Connect with us

Salud

Las sorprendentes predicciones para el fin de la pandemia, según un experto de Yale

Avatar

Published

on

En exclusiva con Infobae, el científico social Nicholas Christakis pronosticó cuándo se volverá a la normalidad. Por qué dice que podrá haber una mayor liberación sexual y consumo, una vez superado el shock psicológico, social y económico. Los nuevos locos años 20

Nicholas Christakis (Evan Mann)

Pestes. Virus. Epidemias. A lo largo de la historia, la humanidad enfrentó diversos tiempos marcados por enfermedades infecciosas altamente contagiosas que pusieron en riesgo la salud. Desde la plaga de Atenas (430 a.C.), pasando por la peste negra (siglo XIV) a las diversas pandemias de cólera, la gripe española (1918-1919) y los brotes de ébola, entre otras, pusieron de manifiesto la fragilidad de la vida humana.

El COVID-19, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace poco más de un año, se presentó como un cisne negro, metáfora acuñada por el filósofo libanés Nassim Taleb para describir un suceso sorpresivo, de gran impacto socioeconómico y que, una vez superado, se racionaliza por retrospección, y cambió por completo los usos y costumbres de la humanidad, tanto en el modo de relacionamiento social, así como en las modalidades de trabajo.

En su último libro, Apollo’s Arrow: The Profound and Enduring Impact of Coronavirus on the Way We Live (La flecha de Apolo: el impacto profundo y duradero del coronavirus en la forma en que vivimos), el médico y científico social estadounidense Nicholas Christakis, profesor de la Universidad de Yale, director del Human Nature Lab y codirector del Yale Institute for Network Science, analiza cómo fueron y qué impacto dejaron las diversas epidemias a lo largo de la historia. Y, con esa base, se anima a pronosticar que, para cuando llegue el final del COVID-19, será posible hablar de una posible vuelta al estilo de los “locos años 20″.

En un mano a mano con Infobae, el especialista, autor de más de 200 artículos y varios libros, compartió cómo espera que sean los próximos meses.

A lo largo de la historia, la humanidad enfrentó diversos tiempos marcados por enfermedades infecciosas altamente contagiosas (Shutterstock)A lo largo de la historia, la humanidad enfrentó diversos tiempos marcados por enfermedades infecciosas altamente contagiosas (Shutterstock)

—A poco más de un año de pandemia de COVID-19, ¿qué lectura hace sobre el momento que estamos transitando?

—Una de las cosas que es extremadamente importante comprender sobre lo que está sucediendo es que esta forma de vida que tenemos se siente muy extraña y antinatural, pero las plagas no son nuevas para nuestra especie. Son solo nuevas para nosotros. Creemos que esto es una locura, pero no lo es. Durante miles de años, la gente ha estado lidiando con plagas. Las plagas están en la Biblia, están en Homero, están en Cervantes con Don Quijote, están en Shakespeare. Las plagas son parte de la experiencia humana. Por lo general, llegaban con poca frecuencia, por lo que estamos en medio de un evento que ocurre una vez en un siglo. Una plaga de esta magnitud es rara, pero tiene precedentes. Nuestros antepasados, por supuesto, tenían plagas mucho peores que esta. En ese sentido, podemos mirar la historia de los seres humanos para comprender cómo lidiamos y respondemos a una plaga. Y así podremos tener una idea de cuán diferente o no es esta de las anteriores.

"Tenemos que vacunar al menos al 50% de las personas para llegar a la inmunidad de rebaño", sostiene Nicholas Christakis (Evan Mann)“Tenemos que vacunar al menos al 50% de las personas para llegar a la inmunidad de rebaño”, sostiene Nicholas Christakis (Evan Mann)

—A diferencia de otras plagas (y aunque sea reciente y aún falte muchísimo), en esta pandemia tenemos vacuna en tiempo récord.

—Sí, tenemos. Esto es cierto. En todas las primeras plagas, las personas a menudo pensaban que podían hacer algo contra el germen. Podrían rezar, por ejemplo. O, en la época medieval, con la peste bubónica, tenían la idea de que si agarraban serpientes, las cortaban en pedacitos y las mezclaban con cebollas y luego se lo frotaban el cuerpo, esa mezcla podría ayudar. La diferencia es que ahora tenemos tratamientos reales que realmente funcionan y somos las primeras generaciones de seres humanos que hemos podido desarrollar en tiempo real medidas efectivas contra la plaga.

— Sin embargo…

— Es importante entender que -aunque hemos inventado esta vacuna en un tiempo récord, algo que es asombroso-, sé que a Chile le va muy bien con la vacuna, no sé cómo está la Argentina en ese tema, tenemos que fabricar millones de dosis, tenemos que distribuirlas, tenemos que administrarlas, tenemos que persuadir a la gente para que las acepte y tenemos que vacunar al menos al 50% de las personas para llegar a la inmunidad de rebaño. Y cuando alcancemos la inmunidad colectiva no significa que el germen no vaya a estar. La inmunidad colectiva no es erradicación. El germen puede estar todavía allí, incluso puede matarnos, pero la fuerza pandémica se habrá detenido. Por lo que necesitamos al menos llegar al 50% de vacunados. Mientras tanto, el germen todavía se está propagando.

— ¿Cuándo alcanzaremos la inmunidad de rebaño?

— Creo que hasta fines de 2021, al menos, estaremos viviendo en este mundo cambiado. En otras palabras, nos llevará tiempo la vacunación y mientras tanto el germen se está propagando. Entonces, no vamos a alcanzar la inmunidad colectiva hasta finales de 2021. Y hasta ese momento vamos a usar barbijos, vamos a seguir con distanciamiento social y veremos cierres de negocios, escuelas y fronteras, etcétera. Y esto, suponiendo que no aparezcan nuevas variantes para las que la vacuna no sea efectiva. Eso sería muy malo. Así que tendremos que lidiar con el virus hasta finales de año o principios de 2022.

Primero vendrá el shock psicológico, social y económico. Luego, Nicholas Christakis sostiene que puede venir una etapa de mayor libertad sexual y consumo (Big Think)Primero vendrá el shock psicológico, social y económico. Luego, Nicholas Christakis sostiene que puede venir una etapa de mayor libertad sexual y consumo (Big Think)

— ¿Cómo sigue la vida después?

— Y en ese punto dejaremos atrás el impacto biológico y epidemiológico de la pandemia, la ola, como un tsunami, bajará y se verá el daño. Países devastados. Vamos a entrar en un período intermedio y vamos a tener que hacer frente al shock psicológico, social y económico. Tendremos que limpiar. Millones de personas habrán perdido sus trabajos, millones de niños que faltaron a la escuela, millones de personas estarán desamparadas por problemas de salud a largo plazo. Todos esto requerirá dinero para hacer frente a las respuestas sociales. Y eso llevará tiempo. Si miras la historia de las plagas desde hace años, tomará un año, dos años. Digamos, hasta finales de 2023.

— ¿Podemos pensar en un período pospandémico para 2024?

— A partir de 2024, entraremos en el período pospandémico y creo que será como los locos años 20 del siglo XXI, en comparación con los locos años 20 del siglo XX. La gente, que ha estado encerrada, querrá salir (ya sabes cómo son los argentinos, van a salir), va a haber fiestas, va a salir a discotecas, restaurantes, eventos deportivos y recitales. Es posible que veamos algunos cambios en los comportamientos sexuales y habrá gente que gastará dinero, que consumirá. Creo que tendremos algo así cuando finalmente dejemos atrás la plaga.

"La pandemia, como todas las enfermedades infecciosas, ha marcado especialmente a personas de los sectores más desprotegidos, pobres, presos, ancianos, minorías", sostiene Nicholas Christakis (Shutterstock)“La pandemia, como todas las enfermedades infecciosas, ha marcado especialmente a personas de los sectores más desprotegidos, pobres, presos, ancianos, minorías”, sostiene Nicholas Christakis (Shutterstock)

— En un artículo de un medio internacional que hablaba de su último libro se hacía referencia a esto de “como los locos años 20, pero no para todos”. ¿A qué se refiere?

— Mi hermana Katrina me ha dicho que tengo que tener mucho cuidado cuando me refiero a estos temas, cuando hablo de que puede haber mayor libertad sexual. Ella sugiere que le recuerde a la gente que esto aplica a las personas solteras (risas). Sí creo que la pandemia, como todas las enfermedades infecciosas, ha marcado especialmente a personas de los sectores más desprotegidos, pobres, presos, ancianos, minorías. Esto es muy típico de los gérmenes que atacan preferencialmente a la población vulnerable. Entonces, si me preguntás si creo que los locos años 20 van a beneficiar más a algunas personas que a otras, tal vez, no lo sé.

— ¿Qué lecciones podemos tomar de este presente para el futuro, para nuestros hijos?

— El problema es que nos olvidamos. Tenemos tradiciones orales sobre pandemias. Las plagas están en la Biblia. Tenemos epidemiólogos que saben de epidemias, tenemos historiadores médicos. La humanidad tiene este conocimiento, pero no tenemos la experiencia de vida. Es poco probable que vos (y tu generación) pases por esta experiencia nuevamente. Cuando seas abuela, podrás decirles a tus nietos “sí, me acuerdo de la pandemia de 2020 y fue horrible”. El punto es que hay cierta evidencia de que estas pandemias que vienen de animales salvajes pueden aparecer con mayor frecuencia. Solía ocurrir cada 50 o cada 100 años. Pero quizá puede que empiecen a aparecer cada 20 o 30 años. Es aleatorio. Podría llegar en 5 años. No lo sabemos. Viene cuando viene. Pero el punto es que si pasó hace mucho tiempo, nos olvidamos. Y recibimos el shock de nuevo cuando tenemos la experiencia. Creo que una de las lecciones es que tenemos que estar mejor preparados. No debería volver a ocurrir pronto. Pero, si me preguntás si creo que la gente va a aprender una lección, la respuesta es no.

(Shutterstock)(Shutterstock)

— A medida que avanzan los planes de vacunación en el mundo, y que ciertos países abren fronteras a personas que ya estén inoculadas sin necesidad de hacer aislamiento, ¿se abre también un debate acerca de una nueva forma de discriminación entre personas vacunadas y no vacunadas?

—Sí, hablo de eso en el libro. Va a haber un período de tiempo en el que habrá algunas diferencias entre las personas que tienen inmunización, ya sea por infección natural o por vacunación, y quiénes no. Pero no será un estado permanente. Eventualmente, podrán recibir la vacuna si así lo desean. Así que no es algo que me preocupe demasiado. Además, requerimos certificados de vacunación por décadas para hacer determinados viajes o incluso muchos profesionales, para poder ejercer, requieren ciertas vacunas. En los Estados Unidos, si querés ser maestro o médico, necesitás estar vacunado contra la gripe; un veterinario tiene que estar vacunado contra la rabia. Entiendo que parece algo raro hoy pensar si el virus puede crear esta distinción de clases, pero al mismo tiempo las vacunas están disponibles y previamente hemos requerido vacunación para otras cosas. Así que no es algo que me preocupe mucho.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Se multiplicaron las zonas con alto riesgo de contagio de COVID-19: estos son los 87 distritos más afectados de la Argentina

Avatar

Published

on

El incremento se registró en las últimas dos semanas. Cuál es la situación en ciudades como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Rosario

En el último mes, los casos de infección por COVID-19 se incrementaron en la región, particularmente en la Argentina, Uruguay, Chile y Brasil, países que transitan la segunda ola del virus que ya contagió a casi 132 millones de personas en todo el mundo y ocasionó la muerte a más de 2,8 millones, según los últimos datos de Johns Hopkins University & Medicine Resource Center.

En la Argentina, desde principios de marzo, la curva de contagios por coronavirus viene en ascenso y, en las últimas tres semanas, la cantidad de casos detectados aumentó notablemente: en la primera semana, la suba fue de 5%; la siguiente, de 11% y, en la última semana, el incremento fue del 26%. La Argentina suma 2,41 millones de contagios (con 2,15 millones de recuperados) y acumula 56.700 muertes.

Ahora bien, ¿cómo se mide el riesgo epidemiológico y qué indicadores se utilizan para poder establecer que determinada jurisdicción tiene alto riesgo de incidencia? De acuerdo a datos aportados por el Ministerio de Salud de la Nación, los indicadores que se utilizan para decir que un departamento tiene alto riesgo es la incidencia de casos en los últimos 14 días, el número de casos registrados por cada 100.000 habitantes y la razón de casos, es decir, la cantidad de contagios que se registraron en las últimas dos semanas, comparado con las cifras de las dos semanas previas.

Al analizar los gráficos, en riesgo alto se consideran los departamentos con una razón de 1,2 o mayor y con más de 149 casos cada 100.000 habitantes. Hay una consideración especial para poblaciones chicas y que hayan presentado menos de 50 casos en un día.

Riesgo medio se consideran aquellos departamentos con una razón de 0,8 a 1,19 y una incidencia de 50 a 149. Vale aclarar que la gran mayoría de estos lugares tienen menos de 40.000 habitantes o menos de 50 casos en las últimas dos semanas cerradas, por lo tanto, la situación debería ser evaluada con las autoridades de la jurisdicción local.

En tanto, en riesgo bajo se consideran los departamentos con una razón menor a 0,8 y una incidencia menor a 50.

Esta fórmula permite tener una idea de la magnitud que está tomando esta segunda ola en el país y cómo, de una semana a otra, casi que se duplicaron los departamentos en la Argentina catalogados como en alto riesgo.

Sin ir más lejos, hasta el 28 de marzo, había 48 departamentos (que incluía a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 12 jurisdicciones, con un total de 12,4 millones de habitantes) con ambos indicadores elevados, lo que daba cuenta de un alto riesgo epidemiológicoAl 3 de abril, ya eran 87 los departamentos (lo que incluía a CABA y 13 jurisdicciones, con un total de 25,7 millones de personas) con alto riesgo.

¿Cuáles son las jurisdicciones y departamentos con alto riesgo epidemiológico en la Argentina? Más allá de la CABA, se encuentra la provincia de Buenos Aires: Berisso, Ensenada, La Plata, Avellaneda, Lincoln, San Miguel, Balcarce, San Fernando, José C. Paz, Esteban Echeverría, Presidente Perón, Hurlingham, Florencio Varela, San Vicente, San Isidro, Vicente López, Marcos Paz, General San Martín, Cañuelas, Malvinas Argentinas, Azul, Quilmes, Mercedes, Lanús, Berazategui, Ezeiza, Morón, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Merlo, Escobar, Tigre, Moreno, Trenque Lauquen, Ituzaingó,Tres de Febrero, La Matanza, Luján, Pergamino, Chivilcoy, General Alvarado y Tandil.

En Córdoba, Calamuchita, Juárez Celman, San Alberto, Tercero Arriba, San Justo y Unión. En el caso de Mendoza, los departamentos con ambos indicadores elevados, con más de 40.000 habitantes y más de 50 contagios diarios, Maipú, Godoy Cruz, San Martín, Rivadavia y Luján de Cuyo.

De Chaco, las zonas de Comandante Fernández y Mayor Luis J. Fontana. Por su parte, en Santa Fe, más allá de Rosario, los sitios con mayor riesgo son: Belgrano, Castellanos, San Lorenzo y Caseros. También, Tucumán (cinco departamentos, incluida San Miguel de Tucumán), Entre Ríos (cinco departamentos), San Juan (tres departamentos, incluida su capital), Corrientes (dos departamentos), Misiones (dos departamentos), Tierra del Fuego (dos departamentos), San Luis (un departamento), Formosa (un departamento) y Santiago del Estero (un departamento), según la Dirección Nacional de Epidemiología e Información Estratégica con datos extraídos del SNVS 2.0 y reportes provinciales.

En consonancia con el aumento de las zonas del país con alto riesgo de contagios, municipios y provincias comenzaron a implementar medidas. Catamarca suspendió parcialmente las clases presenciales. El cierre será por una semana y alcanzará a los cuatro departamentos más afectados: Andalgalá, Capayán, Santa María y Pomán. La suspensión está pautada entre este lunes y el próximo viernes.

Córdoba anticipó su intención de no avanzar con nuevas restricciones por el momento y aumentar la cantidad de testeos. Sin embargo, algunos municipios harán recortes en las actividades nocturnas.

Santa Fe apuntará a centrarse en la campaña de vacunación a nivel provincial y por el momento no sumará restricciones.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

Belocopitt: «El sistema privado en CABA aguanta cuatro o cinco días»

Avatar

Published

on

El titular de la Unión Argentina de Salud (UAS) advirtió hoy que «con la curva así, el sistema privado no aguanta más de cuatro o cinco días», al referirse a la situación sanitaria en la ciudad de Buenos Aires.

El titular de la Unión Argentina de Salud (UAS), que nuclea a organizaciones de medicina privada, Claudio Belocopitt, advirtió hoy que «con la curva así, el sistema privado no aguanta más de cuatro o cinco días», al referirse a la situación sanitaria en la ciudad de Buenos Aires ante el crecimiento de casos de coronavirus.

«La situación es muy muy difícil, estamos con una ocupación de camas del 90% en terapia» intensiva, graficó el empresario dueño de Swiss Medical.

En diálogo con FM Futurock, Belocopitt aseguró: «Para esta época del año la ocupación de camas la tenemos en 50%, este fin de semana lo tuvimos al 90%, nunca en 30 años de profesión vi algo así».

«Si seguimos con un crecimiento de casos así, nos vamos de pista», abundó.

En este sentido, Belocopitt amplió: «Yo entiendo que la situación económica es re contra compleja pero el año pasado el sistema no saturó porque las medidas fueron duras».

También adelantó que en las clínicas privadas «se está decidiendo suspender toda cirugía que pueda posponerse por un tiempo para darle oxígeno al sistema de salud».

«Si seguimos así sin hacer nada, el sistema satura», afirmó Belocopitt, y señaló que «en las próximas horas algunas medidas para limitar esto se van a tomar».

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

El Consejo Federal de Salud definió diferir la aplicación de la segunda dosis de vacunas

Avatar

Published

on

La ministra de Salud y sus pares de las 24 jurisdicciones acordaron extenderla para vacunar a mayor cantidad de gente. Ayer hubo casi 13 mil casos, la cifra más alta en dos meses.

Con el objetivo de inocular a la mayor cantidad de personas con la primera dosis, la ministra de Salud,Carla Vizzotti, consensuó junto a sus pares de las 24 jurisdicciones diferir por tres meses la aplicación de las segundas dosis de vacunascontra el coronavirus.

La decisión se basa en una recomendación de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) y apunta a  proteger “lo antes posible” a la mayor cantidad de personas con alguna condición de riesgo, reducir el impacto de las muertes por coronavirus y disminuir el impacto de las hospitalizaciones y mortalidad por esta causa.

Ayer, Argentina reportó 143 nuevos decesos y 12.936 casos positivos de coronavirus, la cifra más alta en dos meses y que marca, según algunos expertos, la acelerada llegada de la segunda ola.

El consenso para la recomendación para diferir la segunda dosis se produjo en el marco de la reunión que el Consejo Federal de Salud (Cofesa) mantuvo ayer. “La Conain avaló –en este contexto– priorizar la aplicación de la primera dosis a la mayor cantidad de personas posibles con el objetivo de minimizar la mortalidad, y diferir tres meses la segunda dosis”, dijo Vizzotti. Y agregó que la decisión se basa “no solo en la evidencia científica, sino en favorecer la equidad en el acceso y, por supuesto, revisando permanentemente toda la información nueva y prosiguiendo con las gestiones para contar con más dosis lo antes posible y, así, cumplir con el esquema completo lo más rápido posible”.

El Gobierno definió nuevas restricciones mientras espera el arribo de vacunas

Vizzotti aclaró que la estrategia se basa en el análisis de múltiples factores, no sólo en la evolución de la pandemia y la cantidad de dosis disponibles a nivel mundial, sino también en concentrar los recursos para vacunar más rápido a un mayor número de personas, en especial a los mayores de 60 años.

Luego de considerar la situación epidemiológica, la escasez y lainequidad global en la distribución de vacunas, la aparición de variantes y la evidencia científica, los expertos recomendaron tres estrategias:

– Diferir las segundas dosis de cualquiera de las vacunas actualmente disponibles en nuestro país a un intervalo mínimo de 12 semanas desde la primera dosis.

– Después de los 3 meses de la primera dosis, se sugiere la aplicación de la segunda dosis en forma escalonada, priorizando la población de mayor riesgo de enfermedad grave (mayores de 60 y personas entre 18 y 59 años con factores de riesgo) para completar esquema. Dada la situación del personal de salud, incluyendo quienes están licenciados, se recomienda completar esquemas con intervalo convencional, en aquellos que realicen actividad asistencial y con alta exposición al riesgo o que manipulen muestras clínicas.

– En aquellas personas con diagnóstico confirmado de coronavirus, se propone postergar la aplicación de la primera dosis de vacuna entre tres y seis meses después del alta clínica. En estos casos, luego de la primera dosis de vacuna, proponen postergar la aplicación de la segunda dosis entre tres y seis meses, posterior al alta clínica.

Desde el Ministerio de Salud detallaron que “la finalidad de esta estrategia persigue vacunar a más personas con la primera dosis y, de esta manera, favorecer el acceso al proporcionar una protección adecuada al mayor número de personas lo más pronto posible distribuyendo un insumo crítico entre quienes presentan más riesgo de complicaciones y muerte por el covid-19”.

FUENTE PERFIL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas