Connect with us

Policial

La mochila de Facundo Castro fue reconocida por su madre

Avatar

Published

on

Cristina Castro también determinó que eran de su hijo los otros elementos, que ahora serán peritados. Faltan su DNI y la tarjeta de débito.
El lugar donde se encontró la mochila, a unos cuatro kilómetros de donde apareció el cuerpo. 

Es un sitio al que sólo los baqueanos pueden llegar solos, el resto necesita un guía. Sin embargo, la zona de rías y canales de Villarino Viejo volvió a ser escenario del “hallazgo” de pescadores que primero encontraron lo que quedó del cadáver de Facundo Astudillo Castro, y el fin de semana pasado una mochila que contenía los documentos y teléfonos celulares del joven de 22 años que había desaparecido el 30 de abril en su camino de Pedro Luro hacia Bahía Blanca, donde nunca llegó. En la mañana de este jueves, su madre, Cristina Castro, y el abogado Leandro Aparicio, estuvieron en la sede de Gendarmería en esa ciudad, donde ante la presencia de testigos abrieron la mochila, cuyo contenido se había mojado. La persona que dio aviso a la Policía Federal de haberla encontrado dijo que se había llevado la mochila a su casa para que no se la llevara la marea.

Sin embargo, en diálogo con Página12, Aparicio explicó que las mareas no llegan hasta ese sitio, salvo en casos de sudestada, pero indicó que las pertenencias de Facundo estuvieron mojadas probablemente por la lluvia. “Estaban los dos teléfonos, el Nokia y el Blackberry, el carnet de conducir, una camiseta de Boca con el número 7, otras remeras negras con partes quemadas, no sabemos si de cigarrillo o qué, un pantalón con manchas que podrían ser de sangre, todo fue reconocido por Cristina”, expresó el abogado, y agregó que el siguiente paso es secar lo más posible las cosas de Kufa, entre las que también había un cepillo de dientes, ropa interior, auriculares, un cargador y una gorra con visera.

El reconocimiento se llevó a cabo en la sede de la Región V de la Gendarmería Nacional, ubicada en avenida Alem al 1300 de Bahía Blanca, donde Cristina Castro observó todos los elementos hallados. A partir de ahora, serán peritados en busca de restos orgánicos de Facundo para poder comprobar científicamente si eran suyas. Los efectivos de Gendarmería procedieron a “abrir todo adentro de un camión aislado, con una testigo adentro y otro testigo en la sala donde estábamos nosotros, que lo vimos por un televisor y a través de una cámara que filmaba”. Aparicio indicó que “lo que se hizo fue mostrarse, no tocarse mucho”, al agregar que mostraron que “un teléfono no tenía chip y que el otro no se podía abrir“. Según se indicó, los efectivos colocaron a los celulares granos de silica para que absorban  la humedad.

El abogado consideró que, a su criterio, la mochila con todos los elementos fueron colocados en el lugar donde fueron hallados “hace un mes: cuando pusieron el cuerpo, pusieron la mochila”. Por otra parte, fuentes judiciales confirmaron que en la mochila no fue encontrado el documento de identidad de Facundo, tal como se había asegurado días después del hallazgo. Cristina Castro señaló que tampoco estaba la tarjeta de débito. Toda esa documentación estaba en un tarjetero que no figura entre los elementos halladfos.

Cangrejal hostil y desértico

Tal como pasó cuando fue descubierto su cuerpo esqueletizado, otra vez fue un sábado al anochecer, otra vez fue un pescador, otra vez en una zona que había sido muy rastrillada. El nuevo hallazgo volvió a golpear a la familia. El domingo fue identificado el lugar y este jueves se procedió a la apertura ante la familia, en tanto el contenido será analizado por los expertos de Gendarmería Nacional de Neuquén y de CABA, respecto de aquellos objetos que la DATIP (Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal), que depende de la Procuración, no pueda peritar, pero los teléfonos sí quedarán en manos de esa dependencia.

“Todo muy raro, como todo en esta causa, otra vez un sábado a la noche, otra vez un pescador”, le dijo Luciano Peretto, el abogado de la madre de Facundo Astudillo Castro a Página/12. El abogado hacía referencia al último y sorprendente giro que tomó la investigación. Tal como había ocurrido el sábado 15 de agosto, hace prácticamente un mes, la Policía Federal de nuevo recibió un llamado de un pescador para avisarles que en la misma zona donde aparecieron los restos esqueletizados de Facundo esta vez habían encontrado una mochila muy parecida a la que llevaba el joven cuando emprendió su viaje a Bahía Blanca.

El hallazgo se produjo en la localidad de General Cerri, a medio kilómetro de las vías del tren y a unos cuatro del lugar donde había sido encontrado su cuerpo. La mochila es del mismo color que la que llevaba Facundo, tenía en su interior dos celulares, “un Nokia de alta gama y un Blackberry”, según describió Peretto. “Sabíamos que tenía esos dos celulares, el Blackberry era del abuelo y tenía puntos, por lo que lo usaba cuando se quedaba sin crédito en el otro. Lo reportamos desde el primer momento en la causa”, amplió el abogado. Consultado acerca de la reacción de la madre del joven al enterarse del hallazgo, el abogaado contó que Cristina Castro señaló que era “rarísimo todo, raro otra vez un sábado a la tarde, un pescador, en cuarentena, los dos celulares en la mochila”, cuando “Facundo siempre los llevaba en el bolsillo”. 

La Policía había dejado trascender que la mochila tenía una doble V o una M, pero este jueves su madre confirmó que es la que llevaba su hijo aquel día. Entre los más cercanos al joven que estuvo 107 días desaparecido crece la incredulidad ante las versiones oficiales. “Para nosotros es imposible que aparezca la mochila con los dos celulares adentro, el celular ese reportó actividad en una antena del centro de Bahía Blanca, por lo que es imposible que haya entrado ahí y vuelto al lugar, no tiene ningún tipo de lógica”, reflexionan en el sentido de que al igual que el esqueleto consideran que fueron plantados.

Otro elemento a tener en cuenta es que desde la incorporación a la causa de los fiscales Horacio Azzolin, especializado en Ciberdelincuencia y subrogante en la Procuraduría ante la Cámara Federal de Bahía Blanca, y Andrés Heim, de la Procuraduría de Violencia Institucional, se había acordado con el fiscal Ulpiano Martínez, muy cuestionado por la madre de Facundo, que la Policía Federal sería apartada y que los peritajes quedarían en manos de la Dirección General de investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), dependiente del Ministerio Público Fiscal.

Nada de ello fue tomado en cuenta con las últimas novedades, ya que el fiscal Martínez envió a la Federal a tomar contacto con el “pescador” y hacerse cargo de sus descubrimientos. Curiosamente, la zona había sido rastrillada por las fuerzas de seguridad antes de la aparición del cuerpo, y también después, sin que la mochila fuera descubierta.

PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

Delincuentes asesinaron a un policía federal y a un pasajero durante un asalto a un colectivo en Barracas

Avatar

Published

on

Ocurrió arriba de un coche de la línea 100. El efectivo murió de al menos dos disparos. Otro de los usuarios del servicio resultó herido y permanece internado

Un policía federal y un pasajero fueron asesinados a balazos, minutos antes de la medianoche de ayer, durante un violento asalto a un colectivo en pleno barrio porteño de Barracas. En medio del tiroteo arriba de la unidad, otro de los usuarios resultó herido y permanece internado, según confirmaron fuentes policiales a Infobae.

Todo ocurrió en la calle Vieytes, entre Quinquela Martín y Suárez, a las 23:40, en el coche 4845 de la línea 100. De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, dos delincuentes subieron al colectivo y amenazaron al chofer y a los pasajeros que estaban en la parte delantera con la intención de robarlos. Segundos después, uno de los ladrones se dirigió al fondo y sacó un arma para asaltar al resto de los usuarios del servicio.

La víctima tenía 28 añosLa víctima tenía 28 años

Fue entonces que el oficial, ubicado en la parte media trasera izquierda del colectivo, se incorporó del asiento y se identificó como policía para evitar el robo. Justo en ese momento se desató la balacera. “Apenas dio a conocerse empezó la balacera. Ahí empezaron a los tiros y me agaché para cubrirme”, relató Pablo, el chofer del colectivo. “Están todos regalados, esto es un asalto”, gritaron los delincuentes apenas subieron a la unidad, de acuerdo con lo que contó el colectivero en diálogo con TN.

Esteban Lagos, el oficial asesinadoEsteban Lagos, el oficial asesinado

Luego del intercambio de disparos, uno de los ladrones escapó por la parte trasera, mientras que el otro quedó al lado del conductor. “Me empezó a amenazar con el arma para decirme que le abriera la puerta porque yo había puesto en marcha el colectivo pero debía esperar a que se detuviera para poder abrirle. Fue por eso que no me disparó”, agregó Pablo. De acuerdo con el testigo, uno de los delincuentes -el que escapó por el fondo- es un hombre de unos 45 años. El otro sería un joven de no más de 30. “Gracias al policía estamos vivos”, expresó.

El oficial Lagos tenía 28 añosEl oficial Lagos tenía 28 años

Las primeras informaciones señalan que el delincuente le disparó al menos dos veces al efectivo –uno de los tiros dio en la espalda– mientras que los otros dos civiles resultaron heridos en medio del tiroteo. En cuanto al otro pasajero muerto, trascendió que se trata de un hombre de 43 años, identificado como Roberto Juan Bonifacio, un barrendero con domicilio en la localidad bonaerense de Sarandí. Aún se desconoce si todos los disparos salieron de la misma arma. De acuerdo con Pablo, el herido comenzó a moverse de un lado para el otro dentro de la unidad. “El otro señor se sentaba, se acostaba. Pensamos que había convulsionado. Después nos enteramos que también murió”, lamentó el chofer. “Hoy ya sé que si salgo no sé si vuelvo”, añadió.

El policía murió al poco tiempo en el hospital Churruca, mientras que uno de los pasajeros perdió la vida en el Argerich. El otro permanece internado tras recibir un disparo en el pie, aunque fuera de peligro.

Se desempañaba en la División MitreSe desempañaba en la División Mitre

Luego del asalto, los delincuentes se dieron a la fuga mientras que el chofer se acercó con los heridos hasta la comisaría vecinal 4D, en la calle California al 1850. Desde allí fueron derivados a los distintos centros de salud por personal del SAME. De acuerdo con lo que pudo saber Infobae, el uniformado asesinado fue identificado como Esteban Nicolás Lagos, un joven de 28 años integrante de la División Mitre de la Policía Federal (PFA) con domicilio en la localidad bonaerense de Ezpeleta e integrante de la fuerza desde el año 2017.

Play

El momento en que uno de los pasajeros heridos ingresa al Argerich

La causa fue calificada como doble homicidio en ocasión de robo, disparo de arma y lesiones. Intervino la Fiscalía Criminal y Correccional Nro 12 a cargo del fiscal Martín López Ferrando. Los imputados son dos hombres mayores de edad, cuya identidad aún no fue establecida.

El oficial Lagos estaba en la fuerza desde 2017El oficial Lagos estaba en la fuerza desde 2017

Otro crimen de un policía federal en menos de una semana

El crimen del oficial Lagos ocurrió a solo cinco días de la brutal muerte del policía Diego Di Giacomo (29), asesinado también a balazos cuando se enfrentó a cuatro delincuentes que quisieron asaltar una heladera en Ramos Mejía.

Según se puede observar en los videos de las cámaras de seguridad, se registró un fuerte tiroteo entre el efectivo y la banda. Luego del ataque, los ladrones se dieron a la fuga, mientras que Di Giacomo fue trasladado a un centro de salud de la zona, pero falleció en la ambulancia camino al hospital. De acuerdo con testigos, se escucharon al menos 15 disparos.

El hecho ocurrió en la heladería “Bianca”, ubicada en Pedro Bonifacio Palacios al 500, donde los delincuentes ingresaron armados. En ese momento, el cabo Di Giacomo, de 29 años, quien se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la PFA y se encontraba en el comercio en el que trabaja su madre, franco de servicio y vestido de civil, dio la voz de alto y se identificó como policía. Fue entonces que se desató el infernal tiroteo.

Todo terminaría con Di Giacomo con tres impactos de bala en el cuerpo: uno de los disparos le perforó el pecho. Los delincuentes rápidamente se escaparon a bordo de un Volkswagen Golf azul, mientras que la víctima tuvo que ser trasladada de urgencia al Policlínico de San Justo, donde antes de llegar falleció debido a la herida en el tórax y en la pierna izquierda, confirmaron fuentes judiciales a Infobae.

El antecedente en Palermo

Otro crimen que causó conmoción ocurrió hace menos de un mes. La víctima fue el inspector Juan Pablo Roldán, jefe de Servicio en las instalaciones del Cuerpo Policial Montada de la PFA, quien fue asesinado frente al museo Malba, en pleno barrio porteño de Palermo.

Sucedió a plena luz del día y a la vista de un grupo de gente que tomaba algo en la vereda de un bar y todo quedó registrado por varias cámaras de seguridad ubicadas en la esquina donde se dio el hecho. En las imágenes se observa cómo el asesino -identificado como Rodrigo Roza- primero se para al lado de dos clientes de un bar y empieza a gritar frases incoherentes, mientras esgrimía un cuchillo que llevaba oculto en su mochila. Esto obligó a la intervención de dos efectivos de la Policía Federal. Uno de ellos, el inspector Roldán.

Cuando el uniformado se acercó a Roza para controlar la situación, el hombre empuñó el cuchillo y comenzó a atacarlo. Pese a eso, el inspector no quiso disparar de inmediato para repeler el ataque. Sin embargo, después efectuó algunos tiros al ver que el hombre no cesaba en su intento de herirlo. Según lo que se observa, el inspector disparó hacia el piso y las piernas del atacante para tratar de evitar causarle un daño mayor a él y al resto de personas que observaban la escena. Algunos de los disparos llegaron a impactar en el agresor, quien a su vez quedó tendido en el pavimento de la avenida Figueroa Alcorta. Un día después, Roza murió en el hospital Fernández por impactos recibidos en la pierna y el hígado. Roldán perdió la vida tras recibir varias puñaladas. Una de ellas en el corazón. Con estos tres efectivos asesinados, ya son 21 los policías desde distintas fuerzas que perdieron la vida en lo que va del año.

FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

El misterio de la militante feminista asesinada en Santa Fe: los macabros resultados de la autopsia y el desconcierto de la justicia

Avatar

Published

on

“El fiscal está desconcertado. No se está buscando a nadie. Lo que se pudo lograr es una reconstrucción parcial de lo que pudo pasar en base a las pericias en el lugar y a la autopsia que fue muy contundente al señalar cómo murió”, deslizan en los tribunales santafesinos

Con un mediodía de lunes ardiente por el calor y el sol que agobiaba a la ciudad de San Jorge, a unos 150 kilómetros de Santa Fe Capital, Florencia Gómez Pouilastrou decidió salir a hacer una caminata antes de encontrarse con una amiga que la esperaba para compartir la tarde. La referente y militante por los derechos de la mujer sólo pudo caminar unos pocos minutos y nunca llegó a encontrarse con su amiga. Cuando pasaba por una zona de descampados, circuito habitual para hacer ejercicio en esa zona, alguien la interceptó, la golpeó con un objeto contundente en la cabeza y la dejó inconsciente, luego la arrastró hasta unos árboles para violarla y rematarla a golpes en el cráneo con una piedra hasta asesinarla. Por el femicidio de la mujer de 35 años no hay detenidos ni sospechosos y la justicia no tiene una hipótesis firme de lo que pudo haber pasado.

Realmente el fiscal está desconcertado. Luego de cuatro días no se está buscando a nadie. Lo que se pudo lograr es una reconstrucción parcial de lo que pudo pasar en base a las pericias en el lugar y a la autopsia, que fue muy contundente al señalar cómo murió”, deslizan en los tribunales santafesinos.

En su casa en la calle 13 de diciembre, a pocas cuadras de donde fue asesinada, Florencia había dejado a sus hijos de 3 y 5 años al cuidado de su ex marido, el concejal Lisandro Schiozzi. En un primer momento las sospechas de la investigación recayeron en él y se le secuestró el celular pero la hipótesis empezó a perder fuerza a medida que fueron pasando las horas.

infobae-image

Uno de los elementos que hizo que el fiscal mire con dudas al marido de Florencia es la celeridad con la que comenzó a buscarla. Es que a las pocas horas de que Florencia salió de la casa que aún compartían a pesar de estar separados, el hombre comenzó a llamarla para intentar ubicarla. “Al principio eso me generó sospechas pero luego pudimos comprobar que la amiga con la que se tenía que encontrar fue la que se preocupó porque no llegaba y llamó al marido, por eso él también empezó a rastrearla tan rápido. Cabe aclarar que el hombre siempre prestó colaboración y nos dio el celular apenas se lo pedimos”, declaró una fuente de la fiscalía.

Según la reconstrucción del fiscal Carlos Zoppegni, Florencia salió de su casa entre las 13.30 y las 13.45. Caminó por la Avenida Nottebohn, cruzó la ruta 13 y continuó unas diez cuadras hasta el lugar donde fue atacada. En el lugar del crimen no hay cámaras de seguridad pero la justicia analiza una serie de imágenes de cámaras privadas ubicadas a algunas metros para determinar si el sospechoso escapó para ese lado. En una de esas filmaciones se ve a Florencia caminando. Estaba sola.

La autopsia, que llegó al escritorio del fiscal en la jornada de ayer, reveló que la víctima recibió golpes de puño además de los que sufrió en el cráneo y la nuca con una piedra. Si bien aún no está la confirmación de laboratorio sobre el material genético encontrado sobre el cuerpo de la víctima, como estaba con la ropa interior baja se cree que fue abusada sexualmente cuando permanecía inconsciente. Luego de eso el homicida tomó la piedra y la remató a golpes.

infobae-image

La piedra que habría utilizado el asesino apareció cerca del lugar, ensangrentada. La encontraron los oficiales que rastrillaron el la zona luego de la aparición del cuerpo, reportada por un grupo de chicos que jugaban por el lugar.

Cuando los detectives del caso se refieren al asesino, hablan en singular. Creen que actuó una sola persona y se basan en las marcas de arrastre que van desde el camino donde pasaba Florencia hasta unos árboles que se encuentran a unos dos metros. “Si hubiesen sido más personas la habrían levantado en lugar de arrastrarla. Eso nos lo indica las marcas de arrastre en el terreno. También entendemos qué hay una sola escena del crimen que es esa. No es que la mataron en otro lugar y la tiraron acá. Sucedió todo ahí”, dice una fuente que caminó el terreno al momento del hallazgo del cadáver.

El cuerpo de la víctima no presentaba signos de defensa. En el análisis del cuerpo no apareció ningún rastro defensivo por lo que ante esto se abren dos hipótesis: que haya sido sorprendida con un golpe de atrás que la dejó inconsciente o que el atacante era un conocido y utilizó la confianza de la víctima para sorprenderla. Desde la fiscalía no descartan ninguna de las dos opciones.

Mientras la investigación sigue su lento curso, tanto en Santa Fe capital como en Rosario se realizaron distintas marchas pidiendo justicia por Florencia que era una férrea militante del partido comunista y de los derechos de las mujeres. En su Facebook se pueden leer decenas de posteos sobre la implementación de la Ley Micaela por la que luchaba y también consignas referidas al “Ni una menos”. Su foto de perfil en las redes lleva una frase a favor de la despenalización del aborto y otra consigna que reza “nací para ser libre, no asesinada”.

El trabajo de investigación de la justicia continuará con más testimonios de vecinos de la zona. En las últimas horas el fiscal ordenó rastrillar la zona del descampado pero los resultados fueron negativos. Se encontró una especie de tapera donde se creyó que el asesino pudo haberse escondido peo fue descartado.

Ese lunes Florencia se iba a encontrar con su amiga a las 16 y le había dicho a su ex que regresaba a su casa a las 19.30 para reencontrarse con sus hijos. Nada de eso ocurrió, alguien se interpuso en su camino, alguien decidió violarla y asesinarla a plena luz del día. Alguien que la justicia, por el momento, desconoce.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

La autopsia a Facundo Astudillo determinó que murió por asfixia por sumersión

Avatar

Published

on

El informe final del estudio fue entregado esta mañana a la jueza del caso en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense. El estudio no pudo determinar si el joven se quitó la vida, fue asesinado o falleció a causa de un accidente

FOTO >: 3 de septiembre: las inmediaciones del cementerio de Pedro Luro, en el día del entierro del cuerpo de Facundo. (foto: Horacio Culaciatti/Télam)

Hoy por la mañana, 45 días después del hallazgo del cuerpo de Facundo Astudillo Castro en una zona pantanosa de cangrejales de Villarino a la vera de la ruta 3, la jueza federal a cargo de investigar qué ocurrió con el joven, María Gabriela Marrón, recibió los resultados finales de la autopsia, practicada por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

En el encuentro, que comenzó a las 9 de la mañana en uno de los edificios que componen el predio de la ex ESMA, participaron estará su secretaria, María Paula Riganti, como así también por los fiscales a cargo del caso, Santiago Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolín.

Los resultados fueron comunicados por el Juzgado de la causa en un comunicado al que accedió Infobae: falleció, según el texto, por una asfixia por sumersión, un ahogamiento.

“La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)”, explica el comunicado firmado por la jueza Marrón firmado por casi 20 peritos, entre ellos Virginia Creimer, forense de la querella que actuó en el proceso. Sin embargo, aunque no figura en el documento oficial, fuentes del caso aseguran a Infobae que Creimer habría firmado en disidencia.

La data de muerte, “es decir el tiempo mínimo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, sería no menor a 30 días determinados por tafonomía (acción del ambiente) y entomología (micro fauna asociada a los restos); siendo el tiempo máximo estimado del período transcurrido desde la muerte mayor, pero no pudiendo determinarse científicamente”.

El cuerpo fue encontrado el 15 de agosto. Facundo desapareció el 30 de abril. Sin embargo, el cálculo es estimativo.

El puente en Villarino, a tres kilómetros de donde apareció el cuerpo. (Lihueel Althabe)El puente en Villarino, a tres kilómetros de donde apareció el cuerpo. (Lihueel Althabe)

El análisis, por otra parte, reveló que no hay posibilidades de que el cuerpo haya estado en otro lugar al que fue encontrado “durante el intervalo postmortem”. El documento apunta a dos factores que actuaron sobre el cuerpo: la acción del medio ambiente y la acción de la fauna de la zona, con animales como el zorro pampeano o el zorro gris, que se cree tomó parte de los restos y los esparció, con partes encontradas a más de 70 metros del cuerpo.

“El tipo, intensidad y tamaño de las modificaciones identificadas en los diferentes restos óseos analizados indican la acción de carnívoros de la familia de los cánidos”, asegura. “Todas las lesiones y pérdida de algunas piezas dentales que presentaban los restos estudiados son posteriores a la muerte, producto de depredadores y exposición medioambiental”.

No se habla de golpes o la acción de armas de fuego. Sin embargo, hay un pasaje clave en el documento:

“Se trató de una muerte violenta, por no ser natural. El avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental”.

De la reunión no participaron ni Cristina Castro, la madre de Facundo, ni sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, ya que aguardaron en la localidad de Pedro Luro que la jueza Marrón les comunique los resultados.

Zapatilla atribuída a Facundo en la zona donde fue encontrado el cuerpo.Zapatilla atribuída a Facundo en la zona donde fue encontrado el cuerpo.

La autopsia se realizó el pasado 25 de agosto y participó un equipo interdisciplinario compuesto por al menos 15 peritos del EAAF y el Cuerpo Médico Forense, entre ellos Luis Fondebrider y Analía González Simonetto del EAAF y Roberto Cohen, una de las máximas autoridades del CMF. Se realizó también un análisis de diatomeas, las microespecies vegetales presente en el cuerpo.

Marrón y Riganti habían viajado el pasado 25 de agosto a la ciudad de Buenos Aires para participar de la autopsia sobre esos restos, en el marco de la cual se confirmó, mediante un estudio de ADN, que pertenecían a Facundo.

Según un comunicado oficial difundido el 2 de este mes por el Juzgado Federal N°1 de Bahía Blanca, “el informe concluyó, con base en los distintos exámenes antropológico, odontológico, radiológico y genético, que todos los restos humanos hallados pertenecen a Facundo Astudillo Castro”. El análisis fue realizado en un laboratorio de genética forense que posee el EAAF en la ciudad de Córdoba.

Facundo de espaldas al ser retenido en Mayor Buratovich.Facundo de espaldas al ser retenido en Mayor Buratovich.

El cuerpo, encontrado tras más de 100 días de desaparición de Facundo luego de semanas de rastrillajes de la Policía Federal, se hallaba en un avanzado estado de descomposición. Sin embargo, muestras de tejido recolectadas permitieron un reconocimiento rápido sin tener que extraer ADN mediante una perforación. Cristina Castro, la madre de Facundo, apuntó fuertemente con sus abogados contra la Policía Bonaerense y la acusó por la muerte de su hijo, luego de que fuera retenido en un control de la zona de Mayor Buratovich por supuestamente violar la cuarentena.

Sin embargo, el ministro de Seguridad Sergio Berni se mantuvo en la posibilidad de un accidente.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas