Connect with us

Salud

LOS CASOS CONFIRMADOS DE COVID-19 CRECIERON 582% EN LOS ÚLTIMOS 14 DÍAS Y EMPIEZAN A IMPACTAR EN LA CANTIDAD DE FALLECIDOS

Published

on

Con la variante Delta, se registraban 8 muertos por día en noviembre. Con Ómicron se llegó a 25 muertos por día. En las últimas 24 horas se informaron 75. Qué advierten expertos consultados por Infobae

Hoy la mayoría de las personas internadas en terapia intensiva en Argentina por el COVID-19 no estaban vacunadas completamente/EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

La variante Ómicron del coronavirus fue detectada en viajeros en los primeros días de diciembre en la Argentina, y los casos de personas con la enfermedad de COVID-19 no han parado de aumentar explosivamente. A la vez circuló rápidamente la creencia de que la nueva variante solo causa cuadros leves similares a un resfrío y que no habría que preocuparse tanto. Sin embargo, las muertes por el COVID-19 se han triplicado lentamente. Subieron un 212% si se comparan el promedio mínimo de muertes por día que se registró en noviembre con la misma cifra para la última semana en Argentina.

Claro que la velocidad del número de fallecimientos no fue igual a la de la curva de casos confirmados pero la pandemia sí sigue causando muertes. Según los datos abiertos del Ministerio de Salud de la Nación, se registraban 775 casos confirmados de COVID-19 por día en promedio en la semana del 13 de octubre. En ese momento, predominaban los casos con la variante Delta del coronavirus.

Para el 11 de diciembre, los casos confirmados habían crecido a 2.500 por día en promedio. Esta semana, se superan los 100.000 casos reportados por día en promedio. Y se sabe por la vigilancia genómica que la variante Ómicron ya tiene circulación comunitaria en Córdoba, ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Tierra del Fuego desde diciembre. Hoy miércoles se reportaron 131.082 casos confirmados de COVID-19 y 75 fallecidos. La última vez que se había reportado un número superior fue el 29 de setiembre pasado: se informaron 92 muertos ese día. En total, desde el inicio de la pandemia, hubo 117.670 fallecimientos en el país.

En cuanto a los fallecimientos por el coronavirus, “Argentina llegó a registrar una media de menos de 8 muertos por día para el 10 de noviembre pasado. En cambio, ahora si se considera por fecha de muerte (que son contagios de al menos 20 días atrás), ya se llegó a 25 muertos por día en promedio. Esta cifra es un piso porque puede haber fallecimientos que aún no fueron cargados”, dijo a Infobae el doctor en física Jorge Aliaga, de la Universidad Nacional de Hurlingham, quien hace un análisis diario de la evolución de la pandemia en el país.

Por la circulación de la variante Ómicron, aumentó la demanda de personas con síntomas que buscan acceder a los testeos de diagnóstico/EFE/Enrique García Medina
Por la circulación de la variante Ómicron, aumentó la demanda de personas con síntomas que buscan acceder a los testeos de diagnóstico/EFE/Enrique García Medina

El experto también señaló que si se considera la fecha de contagio de la infección, es probable que “los muertos actuales sean todavía en su mayoría del momento en que la variante Delta era predominante. Si Ómicron generase menos casos graves, el número de muertos no debería seguir la misma relación con el aumento de los casos confirmados recientemente”.

Hoy están las 24 jurisdicciones del país en riesgo epidemiológico alto: los casos confirmados subieron 582% durante los últimos 14 días. Pero la movilidad dentro de las ciudades y entre las provincias se encuentra en niveles similares a la etapa anterior a la pandemia, y en los lugares de veraneo se observa pocas personas siguiendo el distanciamiento de dos metros y con el barbijo bien colocado.

Como más del 73% de la población general de Argentina tiene el esquema completo de vacunas contra el COVID-19 y más del 17% tiene la tercera dosis, se considera que hay más protección para que esas personas reduzcan el riesgo de contagio y sufrir cuadros graves y la muerte. A fines de diciembre, el Consejo Federal de Salud (COFESA) con la cartera de Salud nacional, que está a cargo de la médica Carla Vizzotti, acortaron el intervalo a 4 meses entre la segunda dosis del esquema y la aplicación de la tercera dosis para disminuir la probabilidad de complicaciones en quienes tienen más exposición y riesgo.

Días atrás, también las autoridades sanitarias decidieron flexibilizar las cuarentenas para las personas que son contactos estrecho de pacientes con COVID-19. Una de las razones fue que se decidía para reducir el alto nivel de ausentismo laboral del personal esencial que fue afectado por el impacto de Ómicron. También la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el uso individual de test que pueden hacerse en el hogar tras producirse una alta demanda en los centros de testeos públicos desde diciembre.

 La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el uso individual de autotest en un momento de congestionamiento de lugares oficial donde hacen las pruebas para COVID-19 (Matias Arbotto)La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el uso individual de autotest en un momento de congestionamiento de lugares oficial donde hacen las pruebas para COVID-19 (Matias Arbotto)

“Hay una enorme cantidad de casos de COVID-19 confirmados y un subregistro importante porque ya no se testean a los contactos estrechos. También se consideran personas con COVID-19 sin testearse. La mayoría de los internados son personas que no estaban vacunadas”, comentó Lautaro De Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y jefe de la unidad de cuidados respiratorios del Hospital Muñiz de la ciudad de Buenos Aires.

Ómicron hizo entrar a la pandemia en una nueva fase, con un “tsunami” de casos, los servicios de atención médica con alta demanda, y la escasez de tests disponibles tanto en Argentina como en otros países. La jefa técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María van Kerkhove, dijo hoy: “Hemos empezado este año con números récords de casos de COVID-19 reportados a la OMS. Más de 15 millones de casos fueron notificados durante los últimos 7 días. Es un récord alto. Tenemos aún con la detección de casos y con la notificación y esto tiene que ver con acceso a los tests. No tenemos acceso adecuado a herramientas que salvan la vida, como pruebas de diagnóstico alrededor del mundo. Continuamos trabajando por eso. Pero eso no tiene en cuenta los desafíos de la vigilancia alrededor del mundo tanto como gente que se hace autotesteos en el hogar y no es registrada. Sabemos que 15 millones es una subestimación”.

Con respecto a los fallecimientos, hubo más de 43.000 muertes reportadas a OMS. “Por lo tanto, observamos un cambio importante entre el número de casos y una proporción menor de personas que están muriendo. Tenemos aún 43.000 personas que han muerto durante los últimos siete días solamente, y cada uno de esos casos es una tragedia”, remarcó Van Kerkhove. Y advirtió al mundo que puede haber más muertes.

“En cuanto Ómicron entre y circule entre las poblaciones vulnerables, observaremos un incremento de hospitalizaciones y fallecimientos. Por lo tanto, por favor, traten a este virus tan seriamente como debe ser considerado. No es para asustar a nadie, pero la narrativa de que es un resfrío común no es verdadera -alertó-. La narrativa de que es solo leve no es verdadera. Tenemos realmente que combatirla. No es tiempo de rendirse. Tenemos las herramientas que pueden mantener a las personas seguras. Vacunación entre aquellos que están más en riesgo en todo el mundo más usar herramientas para reducir la transmisión. Los dos lados de esa ecuación son muy críticos ahora y necesitamos reforzar esa estrategia integral”.

Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS, advirtió que no es cierto que la variante Ómicron haga que el COVID-19 sea como un resfrío común ni que deba considerarse "leve"/ REUTERS/Denis Balibouse/ArchivoMaria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS, advirtió que no es cierto que la variante Ómicron haga que el COVID-19 sea como un resfrío común ni que deba considerarse “leve”/ REUTERS/Denis Balibouse/Archivo

Hoy las muertes diarias por COVID-19 en Argentina son 25 en promedio. Pero podrían aumentar. Como informó Infobae el 24 de diciembre, el doctor Ali Mokdad, director de Estrategia de Salud de la Población del Instituto de Evaluación y Métricas de la Salud, en Seattle, Estados Unidos, estimó que en un escenario que tiene en cuenta la transmisión de la variante Ómicron, Argentina alcanzaría las 123.000 muertes acumuladas reportadas para el 1° de abril. “Nuestro modelo proyecta que ocurrirían 7.000 muertes adicionales desde el 13 de diciembre hasta el 1 de abril”, afirmó el experto. Las muertes diarias notificadas por COVID-19 en el escenario de alta gravedad de Ómicron aumentarán a 90 para el 15 de febrero.

“La curva de muertes por COVID-19 reportadas ha crecido en números absolutos pero no tanto como los casos confirmados en el país. Eso se debe a la alta tasa de vacunación del país y a que la variante Ómicron afecta menos al tejido pulmonar y se producen menos neumonías y menos mortalidad”, dijo a Infobae Alejandro Videla, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. “Es posible que suba más el número de muertes por la enorme cantidad de casos de COVID-19 que se están produciendo y porque aún la cobertura con la tercera dosis es baja”, añadió Videla, quien está a cargo del Servicio de Neumonología y Medicina del Sueño del Hospital Universitario Austral.

Para reducir el impacto, Videla sostuvo que “en vez de flexibilizar más, las autoridades sanitarias tendrían que poner algún tipo de restricción a las actividades sociales pese a que la gente ya casi no quiere obedecer medidas como las que se tomaron al principio de la pandemia”.

Con la ola de calor que azota al país esta semana, se observa menos adherencia a los cuidados de prevención contra el COVID-19/ REUTERS/Agustin MarcarianCon la ola de calor que azota al país esta semana, se observa menos adherencia a los cuidados de prevención contra el COVID-19/ REUTERS/Agustin Marcarian

En tanto, Guillermo Chiappero, presidente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), comentó que “por el momento las internaciones en unidades de cuidados intensivos no han explotado como sucedió durante la ola de marzo a junio pasado. Varios de los fallecimientos que se produjeron en diciembre pasado por el COVID-19 eran pacientes graves que tuvieron internaciones prolongadas desde los meses anteriores”.

El especialista enfatizó: “Como muchos casos de COVID-19 pueden ser leves y no hay restricciones de movilidad, muchas personas asumen que la pandemia terminó. Pero hay que tener en cuenta que aún no se sabe bien cuál es la letalidad por la variante Ómicron. Por lo cual, es importante que la gente se vacune, mantenga el distanciamiento, use el barbijo de manera adecuada y evite las reuniones innecesarias”.

Hay que tener en cuenta que “los casos graves de COVID-19 que estamos observando generalmente son personas que no estaban vacunadas. También hay que considerar que las vacunas no protegen al 100% en especial cuando una persona tiene comorbilidades que dan inmunosupresión”, agregó en diálogo con Infobae la vicepresidenta de la SATI, la médica Cristina Solano Lima.

La aplicación de la tercera dosis de vacuna da una mejor protección contra la variante Ómicron/ FotoREUTERS/Agustin MarcarianLa aplicación de la tercera dosis de vacuna da una mejor protección contra la variante Ómicron/ FotoREUTERS/Agustin Marcarian

El 26 de diciembre, la cartera de Salud nacional había informado que la incidencia de mortalidad en las últimas cuatro semanas había sido de 4,73 fallecidos por cada 1.000.000 de habitantes en personas vacunadas con dos dosis y de 10,76 cada 1.000.000 de habitantes en personas que no habían iniciado el esquema de vacunación.

Para Víctor Romanowski, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Virología e investigador del Conicet y la Universidad Nacional de La Plata, hoy en las personas que no siguen las medidas de prevención “está ganando la ideología individualista: ‘A mí no me va a pasar’. No dan lugar a la idea central de una sociedad organizada que es la solidaridad”.

Valeria Román
FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Salud

ESTRÉS: CÓMO IMPACTA EN LA SEXUALIDAD Y QUÉ HACER PARA SUPERARLO

Published

on

Tras largos períodos de estrés, es probable que se presenten dificultades para conectar con el deseo y la excitación. Cómo reconocer la situación y actuar para cambiarla
Ya con poder conectar con el cuerpo y el contacto y sentirnos a gusto con eso estamos trabajando para activar el sistema parasimpático del cerebro

El estrés desencadena una cascada de reacciones hormonales para preparar nuestro cuerpo y nuestra mente a adaptarse a las amenazas percibidas. Cuanto más a menudo sucede esto, menos eficaz es el cuerpo para responder a situaciones estresantes. Entonces, cuanto más crónico es el estrés, más difícil es para el cuerpo y la mente adaptarse a él. Resulta que esto puede afectar diferentes hormonas y procesos biológicos en el cerebro y el cuerpo. Es por eso que el estrés está relacionado con una disminución del deseo sexual, dificultades para alcanzar y sostener la excitación, y un reporte de menor satisfacción durante la actividad sexual.

Para una mejor comprensión, profundicemos en el sistema nervioso. Los seres humanos tenemos dos sistemas nerviosos que actúan de manera autónoma. El sistema nervioso simpático, que podemos entenderlo como el acelerador, y el sistema nervioso parasimpático, que podemos entenderlo como el freno.

Cuando nos encontramos ante una amenaza nuestro sistema nervioso simpático reacciona con una respuesta fisiológica que prepara nuestro cuerpo con el objetivo de sobrevivir. Es un sistema de control que actúa de forma inmediata y regula el ritmo cardíaco, la digestión, la frecuencia respiratoria, la respuesta pupilar, la micción y la excitación sexual. Es una respuesta adaptativa que nos prepara para el ataque o la huida, generando una cascada de actividad neurológica y hormonal que inicia cambios fisiológicos para ayudarnos a sobrevivir. Nuestro corazón late más rápido, la sangre es bombeada con más fuerza, aumenta la presión arterial y se acelera la respiración, los músculos se tensan, disminuye la percepción de dolor, se afila la atención, el pensamiento se centra en el aquí y ahora, y se “cancelan”, es decir, pierden prioridad, las funciones que no son necesarias para esta respuesta: se enlentece la digestión y se silencia la respuesta sexual.

La respuesta simpática es una inyección de energía para brindarle a nuestro cuerpo los recursos necesarios para dar frente a la amenaza. Una vez que esta amenaza se resuelve, el cuerpo activa el sistema parasimpático, el freno. La respuesta sexual, es decir la respuesta que prepara a nuestro cuerpo para afrontar la actividad sexual, funciona a partir de este sistema.

El estrés está relacionado con una disminución del deseo sexual, dificultades para alcanzar y sostener la excitación, y un reporte de menor satisfacción durante la actividad sexual (IStock)
El estrés está relacionado con una disminución del deseo sexual, dificultades para alcanzar y sostener la excitación, y un reporte de menor satisfacción durante la actividad sexual (IStock)

Pero sucede que cuando experimentamos estrés durante un largo período de tiempo, en realidad podemos sentir que nuestro acelerador se ha atascado. Nuestro cuerpo está trabajando horas extras, todo el tiempo, y nunca permitimos que nuestros frenos se activen. Es por eso que tras largos períodos de estrés, es probable que presentemos dificultades para conectar con el deseo y la excitación, sintiendo que nuestro cuerpo “no responde”. Además, nuestro ánimo se vuelve más depresivo, y podemos volvernos más agresivos e irritables.

Lo primero es identificar el estado en el que nos encontramos y comprender cómo nos impactan los estresores. Comenzar por no exigirnos a nivel sexual cuando nos encontramos en ese estado, ya que esto se tornaría en mayor presión aumentando así la tensión. Es decir, que si podemos reconocer que nos encontramos en esta situación, lo primero es abordar la causa. Poner en palabras que los cambios en nuestra sexualidad tienen que ver con un estado de estrés. Permitirnos que nuestro deseo o disponibilidad hacia el sexo fluctúe y tenernos paciencia.

Luego es importante concentrarnos en activar el freno, el parasimpático. Ocuparnos de desarrollar herramientas para conectar con un estado de tranquilidad requiere tiempo para salir de un estado y entrar en otro. Incorporar rituales que nos aflojen y permitan dejar los pensamientos fuera. Reforzar y expandir los abrazos, los besos, los masajes, la respiración, preparar el ambiente utilizando aquellos elementos que nos brinden calma. Y es importante habilitarnos la posibilidad de llegar hasta donde podamos.

¿Qué quiere decir esto? Que iniciemos el encuentro y que si en algún momento nos dispersamos o frustramos, podamos expresar que necesitamos parar. Muchas veces creemos que el encuentro sexual debe ser “completo”, desde el deseo, la excitación y hasta llegar al orgasmo. Pero esto no es necesario. Ya con poder conectar con el cuerpo y el contacto y sentirnos a gusto con eso estamos trabajando para activar ese parasimpático. Esto también lo podemos hacer con nosotros mismos, es decir, sin una pareja sexual.

Respecto de los estresores diarios, algunas sugerencias para incorporar y combatir el estrés en general:

Uno de los tips para superar el estrés: activar la respiración consciente. Ya sea a través de prácticas de meditación, yoga, o la herramienta que más te funcione (Foto: Pixabay)Uno de los tips para superar el estrés: activar la respiración consciente. Ya sea a través de prácticas de meditación, yoga, o la herramienta que más te funcione (Foto: Pixabay)

 Actividad física: la ciencia nos dice que la actividad física es el mejor recurso para disminuir el estrés. Lo recomendable es entre 20 y 60 minutos por día.

– Activar la respiración consciente. Ya sea a través de prácticas de meditación, yoga, o la herramienta que más te funcione.

– Reírse, aunque no sepas de qué, pues la conducta genera la emoción.

– El afecto: ejercitar los besos y los abrazos largos. Un beso de seis segundos y un abrazo de veinte segundos por lo menos.

– Llorar. Para liberar las emociones

– Expresarse artísticamente. No hace falta ser pintor, actor o poeta. Cualquier manifestación del ser nos ayuda a combatir el estrés, entrando en un estado creativo de aquí y ahora.

– Sueño regular. Cuando dormimos menos de 5 horas consecutivas durante la noche, el ritmo circadiano natural de las secreciones de cortisol se altera. Incluso cuando dormimos lo suficiente (en términos de horas acumuladas), nuestros niveles de cortisol pueden verse afectados negativamente si nuestro sueño se interrumpe con frecuencia.

*Cecilia Ce es psicóloga, sexóloga y autora de los libros Sexo ATR y Carnaval toda la vida (editorial Planeta). En Instagram: @lic.ceciliace

FUENTER : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

SE TRIPLICARON LOS CASOS DE CORONAVIRUS EN ARGENTINA: LA EXPLICACIÓN DEL GOBIERNO

Published

on

En los reportes diarios se informaron entre 3 mil y 4 mil contagios diarios durante la semana. Sin embargo, este viernes se detectaron más de 14 mil infectados. El motivo.

La cifra que se registró en el último parte emitido por el Ministerio de Salud de la Nación este viernes fue de 14.416 contagiados de coronavirus en las últimas 24 horas. Además, hubo 77 muertos por esa enfermedad. El total de casos impactó de lleno, ya que el número se vio triplicado al promedio que se venía informando durante la semana.

Desde el Gobierno nacional explicaron que el viernes último “ingresaron al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) cerca de 9.500 casos confirmados notificados por parte de un establecimiento privado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que corresponden a fechas previas (fundamentalmente a los meses de enero y febrero)”.

Las autoridades de la cartera de Salud dijeron que se trata de unas 3.000 personas que residen en diferentes barrios porteños y además, otras 6.500 que viven en otras localidades del conurbano, las cuales tuvieron que recibir atención médica en ese lugar.

“Debido a que los casos se reportan a partir de la información ingresada entre el corte de ayer (jueves) y el de hoy (viernes) en el sistema, se vio incrementado el número de casos por esta razón, pero no corresponden a casos del día sino a una carga atrasada de un efector”, anunciaron desde Salud.

Si lo comparamos con el día jueves, el número es considerablemente mayor en cuanto a contagios. Ese día se registraron 4.577 contagios, mientras que el miércoles fue de 4.681. La tasa de positividad, así, aumentó al 26,9%.

FUENTE : MDZOL.COM
Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

TUMOR CEREBRAL: QUÉ ES Y CÓMO SE TRATA LA ENFERMEDAD QUE PADECIÓ GERARDO ROZIN

Published

on

 El 1,4% de los diagnosticados de cáncer padece la patología que terminó con la vida del famoso conductor y periodista. Síntomas, factores de riesgo y avances científicos en la voz de expertos consultados .

Se calcula que, del total de personas diagnosticadas con cáncer, el 1,4% padecerá tumores cerebrales

La noticia del fallecimiento de Gerardo Rozin afectó, y aún lo hace, no solo al mundo del espectáculo, sino también a gran parte de la sociedad. Hace un poco más de un año, el conductor fue diagnosticado con un tumor cerebral maligno. Según la Sociedad Americana Contra El Cáncer, en 2022 se diagnosticarán más de 25 mil casos de tumores malignos del encéfalo o de médula espinal en Estados Unidos, de los cuales unos 18 mil fallecerán.

En tanto, en la Argentina, en 2020, se detectaron más de 130 mil nuevos casos de cáncer en ambos sexos, de los cuales el 1,4% fueron tumores encefálicos y de la médula espinal. “Un tumor es una masa de tejido de una parte del organismo cuyas células han sufrido un crecimiento anormal y no tienen, en realidad, una función específica o fisiológica”, explicó a Infobae Alejandro Guillermo Andersson, médico neurólogo, neurofisiólogo y director médico del INBA (Instituto de Neurología Buenos Aires).

En eso tono, aseveró que la diferencia entre los “tumores cancerosos o malignos” y los “no cancerosos o benignos” radica en la propensión que tienen estas células a “invadir otras partes del cuerpo”. “Lo que conocemos como tumores benignos están, por lo general, rodeados por una cápsula y no se extienden a otras partes del cuerpo. Los malignos son aquellos que proliferan, invaden e infiltran los tejidos y los órganos sanos del organismo, y tienen la capacidad de enfermedad gravemente a estos pacientes”, explicó el experto.

“Los tumores cerebrales afectan a gente de todas las edades, en la minoría de los casos existe una predisposición familiar o síndromes genéticos asociados”, afirmó Franco Rubino SALUD ALBERT H. KIM

Franco Rubino, neurocirujano, miembro de la Asociación Argentina de Neurocirugía, que actualmente se desempeña, con una beca en el área de investigación del Departamento de Cirugía de Base de Cráneo del MD Anderson Cancer Center, Universidad de Texas (Houston) destacó, en diálogo con Infobae, que “los tumores cerebrales afectan a gente de todas las edades, en la minoría de los casos existe una predisposición familiar o síndromes genéticos asociados, pero la gran mayoría son de causa multifactorial, es decir, ocurren a lo largo de la vida por causas no muy conocidas”. “Los seres humanos producimos células defectuosas o con potencial oncológico siempre, pero existen mecanismos que mandan a esa célula a la muerte celular o apoptosis, cuando esos mecanismos fallan, se produce la proliferación incontrolada”, aseguró.

Hay muchísimos tipos distintos de tumores cerebrales, pero todos ellos se originan de células normales. Algunos surgen de las neuronas, otros de las células que sostienen y que cuidan a las neuronas, también hay tumores que se originan de las envolturas del cerebro, es decir las diferentes capas meníngeas que también envuelven y cuidan al cerebro. Incluso, hay algunos tumores que dependen de la glándula hipófisis (pituitarios), de la pineal (pineoblastoma), de las estructuras del nervio óptico, de las células de la médula espinal, entre otros”, enumeró Andersson.

Estas diferencias también están relacionadas con las distintas velocidades de crecimiento y propagación que, también, “les da características distintas, síntomas diferentes, y que además dependen muchísimo de su ubicación, tamaño y tasa de crecimiento. Estos son los elementos más importantes en cuanto a los síntomas que sufrirá ese paciente”, señaló el neurólogo.

Los síntomas más comunes son: dolores de cabeza; náuseas o vómitos; problemas de la visión; pérdida de movilidad (brazo o pierna); problemas en el habla; entre otros (Fernando Calzada)

Síntomas y factores de riesgo

Los expertos advierten que los mejores pronósticos, en muchos casos, están relacionados con un tratamiento precoz. Es por este motivo que señalaron que los síntomas más comunes son: dolores de cabeza; náuseas o vómitos; problemas de la visión (borrosa o trastornos de la sensibilidad) o de la movilidad (un brazo o una pierna); del habla; de equilibrio; confusión; cambios de la personalidad, entre otros. “Muchos pacientes inician con una crisis convulsiva, como si fuera una primera crisis epiléptica y otros tienen problemas auditivos. Siempre que uno tiene síntomas o signos que son persistentes, que a uno le preocupan, que son llamativos, que son nuevos, hay que consultar al médico”, aseguró Andersson.

Hasta el momento, en la mayoría de los casos, se desconoce cuál fue el desencadenante de la afección. Aunque existe factores de riesgo que deben considerarse, entre los que enumeraron: exposición a la radiación o antecedentes familiares de tumores cerebrales. “Pareciera que la genética juega un papel importante al aumentar este riesgo”, dijo el neurólogo. Al tiempo que aclaró que, en algunos casos, los tumorescerebrales en realidad son metástasis.” Los profesionales de la salud debemos discriminar si el tumor es benigno, maligno, primario del cerebro o secundario”, señaló el director médico del INBA.

Dado que, en la población adulta, el cáncer cerebral representa alrededor del 2% de todos los canceres, no tiene sentido alarmarse o consultar por un simple dolor de cabeza. En mi experiencia, si se tiene antecedentes en 2 o más familiares directos de primer o segundo grado de consanguineidad (padres, hermanos, abuelos) con antecedentes de algún tumor cerebral primario, conviene consultar espontáneamente a un médico ya que puede haber una predisposición familiar”, advirtió en Rubino.

Muchos pacientes inician con una crisis convulsiva, como si fuera una primera crisis epiléptica y otros tienen problemas auditivos. Siempre que uno tiene síntomas o signos que son persistentes, que a uno le preocupan, que son llamativos, que son nuevos, hay que consultar al médico”, aseguró Andersson

Asimismo, el experto del del Departamento de Cirugía de Base de Cráneo del MD Anderson Cancer Center, agregó que también se debe consultar a un médico “si presenta dolor de cabeza de más de dos meses y tuvo una convulsión (puede ser de un brazo o una pierna) o siente una repentina debilidad focalizada para agarrar cosas, caminar, tragar o hacer gestos con la cara, incluso, si tiene un empeoramiento de su visión”. “Si bien existen tumores benignos y malignos, los tumores benignos pueden estar en lugares de gran riesgo vital y de difícil resección quirúrgica, es decir, que sea benigno no es garantía de un mayor éxito”, aclaró.

Cómo se tratan estos tumores

“El tratamiento depende de lo que uno observa en la imagen. Obviamente la última palabra lo tendrá el resultado de la biopsia, donde se confirme el ‘nombre y apellido’ del tumor. Básicamente, si es benigno o de bajo grado, el tratamiento es quirúrgico por excelencia y si es maligno o alto grado, requieren tratamientos ‘adyuvantes’ como ser radioterapia o quimioterapia”, señaló Rubino. “Dada su relativa rareza, el cáncer cerebral se encuentra bastante atrás comparado con el cáncer de mama, próstata, pulmón o colon en cuanto a tratamiento. Las nuevas terapias biológicas no tienen tanto éxito como en otros cánceres ya que el cerebro tiene la particularidad de estar recubierto por una barrera que limita el acceso de las drogas (la barrera hematoencefálica)”, agregó.

El conductor y periodista falleció en las últimas horas como consecuencia de un tumor cerebral

Es por eso que destacó que, para tratar esta dolencia, “entran en juego muchas variables, como ser la edad del paciente, enfermedades asociadas, localización del tumor, opciones de tratamiento luego de la cirugía”. “Con todas esas variables uno analiza la mejor opción y los pasos a seguir”, aseguró. “Como neurocirujano, soy el primer contacto, ya que el primer paso siempre será la cirugía, ya sea biopsia o resección total del tumor”, dijo el experto y destacó que en los últimos 20 años “la cirugía para tumores cerebrales avanzó mucho. “En el lugar donde realizo mi beca de investigación (MD Anderson Cancer Center, Houston, Texas) se realizan cirugías en pacientes despiertos para disminuir el riesgo de lesión de áreas funcionales, se usa la robótica para biopsias cerebrales y tratamiento con termólisis de tumores profundos y a su vez existe gran disponibilidad instrumental y tecnología que agiliza los tiempos del procedimiento quirúrgico”, agregó.

En ese sentido, Andersson aseguró que “el trabajo multidisciplinario entre neurocirujano, neurólogo y oncólogo es constante para poder seguir atender lo mejor posible a este tipo de pacientes”, señaló. Los tratamientos para atacar los tumores cerebrales se encuentran en constante investigación para detectar nuevos avances, siendo que, según el experto, entre los tratamientos adyuvantes mas novedosos se encuentran la radiocirugía y la ablación laser. La radiocirugía “esterotáctica con bisturí de rayos gamma”, que consta de “un conjunto de rayos gamma que, pese a que cada uno no provoca daño, todos confluyen en un punto, destruyen las células que se encuentran allí y cauterizan la herida”. “Con este tipo de técnica se pueden tratar muy bien los tumores pequeños que están dentro del cerebro y en lugares inaccesibles”, especificó.

“El tratamiento depende de lo que uno observa en la imagen. Obviamente la última palabra lo tendrá el resultado de la biopsia, donde se confirme el ‘nombre y apellido’ del tumor”, explicó Rubino en diálogo con Infobae (Gettyimages)

El año pasado, dos avances que tuvieron su correlación en artículos publicados en revistas científicas dejaron una luz de esperanza para esta enfermedad. Realizado por científicos del Instituto de Investigación Metodista de Houston, Estados Unidos, se desarrolló un casco magnético, confeccionado con tres potentes imanes permanentes, giratorios e integrados triangularmente que generan un campo magnético oscilante, responsable de tratar las células afectadas. Si bien el primer paciente que fue sometido a este tratamiento falleció, no lo hizo a causa del gliobastoma que padecía (un letal tipo de cáncer) y la autopsia demostró que esta terapéutica había logrado remover un 31 % del tumor.

Mientras que científicos del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres (ICR, por sus siglas en inglés) y del Royal Marsden aseguraron que lograron eliminar tumores en pacientes terminales basado en un cóctel de medicamentos de inmunoterapia, el cual estimuló el sistema inmunológico para matar las células cancerosas. Esta combinación de drogas generó “una tendencia positiva en la supervivencia” de pacientes que en principio se creía que ya no podían ser sanados, dijeron los investigadores.

“El tumor primario maligno mas frecuente son los gliomas cerebrales, entre ellos el glioblastoma. Lamentablemente la mayoría de los pacientes con glioblastomas fallece entre 15 y 16 meses luego del diagnóstico y solo 6 de cada 100 siguen vivos luego de 5 años”, señaló Rubino

En adultos, el tumor primario benigno más frecuente es el meningioma, pero puede tener localizaciones que comprometen severamente la vida del paciente. Mientras que el tumor primario maligno mas frecuente son los gliomas cerebrales, entre ellos el glioblastoma. Lamentablemente la mayoría de los pacientes con glioblastomas fallece entre 15 y 16 meses luego del diagnóstico y solo 6 de cada 100 siguen vivos luego de 5 años”, señaló Rubino. Mientras que, en paralelo, advirtió que “para ningún cáncer cerebral existe una cura y solo se ofrecen tratamientos que prolonguen la sobrevida del paciente, incluso muchos de los tratamientos, que salen decenas de miles de dólares, no dejan de ser ensayos clínicos en fase 1 o fase 2″.

Por lo que destacó que “cualquiera sea el tratamiento que reciba el paciente, debe ser seguido por su oncólogo de cabecera por el resto de su vida porque el cáncer cerebral no se cura. Esto es un trípode, cirugía, radioterapia y quimioterapia, si falta una pata, la estructura se cae y por mas que la enfermedad tenga mal pronóstico, aumentarle 3 o 6 meses la sobrevida con un tratamiento completo representan un 50% de incremento, para uno es insignificante, pero para un paciente oncológico es sustancial”, concluyó.

FUENTE < LIBRER EXPRESION 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas