Connect with us

Opinión

Manual de Cambiemos para vaciar un organismo público

Avatar

Published

on

La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual (DPSCA) cumplió siete años de existencia.

Se trata de un organismo que en poco tiempo logró desarrollar una política pública poniendo en el centro de su accionar los derechos de las audiencias de radio y televisión. Institución novedosa en el mundo, que fue valorada y reconocida por otros países (tanto a nivel estatal como ciudadano) por haber traducido en acciones el derecho humano a la comunicación.

Los primeros cuatro años la defensora del público fue la periodista Cynthia Ottaviano, nombrada por el Congreso en el marco de la ley de servicios de comunicación audiovisual y avalada por más de 800 adhesiones y una sola impugnación presentada por el grupo Clarín. Al finalizar su mandato en noviembre de 2016 la comisión bicameral responsable no nombró a nadie en su lugar, razón por la cual el organismo quedó a cargo de la abogada María José Guembe quien era directora de Protección de derechos y se constituyó un directorio con las y los directores que junto a todo el personal mantuvieron las acciones de la DPSCA.

Tanto desde ese directorio como desde diversas organizaciones del campo de la comunicación se reclamó constantemente que el Congreso de la Nación iniciara el proceso de designación de nueva/o defensor/a. Sin embargo de manera imprevista e irregular la comisión bicameral decidió intervenir la institución en septiembre de 2018. Desde ese momento hasta ahora en tiempo récord han vaciado la Defensoría. “Nos quieren transformar en eso que ellos acusaban que éramos”, dijo una compañera sobre la falta de trabajo durante todo un año.

Como balance de este año podemos presentar los Diez pasos del Manual de Cambiemos para vaciar un organismo.

1. Nombrar personas ineptas
La mayoría lograda en la comisión bicameral por parte de “Cambiemos” y aliados designó un interventor sin presentar su currículum. Cuando se pudo acceder al CV se confirmó que la persona nombrada no tenía ninguna pertinencia con el cargo asignado. Ese interventor sin experiencia en el campo de la comunicación y los derechos humanos fue nombrando sucesivamente a funcionarios políticos con salarios altos como responsables de áreas sin conocimiento del tema y sin experiencias previas en la gestión de un organismo de esta naturaleza. Quienes hablaron de la “grasa militante” a comienzos del gobierno macrista terminaron contratando personal cuyo único mérito es ser parte de alguno de los partidos de la alianza PRO/UCR/CC.

2. Evitar contacto directo con la gente
La DPSCA tuvo entre sus políticas más interesantes la convocatoria a audiencias públicas en todo el territorio nacional para conocer las opiniones e informaciones que la ciudadanía tenía para compartir sobre la aplicación de la ley de servicios audiovisuales y sobre el panorama de la comunicación en cada región. Los primeros seis años se realizaron 24 audiencias en 18 provincias cubriendo todas las regiones del país.

La intervención no hizo en todo un año ni una sola audiencia pública aunque está obligada por la propia LSCA en su artículo 19, inciso f.

3. Romper lazos con organizaciones
Desde su creación la DPSCA trabajó con cientos de organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales, academia y espacio público, capacitando miles de personas en diversas líneas de acción (Juventud, Accesibilidad, Géneros y diversidad, Migrantes, Medios comunitarios y de pueblos originarios).

La intervención desactivó la enorme mayoría de los vínculos con organizaciones de la sociedad civil, movimientos sociales y hasta del espacio público, dejando de lado la misión de acompañar a las audiencias en el ejercicio del derecho humano a la comunicación.

4. Desactivar federalismo
La presencia de la DPSCA en todo el territorio nacional fue una constante entre 2012 y 2018. Tanto con el equipo de capacitadora/es como del área de investigación y de asesoría jurídica. El trailer con la Defensoría Móvil llevó por todo el país un estudio de radio y uno de televisión para que las audiencias pudiesen conocer de modo directo la cocina de los medios y producir contenidos propios.

La intervención reemplazó las acciones territoriales con cursos virtuales, muchos de los cuales se venían realizando como complemento del trabajo presencial.

5. Profundizar precariedad laboral
A una planta permanente de alrededor de 100 trabajadores se suman 17 empleados en planta transitoria y contratos de locación de servicios. Desde que asumió la intervención esos contratos que antes se renovaban anualmente para dar alguna tranquilidad dentro de una condición precaria, el último año fueron renovados cada dos meses provocando angustia en los trabajadores que además no pueden planificar sus tareas con tan poco tiempo garantizado.

6. Persecución ideológica
La primera decisión que tomó la intervención fue realizar una falsa auditoría que pretendió analizar en un mes el trabajo de seis años. Como resultado de esa auditoría y luego de un informe con clara persecución ideológica fui desplazado como director de Capacitación y Promoción, una de las direcciones sustantivas, responsable del trabajo territorial y la organización de las audiencias públicas.

Siguió esa política de hostigamiento con la directora de Protección de derechos María José Guembe y con el director de Investigación Santiago Marino a quien no se le permitió presentar el trabajo de monitoreo de noticieros de la TV abierta que realiza esa dirección.

Así quedaron vacantes las tres direcciones sustantivas del organismo.

7. Firmar convenios absurdos
Para mostrar actividades y alianzas con espacios públicos o no gubernamentales la intervención se dedicó a firmar convenios sin sentido con organismos “amigos” que no tienen que ver con la naturaleza de la Defensoría. Hicieron convenios por ejemplo con la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y con el Ciclo Básico Común (CBC) sin que los mismos estén relacionados con demandas de las audiencias.

8. Marketing
La intervención se dedicó a organizar reuniones intrascendentes y a sacarse fotos con personas cuestionadas. Valen como muestras de muchas otras las reuniones con el director de Radio Nacional Córdoba (quien censuró a una periodista de esa radio al aire luego que ésta entrevistara a la madre del activista mapuche Jones Huala), con un candidato en Entre Ríos procesado por narcotráfico o con el sindicalista Luis Barrionuevo.

Como parte de esa práctica emitieron comunicados para pronunciarse sobre temas que nada tienen que ver con el organismo como por ejemplo un editorial del diario La Nación, cuando la ley que regula la acción de la DPSCA solo abarca a radio y televisión.

9. Paralizó el trabajo de todas las áreas
La DPSCA se caracterizó en sus primeros seis años por la respuesta rápida y fundada de las denuncias del público, la participación en eventos y actividades, la capacitación y la investigación.

Durante todo el año de intervención no se publicó ni una sola guía con recomendaciones para comunicadores, no se produjeron nuevos videos para divulgar nuevas prácticas de la comunicación, no se convocó a foros de intercambio entre medios, comunicadores y audiencias, no se redactaron nuevos materiales de comunicación y capacitación.

10. Cortar el diálogo con medios de comunicación
La Defensoría no tiene poder sancionatorio. Es por eso que se promovió el diálogo y se desarrolló una tarea pedagógica con comunicadores y responsables de medios.

La intervención interrumpió la interlocución con canales de televisión y radios, que tendían a lograr cambios hacia una comunicación respetuosa de los derechos y promovían reparaciones frente a las denuncias del público. Hoy la respuesta del organismo es netamente burocrática y formularia.

Podrían sumarse detalles, (in) acciones, anécdotas. Quedan estos diez puntos para recordar qué cuando desde un gobierno neo liberal hablen de eficacia, eficiencia, profesionalismo y modernización del Estado, en realidad están hablando de vaciamiento de políticas públicas, desaparición del Estado como garante de derechos, desatención de los sectores vulnerables dejándolos librados a su suerte individual y “emprendedora”.

Costará recuperar el trabajo virtuoso de la Defensoría del Público.

En la etapa que se abre con la esperanza en la recuperación de derechos para las mayorías populares y con un nuevo rol del Estado, más presente y atendiendo a las necesidades de las audiencias junto al compromiso de un equipo de trabajadores y trabajadoras esa recuperación es posible.

Por: Ernesto Lamas – Director de Capacitación y Promoción de la Defensoría del Público
Foto: Radiográfica
Fuente: Diario Tiempo Argentino

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sarlo cuestionó al jefe de Estado

Avatar

Published

on

Beatriz Sarlo: “Pensé que Alberto Fernández no iba a rifar su destino político a la obediencia a Cristina Kirchner, pero me equivoqué”

La ensayista analizó la relación política entre el Presidente y la vicepresidenta. “A lo mejor, en algún momento, sobre todo si las cosas van mal, Alberto hace movimientos de mayor independencia”, sostuvo

La ensayista Beatriz Sarlo aseguró este domingo que se “equivocó” al pensar que el presidente Alberto Fernández “no iba a poner su destino político en manos de Cristina (Kirchner)” y cuestionó la forma en la que se desenvolvió el jefe de Estado en los últimos meses durante la gestión política y sanitaria de la pandemia.

“Pensé que Alberto no iba a rifar su destino político a la obediencia de Cristina. Pensé que era un hombre ambicioso. Es un hombre inteligente. Me equivoqué”, sostuvo en una entrevista con TN. En esa línea, agregó: “Tenía que haber pensado que el 20% de los votos que hicieron la diferencia eran de Cristina y eso en política se paga”.

Según explicó Sarlo “la diferencia de los votos la terminó haciendo el votante peronista” que logró atraer el actual mandatario pero que “Cristina reforzaba con una fuerza cultural peronista que es fundamental en la política”.

En ese sentido, explicó que el Presidente “puso en alto riesgo su capital político” en el momento en que nombró a su Gabinete, al que la ensayista definió como “cristinista” salvo por la aparición en al jefatura de Gabinete de Santiago Cafiero, un dirigente estrechamente ligado a Fernández.

Alberto Fernández junto a Cristina Kirchner (Photo by Juan MABROMATA / AFP)Alberto Fernández junto a Cristina Kirchner (Photo by Juan MABROMATA / AFP)

“La primera pulseada la ganó el ella. ¿La segunda y la tercera, también? No hablo con esa seguridad sobre el futuro”, sostuvo, al tiempo que destacó que “a lo mejor, en algún momento, sobre todo si las cosas van mal, Alberto hace movimientos de mayor independencia”.

Acto seguido relató una idea que, según comentó, fue “una fantasía de un amigo”. “Un amigo mio tiene una fantasía, que sería el movimiento de independencia máximo. Que es que le renuncie. ‘Bueno, Cristina es así hasta el momento, hacete cargo de la presidencia´. En plena crisis cuando la Argentina no consigue ni créditos nacionales, cuando los empresarios no invierten, cuando tenemos casi un 50% de pobres, ‘hacete cargo, yo renuncio’”, detalló.

Luego, explicó cuál es su posición con respecto a ese posible escenario. “Hay que tener mucha audacia. Es un gesto casi de retiro de la política. Porque lo que le quedaría, en el medio de la crisis que está viviendo la Argentina, que es muy grave, que lo dicen todos los economistas, desde Melconian a Lavagna, sería visto como alguien que, aunque no sea el capitán visto por todos, es el que conduce el barco, el que tiene el timón”, advirtió.

Sarlo cuestionó al jefe de Estado y su gestión política Sarlo cuestionó al jefe de Estado y su gestión política

En otro tramo de la entrevista, Sarlo señaló que “los últimos meses fueron catastróficos. Las cifras de desocupación, pobreza y falta de inversiones. Es un país que está muy cerca de la catástrofe”.

Por otra parte, también hio referencia al concepto de meritocracia que Fernández cuestionó en un acto que protagonizó en San Juan durante la última semana. “Hay un elemento que el Presidente no nombra pero que es tan importante como el mérito, y que es la herencia. La herencia te coloca en lugares diferentes de la sociedad y la economía”, afirmó. “La herencia marca los caminos que el posible mérito puede recorrer”, explicó.

Además, sostuvo que “la cultura del esfuerzo de aprende” y que “el capitalismo fue una gigantesca máquina de entrenarnos en la cultura del esfuerzo”. “No le puede decir a un pibe que nació en las peores condiciones y vio fracasar a su padre una y otra vez, que despliegue la cultura del esfuerzo. Porque nadie se la enseño. La cultura del esfuerzo se aprende en la escuela”, indicó. Y, luego, explicó que lo que se debe hacer es “reforzar la idea del aprendizaje y garantizar el acceso de todos a la educación”.

INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

El básquetbol necesita volver

Avatar

Published

on

La Asociación de Prensa de Básquetbol de Argentina (APREBA) quiere expresar su apoyo al regreso de la actividad de nuestro deporte. Como es de público conocimiento, los torneos oficiales están paralizados desde el mes de marzo, con el consiguiente perjuicio para las instituciones y trabajadores involucrados en ellos (deportistas, entrenadores, árbitros, periodistas, preparadores físicos, kinesiólogos, etc).

Desde nuestra entidad entendimos desde el inicio de la pandemia la necesidad de detener la actividad en función de preservar la salud de todos los involucrados en ella y de la población en general. Entendemos también que con la inminente llegada de la primavera y con los antecedentes de experiencias exitosas en otras partes del mundo, están dadas las condiciones para pensar en el regreso.

Sabemos que la actual situación sanitaria exige una planificación extraordinaria, y por eso apoyamos la iniciativa de la Confederación Argentina de Básquetbol y la Asociación de Clubes, de reiniciar la competencia con un sistema de burbujas, similar al que permitió el regreso a la actividad del automovilismo, en el que los equipos de diferentes puntos del país se concentren en una sede, evitando viajes, sin contacto con la comunidad en general y cumpliendo con los protocolos correspondientes.

Así como los deportistas olímpicos han regresado hace un tiempo a los entrenamientos, entendemos que el básquetbol debe volver a transitar por ese camino. Nuestro deporte es el actual subcampeón del mundo, va a representar a nuestro país en Tokio 2021 y conforma una actividad económica que no recibe ingresos desde hace seis meses, por lo que muchos de los trabajadores involucrados se encuentran en una situación muy preocupante.

El básquetbol necesita volver. Confiamos en que las autoridades lo entiendan de la misma manera.

Sábado 19 de septiembre de 2020

La Comisión Directiva de APREBA

Continue Reading

Opinión

Gollan y la costumbre de ver la astilla en el ojo ajeno

Avatar

Published

on

Se ha vuelto un clásico del gobierno bonaerense: ante la ineficacia propia escapa hacia adelante tratando de castigar a los ajenos. Eso si, deben ser de otro color político o no vale.

Daniel Gollán, el ministro de Salud bonaerense, volvió a emprenderla -esta vez con nombre y apellido y no con insinuaciones- contra el intendente Guillermo Montenegro y su política de impulsar la reapertura de actividades en el contexto de restricciones por la pandemia.

El funcionario se manifestó en contra de abrir actividades en lugares cerrados y sostuvo que «hay un decreto» que debe cumplirse.
«Hay algunos intendentes que ceden a presiones más rápido, pongo el ejemplo de General Pueyrredón, con Mar del Plata que está complicada», aseguró. Aunque vaticinó irónicamente que si se logra “controlar la circulación ahora, es una buena propaganda para el verano».

Pareciera que Gollán imita a la perfección la estrategia de su jefe desde el inicio de la pandemia: Kicillof se caracterizó por utilizar como único argumento del crecimiento imparable de los contagios en su distrito la comparación constante con lo que ocurría en la vecina CABA. Y cuando esa comparación ya no fue suficiente para evitar el deterioro de su imagen de gestión, que cayó sin freno durante este tiempo, presionó sobre el presidente para entorpecer todos los intentos de apertura de Rodríguez Larreta.

Disimular los propios errores tratando de exagerar los ajenos suele ser una expresión de impotencia. Claro que cuando la estrategia es selectiva -solo se trata de criticar a quienes responden a otro color político- se acerca más a la miserabilidad que a cualquier otra condición humana.

De cualquier forma, y para tranquilidad de los marplatenses y batanenses, el ministro no se ha caracterizado hasta el momento por el acierto de sus predicciones; lo que significa que de seguir su propia lógica estaremos lejos del colapso que hoy vaticina.

Pero más allá de ello, que dependerá en mucho del grado de responsabilidad de cada vecino de General Pueyrredón, tendremos que poner mucha atención en cada palabra y cada dato que llegue desde el gobierno provincial: amantes de ver la paja en el ojo ajeno e ignorar la viga en el propio, sus integrantes siguen creyendo que descalificar al adversario es calificar lo propio.

Y está visto que no es así…

POR ADRIAN FREIJO

Continue Reading

Más Vistas