Connect with us

Mundo

El monopolio GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon)

Published

on

Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA) sumadas equivalen al PIB de Francia. Se presentan como empresas del futuro mientras avanzan sobre casi todos los mercados y dejan tierra arrasada para sus competidores. Los efectos colaterales de su éxito se traducen en una baja tasa de empleo, en pagos de impuestos reducidos, expansión de la posverdad y utilización opaca de información de los usuarios. Quedan fuera del radar antimonopolio en Estados Unidos pese a tener porcentajes enormes de mercados y obstaculizar el surgimiento de competidores

Por: Esteban Magnani
¿Qué pasaría si la economía francesa redujera la carga impositiva sobre PIB del 47,0 al 12,5 por ciento? ¿Y si necesitara solo uno de cada diez empleados para producir la misma cantidad? Podría verse como un salto de competitividad, pero ¿cuál sería el impacto social? Puede parecer exagerado, pero es lo que está ocurriendo al interior de la economía global con cuatro empresas (Google, Apple, Facebook y Amazon) que sumadas equivalen al PIB de Francia. Mientras siguen creciendo, inspiran a otros emprendimientos 2.0. ¿Cuál es el impacto que tiene estos monstruos que se plantean como empresas ideales en la economía global? La lista es larga.

Alphabet (matriz de Google, entre otras empresas) y Facebook, con menos de veinte años de existencia, hoy miden sus economía en miles de millones de dólares. Lo lograron gracias a numerosas razones, entre ellas, haberse transformado en mediadores digitales de vínculos sociales como la amistad o la necesidad de reconocimiento y estatus social, profundamente entretejidos en las subjetividades humanas.

Si bien las empresas utilizan distintos modelos de negocios, en buena parte su extraordinaria rentabilidad se debe a que millones de usuarios de redes como Facebook o YouTube los proveen de los contenidos y no necesitan, como los medios anteriores, pagar a periodistas, camarógrafos, locutores o guionistas. De esa manera los usuarios producen la atención que las empresas explotan con publicidad. De esa fuente Google y Facebook obtienen más del 90 por ciento. Es decir que los principales representantes de las nueva economía se nutren de la misma fuente que la mayoría de los medios tradicionales con consecuencias desastrosas para estos últimos: el cierre de diarios, canales, revistas, reducciones de personal en medios masivos no es solo un fenómeno local. Todos pelean por la misma torta y es fácil saber quién está perdiendo, incluso con consecuencias políticas colaterales como el fenómeno de las noticias falsas entre otros.

Recursos que ya se distribuían mal entre los medios y multimedios del mundo ahora se concentran aún más en las manos de estas dos empresas que siguen creciendo en un mercado publicitario cuyo crecimiento global es mínimo o inexistente. Pero además estas dos empresas lo hacen con una eficiencia mucho mayor que las tradicionales. Según un extenso informe del periodista Scott Galloway en la revista Esquire, solo necesitan un 10 por ciento de los empleados que requieren sus competidores gracias a la creciente automatización de las tareas. El resultado es un margen de ganancia muy superior al de sus competidores, que, a su vez, les permite avanzar sobre ellos quedándose con una porción cada vez mayor de la torta.

Romper todo
Cuando en junio de 2017 Amazon compró “Whole Foods”, una cadena de comida orgánica, por 13.700 millones de dólares la cotización de otras empresas del rubro cayeron entre un 5 y un 9 por ciento en 24 horas. Algo similar ocurrió cuando anunció que entraría en el mercado odontológico y el farmacéutico. ¿Por qué ocurre esto? Porque Amazon tiene el 44 por ciento del creciente mercado de compras virtuales y el 64 por ciento de los hogares estadounidenses está suscripto a su servicio “Prime”: sobre esa base puede reacomodar el equilibrio del cualquier mercado en su favor.

¿Y Apple? La empresa de la manzanita ha logrado la magia de vender estatus con sus aparatos electrónicos. No es la única, pero lo hace de una manera más exitosa que le permite, por ejemplo vender celulares a cerca de tres veces su costo. Además mantiene a sus clientes, generalmente de clase alta o que aspira a serlo, dentro de un ecosistema de productos y servicios que funciona como confortable jardín cerrado. Para reforzar las vallas que dificulten la entrada de competidores apela a prácticas como retrasar las actualizaciones de los servicios que compiten con otros propios. Otro ejemplo: a fines de 2017 recibió más de sesenta denuncias por ralentar la velocidad de los modelos más viejos (5, 6 y 7) para “incentivar” a sus clientes a renovar el equipo.

Estos ejemplos son solo la punta del iceberg de prácticas habituales en estas empresas, las cuáles les ha permitido alcanzar una facturación que sumada alcanza el PIB de Francia. Podría decirse que es, al fin y al cabo, capitalismo con algunas pinceladas de excesos. Pero incluso en el capitalismo, las empresas exitosas deben pagar impuestos: el problema es que una cuidadosa ingeniería impositiva les permite pagar mucho menos que otras empresas. Mientras que las quinientas empresas más grandes de los Estados Unidos pagan en promedio un 27 por ciento de sus ingresos como impuestos, Apple paga un 17, Google un 16, Amazon un 13 y Facebook, registrada en Irlanda, un magro 4 por ciento. Es decir que redistribuyen socialmente poco de sus enormes márgenes de ganancias tanto laboral como impostivamente.

Monopolios
En Estados Unidos existe, aún entre los más liberales, la idea de que la competencia es necesaria. Por eso no resultó tan sorpresivo que en 2016 Trump advirtiera que no permitiría la fusión de AT &T con Warner. Sin embargo, las empresas GAFA quedan afuera del radar pese a tener porcentajes enormes de sus mercados y obstaculizar permanentemente el surgimiento de competidores. Por ejemplo, cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, Whatsapp y Messenger– pertenecen a la empresa del pulgar azul y recaban datos monetizables permanentemente.

Google realiza cerca del 92 por ciento de las búsquedas en Internet, un mercado valuado en más de 92.000 millones de dólares. Por posiciones dominantes mucho menores otras empresas fueron obligadas a dividirse o cesar con prácticas que dificultan la competencia. No deja de ser paradójico: habitualmente se cita el fallo de la justicia estadounidense de 1998 en contra de Microsoft por prácticas monopólicas (sobre todo por incluir el Internet Explorer en Windows para quedarse con el mercado de los navegadores) como la puerta por la que se coló Google. En ese momento se entendió que las prácticas de la compañía de Bill Gates atentaba contra la innovación y dificultaban el surgimiento de nuevos competidores que ofrecieran alternativas a los consumidores.

Hay indicios de que la situación es, como mínimo, similar en la actualidad. En 2013 la red social Snapchat rechazó una oferta de Facebook para comprarla por 3000 millones de dólares. Facebook había comprado Instagram, un año antes por solo 1000 millones de dólares El resto de la historia es conocido: Instagram creció imparable gracias a una fuerte inversión en desarrollo y gracias a la capacidad de Facebook de influir en el flujo de navegación de los usuarios con algunos pequeños retoques de los algoritmos. Las nuevas startups deben buscar nichos aún vacantes (que son cada vez menos), venderse a los grandes o perecer.

Es cierto que, con bombos y platillos que en Europa se obligó a Facebook a pagar una multa de 122 millones de dólares por haberle mentido a la Unión Europea al explicar que los datos de Facebook y Whatsapp (adquirida por la primera en 2014) no se cruzarían. Google por su parte fue condenada a pagar 2700 millones de dólares por prácticas anticompetitivas.

Pese a que pueden parecer cifras significativas, no lo son cuando se las compara con los ingresos que generaron violando esas leyes. Es que en realidad, las empresas que viven de la llamada “economía de la atención”, deben competir por un bien finito; el ser humano puede “ofrecerles” un máximo de 16 horas de vigilia por día tanto para consumir como para producir contenidos. Miles de aplicaciones compiten por ese recurso limitado que luego monetizan de distintas maneras (publicidad mayoritariamente, pero también abonos, servicios, comisiones a los proveedores). El CEO de Netflix lo resumió recientemente: “nuestros principales competidores son Facebook, YouTube y el sueño”.

Por eso, estas empresas deben recurrir a todo el arsenal del que disponen para atraer las miradas sobre la pantalla. Un creciente número de ex trabajadores de empresas de tecnología viene denunciando las distintas formas en que las aplicaciones interpelan a las personas con todo tipo de recursos mayormente inconscientes para secuestrar su atención. La Asociación Pediátrica Americana insiste en recomendar que se reduzca a un máximo de dos horas la cantidad de horas de los chicos frente a las pantallas o evitarlo en menores de dos años. La abstinencia de quienes pierden su celular es solo otro de los efectos colaterales de esta competencia de mercado.

La fiebre de los datos
Sobre este tipo de modelos de negocios y otras variantes se montan empresas como Netflix, AirBnB, Uber o Spotify. En general lo hacen canibalizando otros mercados (cine, turismo, transporte y música, en estos casos) con mayor eficiencia que sus viejos competidores. Pero en su propio éxito concentran los ingresos que les permite comprar o destruir competidores y reforzar su posición aún más. Estos modelos, de por sí problemáticos en sus países de origen, pueden resultar en nuevas formas de colonialismo 2.0 en el Tercer Mundo de donde toman divisas trabajosamente ganadas a cambio de bits y datos.

Solo en los últimos años estas empresas han comenzado a perder su aire de modernidad juvenil para ser percibidas como lo que son: empresas que deben maximizar su ganancia negando el daño que ocasionan. Es por eso que cada vez más voces se levantan pidiendo regulaciones. Otros temen que ya sea demasiado tarde.

Diversión o morir
En febrero de este año el exitoso sitio cómico Funny or Die (algo así como “Diversión o morir”) despidió a todo su comité editorial. El cómico Matt Klinman explicó en Twitter: “Mark Zukerberg acaba de entrar en Funny or Die y despidió a todos mis amigos”. Según Klinman el proceso fue como el de muchas otras industrias culturales: primero Facebook sirvió como plataforma para difundir sus contenidos pero una vez que se transformó en la principal puerta de acceso cambió sus políticas para captar parte del dinero de ese nicho, por ejemplo, publicando en su propio sitio los videos o exigiendo pagos para mostrarlos a los usuarios. El resultado es la muerte de algunas de sus (muchas) gallinas de oro.

Esta es una muestra de lo que ocurre con industrias relativamente menores, pero hay jugadores muchos más grandes preocupados por lo mismo. Rupert Murdoch, uno de los más poderosos propietarios de medios del mundo (accionista de Fox News, dueño de The Sun y The Times, entre otros) se cruzó con Mark Zukerberg durante una conferencia de multimillonarios en 2016 y le advirtió que estaba muy enojado con Facebook y Google, sobre todo por su avance sobre el mercado publicitario que estaba afectando al resto de los medios. El aviso indica que los grandes medios no piensan languidecer sin dar batalla y pueden presionar para una acción legal antimonopólica. Por su parte Zukerberg insiste en que su empresa no es un medio de comunicación sino una plataforma, pero cada vez convence a menos gente.
Fuente: Diario PáginaI12

Mundo

CÓMO IRÁN PENSABA UTILIZAR SUS CONEXIONES EN VENEZUELA PARA SECUESTRAR Y SILENCIAR A UNA DISIDENTE

Published

on

Masih Alinejad está exiliada en los Estados Unidos y ahora vive con custodia permanente

“Los detalles son chocantes. “¡Me seguían y querían meterme en un barco en dirección a Venezuela!”.

Cuando el régimen iraní extiende sus contactos en otras regiones, el crecimiento de sus tentáculos representa un mayor peligro para los disidentes, ya que los nuevos nodos persas pueden ser utilizados para facilitar la persecución fuera de su territorio.

Fue el caso de Masih Alinejad, una periodista que se fue de Irán en 2009, pero continuó bajo la mira de Teherán y fue blanco de un plan de secuestro frustrado por las agencias de Estados Unidos y revelado en julio de 2021, donde vive bajo custodia permanente.

Alinejad, activista por los derechos de las mujeres y opositora a la teocracia iraní, recibió un premio de derechos humanos en Ginebra en 2015 por crear una página de Facebook en la que invitaba a sus compatriotas a publicar fotos de sí mismas sin las prendas obligatorias. Es una figura destacada en los canales por satélite en lengua farsi en el extranjero, que tienen una visión crítica de Irán.

Por ello, nunca dejó de ser incómoda para el régimen, por más que viva a miles de kilómetros, y pasó a ser un objetivo de captura.

Según denunció el Departamento de Estado, el plan para llevarla a Medio Oriente era capturarla en Nueva York y trasladarla en lanchas rápidas de tipo militar hasta Venezuela, donde el régimen de Nicolás Maduro aseguraría su cautiverio para luego llevarla a su país natal.

Masih Alinejad (Reuters)Masih Alinejad (Reuters)

Por ello, cuatro agentes iraníes fueron acusados en un tribunal federal de Manhattan de conspirar para el secuestro. Imposibilitados de detenerlos y procesarlos, Estados Unidos aplicó sanciones internacionales contra Alireza Shahvaroghi Farahani, presunto líder de la organización, y a Mahmoud Khazein, Kiya Sadeghi y Omid Noori.

Según la denuncia, Sadeghi sirvió de contacto entre la red y un investigador privado que indagó las opciones para trasladar a la periodista a Venezuela, y Noori fue el encargado del pago del investigador, mientras que Khazein indagó las posibles rutas desde la residencia de la víctima hasta los puntos para su “extracción”.

Uno de los cuatro acusados poseía un dispositivo electrónico que contenía un gráfico compuesto que mostraba una imagen de Alinejad junto a los otros dos disidentes, escribieron los fiscales en su acusación. Dijeron que una leyenda en el gráfico, en farsi, decía: “Poco a poco la reunión se hace más grande… ¿vienes, o tenemos que ir a por ti?”.

Además, los agentes iraníes lanzaron propuestas económicas a familiares de Alinejad para que acuerden un encuentro en otro país donde puedan secuestrarla, pero los parientes no aceptaron la oferta.

Masih Alinejad muestra los patrulleros que vigilaban su domicilio Masih Alinejad muestra los patrulleros que vigilaban su domicilio

Alinejad sabía que todavía había algún riesgo, ya que meses atrás el FBI le recomendó no viajar al extranjero, pero no sabía que el complot podía llegar tan cerca. Cuando se enteró del plan fraguado, comentó a CNN: “No tengo miedo de morir o de ser ejecutada, lo que me aterroriza es que el mundo entero permanezca silencioso frente a un régimen de este tipo y lo autorice a llevar a cabo una opresión así en Estados Unidos. Es lo peor”.

Por su parte, Carlos Vecchio, representante diplomático de la oposición venezolana en EEUU, dijo en su cuenta de Twitter: “Nos solidarizamos con Masih Alinejad, valiente periodista y activista por la libertad que iba a ser secuestrada en Nueva York y llevada a Venezuela por el régimen de Irán con la ayuda y la complicidad de la dictadura de Maduro. Nadie está a salvo mientras estos regímenes malignos continúen oprimiendo a su pueblo”.

FUENTE : INFOBAE

 

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

 

Continue Reading

Mundo

REPORTEROS SIN FRONTERAS DOCUMENTÓ UN CRIMEN DE GUERRA RUSO EN UCRANIA: CÓMO EJECUTARON A UN REPORTERO Y A UN SOLDADO CERCA DE KIEV

Published

on

Los cuerpos de Maks Levin y del soldado Oleksiy Chernyshov fueron descubiertos el pasado 1 de abril, en un bosque al norte de la capital. La organización detalló las pruebas encontradas, entre ellas 14 agujeros de bala en el chasis calcinado de su auto.

FOTO TAPA : Reporteros sin Fronteras (RSF) también recuperó algunas de las pertenencias de Levin y Chernyshov, incluyendo la identificación del soldado y partes de su chaleco antibalas, así como el casco del fotógrafo, apuntó. EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON/Archivo

Un fotoperiodista ucraniano y un soldado que lo acompañaba cuando fueron asesinados en las primeras semanas de la invasión rusa, parecen haber sido “ejecutados a sangre fría” mientras buscaban en los bosques ocupados por las tropas de Moscú el dron del reportero, dijo Reporteros Sin Fronteras el miércoles, citando las conclusiones de una investigación sobre sus muertes.

El grupo en defensa de la libertad de prensa dijo que regresó al lugar donde se encontraron los cuerpos de Maks Levin y del soldado Oleksiy Chernyshov el pasado 1 de abril, en un bosque al norte de la capital, Kiev. RSF explicó que contó 14 agujeros de bala en el chasis calcinado de su auto, que seguía en el lugar.

Según el grupo, en las inmediaciones se encontraron posiciones rusas en desuso, una de ellas todavía con trampas. Además, se hallaron restos de raciones de comida, paquetes de cigarrillos y otros desperdicios que aparentemente dejaron atrás los soldados rusos.

También se recuperaron algunas de las pertenencias de Levin y Chernyshov, incluyendo la identificación del soldado y partes de su chaleco antibalas, así como el casco del fotógrafo, apuntó.

Un equipo ucraniano con detectores de metales descubrió una bala enterrada en el lugar donde yacía el cadáver de Levin, añadió RSF, señalando que estos hallazgos sugieren “que probablemente fue asesinado con una, quizás con dos, balas disparadas a corta distancia cuando ya estaba en el piso”.

Maks LevinMaks Levin

Cerca del sitio donde se recuperó el cadáver quemado de Chernyshov se encontró un bidón de gasolina, agregó.

Reporteros Sin Fronteras indició que sus hallazgos “muestran que los dos hombres fueron, sin lugar a dudas, ejecutados a sangre fría”.

La última vez que se supo de Levin y Chernyshov fue el 13 de marzo. Un localizador GPS instalado en su auto mostró su última posición en un bosque al norte de Kiev, afirmó el grupo.

De acuerdo con su relato, Levin había perdido su dron en la zona el 10 de marzo y no había podido recuperarlo porque fue recibido con disparos rusos. Los drones se han convertido en una herramienta habitual para que los fotoperiodistas tomen fotografías y videos aéreos.

En alguna ocasión, Levin había compartido con las fuerzas ucranianas la información obtenida con su dron, incluyendo las posiciones rusas, explicó el grupo.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, advirtió que espera que "Rusia intensifique sus ataques esta semana", a pocos días de que los 27 países de la UE discutan la candidatura de Kiev al bloque.El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, advirtió que espera que “Rusia intensifique sus ataques esta semana”, a pocos días de que los 27 países de la UE discutan la candidatura de Kiev al bloque.

“Pero el uso del dron era, ante todo, una labor periodística, confirmada por su entorno y demostrada por las imágenes vendidas a los medios desde el inicio de la invasión rusa”, agregó.

El grupo especuló con la posibilidad de que que Levin pudiese estar buscando su dron cuando fue asesinado junto a Chernyshov y dijo que las evidencias recopiladas, así como docenas de fotos, se enviaron a los investigadores ucranianos.

RSF no pudo confirmar si los cuerpos habían sometidos a una autopsia, un paso que considera esencial para la pesquisa en torno a sus muertes.

Además, pidió a las agencias de defensa e inteligencia ucranianas que trasladen a los investigadores cualquier información que tengan sobre las unidades rusas que ocuparon esa zona durante el fallido intento del Kremlin de asaltar Kiev en los primeros días de una guerra que dura ya cuatro meses.

(con información de EP)

FUENTE : INFOBAE

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Mundo

EL KREMLIN ORDENÓ LA CENSURA Y EL BLOQUEO DEL DIARIO BRITÁNICO THE TELEGRAPH EN RUSIA

Published

on

La decisión del régimen de Moscú se basó en su malestar por la cobertura que el periódico inglés hace de la invasión a Ucrania.

El Kremlin ordenó este martes la censura y el bloqueo absoluto del diario inglés The Telegraph por la cobertura que hace de la invasión rusa a Ucrania. De esta forma, el periódico británico se convierte en el primero de su país en ser prohibido en territorio ruso. “Las autoridades rusas han bloqueado el sitio web de The Telegraph por su información sobre la guerra en Ucrania”, señala el texto del medio londinense en su edición online.

El organismo de control de las comunicaciones del régimen comandado por Vladimir Putin confirmó que ordenó a los proveedores de Internet que bloquearan el diario en su edición digital tras una declaración del Fiscal General de que el periódico había estado “difundiendo información falsa sobre una operación militar especial de las fuerzas armadas rusas en Ucrania”.

Operación especial en Ucrania” es el eufemismo que utiliza el Kremlin para referirse a la invasión ordenada por Putin el pasado 24 de febrero y que costó la vida a miles de personas. Moscú prohibió a su población manifestarse contra el sangriento avance al país vecino y emitió la orden de censurar palabras tales como “invasión” o “guerra” para referirse al sangriento ataque. Aquellos que incurran en esas “prohibiciones” podrían ser objeto de condenas de cárcel efectiva.

El diario británico The Telegraph fue censurado por el Kremlin en Rusia (The Telegraph)El diario británico The Telegraph fue censurado por el Kremlin en Rusia (The Telegraph)

La medida fue provocada por el fiscal que prohibió un artículo que el Telegraph publicó el 23 de febrero -el día antes de que Rusia invadiera Ucrania- sobre los crematorios móviles que se iban a desplegar en la guerra. El fiscal dictaminó que el artículo contenía ‘información falsa’ y lo incluyó en la lista de ‘información prohibida’”, señaló el medio inglés.

En un breve comunicado, el diario británico señaló: “The Telegraph está orgulloso de su información sobre la invasión de Ucrania y lamenta los intentos de Rusia de restringir la libertad de prensa”.

Crematorios móviles

La información de los crematorios móviles rusos no fue exclusividad de The Telegraph. Fueron las propias autoridades ucranianas las que denunciaron a las tropas invasoras por su uso en todo el territorio.

El 6 de abril, el alcalde de Mariupol, Vadym Boychenko, denunció este miércoles que las tropas rusas que mantienen cercada esa ciudad ucraniana “están tratando de tapar sus huellas” y han comenzado a operar con crematorios móviles para hacer desaparecer las “huellas de sus crímenes”.

En un mensaje en su canal de Telegram, el funcionario dijo que “después del genocidio generalizado cometido (en la ciudad de) Bucha, los principales líderes de Rusia han ordenado la destrucción de cualquier prueba de los crímenes cometidos por su ejército en Mariupol”, la ciudad portuaria del sur de Ucrania que está asediada y es objeto de bombardeos desde hace días.

“Hace una semana, algunas estimaciones cautelosas situaron el número de muertos en 5.000. Pero dado el tamaño de la ciudad, la destrucción catastrófica, la duración del bloqueo y la feroz resistencia, decenas de miles de civiles de Mariupol podrían haber sido víctimas de los ocupantes rusos”, subrayó.

En Mariupol, una ciudad a orillas del mar de Azov que llegó a tener medio millón de habitantes, apenas quedan unas 160.000 personas que, según el gobierno de Kiev, no disponen de agua, electricidad, medicinas ni otros servicios básicos debido a los ataques y el asedio de que son objeto desde hace semanas por las tropas rusas.

El alcalde de la ciudad cree que Rusia no tiene “ninguna prisa” por autorizar alguna operación humanitaria que logre evacuar por completo la ciudad y se está ocupando de silenciar a los testigos potenciales de las atrocidades que se están cometiendo.

También acusó a los rusos de “reclutar a terroristas locales” y miembros de brigadas especiales para que les apoyen en estos cometidos.

“El mundo no ha visto una tragedia de la magnitud de la que vive Mariupol desde los campos de concentración nazis”, reiteró Boychenko.

FUENTE : INFOBAE

 

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Más Vistas