Connect with us

Noticias

La Oficina Anticorrupción pidió seis años para José López y dos años para una de las monjas del convento donde dejó los bolsos

Publicado

on

Además solicitó que se decomise el dinero y las dos propiedades por las que fue acusado de enriquecimiento ilícito

José López fue acusado de mentir sobre el origen del dinero

José López fue acusado de mentir sobre el origen del dinero

La Oficina Anticorrupción (OA) pidió hoy que el ex secretario de Obras Públicas José López sea condenado a seis años de prisión en la investigación de los bolsos con nueve millones de dólares con los cuales fue detenido en junio de 2016 al arrojarlos a un convento de la localidad bonaerense de General Rodríguez. También solicitó que se decomise el dinero para un fin público. Los abogados de la OA concluyeron sus alegatos ante el Tribunal Oral Federal 1 reclamando condena para otros cinco acusados del caso más la absolución de un sexto involucrado.

La monja Inés Aparicio, una de las religiosas del convento que ayudó a López a ingresar los bolsos con dinero, fue acusada del delito de encubrimiento y se pidió una condena de dos años de prisión. “Le dio auxilio a López para esconder los bolsos en el convento. Un convento de monjas es un lugar perfecto para ocultar los bienes de un ilícito”, dijeron los abogados. Se trata de la religiosa que se ve en las imágenes entrando los bolsos que el ex secretario llevó al convento.

López entrando los bolsos al convento de General Rodríguez

López entrando los bolsos al convento de General Rodríguez

“López miente al decir que el dinero era de otras personas, de que se armó esta denuncia para disciplinarlo. López no era disciplinado, él era el disciplinador y utilizó testaferros para eso”, dijeron los abogados de la OA.

El organismo dio por probado que los nueve millones de dólares con los que fue detenido, su casa de Dique Luján -en el partido de Tigre- y un departamento en la calle Las Heras al 2000 fueron producto de un enriquecimiento ilícito. Por eso pidieron la pena máxima, que sea condenado a perpetua para ejercer cargos públicos junto al pago de una multa del valor total del dinero y de las propiedades.

López escuchó el pedido de condena desde la ante última fila de la sala de audiencias de los tribunales de Comodoro Py. Estaba vestido de traje, con una carpeta amarilla y rodeado de cuatro agentes del programa de protección de testigos e imputados del Ministerio de Justicia de la Nación al que ingresó tras su declaración como arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción.

La monja Inés Aparicio  que recibió los bolsos en el convento durante la madrugada del 14 de junio de 2016

La monja Inés Aparicio  que recibió los bolsos en el convento durante la madrugada del 14 de junio de 2016

La OA también solicitó condena para otros cinco acusados: María Amalia Díaz, ex esposa de López (cuatro años de prisión); para los empresarios Andrés Galera (tres años), Eduardo Gutiérrez (dos años y ocho meses) y Carlos Gianni (tres años). Están acusados de ser los testaferros de López y su esposa en las propiedades. Mientras que para el abogado Artemio Marconi se requirió la absolución por falta de pruebas.

Además de las condenas, el organismo requirió que los nueve millones de dólares y las dos propiedades sean decomisadas a favor del estado nacional para un fin público. También pidieron que se abra otra causa penal contra López por peculado ya que dos testigos declararon que el ex funcionario utilizaba los medios la Secretaría de Obras Públicas para él y su familia.

El ex secretario fue detenido el 14 de junio de 2016 en el convento de General Rodríguez con los bolsos y en el juicio dijo que esa noche lo llamó Fabián Rodríguez, ex secretario privado de la ex presidenta Cristina Kirchner, y que le pidió como favor mover plata que era de Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner. López dijo que el teléfono que usó lo tiró al río y que hasta el convento lo acompañaron un auto y una moto.

“Es todo incomprobable. No dijo de qué numero habló. Las personas que lo fueron a buscar y lo siguieron no existen”, descartaron los abogados de la OA ayer cuando iniciaron sus alegatos, y explicaron que López conocía e iba asiduamente al convento.

Tras el alegato de la OA será el turno del fiscal Miguel Ángel Osorio comience su alegato. Desde la semana que viene será el turno de las defensas para luego pasar a las últimas palabras de los acusados y finalmente el veredicto en una fecha que deberá fijar el tribunal. Los jueces a cargo del caso son Adrián Grumberg, José Michilini y Ricardo Basílico.

FOTOS: JULIETA FERRARIO

Noticias

Sergio Szpolski fue procesado por apropiación indebida de aportes de los trabajadores de Radio América

Publicado

on

Fue a partir de una denuncia de los trabajadores del medio. Se trata de dinero que debía destinarse a la seguridad social entre 2012 y 2016. El juez Berón de Astrada también embargó al empresario por $2 millones. El empresario recibió entre julio de 2009 y junio de 2015 la suma de 814.961.991 de pesos en concepto de publicidad del Estado nacional

El empresario Sergio Szpolski fue procesado por apropiación indebida de aportes de la seguridad social de trabajadores de Radio América en períodos que van desde el 2012 al 2016, mientras que fue embargado en 2 millones de pesos.

Así lo resolvió el juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Astrada, quien también procesó a Oscar Flores, quien estaba al frente de la firma DESUP S.A y trabajaba bajo las órdenes de Szpolski.

Fueron los propios trabajadores de la Radio América quienes hicieron la denuncia y aseguraron que la toma de decisiones en la empresa y en cuanto a las cuestiones salariales estaba bajo la tutela de Szpolski, allá a partir del 2009.

Tanto periodistas como técnicos de la radio declararon como testigos ante el juez y aseguraron que era el propio Szpolski quien tomaba las decisiones en el grupo, y hasta se había comprometido ante aquellos a regularizar el pago de aportes hasta que finalmente en 2016 se la vendió supuestamente al empresario Mariano Martínez Rojas.

El 11 de junio de 2016 Martínez Rojas entro con un grupo de personas a la emisora Radio América, en la planta situada en Pergamino 4055. Allí, según los testigos, irrumpió alegando ser el nuevo dueño de la empresa Deluxe S.A. -supuestamente titular de la emisora- y ordenó la interrupción de la grilla de emisión e hizo cesar la transmisión, hecho penado por los artículos 194 y 197 del Código Penal. Por esto, el empresario está procesado.

En su descargo, Szpolski dijo que si bien ha sido el responsable editorial en algunos medios, jamás ha tenido injerencia, conocimiento o decisión en relación a las cuestiones impositivas de los mismos, que eran tareas fuera de su alcance.

Pero el juez concluyó que de acuerdo a la prueba acumulada, era él quien “se habría encargado, entre diversas cuestiones, de la toma de decisiones relativas al pago a los empleados en relación de dependencia y del destino de las sumas retenidas a aquéllos que debían haber sido ingresadas al Fisco dentro del término legal para hacerlo”.

Por ello lo procesó por apropiación indebida de aportes de los trabajadores de Radio América y le trabó un embargo de 2 millones de pesos.
Fuente: Agencia Noticias Argentinas

Seguir leyendo

Noticias

Murió Maxi Oliva, el primer ganador de “Cuestión de Peso”

Publicado

on

Tenía 34 años y un peso cercano a los 500 kilos. Oriundo de Lomas del Mirador, en 2007 se había consagrado ganador del reality. Pero luego tuvo varias recaídas. Cuando en 2017 reingresó al ciclo, tuvieron que derribar una pared de su casa para que pudiera salir

Una de las últimas imágenes de Maximiliano Oliva (foto: captura de televisión)

Una de las últimas imágenes de Maximiliano Oliva (foto: captura de televisión)

En 2006 Maximiliano Oliva decidió anotarse en la primera edición del reality Cuestión de Peso para, con la asistencia de un equipo de especialistas comandado por el doctor Adrián Cormillot, poder enfrentar la obesidad. Con mucho esfuerzo, y siempre con la supervisión médica, ganó la batalla: de 215 kilos que pesaba al inscribirse registró poco más de 100 al ganar el reality, en enero de 2007. Incluso una vez que terminó su participación logró perder varios kilos más.

Pero con el correr del tiempo experimentó varias recaídas, subiendo notablemente de peso en cada una de ellas. Pero pese a su lucha, la obesidad terminó acabando con su vida: Maxiliano murió este sábado al mediodía en su casa, a los 34 años, pesando casi 500 kilos y siendo asistido por un respirador. Casado con Vanesa Anabel Rivera, a quien conoció en el programa, tenía una hija Valentina (de nueve años).

Maxi Oliva con Vanesa, en 2007 (foto: Facebook)

Maxi Oliva con Vanesa, en 2007 (foto: Facebook)

“Lamento dar la noticia de que falleció un ex compañero de Cuestión de Peso, Maxi Oliva -escribió en un tuit Lorna Irina Gemetto, más conocida como la fan de Susana Giménez, y quien anunció la triste noticia-. Maldita obesidad, enfermedad que lamentablemente padezco, y que se cobró una vida tan joven y por la que no se pudo hacer nada a pesar de todo lo que se lo ayudó“.

Maxi Oliva, poco antes de ganar “Cuestión de Peso”, en 2007 (Video: El Trece)

El drama de la obesidad. En 2010, al alcanzar los 250 kilos, Oliva había denunciado al equipo de Cormillot por abandono de persona, pero luego la retiró, pidiendo disculpas públicas. “Está a la vista cómo estoy, devastado, ya cansado de la situación -contó en 2013, cuando otra recaída lo hizo superar los 300 kilos-. Siento mucha culpa por no haberme mantenido. Soy todo o nada. Me empecé a desesperar y empecé a comer de vuelta y no podía parar, con una depresión muy grande“.

En febrero de 2017, luego de permanecer casi dos años postrado en una cama en su casa de Lomas del Mirador, ingresó a una nueva edición de Cuestión de Peso. La producción debió montar para su traslado un operativo con más de 70 personas, entre bomberos y personal de Defensa Civil: hubo que derribar una pared de la vivienda para que lograra salir.

 En abril de ese años, ya internado en el Centro Municipal de Obesidad y Enfermedades Metabólicas Dr. Alberto Cormillot, en Malvinas Argentinas, y habiendo perdido varios kilos, Maxi logró ponerse nuevamente de pie. “Estoy feliz. Me daba pánico pensar si iba a poder”, dijo entre lágrimas en una nueva emisión del ciclo que por entonces emitía El Trece.

Meses después regresó a su casa, continuando con el tratamiento de manera ambulatoria. Pero no lo habría cumplido como correspondía, y volvió a subir de peso. “Maxi era un paciente crónico: en ningún momento durante todos estos años le cancelamos el tratamiento -aclaró Sergio Verón, en diálogo con Teleshow-. Estaba pesando un poco menos de 500 kilos. Se descompensaba de manera permanente y llamaba al servicio de emergencias de su municipio. Su cuerpo estaba colapsado“.

Maxi Oliva, con su esposa y su hija (Foto: Facebook)
Maxi Oliva, con su esposa y su hija (Foto: Facebook)

FOTO TAPA Diario CrónicaINFOBAE

Seguir leyendo

Noticias

Un peritaje determinó que Adrián Suar plagió una novela para hacer su última película

Publicado

on

La causa se inició en 2017, luego de que Daniel Frescó acusara a Suar de incluir -sin autorización- partes de su novela “Enfermo de fútbol” en el argumento de la películoa “El fútbol o yo”

Tres peritos oficiales concluyeron que para la concreción de la película “El futbol o yo”, protagonizada y producida por Adrián Suar, se utilizaron -sin autorización- partes de la novela “Enfermo de Futbol”, publicada en 2015 por el escritor y periodista Daniel Frescó.

Frescó denunció en 2017 a Suar, al guionista Marcos Carnevale y al productor José Levy por plagio luego de ver el trailer de la película antes de su estreno.

El filme, protagonizado por Suar y Julieta Díaz, comenzó a exhibirse en los cines en agosto de 2017 y allí Frescó reafirmó lo que sospechó con tan solo haber visto el tráiler. “El núcleo de la historia, la línea argumental que le da sentido al filme es similar a mi novela, publicada en diciembre de 2015. Hay similitudes notables en las características de los personajes principales de ambas obras y en diferentes situaciones, diálogos y escenas que están en la novela y aparecen en la película” había dicho Frescó a Infobae después de ver la película hace algo menos de dos años.

El caso judicial por plagio, en la que Suar está imputado, fue asignado por sorteo al juzgado de Instrucción que estuvo a cargo de Guillermo Carvajal-jubilado desde unos meses– , quien había delegado la investigación en la fiscalía que encabeza Martín Mainardi.

El año pasado Mainardi ordenó la realización de un peritaje
para comparar la novela de Frescó con el guión y la película de Suar. Para ello solicitó que la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) designara a dos expertos y que la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) aportara otro.

Daniel Frescó

Daniel Frescó

Así fueron nombrados peritos para este caso Alejandro Vaccaro y Norberto Regueira por la SADE y Román Pablo Setton por la UBA. El denunciante y los denunciados también designaron peritos. Por el lado de Frescó intervino Graciela Gliemmo mientras que Suar y Carnevale nombraron al cineasta Juan José Campanella y a la guionista Cecilia Guerty.

Como era de esperar, los peritos de parte dictaminaron a favor de sus mandantes. Gliemmo sostuvo que Suar plagió a Frescó y Campanella –Guerty todo lo contrario.

El informe pericial –al que Infobae accedió a través de partes vinculadas al expediente- consta de seis puntos en el que se marcan las similitudes entre la obra de Frescó y la reformulación que hizo Suar.

En la conclusión del peritaje se estableció que “…se puede considerar que tanto el libro como la película tiene en su expresión y en su organización un grado de originalidad propio. No obstante ambas piezas utilizan diversos motivos que no son originales, que tiene larga tradición en la literatura, el cine y en otras expresiones artísticas…Más allá de estos elementos, cabe destacar que sí se pueden reconocer muchos elementos en común entre ambas obras y sí se puede comprobar en la película y en su guión la reproducción y reelaboración parcial, total o disfrazada de los elementos creativos de la novela“.

El poster promocional de la película de Suar

El poster promocional de la película de Suar

Al formular su denuncia, Frescó había explicado que había tenido reuniones con Levy –cuando la novela todavía no había sido comenzada a venderse en las librerías-, quien le manifestó interés por “poder leer mi libro para ver la posibilidad de hacer un guión conjunto“.

Levy, de acuerdo con Frescó, le explicó que habían comprado los derechos de la película “Soy hincha de Standard”, que cuenta la historia de un fanático del equipo belga Standard de Lieja. En la denuncia que originó la causa judicial en la que fue imputado Suar, Frescó dijo que le había explicado a Levy que las dos historias eran diferentes. La suya versaba sobre la vida de un “enfermo de fútbol”, de todo el fútbol. En cambio la otra era de un hincha de un solo equipo.

El protagonista de la novela de Frescó, Jesús José Miranda, pierde su trabajo, deja de ver a parte de su familia, compra un sillón y un televisor enormes y se dedica tan solo a mirar partidos de fútbol de todas las categorías y de todos los continentes. Aunque es hincha de Independiente como el autor del libro, Miranda mira todos los partidos de fútbol que están a su alcance.

Es un verdadero “enfermo de fútbol” que  adquiere características de celebridad debido al cariño que le toman miles de personas que “padecen” su misma “condición”. Emilse, la esposa de Miranda, hastiada por tamaña situación, lo obliga a decidir: “Elegí José. Tenés que elegir. Es el fútbol o yo”, lo intima.

Miranda eligió el fútbol. Aquella frase escrita en la página 94 del libro que publicó Emecé, un sello de la Editorial Planeta, fue casualmente el título elegido por Suar para su película. El guión de la película es una creación de Suar y Carnevale.

En el peritaje oficial realizado por los tres expertos se hace referencia a esa coincidencia, uno de las que hace más evidente el hecho denunciado por Frescó. En el segundo de los considerandos del informe de los peritos se explicó que: ” La película “El fútbol o yo” toma muchos de estos elementos mencionados como originales del libro. Cabe señalar que el guión que figura en el expediente conserva todavía los cambios que se fueron dando en el largo proceso que va desde las primeras presentaciones de pedido de subsidios al Instituto del Cine hasta el producto final de la película. El guión del expediente tiene aún el título primero que fue concebido para el fin, “S.O.S mi pasión”. Pero este título está tachado y leemos sobre este título tachado el nuevo título, “El fútbol o yo”. Este nuevo título remite en relación con la película a la escena en que la pareja del protagonista le da para elegir entre ella y el deporte del que es fanático. Esa escena encuentra su correlato en la novela en las páginas 94 y 95“.

Los peritos destacaron que la novela de Frescó es “original y novedosa”, básicamente porque Miranda es hincha del fútbol y no de un equipo. Agregaron que “coinciden muchos rasgos accidentales de la construcción del personaje, edad, clase, contextura física” y “a grandes rasgos la estructura familiar de las dos obras, dos hijos más o menos de la misma edad” .

Setton, Investigador del CONICET especializado en literatura y cine y uno de los tres peritos oficiales, además de firmar con los otros dos las conclusiones generales, emitió una opinión individual. En ese apartado del peritaje hizo un análisis de la presencia del fútbol en el a lo largo de la historia del cine argentino.

Citó filmes como “Los tres berretines”, “Pelota de trapo”, “El hincha”, “La fiesta de todos” y “El camino de San Diego”, entre otros. Ese recorrido por la historia del cine  le permitió concluir que por primera vez, en la novela de Frescó, se presenta a un hincha que no es fanático de un equipo o de la selección. Miranda en la novela y Pedro Pintos (el personaje protagónico de la película) sienten, según Setton, “una pasión universalista por el fútbol“. Setton halló otra característica novedosa en la novela: el hecho de que Miranda deja todo por ver todo el fútbol posible. Ambas condiciones que aparecen como singulares en la novela fueron reutilizadas en la película de Suar.

Setton sostuvo que “…la película “El fútbol o yo” presenta coincidencias claras temáticas y formales con la novela “Enfermo de fútbol” de Daniel Frescó. Asimismo se presentan-hasta donde hemos podido constatar-como innovaciones de la novela pues no se encuentran en la tradición narrativa precedente”.

Cuando se enteró de la denuncia en su contra por plagio, Suar negó esa acusación y en su momento dijo:

-“La película empezó porque nosotros compramos los derechos de una película belga, pero de eso tomamos solamente 20 minutos que es la parte a donde el personaje va a alcohólicos anónimos. Hicimos nuestra versión argentina porque hay muchas cosas de la película belga que no me gustaban”.

-“El resto son lugares comunes que deben tener todas las películas de género, como así también las de guerra”.

-“Nosotros recreamos la película, que es un tipo al que le gusta el fútbol, así que es muy difícil que haya algo parecido. Debe haber coincidencia con la película belga y el autor que escribió el libro”.

-“Yo al autor no lo conozco, nunca tuve contacto”.

-“Es muy difícil comprarle los derechos a otros y plagiar al mismo tiempo. Entiendo que pueda pasar que alguien se crea dueño de algo y que se sienta dolido, porque me imagino que el libro está relacionado con el fútbol, pero siempre con ese tema vamos a encontrar similitudes“. Por aquel entonces Suar dijo que la contienda se dirimiría en la Justicia.

La causa se inició en 2017. Los peritos comenzaron a estudiar el caso en 2018 y concluyeron hace unos días. El peritaje oficial determinó que hubo plagio. Llegó el momento decisiones judiciales.

Seguir leyendo

Más Vistas