Connect with us

Mundo

El monopolio GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon)

Published

on

Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA) sumadas equivalen al PIB de Francia. Se presentan como empresas del futuro mientras avanzan sobre casi todos los mercados y dejan tierra arrasada para sus competidores. Los efectos colaterales de su éxito se traducen en una baja tasa de empleo, en pagos de impuestos reducidos, expansión de la posverdad y utilización opaca de información de los usuarios. Quedan fuera del radar antimonopolio en Estados Unidos pese a tener porcentajes enormes de mercados y obstaculizar el surgimiento de competidores

Por: Esteban Magnani
¿Qué pasaría si la economía francesa redujera la carga impositiva sobre PIB del 47,0 al 12,5 por ciento? ¿Y si necesitara solo uno de cada diez empleados para producir la misma cantidad? Podría verse como un salto de competitividad, pero ¿cuál sería el impacto social? Puede parecer exagerado, pero es lo que está ocurriendo al interior de la economía global con cuatro empresas (Google, Apple, Facebook y Amazon) que sumadas equivalen al PIB de Francia. Mientras siguen creciendo, inspiran a otros emprendimientos 2.0. ¿Cuál es el impacto que tiene estos monstruos que se plantean como empresas ideales en la economía global? La lista es larga.

Alphabet (matriz de Google, entre otras empresas) y Facebook, con menos de veinte años de existencia, hoy miden sus economía en miles de millones de dólares. Lo lograron gracias a numerosas razones, entre ellas, haberse transformado en mediadores digitales de vínculos sociales como la amistad o la necesidad de reconocimiento y estatus social, profundamente entretejidos en las subjetividades humanas.

Si bien las empresas utilizan distintos modelos de negocios, en buena parte su extraordinaria rentabilidad se debe a que millones de usuarios de redes como Facebook o YouTube los proveen de los contenidos y no necesitan, como los medios anteriores, pagar a periodistas, camarógrafos, locutores o guionistas. De esa manera los usuarios producen la atención que las empresas explotan con publicidad. De esa fuente Google y Facebook obtienen más del 90 por ciento. Es decir que los principales representantes de las nueva economía se nutren de la misma fuente que la mayoría de los medios tradicionales con consecuencias desastrosas para estos últimos: el cierre de diarios, canales, revistas, reducciones de personal en medios masivos no es solo un fenómeno local. Todos pelean por la misma torta y es fácil saber quién está perdiendo, incluso con consecuencias políticas colaterales como el fenómeno de las noticias falsas entre otros.

Recursos que ya se distribuían mal entre los medios y multimedios del mundo ahora se concentran aún más en las manos de estas dos empresas que siguen creciendo en un mercado publicitario cuyo crecimiento global es mínimo o inexistente. Pero además estas dos empresas lo hacen con una eficiencia mucho mayor que las tradicionales. Según un extenso informe del periodista Scott Galloway en la revista Esquire, solo necesitan un 10 por ciento de los empleados que requieren sus competidores gracias a la creciente automatización de las tareas. El resultado es un margen de ganancia muy superior al de sus competidores, que, a su vez, les permite avanzar sobre ellos quedándose con una porción cada vez mayor de la torta.

Romper todo
Cuando en junio de 2017 Amazon compró “Whole Foods”, una cadena de comida orgánica, por 13.700 millones de dólares la cotización de otras empresas del rubro cayeron entre un 5 y un 9 por ciento en 24 horas. Algo similar ocurrió cuando anunció que entraría en el mercado odontológico y el farmacéutico. ¿Por qué ocurre esto? Porque Amazon tiene el 44 por ciento del creciente mercado de compras virtuales y el 64 por ciento de los hogares estadounidenses está suscripto a su servicio “Prime”: sobre esa base puede reacomodar el equilibrio del cualquier mercado en su favor.

¿Y Apple? La empresa de la manzanita ha logrado la magia de vender estatus con sus aparatos electrónicos. No es la única, pero lo hace de una manera más exitosa que le permite, por ejemplo vender celulares a cerca de tres veces su costo. Además mantiene a sus clientes, generalmente de clase alta o que aspira a serlo, dentro de un ecosistema de productos y servicios que funciona como confortable jardín cerrado. Para reforzar las vallas que dificulten la entrada de competidores apela a prácticas como retrasar las actualizaciones de los servicios que compiten con otros propios. Otro ejemplo: a fines de 2017 recibió más de sesenta denuncias por ralentar la velocidad de los modelos más viejos (5, 6 y 7) para “incentivar” a sus clientes a renovar el equipo.

Estos ejemplos son solo la punta del iceberg de prácticas habituales en estas empresas, las cuáles les ha permitido alcanzar una facturación que sumada alcanza el PIB de Francia. Podría decirse que es, al fin y al cabo, capitalismo con algunas pinceladas de excesos. Pero incluso en el capitalismo, las empresas exitosas deben pagar impuestos: el problema es que una cuidadosa ingeniería impositiva les permite pagar mucho menos que otras empresas. Mientras que las quinientas empresas más grandes de los Estados Unidos pagan en promedio un 27 por ciento de sus ingresos como impuestos, Apple paga un 17, Google un 16, Amazon un 13 y Facebook, registrada en Irlanda, un magro 4 por ciento. Es decir que redistribuyen socialmente poco de sus enormes márgenes de ganancias tanto laboral como impostivamente.

Monopolios
En Estados Unidos existe, aún entre los más liberales, la idea de que la competencia es necesaria. Por eso no resultó tan sorpresivo que en 2016 Trump advirtiera que no permitiría la fusión de AT &T con Warner. Sin embargo, las empresas GAFA quedan afuera del radar pese a tener porcentajes enormes de sus mercados y obstaculizar permanentemente el surgimiento de competidores. Por ejemplo, cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, Whatsapp y Messenger– pertenecen a la empresa del pulgar azul y recaban datos monetizables permanentemente.

Google realiza cerca del 92 por ciento de las búsquedas en Internet, un mercado valuado en más de 92.000 millones de dólares. Por posiciones dominantes mucho menores otras empresas fueron obligadas a dividirse o cesar con prácticas que dificultan la competencia. No deja de ser paradójico: habitualmente se cita el fallo de la justicia estadounidense de 1998 en contra de Microsoft por prácticas monopólicas (sobre todo por incluir el Internet Explorer en Windows para quedarse con el mercado de los navegadores) como la puerta por la que se coló Google. En ese momento se entendió que las prácticas de la compañía de Bill Gates atentaba contra la innovación y dificultaban el surgimiento de nuevos competidores que ofrecieran alternativas a los consumidores.

Hay indicios de que la situación es, como mínimo, similar en la actualidad. En 2013 la red social Snapchat rechazó una oferta de Facebook para comprarla por 3000 millones de dólares. Facebook había comprado Instagram, un año antes por solo 1000 millones de dólares El resto de la historia es conocido: Instagram creció imparable gracias a una fuerte inversión en desarrollo y gracias a la capacidad de Facebook de influir en el flujo de navegación de los usuarios con algunos pequeños retoques de los algoritmos. Las nuevas startups deben buscar nichos aún vacantes (que son cada vez menos), venderse a los grandes o perecer.

Es cierto que, con bombos y platillos que en Europa se obligó a Facebook a pagar una multa de 122 millones de dólares por haberle mentido a la Unión Europea al explicar que los datos de Facebook y Whatsapp (adquirida por la primera en 2014) no se cruzarían. Google por su parte fue condenada a pagar 2700 millones de dólares por prácticas anticompetitivas.

Pese a que pueden parecer cifras significativas, no lo son cuando se las compara con los ingresos que generaron violando esas leyes. Es que en realidad, las empresas que viven de la llamada “economía de la atención”, deben competir por un bien finito; el ser humano puede “ofrecerles” un máximo de 16 horas de vigilia por día tanto para consumir como para producir contenidos. Miles de aplicaciones compiten por ese recurso limitado que luego monetizan de distintas maneras (publicidad mayoritariamente, pero también abonos, servicios, comisiones a los proveedores). El CEO de Netflix lo resumió recientemente: “nuestros principales competidores son Facebook, YouTube y el sueño”.

Por eso, estas empresas deben recurrir a todo el arsenal del que disponen para atraer las miradas sobre la pantalla. Un creciente número de ex trabajadores de empresas de tecnología viene denunciando las distintas formas en que las aplicaciones interpelan a las personas con todo tipo de recursos mayormente inconscientes para secuestrar su atención. La Asociación Pediátrica Americana insiste en recomendar que se reduzca a un máximo de dos horas la cantidad de horas de los chicos frente a las pantallas o evitarlo en menores de dos años. La abstinencia de quienes pierden su celular es solo otro de los efectos colaterales de esta competencia de mercado.

La fiebre de los datos
Sobre este tipo de modelos de negocios y otras variantes se montan empresas como Netflix, AirBnB, Uber o Spotify. En general lo hacen canibalizando otros mercados (cine, turismo, transporte y música, en estos casos) con mayor eficiencia que sus viejos competidores. Pero en su propio éxito concentran los ingresos que les permite comprar o destruir competidores y reforzar su posición aún más. Estos modelos, de por sí problemáticos en sus países de origen, pueden resultar en nuevas formas de colonialismo 2.0 en el Tercer Mundo de donde toman divisas trabajosamente ganadas a cambio de bits y datos.

Solo en los últimos años estas empresas han comenzado a perder su aire de modernidad juvenil para ser percibidas como lo que son: empresas que deben maximizar su ganancia negando el daño que ocasionan. Es por eso que cada vez más voces se levantan pidiendo regulaciones. Otros temen que ya sea demasiado tarde.

Diversión o morir
En febrero de este año el exitoso sitio cómico Funny or Die (algo así como “Diversión o morir”) despidió a todo su comité editorial. El cómico Matt Klinman explicó en Twitter: “Mark Zukerberg acaba de entrar en Funny or Die y despidió a todos mis amigos”. Según Klinman el proceso fue como el de muchas otras industrias culturales: primero Facebook sirvió como plataforma para difundir sus contenidos pero una vez que se transformó en la principal puerta de acceso cambió sus políticas para captar parte del dinero de ese nicho, por ejemplo, publicando en su propio sitio los videos o exigiendo pagos para mostrarlos a los usuarios. El resultado es la muerte de algunas de sus (muchas) gallinas de oro.

Esta es una muestra de lo que ocurre con industrias relativamente menores, pero hay jugadores muchos más grandes preocupados por lo mismo. Rupert Murdoch, uno de los más poderosos propietarios de medios del mundo (accionista de Fox News, dueño de The Sun y The Times, entre otros) se cruzó con Mark Zukerberg durante una conferencia de multimillonarios en 2016 y le advirtió que estaba muy enojado con Facebook y Google, sobre todo por su avance sobre el mercado publicitario que estaba afectando al resto de los medios. El aviso indica que los grandes medios no piensan languidecer sin dar batalla y pueden presionar para una acción legal antimonopólica. Por su parte Zukerberg insiste en que su empresa no es un medio de comunicación sino una plataforma, pero cada vez convence a menos gente.
Fuente: Diario PáginaI12

Mundo

CONMOCIÓN EN EL REINO UNIDO: EL DIPUTADO CONSERVADOR BRITÁNICO DAVID AMESS FUE ASESINADO A PUÑALADAS DURANTE UN ACTO EN UNA IGLESIA

Published

on

El político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, falleció tras ser atacado

El diputado conservador británico David Amess murió este viernes tras ser apuñalado múltiples veces durante un evento en una iglesia de su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando a un país aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

La policía local no mencionó el nombre de Amess, pero confirmó que los agentes “fueron llamados debido a un apuñalamiento” poco después de las 12:05 (11:05 GMT). “Un hombre fue detenido y no buscamos a nadie más”, informó en Twitter.

Los canales Sky News y BBC identificaron a la víctima, apuñalada “múltiples veces”, como el político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, que recibía a sus electores en la iglesia Belfairs Methodist de su circunscripción en Leigh-on-Sea.

Se desconoce de momento el móvil del atacante.

Play

Imágenes aéreas muestran la escena donde David Amess fue asesinado

Paul Gardiner, barbero de 41 años, cuyo establecimiento se encuentra a unos 250 metros del lugar del ataque, explicó a la agencia AFP el despliegue policial.

“Hay un par de helicópteros volando sobre el lugar y había una ambulancia”, relató. “Estaba conduciendo hacia el trabajo y aparqué sobre las 12:30, había muchos coches de policía conduciendo hacia allí”, agregó, asegurando que dos horas y media después la situación se había normalizado.

Otro testigo, identificado solo como Anthony, declaró a la radio LBC: “Vi cómo sacaban a alguien del edificio y lo metían en la parte trasera de un coche de policía”.

Aparentemente (el diputado) fue apuñalado varias veces”, agregó.

El político de 69 años era miembro del partido del primer ministro Boris Johnson (Reuters)El político de 69 años era miembro del partido del primer ministro Boris Johnson (Reuters)

“Noticias alarmantes”

Las reacciones políticas no se hicieron esperar, en un país marcado por el asesinato en plena calle en 2016 de la diputada eurófila Jo Cox, una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

Noticias horribles y profundamente impactantes”, tuiteó el líder de la oposición laborista, Keir Starmer.

Por su parte, el ex primer ministro conservador británico David Cameron lamentó estas “noticias alarmantes y preocupantes”.

El frente de la iglesia donde se encontraba Amess (Reuters)El frente de la iglesia donde se encontraba Amess (Reuters)

La Fundación Jo Cox está horrorizada de conocer la noticia del ataque a Sir David Amess. Pensamos en él, en su familia y en sus seres queridos en este momento tan angustioso”, tuiteó la institución creada en recuerdo de la diputada laborista asesinada a los 41 años.

El ataque a Cox, firme defensora de la pertenencia británica a la Unión Europea y de la causa de los refugiados, conmocionó al Reino Unido, en un contexto de fuerte tensión por la campaña para aquella consulta que dividió al país.

Fue la primera mujer parlamentaria asesinada en el país y el primer diputado asesinado desde Ian Gow, víctima del IRA en 1990.

En 2010, el diputado laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer tras haber votado a favor de la intervención británica en la guerra de Irak.

Y diez años antes, el asistente del diputado liberaldemócrata Nigel Jones murió durante un ataque con sable en un encuentro con electores locales cuyo objetivo era el legislador.

fuente : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Mundo

MICROSOFT CONFIRMÓ QUE RUSIA ESTÁ DETRÁS DEL 58% DE LOS CIBERATAQUES A GOBIERNOS, ENTIDADES Y EMPRESAS EXTRANJERAS

Published

on

Los principales objetivos de sus hackers son agencias gubernamentales y grupos de expertos en EEUU, Ucrania, el Reino Unido y miembros europeos de la OTAN. El informe anual de la empresa también citó los ataques de ransomware como una plaga cada vez más grave

Rusia representó la mayor parte de los piratas informáticos patrocinados por el estado detectados por Microsoft durante el año pasado, con una participación del 58%, principalmente dirigida a agencias gubernamentales y grupos de expertos en los Estados Unidos, seguida de UcraniaGran Bretaña y miembros europeos de la OTAN, dijo la compañía.

La devastadora efectividad del hackeo de SolarWinds no detectado durante mucho tiempo, que principalmente violó empresas de tecnología de la información, incluida Microsoft, también aumentó la tasa de éxito de los piratas informáticos respaldados por el estado ruso al 32% en el año que finalizó el 30 de junio, en comparación con el 21% en los 12 meses anteriores.

Mientras tanto, China representó menos de 1 de cada 10 de los intentos de piratería informática respaldados por el estado detectados por Microsoft. Sin embargo, Beijing tuvo éxito el 44% de las veces en irrumpir en redes específicas, dijo Microsoft en su segundo Informe anual de defensa digital, que cubre desde julio de 2020 hasta junio 2021.

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de SolarWinds fuera de su sede en Austin, Texas, Estados Unidos, 18 de diciembre de 2020. REUTERS/Sergio FloresFOTO DE ARCHIVO: El logotipo de SolarWinds fuera de su sede en Austin, Texas, Estados Unidos, 18 de diciembre de 2020. REUTERS/Sergio Flores

Si bien el prolífico pirateo patrocinado por el estado de Rusia es bien conocido, el informe de Microsoft ofrece detalles inusualmente específicos sobre cómo se compara con el de otros adversarios estadounidenses.

El informe también citó los ataques de ransomware como una plaga grave y creciente, con Estados Unidos, con mucho, el país más atacado, golpeado por más del triple de los ataques de la siguiente nación más atacada. Los ataques de ransomware son criminales y están motivados económicamente.

Por el contrario, la piratería informática respaldada por el Estado se trata principalmente de la recopilación de inteligencia, ya sea para la seguridad nacional o para una ventaja comercial o estratégica, y, por lo tanto, generalmente es tolerada por los gobiernos, y los operadores cibernéticos de Estados Unidos se encuentran entre los más capacitados. El informe de Microsoft, que trabaja en estrecha colaboración con las agencias del gobierno de Washington, no aborda la piratería del gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, el hackeo de SolarWinds fue tan embarazaoso para el gobierno de Estados Unidos que algunos legisladores de Washington exigieron algún tipo de represalia.

El presidente Joe Biden ha tenido dificultades para trazar una línea roja sobre qué actividad cibernética es tolerada. Ha emitido vagas advertencias al presidente Vladimir Putin para que tome medidas enérgicas contra los delincuentes de ransomware, pero varios altos funcionarios de seguridad cibernética de la administración dijeron esta semana que no han visto evidencia de que eso haya ocurrido.

El presidente ruso Vladimir Putin (REUTERS/Umit Bektas/archivo)El presidente ruso Vladimir Putin (REUTERS/Umit Bektas/archivo)

En general, la piratería respaldada por un estado-nación tiene una tasa de éxito de entre el 10% y el 20%, dijo Cristin Goodwin, quien dirige la Unidad de Seguridad Digital de Microsoft, que se centra en los actores de los estado-nación. “Es algo que es realmente importante para nosotros tratar de mantenernos a la vanguardia, y seguir reduciendo ese número comprometido, porque cuanto más bajo, mejor lo estamos haciendo”, dijo Goodwin.

Goodwin considera que los “objetivos geopolíticos” de China en su reciente ciberespionaje son especialmente notables, incluidos los ministerios de relaciones exteriores en países de América Central y del Sur, donde está realizando inversiones en infraestructura de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y universidades en Taiwán Hong Kong donde la resistencia a las ambiciones regionales de Beijing es fuerte. Los hallazgos desmienten aún más como obsoleta cualquier sabiduría convencional de que los intereses de los ciberespías chinos se limitan a robar propiedad intelectual.

Los intentos de pirateo ruso aumentaron del 52% en el período 2019-20 como porcentaje de las ofertas de intrusión cibernética globales detectadas por el “servicio de notificación de estado-nación” que Microsoft emplea para alertar a sus clientes. Para el año que finalizó el 30 de junio, Corea del Norte ocupó el segundo lugar como país de origen con un 23%, frente a menos del 11% anterior. China bajó del 12% al 8%.

Pero el volumen de intentos y la eficacia son cuestiones diferentes. Microsoft descubrió que la tasa de fallas de Corea del Norte en el “spear-phishing” -dirigido a personas, generalmente a través de correos electrónicos con trampas-, fue del 94% el año pasado.

Solo el 4% de todos los hackers respaldados por el estado que Microsoft detectó tenían como objetivo la infraestructura crítica, dijo la compañía con sede en Redmond, Washington, y los agentes rusos estaban mucho menos interesados en ella que los ciber-operativos chinos o iraníes.

Imagen de archivo de una científica en un laboratorio. Los rusos se enfocaron en organizaciones que desarrollaban y probaban vacunas y tratamientos contra el COVID-19 en Estados Unidos, Australia, Canadá, Israel, India y Japón. (EFE/ Sebastiao Moreira /Archivo)Imagen de archivo de una científica en un laboratorio. Los rusos se enfocaron en organizaciones que desarrollaban y probaban vacunas y tratamientos contra el COVID-19 en Estados Unidos, Australia, Canadá, Israel, India y Japón. (EFE/ Sebastiao Moreira /Archivo)

Después de que se descubrió el hackeo de SolarWinds en diciembre, los rusos volvieron a centrarse principalmente en las agencias gubernamentales involucradas en la política exteriorla defensa y la seguridad nacional, seguidas de los think tanks y luego de la atención médica, donde se enfocaron en organizaciones que desarrollaban y probaban vacunas y tratamientos contra el COVID-19 en Estados Unidos, Australia, Canadá, Israel, India y Japón.

En el informe, Microsoft dijo que la reciente mayor eficacia de los piratas informáticos estatales rusos “podría presagiar más compromisos de alto impacto en el próximo año”.

Más del 92% de la actividad rusa detectada fue el equipo de piratería de élite de la agencia de inteligencia extranjera SVR de Rusia, más conocida como Cozy Bear.

Cozy Bear, al que Microsoft llama Nobelium, estuvo detrás del hack de SolarWinds, que pasó desapercibido durante la mayor parte de 2020 y cuyo descubrimiento avergonzó mucho a Washington. Entre las agencias gubernamentales estadounidenses gravemente comprometidas se encontraba el Departamento de Justicia, del cual los ciberespías rusos exfiltraron el 80% de las cuentas de correo electrónico utilizadas por las oficinas de los fiscales estadounidenses en Nueva York.

Aún así, las notificaciones de ciberataques de Estados-nación de Microsoft, de las cuales alrededor de 7.500 se emitieron a nivel mundial en el período cubierto por el informe, no son de ninguna manera exhaustivas. Solo reflejan lo que detecta Microsoft.

Por

Frank Bajak
FUENTE : INFOBAE
FOTOTTAPA. CINCO DIAS – EL PAIS

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Mundo

CORAJE DE MUJER: AFGANISTÁN TIENE SUS «CUATRO FANTÁSTICAS»

Published

on

Decenas de mujeres protestaron hoy en Afganistán para reclamar por su derecho a trabajar bajo el nuevo régimen establecido por el movimiento talibán. Un pequeño grupo de cuatro había iniciado la acción.

 

Cuatro afganas han alzado la voz por sus derechos y han protagonizado la primera protesta feminista en el país tras la llegada de los talibanes. Con carteles reivindicativos han criticado las normas que los insurgentes pretenden hacer que cumplan las mujeres con el nuevo mandato.

La protesta se desarrolló mientras los islamistas, que prometieron una gestión más flexible que la impuesta durante su anterior Gobierno (1996-2001), intentan formar Gobierno.

El anuncio del gabinete, que podría producirse mañana, tiene lugar pocos días después de la salida del país de las fuerzas de Estados Unidos.

Todas las miradas están centradas en el nuevo gabinete talibán, y si éste será capaz de enderezar una economía devastada y respetar su compromiso de un Gobierno «inclusivo».

Lo que sí parece claro, según un alto responsable talibán, es que «podría no haber» mujeres a cargo de ministerios o en puestos de responsabilidad.

Durante su período en el poder entre 1996 y 2001, marcado por una aplicación estricta de la ley islámica, las mujeres desaparecieron del espacio público afgano.

Hoy en la localidad de Herat, capital cosmopolita del oeste de Afganistán, medio centenar de mujeres se unieron a las cuatro pioneras y  manifestaron para reivindicar su derecho a trabajar y pedir participación en el nuevo ejecutivo.

«Es nuestro deber tener educación, trabajo y seguridad» corearon al unísono las manifestantes. «No tenemos miedo, estamos unidas», agregaron.

«Hay conversaciones para formar un Gobierno, pero (los talibanes) no hablan de la participación de mujeres», dijo una de las organizadoras de la protesta, Basira Taheri, citada por la agencia de noticias AFP.

«Queremos que los talibanes acepten hablar con nosotras», agregó.

Este tipo de manifestación o expresión pública de descontento es algo inédito para los talibanes, que reprimieron sin piedad cualquier oposición durante su anterior Gobierno.

FUENTE : LIBRE EXPRESION

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas