Connect with us

Economia

MÁS PROBLEMAS PARA EL BANCO CENTRAL: LOS PRODUCTORES FRENARON LAS VENTAS DE SOJA A NIVELES MÍNIMOS DESDE 2009

Published

on

Hasta junio, la comercialización venía en línea con el promedio histórico. Pero tras el derrumbe de los bonos en pesos, la suba de la brecha cambiaria y la salida de Martín Guzmán de Economía el proceso se detuvo.

La difícil situación cambiaria que enfrenta el Gobierno lo hace volver a posar los ojos sobre los productores agropecuarios y qué parte de la cosecha mantienen guardada en sus silobolsas a la espera de mejores condiciones para una venta. La salida del ahora ex ministro de Economía, Martín Guzmán, y la inestabilidad cambiaria que reinó sobre el mercado en las semanas siguientes fueron el punto de partida para una caída en las ventas de productores, en particular en lo que concierne a las tenencias de soja. Las ventas de productores a exportadoras están en mínimos desde que se lleva registro, desde la campaña 2009-2010.

El freno es particularmente notorio si se tiene en cuenta que hasta el mes pasado –la renuncia de Guzmán fue el 2 de julio– los números mostraban todo lo contrario. Según datos de Ciara-CEC las liquidaciones de exportaciones del agro acumulan USD 19.145 millones en los primeros seis meses del año, récord histórico.

Pero julio vino con vientos de cambio. Y no sólo para el ministerio de economía. Tras el derrumbe de los bonos en pesos del Tesoro del mes pasado, la salida de Guzmán del Palacio de Hacienda y la corrida contra el peso que siguió cambiaron las reglas de juego para toda la economía.

Así como desaparecieron las listas de precios de toda clase de insumos nacionales e importados, se paralizaron las ventas de autos, las operaciones inmobiliarias y se registró un sinnúmero de otras interrupciones a la actividad, las ventas de los productores de soja tuvieron un freno abrupto.

Datos del Ministerio de Agricultura muestran que las ventas de productores de soja llegan hoy al 47% del total de la cosecha de esta campaña 2021-2022. Muy por debajo del promedio de campañas anteriores, que para esta época del año tienden a promediar ventas por el equivalente al 56%.

¿Qué cambió? ¿Cómo es que una actividad que se venía moviendo a niveles récord se frenó? Para los especialistas, el cambio en expectativas fue clave.

“Son bienes exportables cuyo precio está nominado en dólares. Cuando se percibe el riesgo de una devaluación importante todos corren a refugiarse en dólares o en bienes dolarizados. Y en el caso de los productores, eso es la soja” (Miazzo)

“Son bienes exportables cuyo precio está nominado en dólares. Cuando se percibe el riesgo de una devaluación importante -dólar oficial muy atrasado, avanzó 25% interanual contra una inflación del 63% en el mismo período-, que el BCRA que no suma reservas y la brecha cambiaria se dispara, todos corren a refugiarse en dólares o en activos dolarizados. Y en el caso de los productores eso es la soja”, dijo David Miazzo, economista jefe de FADA.

Las ventas, hasta junio, venían a buen ritmo. Aunque era diferente según el cultivo por cuestiones de estacionalidad y de características propias de cada uno de ellos.

“En trigo está casi toda la cosecha vendida, 21 millones de tonelada que contrastan con 14 millones de la campaña anterior. Hay algo de aumento de ventas con precio a fijar, pero no es relevante”, dijo el economista Jorge Ingaramo.

“Lo mismo pasa con maíz, donde se fijó precio mucho menos que en la campaña pasada, pero la mayor parte está vendida”, agregó.

“El plato fuerte es la producción de soja, entonces. Todo el mundo sabe que hay 28 millones de toneladas, entre las que quedan por vender de la campaña vieja más lo que quedaba en los silos de las campañas anteriores. Vamos primero a la campaña vieja, 2021-2022. Se vendieron en la última semana 516 mil toneladas, lo cual no está tan mal. Se vende menos porque hay sequía, y porque no hay como sembrar, no hay fertilizantes, etcétera, no se necesita el dinero. Pero no es una catástrofe”, dijo Ingaramo.

Ahora, en la campaña futura, es muy poco lo comprado. La industria compró 700.000 toneladas, el año pasado había comprado 895.000. O sea el productor está ahí un poco más mezquino para vender. De esas 699.000 toneladas que compró la industria hay 421.000 a fijar. Altísimo porcentaje. El productor espera que devalúen, que bajen las retenciones o tener necesidades financieras para sembrar. La soja se puede sembrar hasta enero. Mucho apuro no tienen”, agregó.

“El productor espera que devalúen, que bajen las retenciones o tener necesidades financieras para sembrar. La soja se puede sembrar hasta enero. Mucho apuro no tienen” (Ingaramo)

Para el especialista, el cambio en las condiciones macro tuvo que ver con la menor venta. Pero no es todo. También los cambios impositivos jugaron en contra.

“Son 4,66 millones de toneladas menos las vendidas, de las cuales 3,24 son por las menores compras chinas. Ahí está el resultado de haber eliminado el diferencial arancelario de la soja. Hoy la industria tiene la misma retención a la exportación que la exportación del poroto. Y 4,6 millones de toneladas menos son USD 2.600 millones que sumado a valor agregado llegan a USD 2.800 millones de dólares que el Gobierno se está privando por haber creado un absurdo fideicomiso para el pan, la harina y el trigo”, concluyó.

FUENTE : INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Economia

LOS ACAMPES SE REPLICAN EN MAR DEL PLATA FRENTE A LA MUNICIPALIDAD

Published

on

Distintas organizaciones sociales cortaron esta noche algunas de las principales calles céntricas en el marco de las protestas nacionales para solicitar asistencia a sectores vulnerables.

Desde el Polo Obrero hasta Cuba-MTR (Coordinadora Unidad Barrial- Movimiento Teresa Rodriguez) y otras cooperativas montaron carpas sobre Hipólito Yrigoyen (cortada al tránsito desde San Martin) y la avenida Luro (sin tránsito vehicular desde La Rioja hasta Mitre) para pasar la noche, con una asistencia mayoritaria de mujeres y menores.

En algunas carpas prepararon ollas populares y se organizaron de modo tal de atravesar el frío de la noche de la mejor manera posible.

Personal municipal de la dirección de Tránsito y de la secretaría de Seguridad colaboraron con la policía para evitar cualquier incovenientes con automovilistas o transeúntes.

La medida de fuerza comenzó al mediodía en Luro y Santiago del Estero con radio abierta en Ministerio de Trabajo. Luego marcharon hacia el municipio y comenzaron el acampe.

“El hambre y la pobreza avanzan con la inflación. Massa, como Guzmán y Batakis, solo les hablan a los bancos a los empresarios y a los mercados. Pasada una semana de la asunción de Massa como súper ministro, que solo tiene superpoderes para aplicar una política de ajuste al servicio del pacto con el FMI y enriquecimiento de la clase empresarial, no hay una sola medida para los más afectados por el ajuste”, expresaron.

Y remarcaron: “Esta semana se anuncia una inflación escandalosa, que en alimentos superará los dos dígitos. Eso bajará a la línea de pobreza a más del 50% de la población trabajadora. Hasta los movimientos oficialistas se horrorizan con el aumento de la pobreza y de la miseria”.

El ajuste está golpeando vía inflación a todos los trabajadores, y especialmente a jubilados y desocupados por lo que sigue siendo imprescindible un paro nacional y un plan de lucha para aplastar el ajuste”, consideraron.

Fuente : El Marplatense

Continue Reading

Economia

BELLIBONI CONFIRMO EL ACAMPE EN PLAZA DE MAYO

Published

on

Los piqueteros, que marcharon al Palacio de Hacienda para reclamar una reunión con el nuevo ministro de Economía, no fueron recibidos por el Gobierno y decidieron acampar hasta mañana. Piden un bono de $20.000 para jubilados y monotributistas y la suba del salario mínimo.

Los manifestantes están ubicados con carpas sobre Avenida de Mayo, donde se quedarán a dormir hasta el jueves. Algunos hasta comenzaron a cocinar en ollas en plena calle.

La Ciudad le pidió al líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, que muden todas las carpas a Plaza de Mayo y que liberen el tránsito en la zona.

En la tarde de este miércoles, las agrupaciones confluyeron frente a Casa Rosada y pasadas las 14 representantes de Unidad Piquetera fueron recibidos por el director de asuntos institucionales del Ministerio de Economía, aunque indicaron que no recibieron respuestas a los reclamos.

Luego de una tarde caótica en el centro porteño, la avenida 9 de Julio quedó habilitada por completo. En tanto que el Metrobús volvió a funcionar con normalidad. Por su parte, el bloqueo en la zona de Plaza de Mayo es total.

Más temprano, manifestantes quemaron gomas en los alrededores del Ministerio de Desarrollo Social y el fuego fue apagado por los bomberos.

“Queremos que nos atienda Zabaleta. No sabemos quién quemó las gomas, pero nos corrimos de la avenida 9 de Julio para liberar el tránsito”, indicó Eduardo Belliboni.

Más temprano, aseguró en charla con TN que el ministro de Economía, Sergio Masa, no les brindó ninguna respuesta y criticó la falta de reclamos por parte de la CGT. “No tienen reclamos obreros, ¿van a hacer una marcha en contra o a favor del Gobierno?”, cuestionó.

También pidió que no se pague la deuda externa y se use el dinero para “atender la emergencia de los jubilados y los trabajadores precarizados”. “Le pedimos a Massa que cuando se reúnan el 22, los trabajadores tengamos la posibilidad de discutir un salario que supere la canasta básica”, solicitó el dirigente.

“No pretendemos que hoy nos reciba Massa, pero tenemos la expectativa de que haya una agenda para una reunión con los trabajadores”, explicó Belliboni y aclaró que van a permanecer hasta tarde en la calle para decidir si montan un acampe el día previo a que el INDEC informe este jueves la inflación de julio —la más alta de lo que va del año—.

Tres columnas de la Unidad Piquetera se están movilizando desde diferentes puntos de la Capital Federal. Los movimientos sociales de izquierda protestan frente al Ministerio de Desarrollo Social y al Palacio de Hacienda. Además, realizarán una jornada de actividades culturales frente al Cabildo.

Cuáles son los puntos de concentración de la protestas

Las columnas hacia Plaza de Mayo partieron desde las 11hs desde tres puntos de la ciudad:

  • El Obelisco.
  • La Avenida Belgrano.
  • La intersección de Avenida 9 de Julio y Avenida de Mayo. En este punto saldrá la columna cabecera, liderada por dirigentes de la Unión Piquetera.

A las 15, una columna salió desde Plaza de Mayo hacia el Ministerio de Desarrollo Social. Allí, las organizaciones sociales permanecieron hasta las 18 y luego regresaron a la zona de Casa Rosada.

La Unidad Piquetera solicita una actualización en los montos de los programas como el Potenciar Trabajo y la Tarjeta Alimentar, incremento del Salario Mínimo Vital y Móvil y un bono de emergencia de 20.000 pesos.

Además, reclamarán más comida para los comedores y merenderos populares, y exigirán “que se cumpla con la entrega de las herramientas y maquinarias prometidas para más de tres mil emprendimientos”.

Fuente: TN

 

 

Continue Reading

Economia

INFLACION PARA TODOS BONOS PARA ALGUNOS: TRES BONOS DE 7.000 PESOS Y LAS JUBILACIONES SUBEN 15,53% EN SEPTIEMBRE

Published

on

Las jubilaciones y pensiones del sistema previsional nacional, las prestaciones no contributivas a cargo de la Anses y las asignaciones por hijo (la AUH y los pagos que recibe un grupo de empleados y de monotributistas) tendrán un reajuste de 15,53% en septiembre, según comunicaron esta tarde el ministro de Economía, Sergio Massa y la directora ejecutiva del organismo de la seguridad social, Fernanda Raverta.

Los funcionarios confirmaron también, en Twitter, que, a la par de esa suba que está determinada por la fórmula de movilidad, se abonará un adicional, que será de entre $4000 y $7000 mensuales y que se pagará en septiembre, octubre y noviembre, para compensar en algo los daños producidos por la inflación creciente. Ese refuerzo, sobre el que falta que se conozcan detalles, no alcanzará a todos los jubilados y pensionados, pese a que la suba de precios afecta a todos. Quedarán al margen quienes tienen un ingreso mensual que supere el equivalente a dos veces el haber mínimo. Según los datos oficiales, el refuerzo alcanzará al 85% de los beneficiarios.

Con el aumento que responde a la aplicación del mecanismo de actualizaciones fijado por ley, que alcanza a la totalidad de los jubilados y pensionados del régimen general el haber mínimo mensual pasará de $37.525 a $43.353. A esa cifra se le sumará, en cada uno de los próximos tres meses, $7000, con lo cual se percibirá un monto de $50.353. “De esta forma, la jubilación mínima aumentará en lo que va del año un 73,3%, creciendo un 7,9% por arriba de la inflación”, señala el comunicado oficial, en una frase que revela una expectativa de inflación acumulada entre enero y septiembre de alrededor de 65%.

Para quienes no perciban el nuevo bono (un grupo de jubilados y pensionados que tampoco recibió otras compensaciones en lo que va del año), el aumento acumulado por movilidad al noveno mes del año será de 49,17%. Y así, habrá una pérdida de poder adquisitivo estimada en alrededor de 10%.

El haber máximo de la Anses, en tanto, pasará de $252.507,44 a $291.721. Esos valores son en bruto, antes de descuentos. Si se considera el monto neto (restado el aporte al PAMI), el ingreso básico (sin considerar el refuerzo) subirá de $36.399 a $42.052.

La Asignación Universal por Hijo, en tanto, subirá de $7332 a $8471 (se cobra cada mes el 80%, en tanto que el 20% queda sujeto a la acreditación del cumplimiento de condiciones), y la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) llegará a $34.682,4.

Los nuevos valores regirán entre los meses de septiembre y noviembre, porque en el último mes del año deberá haber otra actualización y, en ese caso, se evaluará si corresponde aplicar un tope al porcentaje a otorgar, en línea con lo establecido por la ley aprobada en diciembre de 2020, luego de un año en el que el Gobierno mantuvo suspendida la fórmula de movilidad que había regido en 2018 y 2019.

Según afirmó Massa, el pago del adicional de hasta $7000 hasta noviembre se hará “manteniendo el orden en las cuentas por el incremento de la recaudación que representa el adelanto de Ganancias”, agregó Massa, en referencia a una medida anunciada durante el fin de semana, pero que aún no fue oficializada por la AFIP.

La ley en cuestión, que lleva el número 27.609, dispone la vigencia de cuatro reajustes cada año, en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre. La primera suba del actual 2022 fue de 12,28%, casi cuatro puntos por debajo de la inflación del primer trimestre del año, de 16,1%. Según un informe del Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba, en el tercer mes del año se registró el haber mínimo más bajo de los últimos 15 años si se lo mide en términos reales, es decir, descontados los efectos de la inflación (la comparación está hecha a precios de julio de este año).

En junio hubo otro aumento de 15%, con lo cual se acumuló un reajuste de 29,12%. Hasta el mes pasado, en tanto, la inflación acumulada (según las estimaciones del índice correspondiente a julio, que el Indec dará a conocer mañana) llega a alrededor de 46,5%, con lo cual los ingresos de los pasivos sufren una caída de poder adquisitivo en los primeros siete meses del año de alrededor de 12%.

En el cálculo de la movilidad intervienen la variación interanual que tuvo en un trimestre la recaudación de los impuestos con los que se financia en parte el pago de las prestaciones de la seguridad social, medida por beneficio, y la evolución trimestral de los salarios según uno de dos índices oficiales: la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) o el índice salarial elaborado por el Indec (se elige el que haya tenido la mayor suba). Hoy a las 16 se difundió el dato de este último indicador correspondiente a junio; era el último que faltaba conocerse de los previstos en la fórmula. Para calcular el reajuste de septiembre se considera lo ocurrido en el segundo trimestre del año.

El incremento alcanzará a casi 4,49 millones de jubilados y pensionados del sistema contributivo (que son perceptores de casi 6,66 millones de beneficios, porque hay personas que perciben dos prestaciones), 1,74 millones de beneficiarios de pensiones no contributivas (incluyendo la PUAM), 4,4 millones de chicos por los que se percibe la AUH, otros 745.000 hijos de quienes cobran prestaciones no contributivas, y 3,39 millones de menores por los que se cobra la asignación por hijo del sistema formal. En total, son poco más de 17 millones de prestaciones, cobradas por alrededor de 15 millones de personas, según datos estadísticos de la Secretaría de Seguridad Social a marzo de este año.

Además de los pagos por hijo a cargo, en el sistema formal de la economía también se actualiza, siempre en un 15,53%, los valores de las asignaciones por nacimiento, por adopción y por matrimonio.

Suba de aportes

Además de utilizarse para actualizar ingresos, el índice de movilidad se usa para actualizar trimestralmente los aportes previsionales de los autónomos y también, en el caso de los empleados bajo relación de dependencia, las remuneraciones mínima y máxima para calcular los descuentos con destino al sistema jubilatorio, a la obra social y al PAMI.

Al aplicarse entonces una suba de 15,53%, los trabajadores autónomos de las categorías I y II deberán pagar aproximadamente $7787 y $10.902 en cada caso (las cifras son estimaciones propias y no fueron aún oficializadas). Y el salario más alto para estimar el 17% que se descuenta para los aportes a la seguridad social rondará los $474.530,27. Esto último significa que quienes tengan remuneraciones de ese monto o más elevadas, tendrán un descuento mensual de $80.670.

En 2021, primer año de su aplicación, la fórmula de movilidad determinó aumentos de 8,07% (marzo), 12,12% (junio), 12,39% (septiembre) y 12,11% (diciembre). El alza acumulada fue de 52,67%, casi dos puntos por arriba de la inflación, que fue de 50,9% ese año. Eso no compensó, sin embargo, el efecto del ajuste hecho en 2020, un año en el cual las jubilaciones recibieron aumentos de entre 24,3% y 35,3%, en lugar del 42,1% que hubiera correspondido por la fórmula que para ese período estuvo suspendida. En el caso de quienes cobran haberes medios y altos, dentro de la pirámide de ingresos previsionales, hubo quienes llevaron el tema a la Justicia. El tema está en discusión en ese ámbito y aún no dio su palabra la Corte Suprema de Justicia.

Silvia Stang para La Nacion.

Continue Reading

Más Vistas