Connect with us

Internacional

La detención de un peso pesado

Avatar

Published

on

El ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe, fue detenido por presunta manipulación en la declaración de testigos. ¿El comienzo del fin de un todo poderoso?

Si no estuviéramos en plena pandemia ni hubiese explotado un cargamento con 2,5 toneladas de nitrato de armonio en el Líbano, la detención del expresidente, Alvaro Uribe hubiera sido la noticia de la semana.

¿Quién es Alvaro Uribe? Uribe lleva más de 40 años de vida pública en Colombia, fue alcalde, gobernador, legislador, dos veces presidente, padrino políticos en los inicios de Juan Manuel Santos y férreo protector del actual, Ivan Duque. 

Tiene 68 años, es hijo de un ganadero asesinado en 1983, según el por las FARC, tuvo sus inicios en el Partido Liberal  y tras las presidencia, fundó Centro Democrático, su propio partido de extrema derecha.

Su llegada a la presidencia estuvo marcada por una narrativa muy fuerte contra la guerrilla a quien denominó “el enemigo histórico” alimentada por las negociaciones frustradas de su antecesor, Andrés Pastrana, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. El periodista colombiano, Francisco Manneto, lo definió en un perfil muy preciso publicado en el diario El País como “el líder de la discordia”, ya que, su irrupción en el escenario a principios de los 2000  dividió las aguas en en país que sigue fracturado.

Manneto explica en su texto que  “las controversias de su figura se entienden mejor en el contexto del conflicto armado entre el Estado y las FARC, que duró más de medio siglo. En medio de una guerra, su gestión de la seguridad y del sector de Defensa le valió popularidad en los sectores más conservadores y al mismo tiempo le costó gravísimos señalamientos”.

Se mueven más piezas. Iván Duque presiona para una reforma a la justicia tras la detención de Uribe. El Centro Democrático, el partido del expresidente, va más allá y pide una Constituyente. Con @Santorrado

 

Y un perfil del exmandatario, sobre su pasado y su talante ultrapolarizador. El líder de la discordia.

 

 

En el proceso de construcción de un perfil implacable, Uribe apeló a alianzas muy poderosss para librar su batalla contra la guerrilla (y contra los grupos narcos en su país): Estados Unidos a través del Plan Colombia y la colaboración de las Fuerzas Armadas norteamericanas, y  los grupos paramilitares, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y una  banda de criminales dedicada a la limpieza social conocida como Los 12 apóstoles, que según una investigación en los 90, tuvo su base de operaciones  en una finca de la familia de Uribe cuando este era gobernador del departamento de Antioquia.

La acusación contra Uribe es por manipular testigos que lo han señalado de tener nexos con el paramilitarismo. Se trata de Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez alias ‘Víctor’exparamilitares condenados, que recibieron dinero para cambiar el testimonio e inculpar al Senador de izquierda, Ivan Cepeda, quien fue el que denunció al ex presidente.

Cepeda habló recientemente con Resumen del Sur  y sostuvo que “ademas de ser un hecho judicial tiene un gran significado político. Uribe representa un especie de poder absoluto, un hombre muy poderoso con gran influencia y representa la versión más extrema de la derecha colombiana”. “Que la justicia haya tomado la decisión de interpelarlo y privarlo de su libertad implica un paso importante en la ampliación de la democracia y significa que la justicia puede y debe controlar los desmanes y arbitrariedades del poder político. Que lo haga con el hombre más poderoso que además tiene relación con el mundo de la ilegalidad creo que tiene un mensaje fundamental”, consideró.

 

Augusto Taglioni

Por Augusto Taglioni

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Impactantes videos del tsunami en Turquía, tras el terremoto en el Mar Egeo

Avatar

Published

on

Las imágenes escalofriantes son de la provincia de Esmirna, donde al menos cuatro personas murieron y otras 152 resultaron heridas, según informó el servicio de emergencias turco AFAD

Al menos cuatro personas murieron y otras resultaron 152 heridas producto del terremoto registrado hoy en el Mar Egeo, de una magnitud de 6,8 grados, que derribó una docena de edificios en la ciudad turca de Esmirna y generó un pequeño tsunami que inundó el distrito costero de Seferihisar.

Aunque no parece haberse observado una ola destructiva, el nivel de agua subió de forma repentina un metro e inundó una importante parte de esta ciudad turística de 44.000 habitantes, según muestran vídeos de vecinos.

Las aguas arrastraron sillas, mesas, sombrillas y otros objetos por las calles al tiempo que numerosas embarcaciones del puerto de yates de la ciudad se soltaron de sus amarres.

Seferihisar se encuentra a 17 kilómetros del epicentro del temblor, ubicado en el mar Egeo, a unos 10 kilómetros de las costas de la isla griega de Samos.

Mientras que en la ciudad de Esmirna, capital de la provincia homónima, ubicada 60 kilómetros más al norte, se ha derrumbado al menos una docena de edificios, algunos de ellos bloques de pisos.

El gobernador de Esmirna, Yavuz Selim Kösker, informó ante los medios que ya se había rescatado a 70 personas de los edificios derrumbados.

Además, solicitó a la ciudadanía que se abstenga de subir a los escombros por el riesgo de agravar la situación de las personas atrapadas y entorpecer el trabajo de los equipos de rescate, al tiempo que aconsejó reducir el tráfico al mínimo para facilitar el paso de ambulancias.

Play

Tsunami en el Mar Egeo – orilla

El terremoto, que tuvo una profundidad focal de 10 kilómetros, se ha notado en gran parte de las provincias del oeste de Turquía y en las cercanas islas griegas.

Según Efthymios Lekas, catedrático de Geodinámica de la Universidad de Atenas, es probable que se trate del terremoto principal y más adelante sólo haya replicas, aunque aún es muy temprano para saberlo con certeza.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Continue Reading

Internacional

La Corte Suprema de EE.UU. tiene mayoría conservadora

Avatar

Published

on

Detrás de su rival demócrata Joe Biden en las encuestas, el mandatario republicano había designado a Amy Coney Barrett, una ferviente católica de 48 años, para suceder al ícono progresista y feminista Ruth Bader Ginsburg luego de su muerte.

En un desenlace que se daba por descontado hace semanas, el Senado ratificó a la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett como nueva integrante de la Corte Suprema estadounidense. Detrás de su rival demócrata Joe Biden en las encuestas, el mandatario republicano había designado a Barrett, una ferviente católica de 48 años, para suceder al ícono progresista y feminista Ruth Bader Ginsburg luego de su muerte. Durante las audiencias de confirmación, los demócratas denunciaron sin suerte la voluntad del presidente de llevar adelante una nominación trascendental para el país tan cerca de la elección presidencial del tres de noviembre. Los republicanos, en tanto, destacaron la capacidad y experiencia de Barrett para ocupar el cargo. Con su elección, el máximo tribunal de justicia del país pasará a contar con seis jueces conservadores sobre nueve. Tres de ellos fueron nombrados por Trump, quien organizó una ceremonia de juramento pocas horas después de la confirmación del Senado, ignorando las preocupaciones de un país que atraviesa nuevos records de coronavirus.

El desenlace de la votación era previsible. Los conservadores controlan 53 de los 100 escaños del Senado y necesitaban 51 votos para confirmar a Barrett: consiguieron 52. Incluso si conseguían 50, el vicepresidente Mike Pence podía romper el empate en su calidad de presidente de la Cámara Alta. Los demócratas advirtieron que la confirmación de Barrett pondrá en peligro la protección de la atención médica y la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare). E incluso podría ayudar a anular la ley del caso Roe contra Wade, que representa la histórica decisión aprobada en 1973 para proteger el derecho al aborto.

La bancada demócrata argumentó además a lo largo de las audiencias de confirmación que el proceso de confirmación se apresuró y acusaron a los republicanos de hipocresía al avanzar con la nominación después de bloquear la consideración del candidato a la Corte Suprema del expresidente Obama, Merrick Garland, en 2016. “Los republicanos no cumplieron con su palabra”, dijo en ese sentido el representante demócrata de Oregon, Ron Wyden.

“El partido republicano estuvo dispuesto a ignorar la pandemia para acelerar esta nominación a la Corte Suprema”, dijo el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, quien agregó que los republicanos “supervisan el proceso más partidista, más hipócrita y menos legítimo en la historia de las nominaciones a la Corte Suprema”. En el discurso más crítico de la bancada demócrata, Schumer dijo que el pueblo estadounidense “sufrirá las consecuencias de la extrema derecha de la jueza Barrett”. Por su parte Dianne Feinstein advirtió: “La jueza Barrett representa una amenaza para los derechos reproductivos y los derechos del colectivo LGBTI, derechos que la jueza Ginsburg trabajó muy duro para proteger”.

Desde la vereda opuesta, Thom Tillis destacó que Barrett “será la primera mujer de la Corte Suprema con niños en edad escolar”. Sin más argumento que su trayectoria jurídica, Tillis aseguró: “Amy Coney Barrett pasará a la historia como una de las grandes juezas de la Corte Suprema de Estados Unidos. Es una pena que esta sea incluso una decisión dividida”. Los republicanos reiteraron su retrato de Barrett como una madre trabajadora y capacitada para el puesto.

En suma, el bloque oficialista en el Senado se aglutinó detrás de la elegida por Trump. Aunque dos senadoras republicanas manifestaron su oposición a la velocidad con que se llevó el proceso de nominación de Barrett, una de ellas, Lisa Murkowski, anticipó el fin de semana que eso no le impediría votar en favor de la magistrada. “Perdí la batalla de procedimientos”, pero “no tengo nada en contra de ella como persona”, dijo.

Una Corte más conservadora

El ascenso de la jueza Amy Coney Barrett modificará considerablemente el equilibrio del alto tribunal, con una mayoría conservadora de seis magistrados contra tres de corte progresista. Esta madre de siete niños opuesta al aborto podrá participar de su primera audiencia el dos de noviembre, en la víspera de la trascendental elección presidencial. Por lo tanto, podría tener que pronunciarse si la Corte llegara a evaluar eventuales recursos contra los resultados del escrutinio en unos comicios que definen el futuro político del mandatario que la designó en el puesto.

La nominación de Barrett generó polémica porque se produjo muy poco después de la muerte de la recordada Ruth Bader Ginsburg, fallecida a mediados de septiembre, y a pesar de que la jueza progresista dejara escrito que su “deseo más ferviente” era “no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente” que surgiera de los comicios del tres de noviembre.

El presidente Donald Trump, que no puede permitirse una pausa cuando falta una semana para las elecciones y corre desde atrás en los sondeos, fijó la ceremonia de juramento de la nueva magistrada de la Corte Suprema en la misma noche del lunes. Mark Meadows, jefe de gabinete del mandatario, lo confirmó: “Haremos todo lo posible para fomentar el mayor distanciamiento social posible. Se hará al aire libre si sale como estaba planeado”. Justamente en la ceremonia en que Trump había nominado a Barrett a principios de octubre, al menos ocho asistentes, entre ellos el presidente y la primera dama, dieron positivo de coronavirus. El presidente continúa intentando achicar la distancia con Biden con grandes y promocionados actos en los que muchos asistentes no usan mascarilla ni respetan el distanciamiento social.

FOTO TAPA : VOX

FUENTE : PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Internacional

Los chilenos aprobaron por amplia mayoría la redacción de una nueva Constitución

Avatar

Published

on

Con masiva participación en el plebiscito, los ciudadanos se volcaron a las urnas. Hay festejos en la Plaza Italia, en el centro de Santiago, y en varios puntos del país. Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, se impone con un 78,8 % la opción de la convención constitucional, paritaria e integrada solo por ciudadanos electos para ese fin

Los chilenos votaron en masa este domingo en un plebiscito que surgió en respuesta a las masivas protestas sociales que estallaron hace un año y decidieron, según abrumadora mayoría, modificar la Constitución redactada en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Con más del 90% de la votación escrutada, la opción “Apruebo” conseguió el 78% de los sufragios. Sobre el órgano que debe escribir el nuevo texto, la otra pregunta que se planteó en la histórica votación, se impone con un 79,06 % la opción de la convención constitucional, que estará integrada solo por ciudadanos electos para ese fin y será paritaria, según los últimos datos ofrecidos, que se presumen irreversibles, informados por el Servicio Electoral de Chile (Servel).

La opción del rechazo al cambio constitucional recibió un 22,03 % de los votos, mientras que la opción de que la nueva Carta Magna la elabore una convención mixta formada por parlamentarios y ciudadanos electos obtuvo el 20,94 % de los votos.

Las 155 personas que integrarán la convención ciudadana que redactará la nueva Constitución serán elegidas por votación popular el 11 de abril del año que viene y a partir de entonces tendrán un margen de nueves meses, prorrogables una sola vez por tres meses más, para elaborar el nuevo texto de la nueva Carta Magna. El texto resultante será sometido a un nuevo referéndum, ya en 2022, que será de voto obligatorio y en el que los ciudadanos decidirán si lo aprueban o rechazan.

“Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, aseguró el presidente Sebastián Piñera en su mensaje a la nación. “Hoy hemos demostrado nuevamente la naturaleza democrática, participativa y pacífica del espíritu de los chilenos y del alma de las naciones honrando nuestra tradición de república”, agregó.

El recuento empezó inmediatamente tras el cierre de las mesas a las 20 locales (23H00 GMT) y en apenas una hora ya se constataba la ventaja del “Apruebo”, frente al “Rechazo”. En la céntrica plaza Italia de Santiago, epicentro de las protestas del último año, cientos de personas comenzaron a concentrarse. Los festejos s ereplicaron en distintos puntos del país.

El recuento de votos en Valparaiso,El recuento de votos en Valparaiso,

La tasa de participación era un dato clave en una cita electoral en plena pandemia, en un país donde desde 2012 el voto es voluntario. La referencia inmediata era la presidencial de 2017, cuando fue electo el presidente Sebastián Piñera, y votó el 49,2%. Según los primeros datos, superó altamente ese porcentaje.

El plebiscito se celebróLa oposición de izquierdas se mostró partidaria del cambio en todo momento mientras que los cuatro partidos de derechas que integran la coalición gubernamental se mostraron divididos, entre los que defendían a ultranza el cambio constitucional y quienes apoyaban elaborar un nuevo Texto Fundamental. justo un año después de que tuviera lugar, el 25 de octubre de 2019, la mayor marcha realizada en democracia. Más de 1,2 millones de personas se reunieron en torno a la Plaza Italia de Santiago, una demostración de la profundidad y amplitud del descontento social acumulado en décadas en un país considerado un modelo de crecimiento económico y estabilidad en América Latina.

(Reuters)(Reuters)

Para un amplio sector de la población, la Constitución de 1980 es la madre de las desigualdades de Chile. Si bien la carta magna no establece la privatización de sectores básicos, como la salud o la educación, fomenta la participación de los privados y reduce el tamaño del Estado. Pero para los detractores del proceso, un cambio a la Constitución podría minar la salud de la economía y el desarrollo social.

Hay festejos en distintos punto del país (Reuters)Hay festejos en distintos punto del país (Reuters)

La oposición de izquierdas se mostró partidaria del cambio en todo momento mientras que los cuatro partidos de derechas que integran la coalición gubernamental se mostraron divididos, entre los que defendían a ultranza el cambio constitucional y quienes apoyaban elaborar un nuevo Texto Fundamental.

fuente infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas