Connect with us

Opinión

LA DERROTA HISTÓRICA SEGÚN CRISTINA KIRCHNER

Published

on

Mientras muchos se ilusionan con un empoderamiento de Alberto Fernández post elecciones, ella sigue marcando en público y en privado los tiempos políticos. Y él sigue priorizando su lealtad y la unidad

Alberto Fernández explicaba que no había querido culpar a Cristina Kirchner por la derrota en las elecciones en el asado en Olivos posterior a la Plaza del Día del militante con los intendentes bonaerenses, cuando —como para marcar un límite— aclaró: “Eso sí, para lo que no hay más espacio es para ninguna carta pública más”. La frase fue en el medio de una conversación telefónica ayer por la tarde con uno de los tantos amigos por fuera del círculo oficial con el que el Presidente habla de política. Minutos después, y casi como remate de una escena de sitcom, CFK publicaba su nueva misiva.

Esta es de apoyo total”, se apuró a aclarar por Whatsapp el Presidente a su interlocutor reciente, al ver la risueña coincidencia temporal de sus dichos con los hechos de ella.

A simple vista sí. Esta vez no hubo reproches ni trapitos sucios expuestos al sol. Después de un largo silencio que puso más nerviosos a extraños que propios, la vicepresidenta eligió nuevamente la pluma para decir su verdad sin exponerse a repreguntas incómodas.

Cristina Kirchner dio un estratégico mensaje para afuera. Al Fondo y a los mercados les dejó claro que ella no es ni será un obstáculo. A la oposición la volvió a subir al ring y, sabiendo que el acuerdo con el FMI implicará un ajuste (aunque Martín Guzmán se esmere por dibujarlo), les exigió nuevamente “que se hagan cargo” de la deuda que dejaron.

Pero el mensaje mas sutil e interesante fue hacia adentro. Posiblemente para quienes en esa militante Plaza del Mayo de hace diez días festejaron la “victoria” junto al Presidente. Y se ilusionaron con un nuevo Alberto empoderado.

CFK hizo ayer la lectura más descarnada y visceral sobre la elección de medio término. No sólo llamó sin eufemismos a la derrota derrota, sino que la calificó de “histórica”. Para sumarle crudeza a sus dichos, lo ejemplificó con su propia pérdida de poder real: “por primera vez desde 1983 el peronismo no tendrá quórum propio en el Senado”. (Sic).

Ningún dirigente oficialista había sido hasta ayer tan categórico. Pero volvamos unos días atrás. Y volvamos a la charla inicial. Después del festejo por el Dia del Militante el miércoles posterior a la elección, el Presidente invitó a un asado en Olivos al gobernador Axel Kicillof y a un grupo de intendentes bonaerenses. Los recibió junto a Juan Manzur, Eduardo “Wado” de Pedro, Gabriel Katopodis y Julio Vitobello.

Si bien la idea era confraternizar, uno a uno los presentes fueron tomando la palabra y el tono empezó a elevarse. Los intendentes, con sus matices, plantearon —palabras más palabras menos— que la elección se había perdido por la inacción y lentitud del gobierno nacional para resolver los problemas de la gente. Por la desilusión del electorado propio.

Fernández se sintió incómodo y confrontado. A su turno esbozó una larga explicación que en el boca a boca posterior fue resumido como que había hecho responsable de la derrota a CFK.

La anécdota fue escalando en los corrillos políticos a tal punto que Fernández terminó dándole su versión y las explicaciones del caso a la propia Cristina.

Yo no estoy para nada de acuerdo con lo que ustedes dicen”, había empezado su larga respuesta esa noche el Presidente. “La Pandemia para la gente —siguió Fernández— fue una guerra y nosotros no percibimos eso y fuimos a las PASO publicitando las vacunas que para la gente era como decirle ’mirá cuántos fusiles compramos…’ Le pasó al mundo. Lo charlé con Macron, con Merkel. Y sobre llovido mojado, como coalición tuvimos la peor semana post electoral que podíamos haber tenido. Ahí perdimos otros diez puntos. Acá hay que entender que ya no hay mas espacio para cartitas”.

Muchas veces las visiones políticas pueden ser diferentes pero complementarias. El problema es que, a simple vista, persiste en el oficialismo la contradicción y, muchas veces, la negación.

Alberto Fernández reconoce que su gobierno es mejor y mas dinámico desde que Juan Manzur es su Jefe de Gabinete. Pero salta como leche hervida si alguien responsabiliza por la derrota a la lentitud en la ejecución del gabinete anterior liderado por Santiago Cafiero.

No hay persona que actué en política que pueda convalidar el maltrato epistolar al que sometió la vicepresidenta al Presidente en esa famosa semana post Paso. Pero la pregunta contrafáctica es: Si Cristina no lo ponía entre la espada y la pared, ¿Alberto reaccionaba o Cafierito seguía siendo aún hoy el Jefe de Gabinete? Está claro que con la carta no se ganaron votos pero con el sacudón, ¿no se logró al menos remontar unos puntos —en vez de alargar la distancia— hacia la elección general?

Manzur llegó de Tucumán convencido de generar un alianza política entre gobernadores, sindicatos y movimientos sociales capaz de empoderar a Alberto. Desde el primer día tejió en ese sentido como si nadie lo hubiera intentado antes. Como si un líder pudiera ser parido a través de inyecciones de energía y convicción externa.

Hoy, a dos meses de gestión, Manzur está cada día mas convencido que lo que hay que empoderar y orientar es al gobierno mas que al Presidente. Y que el gobierno, desde ya, incluye a Cristina con la que habla más de lo que se publicita.

Hablar con Juancito o con alguno de sus colaboradores es un dèja vú a la década del 90. Peronista acostumbrado a tutear a los empresarios y en su caso específico (Nucete incluido) ser parte de ellos, ocupa sus días en tender puentes, operativizar la gestión y solucionar problemas.

Esta semana habló ante el Cicyp (Consejo Interamericano de Comercio y Producción) que preside —para variar— Daniel Funes de Rioja (como la UIA y la Copal) y se encargó personalmente de llevar y sentar en primera fila a “Wado” de Pedro. Estaba claro que el Jefe de Gabinete iba a ser escuchado pero la presencia del hombre de La Cámpora era indispensable para que el circulo rojo entendiera que hay un gobierno unido.

Manzur se encargó de despejar fantasmas (“el peronismo no adhiere a ninguna visión que critique o demonice a las empresas”), no se privó de tirarle lodo a la oposición macrista (“nos endeudaron a un nivel estratosférico, liquidaron mas de 20 mil empresas exportadoras”) y terminó entusiasmado anunciando que este año el país terminará exportando mas de 75 mil millones de dólares el mejor año desde 2011.

En algo no encajó para nada en el discurso K. Para Manzur la economía Argentina está estancada desde 1976. El kirchnerismo fue, según el, “un breve periodo de crecimiento”.

El Jefe de Gabinete ese día logró también que “Wado”, en charlas informales, les asegurara a los presentes que Cristina Kirchner iba a acompañar el plan plurianual y el acuerdo con el FMI. En su rol de virtual canciller de La Cámpora (es el autorizado para hablar, codearse y hasta mimetizarse con el resto de los sectores) el ministro del Interior con esa definición de alguna manera adelantó el contenido de la carta de la vicepresidenta.

Está claro que sindicalistas y empresarios encuentran en Manzur una puerta hacia el Gobierno. Habrá que ver si Manzur puede cumplir su real función que es ser una puerta del gobierno hacia los empresarios. Por lo pronto Techint está de parabienes. Ya consiguió que el jefe de Gabinete le destrabe una tarifa energética preferencial para Aluar y ahora va en camino de quedarse con la licitación de la obra más grande que se está por lanzar, la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que insumirá la friolera de 40 mil millones de pesos.

Está claro que primero tendrá que competir. Pero su situación monopólica local en el abastecimiento de los caños sin costura hace que su ventaja competitiva sea incomparable.

En el mientras tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán, avanza en un paper con el FMI. Hay una sola certeza. Una vez que el acuerdo esté firmado Argentina perderá su capacidad de emitir billetes. El ministro se encuentra enfrascado en idear los mecanismos de sostenimiento del déficit. Mas allá del número a negociar, el funcionario tiene a mano para evitar un ajuste brutal el mismo mecanismo que utilizó hasta ahora en sus presupuestos. Minimizar las expectativas de ingresos y de crecimiento. Si planificó crecer cinco y terminó creciendo nueve, hay cuatro puntos del PBI para usar a discreción y de libre disponibilidad.

De todas maneras si hay algo que hizo Guzmán en los últimos tiempos es aprender a caminar en el terreno político. Después de tragarse el sapo Basualdo (el subsecretario de Energía kirchnerista que quiso echar y no pudo) sabe que antes que a cualquier otro primero tiene que convencer a Cristina Kirchner.

Bonus Track 1

El equipo del ministerio de Economía tiene varios voceros ocurrentes y alejados del formalismo y cadencia monótona del propio Guzmán. Uno de ellos, indignado esta semana porque algunos economistas macristas insisten en que el gobierno de Alberto Fernández se endeudó mas que el de Macri porque igualan la emisión y el endeudamiento local con la plata pedida al FMI, estalló: “Ya que estos chicos del Pro y los economistas serios no consiguen distinguir endeudamiento en pesos o en dólares, por qué la próxima vez que fuguen capitales no fugan pesos? En esa no se confunden parece…”

Bonus Track 2

Más indignante que la imposibilidad de sacar pasajes al exterior en cuotas fue que esta semana la carne llegara a costar en las carnicerías 1000 pesos el kilo. Pero mientras Matías Kulfas, Roberto Felleti y Julián Domínguez discuten en público el largo de sus ideas para combatir el precio de la hacienda sin dar soluciones reales, el debate público lo ganó por lejos el tema del los pasajes.

De hecho en la explicación del porqué o hasta cuándo el Gobierno se metió en un berenjenal. Lo cierto es que nadie salió a explicar de manera sensata y clara cual es el problema actual de la Argentina con la escasez de dólares y la restricción externa. A esta altura quizás seria mejor explicarlo con la teoría de la casa grande pero con un solo baño. Argentina es una casa con 24, 500 o 45 millones de habitaciones pero que tiene un solo baño. Es decir los dólares para todos entran y salen por un solo lugar. Podemos dormir todos bien y convivir pero si vamos todos al mismo tiempo al baño se tapa.

Nancy Pazos
FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Opinión

EN 30 DÍAS, SE CUADRUPLICARON LOS INTERNADOS EN TERAPIA INTENSIVA CON COVID-19

Published

on

Más allá de tener un alto porcentaje de la población con el esquema de vacunación completo, en la Argentina sigue creciendo la cantidad de pacientes con coronavirus que terminan en unidades de terapia intensiva.

Mientras el mundo reconoce que la variante ómicron es mucho más contagiosa pero menos letal, por un lado por el avance de las campañas de vacunación y por el otro por el impacto que esta variante tiene en las zonas superiores de las vías respiratorias por sobre los pulmones, la Argentina está transitando un período de creciente cantidad de pacientes que terminan en unidades de terapia intensiva.

A pesar de tener un alto porcentaje de la población con esquema completo de vacunación, se han multiplicado por 4 la cantidad de internados en unidades de terapia intensiva en las últimas cuatro semanas, y se han duplicado los internados en los últimos diez días.

En números concretos, había 930 internados el 23 de diciembre. En los primeros 7 días del 2022 se sumaron más de 670 pacientes con COVID en las UTIS de todo el país. El 7 de enero ya se registraban 1680 pacientes internados, y en el día de hoy se informaron 2.406 casos de COVID confirmados internados en en unidades de terapia intensiva.

Además, no es un dato menor que hoy también se informaron 139 fallecidos, la cifra más alta en cuatro meses.

Más allá de que dos terceras partes de los que están allí tienen una sola dosis o ninguna, lo cierto es que más de un tercio de los internados tiene el esquema de vacunación completo, y algunos inclusive ya con dosis de refuerzo.

Independientemente de lo marcado, la mayoría de la comunidad médica sostiene que son pacientes con factores de riesgo cuya vida se pone en peligro al contagiarse de coronavirus, aunque no necesariamente ese riesgo se debe al coronavirus.

En esta nueva etapa de convivencia con el virus ya no hay espacio para imponer restricciones, más allá de algunas muy tenues para evitar las grandes aglomeraciones de gente, decisiones que han tomado varias jurisdicciones en el país, aunque todos con la impronta de no hacer mella en la temporada turística (a propósito del andar de la economía y cuidar las cuentas provinciales y el humor social).

Un elemento que no cayó nada bien en la comunidad médica fue que a propósito justamente de poder atender a los pacientes, el Gobierno tuvo que tomar la decisión de, aún con COVID positivo pero sin síntomas, el personal de salud afectado siga trabajando si tiene las dosis de refuerzo, de manera tal que los recursos humanos estén a la hora de tratar pacientes, ya que en algún punto se resintió fuertemente la atención en virtud de la cantidad de contagios y aislamientos por contacto estrecho. Como en tantas otras áreas, y actividades económicas durante las últimas semanas.

Cierto es también que en la Argentina jamás se testeó lo suficiente, y que en medio de los relajamientos de las restricciones, muchos terminaron también por relejar los cuidados. Al día de hoy, el cuidado ha quedado más en manos de la responsabilidad individual que en decisiones de política sanitaria.

Argentina nunca tuvo un tablero de control eficaz, y tampoco lo tiene hoy. La diferencia es que el Gobierno dimensionó los problemas de una cuarentena medieval, y asume los profundos límites que le pondrían restricciones que ya pocos acatarían.

FUENTE : MDZOL.COM

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

IMPACTANTE DECLARACIÓN DE TASUKO HONJO

Published

on

Premio Nobel, Profesor japonés de fisiología y medicina, Tasuku Honjo, causó revuelo y asombro en todas las redes sociales y en todos los medios de comunicación hoy cuando dijo que este coronavirus no era natural; Si fuera natural, no afectaría así al mundo entero. Porque la temperatura varía de un país a otro dependiendo de la especie; Si fuera natural, solo afectaría a países con la misma temperatura que China.

En cambio, se propaga en un país como Suiza al igual que en las zonas desérticas; Si fuera natural, se propagaría en lugares fríos pero moriría en lugares cálidos. Estudié animales y virus durante más de cuarenta (40) años. No es natural.

Ese virus está hecho y es completamente artificial. Trabajé en un laboratorio de Wuhan en China durante cuatro (04) años y conozco muy bien a todo el personal de ese laboratorio en China. Yo los llamé a todos después del accidente de la corona. Pero todos sus teléfonos han estado fuera de servicio durante meses, y ahora se sabe que todos estos técnicos de laboratorio están muertos.

Basado en todo mi conocimiento y en todas las investigación previas que se hicieron, puedo decir con cien por ciento (100%) de certeza que el virus Corona 19, no es un virus natural. No es un virus de murciélagos. China lo creó de manera intencional y premeditada.

Si lo que digo hoy resulta ser incorrecto ahora, o incluso después de mi muerte, el gobierno de China, puede retirar mi Premio Nobel. Pero China miente y todo su terrible gobierno comunista debe ser castigado severamente y con todo el peso de la ley penal internacional, porque esta terrible, imperdonable y nefasta gran verdad, algún día será revelada a todas las personas en todo el mundo entero.

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Tasuku_Honjo

 

FOTO TAPA : ABC

Continue Reading

Opinión

RAÚL TIMERMAN: “DISCUTIR LA EXPLORACIÓN OFF SHORE EN UN PAÍS CON 40% DE POBREZA ES PORNOGRÁFICO”

Published

on

El analista político opinó sobre los grupos ambientalistas que instalan conceptos como extractivismo y sobre la falta de una amplia campaña de comunicación oficial sobre el tema

En analista político Raúl Timerman opinó sobre la reciente autorización del Gobierno a la exploración off shore en tres zonas del Mar Argentino, cercanas a las costas de Mar del Plata, y la intensa campaña en contra de parte de los grupos ecologistas. También criticó que el Gobierno no haya implementado una amplia campaña de difusión acorde para explicar los beneficios de su decisión.

Días atrás, Timerman ironizó en Twitter sobre el tema: “Si seguimos contra el petróleo, la minería, los agroquímicos y la cría de salmones, ¿cómo carajo vamos a recuperar la economía? ¿fabricando pirulines, media hora, chuenga y gofio? No jodamos más!”. E ilustró el posteó con un envoltorio de caramelos chuenga, el invento artesanal de un vendedor ambulante porteño que se hizo famoso a mediados del siglo pasado.

PUBLICIDAD
El analista político opinó sobre el debate por la exploración off shoreEl analista político opinó sobre el debate por la exploración off shore

Además, también en la red social, recordó la polémica por la pastera Botnia. “¿Qué pasó con Botnia, por ejemplo?. Nunca un problema. Pero las inversiones, los empleos y las exportaciones son uruguayas. Gracias a Romina Picolotti y sus ambientalistas progres”, escribió en referencia a la ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, condenada meses atrás a 3 años de prisión en suspenso.

— ¿Cómo analiza las repercusiones sobre la reciente decisión del Gobierno de autorizar la exploración off shore?

— Hay un tema general que se ha instalado, una extrema militancia en relación al ecologismo, que se opone intensamente a todo lo que consideran que puede alterar el orden natural. Se defiende al extremo de evitar un desarrollo económico. En un país donde hay millones de personas que viven en la pobreza, no tienen acceso al agua potable o están mal alimentadas. Hay que tomar como referencia a los que viven mal y no a los que viven bien.

“La Argentina no tiene estímulo a la inversión privada. No brinda seguridad al inversor que no viene a hacer bicicleta financiera. En la época de Macri no hubo inversiones, hubo especulación financiera”

— ¿Por qué cree que se da una oposición sistemática frente a estos temas?

— Han creado palabras que son más peligrosas que la actividad misma. Como extractivismo, que es un concepto que asusta y es más peligroso que las propias prácticas extractivas. Si no existiera la minería, no existiría el acero, los autos, los utensilios. Sin energía nuclear, no existirían los diagnósticos médicos más básicos como los rayos X. Todas las asociaciones en contra de la extracción ponen como pantalla el daño a la naturaleza y al ser humano ante posibles desastres. Pero lo hacen solo en países en vías de desarrollo. Están en la Argentina, en Brasil, pero no están en Alemania. Inglaterra, Estados Unidos o Suecia. Yo recuerdo las manifestaciones en la Argentina contra la empresa Botnia, la papelera. ¿Qué hizo la empresa? Cruzó al otro lado del río, se instaló en Uruguay. ¿Qué desastre produjo? Produjo empleo, aportes a los obras sociales, pago de impuestos, ingreso de divisas a Uruguay. En Chubut, con la marcha atrás a la minería, se manejaron mal las cosas políticamente, a parte de la falta de información. Se deja que circulen noticias que no son verdaderas. Se habla de arruinar las costas de Mar del Plata cuando la exploración es a más de 300 kilómetros. Y se deja que se instale la idea de que la costa se va a llenar de petróleo.

Marcha contra la exploración petrolera en Mar del Plata Marcha contra la exploración petrolera en Mar del Plata

— ¿Cuál es el motivo del crecimiento de estos movimientos a nivel local?

— Hay un problema de educación. No sé si hay otros intereses en evitar que se desarrollen ciertas industrias que mejorarían la calidad de vida y las economías locales. El gran deterioro de la Argentina empieza con el deterioro de la educación pública, que comenzó cuando la educación pasó a depender de las provincias que no tenían los recursos, cuando se terminaron las evaluaciones docentes y cuándo la capacitación quedó en manos de los sindicatos.

“Han creado palabras que son más peligrosas que la actividad misma. Como extractivismo, que es un concepto que asusta y es más peligroso que las propias prácticas extractivas”

— ¿Qué impacto económico tienen estas discusiones?

— Hay un impacto fuerte en el ingreso, o no egreso, de divisas. En la generación de empleo. Me parece pornográfico que se discuta el tema en un país con un 40% de pobreza. Un segmento de clases medias acomodadas en contra de algo que generaría ingreso de divisas al país que está al borde del default.

— ¿Qué opina de la actitud del Gobierno frente al tema?

— Falta un ímpetu comunicacional por parte del Gobierno. Una campaña de comunicación masiva. En la Argentina no hay debate público de los temas. Un lugar espectacular para el debate público es la televisión, pero no hay debate porque no hay programas de periodismo independiente. Hay canales con periodistas de la oposición o con periodistas oficialistas. No existe la repregunta. Y el público elige el sesgo de la información que le confirma lo que ellos ya piensan.

“Todas las asociaciones en contra de la extracción ponen como pantalla el daño a la naturaleza y al ser humano ante posibles desastres. Pero lo hacen solo en países en vías de desarrollo. Están en la Argentina, en Brasil, pero no están en Alemania. Inglaterra, Estados Unidos o Suecia”

— ¿Cómo afecta esto a la falta de inversiones extranjeras?

— Hay un clima oficial, del Gobierno, que no alienta la inversión privada. Tampoco lo había en el Gobierno anterior, de Mauricio Macri. La Argentina no tiene estímulo a la inversión privada. No brinda seguridad al inversor que no viene a hacer bicicleta financiera. En la época de Macri no hubo inversiones, hubo especulación financiera. La inversión es fábricas, exploración petrolera, minería. La oposición tampoco tiene propuestas para atraer la inversión. Está lleno de títulos, como bajar impuestos o transformar planes sociales en empleo, pero nadie dice cómo se va a lograr. Las luchas internas dentro de la coalición neutralizan la existencia de propuestas viables. En esta situación sufre la ciudadanía, no la política.

FUENTE : INFOBAE

 

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas