Connect with us

Policial

La policía baleada en Ituzaingó tiene muerte cerebral

Published

on

El estado de Lourdes es irreversible según infromaron desde el Hospital Posadas.

Lourdes Espíndola, una oficial de la Policía Bonaerense de 26 años permanecía anoche internada con muerte cerebral en terapia intensiva, luego de que dos “motochorros” le dispararan en el cuello para robarle su arma reglamentaria, en un violento episodio registrado en la localidad bonaerense de Ituzaingó. Su familia decidió donar sus órganos.

Este ataque fue el segundo ocurrido este fin de semana contra personal femenino de la Policía Bonaerense, ya que la agente de la Policía Local de Almirante Brown Tamara Ramírez, de 26 años, falleció tras ser baleada en la cabeza luego de que un delincuente -después detenido- ingresó a robar a su casa, en la localidad de Glew, y efectuó al menos dos disparos tras forcejear con el padre de la víctima fatal. Durante ese episodio también resultó herido su esposo, Mariano Albornoz, integrante de la misma fuerza.

En torno al nuevo caso, fuentes policiales informaron que la víctima Lourdes Espíndola se desempeñaba en el Comando de Patrullas de Moreno y al momento del asalto salía de cumplir un servicio de Policía Adicional (Polad). “Me dispararon, me estoy muriendo”, alcanzó a escribir la oficial a su marido mediante su teléfono celular, según informó el canal Todo Noticias (TN).

De acuerdo al parte médico difundido ayer al mediodía, Espíndola entró al Hospital Posadas por una herida de arma de fuego que ingresó por la “región supraclavicular izquierda, presentando lesión carótida y traqueal”, al tiempo que se informó que tras ser operada por la madrugada, después de haber perdido mucha sangre se encuentra en “terapia intensiva y en estado crítico”. Ayer por la noche se conoció que tiene muerte cerebral y que sus padres firmaron los papeles para donar sus órganos.

El hecho se produjo en estación peaje Quintana (Autopista del Oeste), donde Espíndola fue abordada por ambos delincuentes cuando esperaba el colectivo para regresar a su casa.

Espíndola se trabó en lucha con los delincuentes, uno de los cuales le disparó en el cuello y le sustrajeron el arma reglamentaria, aunque no el dinero que llevaba encima, y luego se dieron a la fuga.

Los pesquisas estimaron que la intención de los “motochorros” era directamente atacarla para sustraerle el arma a la oficial, quien es mamá de un nene de 6 años.

Tras el hecho, la oficial fue internada en el Hospital Posadas, ubicado en la localidad de El Palomar, partido de Morón, luego de ser atendida en un hospital de Ituzaingó y derivada allí por la complejidad de la herida de bala.

Mientras tanto, el personal de la comisaría Ituzaingó 2da. de Villa Ariza está a cargo de la investigación y busca testigos del episodio para poder identificar a los delincuentes y así dar con ellos.

Sobre el caso de Tamara Ramírez en Glew, se sabe que el homicida es un joven de 18 años que ingresó a la casa que la policía compartía con su pareja en Glew, partido de Almirante Brown. Todo sucedió este sábado por la madrugada, cuando Daniel Alexis Vargas entró al domicilio cerca de la esquina de Los Patos y Aconcagua.

Una vez adentro, se encontró con que en el domicilio había tres policías: los dueños del hogar, Tamara Ramírez (26) y Mariano Albornoz (24), ambos de la fuerza local de Almirante Brown, que estaban junto al padre de la mujer, el teniente primero de la policía bonaerense Serafín Ramírez. Al encontrarse con este panorama, Vargas forcejeó con Serafín Ramírez en la zona del comedor, y cuando Tamara Ramírez y Albornoz salieron de la habitación al escuchar el ruido, el delincuente disparó varias veces y mató en el acto a la mujer.

Diario Popular

Policial

BORRACHO AL VOLANTE: TENÍA 1,83 Y SE “COMIÓ” EL GOL

Published

on

Ocurrió durante la madrugada de este domingo en Alem y Roca.

Esta madrugada, personal de Comisaría 9na que realizaba recorridas por calle Alem constató, en Alem y Roca, un accidente de tránsito donde por causas a establecer, un Renault Clio conducido por un hombre de 23 años había colisionado con un Volkswagen Gol conducido por un joven de 21 años.

Se solicitó asistencia médica, concurriendo ambulancia del SAME que asistió a los conductores en el lugar y no dispuso traslado.

Personal de tránsito le realizó test de alcoholemia a ambos conductores que dio resultado positivo para el conductor del Clio de 1,83 g/L, por lo que labró la correspondiente infracción y secuestró la licencia y el vehículo.

Se iniciaron actuaciones por Lesiones culposas con intervención de la UFI N°11 a cargo del Dr. Pablo Cistoldi.

FUENTE : EL MARPLATENSE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Policial

CONFIRMARON LA EXTRADICIÓN DE JUAN JESÚS PIERO PINNA A MAR DEL PLATA

Published

on

El ex rugbier tucumano fue acusado de matar un empresario en el balneario Nuevo Horizonte, de la ciudad costera.

Continue Reading

Policial

ASESINAN EN ESPAÑA AL MARPLATENSE RICARDO CAPPARELLI

Published

on

El marplatense Ricardo Capparelli (77) murió en la localidad española de Nerja donde se encontraba de vacaciones luego de sufrir un asalto y recibir una paliza de los ladrones que escaparon en la noche sin dejar ningún tipo de rastros.

El hecho que investiga la Guardia Española de Granada ocurrió en la noche del 17 de junio y la víctima, padre del reconocido abogado local Facundo Capparelli, falleció en un nosocomio dos días después. La autopsia determinó que Capparelli tenía 12 costillas fisuradas o fracturadas, hemitórax y una hemorragia interna por haberse visto lesionado el hígado.

“Lo asaltaron, le robaron algunas de las cosas que llevaba encima y lo golpearon. No nos quiso contar nada a mí y a mi hermana, que estábamos en Argentina, pero luego empezó a sentirse mal. Estoy con trámites judiciales, consulares, notariales, médicos y solo ansío volver con él para despedirlo como se merece”, dijo Facundo Capparelli en diálogo con LA CAPITAL.

Facundo junto a su hermana Sole se encuentran en España a la espera de las novedades investigativas del Juzgado de Instrucción N°6 de Granada, aunque por el momento no se ha podido  lograr un avance significativo en el propósito de conocer más detalles de cómo ocurrieron los hechos y de identificar a los autores.

El viaje de Ricardo Capparelli se había iniciado el 14 de junio, fecha de su cumpleaños, y fue organizado por su hija, para que disfrutara de una recorrida que tenía soñada y que había postergado. La primera parada establecida en el programa era Málaga y allí llegó con el avión para encontrarse con una familia amiga. Al momento de recibirlo le entregaron también, para que se movilizara en su viaje de dos semanas un automóvil Mini Cooper.

Primero se alojó en el hotel Only You de Málaga y tras un par de días se trasladó a Nerja, una bella ciudad también costera, distante a poco más de 60 kilómetros. Allí ocupó una plaza en el hotel Paraíso del Mar y en la noche del viernes 17 de junio fue a cenar. Lo que pasó durante la madrugada en esa salida es un misterio, pero no quedan dudas de que fue asaltado, despojado de su teléfono celular, de un portavalores y de su reloj. Esto recién se lo contó al conserje a la mañana siguiente, cuando le dijo que había estado dos horas inconsciente en el suelo. Tras haberse recuperado había regresado al hotel.

Pese a los dolores Capparelli se fue de allí a Granada, a 95 kilómetros, para tomar un apartamento y allí volvió a referirle a un vecino sobre lo sucedido.

Finalmente en la tarde del 18 Ricardo Capparelli se sumó, adolorido, a una excursión por la Alhambra pero entonces no pudo soportar más. El calor y los continuos dolores obligaron a la guía a llamar a la Cruz Roja para ser fue trasladado al Hospital Clínico Universitario San Cecilio. Allí Capparelli, tal como era su costumbre de no querer preocupar a sus hijos, minimizó lo que le había sucedido al ser consultado y dijo que no era nada, que se había caído en un pozo.  “Mi viejo siempre fue así, muy protector nuestro y no quiso que nos llegara la información de una golpiza hasta recuperarse”, dijo Sole. Capparelli murió al día siguiente.

“Cuando llegamos con mi hermano yo me ocupé de tratar de reconstruir lo que hizo mi papá esa noche, a dónde fue a cenar, por donde estuvo. La policía de acá nos dice que está investigando, pero no hay ninguna novedad. Yo misma pedí cámaras de seguridad y estamos esperando algún dato”, comentó Sole desde España.

Todavía falta el dato clave de saber a qué restaurante fue a cenar y si bien un mozo reconoció a Capparelli como un comensal esa noche, esa afirmación no tiene un grado de certeza ni respaldo en video. Tampoco hay un informe aún sobre el trackeo del teléfono celular, que podría ofrecer los movimientos de Capparelli previo al ataque.

Por lo pronto, los hermanos Facundo y Sole Capparelli se dividieron tareas. Facundo, por sus mayores conocimientos legales, está encargado de toda la tramitación para poder viajar a Mar del Plata de regreso, mientras que Sole tiene el objetivo de seguir de cerca la investigación y hablar con los medios periodísticos para que el caso sea tomado en serio por la policía.

Continue Reading

Más Vistas