Connect with us

Policial

Mataron a un joven de 18 años en La Matanza

Avatar

Published

on

Lucas Nahuel Verón regresaba de festejar su cumpleaños a bordo de una moto junto a un amigo. Dos efectivos serán indagados este sábado.
En la madrugada del viernes, Lucas Nahuel Verón estaba festejando su cumpleaños número 18. Con un amigo fueron, en moto, a comprar gaseosas en un maxikiosco. Cuando regresaban a su casa, en Villa Scaso, González Catán, partido de La Matanza, una patrulla policial comenzó a perseguirlos y los agentes dispararon contra ellos, sin motivo alguno. Una bala atravesó el pecho de Nahuel y de esa cruel manera, los policías decretaron que ese fue su último cumpleaños.

En una actitud que los incrimina, los ocupantes del móvil policial se dieron a la fuga. La rápida intervención de militantes de la agrupación Hijos La Matanza, permitió identificar a los prófugos: los policías de la Bonaerense Ezequiel Benítez y Cintia Duarte. Los dos fueron detenidos por orden de la Fiscalía de Homicidios de La Matanza a cargo de Juan Pablo Tahtagian, ante quien los uniformados se negaron a prestar declaración indagatoria.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que interviene como querellante en representación de la familia de la víctima, señaló que Lucas fue “fusilado” por los policías. Por su parte, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza expresó su repudio a un hecho en el cual los policías actuaron “de acuerdo a doctrinas propias de estados represores y no dentro del estado de derecho”.

La CPM recordó que durante el pasado mes de junio, la Policía Bonaerense “produjo la muerte por uso de la fuerza de una persona cada 40 horas” dado que “fueron 18 las muertes” por violencia institucional. A esa nómina se sumó, en las últimas horas, un caso ocurrido en Chascomús.

La víctima, Raúl Dávila, de 22 años, estaba detenido desde el 27 de junio en la comisaría local por “resistencia a la autoridad”. Murió como consecuencia de un incendio en el calabozo donde se encontraba preso por una contravención cuya sanción no debe superar nunca las 48 horas de arresto.

Sobre la violencia policial en junio, la CPM precisó que la mayoría de las víctimas son “varones, jóvenes y pobres”. La CPM denunció que las cifras van “en consonancia con un despliegue de la fuerza policial en el territorio que ha profundizado sus prácticas habituales, y en tiempos de pandemia viene mostrando su cara más violenta, arbitraria y cruel”.

El homidio de Lucas Nahuel Verón, en la madrugada del viernes pasado, fue calificado por la CPM como un “caso de gatillo fácil”, luego del cual los ocupantes del móvil policial “huyeron del lugar”.

La rápida intervención de la agrupación HIJOS La Matanza hizo posible la identificación y detención de los dos policías responsables de lo sucedido. Los militantes de HIJOS se reunieron con la familia de la víctima y tomaron contacto con varios testigos. La primera medida tomada por la CPM fue evitar que la policía les tomara declaración a los testigos en la sede de la comisaría interviniente.

La fiscalía que interviene había avalado la declaración de los testigos en la sede policial, en contra de lo que marcan las normas vigentes en la materia, “con la excusa de carecer de personal”.

El chico, menor de edad, que iba con Lucas en la moto “recibió presiones y amenazas policiales para que declare que venían de robar”. Por gestión de la CPM, los testigos y el joven que iba con Lucas declararon en la fiscalía, donde todos “describieron de manera precisa el asesinato policial”. La autopsia será realizada por el Ministerio Público en Lomas de Zamora. Los dos policías, además de ser detenidos, fueron desafectados en forma “preventiva” por la Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

La inmediata detención de los dos policías involucrados marca diferencias con lo sucedido en otros casos graves, donde los uniformados siguen en libertad y hasta en funciones. Esto pasa con los responsables del homicidio de dos jóvenes en San Nicolás o en el caso de torturas de jóvenes en Punta Indio y Mar del Plata.

Los policías detenidos por la muerte de Lucas Verón están imputados por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. En la causa interviene la jueza de Garantías 1 de La Matanza, Mary Castillo. La fiscalía ordenó el peritaje de las armas que portaban los dos policías, para determinar de cuál salió el disparo mortal.

En tanto, la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense informó que decidió acompañar a la familia de Lucas Nahuel Verón. “Ante los casos de violencia institucional, nuestra preocupación como Subsecretaría es el rápido y eficaz esclarecimiento de los hechos“, señaló el subsecretario de Derechos Humanos provincial, Matías Moreno, en un parte de prensa.

La Subsecretaría intervino en el caso a través del Director de Políticas contra la Violencia Institucional, Ignacio Álvarez, quien “articuló con referentes territoriales” la búsqueda de testigos que declararon la fiscalía de La Matanza . Esos testigos habrían presenciado el momento en que “por lo menos uno de los agentes detenidos” le disparaba al joven, consignaron fuentes de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia. Luego de recibir estos testimonios, el fiscal tomó declaración indagatoria a los policías y dispuso la aprehensión de los dos agentes involucrados.

Además, desde el organismo de gobierno se solicitó a la fiscalía que informe “las medidas de prueba llevadas a cabo y las que continúan pendiente” y que “se investigue el intento de los policías detenidos de incorporar mediante coacción, testimonios que buscaban ocultar o modificar los hechos”.

Por otra parte, la Dirección de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, a cargo de Eliana Morrone, realiza el acompañamiento psico-social a la familia de Lucas Verón, y en conjunto con la Subsecretaría de Derechos Humanos de La Matanza, se estableció contacto permanente con los familiares del joven para realizar un acompañamiento articulado. “Tenemos la decisión política de intervenir, acompañar a la familia, articular con todos los organismos del Estado y con las organizaciones territoriales, porque en una provincia para todos no hay margen ni lugar para la violencia institucional”, remarcó Moreno.

FUENTE : PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

DELITO: LA PANDEMIA QUE SIGUE SIN VACUNA

Avatar

Published

on

El crecimiento exponencial del delito y la evidente falta de preparación del estado para combatirlo se convierten en una crisis que genera más muertes y síntomas post traumáticos que el coronavirus.

Si de alguna forma sencilla se puede graficar la falta de políticas de estado en materia de seguridad las personalidades y miradas de Patricia Bullrich y Sabrina Frederic agotan cualquier debate.

Mientras una es cultora de la línea dura, con perfiles represivos y endurecimiento de las penas por sobre la prevención, la otra -que hoy tiene en sus manos el manejo de las reglas de juego para enfrentar a la delincuencia- no puede esconder su perfil garantista y una posición al menos incómoda en su relación con las instituciones encargadas de combatir al delito.

No es lógico que un país salte con tanta convicción de una orilla a la otra del problema…

Y mucho menos que, dentro de una misma administración, aparezcan tantos roces y discusiones como los que se dan entre la ministra del gobierno nacional y su par provincial Sergio Berni; algo que excede la capacidad de sorpresa de los ciudadanos y que pone a las fuerzas de seguridad nacionales, que deben actuar en ambos distritos, en una verdadera ciénaga en la que todo se mueve bajo sus pies.

Póngase por un momento el lector en la piel de un gendarme o un prefecto que es trasladado a un territorio que responda a una u otra mirada del problema: ¿cómo se aplica a la gestión un trabajo profesional con estrategias tan contrapuestas?.

El crecimiento exponencial de los casos de inseguridad, con la aparición de la nueva modalidad de enfrentamientos entre grupos criminales, ajustes de cuentas y batallas campales entre delincuentes de alta o baja monta que deja a los vecinos como rehenes indefensos, habla de la naturalización del delito que avanza con la misma impunidad que en los últimos años lo hizo el consumo y tráfico de drogas, el comercio ilegal de armas y el «bandismo» como nueva modalidad de relacionarse de los sectores marginales.

Y así como la crisis sanitaria dejará secuelas psicológicas en toda la sociedad -no solo en quienes se hayan contagiado en el camino- no es exagerado pensar que esta nueva vida, con los tiros y la sangre como telón de fondo, también tendrá sus consecuencias determinantes cuando de calidad de vida hablamos. Mientras la dirigencia discute, pelea y salta a una vera a otra del camino sin acertar a la vigencia de las leyes, la comunidad observa atónita como el delito tiene mayor ritmo de avance, más organización y más claridad en sus objetivos.

Una deuda que no se saldará jamás mientras lo ideológico se imponga por sobre la realidad y la ñoña declamación de  los derechos del delincuente arrase los que la Constitución Nacional consagra para los ciudadanos que se apegan a sus normas. Un síntoma más de una sociedad que ha perdido el rumbo, carece de una conducción preparada y sigue alegremente a los bandazos mientras el mundo, que la observa azorado y harto de tanta incoherencia, sigue su rumbo alejándose cada vez más de cualquier criterio de solidaridad con quienes no son capaces de construir su propio camino.

Hoy la Argentina es el reino de los delincuentes y un país en el que quien viola las leyes tiene más reconocimiento que los trabajadores o los jubilados. Y eso solo define moralmente a quienes la gobiernan, no ahora sino desde hace décadas.

Nos gusto o no, para esta enfermedad nadie busca vacuna y vino, además, para quedarse e imponer las reglas de la nueva convivencia.

Así de simple…

LIBRE EXPRESION

Continue Reading

Policial

Tres delincuentes asesinaron a un policía que intentó evitar un asalto en Laferrere: están prófugos

Avatar

Published

on

El agente tenía 25 años y era padre de una nena de 2. Buscó disuadir a los ladrones, que robaron un camión de reparto de bebidas y lo balearon en la cabeza

Un efectivo de la policía Bonaerense fue asesinado este viernes cuando intentó evitar el asalto al conductor de un camión de transporte de gaseosas que circulaba por la cuadra donde vivía en la localidad de Gregorio de LaferrereEl agente, Iván Leonel Triveño, de 25 años, fue internado en grave estado tras haber sido baleado en la cabeza y a las pocas horas perdió la vida.

El crimen se produjo minutos antes de las 12 del mediodía y tuvo lugar en el cruce de las calles Icalma y Esteban Echeverría, en el límite con la localidad de Rafael Castillo, también del partido de La Matanza. Por allí transitaba el camión de reparto antes de ser interceptado por un grupo de tres delincuentes armados que se movilizaban en un auto Citroën C4 gris.

Según informaron fuentes de la investigación, dos de los ladrones abordaron al conductor del vehículo cuando este se estacionó en el lugar. En ese momento, el policía, que se encontraba de franco de servicio, salía de su casa y, al advertir la situación, dio la voz de “alto”. La respuesta de los asaltantes fue instantánea: el cómplice que se había quedado adentro del auto, efectuó varios disparos.

El joven agente recibió uno de los disparos en la parte frontal de la cabeza y cayó al piso gravemente herido. Los mismos empleados del camión asaltado lo trasladaron de urgencia a la clínica Figueroa Paredes, donde quedó internado en terapia intensiva y murió algunas horas después.

Según supo Infobae, Triveño se había recibido en diciembre del año pasado y actualmente prestaba servicio en la Subestación Este 6º de San Alberto. Era padre de una nena de 2 años.

Tras asesinarlo, los delincuentes huyeron a toda velocidad. Alcanzaron a llevarse 40.000 pesos en efectivo y algunas pertenencias de los repartidores. Todavía permanecen prófugos.

La investigación del caso está en manos del fiscal José Luis Maroto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 del Departamento Judicial La Matanza. Desde la comisaría local comenzaron a recabar datos para tratar de identificar a los asesinos.

El hecho ocurrió minutos antes de las 12 del mediodía de hoyEl hecho ocurrió minutos antes de las 12 del mediodía de hoy

Diego, un vecino que vive a cuatro cuadras de donde ocurrió el homicidio, dijo a Infobae que en el último tiempo los delitos se incrementaron en esa zona. “Siempre hubo robos, pero ahora los asesinatos y torturas están siendo parte del pan de cada día. Todo empeoró pos pandemia. Y con mucha violencia”, contó.

En esa línea, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, ayer volvió a alertar de que con la flexibilización de la cuarentena “van a empeorar los niveles de inseguridad”, al volver la delincuencia a su “ritmo habitual”.

“La cuarentena puso en pausa el modo delictivo que duró 20 días, un mes. Desde que tocó su piso por fines de abril comenzó a recuperar el ritmo habitual y, si bien estamos un 20 por ciento por debajo de lo habitual, los niveles de los delitos van a empeorar porque estamos ante una crisis económica y social tan profunda, o más para algunos especialistas, que la de 2001”, sostuvo el funcionario.

La mirada de Berni coincide con el último relevamiento del Ministerio Público Fiscal bonaerense (MPF), que informó que durante casi todo junio se recibieron 2.033 denuncias diarias por hechos vinculados a la inseguridad, una cifra superior a la registrada en la provincia entre el 20 de marzo pasado y el 30 de abril, durante las etapas más estrictas del confinamiento. En ese lapso, el número de delitos denunciados diariamente osciló entre los 1.200 y los 1.400.

INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

Marcos Paz: un hombre fue asesinado de cuatro tiros cuando intentó evitar que entraran a robar a su casa

Avatar

Published

on

El padrastro de la víctima también recibió un disparo y está grave

En la localidad bonaerense de Marcos Paz, un hombre fue asesinado de cuatro balazos en la espalda cuando intentó impedir que cuatro delincuentes ingresaran a robar en su domicilio.

El hecho ocurrió el lunes pasadas las 22.30 en una casa ubicada en la calle Guillermo Reilly al 100, esquina El Malacara, en donde Jorge Guadalajara, de nacionalidad boliviana, vivía junto a Eva (su madre) y Filomeno Carreño, su padrastro de 66 años, quien también recibió un disparo en las costillas y por estas horas permanece internado en grave estado.

Según explicaron las fuentes judiciales, Guadalajara y Carreño fueron alertados por un amigo de la familia, quien salió a comprar comida y observó que cuatro hombres estaban realizando movimientos sospechosos cerca del domicilio. Al regresar, le informó lo sucedido al dueño de la casa y le recomendó que fuera a cerrar el portón de ingreso. Guadalajara salió junto a Carreño y comenzaron a pelear con los delincuentes, quienes les dispararon.

Los investigadores detallaron que Guadalajara recibió al menos cuatro tiros por la espalda mientras que su padrastro fue herido de un balazo en las costillas. Según las fuentes, ambos fueron trasladados de inmediato a un centro asistencial de la zona. Guadalajara murió antes de llegar al lugar y su padrastro fue operado durante la madrugada y permanece en estado crítico.

“Está muy mal. No nos dejan entrar por la pandemia, pero nos confirmaron que está muy grave. No queremos tener otra pérdida más, basta con el sufrimiento de la familia. Estamos muy destrozados. Todo el barrio está inseguro. Que venga alguna autoridad y den la cara. No podemos expresarnos. No tenemos fortunas. Esto que pasó fue al azar. Mi cuñado era un tipo laburador. Acá se prometió mucho y no se cumplió”, contó Ariel, familiar de Guadalajara.

Amigos, familiares y vecinos de Guadalajara se manifestaron en Marcos PazAmigos, familiares y vecinos de Guadalajara se manifestaron en Marcos Paz

Esta tarde, familiares, amigos y vecinos del hombre de 40 años se movilizaron para pedir justicia por el homicidio y por mayores medidas de seguridad en la zona. ”Estamos hartos de la injusticia, entraron a casa con armas, nos amedrentaron y cuando salió, lo tirotearon y falleció”, dijo el cuñado de la víctima, en diálogo con TN.

Ariel también relató que Guadalajara no salía, que “estaba en su casa por la cuarentena”. También que “no robaron nada material, pero se llevaron su vida”. Una gran cantidad de vecinos se sumó a la manifestación, en la cual expresaron su hartazgo por la cantidad robos violentos y entraderas que vienen padeciendo.

”Estamos hartos y lo venimos denunciando, esta es la cuarta o quinta vez que reclamamos esto en los medios, todos nuestros vecinos fueron violentados”, comentó una vecina de Marcos Paz. Y agregó: ”Nadie nos ayuda, aún así nos siguen robando y matando todos los días”.

La mujer también reclamó por mayor presencia policial y sostuvo: “Rezamos un padre nuestro porque no sabemos si después de trabajar vamos a encontrarnos con nuestras familias. Salimos con el corazón en la boca, ya no se puede vivir más así”.

Este mediodía comenzó la autopsia al cuerpo de la víctima. Por otra parte, los delincuentes son buscados intensamente por la Policía de Marcos Paz, mientras que la causa está siendo investigada por el fiscal Pedro Illanes, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 3 de Mercedes, quien caratuló el expediente como “homicidio en ocasión de robo”.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas