Connect with us

Mundo

Khabarovsk, la región rebelde que se convirtió en una amenaza para el poder de Putin

Avatar

Published

on

Hace semanas hay multitudinarias marchas en contra del gobierno ruso. Comenzaron luego de la detención del entonces gobernador, Serguei Furgal, un político popular a quien acusan de asesinatos ocurridos 15 años atrás. Sospechan de razones políticas en su detención y posterior destitución

Hasta el paquete más sellado puede tener fisuras. Desde afuera todo indicaba que Vladimir Putin había conseguido con su última jugada garantizar su permanencia en el poder hasta el 2036, pero la gran victoria de principios de julio en el referéndum para reformar la constitución, llevada a cabo entre gallos, medianoches y pandemia, no alcanza para sofocar las multitudinarias manifestaciones populares en contra de su gobierno que comenzaron en Khabarovsk, una región cercana a la frontera con China. En el centro de la masiva protesta está la figura del gobernador, quien fue detenido el 9 de julio acusado de crímenes cometidos quince años atrás y trasladado a Moscú para juzgarlo. El nombre del político es Serguei Furgal, pero en Khabarovsk muchos lo llaman “el gobernador del pueblo”, un apodo amoroso que para un político como Putin se traduce como una señal de inquietud y amenaza.

Primero, los números. La región de Khabarovsk, bien al este de Rusia y cercana a la frontera con China tiene alrededor de 600 mil habitantes. Se estima que un 10 % de la población asiste regularmente a las marchas que tienen su mayor expresión los sábados y que comenzaron reclamando que su gobernador fuera juzgado localmente. Sin embargo ahora las manifestaciones cambiaron de signo y la protesta se dirige a una persona en particular: el presidente Putin, quien el lunes último destituyó a Furgal y nombró en su lugar a un diputado del mismo partido, Mijail Degtiarev. Más allá de si Furgal es o no culpable de lo que se lo acusa, todos en Rusia saben que el arresto del ex gobernador obedeció a razones políticas.

Marcha en apoyo del ex gobernador de Khabarovsk, Sergei Furgal, acusado de organizar asesinatos de empresarios quince años atrás. (REUTERS/Evgenii Pereverzev)Marcha en apoyo del ex gobernador de Khabarovsk, Sergei Furgal, acusado de organizar asesinatos de empresarios quince años atrás. (REUTERS/Evgenii Pereverzev)

Es mucha gente la que sale a la calle, las imágenes son apabullantes y se hace imposible ser indiferente ante el tamaño de la protesta. La primera respuesta del Kremlin llegó en las palabras del vocero de Putin, Dmitri Peskov, quien siguiendo su tradición de hacer desviar la mirada se preocupó públicamente por los efectos que las reuniones masivas podrían tener en la población de Khabarovsk en tiempos de pandemia. Esta semana, con la movilización consolidada, desde el Kremlin hicieron saber que sospechaban de que la organización de las protestas venían de afuera de la región.

El origen está en la detención del gobernador Furgal, un ex empresario de 50 años, quien pertenece al partido nacionalista de derecha Liberal Demócrata de Rusia (LDPR), opositor al gobierno pero no tanto. Ocurre que en Rusia hay una serie de partidos opositores que sin embargo son funcionales al oficialista Rusia Unida y el de Furgal es uno de ellos: bancas legislativas aseguradas, cargos diversos, alguna gobernación, y todos contentos. De hecho, el propio gobernador ahora detenido y acusado de asesinato ocupó durante once años un asiento en la Duma rusa. Nunca lo habían acusado de nada. Hasta que Furgal decidió que quería más y en Rusia la ambición tiene un límite: Putin.

Rusia Unida gobernó Khabarovsk hasta septiembre de 2018, cuando la población votó por un cambio y decidió elegir a Serguei Furgal como gobernador. Por entonces en todo el país había protestas por la decisión del gobierno de elevar la edad para el retiro. En campaña, Furgal se manifestó en contra de esa medida y eso le abrió las puertas al triunfo. Ganó en segunda vuelta con un sorprendente 70% de los votos. Ahí llegó el primer castigo: con una excusa forzada, desde el Kremlin decidieron mudar la capital del extremo oriente ruso de Khabarovsk a Vladivostok.

Todavía Rusia Unida controlaba la legislatura de la ciudad de Khabarovsk (capital) y los parlamentos regionales. Un año después llegaba la catarata de votos que le daría al partido del gobernador el control legislativo de toda la región. Una serie de medidas como la de bajarse el sueldo o prohibir los vuelos en primera clase de los funcionarios, más el gesto de sumarse a protestas contra medidas del gobierno central y reunirse con personas cercanas al opositor Alexey Navalny con apelaciones en contra de la corrupción lo convirtieron al mismo tiempo en el “gobernador del pueblo” y en el enemigo del Kremlin.

Serguei Furgal, ex gobernador de Khabarovsk, acusado de varios asesinatos. Furgal fue diputado en la Duma durante 11 años.  (REUTERS)Serguei Furgal, ex gobernador de Khabarovsk, acusado de varios asesinatos. Furgal fue diputado en la Duma durante 11 años. (REUTERS)

El 9 de julio Furgal fue detenido bajo la acusación de haber ordenado los asesinatos e intentos de asesinato de varios hombres de negocios en su región y en regiones aledañas entre 2004 y 2005, y fue trasladado a Moscú, donde permanece bajo custodia mientras se lleva adelante el juicio en su contra. Unos días antes, uno de sus hermanos había muerto afectado por la Covid-19. El flamante gobernador nombrado por Putin, Degtiarev, es rechazado por la población entre otras cosas porque no lo consideran local. Justamente esa fue la intención del Kremlin, llevar a alguien de afuera ya que los posibles herederos del cargo de la zona responden a Furgal y no al liderazgo nacional del partido, que sigue en manos del excéntrico y funcional Vladimir Zirinovsky.

Degtiarev, quien ya advirtió que no renunciará pese a las demandas y la presión de las calles, nunca antes vivió en la región, pero eso es apenas un detalle en Rusia: el famoso oligarca Roman Abramovich fue gobernador de Chukotka, en el extremo noreste de Rusia y uno de los lugares más pobres del país, aunque vivía en Londres, donde ya era propietario del Chelsea.

En la última marcha, las consignas incluían frases como “Furgal fue nuestra elección” para “Vergüenza el LDPR” y claros lemas anti Putin como “Veinte años, no confiamos”, en referencia al tiempo que el líder ruso lleva en el poder. Otros carteles decían “No pueden comprarnos”, en alusión a que el nuevo gobernador anunció en estos días que el primer ministro Mikhail Mishustin prometió asignar 1,3 billones de rublos ($ 18,2 millones) en fondos federales para la región.

Mientras tanto, el ex gobernador Furgal niega haber cometido los crímenes de los que se lo acusa, aunque en realidad eso es un tema secundario en relación a la trama política: nada indica que la población de Khabarovsk lo crea un santo. Sí, en cambio, lo vieron capaz de enfrentarse al poder central y eso ya en Rusia tiene un valor incalculable. Y es que, incluso si Furgal fuera responsable de esos asesinatos, es evidente a los ojos de todos que pasaron muchos años en los que la Justicia no lo persiguió por esas causas, justamente el tiempo en que desde su cargo de legislador no representaba amenaza alguna para el poder central. Por si alguien dudaba, en Rusia no existe la autonomía real y quien impone las reglas a políticos y empresarios desde hace 20 años se llama Vladimir Putin. La división de poderes: bien, gracias.

Vladimir Putin, presidente ruso. (REUTERS)Vladimir Putin, presidente ruso. (REUTERS)

Pero Furgal no está solo. Según el periódico de investigación Novaya Gazetaal 82% de los alcaldes y gobernadores rusos les han abierto causas mientras estaban en el cargo, una forma elegante de extorsión por parte del poder central, podría decirse. En la mayoría de los casos, se trata de causas vinculadas a delitos económicos, aunque 128 funcionarios fueron acusados de asesinato en los últimos 6 años y Furgal ahora es uno de ellos.

“Su popularidad creció demasiado desde el punto de vista del poder central y entonces echaron mano al expediente que siempre se tiene guardado de cada uno de los representantes de la élite”, dijo al Moscow Times Andrei Kolesnikov, director del programa de política local del Centro Carnegie de Moscú. Kolesnikov buscó explicar el alcance disciplinador de este “carpetazo”. “Es un recordatorio para otros de cómo el Kremlin piensa seguir peleando contra los adversarios políticos”, dijo.

A finales de 2019, Serguei Furgal debe haber advertido que le estaba llegando su turno. Fue cuando las autoridades allanaron una empresa que, según los informes, tenía alguna clase de conexión con él y arrestaron a su ex socio comercial por cargos de asesinato. Todo indica que Furgal entendió ese mensaje porque poco después, sorprendentemente, hizo campaña por la reforma constitucional propiciada por el gobierno y convocó a la población a votar a favor. Pese a su empeño, los números no dejaron satisfecho al Kremlin: el 1 de julio sólo asistió a las urnas el 44% de las personas habilitadas para votar y el sí ganó en Khabarovsk con un 63%, un guarismo bastante menor al 78% promedio en todo el país. Esa noche Furgal no debe haber dormido bien.

Vladimir Putin muestra su pasaporte durante su voto en el referéndum por la reforma constitucional el 1 de julio de 2020. (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin via REUTERS)Vladimir Putin muestra su pasaporte durante su voto en el referéndum por la reforma constitucional el 1 de julio de 2020. (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin via REUTERS)

Cuando se habla de arrestos motivados por razones políticas, no hay que olvidar que en 2003, cunado lo detuvieron por fraude al fisco y lavado de dinero, Mijail Jodorkovsky era el hombre más rico de Rusia y era el dueño de la fortuna número 16 del mundo. No satisfecho con sus éxitos políticos, procuraba hacerse de un espacio político en la centroderecha y se ilusionaba con competir con Putin en las siguientes elecciones. Esa ambición le costó diez años de cárcel en condiciones humillantes, algunos de ellos en Siberia y todo comenzó cuando, pretendiendo olvidar que él mismo había llegado a amasar su tremenda fortuna por medios no lícitos, quiso transformarse en el adalid de los libros contables y transparentar el universo de las finanzas rusas.

El 25 de octubre de 2003, un pequeño ejército de hombres armados y con la cara cubierta se subieron a su avión particular en el aeropuerto Tolmachevo, de Novosibirsk y lo detuvieron. Se lo acusaba de fraude y evasión de impuestos por decenas de miles de dólares. Su socio, Platon Lebedev, ya había sido arrestado unos meses antes. La libertad llegó un día antes de Navidad de 2013, con un indulto de Putin, a la manera de un zar generoso.

Imagen de la marcha contra el Kremlin de ayer. (REUTERS/Evgenii Pereverzev)Imagen de la marcha contra el Kremlin de ayer. (REUTERS/Evgenii Pereverzev)

Vladimir Putin lleva las riendas del país más grande del mundo desde hace veinte años y tiene planes de prolongar su estadía en el poder. Laboriosamente viene tejiendo la trama de continuidad pero nunca se sabe por dónde podría llegar la filtración, la fisura del paquete aparentemente “atado y bien atado”, según aquella vieja frase del dictador español Francisco Franco. Puede ser un virus inesperado en un momento de gran crisis económica o la presión de la generación de jóvenes sin memoria soviética que no se siente en deuda con su gestión, aunque podría ser también el levantamiento de una región que, como dijo uno de los manifestantes a las agencias que cubrían la gran marcha de ayer, está cansada de lo que piensan que es una burla, un engaño, un manejo autoritario del poder central, a más de 6.000 kilómetros de distancia. “Ellos siguen escupiendo en nuestras caras, así que vamos a seguir saliendo. Esto se está convirtiendo rápidamente para nosotros en una nueva tradición”, señaló.

Se vienen días de furia en el Kremlin.

FUENTE  INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

Evo Morales dejó la Argentina con destino a Venezuela

Avatar

Published

on

El ex presidente boliviano partió desde Buenos Aires en un avión Embraer Lineage 1000 de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, en un vuelo oficial ordenado por el régimen de Nicolás Maduro

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, partió este viernes desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, en Argentina, en un vuelo oficial del régimen de Nicolás Maduro con dirección a Caracas, Venezuela.

Morales se encontraba exiliado en Argentina desde diciembre de 2019, luego de los disturbios que tuvieron lugar en Bolivia tras las polémicas elecciones presidenciales, que llevaron al ex mandatario a renunciar y abandonar su país. Pero tras la victoria de Luis Arce, su delfín político, en la nueva ronda de elecciones presidenciales celebradas el domingo, se esperaba que pudiera volver a Bolivia.

De acuerdo a la cuenta de Twitter dedicada al avistaje de aeronaves @AvionesenEzeiza y al sitio de monitoreo aéreo FlightRadar24una aeronave Embraer Lineage 1000 (matrícula YV3016) pintada con los colores de la aerolínea estatal venezolana Conviasa arribó este viernes a las 15:45 (hora local) a Ezeiza. El avión, que llegó en vuelo oficial del régimen venezolano, procedía del aeropuerto de Maiquetía Caracas.

Según pudo saber Infobae, el Embraer Lineage 1000, que fue adquirido por orden de Maduro en junio de 2014, llegó a la Argentina para que sea abordado por Morales -actual refugiado político del gobierno del presidente argentino Alberto Fernández- y volar de regreso a Caracas. El avión volvió a despegar cerca de las 18:40 (hora local) con dirección norte y regresaría a la Argentina el domingo, con Morales una vez más a bordo.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales (EL UNIVERSAL / ZUMA PRESS)El expresidente de Bolivia, Evo Morales (EL UNIVERSAL / ZUMA PRESS)

En la noche del jueves Morales habría participado de una cena despedida en la casa de dirigentes del partido justicialistaque gobierna Argentina dentro la alianza Frente de Todos, según pudo reconstruir Infobae.

Algunos especulan también con que podría traer funcionarios chavistas a un día de cumplirse diez años de la muerte del ex presidente Nestor Kirchner, quien pertenecía a la misma fuerza del actual mandatario argentino.

Poco después del despegue desde el aeropuerto de Ezeiza, la aeronave matrícula YV3016, la cual se encuentra sancionada por el departamento del Tesoro Estados Unidos, podía observarse en vuelo sobre la provincia de Entre Ríos, Argentina, con dirección norte, de acuerdo a FlightRadar24. Pero luego su señal desapareció.

Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre de 2019 tras perder apoyo de las Fuerzas Armadas en medio de las denuncias de fraude en las elecciones del 18 de octubre donde buscaba su cuarto mandato consecutivo.

Primero viajó a México y luego se asiló como refugiado en Argentina, a partir de la asunción de Alberto Fernández el 10 de diciembre.

Intenciones de retornar a Bolivia

Morales había insistido esta semana en que volvería en cualquier momento a su país, pero su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), parece no tener como prioridad su regreso, al menos públicamente.

Luis Arce, presidente electo de Bolivia por el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales (REUTERS/Ueslei Marcelino)Luis Arce, presidente electo de Bolivia por el Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales (REUTERS/Ueslei Marcelino)

Tras la victoria del ex ministro Luis Arce en las elecciones del pasado 18 de octubre, las declaraciones desde Argentina de Morales sobre su deseo de volver a Bolivia no se dejaron esperar, pero varios miembros de su partido han manejado un cauto discurso marcando distancia con la intención del ex presidente.

Mientras Morales expresa que “tarde o temprano” volverá a Bolivia, que no pisa desde noviembre del año pasado, una parte de los seguidores del MAS señalan que no es el momento adecuado para su retorno, aunque enfatizan que tiene el derecho de volver al país.

El tema ha generado opiniones divididas dentro de sus simpatizantes, en los que algunos sectores sociales piden que el ex presidente vuelva, como los cocaleros del trópico de Cochabamba, uno de los bastiones del MAS y donde el ex presidente comenzó su carrera política.

Morales fue presidente de Bolivia por casi catorce años consecutivos, el mandato más largo en la historia del país.

Si el ex presidente vuelve al país, deberá presentarse ante la Justicia boliviana para defenderse de casos en los que se le acusa de supuesto genocidio, terrorismo, sedición, fraude electoral y estupro, entre otros, que muchos inició el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

Sin embargo, Morales ya anticipó que ahora tiene la posibilidad de regresar a Bolivia “sin mucho problema”, ya que la “treintena” de casos abiertos en su contra “se van a caer” tras la victoria de su partido en los comicios.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Mundo

Nueva encuesta en Bolivia: Carlos Mesa es favorito a ganar las elecciones en segunda vuelta contra el candidato de Evo Morales

Avatar

Published

on

Según el sondeo de Ipsos, el representante de Comunidad Ciudadana se alzaría con la victoria, con un 45 por ciento de los votos, frente al 40 por ciento que recabaría el postulante del MAS

Carlos Mesa (REUTERS/David Mercado)

El ex presidente y candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesase impondría en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Bolivia al candidato el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, según el último sondeo, que sitúa a este último en cabeza en la primera vuelta del 18 de octubre.

Según el sondeo de Ipsos, Arce, antiguo ministro de Economía con Evo Morales, lograría el 34 por ciento de los votos mientras que Mesa se haría con el 27,9 por ciento, lo que llevaría a ambos a enfrentarse en segunda vuelta el 15 de noviembre. No obstante, cabe resaltar que quienes no responden, votarían en blanco o nulo suman el 19,4 por ciento.

En cuanto al resto de candidatos, Luis Fernando Camacho, de Creemos, se quedaría en el 13,8 por ciento, mientras que los demás aparecen muy descolgados con menos del 10 por ciento de los votos: Chi Hyun Chung (2,6 por ciento); el ex presidente Jorge ‘Tuto’ Quiroga (1,6 por ciento); y Feliciano Mamani (0,2 por ciento).

El sondeo pone de relieve la división imperante en el país, ya que Mesa se impondría en las zonas urbanas, con el 31,2 por ciento de los votos frente al 28,2 por ciento de su rival, mientras que Arce lo haría en las rurales, con el 47,1 por ciento frente al 20,4 por ciento.

Luis Arce (REUTERS/Agustin Marcarian)Luis Arce (REUTERS/Agustin Marcarian)

En lo que se refiere a la segunda vuelta, Mesa se alzaría con la victoria, con un 45 por ciento de los votos, frente al 40 por ciento que recabaría el candidato del MAS, mientras que el 15 por ciento de los encuestados se inclinan por el voto en blanco, nulo o no respondió.

En caso de que fuera Camacho quien lograra pasar a segunda vuelta frente a Arce, el dirigente de MAS se impondría con el 44 por ciento, frente al 36 por ciento de su competidor.

Por último, según el sondeo, el 61 por ciento de los bolivianos ya tienen decidido su voto para la primera vuelta, mientras que el 17 por ciento aún tiene dudas.

El sondeo se realizó entre el 21 de septiembre y el 4 de octubre sobre una muestra de 2.000 personas y con un margen de error del 2,2 por ciento.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Mundo

Argentina pasó de ser un país elogiado por su manejo frente al COVID-19, a tener la tasa de positivos más alta del mundo

Avatar

Published

on

En solo tres meses los números, que antes eran ponderados, no pararon de crecer, con récord de infectados por día, unidades de terapia intensiva colapsadas y pocos testeos para detectar precozmente a las personas afectadas

Las unidades de terapia intensiva se han visto desbordadas en varios hospitales del país (Foto: Franco Fafasuli)Las unidades de terapia intensiva se han visto desbordadas en varios hospitales del país (Foto: Franco Fafasuli)

Este triste hecho le sucedió a la Argentina, que se consolidó como el país con la tasa más alta del mundo de pruebas positivas de COVID-19, con casi 6 infectados de cada 10 evaluados, según un amplio análisis basado en los datos que provee el sitio Our World In Data, vinculado a la Universidad de Oxford.

Cabe recordar que en la semana del 12 de junio último, la revista Time y el Eurasia Group, la consultora de riesgo político fundada por Ian Bremmer en 1998, destacaron a 11 países de distintas regiones del planeta por su respuesta ante la pandemia del nuevo coronavirus. Según el informe, la Argentina era el único representante latinoamericano entre las mejores naciones elegidas, gracias a su capacidad para administrar con éxito tres frentes: la gestión sanitaria de la crisis, la conducción política y la respuesta económica.

Pero en poco más de tres meses todo cambió y ahora la enfermedad COVID-19 parece estar desbordada en nuestro país. Argentina alcanzó 809.728 casos confirmados el lunes, con un promedio móvil de siete días de alrededor de 12.500 nuevas infecciones diarias. Los fallecidos en total son 21.468, informó el Ministerio de Salud. Así, Argentina es el octavo país con más casos del mundo.

Según el informe, los bajos niveles de pruebas y las pocas restricciones que hoy existen en la denominada “cuarentena más larga del mundo”, incrementaron la alta tasa positiva en las últimas semanas, que subió de alrededor del 40% en agosto a apenas un 60% hace 7 días. “¿Hay aislamiento? No hay ninguno. ¿Hay (suficientes) pruebas? No, no los hay”, explicó el doctor Carlos Kambourian, pediatra de la ciudad de Buenos Aires.

Para ilustrar la baja cantidad de test por COVID-19 que se realizan en el país, Reuters toma el ejemplo del estado de Nueva York, que tiene una población de 20 millones de personas, menos de la mitad de los 45 millones de Argentina, pero realiza 100.000 pruebas al día, cuatro o cinco veces más que nuestro país. En el estado de Nueva York, la tasa positiva es un poco más del 1%.

En las últimas 24 horas, en Argentina fueron realizados sólo 20.263 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 2.084.513 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 45.937 muestras por millón de habitantes.

Desde que comenzó la pandemia, nuestro país se caracterizó por la baja cantidad de testeos que realiza en comparación con sus vecinos, por ejemplo - EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Desde que comenzó la pandemia, nuestro país se caracterizó por la baja cantidad de testeos que realiza en comparación con sus vecinos, por ejemplo – EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Actualmente hay 3.978 personas internadas en unidades de terapia intensiva. La ocupación de camas llegó al 62,4% a nivel nacional y se encuentra en un 63,1% en el AMBA.

Esta mañana, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, señaló que el promedio de casos de COVID-19 en los últimos 7 días fue de 12.452 contagios diarios, con una tasa de mortalidad de 463 personas cada millón de habitantes y de letalidad del 2,6% sobre los casos confirmados.

Argentina ha registrado un nuevo pico diario de contagios al sumar en un sólo día 14.600 casos, la semana pasada (Europa Press) 
Argentina ha registrado un nuevo pico diario de contagios al sumar en un sólo día 14.600 casos, la semana pasada (Europa Press)

Daniel Gollán, ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires explicó que se registra una “ralentización” de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona más crítica del país por su alta densidad de población, pero afirmó que en el interior provincial los contagios aumentan de forma “progresiva y constante”. Mientras en julio se detectaban unos 490 casos diarios, hoy son 1.281 que representan “el 29% de los contagios totales de esta semana”.

“Hay una ralentización en la zona AMBA. La cantidad de casos empieza a bajar y estamos en los contagios que teníamos a mediados de julio”, explicó Gollan al encabezar una conferencia de prensa en La Plata en donde brindó detalles de la situación epidemiológica y subrayó que pese al descenso progresivo “la meseta es alta” y advirtió que no se pueden relajar los cuidados porque “se dispararían los casos”.

Las actividades económicas han comenzado a reabrirse por la crisis económica que generó tantos días de confinamiento (Mario Sar)Las actividades económicas han comenzado a reabrirse por la crisis económica que generó tantos días de confinamiento (Mario Sar)

El gobierno de Argentina fue elogiado por un duro cierre temprano que comenzó el 20 de marzo, pero desde entonces se ha visto obligado a aflojar las restricciones para ayudar a reactivar una economía que ya está en recesión en los últimos dos años, mientras los niveles de pobreza y desempleo han aumentado.

Kambourian agregó que se había avanzado poco en el fortalecimiento de los servicios de salud: “Ciertamente, las estrategias para detener este tipo de pandemias no se están aplicando”. Una fuente del Ministerio de Salud de Argentina dijo que la gran cantidad de pruebas positivas fue el resultado de su programa “DetectAr”, donde los test se enfocan en los contactos de las personas que se sabe están infectadas.

Argentina está ubicada en el octavo lugar con mayor cantidad de casos de COVID-19 en el mundo, y actualmente se encuentra entre los cinco primeros en cuanto a casos nuevos y muertes promedio de 7 días. América Latina ha sido la región más afectada del mundo en términos de casos y muertes por COVID-19, según destacan los especialistas.

Continue Reading

Más Vistas