Connect with us

Opinión

LA GRAN FINAL: LOS TONTOS CONTRA LA VIDA

Avatar

Published

on

Los shoppings abiertos, la gastronomía estirada hasta la noche y la actividad física con mucha mayor libertad. Mar del Plata se acerca lentamente a la normalidad y ahora es la gente la que tiene la pelota en sus pies.

La ciudad se acerca lentamente a la llamada «nueva normalidad» que, pese a estar a kilómetros luz de lo que eran nuestras costumbres antes de la pandemia, comienza a calmar las expectativas de miles de personas que habiendo cumplido con todas las indicaciones del aislamiento comenzaban a sufrir las consecuencias de un encierro que se estiró más allá de lo soportable.

Primero fue la cafetería, algunos paseos acotados y la posibilidad de salir a correr aún en horarios poco compatibles con el duro clima local. Luego reabrieron los restaurantes, con la limitación del horario diurno y ahora, por fin, se disponen a funcionar los shoppings, los restaurantes con permiso para hacerlo hasta las 23 y algunos deportes individuales vedados hasta ayer.

Falta mucho pero la maquinaria comercial y la libertad de movimiento comienzan a desperezarse y buscan al menos un mínimo de actividad que las mantenga vivas.

¿Es una buena noticia o, como dice un porcentaje nada despreciable de la ciudadanía, estamos cometiendo un suicidio colectivo?. Tal cual lo recordaba el viejo dicho popular…«ni calvo ni con dos pelucas»?.

El avance de los contagios que se detecta en las últimas semanas es preocupante y mantiene vivo el fantasma del agravamiento de la situación. Pero aún así los números locales son mucho más edificantes que los que se detectan por ejemplo en el AMBA, en el Chaco y en otras provincias argentinas.

La ocupación de camas de terapia intensiva lejos están de suponer la cercanía de un colapso y los índices de mortalidad, si bien los casos crecen considerablemente, están aún lejos de equiparar los que son observables en algunos de los lugares más calientes de la crisis sanitaria. Todo está por verse pero existen motivos para creer que aquí las cosas se han hecho lo suficientemente bien como para alejar los peores fantasmas.

¿Entonces?…entonces la gente.

El intendente y la Comisión de Reactivación Económica vienen acompañando el pedido de tantos marplatenses que necesitan trabajar, quieren circular o sencillamente están hartos del encierro. Los mismos que ahora tendrán la pelota en sus pies y deberán elegir, con inteligencia y rapidez, cual es el pase más ajustado hacia el futuro.

Hay imágenes de los últimos meses que no pueden dejar de preocupar. Excesos, pérdida de los protocolos mínimos de distanciamiento y normas violadas groseramente que bien pueden ser causantes del incremento de casos más allá de los focos registrados en el HIGA, el Houssay, varios geriátricos y algunas empresas pesqueras.

La costa marplatense atestada de paseantes, muchos sin barbijo y la mayoría de ellos sin guardar la distancia adecuada, y la profusión de comunicaciones en las redes sociales que muestran la indisciplina reinante en muchos barrios alimentan las dudas que todos tenemos y que solo el paso de los días podrá resolver.

Como pocas veces los vecinos tienen el futuro en sus manos. No se trata de una votación, una manifestación o una consulta popular…se trata de que cada uno, en la soledad de su conciencia, elija el camino a seguir cuando está sabiendo que desviarse de la ruta señalada puede poner en riesgo la propia vida y la de los demás. Recordar aquellos casos que nos impactaron de personas que violaron la cuarentena, obraron desaprensivamente y terminaron llevándose puesta la vida de un familiar, un amigo o a alguien a quien no conocían pero infectaron de un virus solapado que no sabe de parentescos ni afinidades.

Tenemos por delante un desafío fenomenal: demostrar que los marplatenses, argentinos al fin, podemos ser indisciplinados, anárquicos y con serias dificultades para actuar en conjunto…pero no somos estúpidos.

Y a las autoridades pedirles que no duden en dar marcha atrás si la respuesta común no está a la altura de lo que se espera. El miedo a la presión del momento suele muchas veces tomarse como más pesado que el juicio de la historia; ello ha sido un clásico del país acostumbrado a atar con alambre todas las cosas y es en esa falta de grandeza frente a la responsabilidad que se explica que la gran mayoría de los gobernantes terminan sus días sumidos en el  desprestigio y privados del reconocimiento de sus gobernados. Alguna vez deberá atenderse lo importante, aunque no lo comprendan los cultores de lo urgente.

Para que parte de esa «nueva normalidad» sea también una «nueva responsabilidad» que marque un antes y un después del malhadado COVID-19.

Y no es pedir demasiado…estamos hablando de la vida.

 

LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

MDP : Es muy triste pensar qué pasará con nuestras salas”

Avatar

Published

on

Esperable pero no menos shockeante para los teatros marplatenses es la noticia sobre la imposibilidad de desarrollar actividad en las salas durante la temporada de verano, con motivo del COVID19. Mar del Plata afrontará un verano sin la actividad que la hace única a nivel mundial y el golpe para los artistas y productores es total.

“Comprendemos el riesgo sanitario, obviamente defendemos la salud, pero junto con la economía hacen a la vida en la actualidad. Es una situación que sabíamos que podría pasar, pero estábamos trabajando para que los protocolos nos dieran una oportunidad”, dijo Carlos Petón Vinciguerra, dueño y productor de la sala más emblemática de calle Rivadavia: Teatro Victoria.

El espacio, ha subsistido estos meses gracias a los ahorros de la familia Vinciguerra (ya agotados) y “la colaboración voluntaria de los papás de los chicos que estudian en nuestra escuela de comedia musical, que toman clases por zoom. Las familias depositan lo que pueden y con eso vamos pagando las cuentas y a nuestro personal. Inclusive de manera solidaria organizaron una rifa que se sorteó este fin de semana. Las familias nos acompañan y empujan a seguir”.

La sala del Victoria es autogestionada, dentro de un circuito muy popular como el de calle Rivadavia: “Somos una familia que pusimos nuestra última década de vida para brindar entretenimiento y dar espacio a los artistas. Como nosotros, hay muchas salas independientes en la ciudad que no encuentran ningún sustento, ayuda, luz en medio de esta situación sanitaria tan triste para todos”.

Con respecto al streaming, indicó que “es una posibilidad pero no todos los productores, salas o artistas, cuentan con la tecnología o el dinero para adquirir o alquilar la tecnología necesaria para brindar sus espectáculos en este formato. Sin dejar de pensar en que muchas obras no pueden ser tampoco brindadas en ese formato, porque el teatro es un hecho vivencial, sensorial”.

“Me genera angustia pensar qué va a pasar con muchas salas de nuestra ciudad con esta situación”, finalizó.

Continue Reading

Opinión

Eduardo Dominé: «Quiero transmitir mi amor por el club»

Avatar

Published

on

El director deportivo de Quilmes de Mar del Plata estuvo en una nueva edición de APREBA en vivo: «Pasé mucho tiempo en el club desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa para todos», le dijo a Martín Segura.

El histórico jugador marplatense Eduardo Dominé fue parte de la tradición de los jueves de APREBA en su ciclo de entrevistas realizado por Instagram Live. En este caso fue entrevistado por Martín Segura y ambos hablaron de su presente como director deportivo del club de sus amores y la transición que tuvo que sufrir desde el momento que se retiró hasta reencontrarse con el deporte.

«El proceso para retirarme fue durísimo y cuando lo hice no quería mirar ningún partido más. Por suerte tuve a mi familia y mis amigos cerca que me pudieron contener, pero me costó mucho hacerlo», confesó en una charla muy interesante que dejó muchas frases para repasar.

«La Asociación de Clubes mejoró mucho y te ayuda bastante. Uno siempre tiene que pensar que después de ser jugador tiene que pensar qué va a hacer a futuro, la jubilación en el básquet es a muy temprana edad».

«Ahora, como director deportivo de Quilmes, que es el club de mi vida, voy a intentar transmitir la pertenencia y el amor por el club. Lo que significa Quilmes para mí y para mi vida los transmito todos los días. Siento al club como si fuera mi casa, pasé mucho tiempo ahí desde chico y hoy trato de demostrar lo que significa el club para todos y que Quilmes se hace de todos nosotros».

Otro de los tópicos que se dieron en la charla fue la rapidez y la facilidad con la que los jugadores argentinos pueden ir a jugar al exterior para adquirir experiencia y tener un roce internacional. Como indica Dominé, ese factor fue fundamental a la hora de enfrentar a las selecciones en los campeonatos internacionales.

«En mi época no teníamos un roce internacional que nos permitiera desarrollarnos más. Desde que se puede tener pasaporte comunitario, los jugadores fueron pegando el salto a las mejores ligas del mundo. Hoy les digo a los que tienen la oportunidad, que se vayan, obviamente sirve para desarrollarse como profesional, pero también es una chance de conocer el mundo y aprender cosas diferentes».

FUENTE : apreba.com.ar

Continue Reading

Opinión

El repudiable mensaje de Dady Brieva mientras se realizaba la marcha contra el Gobierno: “Unas ganas de agarrar un camión y jugar al bowling por la 9 de julio…”

Avatar

Published

on

El humorista se mostró molesto por la movilización del 12-O y advirtió sobre la reacción de la militancia: “Nos tienen amordazados en casa, pero es una olla a presión y ya sabemos cómo termina esto. ¿Cuando se arme quilombo nos van a echar la culpa a nosotros?”

La marcha del 12-O contra el gobierno nacional reavivó la grieta y generó una repudiable reflexión de Dady Brieva, uno de los artistas más identificados con el kirchnerismo, quien ayer por la tarde apuntó sin contemplaciones contra la gente que en ese mismo momento salía a manifestarse en la zona del Obelisco porteño.

Unas ganas de agarrar un camión N1 619 y jugar al bowling por la 9 de julio… no te das una idea, dijo minutos antes de las 17 horas, en el inicio de su programa “Volver Mejores” que se emite por El Destape Radio. “Hay una Argentina que debería estar unida, pero no lo está y no es por culpa nuestra”, apuntó.

Mientras hacía el pase con el conductor del ciclo que lo antecede, el humorista hizo un análisis crudo de la división social que observa en el país y pidió legalizar y darle una amnistía a este estado de ánimo que es de una guerra.

En ese contexto, Brieva ensayó una especie de autocrítica que en realidad sirvió como introducción de otro mensaje muy fuerte: “Me parece que nosotros fallamos cuando estamos apuntando y enfrente vemos a un tipo que podría tener una madre y (pensás) que la vas a dejar sin hijo porque el domingo es el día de la madre, y ahí nos pone un tiro en la cabeza”.

Me parece que fallamos en eso porque somos escrupulosos y porque tenemos una discapacidad para hacer el mal -analizó el actor-, porque consideramos que la Patria es el otro y que el que tenemos enfrente también es el otro. Entonces nos pasan cosas como esta”.

FOTO TAPA : Dady Brieva sonríe y posa para la foto junto a Cristina Kirchner

Molesto por las imágenes que veía en ese momento, con protestas en distintos puntos del país contra el gobierno nacional, Dady se preguntó al aire: “¿Hasta cuándo vamos a aguantar? ¿Cuál va a ser el límite? Me parece que estamos soportando mucho por esto de querer el bien… Me parece que estamos aguantando mucho la cantidad de cascotazos que diariamente (nos tiran) desde las 7 de la mañana”.

Instantes después pareció empezar a bajar el tono: “Yo aguanto porque si digo algo después se arma quilombo”. Sin embargo, fue solo una sensación, segundos después retomó el discurso beligerante: “Esto cada vez va a ser peor. Se sigue mojando la oreja y no tiene fin… Va a llevar lamentablemente a (tener) otro comportamiento”.

El conductor radial se refería así a la pasividad que tiene la militancia en el marco de la pandemia: “A nosotros nos tienen amordazados y en casa, pero es una olla a presión que puede no terminar bien”.

“Realmente esto tiene un final anunciado y ya sabemos cómo termina la película. Y ustedes también lo saben”, advirtió antes de dar ejemplos de lo que considera provocaciones directas a la militancia del proyecto nacional y popular: “A Cristina le colgaron una bandera que decía ‘Chorra’, y se tiene que ir temprano de la casa en cada movilización para que no vayan a escracharla…”.

¿Cuando se arme quilombo nos van a echar la culpa a nosotros?”, preguntó para cerrar la charla, que calificó como “una catarsis” que necesitaba realizar en una jornada en la que se levantó “con cierta tristeza, desazón y desgano” por las movilizaciones en rechazo a las políticas del kirchnerismo.

FUENTE INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas