capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en EzeizaEl capitán Gholamreza Ghasemi, el piloto del avión varado en Ezeiza

“Con el avance de las tareas investigativas llevadas aquí adelante, surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado Argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”, dice el dictamen de la fiscal.

Y agrega: “Tales circunstancias irregulares llevan a indagar si el verdadero objetivo del arribo de la aeronave a nuestro país fue exclusivamente para transportar mercadería de autopartes, o bien si estuvo fundado en razones diferentes a las alegadas y constituya, eventualmente, un acto de preparación para proveer bienes o dinero que pudieran utilizarse para una actividad de terrorismo, su financiamiento u organización”.

Luego de recibir el informe del FBI que confirma la vinculación directa del piloto del avión de Emtrasur, Gholamreza Ghasemi, con las Fuerzas Quds, la división de la Guardia Revolucionaria iraní especializada en operaciones de inteligencia, y con Hezbollah, el juez Federico Villena le corrió vista a la fiscal el fin de semana “para delimitar el objeto procesal”.

La fiscal ya había impulsado la investigación el lunes pasado, pero en ese momento no había pruebas concretas contra la tripulación.

En una semana, el juez Villena ordenó unas 60 medidas de prueba y el expediente suma ocho cuerpos. Muchas de ellas todavía no llegaron al juzgado. El magistrado espera con expectativa un informe definitivo sobre los teléfonos y las tablets secuestradas a los tripulantes. Los informes preliminares hasta ahora no arrojaron pruebas contundentes para el expediente. También está pendiente el análisis de las dos “cajas negras” del avión.

FUENTE : INFOBAE

 

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas