Connect with us

Deportes

LNB : Ladrón de mi cerebro

Published

on

Por batallador, por corajudo, Peñarol nunca se dio por vencido. Fue dominado gran parte del juego y no cambió su cabeza. Esperó la oportunidad y no la desaprovechó, después de levantar dos cierres (83 iguales en tiempo regular y 94 en el primer suple) superó a Quilmes 101-105 en otro clásico de novela.

El juego se eaparía muy pronto de la tabla de los entrenadores. Tanto Javier Bianchelli como Leo Gutiérrez habían soñado con un juego controlado, un poco más amarrete de lo normal para estar bien parado, pero se abrió el juego con el tiro rápido que tomó Quilmes en ataque y que confundió a Peñarol.

Ortíz lo sacó de paseo a un lento Todd Brown que dejaba muchos espacios y el escolta quilmeño metió 10 de los primeros 12 puntos de su equipo para un parcial 12-2 que desarticuló el libreto de Leo Gutiérrez. El técnico de Peñarol les pedía paciencia a los suyos y la reacción llegó de la mano del gesto individual con Gianella – Gorosterrazú y Brown (12-9)

Cuando Víctor Fernández se hizo presente con el triple (15-9) el escolta foráneo de Peñarol se hizo cargo de todo para darle a su equipo una lluvia de tres triples seguidos para dar vuelta la taba (17-18) y poner arriba al “milrayitas”.

Los tiros que tomó Brown fueron siempre tras su propio pique. Armó sus espacios y jugó todo uno contra uno por arriba de la marca a cancha abierta evitando la doble marca. Su puntería hizo el resto.

El ingreso de Essengue por las dos faltas de Vassirani le trajo algunas soluciones en el poste a Quilmes mientras que el recambio del base por base (Juani Marcos por Gianella) le permitió a Peñarol atacar muy vertical desde el la posición del uno. El empate en 25 llegó como un justo denominador de los primeros 10 minutos.

El trámite del segundo cuarto no cambio. Y de hecho los intérpretes fueron los mismos, ya que Lucas Ortíz siguió anotando con consistencia aprovechando esta vez que Gorosterrazu se pegaba más a su marca y decidía penetrar.

Víctor Fernández movió bien los hilos del equipo cervecero y Ortíz (11 en el primer cuarto y 9 en el segundo) no podía ser frenado. A su lado tampoco hubo mucha compañía más que el propio Fernández (10) y algo de Essengue (8).

Por Peñarol después del recital del primer cuarto de Brown (15) apareció Juani Marcos para dar una mano importantísima en ofensiva (12 puntos) con el tiro abierto (2/3 en triples y 2/2 en dobles). Nico Gianella (8 puntos con 4/4 en dobles) completaba el tridente con que el milrayitas atacaba desde el perímetro.

Desde la salida de Tintorelli que Peñarol no puede encontrar su faro en el poste bajo y le cuesta mucho que la pelota circule en el set play, por eso tuvo muchas más soluciones con sus bases atacando el aro.

En un juego de ofensivas abiertas y poca defensa el segundo cuarto fue un empate en 27 y el extraño primer tiempo terminó en tablas en 52. Si sirve como dato para graficar la calidad de anotaciones y cómo llegaban los puntos Peñarol tuvo solo 4 asistencias mientras Quilmes sumo 13 en todo el primer tiempo.

El segundo tiempo y todo lo que vendría después ya fue un partido más esperable. Los equipos recuperaron la memoria para mostrarse como conjuntos batalladores, peleadores, pero no lujosos. Y todo el complemento fue una verdadera batalla.

Leo Gutiérrez bancó al equipo titular con Gorosterrazu como alero y Brown de dos y sus cambios fueron ortodoxos: salió Gianella y entró Marcos, salió Arn y entró Lauria. Peñarol estaba con el freno de mano puesto.

Había logrado un mejor control del pase entre línea de Quilmes desarmando un poco los sistemas que disfruta el cervecero. En Quilmes Juane De la Fuente dio una mano en ofensiva, y con muy poco se mantuvo al frente casi todo el cuarto, pero Peñarol lo cerró mejor con Brown jugando de pasador y una bomba de Nico Lauría para ganar el parcial 15-16 y entrar al último cuarto arriba por uno: 67-68.

El tramo final del partido fue continuidad del tercer cuarto. Ambos equipos muy trabados en la ofensiva y con varios tiros lanzados que ni siquiera tocaron el aro. Essengue anotó en el poste y Ortíz siguió burlando a sus defensores para que Quilmes recupere rápidamente el control.

De hecho el cervecero había perdido un rato el dominio del juego pero sobre el último cuarto siguió jugando más natural. Por el contrario Peñarol cuando quiso ser prolijo fue ineficaz, y solo fue punzante cuando atacó en el plano más individual.

Leo se vio obligado a jugar con el tándem Juani Marcos-Gianella para tener más control y pase y la apuesta salió bien. Cuando restaba 6:19 llegaron los primeros puntos de Peñarol en el cuarto gentileza de Lucas Arn con una corajeada del ala pivote yendo fuerte para el aro.

Arn detectó la ventaja sobre Maciel, sabiéndose el jugador de Peñarol más rápido, lo atacó desde el perímetro decidido anotando 6 puntos en fila para llevar el empate en 74 a falta de 4:30.

De todos modos Quilmes nunca perdió el ritmo y con un triple de Bolivar y puntos de Ortiz llegó a los 80 segundos finales arriba por cuatro (80-76).

Y allí comenzó el karma del cervecero y la serie de resurrecciones de Peñarol. Las malas decisiones de cierre no fueron patrimonio de nadie en Quilmes pero dejaron en evidencia que no hubo un base con autoridad para hacerse cargo de la pelota, extrañando a Lucho Tantos, desgarrado. Bolivar apresuró un par de tiros y Peñarol no lo perdonó. Ortíz erró un libre (83-81) y con 5 segundos Gianella anotó el doble del empate en 83.

Como en toda la noche, el base platense perforó la defensa rival sin que todo Quilmes pueda encontrar soluciones a esa penetración.

Final tiempo regular (83-83)

En el primer suplementario fue otra vez el cervecero quien se asentó más rápido al juego con Essengue lastimando en el poste bajo, ya sea con faltas y tiros libres o acciones directas de pick and roll. Lucas Ortíz seguía sumando y su equipo se puso 93-88 a falta de 1:45.

Luego la secuencia de cierre siempre termina siendo un cuento de Federico Fellini, con situaciones inverosímiles. Víctor Fernández erra un tiro cómodo y su propio rebote ofensivo y del otro lado erra nada menos que Gianella pero del rebote ofensivo de Marcos llegó el doble de Lauria (93-90).

Luego Bolivar falla de tres y en la contra Brown sale disparado a bandeja con 23 segundos y Juane de la Fuente comente un pecado de juventud al pararlo muy rápido con falta buscando recuperar el balón. El escolta foráneo mete los dos (93-92) a falta de 23 segundos.

En la reposición de fondo de cancha Quilmes no pudo ponerle la bola a Ortiz y fue para Bolivar que recibió la falta. Mateo erró el primero y metió el segundo (94-92) permitiéndole a su rival la posibilidad de empatar con un doble, chance que por su puesto Gianella no dejó pasar. Una vez más el base de Peñarol entró “gambeteando” en la defensa y anotó la bandeja volada.

El cierre de los 6 segundos restantes fueron un papelón de los árbitros que hicieron todo lo posible para que el espectáculo pierda brillo (y no dirigieron bien). Lo cierto fue que el cervecero perdió el balón y Juani Marco casi lo gana con el recupero y triple.

Final 1er suplementario (94-94)

El segundo suplementario a pesar de la baja de Lucas Arn por cinco faltas y casi todo los jugadores titulares cargado con 4, Peñarol se asentó mejor, agazapado y al acecho, esperando su oportunidad, finalmente le llegó y a diferencia de Quilmes no la dejó escapar.

Si bien triples de Bolivar y Ortíz le dieron al ventaja al cervecero (101-100) Lucas Gorosterrazu jugó un segundo suplementario perfecto y Juani Marcos también. Quilmes dejó de jugador en equipo y buscó el triple salvador que nunca llegó perdiendo no solo la fisonomía de equipo que había mostrado, sino también el partido.

La tozudez de Peñarol y el coraje de jugar momentos cumbres sin fallar (sobre todo Gianella) lo depositó en un nuevo final feliz, que nunca por repetido deja de ser el más importante del año.

Quedará para el análisis largo y más fino las formas de la conquista. Peñarol hizo 105 puntos con solo 10 asistencias en total. Tuvo 16 pérdidas (que no son muchas) pero solo dos recuperos y dependió hasta el hartazgo del tridente de media cancha. Pero sus hinchas bien saben que el clásico más vale ganarlo como sea y luego se analizará el próximo juego. Porque de eso se trata esta locura pasional que nos regalan Quilmes y Peñarol.

Final Quilmes 101 – Peñarol 105 2do suplementario

Crónica. @pablotosal – Pick&Roll
Fotos: Demian Schleider /Liga Nacional

Continue Reading

Deportes

BOCA CAMPEON DE LA COPA DE LA LIGA

Published

on

Boca Juniors le ganó 3-0 a Tigre en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y se quedó con el título de la Copa de la Liga Profesional.

El Xeneize goleó por 3-0 a Tigre en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y sumó el título número 72 a su vitrina.

Boca  marcó los goles en los momentos justos: en el final del primer tiempo, con el cabezazo de Marcos Rojo que se le escapó a Marinelli. En la segunda parte, cuando presionaba el Matador y Fabra aplacó las tensiones con un zurdazo furioso. Y en el epílogo, con el testazo de Vázquez que cerró el score.

Con la coronación, Boca se adjudicó la suma de 250 mil dólares como premio y además se aseguró un lugar en la próxima edición de la Copa Libertadores.

El equipo de Sebastián Battaglia borró los nubarrones que se presentaron en algún momento del campeonato y sacó a relucir su carácter para finalmente alzarse con el título en la Copa de la Liga Profesional 2022. Fue un camino complejo, pero triunfal.

Este es el segundo título de Battaglia como entrenador de Boca. El primero había sido la Copa Argentina en 2021.

Continue Reading

Deportes

ANGEL DI MARIA SE DESPIDIO DEL PARIS SAINT GERMAIN

Published

on

“Es normal llorar, son muchos años acá, son momentos muy importantes en mi vida, es la mitad de mi carrera en esta ciudad e irme así es lo mejor que me podía haber pasado“, agregó el rosarino visiblemente emocionado.

Todo lo que el ‘Fideo’ le brindó al Paris Saint Germain y todo lo que recibió del club lo rubricó en una última presentación destacadísima, por su juego, por la asistencia a Mbappé (autor de un triplete) para marcar la apertura y le puso su propia firma al cierre de la goleada al definir luego de capturar un rebote tras un tiro en el poste de su compatriota Lionel Messi (22m. ST) -el gol restante fue obra de Neymar-.

Ese fue el momento en que se le escaparon sus primeras lágrimas, las que abundaron al final del encuentro, mientras que por las pantallas del Parque de los Príncipes se proyectaba un video con sus mejores goles en el equipo, que actualmente dirige su connacional Mauricio Pochettino.

Precisamente, el entrenador expuso en la previa del cotejo: “Me parece un grandísimo jugador, excepcional, con una trayectoria increíble. En siete años ha hecho grandísimas cosas y es uno de los mejores de la historia con esta camiseta”.

A su esposa, Jorgelina Cardozo, ubicada en uno de los palcos, se la observó tan conmocionada como el astro y al igual que sus hijas, que posaron con él en la previa al inicio del partido.

Di María se incorporó al club en 2015, tras su paso por el Manchester United, y desde entonces jugó 295 partidos, con la conversión de 92 goles y brindó 112 asistencias, las que lo convirtieron en el mejor asistente de la historia de la entidad, por encima de Safet Susic.

En cuanto a títulos con el PSG, el autor del gol para que el seleccionado argentino ganara la última Copa América frente a Brasil, alcanzó los 18: ganó cinco campeonatos de la Ligue 1 de Francia (2016, 2018, 2019, 2020, 2022); cinco Copas de Francia (2016, 2017, 2018, 2020, 2021); cuatro Copas de la liga (2016, 2017, 2018, 2020) y cuatro trofeos de Campeones (2016, 2018, 2019, 2020).

 

Continue Reading

Deportes

AUSPICIOSO DEBUT DE LAS CHICAS DE PEÑAROL EN LA LIGA FEDERAL

Published

on

Peñarol debutó en la Liga Federal Femenina con una gran victoria por 63-61 sobre Berazategui, el multicampeón del básquet argentino. Peñarol tuvo como iniciales a Micaela Sancisi (25 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias), Federica Laganá (7), Sofía Colantonio (0), Camila Weiske (5) y Tamara Dell Olio (20 unidades y 11 recobres). Luego ingresaron Juana Barrionuevo (3), Guadalupe Demársico (3) y Nicole Quesada. También formaron parte del plantel las jugadoras Lola Chan, Martina Barbarino y Mora García Duffy.

Al “Milrayitas” le costó anotar y a los tres minutos recién pudo sumar con un doble de Sancisi. El rival tampoco fue brillante en ofensiva, aunque le alcanzó para mantener una interesante renta.Una mejora en defensa y también adelante le permitió a las de Blanco ponerse a uno al sonar la bocina final del primer cuarto (11-10).

En el inicio del segundo cuarto, un doble de Dell Olio puso a las visitantes arriba. Luego tomó la posta Sancisi, con un show unipersonal, y le dio una renta de cinco en dos minutos (18 a 13).

Berazategui mejoró e igualó en 20 pero allí Peñarol metió un 13-3 para volver a comandar 33-23. Sancisi, Dell Olio, Laganá, Barrionuevo y Demársico anotaron. La renta al finalizar el período fue de nueve (33-24).

En el tercero, con las armas de siempre, las visitantes continuaron dominando y llegaron a sacar la máxima de 14 (41-27). La bocina las encontró con una renta de 11 (51-40). Camila Weiske brindó soluciones en el juego interior y las perimetrales defendieron duro. Sancisi se encargó de jugar y hacer jugar.

En el cuarto se vino Berazategui, con un parcial de 23-12 que lo arrimó a un doble a poco del cierre y con el cual le puso suspenso a la victoria “Milrayitas”. Con Wolff, Yaciura y Gentinetta como banderas ofensivas, además el local pudo controlar a Sancisi, que sintió el desgaste de jugar sin descansar. De todas maneras, Peñarol se quedó con una victoria muy celebrada.

Este  martes a las 21.30, el elenco marplatense recibirá a Villa España en el microestadio Domingo Robles.

Fuente: Libreexpresion.net

Continue Reading

Más Vistas