Connect with us

Politica

¿La verdadera estrella de IDEA?

Publicado

on

El juez que lleva adelante la causa de los cuadernos de las coimas K no estuvo presente en el coloquio celebrado esta semana, pero su investigación estuvo en boca de todos

Cuentan que Claudio Bonadio estaba convencido de que no hablarían nada bien de él en el Coloquio de IDEA, la convocatoria anual de empresas más importante de la Argentina, donde este año se juntaron 900 empresarios de los más diversos rubros. Pero sucedió todo lo contrario. No solo hubo un generalizado aplauso entre el público cuando Mariano Federici, titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), informó que la banca suiza le había congelado los 20 millones de dólares que tenía depositados, por pedido de ese juez. La causa de los cuadernos estuvo en el centro de los tres días de reunión, en los debates públicos y en las comidas privadas, en los discursos de los jóvenes emprendedores y en las críticas sordas que se mascullaban en algunos rincones por la “hipocresía” de los querían diferenciarse. Sin embargo, nadie se la agarró con Bonadio.

Tal vez fue por la evidencia abrumadora que la Justicia fue recopilando o por la convicción de que las normas de transparencia forman parte del nuevo idioma de los negocios en el mundo. O quizás, simplemente, porque hace años que un grupo de esta élite viene presionando para instalar la necesidad de una Justicia independiente como condición sine qua non para el desarrollo, el crecimiento y la equidad social.

En el 2012, en pleno kirchnerismo, IDEA invitó al ex secretario de Cultura de Néstor Kirchner, José Nun, que se transformó en la estrella del evento. Es que no solo fue duramente crítico con el populismo, porque “si avanza, destruye las instituciones”, sino que cuestionó que “la corrupción se está volviendo normal”. Compartió el panel sobre “Política y valores para un país plural” con Fernando Straface, por entonces director ejecutivo de CIPPEC, y con Eduardo Fidanza, por Poliarquía consultores.

Al año siguiente, en el 2013, el pulso lo dio el constitucionalista Daniel Sabsay cuando, desde el escenario, desafió a la por entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner a que “muestre el título de abogada”. Fue en un panel donde se criticó  la reforma del Código Procesal Penal que el gobierno había enviado al Congreso y él fue especialmente duro contra Alejandra Gils Carbó, por entonces Procuradora General de la Nación. “Yo no tengo ninguna duda de que no sabe nada de Derecho, que muestre el título, que no lo esconda más”, dijo, levantando el aplauso del público.

Luego de ese Coloquio fue que se creó en Foro de Convergencia Empresarial, un colectivo de 30 entidades que en su documento fundamental se anunciaba el propósito central de trabajar para “el fortalecimiento del régimen republicano representativo federal”. Estamos hablando de abril de 2014, cuando nada hacía suponer que el kirchnerismo perdería el poder.

En el 2015, a pocas semanas de la primera vuelta electoral,  los concurrentes al Coloquio quedaron sorprendidos durante un panel donde se analizaba la relación de los argentinos con la ley, según la encuesta realizada por el director regional del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, Daniel Zovatto. “Ocho de cada 10 argentinos aseguran que el país vive al margen de la ley y se define como transgresor o desobediente”, dijo. Unos minutos antes, el constitucionalista cordobés Antonio María Hernández había asegurado que “la Argentina vive en una anomia antidemocrática”.

El viernes último, en el cierre del panel sobre justicia e instituciones, el abogado Guillermo Lipera recordó que “hace un año decíamos, aquí mismo, que estaban dadas las condiciones objetivas para que empezar a dar un punto de inflexión en materia de justicia. Obviamente, no se puede revertir en pocos años décadas de inercia, pero empezó a cambiar la tendencia”.

El abogado Guillermo Lipera, director de IDEA

El abogado Guillermo Lipera, director de IDEA

“No olvidemos que en nuestro país hubo un juez, Daniel Rafecas, que rechazó in limine la denuncia del fiscal Alberto Nisman. En cambio, ahora tenemos el caso de la destitución por el Consejo de la Magistratura del camarista  Eduardo Freiler. En Argentina dominaba la impunidad. Y el denunciante tenía miedo de serlo, porque podía quedar más complicado que el denunciado. Era temerario hacer una denuncia”, aseguró.

Y dando el mensaje del 54ª Coloquio sobre la investigación contra la corrupción más importante de nuestra historia, Lipera dijo que con “la causa de los cuadernos tenemos la gran oportunidad de empezar a cambiar ese sentimiento de la juventud y la ciudadanía de que en la Argentina hay impunidad. Hacemos votos para que los jueces que intervienen en la causa actúen con la mayor imparcialidad posible, con la mayor ecuanimidad, y todo aquel que delinquió, sea quien sea, vaya preso”.

Por cierto, nadie la tiene fácil en este momento. Ni Bonadio, que tiene que investigar en condiciones que no son las ideales. Ni los empresarios que buscan diferenciarse de aquéllos que se arrepintieron ante la Justicia por cometer delitos. La mayoría de las empresas está sometida a una situación de stress, aún las que no dependen del consumo interno. Muchas pueden estar cubiertas por tener reservas en dólares, pero se necesita certidumbre para hacer negocios y ni los expertos más pesimistas preveían semejante devaluación. Va a costar acomodarse y, sobre todo, se tardará en volver a confiar lo suficiente como para invertir.

A pesar de eso, el temor más grande no es que el ajuste se demore más de la cuenta sino que vuelva el populismo y tire en saco roto los avances en materia de institucionalidad y transparencia de los últimos años. Aunque nadie lo cree posible de verdad. Confían en que el Consejo de la Magistratura pueda continuar como representante del Congreso el diputado Pablo Tonelli, que fue un valiente impulsor de las decisiones que están llevando a la Justicia a un nuevo salto en materia de control y transparencia, y que no haya retroceso en el proceso de crear un sistema judicial confiable. En diálogo con Infobae, Lipera dijo que “hace años que venimos trabajando en esto, y siempre IDEA nos dio el espacio para hacerlo”.

Mariano Federici, de la UIF, provocó aplausos cuando contó que Wagner había sido embargado en 20 millones de dólares en Suiza.

Mariano Federici, de la UIF, provocó aplausos cuando contó que Wagner había sido embargado en 20 millones de dólares en Suiza.

Más allá del Gobierno, su ineficacia y sus errores, a pesar de la dolorosa corrupción que se ventila en la Justicia y de la simulación o hipocresía que seguramente todavía se oculta en ámbitos empresarios, hay una sociedad civil que avanza a pasos sostenidos contra los peores vicios de la vida en comunidad. Y, como se buscó demostrar aquí, no arrancó con Cambiemos ni con la llegada de Mauricio Macri al poder.

Esta sociedad civil, aún decepcionada y agobiada, no dejará que avance la mentira del populismo. Como dijo en el Coloquio un joven empresario que nunca fue de izquierda pero está muy lejos de cualquier derecha: “No pasarán”. Curioso que, hasta aquí, el principal instrumento para asegurar el fin del populismo sea un juez que viene del peronismo.

Opinión

RETOMAR EL CAMINO EN MEDIOS ES CONVENIENTE

Publicado

on

Por tal motivo se puede decir que la medida recientemente dictada mediante el Decreto N° 173/ 2019 ha sido, en principio, auspiciosa y bienvenida.

Pues, una cosa es “no entender” y otra muy distinta hubiese sido “no atender”; y en este caso, daría la impresión que la decisión tomada de “recalcular” lo andado en materia de medios estaría indicando la existencia de una posible revisión de todo lo actuado en los últimos años, en esta materia. Si esto se cumple sería muy positivo para todos los involucrados: radiodifusores, medios, público en general, interés público, y por ende, para las libertades de expresión y de información, que tanto nos han costado recuperar a los argentinos, junto con la democracia.

Se trata de la postergación de la fecha del 1° de septiembre de 2019, establecida para materializar el tan famoso “apagón analógico” (que modificará el actual estándar técnico de recepción televisiva, por el estándar digital), hasta el 1° de septiembre de 2021.

Si bien, se podría asegurar que las autoridades han puesto atención sobre las recomendaciones efectuadas, al respecto, por expertos en la materia, todavía no se tienen noticias de cuáles son las tareas que, aprovechando el lapso de la postergación, se estarían llevando a cabo para “retomar” el imprescindible camino de reparación y normalización de los servicios, en base a un verdadero e  insustituible “Plan Técnico Nacional” con el cual se pueda desenredar la madeja enmarañada, “la galleta”, que presenta en la actualidad el uso del espectro radioeléctrico por actores de variadas procedencias e improcedencias.

Ello posibilitará retornar al cumplimiento de las normas, tanto técnicas como legales, cosa que beneficiará notoriamente a los servicios que nuestras leyes han declarado categóricamente de “interés público” y que deben circular por ese espectro radioeléctrico atribuido para el cumplimiento de tales fines con las condiciones y especificaciones taxativamente establecidas.

Es muy propio de esta gestión gubernamental, el reconocimiento de sus errores; resultará apropiado, entonces, que en esta circunstancia, en la que se ponen en serio riesgo algunos de los derechos fundamentales que derivan de servicios considerados esenciales en las democracias del mundo, pudiera llegar a buen puerto, a fin de que nadie, ningún habitante de la Nación, corra el peligro de quedar afuera de las comunicaciones, en ninguna de sus modalidades.

Edgardo Molo

Asesor Técnico Legal

Especialista en Radiodifusión

Periodista

Seguir leyendo

Politica

Mauricio Macri habló durante media hora para convencer al círculo rojo mientras Roberto Lavagna duda sobre su candidatura

Publicado

on

“Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, les dijo el Presidente a los empresarios en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC

Sonó lo más convincente que pudo, atravesado por la crisis económica y la expectativa de una reelección que hasta Jaime Durán Barba, su asesor más prominente, pronostica con tibieza.

“Si no ha sido suficiente vamos a redoblar el compromiso para seguir dialogando con todos. Hay mucha gente ahí afuera que espera que no especulen, que espera que den todo, porque ellos están dando todo. Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, pidió Mauricio Macri al final de su inusual discurso de casi media hora, mucho más extenso que lo que acostumbra.

Abajo del escenario, más de mil empresarios, casi todo el gabinete nacional y funcionarios locales y provinciales, dirigentes y sindicalistas lo escuchaban con atención en uno de los salones más grandes de la Rural, en la tradicional cena de CIPPEC.

Hace rato que el Presidente no entusiasma al círculo rojo. “Yo creo profundamente en ustedes, creo en ustedes. Por eso estoy acá”, intentó contagiarlos Macri. A escasos metros seguía sus palabras el ex ministro Roberto Lavagna, que aún no confirmó su postulación pero que, frente a la alternativa de Cristina Kirchner, es evaluado con simpatía desde el verano por buena parte del establishment y un sector del PJ.

Roberto Lavagna

Roberto Lavagna

Sergio Massa, uno de los precandidatos de Alternativa Federal, faltó a la cita. Juan Manuel Urtubey, otro de ellos, sí dio el presente, acompañado por su mujer y el asesor Antonio Sola.

Macri llegó a la Rural pasadas las 20.30 acompañado por su mujer, Juliana Awada. Se sentó junto a Gabriela Michetti, Emilio Monzó y el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, cuestionado por sus pares por su estrecha relación con un sector de la mesa judicial que asesora al Presidente.

Lavagna se ubicó en la mesa de al lado flanqueado por Miguel Ángel Pichetto, Miguel Lifschitz y Gerardo Morales. El Presidente evitó saludarlo; el ex ministro no aplaudió ningún pasaje de su discurso. Sí charló durante un rato con la vicepresidenta.

En plena campaña electoral, en los corrillos de la Rural -el kirchnerismo, como de costumbre, brilló por su ausencia con excepciones de tradicionales asistentes como Daniel Filmus o Daniel Scioli- se debatían los números de las encuestas, se hacían apuestas sobre el eventual compañero de fórmula del jefe de Estado y se aventuraba en torno a la postulación o no de Lavagna y la paridad entre Macri y la ex Presidenta, oficializada por Durán Barba en el extenso reportaje que publicó este domingo el diario Perfil.

“Están codo a codo”, dijo el consultor, que espera el análisis de los estudios cualitativos que se terminaron a fines de la semana pasada y cuyas conclusiones serán presentadas en estos días por el psicólogo Roberto Zapata, el “Doc”, una pieza clave del equipo del ecuatoriano.

Frente a esa incertidumbre electoral y la paridad real con Cristina Kirchner que el Gobierno agita a propósito para causar pavor, Macri buscó sacar provecho, a pesar de la ferocidad de la crisis del programa económico y de que, después de volver a citar a Arturo Frondizi y de repasar los “fracasos” del pasado, insistiera con ratificar el rumbo.

El mandatario se fue por un costado del salón antes de las 22, acompañado por Horacio Rodríguez Larreta y con la custodia oficial. Al presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, fue a uno de los últimos que saludó, con frialdad y al pasar, antes de dejar el evento. El estadio del club de Boedo fue el primero en el que se escuchó el cántico que se popularizó contra el jefe de Estado.

La última visita de Macri a la cena anual de CIPPEC había sido hace tres años, el lunes 11 de abril del 2016, en los primeros meses de su mandato.

Habló solo diez minutos. Pidió a los empresarios “grandeza y responsabilidad”, y no aumentar los precios de “forma descarada”. E hizo hincapié en la “independencia” de la Justicia.

Otros tiempos. El mismo círculo rojo que, con socarronería, Durán Barba tildó de “divertidísimo” en su reportaje de fin de semana. A pesar de que a Macri no le causa ninguna gracia.

iNFOBAE

Seguir leyendo

Politica

Graciela Camaño: “No podemos seguir cobrando tanto dinero mientras no hacemos un carajo”

Publicado

on

La diputada explotó contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Más tarde se disculpó

La diputada nacional Graciela Camaño pronunció un fortísimo discurso en una sesión caliente donde la oposición buscó imponer una agenda de temas que el gobierno no quiere discutir, entre ellos una rebaja en las tarifas de los servicios públicos y la eliminación de Ganancias para los jubilados.

La dirigente del Frente Renovador promovió una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, a quien acusó de realizar distintas maniobras para evitar que haya discusión en el Congreso.

“Todos los gobiernos desde el retorno de la democracia hasta acá han abierto las puertas de este recinto para que se discute, se vote, se gane o se pierda. Usted no puede seguir mostrándonos a nosotros cobrando ingente sumas de dinero mientras no hacemos un carajo“, exclamó Camaño.

Y continuó: “Porque el pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta, tenemos algunos problemas que si quieren los podemos empezar a desandar en esta casa”.

Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)
Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)

Fiel a su estilo, pero mucho más vehemente que en otras oportunidades, la legisladora cercana a Sergio Massa acusó a Cambiemos de obstruir la discusión en las comisiones y preguntó: “¿No les da un poco de vergüenza? ¿No tienen ningún amigo que les dicen que viven sin laburar?“. “A mí nunca me pasó que me avergonzara mi salario porque venía acá y trataba de honrarlo, pero no podemos seguir sin trabajar, no podemos seguir cobrando lo que cobramos, el país está en crisis“, suscribió.

Y cerró: “Damos vergüenza a pesar de la risa socarrona de quienes creen que la política se maneja por redes sociales, dan vergüenza ustedes, porque se llevaron la llave del Congreso a Balcarce 50“.

Minutos más tarde, cuando finalmente la oposición logró quórum para sesionar y Monzó habilitó el debate, Camaño volvió a pedir la palabra para retirar su cuestión de privilegio y agradecerle al presidente del cuerpo haber “honrado” su palabra.

Infobae

Seguir leyendo

Tendencia