Connect with us

Sociedad

Micro-departamentos: adiós al bidet y a la bañera en las viviendas mínimas que llegan a la ciudad de Buenos Aires

Publicado

on

La visión inmobiliaria global hace pie en el nuevo Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires, que entraría en vigencia antes de fin de año. Se podrán construir microambientes de tan solo 18 metros cuadrados. El debate por el espacio del hábitat: argumentos a favor y en contra
(IStock)
(IStock)

Por Graciela Gioberchio

El bidet, el invento francés que los argentinos usamos al revés –porque los entendidos dicen que el modo correcto es mirando hacia la pared, con las canillas de frente– ya no será necesario que aparezca en los planos de los desarrolladores inmobiliarios porteños. Tampoco las bañeras, artefactos poco amigables de un entorno accesible en el baño. Y en línea con el ritmo de vida actual y la tendencia minimalista mundial –fundamentan unos– o con las necesidades que impone el negocio inmobiliario –argumentan otros– los monoambientes pasarán a ser microambientes: en apenas 18 metros cuadrados (m2) entrarán dormitorio, estar-comedor y cocina, y se sumará el baño de no menos de 2,50 m2.

Como sucedió en la mayoría de los países del mundo, en la ciudad de Buenos Aires el bidet podría caer en desuso. Lo mismo podría ocurrir con la clásica bañera, que justificadamente no tiene lugar en los hogares con personas mayores o con discapacidad. Ahora, el Nuevo Código de Edificación, que el 6 de septiembre pasado recibió la aprobación inicial en la Legislatura porteña, elimina la obligatoriedad de incluirlos en los baños de las viviendas.

Todos estos cambios se inscriben en una de las líneas rectoras del nuevo código: que las futuras viviendas sean más chicas. Es que los baños y todos los ambientes podrán tener menores dimensiones. El debate por el espacio del hábitat está abierto, con argumentos a favor y en contra que vecinos, desarrolladores, académicos, arquitectos y urbanistas expondrán el 5 de noviembre en la audiencia pública. Luego será el turno de la segunda lectura de la Legislatura, donde el oficialismo cuenta con los votos para aprobarlo.

Curiosidades de un clásico argentino

Con esta nueva normativa es probable que los porteños comiencen a despedirse de un artefacto que se remonta a la Europa del siglo XVIII. La versión más generalizada de la historia del bidet afirma que fue creado en Francia. Se ubicaban en los dormitorios para que estuvieran a mano para higienizarse antes y después de tener relaciones sexuales. Con el tiempo, comenzaron a instalarlos en los baños. Hacia fines de la Segunda Guerra Mundial fue considerado un elemento clave para la salud pública y había uno en cada hogar de Francia.

(IStock)

(IStock)

Los primeros bidets eran móviles: tenían un armazón de madera con respaldo y una tapa que ocultaba una palangana de loza decorada. Le siguieron otros con un depósito de agua y una bomba manual que lanzaba una lluvia ascendente. Luego se perfeccionaron con la aparición de las redes de agua corriente y de desagües cloacales.

Hacia 1880 llegó a nuestro país. Los argentinos que iban a París lo conocieron, lo trajeron y se convirtió en el cuarto artefacto imprescindible en cada baño, junto con el lavatorio, el inodoro y la bañera. Curiosamente, hoy en muchos países europeos se lo considera “antihigiénico” o un artículo de lujo. Es poco común encontrar bidets, ni siquiera en los hoteles de categoría 5 estrellas. En algunos, son reemplazados por elementos similares a un duchador, o por implementos que se colocan en el inodoro.

Las leyes que le dan forma a la Ciudad

En los últimos dos años, los legisladores porteños avanzaron en la discusión con distintos sectores acerca de la reforma de dos códigos, el de Edificación (CE) y el de Planeamiento Urbano (CU): son las normas que dan forma a la Ciudad. Mesas de trabajo y comisiones de debates formaron parte de un proceso participativo con varias instancias de diálogo. Dicen los legisladores que hasta llegar al proyecto actual hubo 12 versiones.

El CU establece dónde, cuánto y con qué criterios se debe construir y data de 1977. La nueva propuesta cambiará el negocio inmobiliario en la Ciudad porque habrá reubicación de usos y capacidad construible y cambios en las alturas de los edificios: un máximo de doce pisos para los nuevos desarrollos en avenidas principales y las grandes torres se podrán seguir construyendo en áreas como Puerto Madero y Retiro, entre otras.

(Archivo)

(Archivo)

En tanto, el CE estipula qué condiciones deben tener las edificaciones puertas adentro, es decir cómo y con qué materiales se tienen que construir; entró en vigencia en 1943. El nuevo código plantea muchos cambios, además de los micro-departamentos y de la opción del bidet y la bañera, como la promoción de la iluminación LED, la eliminación de la obligatoriedad de la vivienda del encargado que será reemplazada por un vestuario y la reducción del tamaño de la sala de máquinas por las nuevas tecnologías en ascensores, entre otras novedades.

Micro-departamentos y nuevos modos de vida

“Los códigos de Planeamiento Urbano y de Edificación son dos normas que estaban muy desactualizadas y requerían un cambio dinámico para acompañar lo que ya sucede en Buenos Aires: busca reconocer los nuevos modos de vida de la gente y redistribuye el espacio habitable para su optimización y eficiencia”, dijo a Infobae Victoria Roldán Mendez, diputada del bloque Vamos Juntos (VJ) en la Legislatura porteña y presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano.

En los últimos años, en Buenos Aires comenzaron a construirse edificios enteros con micro-departamentos de 18 m2. Pero como el código actual no lo permite, están habilitados como estudios profesionales y no como viviendas. En algunos casos vienen equipados con muebles empotrados, diseñados a medida y funcionales. Son edificios con espacios comunes como un lugar de cocina-bar para el que quiere juntarse con amigos, zonas con wifi, lavadero, solarium, parrillas y jacuzzi.

“Ahora el CE se aggiornó a las tendencias que tienen lugar en las grandes ciudades del mundo, como Barcelona, Berlín, Tokio o Nueva York”, apuntó Roldán Mendez. “En ese sentido, se bajaron las medidas mínimas en sintonía con el tipo de construcción que necesita el mercado para facilitar el acceso de la primera vivienda a la franja de los jóvenes”, señaló.

(iStock)

(iStock)

En Buenos Aires es creciente el número de gente que vive sola y que está fuera de su casa la mayor parte del día. De acuerdo con datos de la Dirección de Estadísticas y Censos del Gobierno de la Ciudad, el 35% de los porteños vive solo, y en los barrios del norte el promedio de integrantes por hogar es de apenas dos personas. Y alrededor de seis de cada diez hogares son familiares, mientras que el 42,3% no lo son. Se suma que los costos de las propiedades son elevados, aumentaron más con la devaluación del peso y no hay créditos accesibles de tantos años.

Argumentos a favor y en contra

Cuando el nuevo Código de Edificación entre en vigencia se podrán construir viviendas con una superficie mínima de 18 m2 y un baño que puede tener entre 2,50 y 3 m2: en total 20,50 a 21 m2. La norma vigente establece que no puede tener menos de 27 m2, sin contar el baño.

“La reducción de la superficie de los monoambientes es una gran idea. Es una tendencia global en las grandes ciudades del mundo”, dijo a Infobae el presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), Damián Tabakman. Y agregó: “Es lo que buscan hoy en día las nuevas generaciones de jóvenes: unidades pequeñas en edificios ubicados en los centros urbanos, con espacios comunes diseñados para ese target”.

El código viejo estaba pensado para un formato familiar que cambió“, señaló Tabakman al tiempo que también se manifestó a favor de la reducción de la superficie de los ambientes de los departamentos en general bajo el argumento de la tendencia mundial. “Igual, los desarrolladores pueden hacerlos más grandes”, concedió.

“Entiendo que los micro-departamentos están dirigidos a un determinado target, que en la Ciudad hay un crecimiento de los hogares unipersonales, pero estoy en contra de que los ambientes sean chicos. Esta norma atrasa 40 años porque deja de lado las medidas mínimas dispuestas por las normas de habitabilidad aprobadas en 1979. Por ejemplo, se va a permitir que el dormitorio principal tenga 7,50 m2, en lugar de 10 m2, con un lado mínimo de 2,50 m, incluido el placard”, cuestionó la arquitecta Magdalena Eggers, especialista en normativa e integrante de la comisión de asesores que elaboró sugerencias e iniciativas para el nuevo código.

En diálogo con Infobae, la integrante de la Comisión de Arquitectura del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) criticó que muchas de las exigencias del código quedan relegadas al criterio de la autoridad de aplicación, “con lo que se profundiza la falta de normas claras que afiancen la actividad”. Y lamentó que en la oportunidad histórica de modificarlo “se piense más en los desarrolladores inmobiliarios que en los usuarios“.

Por su parte, la arquitecta Silvia Coriat, secretaria de la Fundación Rumbos que impulsa el desarrollo de hábitats inclusivos, advirtió que “todo tiende a achicar el espacio del hábitat porque buscan exprimir los terrenos para construir la mayor cantidad de departamentos y hacer más rentables los edificios”.

“Nosotros planteamos que el ambiente mínimo digno no puede ser inferior a 20 m2 más baño, cocina y placard. En total: 26 m2 más balcón. Es el espacio mínimo calculado incluso para una pareja en la que uno o ambos use silla de ruedas”, explicó a Infobae. “Con el aumento de la expectativa de la vida de la población –subrayó– debe tenerse en cuenta que todos vamos a ser personas mayores y nadie está libre de requerir asistencia o sufrir una discapacidad. En la audiencia pública vamos a exponer todo esto porque creemos que, aunque la suerte de este código ya está echada, los legisladores deben escuchar nuestros argumentos en un espacio de crítica constructiva”.

Infobae

Sociedad

El crudo relato de Javier Olmedo: “Rodrigo Bueno mató a mi hermano Fernando”

Publicado

on

El hijo del humorista Alberto “El Negro” Olmedo es una de las víctimas olvidadas en el accidente que protagonizó el cantante en junio del 2000 y que le costó la vida a ambos. En una entrevista exclusiva con Teleshow, su hermano revela cuál fue el último diálogo de Fernando y Rodrigo minutos antes de morir

—Rodrigo, no está la traba para engancharlo, y a mí no me gustar andar en auto sin cinturón de seguridad.

—Fer, debe haber quedado abajo de los asientos: tendría que desarmar toda la camioneta para ponerlo. Pero quedate tranquilo que cuando llegamos al lugar del show le pido a mi gente que los levante y te acomoden el cinturón.

Rodrigo Bueno y Fernando Olmedo no se conocían, se encontraron de casualidad en un restaurante esa noche y el cantante lo invitó a ver un show

Rodrigo Bueno y Fernando Olmedo no se conocían, se encontraron de casualidad en un restaurante esa noche y el cantante lo invitó a ver un show

Javier Olmedo, uno de los hijos del inolvidable Negro Olmedo, sabe perfectamente cómo fue el diálogo entre su hermano mayor Fernando y El Potro Rodrigo Bueno, minutos antes del accidente en la Autopista Buenos Aires – La Plata que le costó la vida a ambos.

Para Javier, hay un único responsable por la muerte de su hermano. Y no le tiembla la voz al decirlo. “Quise saber absolutamente todo lo que pasó esa noche porque perdí a mi hermano por culpa de Rodrigo. Me resultaba simpático hasta que su impericia y su falta de respeto mataron a Fernando“, asegura el productor musical en una entrevista exclusiva con Teleshow.

El viaje en la camioneta

El Negro Olmedo tuvo seis hijos, pero conoció a cinco porque el menor, Albertito (29), de su amor con Nancy Herrera, nació cuando el humorista ya había muerto. Fernando (que hoy tendría 58 años), Marcelo (56) y Mariano (54) fueron fruto de la relación del humorista rosarino con Judith Jaroslavsky, mientras que Javier (50) y Sabrina (46) son hijos de Tita Russ.

El humorista junto a sus hijos (arriba: Fernando y Javier; abajo de izquierda a derecha: Mariano, Sabrina, Alberto y Marcelo)

El humorista junto a sus hijos (arriba: Fernando y Javier; abajo de izquierda a derecha: Mariano, Sabrina, Alberto y Marcelo)

Según explica su hermano Javier, a Fernando “no le gustaba andar en auto y no hacía una cuadra sin cinturón de seguridad”. Por eso, el expreso pedido que le hizo al cantante cuartetero en aquella noche del viernes 23 junio de 2000, en la que coincidieron por casualidad en El Corralón, y Rodrigo lo invitó a ver un recital en City Bell.

Según el relato que Javier obtuvo gracias al testimonio del productor artístico y amigo del Potro, Jorge Pablo Moreno -que viajaba en la camioneta y sobrevivió al accidente-, cuando terminó el show, Olmedo le volvió a reclamar al cantante que no tenía la traba para sujetar el cinturón de seguridad.

“Tranquilo, Fer… Vamos despacio. No pasa nada”, intentó tranquilizarlo Rodrigo minutos antes de volcar con su camioneta Ford Explorer luego de que otro auto lo encerrara sobre la autopista.

Rodrigo Bueno en El Corralón, restaurante en el que conoció a Fernando Olmedo y lo invitó a ver un show esa misma noche (Foto: Sergio Lapietra / Teleshow)

Rodrigo Bueno en El Corralón, restaurante en el que conoció a Fernando Olmedo y lo invitó a ver un show esa misma noche (Foto: Sergio Lapietra / Teleshow)

“Nunca llegaron…”, lamenta Javier, que también le adjudica responsabilidad al empresario Alfredo Pesquera, quien iba al volante del otro vehículo involucrado: “Si ese hijo de p… hubiera avisado que hubo un accidente, mi hermano estaría vivo”.

Después del choque, Fernando Olmedo agonizó 45 minutos: la ambulancia se demoró y no logró sobrevivir. “Si alguien le hubiese puesto un torniquete en la pierna que se le cortó, estaría vivo”, continúa Javier, aclarando que habla desde su punto de vista, y no en representación de sus hermanos: “Hubo falta de eficacia de los servicios de emergencia”.

Fernando Olmedo, El Polaco Goyeneche y Javier Olmedo

Fernando Olmedo, El Polaco Goyeneche y Javier Olmedo

Con su cabellera llena de rulos, Fernando compartió una comida con su padre, el Negro Olmedo y Tato Bores

Con su cabellera llena de rulos, Fernando compartió una comida con su padre, el Negro Olmedo y Tato Bores

Frente a una muerte absurda, la incredulidad

—Poné el noticiero que están diciendo que murió uno de tus hermanos en un accidente con Rodrigo Bueno.

—No puede ser porque ninguno de nosotros lo conoce a Rodrigo. Debe haber sido una información equivocada. O habrá sido otro chico que tiene el mismo apellido, pero que no tiene nada que ver con nosotros.

Javier estaba durmiendo cuando una amiga lo despertó a la madrugada del sábado 24 de junio para contarle lo que había visto en las noticias. Como ningún integrante de su familia tenía vínculo alguno con el cuartetero, estaba seguro de que sus hermanos no habían quedado involucrados en ese accidente.

Javier junto a su padre Alberto Olmedo

Javier junto a su padre Alberto Olmedo

“Pero no: era Fer…”, vuelve a lamentarse Javier. En aquel entonces, Fernando tenía 40 años y odiaba circular en auto. Sin embargo terminó aceptando la invitación de Rodrigo, a quien admiraba, y se subió a la camioneta para experimentar cómo era el detrás de escena de sus shows. “Fer salía de Capital Federal en barco o avión y siempre se ponía el cinturón de seguridad. Esa noche se lo pidió dos veces (al Potro), por eso mi enojo con este muchacho“, insiste su hermano.

Cada 24 de junio, en un nuevo aniversario de la muerte de Fernando Olmedo, Javier no cumple con ningún rito en particular. “No lo necesito porque yo a mis muertos los llevo conmigo a todos lados y están conmigo permanentemente. Fer, mi viejo… todos los amigos que partieron, están siempre presentes y dando vueltas con nosotros“.

También advierte que en ese entonces no iniciaron acciones legales contra la familia de Rodrigo “porque el único culpable era él, y murió en el accidente“. “Tampoco es que lo haya hecho intencionalmente, pero su impericia y su falta de respeto hicieron que mi hermano muriera. De haber tenido puesto el cinturón, Fernando estaría vivo…”.

Mariano, Marcelo, Sabrina, Javier y Albertito (Crédito: Vero Guerman)

Mariano, Marcelo, Sabrina, Javier y Albertito (Crédito: Vero Guerman)

El Potro, lo mejor del amor

Con respecto a la película que se estrenó hace dos semanas sobre la vida del cantante cordobés, protagonizada por Rodrigo Romero, el tercer hijo de Alberto Olmedo sostiene que “es un negocio”. Por eso, no lo afecta si aparece o no la figura de su hermano.

Conmovido por las distintas situaciones a los que lo enfrentó la vida (la muerte de su padre cuando tenía 20, y la de su hermano a los 32), Javier cuenta que tiene “un ángel en el cielo”: una hija suya murió a los dos meses. Hoy vive con su otra hija, de 12 años, y mantiene un vínculo cercano con “una hija del corazón”, a la que crió hasta sus 15 años.

“Ella (por su hija adolescente) sabe todo y habla de Fer como si estuviera vivo. Conoce la historia y cómo murió, pero no está al tanto de la interna y de todo lo que yo averigüé después del accidente”, revela. Y recuerda cómo fue la charla que tuvo con ella, cuando le preguntó por su tío: “Yo sé todo, mi amor, pero todavía no te lo voy a contar porque sos chica y la realidad es fea“.

Javier Olmedo (Gentileza Asana)
Javier Olmedo (Gentileza Asana)

Seguir leyendo

Sociedad

El ENaCom anuncia un nuevo reglamento y cambios en las líneas de los FoMeCA

Publicado

on

El ENaCom aprobó un nuevo reglamento general del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FoMeCA) así como una nueva línea para producción de contenidos audiovisuales.

En la última reunión de Directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), encabezada por su presidenta Silvana Giudici, las autoridades aprobaron novedades para la reglamentación de las líneas de crédito de los FoMeCA, con el objetivo de acelerar y simplificar los procesos, particularmente en lo referido a la presentación y rendición de los proyectos por parte de los beneficiarios.

Entre las principales modificaciones se encuentran la eliminación de los requisitos de presentación de demos y presupuestos de terceros; la posibilidad de firmar los convenios y hacer las rendiciones de gastos a través de la plataforma de Tramites a Distancia (TAD); el establecimiento de cupos por región (Metropolitana, Pampeana, Centro, Noreste, Noroeste, Nuevo Cuyo, Patagonia).

Todas estas modificaciones entrarán en vigencia para las nuevas líneas que se abran a concurso y buscan, entre otras cosas, agilizar los tiempos entre las presentaciones de los concursantes y los desembolsos de dinero y hacer una distribución más federal de los recursos.

Además, las líneas pasarán a formularse bajo un mismo nombre en relación a los montos según sean para Equipamiento (Línea E), Producciones (Línea P), Gestión de Medios (Línea G) y una nueva apertura destinada al Desarrollo de Proyectos (Línea D) dirigida a subsidios de montos reducidos para fomentar y facilitar el inicio y planeamiento de los proyectos.

En este sentido, se dispuso la creación de la Línea P de FoMeCA destinada a la producción de contenidos radiofónicos y audiovisuales cuyos proyectos podrán presentarse bajo las modalidades de microprograma de radio o de TV, programa semanal de radio o de TV y programa o informativo diario de radio o de TV. El subsidio dispuesto cubrirá hasta el 90% del presupuesto total del proyecto en el caso de personas jurídicas sin fines de lucro y el 95% en el caso de los pueblos originarios.

En otro orden de cosas, también se dispuso que las prestadoras de telefonía no deberán bloquear la funcionalidad del servicio de radio de FM de los equipos móviles que las posean. Esto surge de una recomendación anterior establecida en la reunión de Directorio de febrero de esto año en donde se establecía la importancia de este servicio en caso de emergencias o catástrofes en el caso de la imposibilidad de cobertura telefónica, cuando la información de interés público puede circular por radio y ayudar a la población en accidentes o emergencias.
Fuente: ENaCom

Seguir leyendo

Sociedad

Detalles de la investigación a Pablo Moyano: nexos entre el juez e Independiente, burocracia judicial y un llamado a indagatoria

Publicado

on

 Un error procesal según el juez Luis Carzoglio. Una lectura sesgada según el fiscal Sebastián Scalera. Y en el medio de esta polémica, el festejo de Pablo Moyano: fue rechazado su pedido de detención por una interpretación distinta sobre qué cosas y cuándo un fiscal debe comunicarle al juez lo que está investigando. Y la grieta llegó hasta de qué forma se valoran los indicios: que tomados individualmente no parecen decir nada, y conjuntamente dan la idea de prueba concreta.

Luis Carzoglio, juez de Garantías de Avellaneda

Luis Carzoglio, juez de Garantías de Avellaneda

Igual, esa celebración que hizo pública el propio Hugo Moyano sobre la decisión de Carzoglio tendrá vida corta: Infobae pudo averiguar que esta misma semana saldrá un pedido de indagatoria para Moyano hijo, acusado de liderar la presunta asociación ilícita que es la barra brava de Independiente. Y además, Scalera apelará la decisión del juez, buscando revertir la medida y aportando nuevos elementos tras la indagatoria. Porque la pelea de fondo está lejos de terminar.

Se sabía desde el sábado que el juez estaba inclinado a denegar el pedido de detención. Lo que no quedaba claro era en qué iba a fundar su resolución que finalmente llegó este martes a las cuatro de la tarde. Allí, Carzoglio, fanático de Independiente y con un hijo, Darío, que fue vocal suplente en la gestión de Cantero, determinó que las pruebas obtenidas de varias pericias, entre ellas los mensajes de WhatsApp entre Moyano y el barra Roberto Petrov, alias ‘El Polaco’, no podían ser el núcleo de la acusación porque el fiscal no había comunicado previamente estos resultados al juez para que él autorizara seguir adelante con esa parte de la causa.

Algunos dirán que se trata de garantías constitucionales inviolables, otros de pura burocracia judicial que sólo se aplica a favor de los poderosos. Lo cierto es que Carzoglio, amparándose en ese punto, dejó al borde de nulificar toda la prueba, pedido que, según confirmó Infobae, hará la defensa de Moyano pasado mañana. Y si el juez le da la razón, la causa podría caerse como un fruto maduro, sin importar cuánta sustancia tuviera en el medio.

Sebastián Scalera, fiscal general adjunto de Lomas de Zamora

Sebastián Scalera, fiscal general adjunto de Lomas de Zamora

Lo que se está discutiendo queda fuera del sentido común. Las pericias del teléfono de Petrov se hicieron con presencia de la propia defensa del barra cuando la fiscal del caso era la doctora Viviana Giorgi. Pero el resultado llegó un día después de que la Fiscalía General de Lomas de Zamora removiera a Giorgi de la investigación y le diera el caso al doctor Scalera. Y este último avanzó sin mandar los resultados al juzgado de Garantías, porque sostienen en su fiscalía que esto no sólo no es necesario sino que atrasaba otras medidas que pedían celeridad. Esos cruces de WhatsApp recuperados son de los años 2014, 2015 y 2016.

Allí, entre Moyano hijo y el Polaco Petrov hablan sobre “qué hacer con los pibes“, “cuándo se pueden buscar las cosas” y otros dichos que tomados sueltos no indican nada, pero que valorados en medio de la causa dan a entender, según la fiscalía, que Pablo Moyano estaba al tanto de todo lo que ocurría en la barra, como la entrega de entradas, micros y otros negocios que llevaban adelante Bebote Álvarez y sus secuaces, con anuencia de la dirigencia.

Pero Carzoglio marca en su resolución que esos mensajes son previos al inicio formal de la causa, en marzo de 2017. Y que por eso no deben valorarse. Otra discusión que excede el sentido común para meterse en los laberintos de Tribunales donde todo puede justificarse hacia un lado u otro según el poder del imputado o las necesidades de turno. Si hay indicio de confesión de un delito, bien podría indicarse que no importa la fecha en que se produce. Más que nada teniendo en cuenta que en los años en los que se produjeron esos audios la familia Moyano ya había tomado el control del club.

Pero lo importante es siempre valorar todo en su conjunto. Y ahí es donde radica la diferencia mayor entre el fiscal y el juez. Mientras para el primero, la declaración de Pablo Bebote Álvarez diciendo que todo lo que obtenía se lo daba Moyano fue constatada con las pericias y las pruebas reunidas (impresión de entradas, empresas por las que se viajaba, tickets de protocolo), para el juez un imputado puede mentir y no tiene, obviamente, el mismo valor que el testigo. Y no cree que las pruebas recolectadas sean contundentes para, en este estadío del caso, involucrar a Moyano como jefe de la asociación ilícita. Un determinación que ahora será revisada por la Cámara al mismo tiempo que Pablo Moyano deberá sentarse ante el fiscal, en declaración indagatoria, para intentar convencerlo de que él nada tiene que ver con esos delincuentes del tablón y que las fotos que lo muestran junto a alguno de ellos o los diálogos de WhatsApp son pura coincidencia.

Seguir leyendo

Tendencia