Connect with us

Opinión

La fragilidad del gobierno prematuramente envejecido que preside Alberto Fernández

Avatar

Published

on

El acierto teórico para ganar las elecciones derivó en el horror práctico. Lo que fue talentoso para la campaña resultó trágico para gobernar

Escribe Carolina Mantegari, del Asís Cultural, especial para JorgeAsisDigital.com

Alarma, a los siete meses y diez días, la fragilidad del gobierno prematuramente envejecido que preside Alberto Fernández, El Poeta Impopular.

Para consuelo de las almas sensibles, corresponde descargar las culpas, todas, en la vicepresidenta. Es mala.

La Doctora, en la plácida interpretación, no lo deja gobernar en paz a Alberto.

Le tira los dogos del “kirchnerismo duro”.

Le suelta, por ejemplo, a la bravía señora Hebe, La Dragona de Hierro.

O le tira encima al periodista de La Banda Oriental, el buen pastor que baja línea.

O simplemente lo desautoriza con el elogio del cronista elevado, que hoy supera al autor de «El Capital».

La Doctora cree, acaso, que a su elegido la banda le queda grande.

Que carece de pulso para sostener con firmeza el bastón.

Puede que esté arrepentida, incluso, de haberlo rescatado de la opacidad del randazzismo (sin Randazzo).

Por Florencio, El Loco de la Florería, un valioso protagonista de dos pecados.

1) rechazar la candidatura en 2015 para gobernador de la Provincia Inviable.

2) desafiarla, en 2017, para la senaduría (justamente con Alberto como jefe de campaña).

CEREMONIA DEL PERDÓN

El acierto teórico para ganar las elecciones derivó en el horror práctico.

Lo que fue talentoso para la campaña resultó trágico para gobernar.

(Prensa Senado)(Prensa Senado)

La reconciliación política con Alberto le sirvió a La Doctora para volver al poder. Pero contiene el riesgo de ser un inconveniente para ejercerlo.

La ceremonia romántica del perdón fue de conveniencia recíproca.

Alberto venía de trajinar los pisos televisivos para criticarla. Exhibía, con articulada inteligencia, el triste “pucherito” del desplazado.

Es aquí donde La Doctora reproduce, en simultáneo, al acierto con la equivocación.

Acierta porque, con el acto redituable del perdón, demostraba superioridad.

Las críticas frontales, emitidas por el perdonado, hasta la beneficiaban.

Lo malo que le había dicho el elegido para representarla, neutralizaba las críticas que podían emitir los adversarios.

El archivo funcionaba -aquí- como efecto positivo.

Pero se equivocaba porque aquellas críticas tremendas de Alberto lo iban a descalificar para gobernar.

Sus postulados aludían a los principios flexibles de Groucho Marx.

La falta de sintonía entre la teoría y la práctica pudo percibirse a través del pacto inútil con Irán.

(Alucinación estratégica inspirada en el extinto Hugo Chávez, instrumentada por el extinto Héctor Timerman).

La transcripción de las declaraciones realizadas por Alberto, durante el lapso del enojo, desacreditan las declaraciones actualizadas desde la presidencia.

Compararlas es un acto salvaje de crueldad.

Queda Alberto en offside, como el alma de “Che bandoneón”, de Homero Manzi, tango inmortal.

OTOÑO IMPERDONABLE

Los amigos de Alberto necesitan gritar un gol. El del acuerdo con los bonistas. Pensaban gritarlo a fines de marzo.

Pero la franela del acuerdo, como el encierro compulsivo por la pandemia, se llevó entero el «otoño imperdonable» de María Elena Walsh.

En pleno invierno prosigue la franela del acuerdo.

Los ansiosos hicieron la “única presentación de la oferta”. Jugaron, en el acontecimiento, a Alberto, con La Doctora al lado.

39 centavos de dólar por bono. Y ni un mango más para que la oferta fuera “sustentable”.

Pero se reiteraron las “únicas presentaciones”. Ya deambulan por los 54 centavos.

Alberto Fernández presenta la oferta argentina para la renegociación de la deuda, flanqueado por la vicepresidente Cristina Kirchner, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en Olivos, el 16 de abril. Esteban Collazo/Argentina Presidency/Handout via REUTERS T

Los bonistas, de moral venerable, se muestran reticentes a la idea del juicio contra la Argentina en default.

Pero están hartos de los preceptos académicos del ministro Martín Guzmán, Gardelito. “Ayudante de cátedra”.

También se hartaron del inspirador, el laureado profesor Stiglitz, eminencia que colecciona firmas ilustres para acompañar las “únicas ofertas”.

Pero los bonistas ni siquiera se conmueven con la inmanencia del Papa.

Celebrar el gol de la pandemia carece de sentido. Pero es en lo único en que Alberto pudo, hasta aquí, lucirse.

Por la proeza aceptable de contar menos cadáveres que otros presidentes.

Como por la proeza de imponer un encierro compulsivo que derivó en una forma ya agotada de gobierno.

Entre el naufragio de la deuda y la contabilidad de los hisopados transcurrieron los primeros siete meses (y diez días).

«Al final vamos a cargar con el desastre económico y con los muertos».

La cuestión que el gobierno de Alberto y La Doctora naufraga penosamente.

Entre el acierto de la teoría y el horror de la práctica.

No es bueno el gobierno, pero en realidad tampoco es malo.

Es insustancial. Como el macrismo.

«Sin novedad en el frente», titulaba Erich Remarque.

VICENTÍN, MONDONGOS, PIFIADAS, SIMULACROS

Pudo haber terciado, entre la hegemonía de la peste y el aburrimiento de los bonistas, el dossier Vicentín.

La pifiada del anuncio de la expropiación fue catastróficamente superada por la pifiada del retroceso.

Alberto aceptó haberse equivocado. Las masas campesinas no salieron con los tractores a aplaudirlo (de haber contado con un elemental servicio de inteligencia nunca hubiera pifiado doblemente).

El anuncio de la expropiación de Vicentín no tuvo el efecto que esperaba el Presidente (Pablo Lupa)El anuncio de la expropiación de Vicentín no tuvo el efecto que esperaba el Presidente (Pablo Lupa)

Los mondongos de Vicentín sirvieron para vigorizar a la oposición que estaba en el piso y sin causa.

Por suerte todos creyeron que se trataba de otra idea de La Doctora, el contrapeso maligno.

Por el simulacro de capitalismo que Alberto intentó el 9 de julio tuvo que darle explicaciones a La Dragona de Hierro.

Pero había sido solo un montaje para la fotografía con el complemento de empresarios simbólicamente poderosos.

Invitados para mantener una reunión con el presidente. Pero fueron conformados con una taza de chocolate tibio.

Y con la producción de la fotografía que debieron justificar en sus instituciones.

El simulacro de capitalismo de la mañana del 9 de Julio fue destruido, en la tarde, por los “odiadores seriales” movilizados.

LA RESISTENCIA

La cuestión que a Alberto ya se le atreve hasta el Club Político Argentino.

La Carta Abierta del macrismo que acaba de anexar peronistas sin rumbo de la Tercera Edad.

Para gastarlo, el Club Social le propone crear la “mesa de diálogo”.

Pero El Poeta Impopular no está solo en la resistencia.

Se lo alienta calurosamente desde los carteles del Facilitador Inmobiliario. “¡Fuerza Alberto!”.

”Hay que bancar a Alberto”, confirma el ministro Rossi, Dador Voluntario de Solidaridad.

«Pidan la pelota», les aconseja Anibal, El Polivitamínico que les hace tanta falta.

Entonces los ministros salen todos a mostrarse, a pedirla.

Como si estuvieran en el minuto final, va a cabecear hasta el arquero (que no existe).

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

MDP : Es muy triste pensar qué pasará con nuestras salas”

Avatar

Published

on

Esperable pero no menos shockeante para los teatros marplatenses es la noticia sobre la imposibilidad de desarrollar actividad en las salas durante la temporada de verano, con motivo del COVID19. Mar del Plata afrontará un verano sin la actividad que la hace única a nivel mundial y el golpe para los artistas y productores es total.

“Comprendemos el riesgo sanitario, obviamente defendemos la salud, pero junto con la economía hacen a la vida en la actualidad. Es una situación que sabíamos que podría pasar, pero estábamos trabajando para que los protocolos nos dieran una oportunidad”, dijo Carlos Petón Vinciguerra, dueño y productor de la sala más emblemática de calle Rivadavia: Teatro Victoria.

El espacio, ha subsistido estos meses gracias a los ahorros de la familia Vinciguerra (ya agotados) y “la colaboración voluntaria de los papás de los chicos que estudian en nuestra escuela de comedia musical, que toman clases por zoom. Las familias depositan lo que pueden y con eso vamos pagando las cuentas y a nuestro personal. Inclusive de manera solidaria organizaron una rifa que se sorteó este fin de semana. Las familias nos acompañan y empujan a seguir”.

La sala del Victoria es autogestionada, dentro de un circuito muy popular como el de calle Rivadavia: “Somos una familia que pusimos nuestra última década de vida para brindar entretenimiento y dar espacio a los artistas. Como nosotros, hay muchas salas independientes en la ciudad que no encuentran ningún sustento, ayuda, luz en medio de esta situación sanitaria tan triste para todos”.

Con respecto al streaming, indicó que “es una posibilidad pero no todos los productores, salas o artistas, cuentan con la tecnología o el dinero para adquirir o alquilar la tecnología necesaria para brindar sus espectáculos en este formato. Sin dejar de pensar en que muchas obras no pueden ser tampoco brindadas en ese formato, porque el teatro es un hecho vivencial, sensorial”.

“Me genera angustia pensar qué va a pasar con muchas salas de nuestra ciudad con esta situación”, finalizó.

Continue Reading

Opinión

Eduardo Dominé: «Quiero transmitir mi amor por el club»

Avatar

Published

on

El director deportivo de Quilmes de Mar del Plata estuvo en una nueva edición de APREBA en vivo: «Pasé mucho tiempo en el club desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa para todos», le dijo a Martín Segura.

El histórico jugador marplatense Eduardo Dominé fue parte de la tradición de los jueves de APREBA en su ciclo de entrevistas realizado por Instagram Live. En este caso fue entrevistado por Martín Segura y ambos hablaron de su presente como director deportivo del club de sus amores y la transición que tuvo que sufrir desde el momento que se retiró hasta reencontrarse con el deporte.

«El proceso para retirarme fue durísimo y cuando lo hice no quería mirar ningún partido más. Por suerte tuve a mi familia y mis amigos cerca que me pudieron contener, pero me costó mucho hacerlo», confesó en una charla muy interesante que dejó muchas frases para repasar.

«La Asociación de Clubes mejoró mucho y te ayuda bastante. Uno siempre tiene que pensar que después de ser jugador tiene que pensar qué va a hacer a futuro, la jubilación en el básquet es a muy temprana edad».

«Ahora, como director deportivo de Quilmes, que es el club de mi vida, voy a intentar transmitir la pertenencia y el amor por el club. Lo que significa Quilmes para mí y para mi vida los transmito todos los días. Siento al club como si fuera mi casa, pasé mucho tiempo ahí desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa el club para todos y que Quilmes se hace de todos nosotros».

Otro de los tópicos que se dieron en la charla fue la rapidez y la facilidad con la que los jugadores argentinos pueden ir a jugar al exterior para adquirir experiencia y tener un roce internacional. Como indica Dominé, ese factor fue fundamental a la hora de enfrentar a las selecciones en los campeonatos internacionales.

«En mi época no teníamos un roce internacional que nos permitiera desarrollarnos más. Desde que se puede tener pasaporte comunitario, los jugadores fueron pegando el salto a las mejores ligas del mundo. Hoy les digo a los que tienen la oportunidad, que se vayan, obviamente sirve para desarrollarse como profesional, pero también es una chance de conocer el mundo y aprender cosas diferentes».

FUENTE : apreba.com.ar

Continue Reading

Opinión

El repudiable mensaje de Dady Brieva mientras se realizaba la marcha contra el Gobierno: “Unas ganas de agarrar un camión y jugar al bowling por la 9 de julio…”

Avatar

Published

on

El humorista se mostró molesto por la movilización del 12-O y advirtió sobre la reacción de la militancia: “Nos tienen amordazados en casa, pero es una olla a presión y ya sabemos cómo termina esto. ¿Cuando se arme quilombo nos van a echar la culpa a nosotros?”

La marcha del 12-O contra el gobierno nacional reavivó la grieta y generó una repudiable reflexión de Dady Brieva, uno de los artistas más identificados con el kirchnerismo, quien ayer por la tarde apuntó sin contemplaciones contra la gente que en ese mismo momento salía a manifestarse en la zona del Obelisco porteño.

Unas ganas de agarrar un camión N1 619 y jugar al bowling por la 9 de julio… no te das una idea, dijo minutos antes de las 17 horas, en el inicio de su programa “Volver Mejores” que se emite por El Destape Radio. “Hay una Argentina que debería estar unida, pero no lo está y no es por culpa nuestra”, apuntó.

Mientras hacía el pase con el conductor del ciclo que lo antecede, el humorista hizo un análisis crudo de la división social que observa en el país y pidió legalizar y darle una amnistía a este estado de ánimo que es de una guerra.

En ese contexto, Brieva ensayó una especie de autocrítica que en realidad sirvió como introducción de otro mensaje muy fuerte: “Me parece que nosotros fallamos cuando estamos apuntando y enfrente vemos a un tipo que podría tener una madre y (pensás) que la vas a dejar sin hijo porque el domingo es el día de la madre, y ahí nos pone un tiro en la cabeza”.

Me parece que fallamos en eso porque somos escrupulosos y porque tenemos una discapacidad para hacer el mal -analizó el actor-, porque consideramos que la Patria es el otro y que el que tenemos enfrente también es el otro. Entonces nos pasan cosas como esta”.

FOTO TAPA : Dady Brieva sonríe y posa para la foto junto a Cristina Kirchner

Molesto por las imágenes que veía en ese momento, con protestas en distintos puntos del país contra el gobierno nacional, Dady se preguntó al aire: “¿Hasta cuándo vamos a aguantar? ¿Cuál va a ser el límite? Me parece que estamos soportando mucho por esto de querer el bien… Me parece que estamos aguantando mucho la cantidad de cascotazos que diariamente (nos tiran) desde las 7 de la mañana”.

Instantes después pareció empezar a bajar el tono: “Yo aguanto porque si digo algo después se arma quilombo”. Sin embargo, fue solo una sensación, segundos después retomó el discurso beligerante: “Esto cada vez va a ser peor. Se sigue mojando la oreja y no tiene fin… Va a llevar lamentablemente a (tener) otro comportamiento”.

El conductor radial se refería así a la pasividad que tiene la militancia en el marco de la pandemia: “A nosotros nos tienen amordazados y en casa, pero es una olla a presión que puede no terminar bien”.

“Realmente esto tiene un final anunciado y ya sabemos cómo termina la película. Y ustedes también lo saben”, advirtió antes de dar ejemplos de lo que considera provocaciones directas a la militancia del proyecto nacional y popular: “A Cristina le colgaron una bandera que decía ‘Chorra’, y se tiene que ir temprano de la casa en cada movilización para que no vayan a escracharla…”.

¿Cuando se arme quilombo nos van a echar la culpa a nosotros?”, preguntó para cerrar la charla, que calificó como “una catarsis” que necesitaba realizar en una jornada en la que se levantó “con cierta tristeza, desazón y desgano” por las movilizaciones en rechazo a las políticas del kirchnerismo.

FUENTE INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas