Connect with us

Deportes

LNB : Quilmes luchó hasta el final pero no pudo con San Lorenzo

Publicado

on

Quilmes luchó hasta el final pero no pudo con San Lorenzo

En su vuelta a Once Unidos, el equipo cervecero cayó 95 a 78 frente al  conjunto de Gonzalo García. El goleador del visitante fue Calfani con 18 unidades. Por su parte Lucas Ortiz fue el mejor del local con 22 puntos.

En la previa, la parcialidad del equipo cervecero se mostró entusiasmada por su vuelta al Estadio de Once Unidos, ubicado en el barrio marplatense de Parque Luro y mostró un enorme colorido en su apoyo al conjunto de Javier Bianchelli. El último partido en aquel escenario fue hace cinco años, en la temporada 2011/12.

En medio de un ambiente ensordecedor, San Lorenzo arrancó dormido y Quilmes priorizó el compromiso defensivo por encima de la ofensiva. Por el lado de los locales, quien tuvo un comienzo prometedor fue Lucas Ortiz, que con un doble y un triple puso el parcial 9 a 5. El encargado de llevar la batuta del equipo visitante fue Dar Tucker. Su sociedad con Jerome Meyinsse le permitió a San Lorenzo concretar sus primeros puntos en el partido (convirtieron 13 entre los dos). En el banco del tricolor, un pequeño corte en la rodilla de Juan de la Fuente obligó a su entrenador Javier Bianchelli a insertar rápidamente a Mateo Bolívar al campo de juego.

El pasado de Marcos Mata lo condenó a jugar un duelo particular con la hinchada quilmeña. El ex jugador de Peñarol fue hostigado por la parcialidad local y se encargó de responderles con un bombazo que puso las cosas 21 a 13. A falta de 10 segundos para el final del período, un nuevo triple de Calfani puso las cosas 24 a 13 y San Lorenzo finalizó el cuarto con una ventaja a favor de 11 unidades.

El segundo cuarto originó variantes en ambos equipos. En el visitante, el ingreso de Fjellerup y Anthony le dio un respiro al equipo de Gonzalo García. Sin embargo, para Quilmes no existe ningún cuco: Juane de la Fuente no se puso para nada colorado y la volcó para poner las cosas 32 a 20 y provocar el delirio del modesto estadio de Once Unidos, a pesar de la adversidad del resultado. La respuesta fue inmediata. Con experiencia en la NBA, Joel Anthony le hizo un pequeño homenaje a su pasado y la enterró para el 34 – 20.

Faltando 3 minutos y medio para el descanso, en un pasaje trabado del partido, Mateo Bolívar se encargó de deleitar a su público con un tiro desde afuera del perímetro que achicó la diferencia en el tanteador. A falta de 35 segundos, un nuevo triple de Víctor Fernandez puso las cosas 43 a 36. Nuevamente la parcialidad de Quilmes enloqueció luego de observar el triple del base de San Nicolás que le dio fin al segundo cuarto.

Una nueva bomba de Marcos Mata en 45º fue lo más destacado en los primeros minutos del tercer cuarto. Meyinsse y Tucker venían formando una sociedad implacable en San Lorenzo. Sin embargo, dos circunstancias del partido los llevaron a tambalear: protagonizaron el blooper del partido luego de que ambos se pelearan por capturar una bandeja de Vasirani. Ambos quisieron pero ninguno pudo: convirtieron un doble en contra. Por otra parte, el pívot llegó a las 4 faltas por una antideportiva y condicionó su participación en el partido. Como si esto fuera poco, el entrenador visitante, Gonzalo García fue expulsado por los árbitros por exceso verbal. A falta de cuatro minutos para el final del tercer cuarto, el estadio era una caldera y San Lorenzo lo sintió. Ambos equipos ingresaron en una etapa de imprecisiones que generó que aquel pasaje del juego resultara engorroso.

Con el cotejo 58 a 48, nuevamente Víctor Fernández se encargó de mantener la diferencia de 10 con un buen triple sobre el eje. El hombre de 20 años se encargó de manejar los hilos del equipo y a pesar del marcador en contra fue el mejor en la ofensiva de Quilmes. No así Lucas Ortiz, que no tuvo la efectividad en el tablero que mostró en los partidos anteriores. Finalizado el tercer cuarto, el escolta de Temperley había concretado tan sólo el 33% de sus tiros de campo. Sin embargo fue uno de los principales protagonistas en el tanteador. Una volcada del estadounidense Ramón Clemente determinó que a pesar de la garra cervecera, San Lorenzo se marchara en ventaja por 68 a 58.

En dos minutos del último cuarto, Donald Sims y Víctor Fernández detonaron dos bombas que fueron lo más vistoso del arranque. A pesar de la constancia defensiva de Quilmes, San Lorenzo llegó a la máxima de 14 puntos. Un triple del recuperado Ortíz y una bandeja de Sebastián Morales le permitieron al cervecero achicar las diferencias y poner el cotejo 76 a 67. Un triple de Maciel y una bandeja de Vasirani generó nuevamente el incendio del público marplatense. Éste fue apagado por un triple de Calfani y una bandeja del canadiense Anthony.

Cuando faltaban dos minutos para el desenlace del encuentro, San Lorenzo a través de Dar Tucker llegó a los 90 puntos. A Quilmes le faltó el recambio que sí tuvo el ciclón y el equipo visitante se quedó con el partido por 95 a 78.

Quilmes: Víctor Fernández 18, Juan Esteban de la Fuente 10, Lucas Ortiz 22, Sebastián Morales 2 y Eduardo Vasirani 6 (FI): Mateo Bolívar 8,  Francisco Arraiz 0, Maximiliano Maciel 5, Gastón Essengue 7. Entrenador: Javier Bianchelli

San Lorenzo: Nicolás Aguirre 7, Darquavis Tucker 18, Marcos Mata 13, Mathias Calfani 17 y Jerome Meyinsse 6 (FI). Ramón Clemente 2, Donald Sims 12, Máximo Fjellerup 6, José Vildoza 2 y Joel Anthony 12. Entrenador: Gonzalo García.

Parciales: 13-24/ 23-19/ 20-25/ 22-27

Estadio: Once Unidos

Árbitros: Fernando Sampietro

 

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

LNB : ESTUDIANTES CON ESTE METIO CUATRO AL HILO

Publicado

on

Estudiantes derrotó a Peñarol de Mar del Plata como local por 90 a 66 y sumó su cuarta victoria consecutiva. El verde dominó todo el partido pero lo liquidó con un extraordinario tercer cuarto. Inexpresiva presentación del “milrayitas

El primer cuarto se lo llevó Estudiantes por 22 a 18. Gran arranque del conjunto de Eduardo Jápez que comenzó ganando con dos triples convertidos por Pedro Chourio y Leandro Vildoza. Eduardo Gamboa desequilibró por los costados y fue uno de los goleadores del parcial con 6 puntos al igual que el jugador visitante Lucas Arn. Vale destacar que en Vildoza y Chourio sumaron 5 en el local mientras que Juan Paulo Vaulent marcó los mismos puntos en los de Mar del Plata.

En el segundo periodo fue para el equipo local por 24 a 16. Chourio y Gonzalo Torres, ya en cancha, anotaron 6 puntos y fueron el equilibrio del equipo tanto en ataque como en defensa. En Estudiantes hubo rotación ingresaron Agustín Ambrosino y Álvaro Merlo al equipo titular. En Peñarol Vaulet marcó 4 puntos y Nicolás Laurio sumó sus primeros 3.

Peñarol sólo tuvo un momento favorable en el pasaje final del primer cuarto cuando la metió desde posiciones exteriores. Así achicó la diferencia que los entrerrianos le habían sacado de movida.

Sin embargo, cuando el porcentaje de tiro abierto se diluyó, Peñarol volvió a penar. Las acciones individuales de Vaulet fueron el mejor recurso. Pero casi el único. Un rato sostuvo la defensa, un poco más firme con los relevos. Pero esa mejora se fue diluyendo. Y Estudiantes, pasándose mejor la pelota, siempre encontró el hueco justo para perforar y meter un gol fácil.

Si lo del conjunto de Leonardo Gutiérrez había sido malo en la primera parte, en el tercer cuarto fue aún peor. Un compendio de errores. En los dos canastos de la cancha. Pérdidas y malos tiros a la hora de atacar. Distracciones para cubrir el eje, el pick and roll y para bloquear el rebote a la hora de defender. La ventaja local, en un abrir y cerrar de ojos, trepó a los veinticinco puntos.

En tanto, Peñarol se hundía anímicamente. El “Verde” volvió a dominar el juego y se llevó el cuarto por 23 a 10. Martín Leiva volvió al equipo titular y el capitán sumó 7 puntos en el periodo siendo el goleador. Detrás quedaron los 4 puntos de Torres y Dreper respectivamente. En Peñarol Todd Brown marcó 4 y llegó a 10 en lo personal.

En el cuarto final, una mera anécdota, con más presencia de los relevos, Peñarol, al menos, logró que el elenco local no se escapara todavía más. Pero jamás volvió al partido. Otra noche triste. Sin juego y sin respuestas.

En el último cuarto fue para la visita 21-22. Daviyon Dreper deslumbro con volcadas y sumó 7 puntos. Además, ambos equipos rotaron a sus jugadores e ingresaron sus juveniles. En Estudiantes entraron a la cancha Alluchon, Rattero y Giaccone.

Crónica: prensa Estudiantes y diario La Capital

Fotos: Gentileza Prensa Estudiantes

Seguir leyendo

Deportes

LNB : LA COMPARSA DE QUILMES GANÓ EN EL CORSODROMO DE REGATAS

Publicado

on

Con 17/38 en triples, una actuación monumental de Lucas Ortíz y una defensa de equipo muy mejorada Quilmes logró un imposible: bajó al escolta en su casa. Superó a Regatas en Corrientes 88-76 ganando por primera vez de visitante.

El primer cuarto arrancó con alternativas cambiantes. Un triple de Giordano, el segundo en su cuenta, dejó el marcador en 8 a 2 para Regatas, a los dos minutos de juego. Sin embargo un parcial de 14 a 2 dejó el score en 16 a 10 para Quilmes promediando el parcial. Después el partido se equilibró para llegar al 15 a 16, con el local corriendo la cancha, pero con una defensa muy mejorada, que cerró caminos interiores para los locales, el elenco “tricolor” comenzó a hacer pie.

Y despegó paulatinamente, en la medida que ingresaban sus lanzamientos de tres puntos. Anotó nada menos que seis, sobre once intentos, en el primer cuarto. Sin depender especialmente de tirador alguno. Así logró llegar 27-21 al frente al segundo segmento.

El segundo parcial arrancó con otro triple de Quilmes, esta vez de Warner, para que la visita siga estirando la brecha (21 a 30). Regatas recién convirtió su primer doble a los tres minutos por intermedio de Saiz, con Quilmes controlando el juego y el marcador: 27 a 38, a los cinco minutos y fracción, con un doble y bonus de Ortíz.

Pero Regatas ajustó la defensa, y un triple de Quinteros, 35 a 28, le devolvió la ilusión a los siete minutos, para cerrar el primer tiempo con otro triple de Quinteros y estampar el 41 a 43.

En el inicio del tercer cuarto, Quilmes siguió con mucha intensidad y efectividad ante un Regatas estático. Así se alejó rápidamente 49 a 41, al minuto de juego. Defendiendo, corriendo, y con Smith anotando, Regatas reaccionó y se puso a uno: 51 a 52 con un doble de Saiz, pero fue sólo un espejismo.

Los de Javier Bianchelli, en el segundo tiempo, se superaron defensivamente. Con Warner y Vassirani consolidados como internos. El estadounidense aportó algunas tapas y con su presencia negó caminos interiores. Los perimetrales también hicieron su trabajo. Los triples de Quilmes volvieron a dañar y en demasía, para que la visita entre al último cuarto en ganancia por 68 a 57.

En el último parcial, Quilmes jugó a voluntad, ayudado por la desesperación de Regatas, con la descomunal actuación de Ortiz, que sentenció el juego con dos triples seguidos, uno sobre la chicharra, para dejar el marcador 86 a 67, con dos minutos y fracción por jugar, y encaminar el gran triunfo “cervecero” por un claro 88 a 76.

La síntesis

Regatas Corrientes (76): Marco Giordano 9, Paolo Quinteros 14, Adonys Henriquez 6, Fabián Ramírez Barrios 16, y Tayavek Gallizzi 2 (FI); Javier Saiz 10, Anthony Smith 15, Juan P. Arengo 2, Omar Cantón 2, y Juan P. Corbalán 0. DT: Lucas Victoriano.

Quilmes (88): Víctor Fernández 12, Juan Esteban De la Fuente 7, Lucas Ortiz 25, Juan Sebastián Morales 14, y Gastón Essengue 3 (FI); Calvin Warner 9, Eduardo Vassirani 9, Luciano Tantos 0, y Mateo Bolívar 9. DT: Javier Bianchelli.

Progresión: 21/27, 41/43 (20/16), 57/68 (16/25), y 76/88 (19/20).
Árbitros:Juan José Fernández, Alejandro Zanabone, y Javier Sánchez.
Estadio: “José Jorge Contte” del Club de Regatas Corrientes.

Seguir leyendo

Deportes

LIGA ESPAÑOLA : Homenaje a Pancho Jasen del Movistar Estudiantes

Publicado

on

Estudiantes de Madrid llevó a cabo un emotivo emotivo para Hernán Jasen. El bahiense, quien se retiró hace unos meses de la actividad profesional se encuentra en España y fue ovacionado por los fans del equipo en el encuentro por la Liga Endesa. Todo un emblema en un equipo donde jugó 10 años y fue capitán.
 

Seguir leyendo

Tendencia