Connect with us

Deportes

LNB : Mas locales que visitantes pero con mucho esfuerzo

Published

on

Una visita clásica a La Banda

Quimsa se quedó con el clásico Santiagueño por 94-83 ante Olímpico en condición de visitante. Perdió el primer cuarto, pero se recuperó con un 24-8 en el segundo cuarto y desde allí nunca perdió el control del juego.
Autor:Octavio Escalada (@OkyEscalada)

Defendió bien y se basó en su juego en equipo para llevarse el juego. Gadson fue el mejor del juego con 21 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias seguido de Francis con 21 puntos y 7 rebotes.

Olímpico fue notoriamente superior en los primeros minutos. Abrió el marcador del juego con un cinco puntos seguidos de Dionte Christmas en menos de un minuto. Quimsa no estuvo fino en sus primeras ofensivas. Un alley oop de Facundo Giorgi a Justin Williams puso las cosas 7-0 levantando a la parcialidad local. El “Negro”, al cabo de tres minutos siguió adelante y con la idea de imponer su juego. La “Fusión” no encontró el gol en este lapso de tiempo. Dos simples de Giorgi y una volcada bestial de Williams estiraron la brecha a 11-0 para que Silvio Santander solicite un tiempo muerto inmediatamente. Nicolás de los Santos inauguró la puntuación de Quimsa con un triple después de casi 3:30 sin convertir.

Una tapa espectacular de Williams a De Los Santos derivó en un contraataque efectivizado por Ramón Clemente para poner las cosas 16-3. Christmas, a falta de 4:30, convirtió una bandeja para volver a alejarse 20-7, después de que la visita se haya acercado de la mano de Torin Francis. Quimsa se acercó a ocho sobre el final del cuarto con triples de Novar Gadson y de Juan Ignacio Brussino (23-15). Clemente contestó al instante desde la misma vía Francis protagonizó un lindo duelo con Williams bajo ambos tableros. De Los Santos tuvo la oportunidad de achicar la brecha en una penetración, pero la bola le dio en el pie y se fue por un costado. El cuarto cerró en paridad con un marcador que dictó un 26-17 para el conjunto local.

Quimsa empezó el segundo cuarto con una defensa intensa sobre su rival. Esto le permitió acercarse a cuatro con una volcada de Francis y un triple de Gadson (26-22). Con dos bandejas de Jeremiah Massey y de Sebastián Vega, Quimsa igualó el juego en 26 al cabo de dos minutos. Todo esto fue producto de una buena defensa. La “Fusión” pasó al frente después de que Brussino convierta un simple tras una falta antideportiva de Maximiliano Stanic. Damián Tintorelli metió una volcada para Olímpico después de un par de minutos sin convertir. Del otro lado, Acuña respondió de la misma manera en otro duelo interesante en la pintura. Después de que Quimsa saque seis puntos de luz, Adrián Capelli llamó a sus dirigidos al banco con un tiempo muerto.

El juego se emparejó ya que ambos no encontraron la efectividad deseada. Quimsa estuvo un poco mejor en defensa pero no la pudo meter en el otro lado. Olímpico no defendió óptimamente y en ataque fue absorbido por la defensa Fusionada. La visita amplió la ventaja a nueve desde la línea de tres puntos con De Los Santos (32-41). El entretiempo encontró a ambos con un marcador de 41-34 para los de la capital Santiagueña.

El tercer cuarto arrancó con una tapa de Williams, que se convirtió en un triple de Stanic, que lanzó solo aprovechando una distracción de la visita. Francis puso el marcador 46-37 con un doble y falta (antideportiva) cometida por Williams. Después de una bandeja de Brussino, Vega convirtió un triple y falta para adelantarse 53-40 y levantar a la gente visitante. Después de un doble luchado de Francis, Capelli pidió minuto a falta de 6:14.

Olímpico, de la mano de Machuca y Giorgi se puso 44-60 faltando cinco minutos. Massey, después de que el partido entre en sequía de tantos, convirtió un triple faltando menos de cuatro minutos (44-63). Mientras sacó la ventaja máxima de 20, Quimsa siguió defendiendo agresivo y dio sus frutos. Un triple de Gadson puso las cosas 71-48 para la Fusión. El minuto final solo alcanzó para un parcial de 3-5. El último cuartó espero a ambos con un tanteador dando un 74-53 para los de Santander.

Olímpico achicó un poco la brecha de la mano de Clemente que hizo una buena contribución tanto en ataque como en defensa (57-74). El trabajo de Tintorelli también fue crucial para el Negro, que emparejó el juego y se fue acercando en los primeros dos minutos del cuarto final. Ajustando un poco la defensa y con dos bandejas de Machuca y Tintorelli, Olímpico se acercó a 14 y levantó a su gente (63-77).

Quimsa sufrió una baja delicada cuando Machuca le sacó la quinta falta a De Los Santos. El local se puso abajo por 9 de la mano de Machuca, quien se cargó el equipo al hombro y lo posicionó 79-70 a falta de 4:57. Un triple de el propio Machuca, después de unas buenas defensas, puso a Olímpico 73-79 y convirtió al Vicente Rosales en una caldera.

Vega, como de costumbre, apretó la defensa para Quimsa y después de un robo, convirtió una bandeja peleada en una contra para dar aire al visitante (73-81). El juego siguió palo a palo, con el electrónico 77-83 para Quimsa. Cuando el Negro se puso a cinco y parecía que la noche se le venía a Quimsa, Gadson clavó un triple para alejar un poco a la Fusión (86-78).

Faltando poco menos de un minuto, un triple de Machuca nuevamente, puso a cuatro a los de La Banda. Y Gadson, otra vez, apareció desde tercera dimensión para poner las cosas 90-83 restando 35 segundos. Los intentos del local fueron en vano ya que no logró efectivizar sus ofensivas. Francis se encargó de liquidarlo con una volcada en un contraataque. La victoria se fue para la capital Santiagueña por 93-84. Novar Gadson fue la figura con 21 puntos (5/6 en triples), 4 rebotes y 5 asistencias, clave en el final apareciendo cuando el equipo más lo necesitó. Lo siguió Torin Francis con 23 puntos y 7 rebotes.

Síntesis:

Olímpico (83): Clemente 17, Williams 10, Giorgi 10, Stanic 3, Christmas 10 (FI); Aguiar 0, Machuca 22, Tintorelli 8, Bernardini 3. DT: Capelli.

Quimsa (94): De Los Santos 13, Massey 9, Brussino 6, Vega 17, Francis 23(FI); Montero 1, Gadson 21, Acuña 4, Kalalo 0. DT: Santander.

Parciales: 26-17, 8-24, 19-33, 30-20.
Árbitros: Oscar Britez, Fabio Alaniz, Pedro Hoyo.
Estadio: Vicente Rosales (La Banda, Santiago del Estero)

Crónica: Octavio Escalada – @OkyEscalada – Pick&Roll.
Fotos: LNB Contenidos

Lavado de Cabezas

Sin tres piezas claves, como Vidal, Arengo y Quinteros, Regatas se encontró con su mejor versión. En un juego sin fisuras, venció a San Lorenzo por 78 a 66. El goleo de Brandon Thomas (16 puntos) y la tremenda jerarquía de Carlos Cabezas, que debutó, fueron algunos de los puntos más altos
 

Con quintetos poco habituales, especialmente en el local por lesiones, comenzó un partido parejo, hasta que Regatas con mucha circulación de balón y claridad ofensiva se alejó en el marcador 11 a 4, con un triple de Ramírez Barrios, promediando el parcial.

Con el aporte de Deck (8 puntos en el cuarto), San Lorenzo equilibró las acciones, pero Regatas tuvo muchas variantes para llegar al gol, y se alejó a 10 puntos, 21 a 11, a segundos para el final del primer cuarto; que terminó 21 a 15 para el local.

El trabajo de Martina en la pintura y el aporte de Corbalán, con un par de asistencias para que conviertan Harris y Saiz, fueron claves para que Regatas retomé la brecha de diez, 32 a 22, a los cuatro minutos del segundo parcial.

Pero en San Lorenzo aparecieron los triples de Tucker y Vildoza, y el score quedó en 32 a 28 con cuatro minutos por jugar. La sequía del local terminó con un triple de Cabezas, que hizo su carta de presentación, y coronó su debut con un nuevo triple para dejar el primer tiempo en 43 a 32.

Tremendamente equilibrado fue el tercer parcial. San Lorenzo apostó al juego interior con Ferrer, y además Tucker comenzó a gravitar y marcar puntos debajo de las tablas, hasta dejar el marcador 51 a 45, con un doble precisamente del escolta foráneo, a los 6 minutos.

Pero Brandon Thomas estuvo incontrolable en el cierre, y con Cabezas mostrando toda su jerarquía, Regatas tomó la máxima de 12 puntos, 60 a 48 con un rebote ofensivo y gol de Martina; score con el que terminó el tercer parcial.

Lo mejor de Regatas se vio en el último cuarto, en donde tomó una diferencia de 17 puntos, 67 a 50, a los cuatro minutos, con un doble de Saiz, que además anuló a Deck en una de las claves del juego en el complemento.

Pese a la tremenda calidad de Tucker para anotar, Piccato puso doble base para la recta final (Cabezas y Corbalán) y entre los dos administraron muy bien el juego para inclusive alejarse 76 a 58, con dos minutos por jugar.

En los dos minutos finales, Piccato sentó a Cabezas, Saiz se fue por cinco faltas, y algunos triples de Safar terminaron por decorar el marcador que quedó en 78 a 66 para un Regatas que, pese a las ausencias, sacó de la galera su mejor juego para llevarse un triunfo brillante.

La síntesis
Regatas Corrientes (78):
Juan P. Corbalán 13, Alexander Harris 10, Brandon Thomas 16, Fabián Ramírez Barrios 11, y Chevon Troutman 4 (FI); Fernando Martina 8, Javier Saiz 4 (x), Carlos Cabezas 12, Erik Thomas 0, y Joaquín Marcón 0. DT: Gabriel Piccato.

San Lorenzo (66): José Vidoza 7, Darquavis Tucker 20, Gabriel Deck 15, Marcos Mata 5, y Javier Justiz Ferrer 6 (FI); Selem Safar 8, Joel Anthony 0, Mathías Calfani 5, y Lisandro Fernández 0. DT: Gonzalo García.

Progresión: 21/15, 43/32 (22/17), 60/48 (17/16), y 78/66 (18/18).
Árbitros: Fernando Sampietro, Oscar Martinetto y Alejandro Zanobone.
Estadio: Regatas Corrientes.

Crónica y fotos: prensa Regatas

El increíble Gigante Verde

En una noche épica, Estudiantes venció a Boca por 81 a 80 tras haber estado 21 puntos abajo a falta de 12 minutos y realizar un parcial de 35 a 17 en el ultimo cuarto. La figura fue Leandro Vildoza, no solo por sus 16 tantos, sino por lo realizado en los momentos mas complicados para el Verde.

Estudiantes Concordia fue quien comenzó mejor el partido, convirtiendo y defendiendo correctamente, imposibilitando a la visita tirar con claridad, logrando sacar una diferencia de seis puntos. Promediando la mitad del cuarto, fueron los xenizes quienes empezaron a corregir los tiros y aparecieron imprecisiones en el Verde para poder convertir. A falta de 1´49” fue Boca el que paso al frente por 15 a 11. Finalmente, el parcial fue para la visita por 14 a 20.

El segundo cuarto se presentó sumamente complicado para el local. En los primeros minutos logró achicar la diferencia a tan solo dos puntos, pero luego fue el equipo de Narvarte quien dominó las acciones sacando una máxima de 13, siendo claves los triples consecutivos convertidos por Martin Osimani y Lucas Pérez. Se fueron al descanso largo con un marcador de 28 a 41 y el parcial nuevamente a favor de la visita por 14 a 21.

La tercera etapa fue una vez mas para Boca que siguió sacando diferencia manejando el juego con buenas intervenciones de Eduardo Gamboa que sumaba 8 puntos. Se fueron al último descanso con un triunfo parcial para la visita por 46 a 63, tras haberse quedado una vez mas con el parcial, en este caso por 18 a 22.

El inicio de los últimos diez minutos, tuvo un despertar formidable para el Verde, solo habían transcurrido 7” y Vildoza roba la pelota y se la cede a Orresta para que la vuelque. Así comenzaba el local a descontar la distancia obtenida por Boca. Luego llegaron los triples de Leandro Vildoza, cuatro en total, mas los puntos de Smith y Jasiel, la diferencia que era de 17 al comienzo del cuarto, tan solo quedó a 6 faltando 6´30” para el cierre del partido. Dos minutos más tarde, fue la visita quien volvió a sacar 14 de diferencia. Y como el Verde jamás se rinde, cuando solo restaba un minuto de juego Estudiantes se encontraba a un punto.

Síntesis

Estudiantes (81): Sebastián Orresta (9), Mateo Bolívar (3), Anthony Smith (11), Jasiel Rivero (21) y David Doblas (8), (FI); Clay Tucker (3), Sebastián Uranga (10), Leandro Vildoza (16), Alejandro Zurbriggen (0), Iván Catani (0), Santiago Cuelho (0) y Lucas Landi (0). DT: Lucas Victoriano.

Boca Juniors (80): Martin Osimani (9), Lucas Pérez (13), Kevinn Pinkney (13), Adrián Boccia (12) y Fotios Lampropoulos (10) (F.I). Eduardo Gamboa (8), Paul Harrison (8), Lucas Gargallo (0), Mariano Fierro (7), Tomas Cavallero (0) y Agustín Caffaro (0). DT: G. Narvarte.

Parciales: 14 – 20, 14 – 21 (28 – 41), 18 – 22 (46 – 63), 35 – 17 (81 – 80)
Árbitros: Raúl Sánchez – Pablo Estévez – Sergio Tarifeño
Cancha: Gigante Verde

Crónica y fotos: Prensa Estudiantes

No hay nada mejor que casa

El conjunto dirigido por Martín Villagrán logró una gran victoria en el Socios Fundadores al ganarle a Argentino de Junín por 70 a 65. El goleador del encuentro fue el debutante Winsome Frazier con 16 puntos.

El partido comenzó con un doble largo de Antonhy Kent para la visita y rápidamente Eloy Vargas contestó del otro costado. El desarrollo se hizo parejo y fue Gimnasia quien primero pudo sacar una leve ventaja (11-7). En el equipo del sur hizo se debut el extranjero Winsome Frazier. El local defendió duro pero no estuvo fino de larga distancia, mientras que Argentino con la conducción de Luis Cequeira y el trabajo en el poste bajo de Kent, llevó el marcador a su favor. En el verde marcó puntos todo el quinteto titular para irse al primer descanso perdiendo por tres (16-19).

El segundo parcial lo empezaron ambos erráticos y con poco goleo en los primeros minutos. Además, estuvo muy cortado por faltas. Frazier fue el goleador del Mensana en el cuarto (8), y fue bueno el aporte de Diego Romero en los dos costados, pero siguió negado el tiro de atrás de 6.75 mtrs. Por su parte, los dirigidos por Eduardo Japez tuvieron a un encendido Matías Bortolin en la pintura para quedarse con el cuarto y entrar al entretiempo ganando 40-34.

La vuelta al juego continuó pareja. Frazier estuvo intratable las primeras posesiones y metió los primeros seis tantos de Gimnasia en el cuarto. Defensivamente quemó piernas y hubo una gran tarea del equipo en general. Con dos dobles y faltas consecutivas de Eloy Vargas, empató el tanteador. Finalmente los dirigidos por Martín Villagrán entrarían al desenlace ganando por la mínima (54-53).

En el comienzo del último parcial fue mejor el local, aunque como en todo el encuentro, la paridad fue una constante. A falta de 4 minutos para terminar el partido, las cosas estaban en pardas (60-60). Rompió el empate Juan Manuel Rivero con un gran tiro de tres. A falta de poco más de dos minutos, Winsome Frazier robó una pelota clave y se fue solo rumbo al aro para colocar una diferencia de cinco (67-62). Ese tanteador se mantendría hasta los últimos 45 segundos y así Gimnasia pudo cerrar el juego a su favor. El equipo de Comodoro ahora tendrá tres partidos como visitante: Quimsa, Olímpico y San Lorenzo.

Síntesis:
Gimnasia y Esgrima (70): Gustavo Barrera 4, Scott Rodgers 8, Juan Manuel Rivero 7, Franco Giorgetti 7 y Eloy Vargas 15 (FI) Diego Romero 11,Winsome Frazier 16, Manuel Buendía 2, Daniel Hure 0 y Yoanki Mensia 0. Estéfano Simondi y Leandro Fogel no ingresaron. D.T.: Martín Villagrán.

Argentino (65): Luis Cequeira 11, Marcos Saglietti 11, Juan Cangelosi 10, Marvin Phillips 5 y Anthony Kent 13 (FI) Matías Bortolin 14 Gastón García 1, y Guido Mariani 9.Julián Saccinelli, Agustín Cavallín y Gianni Dubois no ingresaron. D.T.: Eduardo Japez.

Árbitros: Alejandro Chiti, Julio Dinamarca y Sebastián Moncloba.
Parciales: 16-19/ 34-40 (18-21) / 54-53 (20-13)/ 70-65 ( 16-12).
Estadio: Socios Fundadores.

Konsztadt el súper héroe

La Unión de Formosa derrotó a Bahía Basket por 71 a 69 en su noche de los 500 partidos en Liga Nacional como local. Lo hizo en Laguna Blanca. Konsztadt fue decisivo en el cierre con el doble que lo puso 71 a 69 y con una tapa en la última ofensiva de la visita a Parodi.

Cuatro en el local anotaron en doble dígito, liderados por Glynn con 15, 14 de Maldonado, 13 Elsener y 11 de Konsztadt. En Bahía hubo 14 de Santiago Vaulet y 12 de Luciano Parodi.

En los primeros 5 minutos de la noche fue Bahía el que se mostró más eficaz para atacar el aro con protagonismo de Santiago Vaulet -6 puntos en ese pasaje- lo que le permitió tomar el mando en las cifras por 11 a 5. Corrigió el momento La Unión con Elsener a la cabeza. El alero sumó 5 en el 7-0 que vino para pasar a ganar por primera vez por 12 a 11. De ahí en adelante cambiaron doble por doble hasta que con la oportunidad de correr la cancha La Unión se alejó a un triple con más de Elsener -18 a 15- con 2,48 en el reloj. Sin gol para el local en el cierre del capítulo, Bahía cerró solo a uno -19 a 18- anotando con Levy y Santiago Vaulet.

Un parcial de 6-0 en la largada de segundo cuarto marcó el pulso del capítulo. Triples de Konsztadt y Glynn para el local que sacaba 7 puntos de ventaja -25 a 18- y que a lo largo de la fracción iba a poder cuidar aunque muy pocas veces alejarse en las cifras. Es que el cuarto tuvo a dos equipos con muchas imprecisiones para anotar y así, con bajo goleo, lo único nuevo fue la máxima de 8 que La Unión sacó -32 a 24- en una de las pocas oportunidades que pudo correr la cancha.

En el minuto final, Bahía achicó a 5 -34 a 29- con un triple de Materán cuando quedaban 8 segundos y el juego había dejado un parcial de 15 a 11. La última la tuvo La Unión con Glynn sumando su tercera anotación en la noche -7 puntos- para cerrar el score en 36 a 29.

El tercero largó como el segundo. Con una mini racha pero ahora para Bahía que fue de 5 a 0 –dos de Parodi y tres de Levy- para quedar 36-34. Un doble largo de Maldonado frenó la sequía local y una nueva anotación del escolta armó un 4-0 que puso todo casi como al inicio del capítulo. Se terminaron las rachas y, en un trámite muy similar al del segundo cuarto, con poca eficacia de los dos, la diferencia se movía entre 6 y 4 ya en la segunda mitad del parcial. La pudo bajar la visita que siempre para su mejores momentos lo tenía Santiago Vaulet. Se puso a dos -43 a 41- pero la vuelta al campo de acción de Glynn fue solución para atacar con un triple del extranjero -46 a 41-. Lo siguió siendo al anotar su tercer triple sobre cinco intentos para, por segunda vez en la noche, poner a los suyos con luz de 8 -50 a 42-. También el extranjero fue para adentro, ganó una falta y con dos libres registró nueva máxima de 9 -52 a 43-.

El cuarto final La Unión lo largó con determinación como para buscar un quiebre. Metió un 4-0 en un minuto para pasar por primera vez la barrera de los 10 –tenía 11 con un 58 a 47- y con cada ataque del rival consolidaba su trabajo defensivo. Un triple de Fjellerup interrumpió el momento -58 a 50- y luego también una anotación de tres, ahora de Parodi tenía el partido en 60 a 53. La visita mostraba sus armas para no perder distancia y, una vez más, en una ráfaga con baja eficacia de los dos, el reloj era el mejor aliado del local que tenía 64 a 55 a falta de 5.30.

Como en toda la noche Santiago Vaulet empujaba a Bahía. Con un triple los arrimó a 4 -64 a 60- con 4,23 por jugar y, ya cerca de la recta final, La Unión debía recuperar gol. Dos libres de Elsener llegaron en un momento bien oportuno -66 a 60- pero un 4-0 de Bahía –Parodi y corrida de Fjellerup- encendían alertas -66 a 64 con 2,28-.

Paró el juego Ramella –hasta ahí parcial de 17 a 12 para Bahía- y un triple de Young –solo 4 puntos antes del acierto- fue un bálsamo, aunque no duró nada porque Parodi sobre la chicharra contestó por la misma vía y solo seguía habiendo un doble entre uno y otro. La visita tuvo la pelota para ir por más logrando poner en la línea, con 50 segundos, a Filippa. El pivote metió los dos y estaban a la par en 69.

Konsztadt vino al rescate rompiendo por el eje y anotando un doble corto -71 a 69- con 37 segundos por delante. Robó La Unión en la siguiente y Maldonado no pudo anotar con 18 segundos. Había que defender y el mismo protagonista que había destrabado el 69 iguales fue protagonista: tapa de Konsztadt ante el intento de afuera de Parodi para bajar dejar escrito que en la noche de los 500 partidos de local de La Unión, llegó el primer festejo en Laguna Blanca.

Síntesis:
La Unión de Formosa (71):
A. Konsztadt 11, J. Maldonado 14, A. Elsener 13, A. Young 7 y C. Crawford 1 (FI); T. Gómez 2, F. Marín 4, J. Glynn 15, T. Gallizzi 4 y J. Ruiz 0. DT: L. Ramella.

Bahía Basket (69): L. Parodi 12, S. Vaulet 14, J. P. Vaulet 10, J. Levy 11 y F. Filippa 2 (FI); M. Fjellerup 13, R. Gerhardt 0, J. Materán 4, F. Elías 0 y F. Corvalán 3. DT: S. Ginóbili.

Árbitros: Diego Rougier, Roberto Smith y Cristian Salguero.
Parciales: 19-18, 36-29 y 54-47.
Detalle por cuartos: 19-18, 17-11, 18-18 y 17-22.

Crónica: Gonzalo DeAngelillo – Prensa La Unión
Fotos: prensa La Unión

Continue Reading

Deportes

LA SCALONETA NO PARA. GOLEADA DE LA SELECCION NACIONAL

Published

on

Es imposible de frenar. Messi, su equipo, el entusiasmo, la euforia que estalla en el Monumental. La ovación para Leo, para Dibu Martínez, para De Paul, para Di María, hasta para Scaloni (aplaudido con cantito incluido en pleno partido, sí). Es imposible de frenar esta ola celeste y blanca, ese ritmo, ese empuje, esa precisión en velocidad, esa voracidad. Es imposible de frenar, claro, porque el campeón está así, unido en una misma causa, en un puño apretado gritando por Argentina. La Selección derrocha confianza, optimismo, seguridad, energía, buena salud. Y da placer. Así aplastó a Uruguay 3-0. Y así, dio un paso más, uno enorme, a Qatar 2022.
Si ganó más que un partido es por las condiciones en las que se presentó el juego. Porque ganó (goleó y gustó) ante un rival que armó un cerrojo que parecía imposible de romper. Le ganó a una línea de cinco y a otra de cuatro, tiró una doble pared que buscó quebrarle la paciencia. Le ganó a un adversario que lo hizo sufrir, que puso a prueba a su arquero, cada vez más gigante, con tapadas decisivas . Y le ganó, como si fuera poco, a la presión de la tabla, porque en la previa se habían dado resultados favorables para cortar camino al Mundial. No le pesó.
La Selección se impuso a todo eso. Incluso, a las dudas iniciales de su defensa (luego Romero y Otamendi se afirmaron). Pero hay un aura tan positivo, que no sólo el palo ahora juega a favor (como en la de Suárez). también las asistencias se convierten en goles. En efecto, ese pase de Messi en cachetada para la entrada de Nico González que se le coló a Muslera, cambió el partido, partió a Uruguay, lo hundió. Sin embargo, fue Argentina el que provocó ese derrumbe. Con paciencia, con solvencia, con juego asociado, con decisión. Nunca se apartó de su libreto. Su rival, en cambio, sí se quedó sin él.
Si el gol de Messi fue un mazazo, el de De Paul seis minutos después fue un golpe de nocaut. A partir de ahí, fue todo de Argentina. Pero todo, absolutamente todo. Con un Messi inspirado, picante, imparable. Con un De Paul todoterreno, lugarteniente del capitán, intratable para meter y para jugar. Con un Lo Celso metido, preciso, siempre peligroso. Con un Lautaro Martínez que, sin estar en sintonía, igual selló la goleada. Y con un equipo comprometido, lúcido, en el que los que juegan demuestran por qué juegan y los que entran no desentonan.
El equipo de Scaloni se floreó a tal punto que la gente terminó gritando “ooole” al final del primer tiempo, en el final del partido y en varios pasajes más. Fueron tres, pudieron ser cuatro o cinco (Uruguay le terminó pidiendo clemencia), en el mejor partido de la Selección en las Eliminatorias. Por el rival, por el contexto, por lo que significa, porque en el camino a Qatar hoy le sacó siete puntos a Colombia, el quinto que se clasifica por repechaje (y falta ver los tres de Brasil).


Si ganó más que un partido es por las condiciones en las que se presentó el juego. Porque ganó (goleó y gustó) ante un rival que armó un cerrojo que parecía imposible de romper. Le ganó a una línea de cinco y a otra de cuatro, tiró una doble pared que buscó quebrarle la paciencia. Le ganó a un adversario que lo hizo sufrir, que puso a prueba a su arquero, cada vez más gigante, con tapadas decisivas . Y le ganó, como si fuera poco, a la presión de la tabla, porque en la previa se habían dado resultados favorables para cortar camino al Mundial. No le pesó.


La Selección se impuso a todo eso. Incluso, a las dudas iniciales de su defensa (luego Romero y Otamendi se afirmaron). Pero hay un aura tan positivo, que no sólo el palo ahora juega a favor (como en la de Suárez). también las asistencias se convierten en goles. En efecto, ese pase de Messi en cachetada para la entrada de Nico González que se le coló a Muslera, cambió el partido, partió a Uruguay, lo hundió. Sin embargo, fue Argentina el que provocó ese derrumbe. Con paciencia, con solvencia, con juego asociado, con decisión. Nunca se apartó de su libreto. Su rival, en cambio, sí se quedó sin él.


Si el gol de Messi fue un mazazo, el de De Paul seis minutos después fue un golpe de nocaut. A partir de ahí, fue todo de Argentina. Pero todo, absolutamente todo. Con un Messi inspirado, picante, imparable. Con un De Paul todoterreno, lugarteniente del capitán, intratable para meter y para jugar. Con un Lo Celso metido, preciso, siempre peligroso. Con un Lautaro Martínez que, sin estar en sintonía, igual selló la goleada. Y con un equipo comprometido, lúcido, en el que los que juegan demuestran por qué juegan y los que entran no desentonan.


El equipo de Scaloni se floreó a tal punto que la gente terminó gritando “ooole” al final del primer tiempo, en el final del partido y en varios pasajes más. Fueron tres, pudieron ser cuatro o cinco (Uruguay le terminó pidiendo clemencia), en el mejor partido de la Selección en las Eliminatorias. Por el rival, por el contexto, por lo que significa, porque en el camino a Qatar hoy le sacó siete puntos a Colombia, el quinto que se clasifica por repechaje (y falta ver los tres de Brasil).


“La Scaloneta, la puta que lo parió”, fue el grito que se sumó esta vez al “que de la mano, de Leo Messi…”. Hubo ovaciones para todos. Para los que salieron y para los entraron (porque el DT hasta se dio el lujo de cuidar jugadores antes uno de los rivales más fuertes). Y para cada jugada que tenía olor a gol. Como si todo pasara en Disney y no en el Monumental…

Argentina, en este nivel, no sólo defiende con honores el título de campeón de América. No sólo sigue invicto en 24 partidos. Confirmó que hoy es la mejor selección del continente, aunque la tabla diga lo contrario. Y no sólo mira el Mundial más cerca. Así como está, lo mira con ilusión, con ganas, con esperanza…
Nota del periodista Sergio Maffei para Ole

Continue Reading

Deportes

ARGENTINA ENFRENTA A URUGUAY EN EL MONUMENTAL

Published

on

El seleccionado argentino de fútbol, que lleva 23 partidos invicto, recibirá este domingo a Uruguay, en el partido postergado de la quinta fecha de Eliminatorias Sudamericanas hacia el Mundial de Qatar 2022.

El encuentro comenzará a las 20.30 en el estadio Monumental, que contará con el 50 por ciento de aforo, y arbitraje del chileno Roberto Tobar.

Argentina llega al clásico del Río de la Plata con 19 puntos, único escolta de Brasil (27), y con un invicto de 23 juegos, entre clasificatorios, amistosos y Copa América.

El panorama del lado de Uruguay es otro, ya que si bien se posiciona en el cuarto lugar, dentro de los clasificados a Qatar, tiene 16 unidades y le restan cinco fuera de Montevideo sobre ocho echas.

Para este choque, el DT Lionel Scaloni maneja la opción de sacar a Joaquín Correa del ataque y colocar a Lautaro Martínez, que no estuvo con Paraguay por una molestia muscular y lo esperará hasta último momento.

El delantero del Inter de Milán, hombre clave en el ataque del equipo -un grito cada 146 minutos en 27 partidos-, y se notó sobre todo en el último toque dentro del área, más allá de las buenas apariciones de Correa, compañero también en el club italiano.

Por otro lado, Marcos Acuña, que llegó desde Sevilla con una dolencia y pidió probar contra Paraguay, posiblemente se ausente contra Uruguay, más allá del deseo concreto de ocupar la banda izquierda de la defensa.

Por el lado de Uruguay, las bajas confirmadas son Rodrigo Bentancur -límite de amarillas- y los lesionados José María Giménez y Giorgian De Arrascaeta, lo que obligará a Óscar Washington Tabárez a rearmar su mediocampo y a buscar un referente para la defensa.

Argentina: Emiliano Martínez; Gonzalo Montiel, Cristian Romero, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo de Paul, Guido Rodríguez o Leandro Paredes y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Ángel Di María. DT: Lionel Scaloni.

Uruguay: Fernando Muslera, Nahitan Nández, Diego Godín, Ronald Araújo o Sebastián Coates y Matías Viña, Matías Vecino, Federico Valverde, Lucas Torreira y Nicolás De La Cruz; Luis Suárez y Edison Cavani o Darwin Núñez DT: Washington Tabárez.

Hora: 20.30.

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Estadio: Monumental (36.000 habilitados).

Continue Reading

Deportes

“DIBU MARTINEZ” CANDIDATO A MEJOR ARQUERO DEL MUNDO

Published

on

El marplatense Emiliano Martínez es uno de los nominados al premio Lev Yashin, el balón de oro de los arqueros, que desde hace un par de años se sumó al premio mayor -por el que peleará Messi- que otorga la prestigiosa revista francesa France Football. Dibu, figura de la Selección Argentina y del Aston Villa, competirá con otros nueve colegas por el galardón.

Clave durante la Copa América que ganó Argentina, importante para bancar el cero en el arco en la visita a Paraguay por Eliminatorias, a Martínez le llega este gran reconocimiento en el punto más alto de su carrera. A sus grandes condiciones como arquero, “Dibu” le suma una tremenda personalidad que le permite agrandarse en los momentos más calientes, como la definición por penales frente a Colombia.

No la tendrá nada fácil Dibu, ya que sus competidores también tienen un gran nivel y pergaminos. Los otros nominados son: Gianluigi Donnarumma (campeón de la Euro con Italia), Ederson (Brasil), Kasper Schmeichel (Dinamarca), Edouard Mendy (senegalés, ganó la Champions con Chelsea), Thibaut Courtois (Bélgica), Keylor Navas (Costa Rica), Manuel Neuer (Alemania) y los eslovenos Jan Oblak y Samir Handanovic.

Continue Reading

Más Vistas