Connect with us

Politica

Marcelo Tinelli, a solas con Teleshow: la política, María Eugenia Vidal, el rating de “ShowMatch”, los visitantes en la Superfinal

Publicado

on

Desde Bolívar, donde participó después de cinco años de la maratón en homenaje a su papá, el conductor del “Bailando” brindó una entrevista donde no esquivó ninguna pregunta. Sus ganas de hacer política, la polémica con Gustavo Yankelevich por Laurita Fernández y su vuelta como productor de ficción

 

Habla de destierro Marcelo Tinelli: “Es el peor castigo para una persona —sostiene—. Y es irme como yo me fui“. Porque a sus 10 años se enfermó su padre, Dino Hugo. “Y de un momento a otro desaparecí de Bolívar en un auto manejado por un señor. Yo iba en el asiento de atrás junto a mi mamá; en el del acompañante viajaba mi papá”.

Destaca entonces la puesta en valor del edificio de Salud Mental del hospital de su ciudad, que inauguró en el mediodía del sábado 3 junto al intendente, Marcos Pisano, y el diputado nacional Eduardo Bali Bucca. “Esto me toca y me atraviesa por la historia de mi familia. Si (años atrás) hubiera estado este centro, mi mamá hubiera podido ser atendida acá, en Bolívar“, lamenta el conductor de ShowMatch, quien rato después visitará la nueva Sala de Lactancia, a pocos metros de allí. “Pero esto no termina acá —asegura—. Vamos a seguir haciendo cosas por Bolívar“.

Esa misma tarde lo esperaría la vigésima edición de la maratón de la ciudad, en la que no participaba desde hacía cinco años. “Corrí en una pierna. Y lo hice por mi papá: no podía fallarle a la maratón que lleva su nombre en estos veinte años”, le confía Tinelli a Teleshow, siguiendo el debut de su equipo, Bolívar Voley, en la Liga Argentina, desde su palco en el estadio.

“Hace muchos años que no puedo correr esta distancia (10 kilómetros). Tengo la rodilla muy mal. Me infiltré. Sabía que podía llegar al kilómetro cinco, seis; después no iba a poder. En el kilómetro siete se me endureció la rodilla: se me llenó de agua, se hinchó, era un bloque. Yo arrastraba las piernas. Y llegué con el corazón, con el alma. Y fundamentalmente,lo hice por el aliento de la gente, que me iba llevando: ‘Vamos, vamos que ya termina…’. Ya después eran 800 metros, 600, 500…”.

Exhausto, Tinelli termina la Maratón Dino Hugo Tinelli y busca los brazos de Guillermina Valdés. Entonces se fundirán un abrazo, se darán un beso: “Estoy fusilado de la rodilla”, le confiará el conductor. Es que no debería haberla corrido: se lo dijeron los médicos. “Pero no podía fallarle a mí papá…”, dijo él

Exhausto, Tinelli termina la Maratón Dino Hugo Tinelli y busca los brazos de Guillermina Valdés. Entonces se fundirán un abrazo, se darán un beso: “Estoy fusilado de la rodilla”, le confiará el conductor. Es que no debería haberla corrido: se lo dijeron los médicos. “Pero no podía fallarle a mí papá…”, dijo él

—Hablaste del desarraigo. ¿Algún día volverás a vivir en Bolívar? ¿Tal vez en tus últimos años?

—Puede ser… Yo no descarto nada en la vida: jamás pensaba en irme a Buenos Aires y de un día para otro lo hice. Bolívar me encanta: me conecta con mi familia, con mi sangre. Por eso, ¿nunca viviría en Bolívar? No… Por ahí algún día vuelvo. Este es mi origen. “Hecho en Bolívar”. Lo siento así. A mí la Provincia de Buenos Aires me motiva mucho. Tengo tres ciudades que me movilizan mucho. Bolívar, donde nací. Después Mar del Plata, donde iba con mis viejos: tengo una foto a mis tres años con el Edificio Havanna atrás, que lo estaban construyendo. Y Necochea. Cuando conozco a Guillermina (Valdés), hace seis años, ella me lleva a Necochea. Es la mezcla justa entre Mar del Plata y Bolívar: tiene el pueblo y la playa. Me siento muy feliz ahí.

Es inevitable: te tengo que preguntar de política. Porque hablás de la Provincia. Y venís de dar un discurso político al terminar la maratón, donde dijiste que todo lo que se hizo en Bolívar, lo que hiciste, se puede replicar en Buenos Aires y en el resto del país.

—¿En serio? ¿Te pareció un discurso? No lo quise llevar para ese lado. Digo cosas que siento: está bueno soñar, tener esperanzas. Y está bueno poder estar haciéndolo desde la absoluta verdad y desde los hechos concretos. Porque esto se ve (en Bolívar): desde hace 20 años lo venimos haciendo. Siempre dije que no lo descarto (hacer política). Tal vez será un momento para cuando deje un poco mi carrera profesional. Me gusta mucho el servir, estar al servicio del otro, el hacer cosas para mejorarle la calidad de vida a la gente. Entonces, no puedo descartar algo que por ahí haga el día de mañana. Pero no sé cuándo: yo no tengo los tiempos electorales, de que haya una elección en tal fecha. Yo digo que lo voy a hacer. Cada vez me gusta más, me meto más a ver las cosas que están pasando. Me siento un hombre de la Provincia. Con nuestra fundación colaboramos con hogares de villa Puerta de Hierro (en La Matanza), en José C. Paz, en Itatí. Piso la Provincia y siento que es mi casa. Así que no puedo decirte que no… Pero no sé si es hoy.

—¿Y la reunión con María Eugenia Vidal de hace unos días?

—Con María Eugenia tengo una relación de muchos años, de cuando ella estaba en la Ciudad, en Acción Social con Mauricio (Macri), y teníamos la mejor con ella. E hicimos muchas cosas en la Ciudad; también con Horacio (Rodríguez Larreta). Desde esos años vengo con ella. Y me encanta charlar con ella de todo lo que es la Provincia. Y te puedo asegurar que cada charla nuestra son de tres horas hablando de cómo funciona la Provincia, y cómo la veo yo. Yo también la consulto sobre lo que estamos haciendo acá, en Bolívar, y cómo lo ve ella. Siempre tenemos un día y vuelta muy bueno.

Voy a hacer política, pero no sé cuándo: yo no tengo los tiempos electorales

—¿Hablamos de televisión? Viene subiendo el rating de ShowMatch: el viernes hubo un empate técnico con La Voz Argentina.

—Sí, y ese día también tuvimos picos más altos. El programa se asentó mucho en todo este tiempo. Es difícil competir cuando hay programas muy fuertes y muy buenos, como La Voz Argentina y 100 días para enamorarse. Nosotros arrancamos de un rating muy bajo, ellos arrancan de un rating muy alto, y eso complica muchas veces. Pero nosotros somos guerreros de la tele. Quiero ganar, por supuesto. No soy hipócrita y digo: “No, a mí no me importa ganar o perder”. ¿La verdad? Quiero ganar. Y si perdemos, vamos a tratar de buscar (ganar) en el otro programa… La suerte es que todos los días tenemos revancha, para bien y para mal, eh. Ganás, y al otro día tenés que salir a defender a el título. Trabajamos para eso.

Además, la del rating es una batalla que te gusta dar.

—Me encanta. Pero ya han pasado… Yo he tenido muchas, en 30 años de tele. Un día terminás cuarto, otro día segundo, al otro primero. Yo no soy de hablar mucho de rating, no me gusta. Y hemos ganado muchos años, y fuimos líderes… Y este año también hemos ganado. Me parece muy infantil hablar de rating solamente cuando ganás. Para la industria, está bueno que le vaya bien a todos, aunque siempre a uno le irá mejor que al otro. Pero a mí me encanta que le vaya bien a la ficción nacional, también al entretenimiento. Tengo esa concepción. Tratamos de hacer el mejor programa. Y que le guste a la gente. Y si hay una competencia, está muy bueno: nos pone la vara más alta, nos hace ser mejores, y muchas veces nos inspira para un montón de cosas.

Tinelli, en Bolívar

Tinelli, en Bolívar

Por cómo es el Bailando, y por tu modo de conducir, pasa como en el fútbol: el equipo se va armando con el correr de los partidos.

—Totalmente. Y vos pensá que este año tuvimos un problema muy grande: arrancamos muy tarde. El Bailando se va construyendo, y una cosa es arrancar en mayo: ahora deberíamos estar en el mes de junio, y estamos en noviembre…

Pero terminás en diciembre.

—Sí, el 20.

¿Y cuándo volvés?

—Por ahí arrancamos antes: nuestra idea es empezar en abril. Nos estamos preparando para eso. Estamos muy contentos con la productora, con LaFlia. Tenemos firmado otro programa con Canal 13. Y quiero volver a producir ficción el año que viene: tengo un par de ideas. Así como en el 2000 empezamos con Okupas, y también hicimos otro tipo de programas como Todo x $2, tengo ganas de hacer otras cosas. Hay una idea que no la quiero decir hasta no firmarla.

—¿Pero un indicio? ¿Cómo sería?

No un mundo tan marginal, pero sí una historia muy argenta. Acabamos de contratar a Gustavo Marra, que es un muy buen productor de ficción. También está Nachito Lecouna. Estamos armando el equipo.

—No sería algo costumbrista.

—No, no. Vamos a hacer tres unitarios el año que viene. Y tengo ganas de exportar algún contenido: tenía ganas de hacer lo de Netflix, la historia de Ricky Martin, pero no sé si podrá dar.

—Sos hombre de fútbol. Público visitante en las finales entre Boca y River, ¿sí o no?

—Lo tienen que decidir los organismos de seguridad, más allá de los clubes. Si Argentina no está preparada para recibir público visitante en el clásico de Rosario y juegan a puertas cerradas en la cancha de Arsenal… Me parece que un Boca-River en la final de la Copa Libertadores tiene un alto riesgo. No es una cosa fácil. Si vos me decís en las condiciones actuales del país, te diría que hoy no.

—Se produjo algo confuso con Gustavo Yankelevich por la ausencia de Laurita Fernández en los Premios ACE. ¿Cómo lo viviste?

—Me sorprendió. Hablé yo personalmente con Gustavo y me dijo que no tenía ningún problema; al contrario. Me dijo que le hubiera gustado que Laurita hubiera estado. Y sí, está bien, me parece perfecto. Pero Laurita tenía un contrato con nosotros. ¡Ojalá hubiera podido ir! ¡A mí me hubiera encantado! Pero no la podía reemplazar de viernes a lunes; yo no tenía con quién reemplazarla. Ya sabía Laurita, ya sabía Gustavo. Entiendo que tenía el vestido preparado y todo, pero es como que yo dijera hoy: “Bueno, a mí me hubiera gustado que Laurita fuera jurado y cancele una función de Sugar“. No se puede eso. No se puede hacer. Y tiene un contrato con nosotros.

—Fue nada más que por un compromiso laboral.

—Sí. Yo a Gustavo lo adoro, lo amo, es mi maestro. Jamás podría estar enojado. Él me dice a mí que no está enojado conmigo. Y no veo el motivo de enojo: fue aclarado apenas él lo pidió. Yo no podría tener un conflicto con él. Es más: soy la persona que más manija le da a todas las obras que maneja Gustavo Yankelevich en la cartelera porteña.

Marcelo Tinelli, en su encuentro con Teleshow (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

Marcelo Tinelli, en su encuentro con Teleshow (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

—¿Te sentiste incómodo con la polémica?

—No, me sentí incómodo por tener que haber aclarado algo con una persona con la que ya había hablado y estaba todo bien. Acá no hay ninguna polémica en todo esto. Si está todo bien. Y a Gustavo lo amo. La sala del Hospital de Pediatría de acá se llama Romina Yan, como el estudio que yo tenía en Ideas del Sur. Fui a VivaRo, que me invitaron especialmente, y lloré como no lo hice en mi vida… No podría tener un conflicto con Gustavo, que me dio todo. Y si lo tomó mal, lo digo otra vez: “Te pido disculpas, no podía hacer otra cosa”.

Infobae

Politica

Revés para el Gobierno: el PJ se unió en Diputados y le quitó un lugar en el Consejo de la Magistratura

Publicado

on

El kirchnerismo, el massismo y hasta los cordobeses de Schiaretti se pusieron de acuerdo. La unidad puso en alerta a Cambiemos: ¿es el principio de un entendimiento electoral para 2019?

Graciela Camaño se queda con una de las bancas en el Consejo de la Magistratura por la oposición (Manuel Cortina)

Graciela Camaño se queda con una de las bancas en el Consejo de la Magistratura por la oposición (Manuel Cortina)

El Gobierno obtuvo este viernes un duro revés en Diputados de manos del PJ y perdió uno de los lugares en el Consejo de la Magistratura que el oficialismo daba por seguro que tendría en su poder hasta ayer a la tarde.

Según fuentes del PJ y del Gobierno, el Frente Para la Victoria, el Frente Renovador y el Peronismo Federal se unieron en Diputados y se quedaron con una de las sillas en el órgano encargado de la selección y acusación de los jueces nacionales y federales. De esta manera, serán los diputados Eduardo “Wado” de Pedro, del FPV, y Graciela Camaño, del FR, los representantes de la Cámara baja en el consejo.

Hasta ayer, la Casa Rosada contaba con Mario Negri y con Pablo Tonelli como dos de los tres representantes en el organismo. Pero la oposición reunió 131 firmas, 10 más que Cambiemos, y le arrebató el lugar. Un golpe que el oficialismo no esperaba. “¿Puede traducirse el año que viene en un acuerdo electoral?”, se preguntaban esta tarde en el bloque de Cambiemos.

Según fuentes oficiales, sería el radical Mario Negri, jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, el que deje el sillón. Quedaría Tonelli, del PRO, y el diputado Juan Manuel López, del riñón de Elisa Carrió -que en principio había pedido dos lugares y había vuelto a enfrentarse con Daniel Angelici-, como suplente.

En tanto, como adelantó ayer este medio, la novedad en el Senado fue la vuelta de Miguel Ángel Pichetto. Además del jefe del bloque del PJ federal en la Cámara alta, los otros dos representantes en el Consejo de la Magistratura, que asumirán formalmente la próxima semana, serán Ada Rosa del Valle Itúrrez de Cappellini, del Frente Cívico por Santiago del Estero -responde a Gerardo Zamora-, y la radical Olga Inés Brizuela y Doria, de Cambiemos.

En el Gobierno había cierto malestar en las últimas horas: un sector cree que el oficialismo podría haber obtenido dos lugares en representación de la Cámara alta, en vez de uno.

Es decir, en las representaciones del Senado y de Diputados en el consejo, el Gobierno no tendrá mayoría.

Seguir leyendo

Politica

Nicolás Dujovne: “Nunca se hizo un ajuste de esta magnitud sin que caiga el Gobierno”

Publicado

on

El ministro de Hacienda ratificó la política fiscal y admitió que “más allá de recurrir a impuestos transitorios, no recurrimos a controles de capitales, cepos, confiscaciones ni represión financiera”. Además, le envió un mensaje a los inversores: “Cambiemos va a ganar las elecciones”

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, afirmó este miércoles que “lo que se ha hecho en estos tres años no se ha hecho nunca en la historia argentina”, y mencionó al respecto que “la presión impositiva es ligeramente más baja que en 2015” y que “tenemos una estructura del gasto público mejor”, al disertar en el 50° aniversario de la Comisión Nacional de Valores.

“La Argentina entre este año y el próximo está haciendo un ajuste fiscal de casi 3 puntos del PBI. El déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos va a caer de 5 a 1.5 del PBI, un ajuste externo de casi 3.5 puntos. El tipo de cambio mostró un ajuste de casi 40 puntos porcentuales. En la Argentina nunca se hizo un ajuste de esta magnitud sin que caiga el Gobierno“, enfatizó durante una exposición con motivos de los festejos por el 50° aniversario de la creación de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Dujovne recordó que se entró al período de volatilidades financieras en mayo con determinadas reglas de juego y se está saliendo de la misma manera. “Más allá de haber recurrido a impuestos transitorios, es muy importante que no recurrimos a controles de capitales, cepos, confiscaciones ni represión financiera“.

“Esto nos fortalece y muestra que Argentina es capaz de afrontar una situación difícil sin apelar a soluciones mágicas como hizo en el pasado y además han fracasado. Esto se va a plasmar en una recuperación de la actividad que la veremos el año que viene“, agregó el titular del Palacio de Hacienda.

Asimismo, durante su exposición junto a Claudio Zuchovicki, el funcionario dijo que el año próximo el gasto público bajará 10% “en términos reales”, luego de reducirse en igual medida este año.

“Para converger a la meta fiscal que necesitamos no nos alcanzaba con el gasto; todo el ajuste que hemos hecho hasta 2018 fue del lado del gasto; el ajuste fiscal del año próximo se hace mitad y mitad entre baja de gasto y suba de impuestos“, admitió al disertar en la CNV.

En este sentido, Dujovne reconoció que existe una presión tributaria elevada con impuestos distorsivos que dificultan la producción, aunque agregó que el Gobierno debió aprobar subas de impuestos porque su prioridad es la “estabilidad macroeconómica”.

Nuestro compromiso con la baja de impuestos es total, pero con la estabilidad macroeconómica lo es más“, enfatizó.

Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda (foto de archivo: Gustavo Gavotti)

Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda (foto de archivo: Gustavo Gavotti)

Durante el encuentro, el funcionario reconoció que la suba de impuestos para 2019 fue para “evitar una crisis financiera” y que el presupuesto para el año que viene proyecta lograr un equilibrio fiscal.

“Estamos convencidos de que estamos ordenando la Argentina desde el punto de vista monetario y financiero”, agregó Dujovne.

El ministro afirmó además que “la inflación de octubre todavía es alta, producto del arrastre del mes de septiembre”, pero que “en noviembre empezamos a ver una fuerte desaceleración”.

Ya en un marco más político, destacó que Argentina desde el año 2012 estaba estancada y a partir de que asumió el presidente Macri se comenzaron a corregir los desequilibrios macro, pero que eso “es un proceso muy largo”. “Nosotros sentimos que no tenemos espacio para hacer otra cosa. Tenemos que hacer lo que hay que hacer”, sintetizó.

En ese contexto, Dujovne se mostró confiado en que el ajuste no complicará los planes políticos de Macri: “Les digo a los inversores que se queden tranquilos. Cambiemos va a ganar las elecciones”.

Como las sociedades no vuelven al pasado, vamos a ganar las elecciones. Cuando terminemos el siguiente mandato, en 2023, van a estar a la vista los buenos resultados y finalmente vamos a ver tasas de crecimiento mucho más elevadas y la discusión va a ser muy distinta. Allí va a ser antipolular proponer cambios radicales a los que venimos haciendo“, concluyó.

Infobae

Seguir leyendo

Politica

Presentan una ley corta para fortalecer las industrias culturales locales

Publicado

on

 La iniciativa del senador nacional Alfredo Luenzo, busca impulsar “a los emprendedores, trabajadores, cooperativas y pymes locales” que reflejan la diversidad cultural de nuestros país y que distribuyen la generación de puestos de trabajo en todo el país”. Ratifica la neutralidad de redes y recupera el marco normativo previo al decreto que modificó las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y Argentina Federal

El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley en la cámara alta que declara de “interés público el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y las Telecomunicaciones” y que, además, restablece el marco regulatorio en materia de contenidos previo al decreto 267/15, que estaba estipulado por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (ley 26.522).

Luenzo explicó que su propuesta se basa en “avanzar en una ley corta que permita reunir amplios consensos en las dos cámaras” que tiene como objetivo “unificar la regulación en materia de contenidos audiovisuales y dotarlos de un modelo con fuerte identidad federal, que exprese la diversidad cultural de la Argentina y la pluralidad en cada rincón del país”.

El senador chubutense subrayó que el proyecto quiere dar “respuesta al reclamo de diversos sectores vinculados a la sociedad civil y al mundo audiovisual como cineastas, actores, directores y productores de televisión, compositores, músicos y entidades gremiales que nuclean a los trabajadores, que piden recuperar la legislación que el decreto de 2015 dejó en una laguna y que al mismo tiempo contenga los desafíos que está presentando el avance tecnológico”.

Para Luenzo, es “clave recuperar este marco normativo” ya que fijaba criterios relacionados con “la protección del interés general, la salud pública, la minoridad y niñez, la defensa al consumidor y a la industria y producción nacional” pero a la vez remarcó la importancia de “fijar un criterio más amplio e incluir contenidos que antes no fueron estipulados para que se unifique a toda la actividad audiovisual”.

En ese sentido, el proyecto de Luenzo faculta al Estado para la regulación de contenidos “cualquiera fuera el medio de transmisión utilizado”.

De este modo, los contenidos audiovisuales difundidos por la radio y la TV abierta y por la totalidad de los servicios de radiodifusión por suscripción, ya sea por vínculo físico, radioeléctrico y satelital “quedarían sujetos a lo dispuesto por la ley de medios y se consagraría una coherencia normativa entre todos los prestadores de contenidos audiovisuales”.

Por otro lado, la iniciativa busca impulsar “a los emprendedores, trabajadores, cooperativas y pymes locales que reflejan la diversidad cultural de nuestros país y que distribuyen la generación de puestos de trabajo en todo el país”. Para ello, quiere darle “herramientas al Estado para que salgan fortalecidas las industrias culturales locales a través de políticas concretas que incentiven la competencia y desconcentren la comercialización audiovisual”.

“Esto permitirá que por un lado, que los contenidos no vengan enlatados directamente de las grandes urbes con un visión centralista de la problemática del país, sino que por el contrario representen la coyuntura y problemática de nuestros municipios y pueblos y, por otro, que en esa dinámica que fomenta contenidos locales y las industrias culturales se empiecen a crear cientos de puestos de trabajo directamente en pueblos y municipios”, afirmó.

Asimismo, dijo que “tiene un fuerte sustento democrático” el marco normativo en materia de contenidos que retoma de la ley Servicios de Comunicación Audiovisual ya que “fue debatida en todo el país”.

Recordó que esta legislación fue el resultado de un intenso intercambio “con todos los sectores empresarios, de los trabajadores y los usuarios”, que se nutrió del “aporte de docentes y estudiantes que llevaron el proyecto a las universidades nacionales de todo el país” pero que a la vez sumó “propuestas de las entidades intermedias de la sociedad civil” en temas basados en la protección de los derechos del niño, en términos de igualdad de género y de protección de los consumidores, entre otros.

Respecto a las consideraciones técnicas en materia de TIC’s y Telecomunicaciones, la iniciativa de Luenzo busca garantizar “el acceso de la totalidad de los habitantes de la República Argentina a los servicios de la información y las comunicaciones en condiciones sociales y geográficas equitativas, con los más altos parámetros de calidad”.

Para ello, el proyecto estipula que las licencias para brindar servicios de comunicación audiovisual serán por 10 años contados a partir del 1° de enero de 2016, fecha en la que entró en vigencia el decreto 267/15 que modificó el marco jurídico anterior.

Además busca ratifica el criterio de la “neutralidad de las redes” previsto en el esquema de “Argentina Federal” (Ley 27.078) por el cual “los proveedores de servicios de red deben brindar todo contenido que trafica por ellas en las mismas condiciones técnicas y en forma indiscriminada”.

El objetivo de este principio –dijo- es “garantizar igualdad de tratamiento para todo el contenido que transita por las redes de internet y esto implica que no se priorice por razones comerciales o por alguna otra decisión sea personal o corporativa el tráfico de datos, de velocidades ni puntos de acceso”.

“Estamos trabajando activamente desde la Comisión de Medios del Senado que presido para apoyar a la industria audiovisual argentina, para fomentar la creación de puestos de trabajo de un sector que viene muy golpeado por la coyuntura económica, pero también en sentar nuevos lineamientos para la construcción de una identidad nacional frente a la enorme cantidad de material internacional que se distribuye por la pantalla chica y que además producto de los avances tecnológicos las audiencias se están trasladando a contenidos a demanda mediante suscripción y por eso necesitamos e adaptar nuestra legislación para que contengan estos desafíos y les dé respuesta a consumidores y trabajadores. Nos hemos reunido con ellos antes de presentar este proyecto y ahora vamos a convocarlos, escucharlos, y ampliar la propuesta durante el debate parlamentario”, concluyó Luenzo.
Fuente: Prensa Alfredo Luenzo

Seguir leyendo

Tendencia